9952 caratulada: “sosa garcia, adrian walter edgardo p/sup. Homicidio agravado por la relacion de pareja con la victima cometido contra una mujer mediando violencia de genero – vtma. – Capital”



Descargar 0.52 Mb.
Página1/10
Fecha de conversión04.07.2017
Tamaño0.52 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10





*.1PI103.3950171.*

PEX 97877/13

"SOSA GARCÍA, ADRIÁN WALTER EDGARDO P/ SUP. HOMICIDIO AGRAVADO POR LA RELACION DE PAREJA CON LA VICTIMA, COMETIDO CONTRA UNA MUJER MEDIANDO VIOLENCIA DE GÉNERO. VTMA.: ********** - CAPITAL, EXPTE. N° 9952 DEL T.O.P.1"
En la ciudad de Corrientes, a los seis días del mes de abril del año dos mil quince, se reúnen en acuerdo los Sres. Jueces del Excmo. Tribunal Oral Penal N° 1, actuando como Presidente el Dr. RAUL JUAN CARLOS GUERIN, e integrado por las Dras. CYNTHIA T. GODOY PRATS y MARIA DE LOS MILAGROS MARTINEZ SPALLA (Subrogante) asistidos por el autorizante Secretario Dra. CYNTHIA GODOY GONZALEZ, al sólo efecto de suscribir los fundamentos de la sentencia dictada en la presente causa N° 9952 caratulada: “SOSA GARCIA, ADRIAN WALTER EDGARDO P/SUP. HOMICIDIO AGRAVADO POR LA RELACION DE PAREJA CON LA VICTIMA COMETIDO CONTRA UNA MUJER MEDIANDO VIOLENCIA DE GENERO – VTMA. **************** – CAPITAL” (PEX 97877/13), cuya deliberación se llevara a cabo en sesión secreta del día 26 de marzo del año dos mil quince en la que intervino el Sr. Fiscal del Tribunal N° 1 Dr. CARLOS JOSE LERTORA, por la parte Querellante el Dr. ALBERTO SALVADOR PISCHEDDA, y por la defensa del imputado los Dres. JOSE MARIA ARRIETA y ISIDORO SASSON, causa en la que se encuentra imputado ADRIAN WALTER EDGARDO SOSA GARCIA, argentino, D.N.I. N° *******, nacido en ****** el día ************, de estado civil******, de ocupación *********, con estudios*****************, con domicilio en ****************, es hijo de *****************, Prontuario Policial N°******************”. Practicado el pertinente sorteo resultó el siguiente orden de votación:
DR. RAUL JUAN CARLOS GUERIN.

DRA. CYNTHIA T. GODOY PRATS.

DRA. MARIA DE LOS MILAGROS MARTINEZ SPALLA.
Seguidamente el Tribunal se planteó las siguientes

C U E S T I O N E S
PRIMERA: ¿CORRESPONDE REMITIR LOS ANTECEDENTES DE LAS DECLARACIONES DEL TESTIGO **** AL SR. FISCAL EN TURNO CONFORME LO DISPUESTO POR EL ART. 139, DEL C.P.P?

SEGUNDA: ¿ESTAN PROBADOS LOS HECHOS Y LA AUTORIA DEL IMPUTADO?

TERCERA: ¿QUE CALIFICACION LEGAL CORRESPONDE APLICAR Y EN SU CASO CUAL ES LA RESPONSABILIDAD PENAL DEL IMPUTADO?

CUARTA: ¿QUE SANCION RESULTA APLICABLE?
A LA PRIMERA CUESTION EL DR. RAUL JUAN CARLOS GUERIN DIJO:

En oportunidad del debate se recibió declaración testimonial al Sr. ******, a quién se le impuso sobre las penalidades del falso testimonio y se le recibió formal juramento de ley.

En el transcurso de su declaración hizo mención sobre circunstancias que el testigo habría vivenciado en oportunidad de asistir al nosocomio local donde se encontraba internada en Sala de Terapia Intensiva la víctima de la causa, y además sobre la presencia de familiares de la nombrada a quienes habría identificado como sus hermanas.

La defensa del imputado solicito careo con las mencionadas, y luego de incidentarse esa cuestión el Tribunal resolvió en forma favorable, no sin antes disponer sobre un resguardo también solicitado por la defensa en el sentido de evitar la comunicación entre esas personas a carear, y una previa audiencia de reconocimiento entre esas personas.

Al momento del careo y ante la falta de reconocimiento se produjeron nuevos incidentes procesales con el pedido expreso de la defensa de que se remitan los antecedentes al Fiscal de Instrucción en turno por considerar que el nombrado testigo incurrió en falso testimonio, a lo que el Tribunal dispuso posponer el tratamiento de la cuestión para esta etapa de Sentencia, evitando un posible prejuzgamiento por el tenor de las circunstancias sobre las que tenía que formular el mérito.

Al emitir sus alegatos la defensa técnica del imputado solicitó que el Tribunal se expida en forma favorable al planteo mencionando, recordando que el testigo en la etapa de Instrucción omitió dar testimonio de circunstancias relevantes para la causa si se contrapone o tiene en cuenta la declaración que ahora produjo durante el desarrollo del Juicio.

Para resolver, tengo presente que “el ciudadano que comparece a declarar esta obligado de decir verdad de cuanto supiere y le fuere preguntado. Ello implica que el testigo debe decir “toda” la verdad, manifestando la totalidad de lo que recuerde y dando la razón de sus dichos. No puede ocultar nada, ni agregar a los hechos verdaderos otros falsos“ (Eduardo M. Jauchen – Tratado de la Prueba en Materia Penal pag. 297 – Ed. Rubinzal Culzoni Editores) y en el caso verificados como razonables para levantar sospechas los agravios expuestos en la formulación que hizo el Sr. defensor para sostener su postura, entiendo asiste razón sobre la necesidad de proceder como lo indica el art. 139 y cc. del C.P.P. enviando al Sr. Fiscal de Instrucción en Turno copias de las actas correspondientes al testimonio de ************ y a sus efectos. ASI VOTO.
A LA MISMA CUESTIÓN, LAS DRAS. CINTHIA T. GODOY PRATS y MARIA DE LOS MILAGROS MARTINEZ SPALLA, DIJERON:

Que adhieren y comparten los fundamentos del Dr. Raúl Juan Carlos Guerin; y ASI VOTAN.


A LA SEGUNDA CUESTION EL DR. RAUL JUAN CARLOS GUERIN DIJO:

A) Del hecho atribuido y la prueba producida en el Debate:

I).- Que conforme al Requerimiento de Elevación a Juicio de fs. 782/799 vta. se atribuye al imputado Adrián Walter Edgardo Sosa García la comisión siguiente hecho: “Que el día 14 de Mayo del año 2013, en el horario comprendido entre las 0,00 y las 02,00 horas aproximadamente, en el interior del departamento ubicado en la calle Jujuy N° 1478, plata alta, de esta ciudad de Corrientes, provincia del mismo nombre, el procesado ADRIAN WALTER EDGARDO SOSA GARCIA, en circunstancias en que se encontraba junto a ****************, con quién mantenía una relación de pareja, en el marco de una convivencia conflictiva, violenta y de subordinación, atacó brutalmente a su mujer, propinándole severos golpes por todo el cuerpo, mientras le profería amenazas de muerte y múltiples insultos, contexto en el cual la víctima efectuó desde su celular un llamado telefónico a su hermana ***************, precisamente a las 0,37 hs. Expresándole que esa sería la última vez que escucharía su voz, que se hiciera cargo de su hija, que la quería mucho a ella como a sus hermanos que ya no había más solución para ella, refiriendo textualmente “de ésta no salgo” continuando las agresiones por parte del procesado quién entre los fuertes ataques efectuados, golpeó de modo contundente la cabeza de ***** contra la pared en forma persistente zamarreando su humanidad asiéndola con sus manos, causándole esos goles en la cabeza su muerte días después, pese a que en ese momento ****** logro retirarse del departamento, dirigiéndose caminando por la vereda de la cuadra hacia calle Mariano Moreno cayéndose desplomada precisamente sobre esa calle casi esquina Jujuy, a unos 84 mts., del lugar donde fue agredida como consecuencia de los fuertes golpes que sufriera en su cabeza. Minutos después un transeúnte advirtió su presencia allí e inmediatamente dio aviso a la tres personas que se hallan en la esquina de la otra cuadra, siendo a éstos en oportunidad de socorrerla a quienes ***** logro de modo balbuceante indicar detalles relevantes de lo sucedido, presentando en su humanidad daños compatibles con tales ataques, siendo trasladada al Hospital Escuela General San Martín, lugar donde ingresó en estado inconciente y reservado con Traumatismo Encéfalo Craneano Grave y politraumatismos con derivación inmediata a la Unidad de Terapia Intensiva, donde continuó con cuadro clínico y neurológico grave, de evolución tórpida y desfavorable produciéndose su muerte el día 8 de Julio de 2013 a las 17,30 hs. a causa y como consecuencia directa y necesaria de los golpes recibidos en su cabeza.

Bajo esta plataforma fáctica el Fiscal requirente califica el hecho como homicidio calificado por el delito de HOMICIDIO AGRAVADO POR LA RELACION DE PAREJA CON LA VICTIMA, COMETIDO CONTRA UNA MUJER MEDIANDO VIOLENCIA DE GENERO, tipificándolo en el art. 80 inc. 1° y 11° y 45, del C.P.A.-
Declarado abierto el debate e informado que fuera el imputado del hecho atribuido y las pruebas existentes en su contra, como asimismo de sus derechos constitucionales, manifestó que deseaba hacer uso del derecho de abstención, no declarando en esa oportunidad, por lo que se dispuso la incorporación por lectura de su declaración en la etapa instructoria, obrante a fs. 408/411.
En el debate se recibieron los testimonios de: ***********

Asimismo se recibió declaración a los profesionales médicos: ***** A fs. 1260, se incorporó por lectura el testimonio de ****, obrantes a fs. 27 y vta. y 123/124 vta.-

Del testimonio de **********, se desistió a fs. 1048 vta., a pedido de parte Fiscal.

Concluida la recepción de los testimonios y con la conformidad de las partes se ordenó incorporar por lectura las siguientes pruebas: Acta circunstanciada de fs. 7. Acta de aprehensión y secuestro de fs. 8. Acta de inspección ocular de fs. 10 y 266/267.Croquis de fs. 11, 295/297. Acta de entrega de fs. 16. Acta de allanamiento de fs. 29/30. Informe socio ambiental de fs. 33. Exámenes médicos de fs. 39 (fs. 233), 76/77, 108, 298/299. Informes médicos psiquiátricos de fs. 73, 200. Informe de la División Informática Forense de fs. 82/90. Fotocopias certificadas de informes de la División de Química Legal de fs. 118, 119. Tomas fotográficas de fs. 126/135, 269/288. Informe psicológico de fs. 148/149. Fotocopia certificada de historia clínica (Hospital Escuela) de fs. 157/199. Informe de la UDT- UFIE de fs. 323/381, 699/705. Informe del Instituto Médico Forense de fs. 422. Fotocopia de historia clínica (Hospital de Salud Mental) de fs. 435/441. Protocolo de Autopsia de fs. 463/465 vta. Tomas fotográficas (Protocolo Autopsia) de fs. 466/480. Informe Histopatológico de fs. 613/616. Informe de inmunomarcación de fs. 617/619. Informe del Instituto Médico Forense de fs. 620/681. DVD reservado en secretaría del Tribunal. Planilla de antecedentes fs. 1010 e informes del R.N.R. de fs. 1029/1031 del imputado ADRIÁN WALTER EDGARDO SOSA GARCÍA y se tuvo presente los Elementos secuestrados en la causa que fueron entregados a fs. 319 y fs., 714 (en carácter de depositario judicial) y los recepcionados a fs. 823, 991/992 y vta.



Luego de esta incorporación por lectura, se le dio la palabra a la parte querellante, el Dr. **********, quien manifiesta: Llegamos a esta audiencia con una pieza acusatoria que oportunamente se ha leído al inicio del debate y la Querella que ha interpuesto esta Parte contra el Sr. ADRIAN WALTER EDGARDO SOSA GARCIA, el encartado SOSA GARCIA llega procesado con prisión preventiva firme a esta audiencia como consecuencia de una investigación que se realiza en la instrucción, tenemos que valorar las pruebas que se han tenido en cuenta en el auto de procesamiento como en el requerimiento de elevación a juicio y es importante señalar que la imputación que hemos solicitado al momento de interponer la Querella y que se encuentra plasmada en los mismos términos en el requerimiento, esto es la calificación legal del art. 80 inc. 1 y 11 del C.P., esto es, homicidio agravado por la relación de pareja con la víctima, cometido contra una mujer mediando violencia de género, el Sr. SOSA GARCIA llega como único responsable y autor material del hecho que se ha investigado. Vuelvo a las cuestiones que se han planteado en Instrucción y que oportunamente se han valorado y ratificado en esta sala ante este Tribunal. La víctima *********se encontraba el día de los hechos en el departamento de calle**********, aproximadamente a las 12,30 hs. ******* llama a su hermana *******, de alguna manera el primer llamado se interrumpe y conforme surge de las pruebas que están incorporadas a esta causa, fs. 80 y 89 surge una comunicación telefónica ratificada en esta audiencia por ****** y logra hacer le escuchar a su hermana la situación que se encontraba viviendo y que estaba siendo sometida a un ataque brutal por parte del imputado Sosa García, se desconoce el tiempo que fue víctima de éste brutal ataque, de esta brutal paliza, pero sí uno toma en cuenta la hora de la llamada a ***** y sí a posterior nos ubicamos en el relato de ******** que explicó de manera detallada que estando en su casa mirando televisión, un programa que va de 0,30 a 1,30 hs. y aproximadamente a las 0,30 hs. escucha fuertes ruidos, pies descalzos, pies que corren, cosas que caen, fuertes golpes y sale de su departamento en planta baja para interpelar al procesado y logra ver a ***** que se encontraba en un balcón y de manera tambaleante se incorpora y tras unos minutos vuelve a escuchar, relatado por la testigo *****, pasos y golpes y a criterio de ella muebles que caían, ella manifestó que terminó el programa y se tomó un alplax, cuando finalizó el programa, estamos hablando de la una de la mañana y aproximadamente una hora después vuelve a escuchar ruidos y minutos más tarde ******* abandona el lugar, es decir el departamento de planta alta, es importante ubicar en tiempo y espacio a la víctima porque de la testimonial de **** en función de lo que escuchó, “te voy a matar, coges con todo el mundo, te voy a matar a vos y a tu familia”, esas palabras textuales de los agravios y de los insultos pudo de alguna manera volcar acá la testigo *************, y sí nos ubicamos el relato de ***** 0,37 hs., el relato de **** aproximadamente a las 1,30 de la mañana y acá es coincidente con el testigo ****, que no solamente de manera detallada describió la ropa de *** sino de que lugar la vio salir, *** dijo que “la misma persona que vi salir de la mitad de cuadra, es la que auxilié en la esquina”, tenía una campera celeste y pantalón celeste, en esa oportunidad siendo acompañado por el sereno **** y por el testigo ***, **** dijo que logró mantenerla en un estado de conciencia, logra interrogar a la víctima, y antes de ingresar a su estado de inconciencia total, estaba semi inconciente logró trasmitir al testigo *** que ha sido conteste, no fue contradictorio, dijo que ***** le dolía mucho la cabeza, y ante preguntas de “quien te hizo esto mamita, tu novio, tu marido?” ******** dijo mi marido me golpeó mucho contra la pared, me duele mucho la cabeza, me golpeó por todos lados, esto surge de la testimonial de instrucción y de lo manifestado acá ante el Tribunal y fue ratificado por el testigo **** en instrucción y ante este Tribunal y en instrucción *********. A posterior es llevada por un servicio de emergencias al hospital Escuela donde se inicia un dramático proceso hacia donde todos conocemos, ***** ingresó con un trauma encéfalo craneano que esta acreditado de manera concreta en la historia clínica y el cuadro que presentaba era gravísimo y en ese sentido habiendo ubicado a la víctima y habiendo ubicado el testigo **** en este proceso quien fue el autor de esta salvaje agresión esto es el procesado SOSA GARCIA. Nos ubicamos en la historia clínica y comienza este padecimiento en este proceso no solo de la víctima que ciertamente estuvo sedada hasta el momento de su deceso y la testimonial de la Dra. *********** que de manera clara nos explicó la manera que se llevó a cabo la autopsia, el macroscópico y microscópico estudio histopatológico y considero oportuno consultar con su superior y ante el Superior Tribunal y elevar algunas muestras al instituto Fleming reforzando la cuestión respecto de los daños ocasionados a *********, es importante tener presente la permanencia de ***** en el hospital, porque ese sufrimiento lo padeció más la familia que ella, lo sufrieron más los familiares, los deudos porque ella estuvo en todo momento sedada. La Dra. ***** nos ilustró, nos explicó a preguntas de la sala que sin trauma no hay edema, y es importante porque se han tratado de introducir algunas cuestiones sobre cual fue la causa de la muerte y en realidad ****** sí no hubiera sido víctima de esta salvaje agresión ella nunca hubiera ingresado al hospital Escuela, la causa por la que ingresa, es entubada y es atendida por la guardia y a posterior por los médicos de terapia intensiva se debe exclusivamente al hecho del que fue víctima, ella ingresa al hospital y es entubada porque el trauma sufrido le había anulado y producido un disminución tanto del sistema respiratorio como del cardíaco y lleva a los médicos a realizar estas maniobras de respiración que no quedaba otra porque sí no se realizaban esas maniobras sumado al paro cardíaco que sufrió, y no se hacía lo que se hizo, ella hubiera fallecido al ingresar al hospital Escuela, esa fue la causa por la que ingresa y la causa por la que fue víctima a posterior de una infección de la que fue víctima al estar con todas las defensas bajas, y eso lo explicaba el Dr. ******* al disminuir las funciones de manera normal pierde el organismo la posibilidad de contraatacar, bajas sus defensas y estas cuestiones que recibió fueron todas consecuencias del hecho traumático que vivió en el departamento de calle Jujuy, y reiteró me pegó mucho por la cabeza, me dolió, me pegó mucho por la pared. A preguntas al Dr. ********* sí se podía ocasionar un trauma al pegar de manera reiterada la cabeza contra la pared me dijo de manera categórica que sí y es importante tener presente el testimonio, el informe y conclusiones del Dr. ********* porque a criterio de él y surge claramente en función del criterio y de los conocimientos que tiene el Dr. ****** que la causa directa de la muerte de *********** fue el traumatismo encéfalo craneano y eso ya se advirtió cuando se realizó la tomografía del Hospital Escuela, no es una conclusión que se haga de esta Querella, eso consta en autos y esta incorporado a la causa. Voy a volver a la cuestión de lo que ocurrió antes y durante el hecho que tuvo como víctima a ****, está claro y así lo dijo en su declaración el imputado SOSA GARCIA que tuvo una relación de seis o siete meses con ***** y que ella le ayudó a llevar algunas cosas al departamento donde residían en calle Jujuy, la Sra. Consuelo la ve antes del hecho, y debe estar resaltado y había una relación, permanente o no, que es lo que requiere el tipo, en su calificación del inciso 1º, puntualmente lo que requiere es que exista una relación con la víctima permanente, con la declaración del imputado, con la declaración de ****, de ******, robustece lo que dijo el imputado que había una relación, es decir, que la calificación es la indicada y es la que sostenemos y por la cual vamos a solicitar la pena, el reproche penal. El inciso 11 sí bien es figura nueva que se da en el Código Penal, sí bien es cierto que es una calificación nueva que se da, tiene sus críticas, retractores y quienes piensan distinto, que no existe ninguna inconstitucionalidad, que no se transgrede el art. 16 de la C.N., respecto a que todos somos iguales ante la ley, porque entiende que hay una suerte de privilegio cuando se da violencia de género, y la víctima es una mujer, esto es hay que hacer una análisis de la cuestión biológica, en realidad esto es un estanco cultural y así se ha venido analizando en las distintas convenciones que se han realizado por el mundo de quienes apoyan este reproche y consideran que se debe castigar este tipo de hechos y el ejemplo más claro es la convención de Belén do Para que de manera categórica nos dice que es lo que se ha elaborado, que es lo que se ha venido analizando para entender que es violencia de género que reitero no es cuando cuestión biológica sino una cuestión cultural, y el Legislador debe necesariamente ante tantas cuestiones que pone como víctima a la mujer en una sociedad con resabios patriacarles es que viene a incorporarse esta cuestión, seguramente la sociedad en un tiempo que desconocemos no será usada esta calificación, en la medida en que se eduque a la sociedad. La inconstitucional no es tal, es un hecho grave que ocurre en la sociedad que debe ser custodiada y algunos hechos gravísimos que se venían sucediendo y no se advierte en función de estas cuestiones ni mínimamente que sea inconstitucional y el bien jurídico a custodiar es la integridad física de la mujer, los derechos de la mujer, que no esta sobre los del hombre ni por debajo, pero en este punto de la violencia de género esta en un plano de inferioridad y por eso se ha legislado y por eso se custodia esta cuestión y esto lo comento porque algunos juristas dicen que podría ser inconstitucional, habría que hacer una perspectiva más amplia y cual es el fin para saber que es la violencia de género. Dicho esto y estando firme la imputación que hemos solicitado, habiendo escuchado el testimonio de los Dres. Morales y Galiana, no cabe dudas que la lesión que sufrió ****** de manera directa del procesado SOSA GARCIA la que le lleva a la muerte, ya se ha reproducido las cuestiones que nos han dado más claridad respecto a cuestiones que debían ampliarse, en función de estas pruebas, en función de los testimonios que hice mención, entendemos que el autor material y responsable de la muerte de ********* es el imputado ADRIAN WALTER EDGARDO SOSA GARCIA y en función de ello y la valoración que se ha realizado, esta Querella va a solicitar tal como reza el art. 80 que se imponga prisión perpetua para el procesado SOSA GARCIA en función del concurso que se genera entre el inc 1 y el inc. 11 y esta pena solicitamos que sea de cumplimiento efectivo, sin ningún tipo de beneficio, con el fin de que la pena sea considerada no como castigo sino de un caso en el que se ha hecho justicia, por el daño ocasionado y el padecimiento de sus deudos, no existe ningún tipo de agente que sea provocador de parte de la víctima para que se pueda hablar de circunstancias extraordinarias de atenuación, todo lo contrario inclusive cuando estuvo el sicólogo aquí dijo que *********** era una persona tranquila y no agresiva y se tenga presente en los términos de la pena solicitada.
En su alegato el señor Fiscal de Cámara el Dr. Carlos José Lertora, manifiesta que: se juzga a ADRIAN WALTER EDGARDO SOSA GARCIA quien llega a este juicio por el requerimiento de elevación que le imputa la comisión del delito de homicidio agravado por la relación de pareja con la víctima, cometido contra una mujer mediando violencia de género, previsto por el art. 80 inc. 1 del C.P. y haber sido cometido por un hombre a una mujer, art. 80 inc. 11 del C.P., por un hecho ocurrido el día 14 de mayo de 2013 en el departamento ubicado en calle Jujuy 1478 de esta ciudad, calificación legal y ubicación física del proceso que marca la competencia del Tribunal para su juzgamiento. La acusación dice que en el lugar y día indicado el imputado que mantenía una relación de pareja con **********, en el marco de una convivencia conflictiva, violenta y de subordinación, la atacó propinándole severos golpes en todo el cuerpo a la vez que le profería amenazas de muerte y en ese contexto la víctima alcanzó a llamar a su hermana ************ a las 0,37 hs. y le dijo que esa “sería la última vez que la escuchara, que se hiciera cargo de su hija, que quería mucho a todos los integrantes de la familia y que ya no había solución para ella y que ya no había solución para ella y de que de esta no salgo”, el imputado golpeó la cabeza de la víctima contra la pared, zamarreándola, causándole esos golpes en la cabeza lesiones que causaron su deceso, así sucintamente narrado es el hecho imputado a SOSA GARCIA, ello nos lleva al análisis de la primera cuestión, y sí está debidamente probado el hecho en esta audiencia de debate? y dentro de esta cuestión la Fiscalía en base al acta circunstanciada de fs. 7, acta de allanamiento de fs. 29, acta de fs. 153, tomas fotográficas de fs. 132/135, la historia clínica, protocolo de autopsia, informe de inmuno marcación de fs. 616/618, más el informe de la Dra. Morales de fs. 620/681, y las testimoniales de ****, *****, *****, *****, y en base a estos elementos que ha quedado debidamente acreditado que el día 14 de mayo de 2013 siendo aproximadamente las 02,00 hs. en la esquina de *** y ***** la víctima fue hallada tirada en la calzada por calle Moreno por los testigos *****, ****, ***** y *****, y el testigo ***** refiere en esta audiencia y sus dichos son coincidentes en el sentido que se acercó a la víctima a preguntarle que le pasaba y esta le dijo me duele mucho la cabeza, me pegó contra la pared mi marido, ya había dicho que era del barrio Pujol y tenía un hijo, que posteriormente tuvo una convulsión y perdió el conocimiento y llamaron a la policía y a la ambulancia, al 107, dado su condición de inspector de tránsito y ratifican los dichos de *****, ********** y ***** y no así ****** porque dijo no escuché, estaba alejado del lugar, resulta coincidente con los dichos de ***************, médica, con prestación de servicios en emergencias de la provincia, dijo que llega con la ambulancia y dijo que al llegar al lugar se encontró con una persona que estaba con pérdida de conocimiento y secreción bucal y decidió trasladarla al hospital Escuela y la historia clínica nos dice que es una persona que ingresa con politraumatismo, Glasgow 7/15, sin apertura ocular, se le realizó tomografía computada que impresionó como edema cerebral difuso, que motivó la consulta con neurocirugía quienes recomendaron una conducta expectante en cuanto a la evolución y se decidió el ingreso a terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica y luego de una larga evolución tórpida dicen los médicos, la paciente fallece por lesiones parenquimatosas multiorgánicas y sepsis en íntima relación con traumatismo encéfalo craneano, en esto me voy a referir a la testimonial de la Dra. ****** que para esta Fiscalía fue clara y precisa al referir que la muerte de ********** se produce por una causa traumática que originó lo que se denomina daño axonal difuso y daño vascular difuso que es una lesión diseminada en la sustancia blanca de axones en la corteza cerebral y explicó ella como es ese daño axonal y daño vascular difuso y dice también que la sepsis es adquirida con posterioridad pero no fue la causa de la muerte, sino una consecuencia no querida del grave daño con el que ingresó al sanatorio, y son contestes los médicos al decir que el solo hecho de entubarle a ********** o practicarle una traqueotomía, eso ya es una entrada de gérmenes y sí no se le entubaba en la guardia *********** podía morir en corto plazo. Han prestado declaración los Dres. Russo Arriola y Galiana, perito de la Defensa, que luego del análisis no logran ponerse de acuerdo con la causa de la muerte y concluye Galiana que estamos con una causa traumática de la muerte no así el Dr. Russo que dice que la muerte se produce por la sepsis que es la que llevó a la muerte. Esta Fiscalía entiende y toma como suya las conclusiones de la Dra. Morales que hizo la autopsia y vio el cuerpo de ********** e hizo los primeros estudios histopatológicos que completan la autopsia y todo esto es completado con el informe del instituto Fleming y es por ello que esta Fiscalía concluye que la muerte de ******* es por causa traumática y que el 14 de mayo de 2013 entre las 12,00 y las 02,00 hs. *********** fue víctima de una agresión física que le produjo lesiones con edema que luego de casi dos meses de internación la llevaron a la muerte. Teniendo por acreditado el hecho debemos analizar el segundo interrogante cual es sí ha quedado debidamente acreditada la autoría de SOSA GARCIA de las lesiones que sufriera ***** y cual es la responsabilidad que le cabe por ello. Y para ello este Ministerio Público hace una división en grupos de las testimoniales recibidas, un primer grupo integrada con ***** y ******, que conocían a ***** por cuestiones laborales, ya que trabajaba de manera precaria en la dirección de emergencias de la provincia o mejor conocido como el 107 y tanto ****** como **** son contestes al afirmar que la víctima concurrió en varias oportunidades a su lugar de trabajo precario con signos de haber sido golpeada, vistiendo mangas largas en época veraniega o en momentos de mucho calor, y dijo ***** que conocía la relación con el imputado ya que en más de una oportunidad la llevó a su domicilio como así también a la oficina que tenía SOSA GARCIA en proximidades de la plaza Libertad, y en más de una vez intentó convencer que termine con esa relación conflictiva que tenía pero que ella decía que lo quería mucho y eso iba a cambiar, que debió cubrir a ************* porque no iba a trabajar y en más de una oportunidad que trató de hablar con ella, era atendida por el imputado que le decía que quería hablar con ella para explicarle lo que sucedía. Tenemos también el acta de allanamiento de fs. 29, porque en ese departamento secuestraron prendas de vestir de la víctima, muestras de pelos, las tomas fotográficas de fs. 132/135, más la declaración de **************, estos elementos llevan a tener por acreditada aquella convivencia que era de carácter violenta o conflictiva y esa conflictividad de la pareja no puede sino atribuirse al informe psicológico del imputado que dice que el imputado presenta personalidad impulsiva y agresiva y tenía al momento de los exámenes falla en el control de los impulsos y identificándose como agresividad y hostilidad reprimida a modos de conductas violentas dirigidas hacia sí mismo o hacia terceros y sugieren los psicólogos el inmediato inicio de tratamiento. Tenemos probado que ******* convivía con SOSA GARCIA en el departamento de SOSA GARCIA en ****** y entramos al segundo grupo de testimonios, donde están ************** y ********, por ************ y ******* que han sido claros, precisos y concordantes, no solo de como encontraron a la víctima, sino que dijeron que estando sentados tomando mate en Rivadavia y Jujuy vieron a una mujer que no había pasado por la esquina donde estaban, que caminaba por la vereda oeste de Jujuy entre Rivadavia y Moreno, y recién advirtieron su presencia y debió haber salido de una casa donde no había luz y casualmente allí queda el departamento donde convivía con SOSA GARCIA y por último ************* que confirma que vive en el departamento de abajo del que ocupaba SOSA GARCIA y ********, que escuchó ruidos, muebles que se movían, taconeos, sillas que se caían, y eso le motivo a salir y encontró tirada en el balcón a ***** mientras SOSA GARCIA decía que no pasaba nada, y todo esto confirma lo dicho en el requerimiento y que los castigos que se produjeron en el departamento de ******* y finalmente los testimonios de los familiares de la víctima, que sí bien no son testigos presenciales del hecho escucharon los dichos del imputado amenazándola de muerte mientras la castigaba y ello nos lleva a la conclusión de que el imputado SOSA GARCIA fue autor de las lesiones que originaron el deceso de ************** y no puedo dejar pasar por alto una coincidencia muy llamativa entre los dichos de ******* que nos dijo que cada vez que intentaba comunicarse con ********* le atendía SOSA GARCIA, que le decía “quiero hablar con vos para explicarte lo que pasó” e idéntica situación se produce con el cuñado de ****** a quien SOSA GARCIA le dice “vení vamos a hablar y te voy a explicar lo que pasó” y ese es el motivo por el que va a la esquina donde es visto por *****. De conformidad al examen mental obligatorio el imputado es una persona capaz de comprender la criminalidad de sus actos y dirigir sus acciones, en consecuencia el hecho le debe ser atribuido en carácter de autor penalmente responsable y luego de largas cavilaciones y considera que debe ser atribuido a título de dolo directo, el imputado voluntariamente castigó a **********, como lo había hecho en otras oportunidades, no midió las consecuencias de su conducta al momento de propinarles estos castigos a ********* y más aún que dice que ella estaba bajo los efectos de sedantes y alcohol y la colocaba en una situación más vulnerable todavía. En cuanto a la calificación legal este Ministerio Público va a coincidir con la calificación con la que ha venido a juicio es decir la de homicidio doblemente agravado por la relación de pareja con la víctima, cometido contra una mujer y mediando violencia de género, ha quedado demostrado que ha existido la muerte de una mujer, ******, que ha sido causado por el imputado, que mediaba una relación de pareja entre ambos y fundamentalmente de la declaración de ************** como ya dijera la situación de convivencia conflictiva, una convivencia conflictiva en la que SOSA GARCIA dada su condición de hombre, comerciante, tenía estudios universitarios incompletos, tenía la posición dominante y ******** la posición de dominada y según los estudios que la trataron en el hospital psiquiátrico, la preocupación de ella era su situación laboral precaria, un trabajo ad honorem, retribuido de alguna manera por sus compañeros del 107, sin ningún tipo de asistencia social o médica y nos dijo ********** una frase que marca a juicio de este Ministerio Público la situación dominante de SOSA GARCIA, que después de todo el castigo le decía que “ todo iba a cambiar y que le iba a comprar un placard para que pueda guardar sus ropas en un departamento más grande”. Dice la ley 26485 en su art 4 – lee el Fiscal textualmente-. Y que más evidente todo esto, esta relación entre ********, una muchacha humilde, enamorada del imputado pero víctima de su conducta violenta, es por ello que este Ministerio Público entiende que el hecho debe 80 inc. 1 en concurso ideal 80 inc 11 del C.P. En cuanto a la pena no deja margen el Código Penal, que la pena que corresponde a SOSA GARCIA como autor penalmente responsable del delito homicidio agravado por la relación de pareja con la víctima por haber sido cometido contra una mujer mediando violencia de género es la de prisión perpetua, por todo ello este Ministerio Público solicita que al momento de dictar sentencia se condene a ADRIAN WALTER EDGARDO SOSA GARCIA (datos) de las demás circunstancias personales obrantes en autos, como autor penalmente responsable del delito de homicidio doblemente agravado por la relación de pareja con la víctima y por haber sido cometido contra una mujer mediando violencia de género en concurso ideal previsto y penado por el art. 80 incs. 1 y 11 en función del art. 54 del C.P., a la pena de prisión perpetua.
En su alegato, la defensa, el Dr. ISIDORO SASSON, a quien se le cede la palabra sostiene que: “venimos a formular las conclusiones sobre la prueba rendida a lo largo de este debate, uno debería tener como punto de referencia que las cuestiones que han sido producidas en el curso de la instrucción y que no han sido introducidas al plenario, no pueden ser materia de valoración como material que tome como base el Tribunal, deben quedar excluídas y descartadas, este largo proceso ha demostrado básicamente dos cuestiones que son sustancialmen te significativas para la vida institucional por un lado la importante carga de emotividad subjetiva que cada uno de los declarantes en carácter de testigos o los informantes de las pericias, o informes técnicos que se han producido han develado en este plenario y la gran cantidad de irregularidades que han quedado marcadas y no es una cuestión de carácter personal y esto quedo evidenciado en este plenario, a esta altura nadie puede dudar que acá se ha mentido flagrantemente y entre otras personas ha mentido flagrantemente el testigo de apellido **** y acá nadie puede discutir e incluso funcionarios policiales como el funcionario policial de apellido **** ha producido un informe socio ambiental particularizado porque ni siquiera se ha producido en el domicilio donde actualmente habitaba nuestro defendido, y se ha marcado una personalidad prácticamente endemoniada, que es producto de su imaginación porque ni siquiera fue corroborado por el testigo que dio fe en el informe mencionado y se han escuchado declaraciones lamentables como la declaración testimonial de la dra. ***** que intenta explicar la causalidad de manera distinta a como se ha consignado en su informe, y en ese sentido es importante tener en consideración que las decisiones judiciales deben ser tomadas y dictadas en función de las pruebas producidas y rendidas no en función del sentido de prejuicios emocionales que cada puede tener y mucho menos de coacciones como declarar de interés público este proceso, a través se pretende básicamente darle un efecto mediático, alejado de la realidad de lo ocurrido en este juicio y básicamente incluso en este proceso la prueba colectada no se corresponde con la calificación de los hechos que se imputa a nuestro defendido. Porque este proceso demuestra el efecto mágico del resultado, el efecto mágico de la impronta de la muerte que ha tenido por matiz sustancial cambiar incluso respecto a los hechos que generan esta causa, porque sí uno esta a los hechos que dan origen a esta causa que no se origina por un hecho de homicidio sino que se origina por un delito de lesiones y no es menor por dos razones, porque cuando uno formula una imputación está basada por aspectos externos u objetivos que se corresponda con lo interno o subjetivo y desde este punto de vista cuando esta causa se inicia por un hecho de lesiones lo que se le atribuye a nuestro defendido es una alteración en la integridad corporal o en la salud de la víctima y básicamente desde el punto de vista subjetivo que no se pretendió dar la muerte, es decir entre la lesión y la tentativa de homicidio básicamente hay una diferencia que esta dada por el sujeto, es decir lo que el sujeto se representa y lo que el sujeto aspira a lograr, de modo entonces que el resultado y la incorporación de la partida de defunción de **********, trajo como consecuencia que el Ministerio Público Fiscal pase a la imputación de homicidio calificado por la condición de la pareja y por el inc. 11 del C.P., y eso marca el primer dislate porque el resultado no es prueba de nada, si uno esta a las leyes o al Código Penal argentino, porque cuando legisla la figura de homicidio, legisla en el tipo de los arts. 79,80, 84 y 81 inc. 1, sí tomo esas cuatro figuras se tiene en común la muerte, hay homicidio doloso, hay homicidio agravado por el vínculo, hay homicidio culposo y hay homicidio preterintencional, son cuatro figuras de resultado y exigen a los fines de la consumación, la materialización del resultado y si me encuentro con un sujeto muerto me encuentro con cuatro alternativas de imputación pero el resultado material no es lo que define el aspecto interno y el aspecto interno de la imputación, esto esta dado por el dolo y hay dolo cuando sabe lo que hace y hace lo que conoce, es decir, que actua con dolo, quien no tiene error, y la imputación por dolo tiene que marcar la imputación o el efecto típico, es decir que el sujeto sabe, y sabe que lo que esta haciendo y que tiene efecto letal y sí nosotros iniciamos esta causa con la atribución de un delito de lesiones, entonces nosotros a juicio de los investigadores todos los hechos ocurridos con independencia de la versión que se quiera tener, son de hechos que no marcaban una pretensión de dar muerte y en ese sentido la diferencia entre el delito tentado y el delito consumado, de acuerdo a la doctrina predominante, no pasa sobre la base del aspecto externo u objetivo sino en el aspecto interno y subjetivo y se diferencia del hecho consumado porque en el hecho tentado aparece una figura incompleta, pero sí digo tentativa de homicidio estoy diciendo que el sujeto tuvo como marco de representación la muerte de la víctima pero no lo consumó, si digo lesiones estoy dejando de representar la muerte de la víctima, la lesión no tiene por pretensión causar la muerte, no hay hecho más lesivo que la muerte lo que no significa que el sujeto no aspire a causar la muerte. Y esta circunstancia no apunta a constituir un simple comentario anecdótico en torno de lo que es el dolo, sino que aspira a referenciar, que el suceso externo y tardío de la muerte ha tenido el efecto mágico de transformar la imputación subjetiva, por cuanto de una causa que se promovió por lesiones graves se concluyó en un homicidio agravado por la calidad de pareja y mediando violencia de género, a tales fines debe tenerse en consideración que incluso la declaración de nuestro defendida que ha sido introducida por lectura a este debate toma como punto de la imputación el delito mencionado. En tal sentido los datos externos objetivos o materiales “que pretenden ser el fundamento de la imputación por dolo de homicidio agravado” son exactamente idénticos, por no decir los mismos, a los que dan sustento a la imputación por lesiones graves y en este orden de ideas el desenlace fatal no tiene por efecto modificar los acontecimientos materiales originarios aun cuando, equivocadamente se sostenga, que la muerte está causalmente vinculada a los hechos que supuestamente dan origen a la imputación actualmente del homicidio agravado. Esto es así por el hecho de que la imputación de lesiones necesariamente descarta la existencia de un dolo de homicidio a partir de que si los hechos que se conocían hubiesen explicado la pretensión de nuestro defendido o el conocimiento que este tenía de que a través de ellos se causaba la muerte de ********* la atribución que cabía entonces era la de tentativa de homicidio, en tanto la diferencia que existe entre el delito consumado y el delito tentado, por lo menos para la doctrina predominante, no encuentra su explicación en una diferencia subjetiva o de dolo sino en una falta de correspondencia objetiva entre la creación del riesgo y la realización del resultado, y en este sentido podría decirse que en la tentativa existe un defecto o déficit en la programación de la acción a los fines de la consecución del resultado perseguido, pero el sujeto, aun cuando no lo logre desarrolla su acción con miras a la obtención a ese resultado lesivo. De allí que, y si se toma por cierto e indudable que el contenido de la conversación que refiere ********** resulta ajustado a la verdad y que los dichos de los testigos que encontraron a *********** son ciertos, esto demuestra que estos acontecimientos en la forma y modo en que fueron relatados, no explican una tentativa de homicidio porque el Ministerio Público Fiscal no cambió la imputación a la forma más gravosa cuando recibió declaraciones testimoniales sino cuando se produjo el suceso del muerte, por ello es que, y a estos fines basta simplemente corroborar la actuación sumarial que da cuenta que el cambio de imputación se produce cuando se agrega la partida de defunción, si la bacteria causante de la muerte no hubiese producido el efecto letal, este proceso hoy se estaría sustanciando por el delito de lesiones graves y no por el de tentativa de homicidio y la diferencia estaría marcada en que no tendríamos la necesidad de una autopsia, y la pericia destinada a explicar la causa de la muerte. Pero, las pruebas restantes son o serían exactamente las mismas, porque son pruebas que tienden a explicar la supuesta existencia de un golpe y la evolución de *********** en el Hospital Escuela, y desde ya que las pruebas médicas no explican la imputación subjetiva porque no hay profesional médico alguno que pueda referir qué había en la cabeza del imputado cuando evalúa al paciente, y los testimonios, insistimos, ya eran conocidos por el Fiscal y su contenido solo explicó la existencia de un dolo de lesiones, es decir de un comportamiento que no está destinado a causar la muerte sino que tiene por finalidad producir una alteración en el cuerpo o la salud de la víctima. No estamos diciendo con esto que Edgardo Sosa García sea el autor del delito de lesiones graves, lo que estamos diciendo es porqué la prueba agregada a esta causa no es suficiente para formular la imputación por dolo de homicidio y en este sentido porque no cabe tomar en consideración la imputación de un hecho de tamaña gravedad, porque para que ello acontezca el resultado y las condiciones que objetivamente califican al homicidio agravado tuvieron que estar presentes en la representación del sujeto al momento de la ejecución de la acción y está claro que el resultado acontecido no tiene una vinculación causal con la acción que se atribuye sino con un riesgo distinto generado por el cuadro infeccioso que presentaba ******** al momento de ingresar al Hospital Escuela José Francisco de San Martín, según dan cuenta los resultados del laboratorio realizado el mismo día de ingreso así como también la explicación que sobre ello brindó el Dr. Roberto Galiana en este debate. Por lo tanto, sí había dolo de homicidio este debió estar presente con el inicio de la causa porque la muerte no explica la existencia del dolo, y si alguna duda quedase, basta pensar en lo siguiente en el texto de la ley argentina hay homicidios en el art. 79 y 80 y también hay una definición de homicidio en el art. 81 b) y en el art. 84, delitos estos que tienen como común denominador la muerte, sin embargo se explican a partir de una diferente imputación subjetiva a la acción y que en el caso más extremo está dado por la finalidad de alcanzar el resultado, mientras que en el delitos preterintencional existe un dolo directo de lesión y en el delito culposo la muerte se explica a partir de la infracción objetiva al deber de cuidado. Por tanto, la muerte no es prueba del dolo, la muerte es el suceso exterior consecuencia de una acción que se exige en los delitos de resultado, también en el doloso pero que para fundar la imputación subjetiva debe acreditarse cuales son los elementos que el agente conocía y que permiten explicar su representación efectiva y concreta de la muerte. Insistimos los hechos que dieron origen a la presente causa no fueron suficientes a juicio del propio fiscal para fundar la imputación subjetiva por tentativa de homicidio y por lo tanto tampoco puede ser suficiente para imputar un homicidio doloso consumado con independencia de que sea o no calificado. Que se puede considerar objetiva y debidamente acreditado. Lo probado con certeza en este juicio es que el día 14 de mayo de 2013, en la intersección de las calles **** y ****o fue encontrada de cúbito dorsal ********* y que ésta tenía un traumatismo y que una vez trasladada al Hospital Escuela, lugar al que ingresó ya con una infección luego de generarse una sepsis como consecuencia de las bacterias intrahospitalarias se desencadenó una falla multiorgánica que culminó con el desgraciado desenlace de su muerte. Está probado entonces la existencia de un traumatismo pero no está probado que dicho traumatismo se corresponda con un golpe dado por un tercero, y menos aún por nuestro defendido. A los fines de acreditar esta última circunstancia, es decir que el traumatismo está dado por la acción de un sujeto, las pruebas médicas son irrelevantes por cuanto no resultan idóneas a tales fines. En efecto, las constancias médicas dan cuenta de un traumatismo, incluso de una gravedad distinta a la de un traumatismo cráneo encefálico en tanto, como lo ha debidamente explicado el Dr. ****************, los signos externos y objetivos que presentaba ***** se corresponden con un traumatismo craneano y no cráneo encefálico por cuanto el encéfalo no se encontraba lesionado. En tal sentido, el propio informe del médico ******* de cuyo contenido no se puede colegir ningún elemento que pueda explicarse como la verificación veraz de lo que supuestamente ha observado porque, contrariamente a lo que se quiso hacer ver acá como un error de tipeo, el mismo no delata la existencia de errores materiales o de tipeo, sino más bien grafica la suscripción de un informe pre impreso que no guarda coherencia en tanto, por un lado expresa que la persona que está en estado de inconsciencia dice ser y llamarse *********** y que puede prestar declaración, lo cual, entiendo nadie va a poner en duda que es materialmente imposible, mientras que, por otra parte, afirma en su supuesta evaluación que la revisó en un horario incluso anterior al que fue hallada, pero, definitivamente anterior al de su ingreso al Hospital, por ello es que este informe que es prueba de la falta de responsabilidad y seriedad del funcionario actuante y que manifiesta la desidia con la que común y habitualmente se trabaja, no puede ser valorado como un elemento de prueba suficiente para formular un cargo a nuestro defendido entre otras cosas incluso por el hecho de que a través de formulario pre impreso se dice lo que habitualmente se dice en las causas judiciales, que la lesión puede ser por o contra objeto romo y duro. Por lo tanto esta prueba es insuficiente como formulario pre impreso para decir que la lesión fue producida por o contra objeto romo y duro dado que en ese sentido utiliza la expresión “o” en sentido de disyunción sin dar andamiaje para optar por una u otra alternativa, mientras que, por otra parte las groseras contradicciones que marcan su contenido la descalifican como material probatorio, por cuanto se encuentra probado que el Dr. ***** en lugar de examinar, si es que se ha ido al Hospital Escuela José Francisco de San Martín a ***************, firmó un formulario pre impreso redactado por terceros como él mismo lo reconoció en audiencia y que no puede ser tenido como la manifestación de un funcionario público que de acuerdo a las reglas que marca el debido ejercicio de la función evaluó a ***************** a los fines de expresar lo que objetivamente percibía. Seguro estamos que la diferencia que se puede encontrar entre este informe y los tantos otros que suscribe ***** se halla solamente en la persona a quien se refiere, pero su contenido es exactamente el mismo. Es decir, un funcionario que ante un formulario pre impreso dice algo que seguramente ante este Tribunal se repite reiteradamente “lesiones compatibles con o contra objeto romo y duro”. Esto, más allá de la poca seriedad que conlleva no dice nada sobre que las lesiones graves a la que refiere sean producidas por la acción de un ser humano y particularmente nuestro defendido. Pero la contradicción que delata, prueba la falta de observación del médico a ****** no permite tomar a este informe técnico como una prueba adecuada para valorar la supuesta gravedad de la lesión porque, más allá de lo que eventualmente haya dicho o dejado de decir ante este Tribunal *******, lo cierto es que su informe no puede ser sostenido coherentemente con la existencia de una lesión grave porque la existencia de una lesión grave no se puede armonizar con un informe que dice que una persona que está en estado de inconsciencia dice ser y llamarse *********** y que se encuentra en condiciones de prestar declaración. Y un informe que miente con relación a la hora en la que supuestamente fue evaluada la paciente, y decimos que miente, porque no es un simple error material, salvo que se quiera creer eso no puede ser tomado en consideración o valorado como prueba de un hecho de carácter criminosos. Pero tampoco la autopsia ni el informe histopatológico y el informe de inmunomarcación del Instituto Fleming, son prueba de que la lesión, y más precisamente que el daño axonal difuso sea el producto del golpe recibido por parte de un tercero o la explicación se encuentre en la de una fuerza compatible con la de una fuerza cizallante de aceleración y desaceleración atento a que los datos objetivos que esos informes refieren en ningún caso indican que el origen del trauma sea el producto de fuerzas inerciales de aceleración y desaceleración. En efecto, es el propio Dr. ******** quien al ser interrogado específicamente contestó que el informe de inmuno marcación ni el informe histopatológico marcan la existencia de un trauma producido por el golpe de una persona. Que el informe de inmuno marcación sea acompañado por el comentario médico legal de la Dra. *************** intentando explicar y dar crédito “que se trata de una mujer víctima de traumatismo encéfalo craneano resultado del impacto producido por fuerzas inerciales de aceleración y desaceleración” solo refiere la falta de apego a los procedimientos que la lex artis marca a la hora de practicar una autopsia y ponen de manifiesto la carga emocional prejuiciosa e incriminante de una profesional que tiene el deber de producir un informe en términos objetivos y de veracidad. Y no decimos esto gratuitamente, lo decimos porque si la autopsia y el informe histopatológico al igual que el informe de inmunomarcación tienen por objeto el cuerpo o los órganos de una persona que no habla, en ningún momento a partir de estos datos externos se generan los presupuestos para decir que en el caso medió un movimiento inercial de aceleración y desaceleración propia de un movimiento cizallante más aún cuando el daño axonal difuso como la misma profesional lo admitió puede tener un origen no traumático. En este sentido, el informe de inmuno marcación puede arrojar la existencia de un daño axonal difuso no el origen o la causa de ese daño axonal difuso y cuando, prejuiciosa incriminante e irresponsablemente se dice que hay un movimiento de aceleración y desaceleración queriendo introducir la idea de un golpe producido por un tercero sobre la cabeza de la víctima se lo hace desde la simple conjetura u opinión infundada o tal vez deseo, de una profesional que reconoció ante este Tribunal que por un simple llamado telefónico supuestamente encontró la autorización de una jueza para remitir parte del cuerpo al instituto Flemming, incluso en contra nuevamente de los protocolos para tales exámenes, ya que no debió enviar muestras sino la totalidad del cerebro, autorización que por cierto no quedo registrada en ningún acta como la ley procesal marca para este tipo de actos. En tal sentido de la autopsia eventualmente uno puede dar credibilidad a que el cuerpo que se analizó fue el de *************, pero que las conclusiones del informe de inmunomarcación e histopatológico puedan ser tomadas como pruebas válidas para su valoración definitivamente no porque no hay ningún elemento que brinde seguridad a que los órganos o materia extraída sea la que haya sido estudiada y remitida. Y aquí creemos que es importante tener presente, amén de que en este proceso quedó demostrada la falta de seriedad profesional de la Dra. **************** para quien la seguridad del proceso se corresponde con un ok vía telefónica de una jueza de instrucción, en el caso, la cuestión no pasa por saber como eventualmente le interesó a la Dra. ********* que reputación o qué confianza le merece al Dr. **********, la Dra. **** porque nosotros no ponemos en tela de juicio el buen nombre y honor de ningún juez de instrucción de la provincia de Corrientes, pero si se decreta el procesamiento de un imputado sin que medie la constancia actuarial de que se le recibió declaración de imputado, el procesamiento es nulo por más que a nosotros o a los miembros del Tribunal ese juez le merezca el mayor de los respetos. Concretamente, este informe de inmunomarcación e histopatológico, por una parte no fue producido en el marco de legalidad y seguridad que exige la ley procesal y por otra, aún cuando así se lo crea, no permite concluir, como pretende la Dra. ******, en la presencia de un golpe producido por la acción de una persona. Pero tampoco de la historia clínica uno puede arribar a tal conclusión por cuanto en ella se describe la forma en que ingresara al Hospital Escuela José Francisco de San Martín, **************, esto es con trastorno del sensorio Glasgow de 7/15, que aún aceptando que ello obedezca a un origen traumático esto no importa afirmar, que el traumatismo ha sido causado por un tercero. Por ello insistimos en esta idea, los informes médicos en ningún caso permiten sostener la causa del traumatismo porque no resultan adecuados o idóneos a tales fines, de allí que no sea casual que comúnmente hagan alusión o referencia a la hipótesis alternativa “producida por o contra objeto romo y duro”, en tanto, insistimos, lo que el cuerpo, la materia o los órganos permite observar son los rasgos del traumatismo pero no la causa de su generación. De allí que, como lo teníamos dicho, la Dra. ********** contrariando las reglas de la práctica dispuestas para la autopsia introduce a los fines de su valoración hechos o circunstancias que no sabemos a partir de qué pautas ha tomado conocimiento pero que sin lugar a dudas están referidas a los testimonios de terceros que intentan explicar el origen traumático en un supuesto golpe de parte de nuestro defendido. En tal sentido, las consideraciones médico legales que realiza la Dra. ********** carecen de absoluta relevancia porque por un lado no están referidas al objeto que debió evaluar o analizar a partir de la idoneidad que se le reconoce para la producción de una pericia y por otra intenta hacer una solapada declaración testimonial de quién no ha sido citada. Ahora bien, ¿dónde se pretende generar los elementos de cargo que expliquen que el origen traumático se encuentra en un supuesto golpe dado por nuestro defendido? Del cúmulo de testimonios que se recibieron, aquí habría que analizar particularmente cuatro de ellos, el de *************, *********, *************** y ***********. Si tomamos los testimonios referidos y dejamos de lado todas las cuestiones y declaraciones atinentes a las referencias que hacen a las características personales de ****** y a los antecedentes de la supuesta relación de pareja que tenía con ************, se puede sacar en limpio lo siguiente: Por una parte se encuentra acreditada la comunicación telefónica entre los teléfonos pertenecientes a ****************** y *************, no quienes mantuvieron dicha comunicación ni su contenido. Ahora, si se entiende que esa comunicación fue mantenida entre ********* y ***** y que relata como parte de su contenido ********** cierto, se advierte lo siguiente: ********** nunca le dice a **** que está siendo golpeada es ********** quien primero declara que escucha gritos insultos y amenazas y luego declara que al llamar a su hermano ***** “***” le dice que
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal