18 El narcotráfico y cómo combatirlo. La dificultad real es el superlativo consumo de usa



Descargar 2.21 Mb.
Página44/44
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño2.21 Mb.
1   ...   36   37   38   39   40   41   42   43   44

¡Todas y todas a conformar los Comités Patrióticos de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria! En cada colonia, barrio y/o comunidad y, ahora, no para llevar a nadie a un puesto, sino para rescatar a México de sus enemigos: los oligarcas financieros internacionales. Tarea que sólo puede residir en el pueblo organizado, ya que Sólo el Pueblo Salvará al Pueblo.

Gastar el tiempo nuevamente en plantones y en exigencias que jamás serán escuchadas, es confundir el frente de lucha, mientras que por otros lados se cuela el enemigo. Equivocar la trinchera y no identificar plenamente al enemigo, que son las mega empresas y los banqueros, nos condenará a perder, no sólo la batalla sino la guerra, lo que significa perder a México de una vez por todas y para siempre.

Debemos luchar por hacer de México un país verdaderamente nuestro, lo que solamente se puede lograr rescatándolo de las garras del imperialismo moderno, ahora representado, no solamente por los banqueros y los petroleros norteamericanos y europeos, sino por todos los oligarcas que han creado nuevos instrumentos de dominación, los que pretenden un nuevo orden económico mundial, estos organismos son: la Comisión Trilateral, los Bilderbergs, la CFR, el Club de Roma, etc.
Pretender que el PRI y el PAN respeten la constitución es pedirle peras al Olmo

Si la oligarquía y sus gatos del PRI y del PAN respetaran la constitución, no habría necesidad de oponernos a ellos sino de sumarnos a ellos.

Es por eso que es necio e insulso pretender que el PRI y el PAN sean decentes. Aclarando que también el PRD no canta mal las rancheras por las toneladas de cemento que reparte, junto con despensas y diversos recursos de los que se ha servido para ganar elecciones, como es el caso de Michoacán, donde Godoy a pesar de que echo la casa por la ventana perdió y que no se diga que solamente el PRI hace eso, también lo practica la supuesta “Izquierda” precisamente por lo ya señale arriba, entran al combate con los mismos métodos y mañas que sus adversarios.

De ahí que hay que cambiar de táctica y combatir al PAN y al PRI, con armas insospechadas, con recursos que le son imposibles de utilizar a los serviles de la oligarquía.

Si el Santo le exige al Cavernario que se porte bien en el ring, simplemente no hay lucha, ya que el papel del Cavernario es precisamente el ser rudo. Así el PRI: ellos son los rudos, los chuecos, si no lo son, entonces es que ya son decentes y, si lo son y ya cambiaron, es que vivimos en una plena democracia. Pero no, se trata de una caterva de ladrones y de traidores a la patria, por ese motivo es que era necesario y lo sigue siendo, redoblar esfuerzos y no escatimar en recursos, sobre todo humanos, que fue casualmente lo que no hicieron Obrador y gente como Ibarra, desde el momento que se sacudieron a toda costa a todos los comunistas y a quienes representaban un riesgo para su liderazgo.
Los comunistas son un peligro

El cuñado de Obrador llegó a decir, según me informaron, que no era bueno confiar en los comunistas porque esos se llevaban a la gente. Lo que es un error garrafal, ya que la única salida era y es respaldarse en la organización de lo más avanzado del pueblo.

Y es en este sentido que existió y existe un problema serio en ellos, ya que incorporaron en sus fuerzas, solamente al que seguía a pie juntillas las indicaciones del centro. Admitió participaciones de gente que no estaba de acuerdo en algunas cosas, pero simplemente no les hicieron caso y ya.

Al menos el “gobierno legítimo” de Pedroza en Jalisco se limitó a invitar al banquete con el menú ya hecho, es decir, o comíamos lo que había o, simplemente, no comíamos. Ahí no hubo discusión ni votación, es decir, no hubo democracia. Así que cualquiera podía ir pero simplemente con no hacerle caso era suficiente para que se fuera solito, no había necesidad ni de expulsarlo ni de hacerle mala cara. Dijera lo que dijera, cualquiera que no era del equipo de Pedroza simplemente lo rechazaban, las cosas estaban hechas de acuerdo a la línea que recibieron y, listo, al que le gustara bien y al que no le gustara se podía ir.

Y eso sucedió porque Obrador le dio la tarea a Pedroza y lo instruyó para que escogiera “su gente” no maleada, el problema es que frecuentemente se toma como maleada a toda aquella o aquél que tiene la osadía de pensar con independencia y claridad. El que discute y tiene propuestas propias no sirve. El que sirve para ellos es el que obedece órdenes y punto.

Sería bueno que recordaran que es más efectivo el que rezonga y cumple, que el que asiente y no hace nada (pero tal vez para comprender esto deberían leer cierto pasaje bíblico que habla de eso “Quién hizo la voluntad del padre el que dijo no e hizo o el que dijo sí y no hizo”).

Algo delicado es que la estrategia y la táctica ni siquiera se pusieron en tela de juicio, ellos ya las tenían determinadas y si queríamos entrarle por ahí, bienvenidos, y si no: adiós que les vaya bien. Y se trataba no solamente de discutir el programa, sino también la estrategia y la táctica.

Es por todos sabido que la estrategia depende de los objetivos y no los objetivos de la estrategia y de acuerdo a la estrategia debe derivar la táctica; es decir, debe haber una congruencia elemental entre estrategia y táctica y táctica y estrategia; ya que como señala León Davidovich en su obra: La Revolución Permanente: “Es sabido que en la política, como en la guerra, la táctica se halla siempre subordinada en última instancia a la estrategia” y eso lo dijo el creador y organizador del Ejército Rojo, ese que liquidara la maquinaria militar nazi y que en su tiempo logro vencer a las tropas de 21 naciones capitalistas que pretendieron ahogar en su cuna a la naciente República (entonces sí) de los soviets, lo que lo coloca, junto con Napoleón, como a uno de los más grandes militares de todos los tiempos.


La estructura de Morena es electoral y nosotros debemos crear una estructura de Comités Patrióticos de Liberación Nacional y de Defensa de la Patria (ese es el meollo del asunto). . (Hablo de liberación para hacer de México un país nuestro y de defensa para defender lo rescatado).

En nuestra obra “El hilo de Ariadna” se encuentran varias argumentaciones para demostrar que la tarea no es solamente electoral, sino que ésta debe ir más allá debido a que no porque se gane una elección, el imperialismo financiero internacional va a dejar de seguir con su tarea de control de todos nuestros recursos naturales y humanos.

Debemos admitir que Morena se estructuró de manera antidemocrática y que la mayoría de sus dirigentes, no son personas que se hayan precisamente distinguido por su coraje patriótico. El que esto escribe jamás los ha visto en la organización de medulares luchas que sean disparadoras de la liberación nacional. Sin embargo, no vamos a negar que existan algunas excepciones que confirman el juicio. (Nunca los vi pernoctando en el plantón de apoyo al SME, a los altermundistas, a los desempleados, etc.).
Si el tiempo que se pierde o se perdió en andar buscando la unidad de la “izquierda” se empleara en unir al pueblo, la situación sería ahora diferente.

Solamente pongámonos a pensar cuánto tiempo se pierde en reuniones y discusiones bizantinas con los distintos grupos que se reclaman de “Izquierda” pero que nunca crecen y que son los mismos de toda la vida. La verdad creo, que tratar de unir a presuntos izquierdistas y a otros que sintiéndose de izquierda viven atrapados en las confusiones derivadas de sus bajas pasiones y de la ambición de puestos y canonjías, es perder francamente el tiempo.

Si el tiempo empleado en discusiones interminables se empleara en ir a cada colonia y echar la red para cooptar a nuevas ciudadanas y ciudadanos, sin compromisos con grupos viciados (muchos de ellos verdaderos delincuentes vende-lotes), se ganarían cuando menos 20 almas en cada una de ellas.

Con 20 brigadas (integradas por tres personas cada una), tendríamos cuando menos 60 comités de barrio o colonia por semana (cada brigada tendría la tarea de organizar 3 comités semanales), lo que en 50 semanas nos daría como resultado ¡Tres mil comités! Es decir, la totalidad de toda la zona metropolitana de Guadalajara. Esto significa 60 mil compatriotas bien organizados en torno a un programa bien estructurado. Y los recursos para sostener esas brigadas salen de publicaciones u otros medios ingeniosos que no tienen por qué contar con dinero del estado. No olvidemos que el que paga manda y el que recibe obedece. Un ejemplo es el Akahata (Bandera Roja) órgano del Partido Comunista del Japón (kyosanto) que tiene una publicación diaria de un millón cuatrocientos mil ejemplares. Sus finanzas son envidiables, al grado que tienen un edifico de 8 pisos (si mal no recuerdo) en el centro de Tokio.

Por otro lado, no fue correcto dedicar todos los esfuerzos hacia la cuestión electoral. Y eso es lo que se hizo. Lo correcto era y es, poner un pie en las tareas electorales y el otro en la generación de movimientos populares. No olvidemos que en el momento de depositar el voto, suelen venir a la mente del sufragista, las luchas recientes en las que han participado la o el candidato o los candidatos.
No hemos llamado a conformar una nueva organización porque son detestables las siglas que no tienen nada.

Y que son, como diría Fidel Velázquez, ceros que sumados con otros ceros el resultado siempre será cero (así se refería a la izquierda este delincuente sindical).

Y convocar a un nuevo organismo, solamente agregaría más confusión a la que de por sí existe en la presunta izquierda. Hay programa, hay propuesta organizativa y estatutaria contenida en varios cientos de páginas y con no menos de 4 mil puntos y observaciones. Somos patriotas que perseguimos hacer de México un país para nuestros hijos y nietos, porque, insistimos, el que tenemos nos lo arrebataron desde hace tiempo los oligarcas internacionales. No obstante nos reservamos el derecho de crear una nueva organización política, si las cosas no cambian y no existe otra alternativa.
Sobre mi trabajo político

Su servidor ha colaborado en la publicación, durante más de 15 años, de “La Hoja del Pueblo” aquí en Guadalajara, repartiéndola casa por casa. Yo personalmente he visitado un millón de hogares o tal vez más, lo que hace que me dé cuenta, más o menos, como piensa la gente; también he escrito libros y fascículos histórico-patrióticos.

No estoy exagerando, calculen un promedio de 100 a 150 publicaciones entregadas en un día a personas que la quieren recibir por cooperación voluntaria: 20, 30, 50 centavos, hasta un peso. Pero que también otro tanto o más, la rechaza; esto hace de 300 a 400 hogares visitados, a veces hasta 500; algunos polemizan otros simplemente dicen sí o no y adelante. El caso es que multipliquen por un año y esto da en 15 años más de un millón de hogares y miles de diálogos entre el que reparte y el que recibe “La Hoja del Pueblo”.

Actualmente ya no se publica la “Hoja” por razones económicas, pero continúo con otros medios (audiolibros) y créame que diariamente convenzo a varias personas.

Últimamente participe en algunas reuniones del gobierno legítimo, en el cual, como ya mencione en líneas anteriores, no le hacen caso a uno, sobre todo el Sr. Ibarra Pedroza. Estos amigos aplican lo que se decía de las leyes de la reina Isabel cuando se recibían en México: “Acátese pero no se cumpla”. Esto es, que te escuchan, pero simplemente no te hacen caso y uno se enfada. Por eso yo decidí conquistar corazones para López Obrador, pero por mi cuenta. (Lo de acátese y no se cumpla es porque a veces se vota por algo pero no lo cumplen). Y les aseguro que convencí a más gente que muchas camionetas que traían discos grabados de música y que repartían volantes, porque armamos la polémica, el juego de ideas, doy información y la complemento con mis libros, ya sean de papel o en disco. Lo mismo hacen otros camaradas afines a su servidor, los que estamos esperando el resultado de los próximos acontecimientos para decidir si convocamos a un nuevo Movimiento Nacional de Liberación y de Defensa de la Patria.

5. A manera Corolario

Ya han pasado 3 años de que hice este trabajo y muchas cosas han cambiado, sin embargo, creo que varias de las ideas aquí planteadas siguen vigentes y tal vez lo sean para los próximos años venideros.

Le he hecho algunas modificaciones, producto de nuevas informaciones y acontecimientos, debido a eso, en un momento dado quise eliminar algunos temas pero creí que no era correcto, porque en el tiempo que las escribí así pensaba. No obstante se puede decir, que gran parte de los planteamientos aquí expuestos los sigo sosteniendo.

Pero sería imperdonable que no expusiera lo que pienso ahora del papel que está jugando López Obrador y Morena en la perspectiva de la liberación de nuestra patria.

Sinceramente creo que el tabasqueño ya cumplió su tarea y que actualmente está rebasado. Es posible que ya esté cansado (a lo que tiene derecho) o, tal vez, esté tomando tiempo para un nuevo arranque.

El problema es que si así fuera, el instrumento que eligió no servirá para nada, es decir, el nuevo partido que decidieron construir por imposición los más atrasados de Morena.

Lo realmente grave es, que se puede decir que los que decidieron hacer un Partido de lo que pudo ser instrumento y guía de una insurrección cívica popular, fueron unos tontos útiles para la oligarquía internacional, toda vez que Morena convertida en partido es un contenedor de la indignación del pueblo, ya que bajo las condiciones que opera un instituto político electoral, dentro del desorden establecido convertido en Estado, es como un embudo que termina en las fauces de los intereses del gran capital. (Por lo pronto así es Morena, tal vez cambie después si nos esforzamos en ello).

Aunque algunos no son precisamente tontos, sino unos rufianes que van por los recursos que obtendrán como partido registrado, sin olvidar a las y los ingenuos que ven solamente en la disposición electoral, la única vía de solución nacional; ya que si piensan en la movilización popular, de eso no hay nada; lo que ha quedado ampliamente demostrado en la bajísima capacidad de convocatoria que tienen (cuando menos así es en la Perla Tapatía).

Aquí en Guadalajara para la defensa del Petróleo no han juntado mas que un puñado de personas que no pasan de 200. Lo que es escandaloso en una metrópoli que rebasa los 3 millones de habitantes.

Se presumen los 16 millones de votos con cierta jactancia, pero he de decir que eso es absolutamente irresponsable, desde hora y punto que se trata de votos inorgánicos (cuando menos la mayoría), es decir, de esa gente que vota y se va a su casa.

La verdad es que a ciertos dirigentes de Morena y partidos que apoyaron a Obrador, lo que menos les interesa es tener votos orgánicos, porque si así fuera, los sacan de la jugada; ya que, sobre todo nuestra juventud, los mandaría al basurero de la historia.

Seamos honestos, Morena tuvo posibilidades al principio, cuando era un movimiento que podía haberse desarrollado sin las trampas legales electoreras, como la paladina de las más sentidas causas populares; organizando la lucha popular contra el elevado costo del pasaje, por la baja del precio de los combustibles fósiles, por la mejora de los sistemas de salud públicos; asimismo, organizando la lucha de las y los trabajadores que sufren tantas injusticias por parte de las transnacionales y maquiladoras que los explotan inhumanamente, etc. etc.

ORGANIZANDO que quede claro: O R G A N I Z A N D O, es decir: no ir a la cola de apoya-apoya, que es lo que se hace por comodidad.

Esto hace que las respuestas hacia las arbitrariedades del gobierno, sean en la mayoría de los casos, espontáneas y rápidas, o bien: equivocadas. En eso se resume la conducta y actitud común de varios grupos activistas, es decir: su táctica.

Y desde luego, no faltan en ese tipo de acciones, algunos oportunistas y partidos que las aprovechan para dar la impresión que se está en la palestra.

Es un hecho que Morena al incorporarse a las reglas electorales fue asesinada y en Guadalajara tenemos a destacados morenicidas; los que anteponen sus ambiciones por ser diputados, regidores, etc. a la necesidad histórica dialéctica de la organización del pueblo en un genuino Poder Popular.

Craso error porque también sin registro se pueden ganar elecciones, desde el momento que han sido aceptadas las candidaturas independientes.

La verdad es que varios camaradas de presunta “izquierda” no han comprendido (o no quieren comprender por sus ambiciones), que el Estado y sus patrones del gran capital transnacional, tiemblan ante la posibilidad de que el pueblo se organice sin sus reglas. Saben bien que Morena al ser partido queda sometido a esas normas y, por lo tanto, queda en desventaja ante los partidos aplanadora.

En cambio si se mantiene como movimiento, en acción organizadora, quien queda en desventaja es el gran capital y sus acólitos del gobierno y de los partidos.

Es un contrasentido pensar que unos cuantos diputados, regidores o un gobernador sin base orgánica popular amplia y democrática, van a cambiar las cosas en sentido de avanzada histórica, lo que significa más pueblo y menos gobierno (burocracia) en la dirección de su destino. (Yo estoy afiliado y jamás me han convocado a una asamblea pública en mi distrito).

Algunos morenistas, perredistas, etc. de esos que se auto llaman izquierda responsable (yo los llamo izquierdistas de derecha), dicen que no convocan a movilizaciones porque no quieren ser unos desestabilizadores, que no quieren poner en riesgo la paz social que de por sí está tan deteriorada. Hipócritas, farsantes y cobardes. Qué eso les digan a los padres de más de 45 mil niños que se pierden al año y que la mayoría son para extraerles sus órganos vitales. Qué eso les digan a los más de 150 mil muertos por la guerra estúpida de Calderón y ahora de peña Nieto. Qué eso les digan a las decenas de miles que se mueren anualmente por consecuencia del consumo de las drogas más letales que hay y, que son licitas, como el alcohol y el cigarro. Qué eso les digan a los más de 60 millones que se debaten en la miseria y que ven cómo se destruyen paulatinamente las vidas de sus hijas e hijos. Qué eso les digan a las víctimas de toda esa violencia que tiene su origen en la miseria más desgarradora. Qué eso les digan a los que ya viven el infierno aquí en la tierra.

Esos simuladores y pusilánimes no han comprendido que las 6 íes de la ignominia: la Indigencia, la Insalubridad, la Ignorancia, la Injusticia, la Inseguridad y la Inoculación Ambiental: matan más que una Huelga General pacifica pero valiente.

Si Alfaro o cualquier otro: Ortiz, Ibarra, o el que sea, fuera gobernador o presidente, y no está por encima de él (nada de atrás), una base popular organizada, simplemente tendrá que ceder a la presión del gran capital. Y entonces seguimos en las mismas porque no habrá progreso histórico y seguiremos esperando limosnas y reformitas intrascendentes. Y al suceder lo anterior, seguirán igual las cosas, con algunos cambios de fachada pero no de fondo, lo que provocará algo peor: la desilusión del pueblo no solamente hacia los partidos de “izquierda”, sino su desconfianza hacia todo cambio que presuma ser revolucionario y hacia ellos mismos, lo que redundará en el estancamiento histórico y en la dictadura.

Qué los diputados de Movimiento “ciudadano” lograron que se detuviera el precio del pasaje urbano, es bastante discutible. La verdad es que recularon por el accidente que cobro la vida de una estudiante de la Universidad de Guadalajara. Es bastante grave que los que se reclaman como paladines del pueblo, se adjudiquen logros y que estos no deriven del pueblo organizado, es decir, de nada sirve dar pescado sino enseñar a pescar.

Los avances deben ser producto de la organización popular y no precisamente fruto de héroes y caudillos y, mucho menos, de personalidades, eso es seguirnos condenando a la dependencia umbilical.

Por otro lado, existe una pobreza programática espeluznante en esa presunta “izquierda”, hace poco Obrador en los Altos de Jalisco no supo que decir. Ortiz hablo de que el Peje daría la línea a seguir, y a todo lo que se limitó el tabasqueño fue a recomendar su libro “No decir adiós a la esperanza”. Cuando pudo referirse al problema lechero y exhortar a los morenistas de los altos a organizar y dar alternativas de distribución y consumo popular de los lácteos mediante la conformación de redes de consumidores en la metrópoli tapatía y en otros sitios del país.

También es justo decir que estaba en zona cristera y no toco el asunto ni por equivocación, cuando todos los que conocemos esa tierra sabemos que los Alteños no fueron cristeros, sino que orgullosamente… ¡Siguen siendo Cristeros! Ya de perdida hubiera leído la trilogía “La Cristiada” de Jean Meyer para entender un poco la gesta armada de los creyentes, donde hubo abusos fanáticos pero también verdaderos actos de heroísmo.

Tampoco habló del tema de la emigración que tiene a esa zona nacional repleta de familias desintegradas y despoblada de hombres, sobre todo de jóvenes.

Cuando este escribidor tuvo oportunidad de participar en la organización de dos mítines en Zacapu, el primero, cuando fue candidato presidencial Valentín Campa Salazar y, el segundo, cuando fue candidata (por primera vez) doña Rosario Ibarra de Piedra; vimos y oímos como ambos se empaparon de la problemática regional y sus participaciones oratorias fueron históricas. Aun las recuerdan varias y varios zacapenses.

Pero no culpo finalmente al Peje, sino a sus ineptos asesores. Debido a esas experiencias, mas las que se dieron en Tlaquepaque y Zapopan, es de inferir que Morena está atrapada en una trampa que no la dejará crecer como movimiento de insurgencia cívica, el que debería de poner en pie de combate a los millones que confiamos en la opción electoral pejista.

Así las cosas, el gobierno y sus patrones de la banca mundial, lograron con Morena su objetivo y, que es, el de encuadrarla en el cuadrilátero donde ellos pueden mover los hilos.

La querían en los marcos electorales a como diera lugar y lo lograron. No podían permitir bajo ningún motivo que esos 16 millones de votos inorgánicos se convirtieran en orgánicos, encabezando luchas populares en toda la nación siguiendo las recomendaciones del Che… “Crear dos tres muchos Vietnams”, lo que traducido aquí y ahora, es crear dos, tres, muchos frentes de lucha popular, lo que además conseguiría desmantelar la capacidad represiva del estado y de sus aliados extranjeros, con lo que lograríamos finalmente: la verdadera liberación nacional.

Al tiempo, al tiempo… el destino de Morena no será diferente al del PRD, los dos nacen bajo la sombra humana de dos personajes y eso tiene limitaciones naturales e históricas y un solo porvenir: el ala más conservadora terminará por desplazar a la más radical (según tengo noticias ya está pasando, es decir, ya empiezan a sacudirse los estorbos revolucionarios y continúan las imposiciones de Obrador).

Lo anterior sucedió en el Partido Bolchevique, donde lo más atrasado (Stalin) liquidó a la hélade revolucionaria de Octubre (procesos de Moscú). Lo mismo pasó en el curso histórico del PNR-PRM-PRI. Lo más atrasado y traidor terminó por liquidar a lo más avanzado del partido que surgió de la Revolución Mexicana. No se olvide, entre otras cosas, que eliminaron la posibilidad presidencial del divisionario de Tingüindin: Francisco J. Múgica.

Y ya posteriormente como PRI, varios de sus dirigentes fueron agentes de la CIA. Una de sus últimas “proezas” fue asesinar a quien ofreció una alternativa que sustraía, hasta cierto punto (muy pequeño en verdad), al país del control financiero mundial… Colosio. Así tenemos que se cumplen las profecías de León Davidovich: “El partido es sustituido por una elite y la elite por un dictador”. Y ahí está como ejemplo Enrique Peña Nieto, jefe omnímodo del PRI, que es el entreguista más traidor que haya tenido nuestra patria.

Pero no todo está perdido, los que no estamos alineados en ninguna de las opciones partidistas, convocaremos pronto al “Primer encuentro de la izquierda no alineada y patriótica de la nación” y de ahí sacaremos un programa y tareas que sea capaces de levantar el honor de nuestra gran República.


Jorge Pineda Mora

1   ...   36   37   38   39   40   41   42   43   44


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal