Abril rojo: preguntas para el exam / Sumario



Descargar 43.61 Kb.
Fecha de conversión19.02.2018
Tamaño43.61 Kb.
Abril rojo: preguntas para el exam / Sumario

El ocho de marzo de 2000, Justino Mayta Carazo encuentra un cadáver en la localidad de Quinua. Se producían unas festividades y todo el pueblo era un poco bebido. Encontró el cuerpo totalmente carbonizado y deformado en el pajar de su vecino Limanta Huamán, intentando descansar . Aquello sabemos a través del informe que escribió el fiscal Félix Chacaltana Saldívar, el protagonista de la novela. Busca por primera vez al capitán Pacheco, pero no está. Después, el fiscal viene al hospital, donde tiene una conversación con el doctor, Faustino Posadas, quien investigó el cuerpo. Le dice a Chacaltana que no fue un accidente porque lo rociaron con keroseno y lo encendieron. Añade que la víctima perdía un brazo. El fiscal piensa que sólo podían hacer esto los terroristas de Sendero Luminoso.

El fiscal conoció a Edith, 20, una chica bonita que trabaja en El Huamanguino, su restaurante favorito. Después de hablar con el juez Briceño, tiene una conversación con el comandante Carrión y Pacheco. El fiscal les quería convencer que el asesinato era el trabajo de los terroristas, pero ellos no le hicieron caso. Se rieron de sus teorías. El fiscal le pide a Pacheco que escriba y envíe un informe, pero él no lo hace. Dicen que no hay Sendero en la región de Ayacucho y que tampoco hay terrorismo, que el fiscal es paranoico. Lo llaman un lío de faldas.

El fiscal adjunto Félix Chacaltana Saldívar va a comer por segunda vez en el restaurante donde trabaja Edith. Tiene unas gratas conversaciones sobre lo que tiene que pasar con ellos después de morir. Edith le dijo que hay un horno en la iglesia del Corazón de Cristo. El fiscal piensa que puede ser interesante investigarlo y visita al padre de la iglesia. El padre le dice que la muerte se produjo en Miércoles de Ceniza, y que quizás no era coincidencia. Le muestra el horno y le confía que sólo una persona podía tener acceso al horno, un ayudante que trabajaba un rato con el padre, Justino Mayta Carazo.

El fiscal busca a Justino en su pueblo, encuentra su casa pero Justino puede escapar cuando el fiscal está hablando con la madre de Justino. Al regresar, recibe unos golpes de un individuo desconocido. Vuelve a hablar con Pacheco, y él le dice que tiene que olvidar el caso y sobreseerlo, escribiendo que era un incendio y un accidente, nada más. Al final, el fiscal obedece y escribe el informe como exigía Pacheco.

El comandante Carrión desplaza al fiscal a un pueblo, Yawarmayo, para controlar las elecciones presidenciales. Félix Chacaltana pensaba que era un verdadero honor, un ascenso. Quiere mostrar que él sí tiene ambiciones, lo que desconoce se mujer. Toma el autobús para viajar hacia Yawarmayo. Durante el viaje, unos terroristas robaron el autobús, pero el fiscal les muestra su DNI y se fueron. Al llegar a Yawarmayo, el fiscal ve unos perros ahorcados y degollados, acompañados con carteles como “así mueren los traidores o “Muerte a los vendepatrias”. El teniente Aramayo le dice que sendero no dejó de operar en esta región. Otro soldado, Yupanqui, le acompaña a la casa de Teodoro, donde puede pernoctar el fiscal. Su familia sólo habla Quecha y es muy pobre.

Durante la noche, el fiscal escuchaba explosiones en las montañas. Había fuego y luces. Escuchaba gritos. Félix Chacaltana Saldívar no sabe lo que pasa y corre hacia la policía. Sin embargo, el teniente no le hace caso, está acostumbrado a esos hechos. Dice que “Los de Lima no se van a enterar de que hay una guarra hacia que se metan una bala por el culo. Chacaltana dice a Carrión que “los soldados están haciendo campaña a favor del gobierno de Fujimori“ y “que coaccionan los votos de los campesinos” para que gane el presidente. Carrión hace la vista gorda, desconoce el hecho de que haya terroristas.

El fiscal decide dar un paseo después de lo ocurrido. De repente, una persona le ataca. Félix Chacaltana huye hacia la montaña pero no logra sacudirse al atracador. Hay una pelea y el fiscal descubre que es la misma persona que le había atacado antes, Justino Mayta Carazo. Pero él empieza a sollozar, dice “mi hermano es él que hace todo” Después Justino logra huir hacia las montañas. El fiscal queda estupefacto.

Unos días después, el fiscal decide buscar en los archivos de la fiscalía por los hermanos Carazo. Descubre que Edwin Mayta Carazo era un miembro de una célula que operaba cerca de Huanta. Esa célula era involucrado en la voladura de unas torres eléctricas. Uno de los otros miembros era Hernán Durango González, quien era condenado a cadena perpetua. El ejército buscó a Edwin, cayó en sus manos, pero lo soltaron y pasó a la clandestinidad. El fiscal decide hablar con ese terrorista en la prisión de Huamanga para saber más. Primero el terrorista no quiere hablar pero poco a poco va discutiendo con el fiscal. Le dice que “el perro Cáceres no le liberó, sino que se deshizo de él. Detrae a Cáceres. El fiscal quiere saber si Edwin formaba parte de Sendero o no. Durango intimida, llega a predominar al fiscal. Como no ha sacado ninguna información útil, el fiscal decide irse pero de repente el preso le pregunta una cosa sobre su mamacita. Durango sabe su secreto. Le da miedo y el fiscal se larga.

El fiscal va a almorzar en el Huamanguino. Le confiesa que es un cobarde, que no es una persona importante, que tiene miedo. Edith lo consuela. Además le confiesa que sus padres murieron por los terrucos. Hablan un rato sobre sus padres fallecidos, el fiscal se siente seguro con ella, empieza a hablar sobre su madre, que todavía habla con ella. Edith le acompaña a su casa y empiezan a besarse, pero no pasa nada más porque Edith no está lista para ya tener sexo con el fiscal.

El día después, unos soldados armados con fusiles FAL tocaron a la puerta. Lo llevan a una fosa enorme, donde ve al comandante Carrión. Luego ve a la madre de Edwin y Justino, que está histérica. Carrión y Félix van al hospital, donde tienen un encuentro con el mismo doctor que el fiscal ya había visto antes para investigar el cuerpo carbonizado en Quinua. Es entonces cuando descubre que el nuevo muerto es Justino. Encuentran una nota en la que Sendero Luminoso reivindica el atentado. Carrión le dice a Félix que a Edwin también se encontró en la fosa común y que Alfredo Cáceres Salazar era la persona quemada encontrada por Justino en Quinua. Que Cáceres era responsable para las fosas, que él mató a Edwin después de liberarlo. Según Carrión, probablemente los senderistas mataron a Justino porque ha hablado con el fiscal como los senderistas suelen matar a su propia gente, a los sospechosos de soplones. Cáceres fue matado por sus ejecuciones sanguinarias y crueles. Le cortaba un brazo o una pierna al terruco que todavía estaba vivo ;lo hacía para evitar que vuelva a desobedecer el pueblo. Confiesa al fiscal que Lima está al tanto del rebrote, de las actividades de Sendero, pero hacen la vista gorda porque es Semana santa en Ayacucho, o sea el símbolo de la pacificación, llegan 20 000 turistas; el Ejército está ordenado a hacer nada, no quieren. Lima quiere evitar a toda costa que la prensa esté al corriente de lo ocurrido.

El fiscal habla con el padre Quiroz sobre lo ocurrido y el padre le dijo que todos los muertos son relacionados. Según él, se trata evitar la resurrección del cuerpo quemándolo. Le predice que seguirán más muertos en la Semana Santa. El fiscal quiere que envíen más policías al centro para patrullar en las calles de Ayacucho durante las fiestas, primero lo rechaza Carrión, bromando y insultando al fiscal, pero al final coincide en mandar más soldados, aun a regañadientes. Carrión le da un arma también, le avisa que él también puede ser blanco de los atentados de Sendero.

Cuando el fiscal estaba de guardia durante las fiestas, de repente se oyeron gritos, mucha gente estaba histérica por haber visto terrucos a punto de cometer un atentado. Los policías comenzaron la persecución hasta que no dejaron de ver a los terrucos. Uno entra en el bar, que servía perfectamente como escondite. Hay una chica y un chico, jóvenes de no más de veinte años, el otro sólo tiene 15 años, están tomados prisionero.

El fiscal decide hablar con Hernán Durango otra vez, esta vez no es la persona fuerte, autoritaria, sino una persona débil. Le cuenta sobre los acontecimientos en la prisión, como están tratados los terrucos. Es una historia horrible, no tienen derechos, no podían escuchar la radio. Se abusaba a las mujeres. Están tratados como bestias con sus garrotes. Durante la conversación, Durango está sollozando.

Unos días después Durango está desaparecido, se piensa que se podía fugar pero a lo poco se encontró un occiso, lo de la camarada Alonso. Encontraron un cartel que decía muerte por soplón, Sendero Luminoso. Sendero consideró a Alonso como un chivato porque le daba información al fiscal. El fiscal se siente culpable por todos los muertos, por eso decide confesar en la iglesia del padre Quiroz.

El padre le cuenta el mito de Inkari. Era el Inca Rey, surgido durante la colonia, después de la rebelión indígena de Túpac Amaru. Los españoles sofocaron la rebelión y torturaron a Túpac, lo golpearon hasta dejarlo casi muerto. Luego tiraron de sus extremidades con caballos hasta despedazarlo. Los campesinos andinos creen que se enterró sus partes en diferentes partes de la tierra de modo que nunca se volviese a unir. Según ellos, las partes están creciendo hasta unificarse de nuevo, y cuando esto ocurre, se levanta de nuevo el Inca. Sendero se presentó como ese resurgimiento. Los terroristas adoptaron la misma técnica para torturar y matar a sus víctimas, para evitar la resurrección. Así sus pedazos nuca volverían a juntarse.

Unos días después, el fiscal decide hablar con el padre una vez más, pero cuando toca al timbre, nadie viene. Félix entra y descubre el cadáver del padre, quemado en su propio horno. Félix se pone muy nervioso, ha dejado sus huellas por todas partes y piensa que se puede acusar a él de la muerte. De golpe, oye ruido y dispara, la primera vez en su vida; pero no sabe si había persona.

Aunque es inocente, el fiscal decide entregarse, no ve otra opción y va a la oficina de Pacheco. Pensaba que el capitán le acusaría de los muertos, pero fue así, lo que es un alivio para el fiscal.

Sin embargo, algo ha cambiado en el fiscal, eso vemos cuando vuelve a la casa de Edith, él quiere sexo con ella, pero ella lo resiste. El fiscal la abusa. Se ha convertido en un monstruo.

El día después, el fiscal se arrepiente de lo ocurrido. Decide buscar en los archivos el nombre de Edith, descubre que sus padres andaban involucrados en un atentado contra la policía; Edith también ya formaba parte de la célula terrorista. Ambos padres murieron en el atentado, Pacheco fue el jefe en aquel entonces.

Félix pide un lista de los visitantes de Hernán Durango y descubre que Edith le visitaba, era la única persona que le podía contar sobre su madre. Decide hablar con ella en el Huamanguino. Edith no quiere verle, pero para evitar una escena le acompaña hacia un pasadizo. El fiscal le acusa de los muertos pero ella desconoce los hechos. Luego la deja huir. El día después la encontraron muerta en su casa. Fue un asesinato cruelísimo, también hecho por Sendero Luminoso al parecer. El informe oficial de Pacheco dice que habían visto al fiscal discutiendo con Edith y que hay testigos quienes han visto que el fiscal la amenazaba con un arma. Después ella no volvió. Pacheco quiere que el fiscal confiese, todos los indicios apuntan en su dirección. Además, la vecina de Edith confirmó que entró la casa enloquecido la noche anterior. Tenía contacto con Justino Carazo y visitó a Durango.

De golpe, uno de los policías le dice que no fue Sendero que cometió esos atentados porque Sendero nunca firmaba así. Firmaban PCP, Partido Comunista del Perú o dejaban sus consignas, Viva el Presidente Gonzalo. Le acusan de todos los crímenes pero el fiscal poco a poco se da cuenta de que hay mucho tomate. Primero Pacheco refutó que tenía sus informes, y ahora sí los tiene. El fiscal también cuestiona el hecho de que le hayan suelto porque los testigos le incriminaron ya antes. El fiscal se vuelve loco y ataca a Pacheco peo lo vencieron y lo arrojaron en la prisión. Pero poco después le soltaron suelto, Pacheco le dice nunca estaba ahí y que tenía largarse. El fiscal ahora entiende que fue un orden de Carrión, el verdadero asesino.

Decide acudir a la comisaría y encontró a Carrión haciendo sus maletas para huir. Le acusa a Carrión de todos los delitos. Carrión le mandó a Yawarmayo para que Justino le matase. Después el mismo Carrión le mató. Mató a Quiroz y Durango porque le podían incriminar. Y finalmente dio el orden de librar al fiscal de modo que le pudiera matar a él también. Lima estaba al tanto de “las actividades” de Carrión, pero hacán la vista gorda porque era un militar, es la misma razón por la que no incriminaban a Cáceres. Carrión mató a Cáceres porque estaba resucitando los viejos fantasmas. Es que la población indígena lo reconocía y Carrión quería evitar que la prensa esté al tanto de que Cáceres ha vuelto a Ayacucho. Fue un amigo de Carrión, pelearon juntos en la guerra. Carrión confiesa que le ordenó a Justino matar al teniente porque un militar no mata a un militar. Justino quería vengar a su hermano, le propone utilizar el horno de Quiroz, y él estaba de acuerdo porque él también tenía mucho que perder ya que Cáceres estaba al tanto de su propia lucha contra los terrucos. Carrión se siente superior, está echando bromas como “Veo que está usando mi arma, ¿está acostumbrando a ella?” Para distraerle a Félix, empieza a hablar sobre su madre. [Carrión está al corriente de que Félix quemó la casa en la que vivió de pequeño. Su padre era un borracho y golpeaba a su mujer. Félix decide acabar con él pero perdió su madre en las llamas. Por eso se siente culpable.] Apagó la luz, pero el fiscal disparó. Carrión quería fugarse pero Félix disparó unas veces más. Después le encontró afuera, muerto.

La obra termina con el informe oficial de Eléspuru. Dice que el fiscal está en paradero desconocido. Ha sido visto en Vischongo y Vilcashuamán, organizando milicias de defensa en un estado de deterioro psicológico y moral, amenazando con su arma que carece de munición. No le van a acusar mientras el país se encuentre todavía en una coyuntura electoral. Tampoco acusan a Carrión, Olazábal y Cáceres porque dañaría la imagen de Perú o empañaría los importantes logros del gobierno en la lucha contrasubversiva., aunque tienen pruebas.


Preguntas

1) Guagüita : de bebé Terrucos: terroristas de Sendero Luminoso; Lío de faldas: ; Les daría flojera: falta de interés; Hay que tener maña, huevos y un garrote: habilidad, valor (de ballen) en een wurgpaal


2) El asalto de Justino; la violencia de los terrucos; los asesinos sanguinarios; los perros

3) El fiscal todavía no está divorciado de su esposa, Cecilia, sin embargo, la llama su ex esposa. El fiscal la había tratado con respecto, apenas la había tocado, dice él, pero a ella no se lo molestó. Ella, por lo contrario, nunca le admiró, lo que le tiene a mal traer. Félix quiere mostrar que él tiene sus cualidades, que él puede ser una persona importante y respectado. Quiere demostrarle a toda costa que vale, que él podía ser alguien. Según el fiscal en una cuestión de orgullo.

4) Platos típicos peruanos: una patasca; tamal; puca picante; chicharrón; pata de chanco; cuy chactado Bebidas: mate; chicha; Inca cola; chacta

5) Es la voz de Carrión, quien le había dicho también que piensa demasiado sobre las circunstancias de la muerte de Quinua.

6) se omite la hache, por ejemplo en ablo, en asta, en ablando ; c => s, por ejemplo en fortalese, en hase, en inisio, en pasiensia; v => b y b =>v, por ejemplo en savia en vlanco, en diavlo, en bibamos, en vida, en bisto en bes; vos en vez de voz; a algunas palabras se añade una hache, por ejemplo hestamos, en holvidado

7) El padre le cuenta el mito de Inkari. Era el Inca Rey, surgido durante la colonia, después de la rebelión indígena de Túpac Amaru. Los españoles sofocaron la rebelión y torturaron a Túpac, lo golpearon hasta dejarlo casi muerto. Luego tiraron de sus extremidades con caballos hasta despedazarlo. Los campesinos andinos creen que se enterró sus partes en diferentes partes de la tierra de modo que nunca se volviese a unir. Según ellos, las partes están creciendo hasta unificarse de nuevo, y cuando esto ocurre, se levanta de nuevo el Inca. Sendero se presentó como ese resurgimiento. Los terroristas adoptaron la misma técnica para torturar y matar a sus víctimas, para evitar la resurrección. Así sus pedazos nuca volverían a juntarse. El mito justifica la muerte.

8) pulir la patena y el cáliz: de hostieschaal en de kelk of beker polijsten of oppoetsen La casulla verde: de groene kazuifel

9) el papel del padre Quiroz en la historia. p 200 Cogen el timón en la lucha terrorista

10) Los jesuitas construyeron iglesias durante la colonia para convertir a los indios, para que asistiesen a la misa, porque sólo adoraban al sol, al río, a las montañas. Los indios no entendían por qué el culto se realizaba en un lugar cerrado. Sin embargo, no les gustó a los indios. Guardaron las apariencias asistiendo a misa encantados y en masa. Nunca dejaron de adorar al sol, al río, a las montañas. Por dentro seguían adorando a sus dioses, sus huacas.

11) Lima es la capital colonial de Perú y está ubicada en la costa, mientras que Ayacucho o Huamanga se encuentra más hacia al sur. Ayacucho es mucho más pequeño y la vida es más dura acá. Me parece que los limeños también desdeñan a los ayacuchanos porque son más ricos. Muchos ayacuchanos quieren salir de Ayacucho y vivir en Lima. Sendero operaba muy fuertemente en la región de Ayacucho, más que en Lima.

El fiscal nació y vivió en Lima desde que era bebé, sin embargo, se ve a sí mismo como un ayacuchano, aunque pidió se traslado – para ver a su madre – sólo hace un año. A Edith, dice que no es de Lima, que es ayacuchano, lo que no es verdad.( p31)

Al fiscal, Lima le trae a la memoria la tristeza los recuerdos del humo y quiere olvidarlos.

12) p18-19: El sargento siempre le entretiene al fiscal con falsas promesas. El sargento inventa excusas, lo que vemos en su lengua, por ejemplo “tenemos que preparar lo que son los preparativos” Félix no logra hacer valer su autoridad.

13) el fiscal es “ un dolor en los huevos”; ¿ usted es aprista ( miembro de APRA, un partido de izquierda en Perú) o imbécil?; ¿Qué le pasó en la cabeza?;

El fiscal tiene miedo por el capitán. Vemos este contraste tajante en las expresiones que utilizan. El fiscal utiliza un lenguaje muy formal, mientras que Pacheco utiliza un lenguaje coloquial y informal, insultándole al fiscal, por ejemplo en “Trataré de decirlo de modo que hasta usted lo entienda” o en “Permítame transmitirle mi sorpresa por sus palabras” frente a “ ¿Es tan difícil que se le meta eso en la cabeza? – pregunta retórica.

14) El fiscal no quiere utilizar palabras con la ñ porque Olivetti del 75 había perdido la ñ. Por eso utiliza sinónimos. (p 16) Quiere que el informe está perfecto, con las pausas correctas y las conjugaciones apropiadas.

15) El teniente Aramayo me parece una persona muy rígida, Sus soldados tiemblan de miedo, intimida, no le toma en serio al fiscal. (p 97). Es un hombre muy autoritario.

16) A veces, el fiscal tiene pesadillas sobre el fuego. Sueña con que un gran incendio se propagaba por la ciudad y los campos, hasta arrasarlo todo, que llovía sangre (46) Al final de la novela, Carrión le dice al fiscal que sabe todo lo que ocurrió con sus padres cuando era pequeño. Que su padre solía dar unos puñetazos a su madre. Que él fiscal quería terminar la miseria. Quemó la casa.

Cuando el fiscal estuvo en Yawarmayo para las elecciones, vio fuego en las montañas. La figura de la hoz y el martillo dibujada con fuego se cernía en la noche.

El primer cadáver que se encontró fue quemado y carbonizado en el horno del padre Quiroz.

17) El fiscal pensaba que lo estarían esperando cuando llegaría a Yawarmayo porque pensaba que había recibido un ascenso, que era una persona importante ahora. Sin embargo, no había nadie quien le esperaba. No había nadie en el pueblo, todo está cerrado. Al llegar a Yawarmayo, el fiscal ve unos perros ahorcados y degollados, acompañados con carteles como “así mueren los traidores o “Muerte a los vendepatrias”. Unos soldados del teniente están retirando los perros cuando el fiscal llega para ver al teniente. El teniente Aramayo le dice que Sendero no dejó de operar en esta región. Le aconseja que no haya nada que pueda llamar la atención, no llevar su uniforme o chaleco, no utilizar un vehículo oficial. Otro soldado, Yupanqui, le acompaña a la casa de Teodoro, donde puede pernoctar el fiscal. Al llegar a Yawarmayo, el fiscal ve unos perros ahorcados y degollados, acompañados con carteles como “así mueren los traidores o “Muerte a los vendepatrias”. El teniente Aramayo le dice que sendero no dejó de operar en esta región. El hace la vista gorda. El fiscal quiere seguir la ley al pie de la letra, por ejemplo quiere que se saque a los presos para que puedan votar, pero hay mucha corrupción, fraude, irregularidades electorales. La ley estipula por ejemplo que dos días antes de las elecciones no se puede hacer propaganda para ningún candidato, sin embargo, hay una foto del jefe en el local de Jonathan Cahuide. Para colmo, Cahuide le dice al fiscal que muchos campesinos no pueden votar porque tienen una familia y viven demasiado lejos, pues esos votos van directamente al presidente, lo que es ilegal, claro. Lo que pasa es que los soldados están a favor del gobierno. Otro soldado, Yupanqui, le acompaña a la casa de Teodoro, donde puede pernoctar el fiscal.

18) p 98: “¿operando? Jodiendo más bien.“; “es un ataque”, “ya lo vimos, señor fiscal"; “El show está acabando” “Siempre es así”, no hoy están tranquilos”.; Sabemos que por aquí hay algunos paisanos que revientan fuegos artificiales, pero son inofensivo.

19) el camarada Alonso es un reo que se llama Hernán Durango González, condenado a cadena perpetua en el penal de máxima seguridad de Huamanga. Ha matado a veintiséis personas, entre ellas seis niñas, todos a sangre fría. El fiscal quiere sacar más información sobre los Mayta Carazo.

20) su falta de experiencia: quiere decir al reo que se van a revisar su caso, lo cual es ridículo porque está condenado a cadena perpetua. El fiscal continúa señalando de que los terrucos están derrotados, cada vez menos convincente, lo muestra su ingenuidad.

21) “si uno mata con bombas caseras se llama terrorismo y si mata con ametralladoras y hambre se llama defensa”.

“Sendero está lleno de niños de trece años que se excitan cuando ven estas cosas. Cada muerto con una bandera como lo hemos visto produce de diez a doce sicarios dispuestos a lo mismo.”

“Esta pradera se encenderá, como ha hecho durante siglos, cuando salte una chispa”

“Aquí todos matamos bajo amenaza de muerte, de eso se trata la guerra popular”


22) lo que pasa en Yawarmayo; la corrupción del aparato estatal, falsificaciones, leas elecciones no son justos; Lima que está al tanto de que han vuelto los terrucos; el hecho de que no hicieron nada contra Cáceres ilustra la impunidad

23) Elecciones del 2000


A partir de finales de los 90, el gobierno de Fujimori enfrentó una creciente impopularidad mientras se descubrían numerosos casos de corrupción, retornaban las dificultades económicas y se hacían patentes las intenciones de éste de perpetuarse en el poder

Fujimori se presentó como candidato para las elecciones generales del 2000 sin renunciar previamente a su investidura de Presidente de la República. Tras una campaña proselitista empañada de acusaciones de fraude, tienen lugar en abril las elecciones, en las cuales surgió sorpresivamente el economista Alejandro Toledo, líder del movimiento político Perú Posible, que aglutinó en torno suyo a los grupos de oposición.

Durante la primera vuelta, Fujimori superó a su rival Alejandro Toledo quien se negó a participar en la segunda vuelta electoral (sin presentar nunca su renuncia oficial ante el Jurado Nacional de Elecciones) y llamó a la población a votar en blanco en ésta, que tuvo lugar en mayo y en la que esta opción alcanzó el 17% de los votos. A raíz de la victoria de Fujimori, sus detractores incitaron protestas y el 28 de julio, durante la toma de posesión de Fujimori, tuvo lugar la Marcha de los cuatro suyos dirigida por Alejandro Toledo. Durante la marcha, se denunció la infiltración de matones para desorganizarla y ocurrió el incendio de una sede del Banco de la Nación, en el cual murieron 6 de sus empleados. Se especuló que el gobierno había ordenado iniciar el incendio, ya que las instalaciones se desplomaron por completo a pesar de ser de material noble, y en los enfrentamientos entre los vehículos policiales y los manifestantes no se manifestó el poder destructivo como para destruir un edificio al punto que quedó el del Banco de la Nación.

24) Félix quemó la casa en la que vivió de pequeño. Su padre era un borracho y golpeaba a su mujer. Félix decide acabar con él pero perdió su madre en las llamas. Por eso se siente culpable. Eso tiene muchas repercusiones en su vida.

Por ejemplo, suele tener pesadillas sobre el fuego. Nunca se ha perdonado a sí mismo. La tiene muy presente, ha reconstruido su habitación y siempre habla con ella. No puede soltarse de su madre, lo que impide tener una relación. Por ejemplo desayuna con una foto de ella. “Ella siempre está contigo. Ese es el problema”, dice Edith. Necesitaría que ella no estuviese en la casa de Félix para casarse con él. No puede vivir en una casa de un persona muerta. Los padres de Edith también murieron pero ella se sobrepuso, mientras que Félix no logra en olvidar su pasado.

Su madre está muerta pero sigue empeñar el papel más importante en su vida. Le considera su madre más importante que Edith, y a ella no le gusta. Félix está enamorado con Edith pero tiene dificultades en mostrarla. Es una persona débil, busca dominio. Quiere ser un hombre fuerte y por eso la abusa.



25) Se divide los distintos capítulos en las distintas fechas en las que se desarrolla la novela.

26): El final de la obra es un inequívoco ejemplo de la corrupción y una muestra de la inercia política. Echan tierra sobre lo ocurrido y echan la vista gorda.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal