2. Legislación ambiental La gestión ambiental



Descargar 39.63 Kb.
Fecha de conversión22.02.2019
Tamaño39.63 Kb.
Tema 10.Gestión ambiental

1. La gestión ambiental



1.1. Educación ambiental

1.2. Ecoeficiencia

1.3. Ordenación del Territorio

1.4. Evaluación del impacto ambiental (EIA)



2. Legislación ambiental
1. La gestión ambiental
Son el conjunto de medidas y acciones orientados a la aplicación de una política ambiental, ya sea del sector privado o de la Administración pública. Cuenta con distintos instrumentos como: la educación ambiental, la ecoeficiencia, la ordenación del territorio o las evaluaciones de impacto ambiental.
1.1. Educación ambiental
En la Conferencia sobre la Educación Ambiental, celebrada en Tbilisi en­1980, se establecieron las siguientes conclusiones:

- La educación ambiental es el mecanismo más eficaz para acabar con el deterioro ambiental.

- Cada país deberá fomentarla, con el fin de conseguir comportamientos positivos respecto medio ambiente.

- Todos los estados deben incluir en sus políticas educativas contenidos, directrices y activida­des ambientales.

- La educación ambiental debe ser permanente, general y capaz de reac­cionar ante los cambios que se pro­duzcan en un mundo en rápida evolución, y preparar al individuo para entenderlos.
La educación ambiental debe orientarse desde tres puntos de vista:

- Interdisciplinar, orientada a la solución de los problemas ambientales desde todos los ámbi­tos del conocimiento.

- Formal, mediante su inclusión en planes de estudio de los distintos niveles académicos de ca­da país.

- No formal, dirigiéndola a todos los ciudadanos mediante un correcto uso de los medios de comunicación.



1.2. Ecoeficiencia
- Son una serie de mecanismos de producción y consu­mo empleados por algunas empresas, que consiguen satisfacer las necesidades humanas y compatibilizar los intereses económicos con los ecológicos.

- La ecoe­ficiencia fomenta el desarrollo sostenible, ya que estas empresas se comprome­ten a utilizar tecnologías de reducido impacto ambiental, a disminuir el uso de los recursos y a fabricar productos limpios que, a su vez, sean competitivos en cuan­to al precio.

- Se trata de evitar los costes ocultos (o insumos) de los productos mediante la implantación de una serie de medidas como el ahorro de materias primas y de energías no renovables, fomentando el uso de las renovables; poten­ciando el reciclado y la duración de los productos y reduciendo la contaminación y los residuos.

- Como contrapartida, estas empresas obtienen subvenciones y se abren a nue­vos mercados constituidos por consumidores concienciados.


La UE cuenta con dos mecanismos de ecoeficiencia: ecoauditorías y ecoetique­tas, que han de ser solicitados y aceptados voluntariamente por parte de las empresas interesadas.
. Ecoauditoría o auditoría ambiental.

- Consiste en una evaluación periódica de los procesos, tecnologías y actividades de una determinada empresa que se presta a ser revisada por un técnico (auditor) con el fin de detectar su grado de respeto hacia el medio ambiente.

- Además, se compromete a poner en prác­tica las medidas, sistemas o instrumentos de gestión necesarios para paliar las deficiencias detectadas.

- Una vez logrados sus objetivos ambientales, la empresa auditada quedará inscrita en un documento oficial de la UE y recibirá un logotipo que podrá ser utilizado con fines comerciales.


. Ecoetiqueta.

- Es una etiqueta que garantiza que un determinado producto es respetuoso con el medio ambiente y podrá exhibirse con fines propagandísticos.

- Para la concesión de una ecoetiqueta se ha de hacer un Análisis del Ciclo de Vida (ACV) completo del pro­ducto, para evaluar el impacto ambiental de todas y cada una de sus fases: obtención de las materias primas, producción, distribución, uso y eliminación de residuos.
1.3. Ordenación del Territorio
Ordenar el territorio supone usarlo racionalmente, dedicando a la actividad más adecuada cada zona del mismo, es decir, destinando cada lugar para lo que es más apto. - Mediante la Ordenación del Territorio se podrá seña­lar el lugar idóneo para trazar carreteras, organizar cultivos, construir viviendas o determinar aquellos lugares que sea necesario con­servar. Además sirve para elaborar mapas de riesgo.

Su misión es de compatibilizar su uso con su conservación y mantenimiento­ a largo plazo (desarrollo sosteni­ble), evitando los posibles impac­tos y riesgos.

Ej: Una correcta Ordenación del Territorio ha de prohibir, por ejemplo, la edifica­ción en zonas de riesgo de inundaciones o la tala de un bosque autóctono.
La ordenación territorial puede realizarse valorando su capacidad de acogida (capacidad de asimilación de los impactos por parte del entorno).


  • 1º Se clasifican las zonas integrantes en unidades ambientales homogéneas con unas características unifor­mes (geológicas, topográficas, botánicas, de uso humano, referidas al paisaje, o especialmente vulnerables a determinados impactos) que la hagan más o menos apta para un determinado proyecto, o más o menos frágil ante un posi­ble impacto.

  • 2º Una vez determinadas las unidades ambientales, se enfren­tan, mediante una matriz de capacidad de acogida, a las actividades humanas previstas y se señala en cada cuadrícula el grado de acogida (vocacional, aceptable sin limitaciones, aceptable con autorización, aceptada tras una EIA y prohibida) de cada unidad del territorio para cada uno de sus distintos usos.

*La vocación es aptitud o capacidad del territorio hacia una actividad.

1.4. Evaluación del impacto ambiental (EIA)
- Las directrices europeas definen impacto ambiental como la diferen­cia entre el medio ambiente modificado por la intervención del ser huma­no y la situación del medio ambiente futuro tal y como habría evolu­cionado, normalmente, sin la modificación.

- El impacto puede ser negativo para el entorno natural y, a la vez, po­sitivo para la calidad de vida del ser humano. Es necesario llevar a cabo una evaluación de los impactos ambientales positivos y negativos de los distintos proyectos o acciones.

- La evaluación es un proceso administrativo en el que la admi­nistración ambiental competente podrá emitir un dictamen favorable o no del proyecto.

- Se entiende por evaluación del impac­to ambiental el conjunto de estudios y sistemas técnicos que permiten estimar los efectos que la ejecución de un determinado proyecto, obra o actividad causa sobre el medio ambiente.

Según la legislación española, existe una serie de proyectos que requie­ren una EIA de obligado cumplimiento:

1. Refinerías de petróleo bruto.

2. Centrales térmicas y centrales nucleares.

3. Instalaciones de almacenamiento o eliminación de residuos radiactivos.

4. Plantas siderúrgicas integrales.

5. Instalaciones de extracción, tratamiento o transformación de amianto o de productos derivados.

6. Instalaciones químicas integradas.

7. Construcción de autopistas, autovías, líneas de tren, aeropuer­tos, etc.

8. Puertos comerciales, puertos deportivos y vías navegables.

9. Instalaciones especializadas en la eliminación de residuos tóxi­cos o peligrosos.

10. Construcción de presas.

11. Primeras repoblaciones forestales cuando entrañen graves trans­formaciones ecológicas.

12. Extracción a cielo abierto de hulla, lignito y otros minerales.
Metodología de la evaluación del impacto ambiental
La evaluación del impacto ambiental (EIA) es un proceso cuyo obje­tivo fundamental es facilitar la toma de decisiones respecto a algún pro­yecto que afecta al medio ambiente y, a su vez, a diversos colectivos. A partir de esta evaluación se emite la llamada declaración del impac­to ambiental (DIA), que es el dictamen final que permitirá o impedirá llevar a cabo dicho proyecto.

Una EIA debe identificar los elementos de riesgo de un proyecto para eliminarlos, corregirlos, minimizarlos o aconsejar la nulidad de la inter­vención sobre el medio. La evaluación de impactos debe tener en cuen­ta, básicamente, los siguientes puntos:

. El análisis en profundidad de todos los aspectos del proyecto, que será llevado a cabo por expertos.

. El estudio del medio que puede verse afectado por el proyecto, con­siderando todos sus componentes, tanto naturales como humanos.

. La identificación y predicción de las alteraciones o impactos ambien­tales que puede ocasionar el proyecto, la estimación de la probabi­lidad de que éstos ocurran y la proposición de alternativas viables.

. La valoración global de la incidencia del proyecto sobre todos los aspectos, tanto ambientales, como sociales, económicos, etc. que pue­den verse afectados, así como de la capacidad de asimilación de los impactos por parte del entorno. Esta valoración se refleja en un infor­me final que será estudiado por el organismo ambiental competente.


Las formas de llevar a efecto una EIA son:
a) Matrices causa- efecto (Ver figura)
- La más conocida es la matriz de Leopold se trata de una tabla de doble entra­da donde se relacionan las acciones humanas, en las columnas, con fac­tores o indicadores de impacto situa­dos en las filas.

- Acciones (columnas): se consideran las acciones previas, las de la fase de construcción, explotación y abandono, cambios en el uso del territorio, destino de residuos, ruidos, olores…

- Factores (filas): se valoran los componentes de medio físico (calidad del aire, contaminación atmosférica, clima, suelo, geomorfología, hidrología), medio biológico (flora, fauna, paisaje) y medio socioeconómico (población, patrimonio histórico, productividad primaria)
- Es cuantitativa permite valorar los impactos de los distintos aspectos del proyecto. Cada impacto se valora mediante la magnitud (M) del posible impacto y la importancia (I) relativa del impac­to en el conjunto del proyecto. M e I se valoran en una escala del 1 a 10. Para la magnitud se añade el signo '+' si el impacto es beneficio­so y el signo '-' si es perjudicial.

En la parte superior de cada casilla se sitúa el valor de M, magnitud del impacto, con valo­res que van de -10 (impacto negativo) a +10 (impacto positivo). Y en la parte inferior de la casilla, los valores de la, importancia ambiental, que a su vez también puede tomar valores entre -10 y + 10.

Una vez se ha completado la matriz, se puede realizar una valoración comparando los resultados obtenidos en ambos grupos de valores.
Ej. De una matriz realizada para valorar la explotación de una mina:


b) Matrices acción/impacto
Son matrices en las que las acciones se sitúan de la misma forma que en las de causa efecto. Sin embargo, en lugar de situar los factores, se colocan directamente los impactos producidos por éstos.

- La valoración suele ser cualitativa, por lo que resultan más fáciles de elaborar para los no expertos. Los impactos se señalan en las cuadrículas con los signos: si, + ,0.



2. Legislación ambiental
Declaraciones Internacionales generales
Su finalidad es plantear los principios generales que deben inspirar la actuaciones de los Estados y de la sociedad para lograr una mejor protección del ambiente. Destaca por su especial interés la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, aprobada por la Conferencia de las NNUU reunida en Río de Janeiro en 1992. En esta conferencia se consolida y se proclama a nivel internacional la idea de "desarrollo sostenible" y se aprobaron cuatro documentos:

  1. Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo 

  2. Convención marco de las NNUU sobre el Cambio Climático

  3. Convenio sobre la Diversidad Biológica

  4. Agenda 21

Convenios internacionales

Los convenios internacionales tratan temas concretos que afectan a todos o a varios países. Hay muchísimos dedicados a temas medioambientales como: 



  • Convenio de Ramsar. Protege los humedales por su gran importancia como hábitats para las aves acuáticas. 

  • Convenio de Berna. Sobre la conservación de la fauna y de la flora salvajes y de sus hábitats naturales en Europa. 

  • Convenio de Bonn. Sobre la conservación de especies migratorias.

  • Convenio de Washington (CITES). Sobre el comercio internacional de especies amenazadas de la flora y la fauna silvestres. 

  • Convenio de Ginebra. Sobre la contaminación atmosférica transfronteriza a gran distancia.

  • Convenio de Viena. Sobre la protección de la capa de ozono.

  • Convenio de Basilea. Sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación. 

  • Convenio de Río. Sobre la diversidad biológica

  • Convención de NNUU contra la Desertificación (París, 1994)

  • Convenio Marco de las NNUU sobre el Cambio Climático, Nueva York (1992); Cumbre de Kyoto, 1997,…

  • Cumbre de Johannesburgo, 2002

Legislación de la Unión Europea
Los tres tipos más importantes de disposiciones comunitarias son los Reglamentos, las Decisiones y las Directivas.

Los Reglamentos y las Decisiones se aplican directamente en todos los países miembros, mientras que las Directivas son de obligado cumplimiento pero es cada uno de los países el que tiene que hacer sus leyes concretas para aplicarlas en su propio territorio. Las Directivas son el instrumento normativo más utilizado.

Hay varios cientos de normativas europeas sobre impacto ambiental, protección de la atmósfera, calidad de las aguas, regulación de vertidos, conservación de la naturaleza, gestión de residuos, etc.

Programas Marco.- La forma en la que se ha organizado la política ambiental en Europa ha sido a través de Programas de cinco años de duración. El Primer Programa de Acción abarcó de 1973 a 1977 y se dedicó especialmente a la contaminación atmosférica y a la gestión de los recursos y del medio.


Legislación española
Dentro de las normas y leyes españolas de interés ambiental destaca lo que se establece en el artículo 45 de la Constitución Española de 1978, que dice:

1ª. Todos tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo.

2ª. Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva.

3ª. Para quienes violen lo dispuesto en el apartado anterior, en los términos que la Ley fije, se establecen sanciones penales o, en su caso, administrativas, así como la obligación de reparar el daño causado.
El estado tiene competencia exclusiva en legislación básica sobre medio ambiente, pero se han ido concediendo competencias a las Comunidades Autónomas en muy diferentes materias. La finalidad de la normativa estatal es fijar un marco legal común para todas las Comunidades Autónomas que garantice el principio de igualdad entre los ciudadanos españoles.

Son muy numerosas las Leyes, Reglamentos y Órdenes ministeriales que regulan aspectos ambientales. De especial interés es la figura del "delito ecológico" introducida en el Código Penal por vez primera en 1983 para castigar con penas de arresto y multas a las personas responsable de daños ambientales. 


Competencias de las Comunidades Autónomas y los municipios


Las Autonomías y los municipios son competentes en muchas cuestiones ambientales. Las Comunidades Autónomas dictan Leyes y Decretos Autonómicos y los municipios Ordenanzas Municipales que regulan cuestiones muy diversas en este campo. 


Legislación ambiental con aplicación en España

Ámbito

Tipos de legislación

Internacional

Convenios Internacionales

Unión Europea

Reglamentos, Directivas y Decisiones Comunitarias

Estatal

Leyes, Reglamentos y Ordenes Ministeriales

Autonómico

Leyes y Decretos Autonómicos

Local

Ordenanzas Municipales





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal