8 de pentecostés a patmos una introducción a los libros de hechos a apocalipsis



Descargar 2.52 Mb.
Página40/88
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño2.52 Mb.
1   ...   36   37   38   39   40   41   42   43   ...   88

APLICACIÓN


La epístola a los Romanos llevó a Martín Lutero a reconsiderar el catolicismo medieval que le habían enseñado, y a recuperar una teología bíblica de la justificación por fe. Por tanto, ésta fue la porción bíblica que marcó la Reforma Protestante a principios del siglo XVI. De forma similar, también fue esta epístola la que llevó a John Wesley dos siglos después a recuperar en una parte importante de la Iglesia de Inglaterra la necesidad de una experiencia personal de conversión. Como consecuencia, nació una nueva rama del protestantismo que pasó a conocerse como la Iglesia Metodista, de la que a su vez más adelante surgirían otras iglesias que hacían un gran énfasis en la santidad (p. ej. los nazarenos) y, por último, los movimientos pentecostales y carismáticos de nuestro siglo XXI. También en el siglo XX, la epístola a los Romanos transformó al joven liberal Kart Barth, quien se convirtió quizá en el teólogo más influyente del siglo a nivel mundial, estableciendo lo que se ha llamado la neoortodoxia.

Estas transformaciones no deberían sorprendernos. La epístola de Pablo nos ofrece la respuesta más sistemática de toda la Biblia a la pregunta sobre cómo presentarnos justos delante de Dios, que es la pregunta fundamental del ser humano cuando asumimos la posibilidad de que Dios exista. Más aún, si tenemos en cuenta tanto el material teológico como el material ético de esta epístola, Romanos resume la respuesta cristiana a la pregunta sobre cómo podemos averiguar la voluntad de Dios para nuestras vidas. Esta carta es el «Evangelio de Juan» de las epístolas, la presentación más completa y mejor organizada del evangelio.113 Todos los seres humanos han pecado y por lo tanto están enemistados con Dios. Para restaurar esa relación deseable con su Creador fue necesaria la expiación que Jesucristo efectuó. Para recuperar esa relación (lo que los cristianos llaman salvación) es necesario tener fe en Cristo, y la fe en Cristo implica por un lado creer en su deidad y su resurrección corporal, y por otro, aceptar que es Señor y someterse a Él (dejando que sea el Señor de todo lo que uno es y hace). No hay obra alguna que tenga la capacidad de salvar de ese modo.

Por definición, los que han sido justificados tienen en ellos al Espíritu, que garantiza su transformación y crecimiento en santidad, aunque lo hace de forma diferente con cada persona y el camino no está exento de altos y retrocesos. Esta «santificación progresiva» culmina en la glorificación final del creyente cuando Cristo vuelva, que consta de la resurrección corporal y por tanto la liberación del cuerpo de corrupción que está destinado a la muerte, y de un espíritu moral perfeccionado que no volverá a pecar. Dado que el cambio moral ya empieza a este lado de la eternidad, a los creyentes se les pide que permanezcan en el Espíritu, quien les ayudará a obedecer los mandatos del evangelio. De forma general, estos mandatos tienen que ver con la pureza física y mental, una entrega y dedicación completa al Señor. De una forma más personal, tienen que ver con el descubrimiento de los dones espirituales, y su ejercicio con fidelidad y amor. Y nos recuerdan que la madurez cristiana está caracterizada por la tolerancia gozosa y por animar a otros creyentes a vivir como Dios les muestre a través de su conciencia, en lugar de imponer un puñado de absolutos bíblicos no negociables.

Si empezamos a seguir todas estas valiosas verdades que claramente representan la voluntad de Dios para nuestras vidas, entonces estaremos preparados para entender su guía en las cuestiones más complejas a título personal, como dónde trabajar, dónde vivir, con quién casarse (o si quedarse soltero/a), si tener hijos o no, cuándo mudarse, etcétera. En ocasiones, esa guía puede llevarnos a entender que Dios nos está dando la libertad de confiar en lo que se ha llamado «el sentido común santificado». Dicho de otro modo, como vimos en Hechos, Dios en muchas ocasiones no muestra su voluntad a través de señales claras, sino a través de un proceso en el que tenemos que explorar numerosas posibilidades, todas ellas formas aceptables de servirle, aunque solo una de ellas se materializará. O, en otros casos, simplemente tenemos que escoger de entre todas las actividades que honran a Dios, puesto que en esta existencia caída y finita solo podemos hacer una serie limitada de cosas y solo podemos estar en un número limitado de lugares.


PREGUNTAS


1. ¿Cuál es la fecha y la procedencia de la carta de Pablo a los Romanos? ¿Qué información nos ayuda a ubicar y a fechar esta carta de forma tan precisa? ¿Por qué el momento en el que Pablo escribió esta carta supone un punto de inflexión en su trayectoria evangelística? ¿Qué importante suceso ocurrido en Roma ayuda al lector a entender una gran parte del contenido de la epístola, y de qué modo afectó este suceso a la iglesia de Roma?
2. ¿Cuál es la mejor forma de dividir el cuerpo de la carta? Escribe una tesis o afirmación que defina cada una de las secciones principales. ¿De qué forma las subdivisiones de la primera sección nos ayudan a entender y a presentar el evangelio? Escribe una tesis o afirmación que resuma cada sudivisión.
3. ¿Qué quiere decir Pablo en Romanos 1 sobre el pecado en general, y también sobre la homosexualidad? ¿De qué forma esta lista de pecados se ha sacado de contexto y se ha usado mal en medio del mundo evangélico, sobre todo recientemente? ¿Cómo podría una exégesis sana de este texto subsanar las acusaciones que se ha hecho a los homosexuales?
4. ¿Qué dice Romanos 3–5 sobre nuestro derecho a ser justificados por la fe? ¿La asociación con la ley judía y su observancia suponen una ayuda para alcanzar la justificación? ¿Qué significa la aplicación de la enseñanza de Pablo en la actualidad para aquellos que buscan la justificación?
5. Basándote en Romanos 5, escribe una buena conclusión sobre la forma en la que el «pecado original» afecta a toda la humanidad. ¿Cuál es la idea principal de Romanos 5?
6. Según la epístola a los Romanos, ¿cuál es la relación entre la justificación y la santificación? ¿Qué le ocurre a la naturaleza pecaminosa de una persona después de ser justificada por la fe en Jesús? ¿De qué forma las diferentes interpretaciones de Romanos 7:14–25 afectan la teología paulina de la santificación? ¿Cuáles son las implicaciones personales y pastorales de las diferentes interpretaciones de Romanos 7:14–25?
7. Según Romanos 8, ¿qué dones reciben los que son justificados por la fe en Jesús? ¿Cuál es el proceso del orden de la salvación?
8. ¿Qué principios podemos extraer de Romanos 9–11 para hablar de la justicia de la elección y la predestinación? ¿De qué forma el debate sobre la elección de Israel puede guiarnos en cuanto a nuestras afiliaciones políticas?
9. ¿Qué observaciones exegéticas nos dan elementos para entender las palabras de Pablo sobre la sumisión a las autoridades en Romanos 13?
10. Observando la estructura de Romanos 14, ¿cuál es la idea más importante del capítulo? ¿Cuál es la aplicación práctica de este principio a la vida cristiana diaria?
11. Si comparamos la conclusión de Romanos con las conclusiones de las otras epístolas paulinas, ¿cuál es la característica única del final de Romanos? ¿Cómo podríamos explicar esta diferencia?




Compartir con tus amigos:
1   ...   36   37   38   39   40   41   42   43   ...   88


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal