4 principales etapas de la reconquista



Descargar 7.01 Kb.
Fecha de conversión30.06.2017
Tamaño7.01 Kb.
4.2. PRINCIPALES ETAPAS DE LA RECONQUISTA.
Reconquista es un término que, hoy por hoy, no encaja con los estudios que los historiadores del periodo que ocupa del siglo VIII al XIII nos han desvelado recientemente. Ni la conexión Reino Visigodo- Reino Astur, ni el supuesto de una única razón religiosa en la lucha entre musulmanes y cristianos, ni la idea de conflicto en pos de una patria española a recuperar, se sostienen analizando los hechos de forma objetiva y alejada de condicionantes extra-históricos y explicaciones facilonas y simplistas. Se trata de un proceso muy complejo, discontinuo (los ritmos de avance son muy distintos en el tiempo y en la geografía) y que en su vertiente civil complementa las acciones militares con colonizaciones y repoblaciones. Parece, por lo tanto, que no se puede aceptar la idea de un proyecto consciente y unitario de los reinos cristianos por luchar contra el musulmán por el mero hecho de serlo, ni la idea de construir una unidad política unificada en un mando.

Las etapas de este proceso pueden estudiarse en su vertiente geográfica, cronológica o de iniciativas. Combinando todas podemos distinguir:


1.-Inferioridad de los reinos cristianos (s. VIII- mediados s.XI).

La hegemonía de Al-Ándalus somete a los reinos cristianos al pago de impuestos (parias) y a soportar aceifas y razzias de castigo. El Reino Astur, con monarcas como Alfonso III avanzará hasta el valle del Duero ocupando León que acabará como capital del Reino Astur-leonés y dándole el nombre. Las noblezas presentan graves disturbios en Galicia, León y sobretodo en Castilla, en donde Fernán González pasará a declararse conde independiente a medidos del siglo X. Castilla y “las tierras de nadie” del Duero, se repoblarán con población de origen vasco y cántabro confiriéndolas un característico espíritu de libertad frente a los señores, que no existirá en terrenos de Aragón. Monarca principal del final de este periodo será Sancho III el Mayor de Navarra, primer monarca peninsular al que se puede equiparar con los reyes europeos. Con su política consiguió erigir un protectorado sobre el resto de los reinos cristianos de la península.


2.-Avances sobre los ríos Tajo y Ebro (mediados del s. XI- mediados s.XII).

Este periodo viene determinado por la debilidad de los reinos de Taifa tras las fitnas que pusieron fin al Califato, la hegemonía musulmana de la mano de la invasión almorávide (derrota cristiana en la batalla de Clavijo) y la presión demográfica y el avance económico de los reinos cristianos. La muerte de Sancho III el Mayor en 1035, supone la división de sus territorios entre los hijos en una acción contradictoria pero propia de los monarcas de la época. De esta forma Castilla tendrá su primer rey con Fernando I, Aragón será para Ramiro y Navarra para García. León será unificado y separado varias veces a Castilla (Alfonso VI unifica, Alfonso VII divide hasta 1230 fecha de la definitiva adhesión). En 1085 se conquista Toledo y la conquista de Zaragoza por el reino de Aragón en 1118 con Alfonso I el batallador, cierra a Castilla la expansión por el Mediterráneo Oriental. Portugal se hará reino independiente con Alfonso Enríquez, nieto de Alfonso V, en 1139 y Aragón incorporará Pamplona en 1076 y se unificará definitivamente con el condado de Cataluña mediante la boda de la niña Petronila (hija de Ramiro II) y Ramón Berenguer (1137) que será nombrado Ramón Berenguer IV. Este mismo monarca en 1151 marcará la línea de influencia entre Aragón y Castilla, firmando el Tratado de Tudillén con Alfonso VII. Posteriormente AlfonsoVIII de Castilla y Alfonso II de Aragón, firmarán el de Cazorla con el mismo sentido.


3.- Hegemonía de los reinos cristianos (mediados s.XII- mediados s.XIII)

La fecha clave de este periodo es 1212. Hasta ese año hubo pocos avances por la presión decidida del imperio Almohade. En la España conocida como la de los Cinco Reinos (Portugal, Castilla y León, Aragón, Navarra y Granada) ya se había elaborado un espíritu de lucha común religiosa. La victoria de las Navas de Tolosa, fruto de la cooperación de los reinos cristianos peninsulares y la cruzada papal, abre el Valle del Guadalquivir a Castila, Portugal y Aragón. Castilla y León, unidas definitivamente en 1230 con Fernando III el Santo, conquistan Sevilla en 1248 y su hijo Alfonso, antes de reinar, Murcia en 1243, firmando el tratado de Almizra en 1244 por el que se acaba la reconquista para Aragón. Ya como rey, Alfonso X, el sabio, conquistará Cádiz en 1261. Aragón continuará su expansión como reino por el Mediterráneo con Jaime I el Conquistador que incorpora las Baleares, aunque creando, como hizo en el caso de Valencia (1238), reinos distintos de Aragón.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal