6 horas, momentos para la reflexióN



Descargar 45.61 Kb.
Fecha de conversión13.01.2018
Tamaño45.61 Kb.



6 HORAS,

  1. MOMENTOS PARA LA REFLEXIÓN



CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO
POR LA IGUALDAD HOMBRE-MUJER

1ª HORA: UN MOMENTO PARA LA REFLEXIÓN:

"Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros

George Orwell. Rebelión en la granja-


1. ¿Quién debe cuidar a quién?

REPORTAJE

A la igualdad desde el nacimiento
La ley que aprueba hoy el Congreso trata de acercar los derechos de hombres y mujeres
C. M. - Madrid - 15/03/2007. Fuente: El País.
La lucha por la igualdad no es sólo cosa de mujeres, aunque sean mayoría los nombres femeninos que han intervenido en la tramitación de la ley que hoy se aprueba definitivamente en el Congreso. Políticas, expertas, luchadoras de toda la vida por los derechos de la mujer, han trabajado durante más de un año por equipararlos con los de los hombres. Pero, puestos a equiparar, quedaba una asignatura pendiente a favor de ellos, la maternidad. Con la nueva ley, los hombres tendrán 15 días de baja laboral en exclusiva una vez que nazca el bebé. Hasta ahora, la madre podía ceder a su pareja parte o la totalidad de las 10 semanas que le correspondían, una vez agotadas las seis primeras, obligatorias para la parturienta. En 2013, si nadie lo adelanta, será un mes la baja paternal.

Con la Ley de Igualdad, los hombres podrán coger 15 días de baja por paternidad

"Poco me parece, aunque es fundamental; lo lógico es que el padre pueda estar de baja también porque hay cosas que la mujer no puede hacer en los primeros días, mucho menos si el parto no es natural y se necesita cesárea, por ejemplo. Suelen tener la ayuda de las madres, las suegras, pero lo lógico es que esté la pareja". Sixto Rodríguez ya lo intentó. Envió una carta a la empresa diciendo que, ya que se iba a aprobar la futura Ley de Igualdad... "Pero no coló", así que Susana le cedió dos meses de los suyos para que no se perdiera la crianza de sus hijos en los primeros días de su vida. "Fue maravilloso, pero creo que ella se estresaba un poco, porque tenía que sacarse leche para las tomas y a veces los horarios no le cuadraban, así que yo, aunque me levantaba por las noches y cuidaba a la niña, yo creo que ella andaba estresada por los biberones que tenía que extraer".

A Sixto no le quedaba tiempo personal para nada, pero recuerda aquellos dos meses como un periodo de vacaciones, "porque no había trabajo" y como "un remanso de paz". No hay nada, "salvo darles de mamar" que no pueda hacer un hombre, dice. "Y los niños no notaron el cambio, pero quizá la madre tiene un apego especial por estar con ellos esos meses, aunque nosotros también disfrutamos de nuestra vida laboral y personal, todo no van a ser pañales y biberones", se ríe Sixto.

La Ley de Igualdad avanza en este terreno, pero no es el único. La visibilidad de las mujeres será mayor cuando entre en vigor y las listas electorales tengan que tener al menos un 40% de representación femenina con opción a salir elegidas, no basta con ponerlas al final de la lista. Y, a igualdad de condiciones, se podrá premiar en la adjudicación de los contratos con la Administración a aquellas empresas que ostenten un reparto equilibrado en sus empleos entre hombres y mujeres.

No es obligatorio para los consejos de administración, pero la ley sugiere a las empresas que coticen en bolsa que aprovechen el vencimiento de los mandatos de sus consejeros para ir incluyendo mujeres en ese escalafón.

La ley otorgará prioridad durante un año para sus cursos de formación a quienes se incorporen de un periodo de maternidad y se reservará a las mujeres que reúnan los requisitos al menos un 40% de las plazas para estos cursos para "facilitar su promoción profesional".

Los tribunales y órganos de selección de la Administración General del Estado deberán tener una presencia equilibrada de mujeres y hombres, porque se entiende que en la selección comienza a veces la discriminación.

En materia educativa, se recuerda que se deben ir eliminando los contenidos sexistas en los libros de texto. La ley garantiza protección para las mujeres víctimas de violencia de género, acoso laboral o sexual en el trabajo y concede prestación por maternidad a las madres que no hayan cotizado suficientemente y a los padres que cojan su baja.


2ª HORA: UN MOMENTO PARA LA REFLEXIÓN:
Mujer, despierta; el rebato de la razón se hace oír en todo el universo; reconoce tus derechos. El potente imperio de la naturaleza ha dejado de estar rodeado de prejuicios, fanatismo, superstición y mentiras. La antorcha de la verdad ha disipado todas las nubes de la necedad y la usurpación. El hombre esclavo ha redoblado sus fuerzas y ha necesitado apelar a las tuyas para romper sus cadenas. Pero una vez en libertad, ha sido injusto con su compañera; Oh, mujeres! ¡Mujeres! ¿Cuando dejaréis de estar ciegas? ¿Qué ventajas habéis obtenido de la Revolución? Un desprecio más marcado, un desdén más visible... ¿Qué os queda entonces?, la convicción de las injusticias del hombre. La reclamación de vuestro patrimonio, fundado sobre los sabios decretos de la naturaleza; ¿qué tendríais vosotras que temer de una tan noble empresa, acaso las buenas palabras del legislador de las Bodas de Cannaán? ¿Creéis a nuestros legisladores franceses, correctores de esa moral largo tiempo vigente, pero ya trasnochada, cuando nos repiten: mujeres, ¿qué hay de común entre nosotros y vosotras? Todo, tendríais que responder. Si ellos se obstinan, en su debilidad, colocando esta inconsecuencia en contradicción con sus principios, oponed valerosamente la fuerza de la razón a sus vanas pretensiones de superioridad, uníos bajo el

estandarte de la filosofía, desplegad toda la energía de vuestro carácter, y veréis pronto a estos prepotentes, nuestros serviles adoradores arrastrándose a vuestros pies, pero orgullosos de compartir con vosotras los tesoros del Ser Supremo. Cualesquiera sean las barreras que se os opongan, está en vuestro poder derribarlas, sólo tenéis que querer.”
Olympe de Gouges. Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana, Epílogo, 1791


3ª HORA: UN MOMENTO PARA LA REFLEXIÓN:
U

n mundo de progreso material y estancamiento moral: la estigmatización de las niñas indias.

REPORTAJE

India elige el sexo del bebé y aborta a sus niñas

Por: Ana Gabriela Rojas. (Fuente:AministíaInternacional.or)


En India cada vez más familias abortan cuando saben que están esperando una hija. Esa fue la conclusión más alarmante de los primeros resultados del censo 2011 que confirma que los indios ya son 1.210 millones y representan el 17% de la población mundial, aunque aumentan a ritmo menos acelerado y cada vez hay menos analfabetismo. El gran fallo, sin embargo, ha sido comprobar que aumenta el “feminicidio”, o aborto selectivo de mujeres. Ahora en India, por cada mil varones de hasta 6 años hay solo 914 niñas. Esta tendencia no es nueva: inició en los años ochenta con la popularización de las ecografías, coinciden los expertos, pero es la diferencia más grande en la historia del país del sur de Asia. Hace 10 años, en el censo pasado, la diferencia era de 927 por cada mil.

A pesar de que el Gobierno ha implementado algunas medidas, como prohibir a los doctores anunciar el sexo del bebé, la situación sigue empeorando, coinciden los expertos. Hay un gran negocio detrás.

Las familias prefieren tener hijos que hijas. “Las mujeres en India siguen siendo vistas como una carga para la familia. Se piensa que son una mala inversión: se les tiene que alimentar, educar, para que al final se vayan a la casa del marido. Por si fuera poco, se considera que hay que cuidar su honor y pagar la dote para deshacerse de ellas”, explica Ranjana Kumari, directora del Centro de Investigaciones Sociales. Además, el patriarcado está muy arraigado y muchas familias no se consideran como tal si no tienen un hijo que perpetúe el linaje, explican los expertos. Por ello India tiene ahora uno de los desequilibrios más grandes entre niños y niñas, junto a China, Armenia, Azerbaiyán, Georgia y Corea del Sur, según las estimaciones del Fondo de Población de Naciones Unidas. La falta de mujeres causará graves crisis en la sociedad. Entre los problemas están que muchos hombres en edad casadera, principalmente los más pobres, se quedarían sin pareja, lo que podría llevar a un aumento en la violencia y tráfico de mujeres. Ellas, se verían presionadas a casarse y tener hijos más jóvenes y por ello muchas veces renunciarían a su educación y trabajo. Estas serían algunas de las consecuencias que podría sufrir India en los próximos años, se advierte.

“El aborto selectivo de niñas es una vergüenza para toda India porque es una de las manifestaciones más terribles de la discriminación hacia la mujer”, en palabras de Ranjana Kumari, lo que explican muchos. La alarma se ha dado por varios años y no se ha logrado parar. El “feminicidio” no se explica por la pobreza, dicen. Los abortos son en muchos casos más frecuentes en los Estados más prósperos del país y los hace quienes pueden pagar ecografías y el posterior aborto. Así que también la concienciación sobre el problema, mejora con la educación, pero tardará un tiempo en cambiar la percepción sobre las niñas en el subcontinente, explica el demógrafo experto en Asia del Centro para la Población y Desarrollo de Francia, Christophez.Guilmoto.

Con cada vez más población que emigra del campo a las ciudades y que aspira a una mejor calidad de vida, las familias prefieren tener menos hijos, y prefieren que sean varones explican los demógrafos. Las medidas del Gobierno no han sido suficientes, han sido débiles y no han abordado el problema en su totalidad, dicen. “Se tienen que implementar leyes fuertes que paren las prácticas en todo el país. Se tienen que mejorar las condiciones de la mujer en todos los aspectos, especialmente en la violencia o en el acceso a la propiedad y al trabajo”, según un comunicado de la ONG ActionAid. Además del aborto de niñas, las que logran nacer, son tratadas peor que a los hijos varones. "La desnutrición es mayor, no se les lleva tanto al médico, y los índices de mortalidad son más altos entre niñas", dice el reconocido activista Sabu George. India está fallando en proteger a sus niñas.

4ª HORA: UN MOMENTO PARA LA REFLEXIÓN:

En mi casa mando yo; mi mujer simplemente toma las decisiones." WOODY ALLEN.


3. La lucha por la igualdad: Rosa Parks

Reportaje

Rosa Parks, la legendaria activista que se negó a ceder el asiento a un blanco.

YOLANDA MONGE 26/10/2005. Fuente: El País.

Rosa Lee Parks, la afroamericana que impulsó el movimiento de derechos civiles en Estados Unidos al negarse a ceder su asiento en un autobús a un hombre blanco, falleció el 24 de octubre de muerte natural, a los 92 años de edad, mientras dormía la siesta en su casa de Detroit. "Simplemente se quedó dormida y no se despertó", informó Shirley Kaigler, abogada de Parks. Aunque la causa de la muerte no ha sido todavía confirmada, Parks llevaba años luchando contra la demencia senil.

Rosa Parks cambió hace casi medio siglo la historia de los derechos civiles de los negros en Estados Unidos con un simple "no". El 1 de diciembre de 1955, una costurera de 42 años de edad se sentaba en una de las filas "para la gente de color" en un autobús de la ciudad de Montgomery, en el segregado Estado de Alabama, la misma Alabama que un siglo antes había luchado contra el Norte para mantener la esclavitud.

Pero una ley de la ciudad obligaba a los negros a dejar sus asientos a los blancos cuando no quedaban más sitios disponibles en el autobús. Incluso debían bajarse del vehículo en caso de que fuera muy lleno. Cuando varios blancos subieron aquel día al autobús, varios hombres negros hicieron lo que se esperaba de ellos: cedieron sus sitios. Rosa Parks se negó a levantarse, fue arrestada y cambió con su coraje a toda una nación sin ni siquiera proponérselo.

"No. Estoy cansada de ser tratada como una ciudadana de segunda clase", dijo Parks al conductor del autobús cuando le ordenó ceder su asiento. Cuando Parks insistió en su negativa a levantarse y ceder su puesto a un hombre blanco, el chófer del autobús, James Blake, llamó a dos policías. Éstos preguntaron a Parks por qué no se había movido. "No pensé que tuviera que hacerlo. Pagué mi billete como cualquier otro".

"En el momento de ser detenida no tenía ni la menor idea de que iba a ocurrir todo lo que después ocurrió", contaría la costurera 30 años después. Parks no fue la primera persona negra arrestada en Montgomery por no ceder su asiento, pero sí la primera en desafiar la ley. Por aquel entonces, a mediados de la década de los 50, estaban en vigor leyes que obligaban a la separación racial en autobuses, restaurantes y lugares públicos en todo el sur de Estados Unidos. "Estaba harta", asegura Elaine Steel, amiga de Parks, en The New York Times. "No era ninguna niña, y llegó un momento en que no aguantó más abusos". Rosa Parks fue condenada por quebrantar la ley y multada con 10 dólares, además de tener que pagar otros cuatro por las costas del juicio.

Ese mismo día, los habitantes negros de la ciudad comenzaron una protesta donde económicamente más dolía: boicotearon el sistema de autobuses bajo el liderazgo por un entonces desconocido y joven de 26 años reverendo Martín Luther King. El boicoteo duró 381 días, casi 13 meses, llevando casi a la ruina a la compañía de autobuses, ya que en un 75% eran los negros quienes utilizaban este sistema de transporte.

Los 381 días de huelga desembocaron en una decisión del Tribunal Supremo que obligó a Montgomery a eliminar la segregación racial en el sistema de autobuses, y puso fin a las leyes racistas que separaban a blancos y negros en los espacios públicos del sur estadounidense con la norma de 1964 conocida como Ley federal de Derechos Civiles.

El 21 de diciembre de 1956, Martin Luther King y otros líderes de los derechos civiles fueron los primeros ciudadanos negros en subir a un autobús de Montgomery en igualdad de condiciones con los ciudadanos blancos.

Rosa Louise McCaulley nació el 4 de febrero de 1913 en Tuskegee, Alabama. Su padre era carpintero y su madre maestra de escuela. Sus abuelos, con los que vivió de niña, habían sido esclavos.

"En aquella época, no teníamos ningún tipo de derechos. Era una cuestión de supervivencia", explicaba Parks en una entrevista en los años 80. En 1932 se casó con Raymond Parks, un barbero, decidieron compartir el compromiso de luchar por los derechos de los negros y se unieron a la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP, en sus siglas en inglés).

Tras su victoria, la pionera del movimiento de los derechos civiles y su marido tuvieron que mudarse a Detroit en 1957, después de perder su empleo y recibir varias amenazas de muerte en Alabama. Entre 1965 y 1988, trabajó como asistente del representante demócrata por Michigan John Conyers.

Parks recibió en 1996 la más alta condecoración civil de Estados Unidos, la medalla Presidencial de la Libertad, y en 1999 le entregaron la medalla de oro de Honor del Congreso, cuando la reconocieron como un "icono viviente de la libertad en Estados Unidos".

El presidente, George W. Bush, aseguró ayer que Rosa Parks "transformó América". El senador demócrata Edward Kennedy y el reverendo Jesse Jackson lamentaron su fallecimiento y destacaron su lucha y valor en favor de la igualdad y la libertad.-



5ª HORA: UN MOMENTO PARA LA REFLEXIÓN:

A tu izquierda, imagen de un ánfora griega del siglo V. a. C. En ella observamos a dos mujeres lavando la ropa. Una actividad que como otras (cuidar de los hijos, cocinar, etc.) era propiedad exclusiva de mujeres y esclavos. A tu derecha, dos sufragistas norteamericanas de principios del siglo pasado reclamando la igualdad jurídica para la mujer y la posibilidad de influir en el discurrir político de la nación con su voto y su participación.





La dominación machista: cómo las tradiciones, las supersticiones y la falta de educación quebrantan la dignidad.

REPORTAJE

La muerte lenta tiene nombre de mujer en Somalia

La violencia, las mutilaciones sexuales y la pobreza extrema se ceban en el sexo femenino en el no-Estado africano

RAMÓN LOBO (ENVIADO ESPECIAL) - Galcayo - 21/01/2007. Fuente: El País

Ser mujer en un no-Estado como Somalia es peor que una desgracia, es una condena a una muerte lenta, cruel e invisible. En un no-país donde cada hombre dispone de un arma de fuego y la utiliza desde 1991 contra su vecino, hablar de derechos, de lucha, de esperanza y de una vida digna resulta una utopía. A niñas como Faadumi Husein, de 16 años, les practican la ablación y les cosen los labios de la vulva (infibulación) para impedir las relaciones sexuales antes del matrimonio y garantizar su virginidad. "Duele mucho y duele todos los días", asegura Faadumi.



"Si no te cosen los labios [de la vulva], es muy difícil que un hombre acepte casarse"

Los padres -no importa qué padres, ni el clan al que puedan pertenecer porque es una costumbre extendida- les conducen a casa de la gudniin, la curandera encargada de la operación, cuando cumplen ocho o nueve años. Algunas niñas mueren por hemorragias e infecciones por la falta de higiene.

Nuuro Crahmaal es enfermera. Tiene 36 años y siete hijos, de los que viven cinco. Se opone a la doble amputación sexual. "Veo casos todos los días. Cuando ayudo en un parto trato de convencer a la madre para que no se lo haga a su hija cuando crezca. Algunas escuchan y parecen comprender, pero otras se enfurecen porque dicen que es una tradición religiosa y que nadie puede ir contra ella".

Amira tiene 22 años y es bellísima, como la mayoría de las somalíes: piel tostada y tersa, rasgos suaves, ojos negros grandes y luminosos y una leve sonrisa. Su tercer hijo está en el hospital postrado en una colchoneta con malnutrición severa. A ella le practicaron la doble agresión a los ocho años y la acepta como algo normal: "Le pasó a mi abuela y a mi madre y me ha pasado a mí. Si tuviera una hija se lo haría también".

En la cocina del hospital de Galcayo sur huele bien. Halimo prepara en un enorme puchero un guiso de arroz con judías y verduras. Tiene 25 años y no está casada. Vive con su madre y una hermana y prefiere dedicarse antes al trabajo que a un hombre. "Si te casas tienes que abandonar el empleo, el marido te hace un niño, luego se divorcia y se marcha. Prefiero estar sola". Halimo no explica la razón de su soltería, infrecuente a su edad en un país con una esperanza de vida de 47 años. Quizá una frase de la enfermera Nuuro sea la respuesta: "Si no te cosen los labios es muy difícil que un hombre acepte casarse contigo".

Una semana antes del matrimonio, arreglado de antemano entre las familias, el hombre comprueba visualmente el estado del sexo de su futura esposa. Si la vulva no está sellada significa que ha estado con otros hombres y la repudiará. Si es aceptada, la mujer volverá a la curandera gudniin para una segunda operación. "Es otro momento de riesgo por las hemorragias y las infecciones. Se practica una semana antes de la boda porque es el tiempo que suele necesitar la paciente para recuperarse. Los primeros días no puede sentarse, apenas camina y sufre grandes dolores", explica la enfermera.

La niña Faadumi Husein, que acepta ese rito que tanto le duele, tiene la mirada huidiza. Parece tímida, como si estuviera educada en el miedo. Vive en una diminuta habitación con sus padres y tres hermanos varones. Nunca ha ido al colegio. No sabe leer ni escribir. En casa se encarga de la limpieza y de ayudar a su madre. Jamás ha pisado un cine, pero le gustaría ver algún día una película india. "Mi padre no me lo permite porque dice que está en contra del Islam". Se queja de las palizas de su padre y hermanos. Dice que ése es otro de los problemas de la mujer somalí.

Shukri M. ha cumplido los 18 años. En el brazo derecho tiene la marca de una bala. Se la descerrajó un miliciano hace una semana. "Estaba limpiándome los dientes debajo de un árbol cuando él apareció. Le pedí que me dejara marchar, pero me agarró y me tiró al suelo. Me quitó la ropa y me violó. Cuando escapé, disparó". Shukri fue rescatada por un coche cuyos ocupantes oyeron las detonaciones. "El hombre está detenido y cuando me cure iré a casa, mi marido se reunirá con la familia del otro y negociará una solución". Shukri, sin hijos vivos, cree que su marido se divorciará tras cobrar el dinero.

Además de la violencia general y de la física y de las mutilaciones sexuales, hay una tercera agresión que afecta a las mujeres y la casi totalidad de la población somalí, cerca de ocho millones de personas: la pobreza extrema.

Odheeho Cabdile es una de sus víctimas. Tiene 90 años y luce el porte de una gran dama. Jamás vivió en una casa ni tuvo trabajo más allá de vender legumbres en el mercado cuando era joven. Duerme sobre un camastro fabricado con tiras de ropa sobre la arena fría de las noches de Galcayo. Es una desplazada desde que a los 10 años se quedó huérfana. Hoy no ha comido, ni bebido leche, té o agua, su dieta habitual. Depende de la caridad de sus vecinos, tan pobres como ella. Habla pausada, encogida en sus recuerdos dentro de una cabaña de un metro cuadrado techada por un plástico naranja. Tuvo 11 hijos de los que seis sobreviven en la miseria. Le gustan los plátanos y los mangos, pero son un lujo prohibido, un sueño.

La enfermera Crahmaal cree que la creación de un Estado ayudaría a la mujer. "Se podrían decretar leyes que nos protejan, pero aun así sería difícil porque la tradición es más fuerte que la ley. Éste es un país del Islam y ninguna norma puede ir contra ello".

Tras la derrota en diciembre de la Unión de los Tribunales Islámicos, demonizados por EE UU como los nuevos talibanes, Somalia ha regresado a manos de los señores de la guerra que la destruyeron. Ahora, libre de supuestos terroristas, el nuevo país se parece demasiado a otros experimentos internacionales recientes: los que ganaron la guerra no aparentan ser mucho mejores que los que se fueron.



6ª HORA: UN MOMENTO PARA LA REFLEXIÓN:
Incluso aquellos que se han tenido por grandes sabios han dicho estupideces:
Sólo el aspecto de la mujer revela que no está destinada ni a los grandes trabajos de la inteligencia ni a los grandes trabajos materiales. Paga su deuda a la vida, no con la acción, sino con el sufrimiento, los dolores del parto, los inquietos cuidados de la infancia; tiene que obedecer al hombre, ser una compañera pacienzuda que le serene. No está hecha para los grandes esfuerzos ni para las penas o los placeres excesivos. Su vida puede transcurrir más silenciosa, más insignificante y más dulce que la del hombre, sin ser por naturaleza mejor ni peor que éste.

Lo que hace a las mujeres particularmente aptas para cuidarnos y educarnos en la primera infancia, es que ellas mismas continúan siendo pueriles, fútiles y limitadas de inteligencia. Permanecen toda su vida niños grandes, una especie de intermedio entre el niño y el hombre. Si observamos a una mujer loquear todo el día con un niño, bailando y cantando con él, imaginemos lo que con la mejor voluntad del mundo haría en su lugar un hombre”
Arthur Schopenhauer, El amor las mujeres y la muerte.


IES MATEO HERNÁNDEZ


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal