Acton y la historia de la libertad



Descargar 2.36 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión06.11.2018
Tamaño2.36 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11



ACTON Y LA HISTORIA DE LA LIBERTAD

J. Rufus Fears


Un retrato de Lord Acton lo muestra entre los frutos de toda una vida dedicada a lainvestigación histórica y ala pasión bibliográfica: una biblioteca de 70.000 volúmenes. Después de su muerte, en 1902,suslibros fueion entregados a la Universidad de Cambridge y han sido preservados intactos. El estudiante curioso puede contemplar allí, como si estuviera en una cámara recubierta de espejos, el busto de Acton entre los mismos libros que aparecen en el retrato. Éste suscita intensamente la evocación. Los libros lo rodean, se elevan a su alrededor como una torre. Acton tiene una expresión indefinible, de infinita tristeza o de cansancio profundo; muestra una falta de vivacidad y de energía, una inercia tal, que parece que toda chispa vital hubiera sido extin­ guida bajo el peso de la erudición .La contemplación del retrato trae a la memoria la descripción que Acton hizo del hombre que más influyó en su vida, su maestro Ignaz van Dollinger, teólogo católico e historiador eclesiástico: "Todos sentían que su auto­ ridad estaba fuera de proporción con su obra,y que sabía mucho más que lo que podía escribir. Escucharlo era muchísimo mejor que leer todos sus libros, y por ello su recuerdo habría de perdurar en los niños a quienes amaba". ·

De la misma manera ,los contemporáneos de Acton sentían en

su presencia, en :;u conversación, esa enorme erudición que

despertaba la profunda admiración de Gladstone y de otros. En
67

el caso de Gladstone, esa admiración surgió al escuchar a Acton hablar de su artículo sobre la Guerra Civil de losEstados Unidos, no al leerlo. Ocho años más tarde, en 1869, Gladstone reco­ mendaría que se le otorgase la dignidad de par del reino, refi­ riéndose a él como a uno de los hombres más eruditos y cultos de Europa . Para sus contemporáneos, esa erudición parecía abar­ car toda la historia .James Bryce narra lo ocurrido en una cena a la que asistió Acton junto con William Robertson Smith, estudioso de la Biblia y director de la novena edición de la Enciclopaedia Britannica, y Mandell Creighton, autor de una historia del papado durante la Reforma: Acton parecía sentirse totalmente a sus anchas en ambos temas, no menos erudito que Creighton al hablar de León X y tan versado como Robertson Smith en las recientes controversias acerca de la datación de los libros del Antiguo Testamento cuando la conversación recayó sobre éstas. Tal como lo señaló un colega, "Acton estaba seguro de que sabía más que usted mismo acerca de su especialidad". Según los quelo conocieron, era lo más cercano a la omnisciencia que jamás hubieran visto. Se lo consultaba como se consulta un diccionario; era la corte suprema de apelación intelectual. No obstante, no había en élvolubilidad alguna. Según John Morley, era "tan abarcador comp una enciclopedia, pero profundo y rico, nunca árido[...]. Su pensamiento era sagaz e inesperado, pene­ trante, sin la pompa vacía de las palabras, fecundo, exacto y oportuno en sus conocimientos".

Esta erudición no sólo le servía a la hora de la sobremesa.

Gladstone le dijo una vez que "tenía más confianza en él que en

ningún otro hombre" .Y en cuanto a Acton, su admiración por el primer ministro liberal no tenía límites. Había entre ambos una

estrecha relación, intelectual, política y social. Gladstone requería el consejo de Acton con respecto a la política, así como en el ámbito espiritual de los libros y las ideas. Aunque Acton se había visto defraudado en sus esperanzas de obtener un puesto en el gabinete, sus contemporáneos pensaban que había ejercido una

gran influencia sobre Gladstone.

Para algunos hombres de su tiempo, influyó más aun, y en

forma más beneficiosa ,sobre elestudio profesional de la historia

en Inglaterra . Durante el breve período en que se desempeñó

como Profesor Real de Historia Moderna en Cambridge, entre
68

1895 y 1902, dio comienzo a una nueva era en los estudios históricos en esa universidad. El historiador George Trevelyan escribió: "Bajo el liderazgo de Acton podíamos mostrarnos tan ufanos como quisiéramos, porque él había excitado laimaginación de toda la Universidad, más aun, la de todo el país". Sentó las bases de la
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal