1 ¿Que Quieres del Infierno? 1 2 El Diablo es un Idiota y su destino final es el Infierno 13



Descargar 1.14 Mb.
Página1/9
Fecha de conversión03.05.2017
Tamaño1.14 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9
1 ¿Que Quieres del Infierno? 1

2 El Diablo es un Idiota y su destino final es el Infierno 13

3 Entre Más Verde el Pasto Más Grande la Decepción 31

4 No Vayas Más Lejos Que lo Que Quieres Ir 45

5 Tú Puedes Vivir Limpio en un Mundo Sucio 61

6 La Sutileza de Satán 79

7 Tú Puedes Vencer Cualquier Cosa 89

8 Perros y vómitos, Tontos e Insensatos 99

9 Tentación ––Soportándola, En Lugar de Gozarla 111

10 Tu Mente y tu Boca ––Combatiendo los pensamientos 123

11 De Viejas Maneras a Maneras Renovadas ––Combatiendo la Codicia 135

12 Tentación de Golpear a un Recepcionista de un Hotel 141

13 Si Tu Dices No, Satán se va Ir 151

14 “¡Forn-qué!?” ––Tratando con la Tentación Sexual Que es

“Común Para el Hombre” 175



15 Nunca te Desvíes de tus Convicciones Personales 189

16 Cuidado co ser Independiente de tu Creador 205

17 La Pureza del Evangelio, La Polución del Pecado 213

18 Ambición Profana 225

19 La Religión Sin Amor es Una Religión Sin Poder 241

20 Dios No te Está Inspeccionando, Él Está Inspeccionando el Sacrificio 255

21 Tirando tu Vara de Medir 263

22 Amándose el Uno al Otro, la Diferencia Entre el Hombre y la Mujer 275

23 Vasos Vacíos 291

24 Su Promesa y Nuestra Actuación 301

25 El Peligro de la Familiaridad 311

26 Tú Eres un Rey y Sacerdote, ¡No Actúes Como un Necio! 329

27 Hojas Hermosas en Un Árbol Podrido 341

28 El Infierno no es tu Destino Final, Una Vida Infernal

No es tu Destino 353




Capítulo 1

¿Qué Quieres del Infierno?


El pecado te va a llevar más lejos de lo que quieres ir. Te va a mantener más tiempo de lo que te quieres quedar y te va a cobrar más de lo que quieres pagar. El pecado no te va a pedir mucho al principio, pero al final, te va a robar todo lo que tienes.

Muchos años atrás, estaba en la casa de un predicador y me estaba contando de sus muchos problemas. Él estaba considerando dejar a Dios, el ministerio y regresar a la vida de pecado. Después de una larga explicación, él dijo, "¿Sabes? yo ya no puedo vivir para Dios más". Yo le miré y le dije, "¿Qué quieres del infierno?"

Él me miró asombrado y dijo, "¡OH, hermano Jesse¡ ¡Usted está maldiciendo!"

"No," le dije, "Yo no estoy maldiciendo. Esa es tu mente hedionda. Yo quiero saber ¿qué quieres del infierno?" Él no sabía que decir. Por lo tanto, lo tomé del puño he hice algo que pudiera parecer como una locura. Dije, "¡Ven acá!, Lo agarré de su asiento, lo caminé hacia la cocina y prendí la estufa de gas. Mientras que las llaman salían, tomé su mano por encima de las llamas. No puse su mano en las llamas, pero me aseguré de mantener su mano por encima para que sintiera el calor.

"¿Sientes esto?" le grité, "¿Te gusta esto?" Él me miró como que si yo estaba loco y comenzó a tratar de zafarse de mi puño. Lo mantuve ahí por unos segundos y seguí preguntándole, "¿Te gusta esto? ¿Te atrae el fuego?" Entonces solté su mano y le pregunté de nuevo, "¿Disfrutaste el fuego? ¿Te bendijo el fuego?"

"¡No!" Me respondió indignado.

"Bueno, así es como va a quemarse tu cuerpo entero por la eternidad si tú escoges el infierno".

Ahora, para algunas personas pueden llamar esto una locura, pero, en ese momento puse mi vista en la estufa y era lo único que salto en mi mente, por lo tanto, lo hice así. ¡Yo admito que probablemente no haría eso hoy! Estoy un poco más viejo y más sabio, pero este hombre era mi amigo. Me preocupaba por él. Yo no quería que el diablo robara su vida y ministerio. El punto es, ¡él necesitaba que alguien lo despertara! Mi amigo había permitido que la desilusión albergara en su mente por mucho tiempo que nubló su vista de la realidad.

Aunque él sabía la verdad, este pastor estaba a punto de dejar su iglesia y abandonar la gente que Dios había puesto bajo su cuidado. Estaba a punto de tomar un camino que lo iba a llevar a desilusión, confusión y miseria para él, su familia y su congregación.

¿Que fue lo que hizo a él querer dejar una vida de servicio a Dios? ¿Desilusión? No, ¿Desánimo? No. ¿Descontento? En realidad, no. Solo hay una cosa que puede hacer a una persona rechazar a Jesús y escoger una vida de pecado –– Decepción.

Este pastor se engañó a si mismo pensando que la vida era mejor sin Dios y que nada que lo que él pudiera hacer importaba más. Él pensó que su vida no servía para nada y que su trabajo era sin fruto; que nadie lo necesitaba en realidad y que él no necesitaba a nadie.

¿Que es lo que el diablo estaba colgándole en frente de su cara? La noción engañosa que, su vida sin Dios, iba a ser fácil y sin problemas. El pastor consideró la noción y fue tentado a dejarlo todo por ese paquete. Ahora, el darse por vencido es una tentación que ha tocado a todos en un momento dado ––y mucha gente se han dado por vencido.

Yo estoy contento que este pastor me confió lo suficiente para hablarme acerca de lo que le estaba pasando. No hay muchos hombres que puedan decir, "Ey, estoy teniendo problemas con esto." Es un hombre de honor que pueda venir claramente a un amigo. Yo admito, que yo puedo ser un poco ortodoxo en mi forma de presentar un punto. Pero, yo sabía que este hombre estaba escuchando las mentiras del abismo del infierno y pensé que él necesitaba saberlo también.

El punto, es que este pastor no entendía las repercusiones de la elección que estaba a punto de tomar. Después de años de vivir para Dios, se había familiarizado con las cosas de Dios, bastante confortable con su caminar cristiano, bien acostumbrado al estilo de vida que él honestamente, no entendía con que "fuego" estaba jugando.

Honestamente, creo que este hombre necesitaba no solo oír lo que yo tenía que decirle, pero necesitaba sentir el calor! Él necesitaba saber que estaba a punto de tirar un buen futuro con las dos manos. Necesitaba despertar al engaño y parar de jugar con un estilo de vida que le iba a robar, matar y destruir su vida. Y, bueno, en ese tiempo de mi vida, era loco lo suficiente para darle a él ¡una fiera ilustración que nunca iba a olvidar!
La Tentación de Darse Por Vencido
Aún los discípulos de Jesús se sintieron sin esperanza y sin poder hacer nada y querían darse por vencido en ocasiones. Después que Jesús fue crucificado en la cruz, los discípulos perdieron toda esperanza. En Juan 21:3, Pedro dijo, "Voy a pescar..." y tomó un montón de convertidos diciendo, "Nosotros también vamos contigo." Todos pensaron que sus ministerio había terminado. Se dieron por vencido y volvieron a sus antiguos trabajos. Así es que, todos se han sentido así en algún momento ––y mucha gente se han dado por vencido.

Pero, nota, los discípulos no se dieron por vencido por mucho tiempo. No pasaron el resto de sus vidas pescando. No, se levantaron de nuevo. Se limpiaron el polvo, se volvieron a Dios, recibieron el poder y salieron a cambiar al mundo con el mensaje de Jesucristo.

No importa donde estés ahora, Dios te puede usar. Él te puede abrir los ojos para que sepas exactamente que es lo que está causando que tambalees y darte la fortaleza para resistir al diablo ––no importa lo que esté usando para dañarte.

Dios te va a ayudar, si tú le dejas. Él va a ayudar a cualquiera que le busque. ¡Recuerda que Jesús tenía un personal de doce que la mayoría de la gente hubiera despedido la primera semana! ¡Pedro ofendía con sus palabras, él te maldecía y después oraba por ti. Judas se estaba robando el dinero. Juan siempre estaba recostado en el pecho de Jesús y Tomas, solo creía la mitad de lo que Jesús decía! Aún así, Jesús permaneció con ellos

A pesar de que eran ineptos, Jesús les enseño, los autorizó y después los envió sobre la tierra con una misión de ganar almas y compartir Sus enseñanzas con los demás. Solamente al leer todas las locuras que los discípulos hicieron en la Biblia debería de comprobar que Dios es súper paciente. ¡Él está dispuesto a sufrir! Él puede ayudar a cualquiera, incluyéndote a ti.

Entonces, Dios está ahí para ti. Cuando tú estas amenazando de darte por vencido con Él y la vida, Él está ahí. ¡Cuando tú le quieres pegar a tu suegra, Él está ahí también! Cuando tú estas tan angustiado que no sabes que hacer y estás quejándote y llorando y lambiendo tus propias heridas, Él está ahí esperando a que te des la vuelta hacia Él y hagas lo que Su Palabra dice para que Él te pueda ayudar a poner recto el camino torcido de tu vida.

Dios te ama y no está buscando formas para mandarte al hoyo del desagüe. Él está buscando formas de llegar a tu corazón ––ayudarte ––para que vivas bien en esta tierra y en la vida después de esta vida. Jesús amó a Sus discípulos y conocía sus debilidades humanas. Él conoce tus debilidades humanas también. Es tiempo de que veas más allá de las mentiras del diablo, porque cuando empiezas a hacer eso, ¡la victoria está cerca!
Es Más Que un Infierno;

Es Acerca de Evitar Una Vida Diabólica.

Como sabrás, yo soy un evangelista y si has oído algo de mis predicaciones, sabrás que no enfoco mucho en los tiempos finales o el libro de Apocalipsis. Yo considero mi llamado primordial a repartir el gozo del Señor y las nuevas de salvación a través de Jesucristo. Como siempre digo, "¡Si tú pones tu alma en orden ahora no te tienes que preocupar de lo que va a pasar después!"

Pero, el infierno es muy real, y de acuerdo a la Biblia, si tú escoges ignorar y rechazas al Señor, vas a terminar ahí donde el diablo está destinado a terminar ––el infierno, tratando con una decisión mala por toda la eternidad. Como evangelista, mi llamado es brillar la luz de la Palabra para poder exponer las mentiras del diablo. Hago lo mejor que puedo hacer de hablar y escribir lo mas claro posible para que cada uno pueda entender lo importante que es de escoger sabiamente el aceptar al Señor.

Tú vez, el vivir para Dios es mas que evitar el infierno. Es acerca de evitar una vida diabólica aquí en la tierra. Si tú te vuelves a Dios y empiezas a vivir de acuerdo a las enseñanzas de Su Palabra, vas a estar en camino a una buena vida aquí y una mejor vida en el Cielo.

Cada problema que tengas que lidiar todos los días es solo temporal, y mientras tú dependas de Dios y tu fe, ese problema es cambiable. ¡Tu le puedes voltear las mesas al diablo y mandar su vieja y horrible persona corriendo para esconderse! ¿Tu vez? Dios te dio Su Palabra y mandó a Su Hijo para tuvieras una substancia poderosa llamada fe.

No hay nada más que produzca éxito que fe en Dios. Y esa substancia de poder empieza a trabajar en tu vida cuando tú escoges vivir por la eternidad con Dios...cuando escoges decir, "¡No hay nada en el infierno que yo quiera!"
El Cielo – Un Mejor Lugar

El infierno es caliente. Entre más investigo acerca del lugar, más me convenzo que no hay nada en el infierno que quiera tampoco ––ninguna cosita hedionda que sea. Pero, entre más leo del cielo, más se que quiero todo lo que Dios tiene para mi. El cielo no es caliente o miserable; es fresco y refrescante. Es hermoso. Ahí no hay noche y no hay necesidad de dormir. Te sientes perfectamente descansado todo el tiempo.

En el Cielo no hay hospitales y gracias a Dios, ¡no hay impuestos! Ahí no habrán luchas o estrés, no agravio o preocupación. Es como el mejor día que hayas tenido multiplicado por un millón. Piensa acerca de eso. Las calles son de oro puro. ¡Yo quiero deslizarme en mis calcetines por esas calles!

La Biblia nos dice que las puertas del cielo son hechas de perlas –– no un montón de perlas sino de una sola perla. ¡Hombre! me pregunto ¿de que tamaño será la ostra? ¿Te das cuenta que los Cajunes como yo, vamos a hacer con una ostra de ese tamaño? Vamos a bañarla con salsa de Tabasco y vamos a chuparla por toda la eternidad¡

¿Que es lo que queremos en el cielo? ¡Queremos compañerismo! ¡Queremos buenos momentos! Ahí no habrán candados en las puertas. No van a haber peleas y divisiones de iglesias. Todos van a estar gozándose cada días y nadie se va a estar comparando con los demás. Ahí no habrá envidia o celos. Ahí no habrá prejuicio y contiendas. A todos los lugares que vamos a ir, vamos a oler la fragancia de Dios. Vamos a ver los ángeles del Señor. Ellos van a ser nuestros sirvientes y nuestros amigos.

Tal vez tendrás un tiempo difícil estirando tu mente para entender el concepto del Cielo. Tal vez no sonará como "realidad" en tu forma de pensar, pero si ese es el caso, es porque estás acostumbrado a vivir en una tierra rodeada de pecado. ¡Este lugar, la Tierra, está llena de problemas! El Cielo es un lugar real y va a ser maravilloso. El saber que vas a pasar la eternidad con Dios es fortaleciente. ¡El saber que tienes un amigo y un Padre en el Creador es simplemente lo mejor!

Hoy en día, tal vez vivimos en un mundo oscuro lleno de pecado e impulsado por el odio. Pero, todavía podemos vivir buenas vidas. Todavía podemos gozarnos y atravesar los momentos difíciles con nuestra fe. Yo creo que como cristianos, podemos vivir una vida pía, santa y no rara. Podemos vivir una vida pura y sentirnos bien con ella.

Yo creo en vivir santo. Algunas personas piensan que santidad es de como te miras ––que clase de vestido te pones y que clase de vestido no te pones ––pero para mi, la santidad es una disciplina y simplemente parte de la naturaleza de Dios. Cuando tú tomas la decisión de vivir para Dios, estás viviendo mejor que cualquiera que le ha rechazado. Tú tienes la respuesta y la ayuda cuando la necesitas, y esa clase de asistencia divina solamente te puede ayudar. Es lo que te cambia y hace a los demás pongan atención y tomar nota.


Fui Escogido como "La Persona Mas Cambiada"
Cuando fui a mi Reunión de la Clase de 20 Años, me votaron como "La persona Más Cambiada". ¡Y creo que sí! La persona que ellos conocían era un ¡perro pagano que iba para el infierno! Antes de tomar la decisión de servir a Cristo, yo vivía de acuerdo a mis reglas, que eran, "no reglas". Yo hacía lo que quería, cuando yo quería y ni tenía conciencia de ello. Yo consumía bastante licor, endrogaba mi cuerpo y dormía con cualquiera que quería dormir conmigo. No me importaba Dios y no me importaba la gente. ¡La única persona a quien amaba realmente, era a mi mismo!

Pero, entonces Dios vino a mi vida y todo cambió. Hoy, soy un predicador del Evangelio, y eso era algo que nunca me hubiera imaginado que iba a ser. Nadie pensó que podía llegar a las puertas de una iglesia, mucho menos llegar a ser un predicador...pero Dios tiene un buen sentido de humor y aquí estoy. Desde 1978, he estado viajando y predicando por todos los Estados Unidos y el mundo diciéndole a la gente acerca de Jesucristo. Mi vida es el ministerio y estoy constantemente afuera predicando.

Cuando la gente se da cuenta cuanto viajo, constantemente me preguntan, "¿Por qué predicas tanto?" En resumen, lo que ellos quieren saber en realidad es, por qué tengo tanto entusiasmo acerca de mi salvación y de compartirlo con los demás. Bueno, ¡yo soy un hombre muerto! No soy yo el que vive, sino Dios que vive en mi. Yo escogí el ser espiritualmente "crucificado" con Cristo el día que reconocí mi necesidad de Dios y Su plan de redención a través de Jesucristo. Ese día, decidí que mi vida era nada sin Dios. No importaba cuanto dinero hacía o cuanto había logrado ––sin Dios, estaba viviendo por abajo.
¡Soy Un Hombre Muerto!
Por lo tanto, yo escogí dejar entrar a Dios en mi vida y empecé a adoptar las palabras del Apóstol Pablo como mías: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo(Gálatas 2:20-21).

Mi "Día con Dios" fue el momento que me rendí a Dios. Ahora, no me convertí en un hombre perfecto en un instante, pero, fui perdonado y aceptado en un instante. Instantáneamente, cuando sinceramente clamé a Dios y abrí mi corazón a Él, Él vino y me salvó. esto sucedió en un fin de semana del Día del Trabajo en 1974, y fue el punto decisivo de mi vida. El mero momento que dije, "Jesús, ven a mi vida," Él me escuchó y me salvó. ¿De qué me salvó? de una vida que me estaba llevando al infierno, muerte y la tumba ––y claro, de la cosa más grande que me estaba salvando, de mi mismo.

El fin de semana del Día del Trabajo, tomé una decisión de calidad de servir a Dios y tomé el primer paso de vivir la vida "crucificado" de Gálatas 2:20-21. No fue solo por hablar, fue un cambio de corazón. Fue acerca de dejarle a Él vivir a través de mi, y he estado haciendo eso día a día desde entonces.
Viviendo Por la Fe de Jesús
Hoy en día, cada vez que hago lo correcto y cada vez que escojo el camino correcto, estoy dejando más a Jesús vivir a través de mi. Cada vez que dejo que Su Palabra salga de mi boca y cada vez que actúo sobre Su Palabra en fe, estoy dejando más a Jesús vivir en mi.

¿Como lo hago? De la misma manera que Pablo lo hizo, “…en la fe del Hijo de Dios... Sin fe es imposible. Pero, nota que es la fe de Dios que yo uso y no la mía. Cualquier fe que tengo viene de ÉL. ¿Por qué yo escojo obedecerle a Él? Porque Él es el único que "me amó y se entregó a sí mismo por mí." Yo le estoy agradecido a Él.

Yo no quiero hacer cosas incorrectas una y otra vez. ¿Por qué? Porque de igual manera que el apóstol Pablo, no quiero "Desechar la gracia de Dios". Yo quiero honrar a Dios no solo con palabras o mis intenciones, pero con mi vida. Él es digno. Él me dio lo mejor (Jesús), por lo tanto, yo quiero darle lo mejor a Él. Hay una mejor vida en Dios para mi.
Un Examen Real:

“¿Qué es lo que Quiero del Infierno?”


Así que, cuando el diablo quiere lanzarme una tentación en mi camino, me doy a mi mismo un examen real, "¿Que quiero yo del infierno?" Mi respuesta siempre es "NADA" No hay nada que el diablo me pueda ofrecer que sea mejor que Dios. Su oferta parecerá buena, pero no lo es. ¡El césped podrá ser muy verde, pero esta sobre un desagüe! Si no es de Dios, se podrá ver muy bonito por fuera; pero, ¡está podrido!

Cuando la tentación esté tocando la puerta, no hay mucha gente que quiera detenerse por un momento y pensar sobre la situación. Pero, es exactamente lo que tiene que pasar. Es la única forma de que tu te detengas rápidamente a obedecer un impulso. Si quieres hacer lo correcto, solo toma un pensamiento.

Crucificar tu carne diariamente, en lugar de solo los domingos u otro día de iglesia, te mantiene en el camino correcto. La Biblia usa la palabra "santificación" para describir el estado de pureza que queremos alcanzar. No viene por perfeccionarnos nosotros mismos; pero, viene al permitir la naturaleza perfecta de Cristo fluya a través de nosotros, que viva en nosotros y a través de nosotros.

Capítulo 2

El Diablo es un Idiota y su Destino Final es el Infierno

Dios no va a compartir el Cielo con el diablo, por lo tanto tú no puedes traer su viejo pecado y esperar entrar al cielo. Te tienes que deshacer de el pidiendo a Jesús que entre a tu vida. Tu vez, Dios echó al diablo del Cielo mucho tiempo atrás y no parece que el muchacho se le va a permitir regresar. Dios tiene una propiedad caliente reservada para ese tonto.
Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

Apocalipsis 20:10

Yo voy a gritar de júbilo el día que Dios eche al diablo al lago de fuego. Ese día va a ser de retribución divina por todas las muertes, robos y destrucción que el diablo a hecho en la vida de la gente a través de los siglos.

La Biblia dice que nosotros vamos a ver al diablo ser echado al lago de fuego. No puedo esperar. Yo quisiera que Dios me permitiera patearlo una vez antes que él lo mande a volar a las llamas. ¡Yo quiero tener la oportunidad!

Es triste decirlo; pero, la realidad es que él no va ir solo mientras él es echado al lago. La Biblia dice que, a él se le va a unir todas sus legiones de demonios, la muerte en si y cada ser humano que rechazó a Jesús y los que sus nombres no están en el Libro de Vida del Cordero. (lee Apocalipsis 19:20; 20:10, 14-15; 21:8) Esto es un asunto serio, pero no es algo por lo cual te debes preocupar si has escogido seguir a Cristo. Es definitivamente algo a considerar, sin embargo, si tú has rechazado a Cristo hasta este punto.

A la gente le gusta decir chistes acerca del infierno. Ellos dicen,"¿Qué importa? ¡Todos mis amigos van a estar ahí!" Pero, nadie, y quiero decir, nadie, va a estar ahí riéndose cuando sean confrontados con la realidad del infierno.

A nadie le gusta el infierno, ni aún al diablo. La Escritura no dice que él voluntariamente va a entrar al lago de fuego y decir, "¡Sí, me gusta aquí!" No, la Biblia dice que el va a ser "echado" el fiero lago de fuego. Eso no me suena como alguien que está esperando contento las llamas. Dios va a tener que usar los ángeles para echarlo al fuego, porque aunque el diablo es un idiota, él no va a irse sin una pelea.
No Eches Suertes Con la Eternidad
Yo vivo en el Sur de Louisiana; nací y crecí aquí y aunque tal ves nunca has vivido aquí, personalmente te puedo asegurar que ese lugar existe.

Algunas personas no creen en el infierno; pero, eso no cambia nada. El lugar existe. Por toda la Biblia, hay referencias del infierno, en enseñanzas claras, advertencias y parábolas dichas por Jesucristo. Dios a reiterado la idea del Infierno a través de los profetas en la Biblia, a través de Jesucristo y los Apóstoles. En lo que la Biblia se refiere, existe creas o no lo creas.

Ahora, yo no soy un hombre que debate. Jesús nunca rogó a la gente que creyeran de que Él era el Hijo de Dios. Él nunca dijo, "Vamos, yo soy el Hijo de Dios, ¡Realmente lo soy!" Por lo tanto, yo tampoco voy a desperdiciar mi tiempo rogando a la gente que el Infierno es real. Si tú crees en la Palabra, yo creo que eres sabio. Si no crees, entonces hazlo, tira los dados.

Personalmente, ¡Yo no voy a tirar los dados con la eternidad! Yo creo que la Palabra es verdad y yo quiero estar al lado del ganador. Por eso es que yo acepté a Jesús como mi Salvador. Yo sabía que iba para el Infierno, aunque en ese tiempo no me importaba.

Cuando me permití a mi mismo confrontar la realidad, me di cuenta que necesitaba a Dios. El Cielo vino a ser mi recompensa, pero en realidad, no es la única razón que escogí servir a Dios. Yo sabía que necesitaba el amor de Dios y Su guía en esta vida. Yo no podía vivir por mi mismo y tener gozo. Yo necesitaba lo que Dios pudiera proveer ––aquí y ahora y después de esta vida.

La gente me ha preguntado, "¿Bueno, que pasaría si tú mueres y no hay Cielo o Infierno?" Mi respuesta es simple. Si todo lo que yo creo, no es verdad, siempre voy a estar contento que viví de esta forma. Después de todo, ¿Qué es lo que me perdí? ¿Alcoholismo? ¿Droga adicción? ¿Miseria? ¿Mal temperamento? ¡Buenísimo! Yo estoy contento que todo eso está fuera de mi vida y solo tengo a Jesús para darle las gracias.

Hoy, yo vivo como una aventura, con gozo y una vida llena de fe. Estoy ayudando a otros encontrar ese gozo y que conozcan los principios de Dios por ellos mismos para que puedan vivir esta vida correctamente. Esa es buena vida para mi. Me gusta el Cristianismo verdadero ––no la teológica y la religión del desierto ––porque es mas que una manera correcta de vivir. También es muy buena manera de vivir.

Desde que di mi vida a Jesús, mi vida ha mejorado y progresado. Dios me ha revelado Su Palabra como verdad para mi una y otra vez. ¡Simplemente funciona! Entre más pongo mi fe en Él, más me ayuda. Entre más aplico lo que me enseña en Su Palabra, mas bendecido, saludable y feliz se pone mi vida.


El Infierno Fue Creado Para los Ángeles Caídos
¿Sabías tú que el infierno nunca fue creado para los seres humanos? Por esa razón es un lugar horrible. Fue creado para encerrar a los ángeles rebeldes. Nosotros sabemos que por la Palabra que algunos Ángeles fueron encadenados en el Infierno por rebelarse con el diablo contra Dios en el Cielo, nosotros sabemos que el Infierno existía mucho antes que el hombre fuera creado. (Ve 2 de Pedro 2:4; Judas 1:6)

La Biblia dice que el Infierno es un lugar donde “el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga” (Marcos 9:46-48). Jesús lo llamó un lugar de “tinieblas de afuera” donde hay un “horno de fuego.” Él dijo que en el Infierno iba ver grande“ lloro y el crujir de dientes.” (Vea Mateo 8:12; Mateo 13:42,50; Mateo 22:13; Mateo 24:51; Mateo 25:30; Lucas 13:28).

Si esto no es lo suficiente malo, ¡ese lugar está lleno de hipócritas!
Vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Mateo 24:50-51
¿Puedes tú pensar de toda la gente que te cae mal? ¿Sabes qué? ¡Si tú escoges el infierno vas a tener que vivir con ellos por la eternidad! Con eso, sería suficiente para decir, "¡Ayúdame Jesús!"
No Dejes Que el Diablo te Mienta
El diablo ha estado mintiendo hasta lo sumo desde su insurrección en el Cielo. Él mintió en el Cielo a algunos de los Ángeles y cuando nosotros venimos a la escena, él empezó a mentirnos a nosotros.

El diablo a estado continuamente azotando a la humanidad con la mentira que no puedes ser feliz obedeciendo a Dios. ¡Eso es un montón de basura! Yo obedezco a Dios y soy feliz. Igual que millones de creyentes. Pero el diablo vendió esa mentira a la humanidad en el Jardín del Edén y continúa tratando de vender la misma mentira a la gente de nuestros días. Tristemente, mucha gente agarra el anzuelo.

La libertad comienza cuando tú puedes reconocer el engaño por lo que es y parar de ir de acuerdo con la mentira. Cuando tú dices, "no más", estás haciendo una línea en la tierra que dice, "Diablo, tú no vas a detenerme de acercarme a Dios con tus mentiras".

El diablo quiere hacerte pensar de que él es el gran "libertador" y que vivir fuera de la voluntad de Dios, tú eres "libre". ¡Ese es un engaño de primera clase ! La libertad es saber que Dios es bueno al grado de que tú crees Su Palabra y le obedeces simplemente porque tú sabes que Él tiene tu interés al máximo.

La libertad es conocer a Dios y obedecer Su Palabra para que la vida sea de más gozo que una tarea. Claro, los problemas vienen al cristiano y al no cristiano igualmente; pero, con Dios ¡tú tienes munición de como derrotar a diablo y cambiar las circunstancias malas! La libertad es usar la Palabra para que puedas encontrar tu camino en el polvo y la suciedad en este mundo donde vivimos y vivas pacíficamente, productivamente y en buena salud ––y sabiendo que vas a ir al Cielo cuando mueras.

La libertad no es hacer todo lo que la carne te pida que es bueno para el día. Mira, Si yo hiciera todo lo que se siente bien hacer para mi en el momento, yo pesaría 500 libras y tuviera una mente llena de masa. Yo podría comer piernas de gallina y pastel de chocolate todo el día. ¡Necesitarían un camión de carga para jalar mi cuerpo a la tumba!


Nunca Ocupes el lugar Donde el Diablo Debería Estar
Yo decidí años atrás que vivir para Dios era mejor y que no hay nada en el Infierno que yo desee. Escogí rechazar al diablo y recibir a Cristo Jesús como mi Salvador, porque mi alma necesitaba salvación. No quería vivir sin Dios o sin esperanza. No quería seguir mas a ese diablo tonto en el camino oscuro porque no quería terminar en ese hoyo en el infierno.

Yo decidí que yo nunca iba a ocupar un lugar donde el diablo debería estar. ¡Olvídalo! No voy a vivir donde el gusano nunca muere. ¡Yo no muchacho! Yo no voy a terminar donde hay tormento hirviendo y demonios amargados. Yo me ocupé de mi alma cuando miraba un programa cristiano por televisión y escogí entregar mi vida a Dios. Le pedí a Jesús que entrara a mi vida en un cuarto de baño en Boston Massachusetts, en 1974. ¡Ahora, cada vez que voy al "trono" me pongo feliz¡

Hoy, mi vida está dedicada a seguir a Jesucristo ––y déjame decirte algo, es una buena vida. Y por esa razón escribí este libro. Yo quiero que vivas una buena vida también, una que es mejor que lo que tú te podrías imaginar.

Jesús nos dio todas las respuestas que vamos a necesitar en esta vida ––respuestas que nos van a llevar a salvación, sanidad, libertad, prosperidad, gozo y victoria. Él pagó por todas esas respuestas cuando fue a la cruz. Jesús derrotó al diablo completamente en cada área y dio ese poder al creyente, cuando tú le aceptaste como Señor y Salvador. ¿Por qué hizo Él eso? ¡Porque Él sabía que la intención del diablo era de saquear tu vida!

En Juan 10:10, Jesús llamó al diablo un ladrón que solo viene a "robar, matar y destruir..." Pero, Él se aseguró de decirnos que Él podía salvarnos cuando dijo, "... yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas."

El diablo podrá tratar de robar, matar y destruir tu vida; pero, eso no quiere decir que es inevitable que él va a tener éxito. En Isaías 54:17, la Palabra nos promete, "Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová".


Tú Tienes Más Poder de lo Que Piensas
Tú tienes una herencia de fe, y mientras que el diablo pueda formular formas para dañarte, la Biblia dice que sus armas no van a prosperar. Pero, tienes que tener fe en Dios y saber como detectar el engaño, la tentación y el uso de la Palabra para combatir al diablo. La forma más simple de parar al diablo en su lugar, es usando el nombre de Jesús. Reconoce el poder que Su nombre representa y recuérdate a ti mismo que ¡Jesús te dio el poder! ¡Eso debería hacerte gritar de júbilo!

Sí, el diablo va a tratar de detenerte y él va a usar muchas formas diferentes para que des la vuelta y le des la espalda a Dios o simplemente te pierdas de lo mejor que Dios tiene planeado para tu vida. En este libro, mi meta es enseñarte las muchas y diferentes formas que el diablo viene para parar el plan que Dios en tu vida y para que puedas discernir sus mentiras y le digas a donde se debe de ir ––al Infierno.

El diablo es estúpido ––tramposo, pero estúpido. Este, no se ha dado cuenta que él es el mas grande de los perdedores que ha existido. Él está peleando como que va a ganar. Aún así, él sabe que Jesús lo derrotó.

El diablo vio a Jesús clavado en la cruz. Él vio a Jesús resucitado y ascendiendo al Cielo con sus propios ojos. ¿Puedes creer en eso? El diablo estaba ahí. Lo vio todo y aún así él rehúsa creerlo. Ahora, eso es simplemente ser tonto. La Biblia dice que él ha sido juzgado y va a ser echado fuera de esta tierra. (Ve Juan 12:31, 16:11; 1 Corintios 2:8). ¡Su mente está tan llena de rebeldía y de ira que no puede pensar bien! ¡Él se está enloqueciendo!

Entre más lees la Palabra y te enfocas en el poder de Dios, más vas a entender que no importa cuan duro él trate, ¡él siempre es un perdedor y Jesús es el victorioso!


El Pecado Ganó Un Apoyo, Pero Jesús Expuso la Obra del Diablo

Me molesta cuando que la gente le de más crédito al Diablo de lo que se merece. Claro, él fue un gran guapazón en el Cielo; pero, ahora es un pequeñita hormiguita de fuego que Dios va a mandar a volar al ardiente lago de fuego un día muy pronto. ¡No puedo esperar! Ese idiota con sus demonios van a pagar por todas las muertes, robos y destrucción que han causado a través de la historia de la humanidad.

La Biblia nos dice en Romanos 6:23, "...La paga del pecado es muerte..." Eso es lo que el diablo va a recibir y todos aquellos que rechazan a Dios y escogen seguir a Satán ––y es una muerte mucho mas peor que la de los humanos cuando mueren. Cuando nosotros morimos, solo nos despojamos de este traje terrenal, pero cuando Dios dice "muerte," quiere decir una eternidad si Él. Como creyentes, no tenemos que considerar la segunda muerte en el Infierno. ¿Por qué? Porque el resto del versículo nos dice, “…mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.”



¡Deberíamos de darle gracias a Dios que Él tomo cuidado lo suficiente para mandarnos "el regalo" de vida eterna en Jesucristo! Sin Jesús como nuestro Salvador, estaríamos sin misericordia y sin esperanza y eso es un lugar muy feo para estar. Jesús pagó el precio. Él no solo decidió dejar Sus privilegios celestiales y morir en rescate de los pecados del mundo, sino que también decidió vivir en esta tierra y evitar el pecado. Eso es duro.

Piensa en esto, ¿Cuando fue la última vez que te encontraste con alguien que nunca pecó. Aún te abuela tan religiosa tubo su día. Créeme todos han pecado y han llegado cortos de la gloria de Dios en algún tiempo u otro.

Algunos podíamos decir que un pecado es permitido y otros es digno de la pena de muerte; pero, ante los ojos de Dios, no importa que tan "pequeño" el pecado parezca ser, es algo que tiene que ser lavado para poder llegar a Él. El precio por el pecado tenía que pagarse porque nadie puede pasar por los portones del cielo con el pecado colgando en nuestras almas.

Todos estamos conectados. Dios no creó a Su imagen y todos somos Su familia humana La Biblia dice que toda la humanidad calló cuando Adam escogió rebelarse en contra de Dios. El pecado tomó una ventaja en la tierra y todo cambió a causa de eso. Por eso es que Jesús tuvo que venir. Aunque parezca erróneo el pensar de que tú heredaste la propensión del pecado, esto es la pura verdad. El pecado vive en el corazón del hombre.

Jesús es a menudo llamado el segundo Adam porque Él corrigió todo. Antes que Jesús viniera, nosotros no sabíamos lo que estaba pasando. Todos los que creían en Dios asumieron que todo lo bueno venía de Dios y que todo lo malo venía de Dios. No había un concepto real del diablo. Cuando Jesús hace 2000 años atrás, de repente, la humanidad recibió una noticia de última hora ––hay por ahí un mentiroso, ladrón, asesino y destructor diablo. Él está tratando de hacer estragos en la humanidad solo por despecho.
Demonios, Diablillos y Otros Idiotas
En el Nuevo Testamento, los demonios son mencionados mucho más. Ellos son reconocidos y a menudo llamados con nombres como, espíritus inmundos, espíritus malignos, demonios y espíritus de adivinación. Ahora, no permitas que la terminología afecte tu cabeza por todos lados. Los demonios son perdedores. Ellos tal vez se darán rango y poder; pero, Jesús los despojó a todos de todo poder sobre ti en la cruz.

Un diablillo, un demonio o lo que ellos se quieran llamar o que pretenden que son, todos son rechazados por Dios. Ellos han escogido su camino y están sin arrepentimiento. Ellos están inclinados a robar, matar y destruir todo lo que puedan antes que sean sentenciados al Infierno sin libertad condicional.

Hoy en día, la gente ve películas acerca de demonios y podrán hacer chiste acerca del diablo; pero, la verdad es que Lucifer y todos sus demonios existen. No evocamos estas cosas de la imaginación solo para darnos un estremecimiento. Ellos están basados en verdad Bíblica y la gente a través de la historia han reconocido lo maléfico como una realidad. Lo maléfico no es solo un "concepto" o un "punto de vista". es una realidad viviendo en el mundo.

Si tú estás interesado, puedes estudiar los diferentes tipos de demonios, per Efesios 6:12 nos da una clave cuando dice, " Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes."

Me gusta este versículo que nos advierte a no juzgar a la gente como los culpables de la maldad en la tierra. Todos nosotros somos solo carne y sangre y honestamente yo creo que sin un espíritu engañando o influenciándolos, la mayoría se voltearía a Dios sin cuestionar.

Este versículo nos recuerda que hay mucho mas de lo que se puede ver con los ojos cuando lista diferentes términos para exponer a los demonios en esta vida ––principados, potestades, gobernadores de las tinieblas en este siglo y huestes de maldad en las regiones celestes. La Biblia no elude el asunto. Hay una guerra en el ámbito del espíritu, lo crea la gente o no.

Pero, tú sabes, no importa que clase de demonio, diablillo u otro idiota que encuentres en esta vida, porque todos están limitados y derrotados. "Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó" (Romanos 8:37). Jesús te ha hecho más que vencedor sobre el diablo, todos sus cohortes y todas son obras malignas en este mundo. Tú tienes todo lo que necesitas en Jesús.
Reconoce Quien Está Cuidando tu Espalda
Tú estás mucho más avanzado que el diablo y sus cohortes. Tal vez no pensarás que lo estás, pero es verdad. Solamente te tienes que dar cuenta de Quien es el que está guardando tu espalda ––Dios Todopoderoso. Los Ángeles caídos podrán ser representados como más poderosos que el hombres o mujeres en las películas y los libros, pero eso es solo una fantasía. Una palabra puede parar a un demonio en su lugar ––Jesús. La Biblia nos dice, “Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre(Phil. 2:10-11).

Si el nombre de Jesús es usado por una persona que tiene fe, ¡Cuidado! ¡Cada demonio del Infierno tiene que detenerse! La Biblia nos dice que Jesús fue a la cruz por nuestros pecados, Él ganó el derecho de la posición de El Mero Mero.

Efesios 1:21-23 dice que Jesús fue puesto, "sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo."

Si tú meditas sobre esa Escritura, vas a obtener una revelación de que tan poderoso Jesús es, y si tú haz aceptado Su redención, que poderoso Él te ha hecho.

Todo está bajo los pies de Jesús ––todo incluyendo diablos, demonios, diablillos y todo lo que ellos hacen. "... Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo" 1 de Juan 3:8). ¡Hombre! ¡Eso me hace que quiera gritar! ¡Yo creo que voy a comprar este libro para mi mismo!


La Herramienta Más Grande de Satanás: Decepción


¿Tú vez? El diablo no tiene nuevos trucos. El muchacho tiene un viejo repertorio y él está usando las mismas tácticas en ti que ha estado usando en la humanidad por miles de años. ¿Cual es la herramienta más grande? ¡Engaño!

  1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal