7 directrices para una buena relación y comunicación



Descargar 7.14 Kb.
Fecha de conversión03.07.2017
Tamaño7.14 Kb.

7 directrices para una buena relación y comunicación





  1. Acepta a tu pareja «tal como es»

No culpes. Acepta que, si mantenéis la relación es para encontraros bien juntos, no para arreglar, reformar o perfeccionar a tu pareja. Responsabilízate de tus propios sentimientos. Puedes permitirte el influir en tu pareja, pero no exigirle que cambie. Y dale también la libertad para que influya en ti. Sí, para que te informe y te persuada.


  1. Manifiesta tu aprecio con frecuencia.

Evita las críticas constantes. Reconoce con frecuencia las cosas buenas de tu pareja, aunque sea por pequeñas cosas. Encuentra, descubre o, incluso, crea cosas que valores realmente en tu pareja. Y házselo saber. La sinceridad y la honestidad son muy importantes aquí. Y evita una relación de tipo «asesino», criticando frecuentemente a tu pareja.


  1. Comunícate desde la integridad.

Se honesto respecto a las creencias y las evidencias que estés en desacuerdo con tus propios puntos de vista de lo que está sucediendo. Cuando tu pareja tenga razón, admítelo. Se sincero, pero con tacto. Acepta la existencia de diferentes percepciones de una misma cosa. Estableced el acuerdo de no castigaros el uno a otro y hacedlo honestamente. Poneos de acuerdo que ambos vais a ser honestos, y que vais a creer en la honestidad del otro.


  1. Comparte y explora las diferencias con tu pareja.

Explora los desacuerdos con tu pareja con el fin de ir hacia un acuerdo en el que salgáis ganando los dos, de alcanzar una resolución superior que acepte partes de los dos puntos de vista. O con el fin de estar de acuerdo en el desacuerdo. Además, estate dispuesto a llegar a un arreglo, sin hacerle creer que estás de acuerdo cuando, en realidad, no lo estás.


  1. Apoya los objetivos de tu pareja

No renuncies a tu propia integridad ni a tus puntos de vista o deseos importantes, pero ves hasta donde te permita tu honestidad para apoyar a tu pareja, aun cuando estés claramente en desacuerdo.


  1. Concédele a tu pareja el derecho a equivocarse.

Respeta el derecho de ambos a ser personas falibles (al inalienable derecho a cometer errores y a aprender de las experiencias y errores). ¡No respete sólo tu propio derecho a ser un ser humano proclive a equivocarse!


  1. Reconsidera tus necesidades como objetivos que puedes alcanzar con posterioridad.

(Es ésta una directriz que te va a permitir trabajar adecuadamente con las otras seis directrices.) Cuando no consigas lo que quieres o desees, recuerda que no tienes por qué conseguir lo que quieres, ¡ni ahora ni quizás nunca!
NOTA: Opta por practicar las siete directrices como un compromiso unilateral, haga lo que haga tu pareja. Cada vez que las cosas no te salgan bien, intenta descubrir dónde te equivocaste. También puede que tengas algo importante que aprender sobre tu manera de hablar o de escuchar.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal