2. 1 Acceso Si no está de acuerdo, explique su respuesta



Descargar 20 Kb.
Fecha de conversión25.09.2017
Tamaño20 Kb.
Modelos de respuesta

Consulta pública sobre el agua potable



2.1 Acceso

Si no está de acuerdo, explique su respuesta.

Acceso a agua potable salubre: En la UE hay muchas diferencias en la calidad del abastecimiento. Mientras que en países como Austria, Alemania y los Países Bajos el agua corriente se puede beber sin problemas, en otros muchos Estados miembros no ocurre lo mismo. El agua corriente clorurada, o bien solo es apta para el consumo directo de forma limitada, o bien no es apta para el consumo en absoluto. Se debe alentar a los Estados miembros a tomar medidas a nivel nacional para realizar mejoras en ese sentido.

Conexión a la red de abastecimiento: Hay una gran cantidad de ciudadanos de la UE que no tienen acceso a agua potable limpia. Incluso hay hogares que no están conectados a la red de abastecimiento, o que, estándolo, no reciben un suministro continuo de agua limpia en cantidades suficientes. A otros se les ha cortado por falta de pago. Y, por último, hay algunos que no tienen acceso al suministro porque no tienen vivienda. Todas esas personas han sido privadas del derecho humano al agua. Esto es algo inaceptable. Las preguntas que la Comisión ha incluido en la consulta no están pensadas para resolver ese problema. Lo que en realidad debe hacerse es amparar el derecho humano al agua en la legislación de la UE y exigir a todos los Estados miembros que cumplan y hagan cumplir la ley. Hay que tener en cuenta que el derecho humano al agua es responsabilidad del sector público; no cabe pensar que sean empresas privadas las que velen por él, dado que su objetivo principal es obtener beneficios.

2.2 Asequibilidad

Si no está de acuerdo, explique su respuesta.

En virtud de la legislación sobre impuestos locales y de la Directiva Marco sobre el agua, el abastecimiento público de agua en Alemania, por ejemplo, opera según el principio de recuperación de costes. De esa forma se garantiza la sostenibilidad de la gestión y la existencia de un precio relativo adecuado. Los ciudadanos que no puedan permitirse esos precios adecuados con sus propios medios recibirán transferencias sociales con las que poder hacer frente a los pagos del abastecimiento de agua. Aunque las transferencias sociales no siempre funcionan a la perfección y es necesario mejorarlas, el concepto sí que es válido. Si las empresas privadas quieren obtener beneficios del suministro de agua, los precios subirán. Habrá muchos más ciudadanos que no puedan pagar el abastecimiento de agua por sus propios medios, lo que sobrecargará el mencionado sistema de transferencias sociales y hará que se utilice de forma incorrecta. La Comisión debe instar a los Estados miembros que no dispongan de un sistema con el que conciliar precios adecuados e ingresos bajos a que establezcan uno y prestarles apoyo para ello. La experiencia demuestra que, si las empresas privadas no pueden obtener beneficios subiendo los precios, recurrirán a la inversión insuficiente, la falta del mantenimiento adecuado o a ejercer presión sobre los salarios de los empleados. El precio relativo del suministro se deteriorará y el abastecimiento dejará de ser seguro, por lo que será necesario hacer un gasto adicional en agua embotellada, perjudicando especialmente a los más desfavorecidos.



2.3 Calidad

Si no está de acuerdo, explique su respuesta.

Hay grandísimas diferencias en la calidad del agua potable a lo largo de la UE. Sin embargo, salvaguardar la calidad del agua no es labor de la Comisión. Según el principio de subsidiariedad, garantizar la aplicación de lo dispuesto en la Directiva sobre el agua potable es responsabilidad de las autoridades locales. Cuando los Estados miembros encuentren dificultades para realizar las mejoras por sí mismos es cuando deben acudir a la Comisión para que, por ejemplo, los exima de la necesidad de autofinanciación en caso de que reciban fondos regionales. Sin embargo, la Comisión debe emprender medidas con mayor rapidez y frecuencia en ámbitos de los que sí es responsable; por ejemplo, en caso de incumplimiento de contrato si se detecta la inactividad de un gobierno.



3 Factores que ponen en peligro la calidad del agua potable

¿Qué otros riesgos o fuentes de contaminación?

El tratamiento inadecuado de las aguas residuales es una fuente de contaminación de los recursos de agua potable a menos que en el saneamiento urbano se realice, como mínimo, un tratamiento terciario. No obstante, es igualmente importante evitar la descarga de contaminantes siempre que sea posible. La educación de los consumidores puede ayudar a reducir al mínimo el vertido de sustancias, tales como disolventes o residuos de medicamentos. Se debe aplicar el principio de precaución, especialmente en los sectores industrial, agrícola y energético. Otros riesgos: Captura y almacenamiento de carbono (CAC) y todo tipo de fracturación hidráulica.



4 Normas de calidad en la Directiva sobre el agua potable

¿Qué otros parámetros?

Presentar la situación como una elección entre costes y salud es populista. En la UE se aplica con razón el principio de precaución: se deben evitar los efectos perjudiciales para la salud pública y el medio ambiente. Cuando se valore la situación, se deben emplear los últimos avances científicos y tecnológicos y los parámetros analíticos se deben ajustar constantemente en función de ello.



7 Información facilitada a los consumidores

¿Qué otros canales de información?

(En mi país, los ciudadanos están bien informados acerca de la calidad del agua.)

El llamamiento que la iniciativa Right2water (El agua es un derecho humano) hace en favor de la transparencia y la información no es solo en relación a la calidad del agua potable, sino también con respecto a la forma en que se estructuran las empresas privadas o parcialmente privatizadas que se encargan del abastecimiento del agua y a los beneficios que cosechan.

Esta transparencia se da por sentada de forma automática en el caso de las empresas públicas de abastecimiento de agua, al menos, a través de la supervisión de los poderes políticos locales. Sin embargo, los suministradores privados son «cajas negras» para la ciudadanía. Esto no debe ocurrir en lo que respecta al abastecimiento de agua, que es un monopolio natural.



8 Medidas correctivas

¿Qué otras medidas correctivas?

Esta labor corresponde a las autoridades sanitarias nacionales, no a la Comisión (principio de subsidiariedad).

La mayor presión para las normas de calidad proviene de las actividades de mercado. Si a la Comisión le preocupa el respeto a las normas, debe renunciar de forma permanente a la liberalización de la industria del agua y ampararlo en la legislación comunitaria. Es la única forma de que los suministradores públicos se atengan a su política de inversión sostenible y de evitar que los suministradores privados asuman equivocadamente que se les va a seguir consintiendo el mantenimiento por su parte de un bajo nivel de inversión a largo plazo.

9. Desviaciones

¿Qué otras medidas?

Esto es responsabilidad de los Estados miembros, y son ellos quienes deben decidir con la ayuda de los últimos avances científicos y tecnológicos.



10. Otros aspectos

¿Qué otros aspectos?

La situación de la estructura de abastecimiento de agua es muy diferente entre los Estados miembros, al igual que las condiciones hidrológicas y climáticas. La normativa a escala comunitaria no es muy útil en este sentido; más bien al contrario, la Comisión debe ayudar a los Estados miembros a conseguir los mejores resultados posibles en las condiciones actuales.

Por tanto, la Comisión debe regirse por la Directiva Marco sobre el agua, que establece que «el agua no es un bien comercial como los demás, sino un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal». Este principio no puede llevarse a cabo a través del mercado y la competencia, por consiguiente, se debe poner fin a todos los intentos de liberalizar la industria del agua.

El derecho humano al agua no es una realidad en la UE. Una de las obligaciones más básicas de la Comisión es crear un marco jurídico que lo materialice y que ayude a los Estados miembros a velar por ese derecho.



El agua potable es el recurso más importante que tenemos, y solo se puede proteger si al mismo tiempo se respeta el derecho humano al saneamiento. La Comisión debe instar a los Estados miembros a cumplir con sus obligaciones y ayudarlos en esa tarea.

Puede añadir más comentarios a continuación (máx. 1000 caracteres).

El objetivo de la iniciativa Right2water es que se reconozca al agua y el saneamiento como un derecho humano. La calidad del agua potable y la seguridad de abastecimiento, en principio, están amparados por la Directiva sobre el agua potable. Sin embargo, eso no es suficiente si se quieren lograr los objetivos de esta iniciativa. Los ciudadanos de la UE que no tienen acceso a agua potable y saneamiento se ven discriminados, y es la Comisión quien debe poner freno a esto. Si no impide que la industria del agua se siga liberalizando, la Comisión se está negando a hacer frente a esa discriminación. Los Estados miembros, por su parte, son responsables de conseguir que el derecho humano al agua sea una realidad. Este hecho adquiere particular importancia a tenor de las posibles consecuencias de acuerdos como la ATCI, el AECG y el ACS.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal