Acto jurídico



Descargar 0.59 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión06.11.2018
Tamaño0.59 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

ACTO JURÍDICO

Contenido


Contenido 1

A.Esquema 2

B.Generalidades. 2

C.Conceptos de acto jurídico. 3

1.Clasificación de los actos jurídicos: 4

2.Estructura del acto jurídico o elementos del acto jurídico. 6

3.Principios del Acto Jurídico. 7

4.Requisitos Del Acto Jurídico 10

D.Efectos Del Acto Jurídico 29

E.La representación. 35

F.Ineficacia de los Actos Jurídicos. 37





  1. Esquema





  1. Generalidades.

El acto o negocio comienza de un concepto previo que es el de HECHO, esto es, todo lo que acontece o sucede.


Los hechos, según si producen o no consecuencias jurídicas, se clasifican en:


  1. Hechos Simples o Materiales

  2. Hechos Jurídicos


Los Hechos Simples o Materiales: Son aquellos que no traen aparejadas consecuencias jurídicas, pueden provenir del hombre o de la naturaleza, así ocurre por ejemplo con el hecho con cerrar la puerta, o con salida del sol.
Hechos Jurídicos: Sí producen consecuencias jurídicas, pueden provenir.


  1. Del hombre o

  2. De la naturaleza

Ejemplos de hechos jurídicos de la naturaleza son el nacimiento, la muerte.


Los Hechos Jurídicos del Hombre, según si en ellos interviene o no la voluntad podrán ser:


  1. Voluntarios o

  2. Involuntarios


Los hechos jurídicos del hombre voluntarios pueden ser:


  1. Intencionales o

  2. No intencionales

Serán intencionales o no intencionales según si los efectos jurídicos que se producen fueron o no previstos por la intención del agente que los produce.


Los hechos jurídicos del hombre voluntarios y no intencionales pueden ser:


  1. Lícitos o

  2. Ilícitos

Según si ellos se realizan conforme o contra la ley. Los lícitos son los cuasicontratos, el ilícito cometido con negligencia, son los cuasidelitos; los ilícitos cometidos con dolo corresponden a los delitos.

Los hechos / jurídicos/ del hombre/ voluntarios e intencionales corresponden a los actos jurídicos
Caso en el cual la voluntad del agente está destinada a la generación de efectos jurídicos los que se producen porque han sido queridos por su autor.


  1. Conceptos de acto jurídico.



1. En forma general se define, dentro de un concepto clásico, como una “manifestación de voluntad destinada a crear, modificar o extinguir derechos y obligaciones”
En este sentido Víctor Vial señala que el acto jurídico es la “manifestación hecha con el propósito de crear, modificar o extinguir derechos y que produce los efectos queridos por su autor o por las partes, porque el Derecho sanciona dicha manifestación de voluntad”
De este concepto clásico se desprenden las siguientes características fundamentales:
1. Estamos en presencia de una manifestación de voluntad, es decir, no basta con la existencia de una voluntad sino que ella debe ser exteriorizada, ya sea por su manifestación o por un comportamiento que permita conocer esa voluntad.

2. La declaración o manifestación de voluntad debe perseguir un propósito especifico, es decir, ella se realiza con la finalidad de producir efectos jurídicos.
A este respecto la doctrina italiana, principalmente durante el siglo XIX, señalaba que en realidad la intención o voluntad del agente tiene por objeto la obtención de un efecto práctico proveniente de un acto jurídico, esta doctrina estima que en realidad el fin que persiguen las partes o el actor del acto no consiste en la obtención de un efecto jurídico ya que éste la mayoría de las veces es absolutamente desconocido por quienes concurren al acto jurídico. Por ello se dice que el objeto es la obtención de este fin práctico ya que en realidad lo que hay detrás de la manifestación de voluntades es la satisfacción de una necesidad.
3. Señalar porque razón se producen los efectos jurídicos que emanan de la manifestación de voluntad.

La doctrina clásica, cuyo pilar es la voluntad, estima que estos efectos se producen porque ellos han sido queridos por los particulares.


Por otro lado, una teoría más absolutista estima que los efectos jurídicos se originan en la ley, es decir es ella la que autoriza la celebración del acto jurídico y permite que se produzcan los efectos provenientes de dicho acto jurídico.
Por último, Vial trata de conciliar ambas posturas señalando que los efectos del acto jurídico se producen tanto, porque las partes así lo han querido y porque la ley así lo autoriza
2. Definición de Pablo Rodríguez.
“El acto jurídico es una regla de efectos relativos, creada por su autor o por las partes que concurren a su perfeccionamiento, cuyo objeto es la creación de una nueva situación jurídica ínter subjetiva, de la cual resulta la creación, modificación o extinción de derechos y obligaciones, la que se integra en el ordenamiento jurídico porque cumple con los requisitos que éste establece.”
Las principales características de esta definición son:
1. Regla de efectos relativos: sólo van a resultar vinculadas las partes que han concurrido a su otorgamiento, de este modo los terceros, en relación con el contenido del acto jurídico, no resultaran vinculados sin perjuicio de lo cual; por el hecho de que esa regla se inserta al ordenamiento, los terceros de cierto modo si deberán reconocer su existencia.
2. No basta, para que estemos en presencia de un acto jurídico, con la declaración de voluntad sino que además esta debe recaer en un objeto, debe obedecer a una causa y debe cumplir con los requisitos prescritos en la ley.
3. Esta regla debe insertarse en el ordenamiento jurídico y debe espetar el principio de legitimidad, es por ello que su creación será derivada, de manera tal que su legitimidad emanará de las normas de mayor jerarquía
4. A raíz de la declaración de voluntad se crea una situación jurídica ínter subjetiva, esto implica que del acto jurídico no solo emanan derechos y obligaciones sino que se va más allá, ya que la celebración del acto jurídico en la posición constante de verse obligadas a satisfacer, incluso en forma forzada, todas las pretensiones que tenia en vista la persona que contrató.
Principio de autonomía de la voluntad:
Consiste en la facultad conferida a los particulares, para que ellos ejecuten o celebran los actos o contratos que estimen necesario para la realización de sus intereses, con independencia del Estado y de los demás particulares”.
A raíz de este principio los particulares son libres para celebrar todo tipo de actos o contratos (Art.1437), son libres para renunciar los derechos que miran su propio interés (Art.12), sin libres para determinar el contenido de los actos jurídicos que realizan (Art.1545), y por último, en caso de haber duda acerca de las diferentes estipulaciones del acto jurídico deberá el intérprete indagar cual fue la voluntad real de las partes (Art.1560)
En todo caso este principio tiene ciertos limites como son el orden público, las buenas costumbres, la ley, el hecho de que las prestaciones de las partes deben guardar una cierta equivalencia (justicia conmutativa), también el hecho de que debe respetarse y colaborarse con la obtención del bien común ( justicia distributiva) y por ultimo se reconoce también como limite la facultad y deber del Estado de intervenir en la regulación de ciertos actos jurídicos, como ocurre por ejemplo, con el contrato de trabajo.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal