29 de diciembre de 1976, Arrubal (Logroño). 01: 50–02: 10 h



Descargar 1.19 Mb.
Página1/25
Fecha de conversión15.08.2018
Tamaño1.19 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   25

  1. 29 de diciembre de 1976, Arrubal (Logroño). 01:50–02:10 h.

Al parecer, se produjo el aterrizaje de dicho objeto, cuyo despegue de tierra fue visto por el vigilante de las obras de un Polígono Industrial.


Más datos en:

Informe sobre la observación de un misterioso objeto volante en Arrubal. STENDEK nº 29 pp.13-15 y p.39.


  1. Enero de 1977, Marbella (Málaga).

Recorte de prensa:


OVNI EN MARBELA.

Un OVNI fue visto en Marbella, sur de España, el pasado jueves, según afirma Victoriano Espinoza. "Volaba a gran velocidad, despedía muchas luces anarajadas y desapareció en unos segundos; ocurrió de noche". El periodico El Sol de España recuerda que hace 3 semanas se vio otro objeto volador semejante, volando sobre Málaga. (EFE )



(Fuente: El Sol de España)


  1. Enero de 1977, Donvidas (Ávila).

**Texto extraído del libro citado en la bibliografía del caso:


“El matrimonio formado por Valentín Martín González y Rosario Alonso Llorente había vivido en enero de 1977 un claro encuentro con otra de estas naves.

-Regresábamos bien entrada ya la noche desde Aldea Seca a Donvidas –me relataron con toda sencillez-. Con nosotros venía uno de nuestros hijos, de diez años. Y, a poco más de seis kilómetros del pueblo, en pleno bosque, mi mujer me llamó la atención.

-¿Qué luz es esa?

Efectivamente, a poca más de un metro sobre el terreno y a cosa de unos diez metros de la carretera vimos un objeto redondo y muy luminoso, que se encontraba inmóvil.

Al llegar a su altura, el objeto, que era tan grande como un camión cisterna, se elevó unos metros y empezó a seguirnos. Y a la misma velocidad. La verdad es que no se podía mirar. La luz hacía daños a los ojos…

Nos asustamos y aceleré. Pero aquel objeto hizo otro tanto. Levanté el pie del acelerador y, al aminorar, ‘aquello’ aminoró también.

Al llegar a otro de los bosques, el objeto se elevó algo más. Lo justo para evitar las copas de los árboles y siguió a nuestra izquierda.

Al acercarnos a Donvidas, el aparato desapareció…”
Más datos en:

BENÍTEZ, Juan José. “TVE: Operación OVNI”. Ed. Plaza & Janés. Pp. 162 y ss.


  1. 11 de enero de 1977, Guillena (Sevilla). 23:15 h.


Julián García Barroso, su esposa y suegra estaban en la puerta de su casa y observaron en dirección a Las Pajanosas una bola roja, del tamaño de una luna llena, suspendida, sin movimiento, a unos 2 km. Comenzó a descender lentamente hasta que, oblicuamente, en ángulo de 45º, inició una subida para seguir horizontalmente y, de nuevo, cambiar su trayectoria en un descenso vertical. Casi a ras del suelo la perdieron de vista. El avistamiento duró unos 30 minutos.
(Fuente: Antonio Moya Cerpa)


  1. 16 de enero de 1977, Ciudad Real.





  1. 17 de enero de 1977, Pinofranqueado, (Cáceres). 07:30 h.


**Texto extraído del libro citado en la bibliografía:
Un grupo de estudiantes del Centro de Formación Profesional de Montehermoso, Manolo Gómez, Vicente González, Rosario Azabal y Anastasio Herrero, y el conductor del autocar que les conducía al mismo, Esteban Benito, pudieron observar mientras circulaban por la carretera comarcal, entre Torrecilla de los Ángeles y Pinofranqueado (en la comarca de Las Hurdes), un objeto que se desplazaba en el cielo. El OVNI sobrevoló la zona unos segundos, para posteriormente posarse sobre la ladera de unas colinas, donde permaneció unos 35 minutos. Su forma era alargada y poseía en su parte delantera un gran foco que emitía una intensa luz amarilla, que llegó a cegar momentáneamente a los testigos. En su parte posterior se destacaba una luz amarillenta de pequeño tamaño. El potente foco delantero podría tener unos 0,75 m. de diámetro y se divisaba desde unos 8 ó 10 Km. de distancia.
El objeto también fue observado por el transportista de Arroyomolinos de Montánchez, Cándido Acedo, quien circulaba por la misma carretera comarcal. Debido al deslumbramiento que le produjo la luz del OVNI, debió detener por unos momentos su vehículo.
(Fuente: Hoy, 20 de enero de 1977)
Más datos en:

BALLESTER OLMOS, Vicente Juan y FERNÁNDEZ PERIS, Juan A. «Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIs», pág. 53 y 54. Ed. Plaza y Janés. Barcelona. 1987.




  1. 1 de febrero de 1977, Estepota-Gibraltar (Málaga). 22:13 h.

Un buque que se encontraba navegando por el Estrecho de Gibraltar y pescadores de Estepona, vieron una bola de fuego de color blanco amarillenta y naranja verdosa con un halo anaranjado. El objeto fue visto introduciéndose en el mar.




  1. 1977, Proximidades del Teide (Canarias).

El fotógrafo, Antonio Melián, no vio nada en el cielo. Al revelar las imágenes que había tomado se encontró con la presencia en ellas de un brillante y luminoso objeto no identificado.


Más datos en:

BENÍTEZ, Juan José. “Mis OVNIs favoritos”. Ed. Planeta. Barcelona 2001.


  1. 13 de febrero de 1977, Alrededores de Gallarta (Vizcaya).


Entre el 13 de febrero y el 29 de abril del año 1977 se registró en la zona minera de Gallarta (Vizcaya. España) una serie de avistamientos ovni y aterrizajes. En el lugar, una escombrera próxima a la casa de uno de los testigos, aparecieron más de 80 huellas provocadas, al parecer, por los objetos volantes no identificados.
La noticia fue publicada en los medios informativos y, al poco, las Fuerzas Aéreas Españolas intervenían en el caso (ver expediente en cuestión 770213.
(Fuente: La Gaceta del Norte, 24/3/1977 y El Diario Vasco, 15/3/1980.)
Más datos en:

BENÍTEZ, Juan José. “OVNIS: Documentos oficiales del Ejército español”. Benítez, Juan José. Ed. Planeta

Colectivo IVAN. “OVNIs en Gallarta”. Revista Mundo Desconocido

BENÍTEZ, Juan José. “Si hubo OVNIs en Gallarta”. Revista Mundo Desconocido nº 45

BENÍTEZ, Juan José. “Gallarta otra vez”. Revista Mundo Desconocido nº 50

BENÍTEZ, Juan José. “Caso Gallarta. Otro informe ‘patatero’”. http://www.jjbenitez.com/

BENÍTEZ, Juan José, El Mundo de los OVNIs, nº 5. «Ya han aterrizado», pág. 81-100

ARES de BLAS, Félix y ADELL SABATÉS. «Revisión de los casos de aterrizaje en Gallarta (Vizcaya)», Stendek, nº 38

Informe MOA

CARDEÑOSA, Bruno. “OVNIs en las minas de Gallarta”. MONOGRÁFICO ENIGMAS nº 1

http://www.jjbenitez.com/


  1. 22 de febrero de 1977, Cheste (Valencia). 22:30 h.


Antonio Serena y su familia -compuesta por su mujer y tres hijas de corta edad- viajaban en coche, cuando comenzaron a ver una extraña luz en el cielo de color blanco intenso. Un poco más adelante la luz se hizo más grande pudiéndose definir una forma ovalada que despedía gran luminosidad. Poco después el OVNI se interpuso en la mitad de una curva comenzando a descender y a sacar unas patas. El objeto tenía una cúpula en la parte superior. El incidente duró aproximadamente 1 hora.
***FOTO***

***DIBUJOS***


(Fuente: V. J. Ballester Olmos)


  1. 11 de marzo de 1977, Gerena-El Garrobo (Sevilla). 23:30 h.


José Chávez Jiménez, soldador, y otro compañero, se encontraban cazando, junto con otros amigos, cerca de un cortijo llamado La mesa de las vacas, en una vaguada. José advirtió una estrella que se desplazaba lentamente hacia su posición, haciéndose cada vez más grande. A la hora mencionada la tuvo encima y pudo ver que se trataba de un objeto redondo, tres veces mayor que una luna llena, con un foco de luz en el centro y en cuyo alrededor había gran cantidad de luces pequeñas: rojas, verdes y de otros colores, fijas, sin intermitencias, no iluminaban. Le impresionó el absoluto silencio.
Sin embargo los perros del cortijo ladraban furiosamente. Sobre las 24 horas oyeron el ruido ensordecedor de dos reactores militares que a baja altura se acercaban al lugar. Miró al objeto, vio que cambiaba de posición colocándose de canto, y a una velocidad tremenda desapareció. Los reactores le siguieron pero al poco los vio regresar por donde habían venido.
(Fuente: J. Mateos, A. Moya, M. Filpo, I. Alonso)


  1. 18 de marzo de 1977, Madrid. 23:30 h.

Un grupo de aficionados e investigadores del tema OVNI vieron un potente foco luminoso procedente del este. La luz se encontraba a unos 800 m. de altura. Dirigieron sus teleobjetivos y dispararon varias fotos. La luz se mantenía inmóvil parpadeando con un brillo extraordinario. Al cabo de cinco minutos apareció otra nave de iguales características a la anterior que se mantuvo estática por un espacio de más de dos minutos.


Una tercera y más pequeña luz se aproximó de frente hacia el punto de observación. Este tercer punto luminoso era un avión que pretendía aproximarse a los OVNIS. Ante la presencia del avión cada uno tomó direcciones opuestas. Otro avión, un posible caza, despegó a lo lejos. Al poco tiempo se perdieron todos de vista.


  1. 18 de marzo de 1977, montes de Zuera, La Palomera (Zaragoza). 22:50-23:00 h.

El 18 de marzo de 1977, entre las 22:50 y las 23:00 horas, un grupo entusiasta de Zaragoza –miembros de la Sociedad Cultural ARACYSE- hizo una fotografía en verdad enigmática. El hecho tuvo lugar sobre los extensos pinares de Zuera, a escasa distancia de la capital zaragozana.


La imagen fue publicada el 5 de abril de ese mismo año en la Prensa aragonesa. El rotativo Aragón-Express, que difundió la noticia con gran alarde tipográfico decía sobre el particular:
“…Un grupo de personas de ARACYSE salieron a ‘cazar’ OVNIs, porque se trataba de unas fechas propicias para el avistamiento de estos objetos. Así lo había difundido el programa ‘Más Allá’ de TVE. Y allá que nos fuimos con ellos hasta los montes de Zuera, concretamente al término de La Palomera, que por carretera está en la ruta que conduce a Castejón de Valdejasa…

Pues bien, resulta que la constancia de estas personas de ARACYSE ha dado sus frutos pues un grupo de investigación de esta sociedad captó con sus cámaras el objeto que ofrecemos en la fotografía. ¿Se trata de un OVNI? Nadie lo sabe. Nosotros lo único que podemos afirmar es que la foto no está trucada, pues hemos tenido en nuestras manos el cliché.
Más datos en:

VÁZQUEZ ARRACÓ, Pascual. “OVNIs sobre Zaragoza”. Revista Karma 7 nº 56

BENÍTEZ, Juan José, “La gran oleada”. Ed. Planeta. Págs. 93 y 94.

JIMÉNEZ ELIZARI, Iker y FERNÁNDEZ BUENO, Lorenzo. “50 años de OVNIs en España”. Capítulo 16. Revista ENIGMAS nº 27/28

Revista Karma 7 nº xx


  1. 24 de marzo de 1977, Villacisneros (Sáhara español). 21:15 h.

El vuelo DK 744 (DC-8 charter escandinavo) a la altura de Villacisneros con vuelo a Bandjun (África) dice observar hacia el oeste un fenómeno luminoso como una nube. El avión SA 229 (Jumbo de la compañía SAA) procedente de Sudáfrica y con rumbo al punto DSY dice observar el mismo fenómeno.


Más datos en:

BEORLEGUI, Jesús. “Repertorio Canario”. Revista Mundo Desconocido nº 36


  1. 1 de mayo de 1977, Rociana del Condado (Huelva). Atardecer.


Aurelio González del Castillo, agricultor, terminaba su jornada de trabajo en la finca El Tinajón y montaba en su moto para tomar el camino de Bollullos a Rociana cuando vio un objeto del tamaño de un autobús que se ponía a 20 metros sobre su cabeza. Quiso acelerar pero la moto se paró y, lleno de miedo, fue corriendo hacia una casa próxima desde donde pudo observar que el objeto permanecía inmóvil en el aire, hasta que se desplazó lentamente hacia unos matojos que ardían.
Se trataba de dos platos unidos por una zona central, provista de ventanas que desprendían una fuerte luz anaranjada que se proyectaba intensamente al exterior, como si el interior estuviese incandescente. La parte inferior y superior giraban, no así la que tenía ventanas. La bombilla del faro se le quemó y la motocicleta tuvo un funcionamiento irregular a partir de aquel día.
(Fuente: El Correo, Juan Pérez Carrasco).


  1. 8 de mayo de 1977, Bilbao. 19:45 h.

Decenas de testigos observaron el paso de un ovni de gran tamaño y brillo plateado.


Más datos en:

BENÍTEZ, Juan José. “Vieron un ovni en plena tarde del 8 de mayo de 1977”. Revista Karma 7 nº 56


  1. 20 de mayo de 1977, Almudévar (Huesca). 01:30 h.

Esfera. (Fuente: Boletín Espacio Compartido nº 2, Junio 1980)




  1. 31 de mayo de 1977, San Juan de la Peña (Huesca). 01:00 h.

Una mujer y su hija fueron testigos de las evoluciones de un objeto no identificado en las cercanías del Monasterio de San Juan de la Peña.


Más datos en:

Boletín Espacio Compartido nº 3.


  1. 9 de junio de 1977, El Garrobo (Sevilla). 23:30 h.


Manuel Bermúdez Techt, fontanero, circulaba con su coche por la carretera de Gerena a la mencionada población. Era una noche oscura, con algunos nubarrones. De pronto observó delante, a unos 200 m., un rectángulo luminoso de color anaranjado intenso, con aspecto de pantalla de TV, que estaba inmóvil en el centro de la carretera, suspendido unos dos metros del suelo.
Llegó pronto a su chalet, se apeó y vio como se elevaba lentamente, el color anaranjado cambiaba hacia el amarillo y después quedó blanco, perdiéndose de vista por encima de las nubes. Calcula el tiempo de la observación en unos siete minutos. No notó nada anormal en el automóvil, ni en su persona.
(Fuente: J. Mateos).
Más datos en:

JIMÉNEZ ELIZARI, Iker y FERNÁNDEZ BUENO, Lorenzo. “50 años de OVNIs en España”. Capítulo 16. Revista ENIGMAS 27/28.


  1. 26 de junio de 1977, Los Garrigues (Lérida). Poco después de amanecer.


Pedro Mateo y su esposa circulaban por la autopista en dirección a Barcelona cuando observaron en la lejanía un extraño objeto que se fue aproximando rápidamente hasta su posición. Cuando estuvo casi encima de ellos pudieron comprobar que tenía un tamaño “aproximado como el de 8 coches juntos” y era de forma ovalada. Tras unos segundos, observaron como el objeto se alejaba de nuevo por la misma dirección. Más tarde los testigos comprobarían que habían “perdido” unas tres horas de tiempo, y que faltaban diversos objetos del interior del coche. (Fuente: Javier García Blanco)
Más datos en:

GARCÍA BLANCO, Javier. “OVNIs en la carretera”. Revista ENIGMAS nº 30


  1. 26 de junio de 1977, Arenas de San Pedro (Ávila).

Un constructor de 45 años observó desde la puerta de su casa un OBJETO parado en una viña a unos 300 m. de distancia. Lo vieron también su esposa, hijo y un vecino. Tenía unos 3 m. de envergadura y una luz destelleante. Junto al objeto había dos seres, de unos 3 m. de altura, vestidos de color verde oscuro.


Al disponerse a partir, cubrieron el objeto con una lona. Seguidamente se introdujeron en él, y éste, "como rodando", desapareció de la vista de los testigos tras la otra vertiente del cerro. La observación duró en total 6 minutos.


  1. 31 de junio de 1977, San Juan de la Peña (Huesca). 00:30 h.

Objeto fusiforme. (Fuente: Boletín Espacio Compartido nº 2, Junio 1980)




  1. 2 de julio de 1977, Barriada Piñera, Algeciras (Cádiz). 22:30 h.


Manuel Fernández Díaz, de 17 años, su hermana y una veintena de testigos más vieron como un objeto extraño salía del jardín donde se hallaban.


  1. 22 de julio de 1977, Rasal (Huesca). 22:00 h.

Esfera luminosa. (Fuente: Boletín Espacio Compartido nº 2, Junio 1980)




  1. Agosto de 1977, Villanueva del Ariscal (Sevilla). Noche.


A.C., director de una compañía de seguros, se encontraba con su familia disfrutando del frescor. Un hijo llegó alarmado diciéndoles que había visto algo raro en el cielo, observando todos hacia el norte, en dirección a Olivares, un objeto de color rojo con la forma aparente de dos platos unidos por la base, inmóvil, de unos 60 cm. de diámetro. Un sobrino, muy interesado por la temática, llegado de Portugal, se indispuso, vomitando toda lo noche.
El objeto desapareció de manera instantánea. La esposa de A.C. a primeros de noviembre de 1977 se despertó una noche sin motivo alguno y vio durante unos segundos una luz muy bonita, de color plateada azulada, muy delicada, que iluminaba un árbol y toda la habitación. Tuvo temor y llamó a su marido pero al llegar no vio nada, pensó que sería la luz de la farola, comprobándose después que llevaba estropeada largo tiempo. La señora quedó con la añoranza de volver a verla pues estaba segura de que no había nada igual de bello en este mundo.
A finales de noviembre del mismo año el matrimonio se fue de vacaciones a Santa Pola y decidieron visitar la islita de Nueva Tabarca. De regreso tuvieron un tiempo desagradable y mucho oleaje. Los pasajeros estaban en el interior del barco pero, debido a lo cargado del ambiente, el señor decidió salir a cubierta y observó un objeto igual al que había visto desde su chalet. Era de color rojo tirando a amarillo, muy luminoso y lo observó durante unos 4 minutos, desapareciendo, quizás, tapado por una nube.
(Fuente: J. Mateos, A. Moya, M. Filpo)


  1. 3 de agosto de 1977, Escalada, Almonaster la Real (Huelva). 19:40 h.


**Texto reproducido de un artículo de J. J. Benítez sobre el caso:
“El pasado mes de agosto llegaba hasta mí la noticia de otro posible caso ovni. Esta vez, en las tierras de Sierra Morena, en Huelva. Y hacia la localidad de Almonaster dirigí mis pasos, dispuesto a conocer los hechos. La noticia era escueta: una joven de la aldea llamada «La Escalada» se había visto sorprendida por dos extraños seres de gran altura y de no menos sorprendentes vestimentas. Encontré la citada aldea -habitada por medio centenar de vecinos- en uno de los parajes más agrestes y aislados de la sierra. La búsqueda de la misma, a pesar de encontrarse a seis kilómetros y medio de Almonaster, resultó harto difícil.
Allí conocí a Ceferina Vargas Martín, una joven de 20 años, nacida en la aldea próxima de Calabazares y que -según las palabras de su madre, doña Engracia Martin Vicente- jamás ha salido de «La Escalada». A lo largo de la entrevista - que duró varias horas- pude percatarme que se trataba de una muchacha sencilla y sin demasiadas dotes imaginativas. Pero examinemos lo ocurrido en aquella tarde del pasado 3 de agosto, cuando la joven se dirigía, andando, por uno de los estrechos y recónditos senderos hacia la ya mencionada aldea de Calabazares, con el ánimo de ayudar a su abuela, doña Petronila Vicente Romero en la tarea de encalar la fachada de la casa. Ceferina Vargas tomó un pequeño bolso azul, en el que llevaba los objetos de su arreglo personal, documentación, etc., así como otro bolso más grande en el que depositó la ropa que pensaba colocarse para la limpieza.
Una fortísima luz

Y hacia las siete y media de la tarde emprendió el camino hacia Calabazares, situada a unos 15 ó 20 minutos de marcha. Pero, cuando apenas llevaba 10 minutos de camino, la joven -que en aquellos momentos avanzaba junto a un arroyo y en mitad de una espléndida vegetación- se vio sorprendida por una fortísima luz, procedente del lado derecho y, al parecer, del mismo cauce del arroyuelo.


En un primer momento -comentó la joven- creí que se trataba de algún cristal que podía reflejar la luz del Sol. Pero, a los pocos segundos descarté aquella idea...

-¿Por qué?

-La luz solar no llegaba ya al fondo de aquella estrecha garganta por la que yo caminaba. Además, la luz seguía llegando a mis ojos, a pesar de que yo había avanzado unos cuantos pasos más...


Ceferina Vargas presintió algo extraño, y se asustó. Y aceleró el paso, tratando de llegar cuanto antes hasta la aldea de su abuela.
- ¿Y cómo era aquella luz?
-Muy fuerte. Redonda. Como la de un espejo...
Empecé a marearme

A los pocos metros, la muchacha sintió alto extraño.


-Era como una pesadilla. Yo trataba de caminar y no podía. Intentaba correr, pero era imposible. Sentí escalofríos y un pánico atroz. Después empecé a marearme y no tuve más remedio que sentarme en una piedra. Me llevé las manos a los ojos tratando de recuperarme y a los pocos segundos -al levantar el rostro- vi a dos personas muy altas. Estaban frente a mí y a pocos pasos de donde yo me encontraba. Quedé paralizada por el miedo...
Aquellos dos seres -según las palabras de la muchacha- vestían unas extrañas túnicas. Y parecían hablar entre ellos, aunque no acerté a escuchar ni a comprender lo que decían.
-...Movían los brazos al hablar -prosiguió Ceferina Vargas- pero quedé atónita al comprobar que no tenían labios. Sus bocas eran como una simple línea. Tampoco vi nariz. En su lugar mostraban dos pequeños orificios. El más alto -de unos dos metros- tenía un cabello rubio, casi blanco, y peinado atrás. Le llegaba hasta la cintura. Los ojos eran grandes y las cejas muy arqueadas.

-¿Podía tratarse de una mujer?

-No podría precisar. Desde luego no observé que tuviera pecho. La túnica -de un color verde oscuro- le llegaba hasta el suelo.

-¿Y el otro ser?

-Era algo más bajo, aunque quizás alcanzase 1,80 metros. El rostro era idéntico. Sólo el cabello -del mismo color- resultaba más corto. Su túnica era de otro color. Y parecía compuesta por dos piezas. La superior, que llegaba hasta por debajo de las rodillas, era como un rojizo oscuro. La pieza inferior, que también llegaba hasta el suelo, tenla unas franjas verticales y onduladas de unos 10 centímetros de anchura y de colores oscuro y verde pálido, alternativamente. Según las palabras de la testigo, aquellos dos seres conversaban y gesticulaban entre si, pero sin prestar mayor atención a la joven. Al cabo de algunos minutos -y también de forma inexplicable-, ambos desaparecieron.

-¿Los vistes alejarse?

- No, no -insistió la muchacha-. ¡Desaparecieron!... Yo me levanté y eché a correr hacia mi casa. Pero, cuando me encontraba ya muy cerca de «La Escalada», tuve una corazonada. Y abrí el bolso. Miré detenidamente y observé que sólo me faltaba el documento nacional de identidad.

-¿Estás segura de que lo llevabas?

-Si, completamente. Siempre que salgo fuera de casa lo meto en el bolso.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   25


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal