14.ª Conferencia Internacional de Movilidad: La movilidad a lo largo de la historia



Descargar 41.92 Kb.
Fecha de conversión29.01.2017
Tamaño41.92 Kb.


Crónica

14.ª Conferencia Internacional de Movilidad:
La movilidad a lo largo de la historia


Palmerston North (Nueva Zelanda), 13-16 de febrero de 2012
P. Castejón Valero, M. Á. Matey García

El Centro de Convenciones de Palmerston North (Nueva Zelanda) acogió durante los días 13 a 16 de febrero la celebración de IMC 14 (International Mobility Conference –14 Conferencia Internacional de Movilidad), bajo el lema La movilidad a lo largo de la historia. Este congreso, de carácter trianual, cuenta con el auspicio de IMC International Comité (Comité Internacional de la Conferencia de Movilidad) que, con la organización de la conferencia, pretende fomentar el debate y el intercambio entre los profesionales de la Orientación y Movilidad (OyM) de todo el mundo, contribuyendo también a la divulgación de los avances que se producen en esta disciplina tan específica, que resulta trascendental para que las personas con discapacidad visual puedan desplazarse por el entorno de forma autónoma.

En la ceremonia de apertura, el Profesor Steve La Grow, presidente del Comité Organizador, dirigió el acto, que inauguró Jono Taylor, alcalde de «Palmy» —como es conocida familiarmente esta agradable y relajada ciudad, que cuenta con 80.000 habitantes—, dando la bienvenida a todos los congresistas y señalando que no van a cejar en el empeño de mejorar la accesibilidad del municipio y que seguirán favoreciendo la participación de todas las personas con discapacidad. Por su parte, Steve Marie, vicerrector de la Universidad de Massey (Auckland), que cuenta con un campus en Palmerston y que ha sido la institución organizadora del Congreso en esta ocasión, subrayó que uno de los atractivos de la localidad es su ambiente estudiantil. Destacó también el intenso trabajo realizado por los profesionales de la Universidad, y calificó de exitosa la participación de 250 delegados de 50 países distintos, teniendo en cuenta la grave situación económica que están atravesando algunos de ellos y la lejanía del país anfitrión. Sandra Budd de la Royal New Zealand Foundation of the Blind (Real Fundación de Ciegos de Nueva Zelanda), que también ha participado en la organización del evento, centró su discurso en la historia de dicha institución desde que inició su andadura, a finales del siglo XIX. Expuso detalladamente las características de los servicios que prestan: rehabilitación, incorporación tecnológica, programa para desarrollar habilidades para la vida diaria, apoyo a la integración laboral, asesoramiento y formación en accesibilidad, etc. Cerró el acto de presentación Nurit Neustadt-Noy, copresidenta de IMC, que resumió la trayectoria de la conferencia a lo largo de sus 14 ediciones.

La conferencia inaugural corrió a cargo de Sir Ray Avery, quien ha dedicado su vida al desarrollo de la industria farmacéutica y de la investigación. Bajo el título La observación como clave para la innovación, transmitió su convencimiento de que la observación está ligada a los grandes descubrimientos científicos, y puso de manifiesto que hay que encontrar fórmulas viables para seguir desarrollando productos que puedan comercializarse a bajo precio, para mejorar así los resultados globales de salud. Él mismo está utilizando un tipo de tecnología que ha permitido a los laboratorios abaratar las lentes intraoculares, consiguiendo de esta forma que la cirugía de las cataratas llegue a las personas con menos recursos.

Sesiones plenarias

Bajo el sugerente título ¿Cuántos especialistas de OyM hacen falta para cambiar una bombilla? o ¿por qué los vendedores de cigarrillos pueden ser grandes terapeutas?, Gerard Menses, de Vision Australia, se centró en los retos a los que debe enfrentarse el profesional: mantener la capacidad para detectar las necesidades de cada usuario, conectar con él, motivarle y convencerle de que los cambios para adaptarse a su nueva situación serán posibles.



Maryanne Diamond, presidenta de la Unión Mundial de Ciegos (UMC), proporcionó datos actualizados sobre la incidencia de la discapacidad visual en el mundo, manifestando su preocupación por los diseños tecnológicos y urbanos inaccesibles, la creciente implantación de los vehículos silenciosos, los obstáculos que algunas líneas aéreas todavía imponen a las personas ciegas que desean viajar solas, las restricciones legislativas sobre los perros guía
—aún insuficientes en muchos países— y la falta de formación para los instructores de OyM, problemas que constituyen las líneas esenciales del trabajo de este organismo. Explicó también las iniciativas emprendidas por UMC para que se apliquen cuanto antes las disposiciones de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad (mayo de 2008), que ya han sido ratificadas por cien países y que constituyen, indudablemente, alternativas viables para superar estas dificultades, siendo imprescindible que instituciones y profesionales aúnen sus esfuerzos en la misma dirección.

Basándose en su propia experiencia como persona con ceguera total, Don McKenzie, que trabajó durante más de 50 años en la Real Fundación de Ciegos de Nueva Zelanda, defendió que es necesario aumentar las expectativas de los jóvenes ciegos para poder superarse en un mundo de «videntes». Sus entrañables palabras sirvieron para que los asistentes comprendieran como este «niño ciego» pudo construir una vida plena, en la que ha formado una familia, ha ejercido su carrera como fisioterapeuta y ha desempeñado cargos directivos en la institución. Habló de la importancia que tienen los «modelos» en la consecución de la autonomía y de la necesidad de fomentar la resiliencia para superar las dificultades. Animó a los especialistas a que estos aspectos sean la base de la práctica profesional, porque «cuando trabajamos con un joven ciego, estamos en una posición excelente para hacerlo». Se sirvió de una famosa canción, El viento bajo sus alas, para, de forma metafórica, encabezar su presentación.



Nancy Higgins (Universidad de Massey), reveló los resultados de una investigación financiada por el Consejo de Salud de Nueva Zelanda, cuyo objetivo fue crear una base de datos de los trastornos visuales de la población infantil de la comunidad maorí, tomando como referencia los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Como consecuencia de este estudio, fue muy significativo comprobar que el 42 % de los niños reconocidos como discapacitados visuales nunca habían visitado al oftalmólogo, no recibiendo por tanto el tratamiento ni el seguimiento médico adecuado. Muchos de estos niños viven en tribus, y el apoyo que reciben de la familia y del entorno es el pilar para su evolución, pero la disonancia cultural y la dificultad de acceso a los servicios médicos son las claves para que persista esta circunstancia.

Mike May, de Sendero Group (Grupo Sendero, California, EE. UU.) y Cheng Hock Kua, de la Independent Society for the Blind (Sociedad Independiente para Ciegos, Singapur), ambos expertos en tecnología, presentaron el trabajo GPS accesible: desde el iPhone al PC, al menos siete opciones entre las que elegir. Demostraron de forma práctica las posibilidades de esta herramienta para reconocer el entorno, las cuales se verán ampliadas en el futuro porque ya se está trabajando en la creación de mapas de espacios interiores, que permitirán el desplazamiento autónomo en lugares tan complicados como los centros comerciales. Pero todavía existen muchas trabas para su implantación generalizada: la falta de financiación, los errores que presenta y el entrenamiento que requieren muchos usuarios para que les resulte útil. Los congresistas tuvieron la oportunidad más tarde de probar este GPS en una actividad dirigida por estos profesionales.

Richard Long, un profesional especializado en el desplazamiento de personas con discapacidad visual, de la Universidad de Michigan, explicó los contenidos de un capítulo del recién estrenado libro Orientación y Movilidad: técnicas para la independencia, publicado por la Asociación para la Educación y Rehabilitación de Ciegos y Deficientes Visuales (AER), del cual es coautor. En los últimos años, los cambios producidos en los cruces —señalización accesible, geometría, sustitución de rampas por bordillos, rotondas, cruces fuera de la intersección (mitad de manzana, tranvías…), concienciación de conductor y peatón— han contribuido a facilitar, por un lado, su realización, si bien, por otro, también la complican. Planteó, así mismo, la problemática que puede acarrear la implantación masiva de los coches eléctricos.

La última de las sesiones plenarias corrió a cargo de Per Lundgren, instructor de perros guía de Guide Dogs NSW/ACT, de Australia, que se basó en las estrategias de entrenamiento que ha tenido que adoptar con una usuaria que se desplaza con sus ocho hijos, cuatro de ellos con discapacidad visual. A través de un vídeo, pudimos ver la evolución y las modificaciones que ha introducido en el programa a medida que la familia ha ido creciendo. Destacó el papel del perro, que buscaba la forma de garantizar la protección en situaciones tan atípicas como caminar con dos niños cogidos de la mano —uno de ellos utilizando un bastón de movilidad—, un bebé gemelo colgado en la espalda y otro en el pecho, y dos niños más detrás. Diseñó un asa de arnés especial para que uno de los niños pudiera sujetarse a él.



Sesiones paralelas

Se presentaron un total de 96 comunicaciones en 14 sesiones paralelas. Los contenidos tratados fueron muy variados, agrupados en distintas áreas.

Lógicamente, por la temática del Congreso, se presentaron muchos trabajos de Investigación en Orientación y Movilidad (OyM). La mayoría de ellos tenían relación directa con el tráfico: realización de cruces y problemática que plantean los vehículos híbridos. Esto es una muestra de la inquietud por las tendencias actuales del diseño urbanístico, que priorizan la construcción de rotondas, cruces fuera del entorno urbano y otros con unas características geométricas poco adecuadas para que una persona con discapacidad visual pueda ejecutarlos con autonomía. Los estudios de laboratorio, mediante la creación de una «realidad virtual» que simula la situación del tráfico y los sonidos de este, han permitido estudiar las conductas de las personas con discapacidad visual ante diferentes situaciones. Estos experimentos, darán frutos en un futuro próximo, y permitirán adecuar todavía más las señales peatonales accesibles y plantear modificaciones en las estructuras. En otros estudios se ha experimentado la utilidad de las señales accesibles (pavimentos, semáforos sonoros, líneas táctiles, etc.) para la alineación y el mantenimiento de la línea recta durante el cruce. Por otro lado, la preocupación por la creciente instauración de los vehículos eléctricos ha quedado patente, concluyendo los trabajos presentados que es necesario seguir avanzando para conseguir una señal audible que se pueda incorporar a este tipo de coches y que permita tanto su detección como su localización, proporcionando pistas apropiadas para conseguir una correcta alineación. En este sentido, los trabajos norteamericanos But do they work? Laboratory studies of nonvisual cues for wayfinding at crosswalks, de Guth, y How loud should a vehicle be? Signal-to-noise levels needed to perceive vehicle motion paths, de Ashmead, resultaron especialmente interesantes.

Los profesionales también han mostrado interés por seguir avanzando en el conocimiento de la eficacia auditiva, estudiando en algunos casos el rendimiento de los semáforos sonoros. El japonés Tauchi presentó la ponencia The effectiveness of the «feedback training» to increase the ability of sound localization, que demostraba que estas señales son muy útiles también para la orientación y alineación, siempre que se realice un adiestramiento específico.

En otras comunicaciones se trataron aspectos tan vigentes como la adecuación de los programas de intervención a las necesidades de las personas mayores. En la ponencia Assessing the role of mobility in a model of rehabilitation with older persons, La Grow, profesor de Rehabilitación de la Universidad de Massey, sugería que no hay mucha evidencia de que las intervenciones individuales tengan un impacto por sí mismas en la mejora de la calidad de vida, ya que, además de la discapacidad visual, influyen la salud, la situación económica y social, el aislamiento, etc.

El noruego Elmerskog, dio a conocer un interesante estudio sobre las conductas visuales durante la deambulación, realizado con personas con retinosis pigmentaria y degeneración macular asociada a la edad. Utilizaron el dispositivo Tobii Glasses (http://www.tobiiglasses.com/scientificresearch/), que permite registrar el comportamiento visual natural en un entorno real y utilizar las respuestas para investigaciones y estudios de mercado. Otros trabajos se centraron en las ayudas artificiales a la visión, como el ojo biónico. Teniendo en cuenta que la tendencia es seguir investigando opciones innovadoras de este tipo de tratamientos, es preciso mentalizar a los médicos para desarrollar protocolos estandarizados de evaluación que permitan adaptar los contenidos de los programas de OyM a estos usuarios.

En el área de programas específicos para niños se contó con diversas comunicaciones, entre ellas, destacamos la de Donna McNear (Cambridge, Minnesota), que planteó los procedimientos para identificar los objetivos anuales de OyM, cómo y en qué período de tiempo deben conseguirse y los recursos disponibles tanto para controlar los avances del alumno como para determinar cuándo ha conseguido los logros. Los estudiantes comprenden así los beneficios que obtienen al recibir el entrenamiento. Por su parte, Bronwen Scott, de Vision Australia, presentó su trabajo Un viaje a la independencia, basado en una investigación sobre las experiencias que tienen los niños, padres y profesores cuando se introduce el bastón de movilidad en edades muy tempranas. Situándonos en el campo de la fisioterapia, destacamos los trabajos de Jenny Andrew (Nueva Zelanda), que expuso la importancia de detectar y corregir cuanto antes los problemas específicos de los pies (falta de puente…) y las posiciones incorrectas de los mismos, recomendando el calzado y las prótesis más adecuadas para paliarlos y evitar otras repercusiones negativas a nivel postural. La australiana Karen Warwick expuso los beneficios de los programas de fisioterapia dentro de los de OyM.

También se trataron ampliamente las repercusiones de la ceguera cortical y otras lesiones neurológicas en la orientación y movilidad de los niños que padecen estas patologías.

Muy interesantes resultaron las experiencias con ayudas electrónicas, como el K-Sonar y el Trekker Breeze (GPS), como herramienta de instrucción en los programas de Orientación y Movilidad con niños. En otras, tuvimos la oportunidad de conocer programas que promueven el aprendizaje de esta disciplina a través del juego.

Como ideas innovadoras, Karyn Willins, de Guide Dogs NSW/ACT (Australia), nos sorprendió con la adaptación que ha realizado en un bastón plegable convencional. De forma artesanal, ha colocado un muelle en la empuñadura para reducir el efecto rebote cuando se tropieza con un obstáculo. La utilización de este «bastón cinestésico» con una usuaria que padece artritis y tendinitis, con limitaciones de movilidad en el brazo, le ha proporcionado unos resultados muy positivos. Audrey Smith, de la Universidad de Salus (EE. UU.), presentó un prototipo de bastón con luz incorporada, diseñado para personas con resto de visión que tienen necesidad de desplazarse en zonas oscuras o mal iluminadas. Habrá que esperar los beneficios que obtienen los usuarios en las pruebas de valoración que ha previsto hacer próximamente.

También tuvieron un lugar destacado los aspectos específicos del desarrollo sensorial, concretamente la ecolocación auditiva. Berndtsson, de la Universidad de Gotemburgo, planteó la necesidad de que los instructores de OyM desarrollen la capacidad de localizar el eco, para adquirir recursos que les permitan ayudar a sus alumnos cuando entrenan estas habilidades. Mirjan den Oudendammer (Holanda), presentó un programa secuenciado de entrenamiento para la enseñanza de la localización del eco a los usuarios que han perdido la visión.

Las cuestiones medioambientales para favorecer la autonomía en el entorno fueron abordadas desde diferentes perspectivas. Pudimos conocer los modelos seguidos en varias ciudades del mundo para hacerlas accesibles, coincidiendo los ponentes en que las medidas adoptadas no solo mejoran la movilidad y seguridad de las personas con discapacidad visual, sino que también promueven la educación de la comunidad y reconocen la igualdad de oportunidades para todos, aspectos imprescindibles para la armonía social. Otros se centraron en la disminución de espacios públicos seguros, e hicieron propuestas para modificarlos y diseñarlos de forma más adecuada. La conclusión es que se ha avanzado mucho, pero todavía queda mucho camino por delante.

El uso de scooters preocupa a muchos profesionales, que coinciden en señalar la facilidad de adquisición y la falta de normativa que regule su uso. En la actualidad, algunos instructores de OyM de Nueva Zelanda y Australia están participando en diferentes estudios que podrán determinar qué personas con baja visión pueden utilizarlos, cuáles son los modelos más adecuados y qué habilidades deben tener los usuarios de este tipo de ciclomotores para garantizar su seguridad y la de los demás (peatones y vehículos).

Indicar también que se presentaron trabajos sobre movilidad con perro guía, personas con sordoceguera, usuarios de sillas de ruedas y programas grupales de intervención en OyM.



Pósters y empresas expositoras

Una de las salas del Centro de Convenciones se habilitó para la presentación de pósters y productos comercializados por diferentes empresas.

La sesión de pósters ha sido bastante reducida en este Congreso, ya que únicamente se presentaron doce. Sin embargo, la temática ha sido variada: accesibilidad, juegos adaptados para la movilidad, integración del método Tellington TTouch en el adiestramiento de un perro guía, uso de bastón en niños pequeños, ajuste de los adolescentes a la discapacidad visual, entrenamiento de profesionales de rehabilitación de baja visión, intervención con niños en el ámbito educativo y actividades para la vida diaria.

Igualmente, han sido muy pocas las empresas expositoras. Cabe señalar que ninguna de ellas ha aportado materiales novedosos.



Participación española

A esta edición han asistido en representación de la ONCE, Ángel Luis Gómez Blázquez (Director de Autonomía Personal, Atención al Mayor, Ocio y Deporte), Paula Castejón Valero (TR adscrita a la Delegación Territorial de Murcia) y Maria Ángeles Matey García (TR Adscrita a la Delegación Territorial de Cataluña y Asesora Técnica de la Dirección antes citada).

Se presentaron tres comunicaciones y un póster.

Uno de estos trabajos versó sobre los Usos y aplicaciones del manual «Discapacidad visual y autonomía personal. Un enfoque práctico de la rehabilitación», publicado recientemente por la ONCE (http://www.once.es/serviciosSociales/index.cfm?navega=detalle&idobjeto=158&idtipo=1). Es esta la primera obra que reúne todas las áreas de la rehabilitación que se engloban en el modelo de atención que se ofrece desde la institución. Se detallaron las características y estructura de los diferentes capítulos, presentando diseños prácticos, dirigidos al ejercicio profesional, realizados a partir de sus contenidos.



En el segundo se explicaron los resultados obtenidos en la investigación realizada por el Grupo de Trabajo de Materiales en Relieve de la Comisión Braille Española sobre los Requisitos técnicos para la confección de planos accesibles para personas con discapacidad visual. Se determinan las características formales que deben reunir los planos (dimensiones, ubicación, soportes), la estructura de la información (localización de títulos, gráficos y leyenda) así como las propiedades de los elementos visuales y táctiles que los componen (letras, símbolos, colores, texturas, etc.) para que resulten accesibles a este colectivo. Para más información pueden dirigirse a <comisionbraille@once.es>.

En la línea de los facilitadores para el acceso al transporte público, la técnica de rehabilitación de la ONCE, Paula Castejón, describió un procedimiento para el acceso autónomo al autobús, con una herramienta denominada «Bus Stop», resultado de un trabajo realizado en Murcia (España), junto con su compañera Martina Segura. A pesar de la sencillez de utilización, los resultados son muy positivos para la población usuaria, y su uso ya se está implantando en otras ciudades. Este trabajo obtuvo una beca de la ONCE para asistir al encuentro.

El póster, igualmente del Grupo de Materiales en Relieve de la Comisión Braille Española, titulado Mapas continentales en relieve y color para personas con deficiencia visual, recogía la edición de la colección completa de mapas políticos continentales con sus correspondientes guías de claves, así como los criterios técnicos que en su elaboración se han utilizado (colores, alturas y tipos de relieves…). Tuvo una gran acogida entre los congresistas. Los interesados pueden adquirirlos en las Tiendas Exposición de la ONCE.

Otros aspectos de interés

En la ceremonia de clausura, Duane Geruschat, editor del Journal of Visual Impairment and Blindness (Revista de Deficiencia Visual y Ceguera) de la Universidad de Baltimore, presentó el análisis de los datos de la encuesta realizada en la Conferencia de Marburg (IMC 13), en las que se recaba información de los asistentes para conocer su procedencia, funciones, formación y otros datos. Lo más significativo en esta ocasión, ha sido el aumento de la media de edad de los instructores de OyM respecto a ediciones anteriores.

El congreso se ha desarrollado en un ambiente muy cordial y familiar, donde ha sido posible establecer relaciones de intercambio y opinión con los participantes. La tranquilidad de la ciudad anfitriona, la facilidad de acceso al lugar de celebración y un número menor de congresistas que en ocasiones anteriores, han resultado factores propicios para ello.

Destacar también que el premio Suterko-Corey, que se concede durante la celebración del congreso para distinguir una trayectoria profesional en el campo de la OyM, ha recaído en Nurit Neustadt-Noy, presidenta del Comité de IMC, que ha trabajado durante muchos años como instructora de OyM, profesora de universidad en su país de origen (Israel) y que ha recorrido muchos lugares del mundo para formar instructores en esta especialidad. Desde aquí, nuestra más sincera felicitación a Nurit, persona muy querida en nuestra institución, ya que se contó con ella durante la formación de un grupo de Técnicos de Rehabilitación. Su valía profesional es indudable, pero todavía más su talante humano, siempre cercano y colaborador.

En la página del Congreso (www.imc14.com), están disponibles las presentaciones de las comunicaciones.

Finalmente, se presentó Ia 15.ª Conferencia Internacional de Movilidad, que se celebrará en Montréal (Canadá) y que estará organizada por el Institut Nazareth & Louis Braille, bajo el lema Un mundo de innovación. Los días previstos son del 6 al 10 de julio de 2015, y para conocer las novedades que se vayan produciendo en su organización, puede consultarse la web <www.imc15.com>.



Integración. Revista sobre discapacidad visual – Edición digital – N.º 61, septiembre/diciembre de 2011 – ISSN 1887-3383

http://www.once.es/new/servicios-especializados-en-discapacidad-visual/publicaciones-sobre-discapacidad-visual/revista-integracion


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal