1. inicio de la actividad empresarial 1 Antecedentes



Descargar 0.53 Mb.
Página1/19
Fecha de conversión02.07.2017
Tamaño0.53 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19




CAPÍTULO 1


1. INICIO DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL

1.1 Antecedentes
El inicio de la actividad empresarial surge a raíz de la aparición de la propiedad privada, es decir, cuando el hombre comienza a crear objetos para su beneficio personal, lógico es que en la época esclavista y feudal poco se hizo para que se desarrollara esta actividad, pero a raíz del gran impulso económico que logró el modelo feudal de producción comenzaron a surgir ciertos lugares en los cuales se realizó determinada actividad, para lo cual se contrató cierto número de personas para que realicen cada tarea y el conjunto de ella trajo como consecuencia la creación de los mercados.

Se puede decir que la actividad empresarial nace dentro del hogar, en la familia, con la finalidad de obtener un beneficio por el bien creado, que posteriormente era vendido en el mercado; luego esta actividad empresarial se amplía cuando la manufactura se la realiza a gran escala, claro está que previamente ya habían surgido grandes inventos, tales como telares, lo cual permitía crear productos más rápidamente. Finalmente aparece la compañía en la cual se sectoriza la producción por lo que cada trabajador realiza una parte del producto final planificado, se puede decir, que la compañía se desarrolla en el llamado sistema de producción capitalista, en el cual intervienen en el proceso productivo dos clases de agentes de la producción los cuales reciben diferentes nombres de acuerdo al papel que desempeñan en el proceso de creación de bienes y son los siguientes:




  1. Los capitalistas, quienes son dueños del capital (dinero) que lo invierten en una determinada actividad económica con la finalidad de obtener como premio a esta inversión la llamada rentabilidad, y,


  1. Los obreros y empleados, son los que reciben como pago por vender su fuerza de trabajo, un salario.

1.1.1 Derecho Societario


Una vez superada la economía natural de productores autosuficientes, se da curso a la división del trabajo, el proceso productivo adquiere otra sistematización y nuevas actividades empiezan a realizarse con personas especialmente dedicadas a ellas. La economía contemporánea propicia la agrupación de individuos y la unión de capitales para emprender en operaciones mercantiles; el empresario individual es opacado por el empresario colectivo es decir la sociedad, pues no puede competir con las grandes compañías.

El estado por su parte, conciente de este fenómeno trascendental por medio de los órganos competentes ha estimulado el nacimiento y desarrollo del denominado Derecho Societario, este derecho está muy relacionado con los conceptos de empresa y empresario. El empresario es el sujeto que realiza una actividad económica. La empresa, en cambio, para unos constituye la actividad del empresario, para otros es una organización creada por el empresario o el conjunto de relaciones jurídicas que arrancan de la empresa con independencia del mismo empresario.



1.1.2 Derecho Mercantil


El origen del Derecho Mercantil como disciplina autónoma se ubica en la Edad Media, en donde se desarrollaron sistemas normativos e inventaron instituciones encaminadas a regular relaciones comerciales hoy sometidas al régimen del Derecho Mercantil.

El derecho español en materia mercantil ha tenido singular influencia en Ecuador. En 1857 se expide el Código Civil el mismo que contenía el derecho civil y el derecho mercantil, hasta que en 1878 se promulga el Código de Comercio, que con reformas está vigente hasta nuestros días. EL 27 de enero de 1964 se expide la primera Ley de Compañías, mediante el decreto No. 162 publicado en el Registro Oficial No. 181 del 15 de febrero de ese mismo año. La Superintendencia de Compañías por resolución 319 de 6 de mayo de 1968 realiza la primera codificación . La segunda codificación la realizó la Comisión Jurídica y finalmente la tercera codificación, la efectúa la Comisión Legislativa de 28 de junio de 1977.


El Derecho Mercantil es una disciplina con autonomía legislativa, dogmática, científica y didáctica, desde la óptica legal regula los hechos y actos sometidos al Código de Comercio y a las demás leyes mercantiles, por ejemplo, la Ley de Compañías.


La expedición de la Ley de Compañías en el Ecuador propicia:




  1. La vigencia de un cuerpo legal dotado de sistematización y autonomía en relación al Derecho Mercantil común.

  2. La regulación más precisa y pormenorizada del proceso de constitución y funcionamiento de las sociedades.

  3. El establecimiento de disposiciones tendientes a la diferenciación de las formas de fundación de compañía anónima.

  4. El establecimiento y regulación de los contratos de promoción y suscripción.

  5. La inserción de preceptos relacionados con la emisión de los certificados provisionales y de los títulos de acción.

  6. La regulación adecuada de los derechos de los promotores, fundadores y accionistas.

  7. La creación de las partes beneficiarias.

  8. La emisión de obligaciones como nuevo instrumento de financiamiento de las sociedades anónimas.

  9. El mejoramiento de la fiscalización interna de la compañía anónima.

  10. La incorporación de normas concernientes a los balances de la sociedad anónima.

  11. La introducción de las instituciones jurídicas denominadas transformación y fusión.

  12. La incorporación a nuestra legislación de las figuras jurídicas referentes a las compañías de economía mixta y de responsabilidad limitada.

  13. El establecimiento de la Superintendencia de Compañías, como organismo de control de las sociedades de comercio.

  14. Que un solo organismo de carácter estatal asuma el control y fiscalización de las compañías anónimas, en comandita por acciones, de economía mixta, de responsabilidad limitada y de las compañías extranjeras que ejerzan sus actividades en el Ecuador cualquiera que fuere su especie.

  15. Que el Estado evalúe y justiprecie el volumen empresarial privado y que mantenga información en cuanto al monto de las inversiones societarias.

  16. El alivio del embarazo ocasionando al ejercicio jurisdiccional civil por el incremento cuantitativo de las compañías limitadas.

  17. Una mayor protección jurídica de las minorías.

  18. La incorporación de más solemnidades y requisitos para la formación de compañías en interés de los socios y terceros.

  19. La restricción de las facultades de los contratantes.

  20. La mayor publicidad de los actos de la compañía.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal