Acción reivindicatoria



Descargar 185.79 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión10.04.2018
Tamaño185.79 Kb.
  1   2

c:\users\lizethc\desktop\salacivil\saladecasacioncivil\civilbyn.png



ACCIÓN REIVINDICATORIA–Estudio de la pretensión promovida por interviniente ad excludendum dirigida a acreditar su calidad de poseedores sobre los predios objeto de acción de dominio. Definición. Reiteración en sentencia de 3 de marzo de 1954. Presupuestos estructurales. Reiteración en sentencia de 28 de febrero de 2011. Enfrentamiento de títulos. Reiteración de la sentencia de 26 de febrero de 1936 y 5 de junio de 1957. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Fuente Formal:

Artículos 756, 946 y 950 del Código Civil.


Fuente Jurisprudencial:

Sentencia CSJ SC de 3 de marzo de 1954, Gaceta Judicial LXXVII, página 75.

Sentencia CSJ SC de 28 de febrero de 2011, rad. 1994-09601-01.

Sentencia CSJ SC de 26 de febrero de 1936, Gaceta Judicial XLIII, página 339.

Sentencia CSJ SC de 5 de junio 1957, Gaceta Judicial LXXXIX, página 435.
INTERVENCIÓN AD EXCLUDENDUM–Dentro de proceso reivindicatorio dirigido a acreditar su calidad de poseedores de los predios objeto de debate. Aplicación del artículo 53 del Código de Procedimiento Civil. Definición. Reiteración en sentencia de 5 de marzo de 1990. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Fuente Formal:

Artículo 53 del Código de Procedimiento Civil.


Fuente Jurisprudencial:

Sentencia CSJ SC de 5 de marzo de 1990, rad. 00062.


Fuente Doctrinal:

MORALES MOLINA, Hernando. Técnica de Casación Civil Ediciones Academia Colombiana de Jurisprudencia. Colección Clásicos Bogotá. 2014, página 88.


COPOSESIÓN-De terceros intervinientes ad excludendum y el demandado en acción reivindicatoria, acreditada mediante decisiones proferidas por Inspecciones de Policía. Cargo desenfocado por indebida apreciación de interrogatorio de parte. Intrascendencia del yerro. (SC21822-2017; 15/12/2017)
PRESCRIPCIÓN EXTINTIVA-Distinción frente a la adquisitiva. Medio nuevo inadmisible en casación, alegado por terceros intervinientes ad excludendum dentro de proceso reivindicatorio sobre cinco predios destinados a la cría de caballos. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Fuente Formal:

Artículo 2512 del Código Civil.


GRUPO DE TESTIGOS-Apreciación de testimonios contradictorios enfrentados sobre la demostración del ánimo de señor y dueño de los terceros ad excludendum que pretenden el reconocimiento como poseedores de los predios objeto de la acción reivindicatoria. Autonomía de los juzgadores en su apreciación. Reiteración de la sentencia de 26 de junio de 2008. (SC21822-2017; 15/12/2017)

Fuente Jurisprudencial:

Sentencia CSJ SC de 26 de junio de 2008, rad. 00055-01.


CONFESIÓN–Ausencia de demostración de actos de posesión de los intervinientes ad excludendum a través del interrogatorio de parte rendido por el representante legal de la asociación demandante dentro de proceso reivindicatorio. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Fuente Formal:

Artículo 194 de Código de Procedimiento Civil.


APRECIACIÓN PROBATORIA–Ausencia de preterición y tergiversación de prueba documental, dictamen pericial, testimonios, inspección judicial e interrogatorio de parte para dar por demostrada la posesión de terceros intervinientes ad- excludendum, sobre los predios objeto de acción reivindicatoria. Autonomía de los juzgadores de instancia. Reiteración en las sentencias de 8 de agosto de 2001 y 29 de abril de 2005. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Fuente Jurisprudencial:

Sentencia CSJ SC de 19 de octubre de 1994, rad. 3972.

Sentencia CSJ SC de 18 de diciembre de 2013, rad. 1098-01.

Sentencia CSJ SC de 8 de agosto de 2001, rad. 6182.

Sentencia CSJ SC de 29 de abril de 2005, rad. 12720-02.
INTERPRETACIÓN DE LA DEMANDA–Ausencia de configuración del yerro expresado en no haberse seguido el libelo reivindicatorio contra los actuales poseedores de los predios objeto de acción de dominio. Alcance en casación. Reiteración de las Sentencias de 19 de octubre de 1994 y 18 de diciembre de 2013. Medio nuevo en la alegación de prescripción extintiva de dominio por parte de los intervinientes ad excludendum. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Fuente Formal:

Artículo 368 numeral 1 del Código de Procedimiento Civil.


Fuente Jurisprudencial:

Sentencia CSJ SC de 19 de octubre de 1994, rad. 3972.

Sentencia CSJ SC de 18 de diciembre de 2013, rad. 1098-01.
MEDIO NUEVO–Inadmisible en casación. En cargos por indebida apreciación de prueba documental y error en la interpretación de la demanda. Los argumentos expuestos en las instancias anteriores no pueden ser variados en la formulación de los cargos en desarrollo del recurso extraordinario de casación por vulnerar el derecho de defensa. Reiteración de las sentencias de 1º de marzo de 1955 y 3 de agosto de 2014. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Fuente Jurisprudencial:

Sentencia CSJ SC de 1 de marzo de 1955, Gaceta Judicial LXXXIII, Pág. 76.

Sentencia CSJ SC de 3 de agosto de 2014, rad. 1998-07770.
TÉCNICA DE CASACIÓN-Desenfoque del cargo por no atacarse el fundamento central de la coposesión acreditada entre los intervinientes ad excludendum y el demandado dentro de proceso reivindicatorio. Intrascendencia del yerro. Reiteración de las sentencias de 19 de mayo de 2004 y noviembre 9 de 2006. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Fuente Jurisprudencial:

Sentencia CSJ SC de 19 de mayo de 2004, rad. 7145.

Sentencia CSJ SC de 9 de noviembre de 2006, rad. 00684-01.
RECURSO DE CASACIÓN–Presentado por los intervinientes ad excludendum dentro de proceso ordinario reivindicatorio dirigida a acreditar su calidad de poseedores sobre los predios objeto de acción de dominio. (SC21822-2017; 15/12/2017)
Asunto:

Pretende la asociación demandante que se declare que le pertenece el dominio pleno y absoluto de cinco lotes de terreno con sus mejoras, y en consecuencia, solicita que se ordene al demandado, como poseedor de mala fe, restituir los inmuebles referidos junto con sus frutos naturales y civiles. Por su parte, los terceros ad excludendum, solicitaron se admitiera su intervención y se declare que son los reales poseedores de los cinco predios rurales objeto del proceso reivindicatorio. El Juzgado de primera instancia accedió a las pretensiones frente a cuatro de los cinco predios y negó las excepciones de mérito de ausencia de causa, propuesta por el demandado y de prescripción adquisitiva planteada por los terceros intervinientes, decisión que luego de apelada por el convocado y los terceros ad excludendum, fue confirmada por el Tribunal. Contra éste fallo los intervinientes ad excludendum, interpusieron recurso de casación, con fundamento dos cargos, ambos bajo la causal primera, uno por violación directa de la ley sustancial, y el otro por la indirecta, por errores de hecho en la interpretación de la demanda y en la apreciación de las pruebas, inadmitiéndose el cargo formulado por la vía directa. La Corte NO CASA la sentencia ante la ausencia de demostración de los yerros de hecho alegados frente a la interpretación de la demanda y la apreciación de las pruebas.



MARGARITA CABELLO BLANCO

Magistrada Ponente
SC21822-2017

Radicación n° 05615 31 03 002 2001 00192 01

(Aprobado en sesión de diez de mayo de dos mil diecisiete)


Bogotá, D. C., quince (15) de diciembre de dos mil dijiste (2017).

Decide la Corte el recurso de casación presentado por los intervinientes ad excludendum ALEJANDRO ECHAVARRIA RESTREPO, HÉCTOR DE BEDOUT TAMAYO y MARÍA TERESA ELENA ECHAVARRIA OLANO, esta última quien actúa en representación de la sucesión del causante ELKIN ECHAVARRIA OLÓZAGA, frente a la sentencia de 12 de marzo de 2012 dictada por la Sala Civil del Tribunal Superior de Antioquia dentro del proceso ordinario reivindicatorio promovido por la ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLOS PSI contra HÉCTOR AUGUSTO GONZÁLEZ RESTREPO.


ANTECEDENTES

1.- Se formuló acción de dominio contra el señor arriba mencionado con miras a que se realicen las siguientes declaraciones:
14.1 Declárese que a la ASOCIACION COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLOS P.S.I., pertenece el DOMINIO PLENO y ABSOLUTO y que por lo tanto es el único PROPIETARIO REAL y MATERIAL de los inmuebles que fueron demandados en PROCESO ORDINARIO DE RINVINDICACIION DE DOMINIO, descritos así: (…)

14.2 Ordénesele al Sr. HECTOR AUGUSTO GONZALEZ RETREPO, ciudadano mayor de edad, identificado con la C.C No. 4’ 304.386 de Manizales, POSEESOR ACTUAL DE MALA FE, sin justo título, ni derecho, a RESTITUIR en favor de la ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLO P.S.I., los CINCO (5) BIENES INMUEBLES descritos en el Numeral 13.1de esta Demanda.

14.3 Condénese al Sr. HECTOR AUGUSTO GONZALEZ RESTREPO al PAGO en favor de la ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLO P.S.I, el valor de los FRUTOS NATURALES Y CIVILES – LUCRO CESANTE, que a justa tasación de Peritos, hubiesen podido percibir, con mediana inteligencia y actividad, los CINCO (5) INMUEBLES objeto de reivindicación, si la ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLO P.S.I, los hubiera tenido en su poder.

14.4 Que el PAGO DE LOS FRUTOS NATURALES Y CIVILES se produzcan de acuerdo con la cifra que arroje el DICTAMEN PERICIAL, contabilizados desde el mes de Junio de 1.998, fecha en el Sr. GONZALEZ RESTREPO comenzó a hacer valer su DERECHO como POSEEDOR, dentro del PROCESO DE PERTENENCIA que tramitó ante el JUZGADO CIVIL DEL CIRCUITO D RIONEGRO – ANTIOQUIA, instaurado por los Sres. ELKIN ECHAVARRIA OLOZAGA, HECTOR DE BEDOUT TAMAYO y ALEJANDRO ECHAVARRIA RESTREPO; hasta el día en que se verifique la RESTITUCIÓN de los INMUEBLES a favor de la ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLO P.S.I.

14.5 Declárese que el Demandado HECTOR AUGUSTO GONZALES RESTREPO es POSSEEDOR DE MALA FE, para efecto de las pretensiones económicas que éste llegare a impetrar o pretender en su favor.

14.6 Condénese al Sr. HECTOR AUGUSTO GONZALES RESTREPO, al PAGO del valor de las AGENCIAS EN DERECHO y los COSTOS ECONOMICOS que ocasione el proceso”.
2.- Como fundamento de sus súplicas expuso lo siguiente:

Que adquirió mediante escritura pública del 9 de agosto de 1962, otorgada en la Notaría Séptima del Circulo de Medellín, los cinco lotes de terreno con sus mejoras y anexidades, inmuebles que se conocen como Finca “Terranova” y por las cuales se canceló la suma de ciento veinte mil pesos ($120.000.000.oo).
Los criadores de caballos pura sangre liderados por el fallecido ELKIN ECHAVARRIA OLÓZAGA, propusieron a la Junta Directiva de ASOCRIADOES PSI, organismo que ejercía sus funciones desde Bogotá, constituir una filial en Antioquia, como en efecto se hizo.
Durante los años transcurridos entre 1962 a 1982 ASOCRIADORES PSI colaboró con el flujo de caja y el sostenimiento económico del puesto de monta de la filial Antioquia, ayuda que consistió fundamentalmente en el pago de impuestos, salarios y prestaciones sociales de los trabajadores, al igual que el suministro de materiales e insumos para el cuidado de los caballos, asistencia profesional veterinaria, clínica, laboratorio, venta de droga, alquiler de pesebreras, entre otras.
Debido al cierre del hipódromo de techo en Bogotá y el de los Andes en 1982, se presentó una crisis para la Asociación, y para no liquidar el puesto de monta de Rionegro y no tener que vender los inmuebles, entregaron a los criadores antioqueños en cabeza de ELKIN ECHAVARRIA OLÓZAGA, ALEJANDRO ECHAVARRIA RESTREPO y HÉCTOR DE BEDOUT TAMAYO, la administración, uso y explotación de esos bienes, configurándose un comodato precario.
El primero de los comodatarios mencionados, dirigió el 22 de septiembre de 1997, una misiva a las directivas de ASOCRIADORES PSI, solicitando autorización para enajenar los cinco inmuebles que conformaban el puesto de monta en Rionegro, pero la propuesta no fue aceptada porque no querían despojarse del único activo que tenían, rechazo que junto con los otros comodatarios los impulsó a iniciar un proceso de pertenencia que no prosperó en ninguna de las instancias.
3. Admitida la demanda mediante auto del 26 de marzo de 2001, la pasiva, por conducto de procurador judicial, planteó como excepción de mérito la de “ausencia de causa” y simultáneamente formuló por la ruta de la reconvención acción de pertenencia, pero se rechazó por no cumplir con los requisitos formales.

Dentro de la referida actuación judicial, se presentaron como terceros intervinientes ad excludendum, los señores HÉCTOR DE BEDOUT TAMAYO, ALEJANDRO ECHAVARRIA RESTREPO y MARÍA TERESA ELENA ECHAVARRIA OLANO, en su condición de heredera y en nombre y representación de la sucesión de ELKIN ECHAVARRIA OLOZAGA, alegando ser los verdaderos poseedores de los inmuebles debatidos por más de veinte años y excepcionando prescripción extintiva de dominio frente a la asociación demandante.
Sus pretensiones fueron las siguientes:
2.1.1. Que se admita la intervención AD – EXCLUDENDUM de los señores HÉCTOR DE BEDOUT TAMAYO, ALEJANDRO ECHAVARRIA RESTREPO y MARIA TERESA ELANA ECHAVARRIA OLANO (ésta última en representación de la sucesión de ELKIN ECHAVARRIA OLOZAGA), en reemplazo del demandado inicial HECTOR AUGUSTO GONZALEZ, por ser ellos los reales poseedores de los cinco lotes que conforman la finca Terranova cuya reivindicación se reclama en el proceso de la referencia.

2.1.2 Que una vez admitida la intervención AD – EXCLUDENDUM de los señores HÉCTOR DE BEDOUT TAMAYO, ALEJANDRO ECHAVARRIA RESTREPO y MARIA TERESA ELANA ECHAVARRIA OLANO (ésta última en representación de la sucesión de ELKIN ECHAVARRIA OLOZAGA), se admita como respuesta a la demanda reivindicatoria de dominio la excepción de fondo de prescripción adquisitiva de dominio a favor mis poderdantes.

2.1.3 Que por vía de excepción se declare la falta de integración del contradictorio por ACTIVA, por no comparecer como demandante la señora MARIA ANTONIA LÓPEZ.

2.1.4 Que se condene en costas y agencias en derecho a la demandante ASOCIACION COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLOS P.S.I. y al demandado HECTOR AUGUSTO GONZALEZ”.
La actuación de los terceros fue aceptada, y corrido el traslado, ambas partes se pronunciaron oponiéndose a sus reclamaciones.
4. El Juzgado Segundo Civil del Circuito de Rionegro, luego de agotar las formas propias del juicio ordinario, finiquitó el debate mediante sentencia de 16 de septiembre de 2010, accediendo a la acción reivindicatoria “frente a los inmuebles denominados a), b), c) y e)”, con excepción del lote d). Ordenó subsecuentemente la restitución, a favor de la actora, de los referidos cuatro inmuebles —de los cinco pretendidos— y negó las excepciones de mérito formuladas denominadas “ausencia de causa” que propuso el demandado y “prescripción adquisitiva” planteada por los terceros intervinientes.
Al efecto, analizó los presupuestos axiológicos de la acción de dominio y los encontró satisfechos en las heredades conocidas como Lotes a), b), c) y e), pues en el caso del número d), identificado con el folio de matrícula inmobiliaria 020-55131, expuso que la Asociación convocante adquirió sobre él unos derechos no constitutivos de título justo y por ende no adquirió propiedad, de tal suerte que sobre ese inmueble no se probó dominio, negándose en ese aspecto la reivindicación.

Al estudiar la posesión del señor GONZÁLEZ RESTREPO y los terceros intervinientes, que fue confesada en el proceso, no encontró que se acreditara por el tiempo suficiente para poder adquirir la propiedad por la vía de la usucapión.
5. Dicho pronunciamiento, luego de apelado en la primera instancia por el convocado y los intervinientes ad excludendum, fue confirmado por el Tribunal el 12 de marzo de 2012.
EL RECURSO DE APELACIÓN
El demandado insistió en una nulidad formulada en el juicio fundamentada en la falta de jurisdicción, aduciendo que el proceso se tramitó como ordinario cuando tiene la naturaleza de agrario.
Igualmente reiteró que es poseedor de buena fe de toda la finca Terranova desde 1970, realizando mejoras, costeando su mantenimiento y pagando los servicios públicos.
Por su parte, los terceros ad excludendum cuestionan que el fallador desconociera las decisiones proferidas por las autoridades policiales y judiciales que los reconocen como poseedores de los inmuebles reclamados.
LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL

Consideró inicialmente que estaban colmados los presupuestos procesales; y dijo, sobre la nulidad propuesta por HÉCTOR GONZÁLEZ que se torna improcedente “porque pese a que los predios están ubicados en el área rural del municipio de Rionegro no tienen explotación económica agraria, pues la finalidad de los mismos es el mantenimiento privado de una raza de caballos para unos pocos asociados, su atención médica y técnica por un grupo de aficionados a los equinos”, además que la prueba documental contenida en los autos revela “que a la presentación de la demanda en el 2001, el inmueble no reportaba explotación económica a causa de actividades agrarias”.
Discurrió sobre el Decreto 2303 de 1989 que creó la jurisdicción agraria y precisó, luego de confrontar su articulado con el asunto estudiado, que los predios materia del debate “no son utilizados para la producción, transformación o enajenación de ningún producto, ni comercialización de animales por la parte débil del derecho agrario, por lo que no adquiere la agrariedad prevista en el mencionado Decreto, y en consecuencia, el trámite ordinario impartido es el adecuado”.
Se detuvo en las exigencias requeridas para la prosperidad de la pretensión reivindicatoria acorde con la satisfacción de los llamados por la jurisprudencia patria “elementos axiológicos”, enumerándolos uno a uno, mismos de los que señaló, el a quo los encontró cumplidos respecto de cuatro de los inmuebles pretendidos.

Acometió el estudio del reproche del demandado GONZÁLEZ RETSREPO y enfatizó que se equivoca cuando se duele de que la sentencia sea revocada para declararlo propietario de los bienes, porque, a más de la necesidad de acreditarse posesión por veinte años en forma pacífica, pública e ininterrumpida con ánimo de señorío, aquella debe invocarse “como pretensión, bien en demanda de reconvención o como acción de declaración de pertenencia, lo que en este caso no ocurrió, pues fue rechazada la demanda de reconvención y tal decisión cobró ejecutoria. Y su formulación como excepción de mérito aunque prospere, no conlleva tal declaratoria, sino que enerva la pretensión reivindicatoria; (…)”, aserto que fundamentó en precedentes de la Sala.
En todo caso, prosiguió, quien se reputa como poseedor debe acreditar la tenencia con ánimo de señorío de la cosa durante el lapso de tiempo y con los requisitos fijados por la ley, y sus efectos jurídicos “serán la frustración de la acción reivindicatoria o la declaratoria de pertenencia sobre el bien sometido a disputa, en virtud de la prescripción adquisitiva”.
Abordó el instituto de la prescripción y sus clases (Art. 2512 del C.C) y otras normas concordantes, haciendo particular énfasis en la extraordinaria, señalando los presupuestos para su éxito. Seguidamente definió la posesión conforme al precepto 762 del C.C recordando sus elementos y explicó:
En el sub júdice se acreditó que el demandado sólo tuvo ánimo de señor y dueño durante un breve y reciente lapso y sólo a partir de 1998, pues se demostró que ingresó allí como tenedor, en virtud de la profesión de veterinario que ejercía en el puesto de monta, en cumplimiento del contrato de trabajo celebrado con La ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLO P.S.I. finalizando en el año 1982, y con posterioridad por contratos suscritos por ésta a través de la filial Antioquia, la que asumió la administración de los predios, según lo acreditan la liquidación de prestaciones sociales del 30 de mayo de 1963 al 30 de abril de 1982 que lleva su rúbrica, Convenio de Trabajo del 31 de marzo de 1982 y del 02 de marzo de 1987 (fls. 7,8, 11-13 C.6).
Posteriormente y a partir que asumió tal condición, aunque en el interrogatorio de parte negó su vínculo inicial, aceptó que fue contratado como veterinario por los intervinientes ad excludendum para el puesto de monta; que ingresó allí por autorización de ELKIN ECHAVARRIA, ALEJANDRO ECHAVARRIA y HÉCTOR DE BEDOUT (fl. 4-8 C.12). Sólo a partir del 20 de mayo de 1998 exteriorizó su calidad de poseedor al intervenir en el proceso de pertenencia instaurado por los aquí accionados ad excludendum sobre los mismos inmuebles (…) No obstante, no probó la fecha desde la cual mutó su calidad de ocupación sobre los inmuebles, esto es, la interversión el título”.
Profundizó en las exigencias de esa interversión del título apoyado en precedentes de la Sala, y refirió a los testimonios de PEDRO JUAN MORENO VILLA y otros, los cuales expresan “que siempre han visto que el demandado es quien vive en la finca, pero desconocen quién asume sus gastos y mantenimiento y suponen que él es el dueño porque lo ven allí. Refieren que es veterinario (fl 45-73 C. 11). (…) Sólo TOBÍAS LAVERDE SAN MARTÍN trabajador del demandado, señala que es HÉCTOR GONZÁLEZ RESTREPO quien mantiene la finca y que él y su esposa se benefician de los ingresos que genera”, aún así, dijo que su exposición no es contundente pues, “aduce que no conoce escrituras”, se contradice en relación con la situación de ELKIN ECHAVARRIA y “no tiene un conocimiento cierto de la calidad que ostenta HÉCTOR GONZÁLEZ sobre el predio”.

Por ende, coligió que el demandado no demostró su posesión antes de 1998, misma conclusión a la que llegaron los jueces de conocimiento en el proceso de pertenencia instaurado por los tres criadores de caballo (fls 733-735 C.2 Prueba Trasladada). Y, ante eso, dispuso que no habría lugar al reconocimiento “de expensas en la conservación de la cosa ni las mejoras que reclama”.

Frente a los terceros ad excludendum, inició por advertir la falta de técnica de su intervención, “pues no elevó ninguna pretensión, sino que se presentó como contestación de la demanda”, proponiendo asimismo la excepción de prescripción adquisitiva.

Reiteró, de un lado, que dicho medio de defensa no conlleva la declaratoria de pertenencia, sino solo enerva la súplica del libelo, por ello, “no se opone al demandado, ni lo excluye”; y de otro, mostró asombro pues, no obstante que “ya la jurisdicción ha estudiado y negado su aspiración, es la tercera vez que (…) alegan su condición de poseedores de dichos inmuebles”, primero en el juicio de pertenencia promovido ante el Juzgado Segundo Civil del Circuito de Rionegro, después en el de saneamiento de la pequeña propiedad agraria conocido por el mismo Despacho y, finalmente en el que se estudia.

De todas formas destacó que como los elementos de la acción pueden variar, los analizó a partir “de los aspectos materia de reproche”, comenzando por la inconformidad relacionada con el desconocimiento de la sentencia proferida dentro del juicio de prescripción adquisitiva y el de las autoridades policivas que reconocieron su condición, además de ser ellos quienes pagaron las prestaciones sociales al accionado.
Sobre el efecto de la sentencia recordó que de su contenido se extrae que, los criadores de caballo solo asumieron la tenencia de los bienes, pues su administración fue en nombre de la filial Antioquia, y “hasta 1982 rindieron cuenta de su gestión a ésta”, conclusión que acogió porque en el fallo de pertenencia de primera instancia no se señaló que eran poseedores, “sino que a partir de 1982 asumieron algunos gastos, cubiertos de otras sociedades de las que también eran socios (..) que por sí solos no denotan señorío sobre los inmuebles”.
Seguidamente reprodujo lo dispuesto por el fallo de primer grado de 22 de febrero de 1999 que obra como prueba trasladada, explicando que conforme a su motivación, aunque se admitió que después de 1982 se encargaron de administrar los cinco inmuebles, “y efectuaron gastos desde otras sociedades de las que hacían parte, reconocieron dominio ajeno frente a la ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE CRIADORES DE CABALLO al solicitar autorización para la venta de los mismos (…) se desdibuja el ánimo de señorío”, conclusión misma a la que llegó esa Sala al resolver la apelación presentada, en el proveído de 16 de mayo de 2000, trasuntándolo.

Agregó, que si únicamente a partir del 22 de septiembre de 1997 “pudiese contarse el tiempo de su posesión (carta que obra a folio 196 y 197 del C. Pertenencia)”, para el año en que invocaron tal condición en este proceso, es decir el 26 de septiembre de 2002, contarían con cuatro años, de suerte que no cumplirían el requisito de los veinte que exige la prosperidad de su excepción de prescripción extraordinaria de dominio.

Respecto de las decisiones proferidas por las inspecciones de policía, informó que reconocieron que aquellos usaban y disfrutaban los inmuebles al igual que el señor GONZÁLEZ RESTREPO, que la perturbación por éste inició con la pretensión de usucapión, definiendo que el reconocimiento no refiere a posesión con ánimo de señores y dueños, “pues condicionó la suspensión de la perturbación hasta que la justicia ordinaria definiera su calidad, además, que obraron como tenedores a nombre de la filial Antioquia, verdadera poseedora por lo menos, hasta septiembre de 1997 (fl. 20-39 C. 6)”.
Por último señaló que, contrario a lo esgrimido en el recurso, dado que la posesión no fue exclusiva, pues fueron varias las personas que actuaron como poseedores pero no todos reclamaron, para que su súplica salga avante deben demostrar que dejaron de poseer para la comunidad y que ejercieron los actos en forma personal e independiente, desconociendo a los demás.
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal