Administracion de unidades de informacion



Descargar 274.41 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión25.12.2018
Tamaño274.41 Kb.
  1   2   3




CATEDRA:

ADMINISTRACION DE UNIDADES DE INFORMACION


PLAN DE ESTUDIO: 1991

AÑO ACADEMICO: 2002


EQUIPO DOCENTE:

Adjunto a cargo: Lic. María Graciela Chueque

J.T. P. : Lic. Irene Olga del Valle Bazán


Ayudante Alumno: Srita. Paula Evangelista

Ayudante Alumno Adscripto: Mario Alfredo Valentín

Ayudante Graduado Adscripto: Bibl. María de las Mercedes Griffero

Introducción a la ADMINISTRACION
Fundamentos de Administración

FUNDAMENTOS DE LA ADMINISTRACION
LA ADMINISTRACION
A – Prólogo
Esta primera Unidad pretende introducir al alumno en los fundamentos de la Administración. Se trabajará sobre su naturaleza e importancia, su objeto de estudio (las organizaciones), y los aportes que puede ofrecer a todo tipo de empresas y organizaciones, aún las sin fines de lucro y el rol del administrador como agente dinamizador en todas ellas (el profesional de la administración).


Indice:

  1. Prólogo


B – Introducción

C- Desarrollo
1- 01 Problemática semántica del término Administración.-

1-01-01 Diversidad semántica del término.

1-01-02 Definiciones de Administración

1-01-03 Caracterización Epistemológica de la Administración.



1-02 Evolución del Pensamiento Administrativo

1-02-01 La prehistoria de la Administración

1-02-02 El enfoque clásico:

1-02-02-01: La administración científica

1-02-02-02: La administración industrial y general

1-02-03 Relaciones Humanas

1-02-04 Escuela Clásica

1-02-05 Escuela General de Sistemas

1-02-06 Enfoques situacional y contingencial de la administración

1-02-07 El pensamiento actual en la Administración

1-02-08 El “boom” de la Administración y sus lecciones.
1-03 La Administración y otras disciplinas.-

1-03 – 01 Relaciones Interdisciplinarias

1-03-02 La transdisciplinariedad de la Administración
D –Conclusión

E – Epílogo

F – Bibliografía

G – Indice de Actividades


Propósito de la Unidad
Es propósito de esta unidad:


  • Precisar semánticamente el concepto de Administración

  • Analizar su naturaleza e importancia, su objeto de estudio (las organizaciones), y sus relaciones interdisciplinarias.

Objetivos de la Unidad





  • Comprender el papel de la Administración en el desarrollo económico de la sociedad.

  • Reconocer la dinámica evolutiva del término y la contextualización histórica de su significado.

  • Reconocer la necesaria inserción transdisciplinaria de la Administración en otras disciplinas.

  • Identificar la aplicabilidad de la Administración a todo tipo de organizaciones (con y sin fines de lucro)


B – INTRODUCCION

Con esta primera Unidad iniciamos el estudio de la asignatura, sus definiciones, implicancias y ámbitos de aplicación. Su abordaje tiene como propósito introducirlo en el conocimiento de la Administración.


En primer término analizaremos su problemática semántica y las distintas posiciones implicadas en su concepción a fin de dilucidar sus características diferenciadoras, el estatus epistemológico y su rol en el continente de las otras disciplinas sociales. Se analizará la aparición de la Administración como disciplina “formal”, distinguiendo las distintas corrientes de pensamiento, la evolución en el tiempo y la situación actual considerando la importancia que tiene en el desarrollo de las organizaciones en particular, y de la sociedad en su conjunto. Finalmente se considerará la inserción de la administración en el ámbito de las otras disciplinas a través de sus aportes transdisciplinarios.
Considerando que en el futuro ejercicio profesional es necesario el desarrollo de la capacidad de organizar y de resolver problemas con eficiencia se considera a la administración como una actividad humana fundamental en el mejor desempeño de las organizaciones, independientemente de su objetivo de lucro.

Para la mejor comprensión de esta unidad es fundamental la lectura atenta de:




  • KLIKSBERG, Bernardo. El Pensamiento Organizativo.-- Buenos Aires : Depalma, 1971.1

  • HERMIDA y SERRA. Administración y Estrategia.-- Buenos Aires : Ediciones Macchi, 1989.2




  • DRUCKER, Peter. La Gerencia. Tareas, responsabilidades y práctica—Buenos Aires: El Ateneo, 1976. Caps. 1 a 33.




  • DRUCKER, Peter. Dirección de instituciones sin fines de lucro : teoría y práctica. -- Buenos Aires: El Ateneo, c1992.4



C- Desarrollo
ACTIVIDAD INICIAL N° 1: ¿De qué hablamos cuando hablamos de administración?
A continuación les presentamos diferentes relatos y exposiciones en donde se utiliza la palabra administración. A partir de su lectura intente dar respuesta a las siguientes cuestiones:
1.- ¿Qué distintas acepciones de la palabra Administración puede detectar?

2.- ¿En qué coinciden?

3.- ¿Qué diferencias puede establecer?

4.- Si se ubicara en el campo de la organización: ¡con qué acepción acordaría y por qué?


  • Desde que Alberto tomó la Administración, todo marcha sobre ruedas.

- Este mes cobramos el día 17, lo que indica que hay problemas administrativos.




  • Administración perdió el legajo y para rehacerlo dieron mil vueltas. Tuve que venir diez veces y nunca dejaban de pedir cosas: fotos, certificados, actas de nacimiento de mis hijos y no se cuántas cosas más...!es la burocracia en marcha!




  • Las nuevas teorías de Administración exaltan en trabajo en equipo.

- Yo leí que los países más desarrollados son aquellos que están mejor administrados.


- !Vos, porque no tenés que bajar al archivo, ahí verías lo que es administración!
- Hay que llamar a la Administración para que se encargue de eso.


  • Yo lo que sí sé es que si no me administro bien el sueldo, no llego ni a mitad de mes.




  • Lo fundamental es aprender a administrar el tiempo.




  • Las nuevas teorías de Administración exaltan el trabajo en equipo.

Considerando que en una historieta es más rica en elementos descriptivos, le invitamos a que analice por contexto el o los distintos significados que pueden darse de la administración en la escena desarrollada



Quino. Mafalda 9. Ediciones La Flor, 1985

SUSANITA: En mi casa todos los meses lo mismo. Entra mi papá con el sueldo, se lo pasa a mamá. Mi mamá al principio controla bien... avanza, mi mamá ... unos días va midiendo el sueldo. Aparece una cuenta, la pasa ... sigue avanzando mi mamá, siempre pagando... atraviesa la mitad del mes.

Un cobrador trata de interceptar a mi mamá. ¡Mi mamá lo elude! ¡Sigue su avance, siempre con sueldo dominado! ¡Trata de llegar a fin de mes! ¡Gran emoción! Se va acercando mi mamá con el sueldo! ¡Puede ser!... ¡Ya llegando!.!Puede ser! ¡Lo estiraaa! ...!cuando se interpone el día 26 y envía el sueldo al corner!


1- 01 Problemática semántica del término

La Administración constituye desde hace tiempo un campo altamente polémico. Bajo sus distintas versiones: gerencia, gestión, management es hoy una palabra corriente y hasta está de moda. Sin embargo su concepto no está tan claramente difundido y aceptado.


La discusión toca todos los aspectos significativos de ella, desde la amplitud de su campo cognoscitivo hasta su misma razón de ser como rama autónoma del conocimiento (si es ciencia, técnica o arte).
Esto no debe alarmarnos puesto que indica la incuestionable existencia de la Administración como una realidad social.

Más aún, lejos de ser un inconveniente es una oportunidad: nos permite avanzar sin trabas ni ligazones. Nos permite explorar, ensayar, transformar.


En principio, podemos pensar que la administración es una actividad como el caminar, leer, nadar, correr o saltar (por mencionar algunas). Por supuesto la Administración se presenta como una actividad distinta (particular) a las cotidianamente realizadas por todas las personas. Ella – como toda actividad humana- puede ser estudiada, obteniendo conocimiento acerca de ella a fin de adquirir destreza en su aplicación.
A modo de resumen
La Administración:


  • involucra a casi todas las actividades cotidianas y un sinfín de "instituciones" requieren de ella: empresas comerciales, fábricas, escuelas, sindicatos, iglesias, cooperativas (de vivienda, de crédito, de trabajo, etc.) hospitales (públicos y privados), sindicatos, ministerios, laboratorios, centros de investigación, centros de documentación, bibliotecas, archivos,...todo tipo de "organizaciones".




  • se ha constituido en un área muy importante de actividad humana. Ha trascendido el ámbito de la empresa y de las organizaciones sin fines de lucro hacia la cotidianeidad




  • es una fuerza dominante en todos los aspectos importantes de la sociedad moderna




  • es de interés universal dado que se trata de una actividad que permite establecer y alcanzar, con eficiencia, los objetivos deliberadamente fijados por las personas y las organizaciones.

En cada país y, en términos generales, en casi todo el mundo, se reconoce hoy sin dificultad el hecho básico de que el progreso nacional e internacional en los planos económico y social depende en gran medida de la competencia de los administradores.

A tal punto Peter Drucker no distingue entre países desarrollados y subdesarrollados (ni entre Naciones ricas y Naciones pobres como lo hace John Kenneth Galbraith5, y menos aún entre países desarrollados y países "arrollados"), sino países que saben administrar la tecnología existente y sus recursos disponibles y potenciales, y países que aún no lo saben.
En otros términos, existirían países mal administrados y países bien administrados
1-01-02.- Definiciones de Administración
Existen varios caminos (métodos) para encontrar definiciones. Algunos son tan simples y directos como buscar en el diccionario la palabra Administración. Otros son largos y tediosos, implican buscar la mayor cantidad posible de definiciones sobre Administración y extraer de ellas coincidencias, analizar las diferencias, eliminar los conceptos superfluos y por fin arribar a una definición "personalizada".
Otro camino similar sería revisar la evolución del término a través de su significación en el tiempo. Es decir rastrear las distintas opiniones sobre la administración.
Un camino empírico sería salir al medio. Preguntar lo que se entiende y practica por "Administración". Pero, fuese cual fuese el mecanismo, convendremos que una definición de Administración nos va a permitir:
- limitar el ámbito de la Administración
- precisar el criterio temático y de autores
- delimitar el campo bibliográfico
Etimología de la palabra administración
Administrar viene del latín ad, a y, ministrare, servir.

Desde el concepto etimológico tenemos, algunas vertientes diferentes:


(a) analizar la raíz latina ad ministrare (estar al servicio de) (*) la esencia de la Administración es el servicio (servir a)
(b) analizar la raíz griega por la que administración vendría de manus = mano, en este sentido la administración dirige, manda.
Tanto en uno o en otro sentido cabría preguntarnos:

¿A quién debe “servir” (gobernar, regir, suministrar, proveer) la administración ¿para qué? ¿con qué?
Contestando estas simples preguntas tendremos todo el secreto y fundamento de la Administración.
¿A quién?

Al hombre, a la sociedad, a la humanidad, a...
¿Para qué?

Para contribuir a su desarrollo, a su bienestar, a ...
¿Con qué?

Con recursos físicos, económicos, humanos, ....

Recursos todos ellos necesarios pero limitados.
En gran parte, la determinación y la satisfacción de muchos objetivos económicos, políticos y sociales dependen de la Administración. Incluso la tarea de construir una sociedad económicamente mejor, normas sociales mejoradas o un gobierno más eficaz, es el reto a la capacidad de la Administración moderna. El mejoramiento es su consigna constante. Esta disciplina ayuda a obtener mejores equipos (físicos y humanos), distribución interna adecuada, un eficiente manejo de oficinas, relaciones humanas, prestación de servicios, productos, etc. Los ingleses dicen que la Administración es la ciencia y el arte de las cuatro "M": men (hombres), money (dinero), materials (recursos), y, machines (máquinas).
La Administración se mantiene al frente de las condiciones cambiantes y proporciona previsión e imaginación. Por medio de la Administración, los eventos aparentemente aislados, la información objetiva o las creencias se unen entre sí y se obtienen relaciones significativas
Necesidad de precisión semántica
Al definir a la administración distintos autores presentan discrepancias.

Para poder despejar toda esta cuestión semántica, y por no ser de uso corriente el término Management, nosotros utilizaremos en nuestros trabajos:




  1. el término Administración (a secas) para indicar la disciplina (luego consideraremos si tiene status de ciencia, técnica o arte).

b) el término Administración seguido de alguna proposición (especialmente de o en) o seguida de un adjetivo que indique la actividad específica, para indicar la función o acción de administrar.

Así por ejemplo: Administración de Hospitales, Administración de Escuelas, Administración en tiempos turbulentos.

O bien, Administración Hospitalaria, Administración Escolar, Administración de Unidades de Información.


c) los términos Dirección y Gerencia los dejaremos para indicar, respectivamente, los órganos de conducción superior (estratégica) y media (táctica) de la organización.

ACTIVIDAD DE DESARROLLO N° 2: Buscando una definición de Administración
1.- Le solicitamos que efectúe una búsqueda del significado del término administración. Para ello, le sugerimos que recurra a diferentes fuentes:

  • Diccionario común

  • Diccionario Específico (Técnico, de Ciencias de la Administración, etc.)

  • Textos sobre administración

  • Profesionales a los cuales usted considere administradores o especialistas en ciencias de la administración.

  • Personas comunes


2.- A partir de las definiciones que usted haya encontrado trate de responder las siguientes cuestiones:

¿Cuáles definen a la Administración con el "a quién", "para qué" o "con qué"?. ¿Las definen con todos o con algunos de estos interrogantes?
3.- Confronte las distintas definiciones obtenidas detectando coincidencias y diferencias.
4.- Elabore una definición propia. Más adelante podrá contrastarla con la que se trabaja en esta asignatura.

1-01-03 Caracterización Epistemológica6 de la Administración.


No sólo en Administración, sino en muchas disciplinas, suele hablarse indiscriminadamente de CIENCIA, TÉCNICA o ARTE, como si fueran lo mismo.

Entre los diferentes problemas conceptuales y metodológicos que se arrastra en el estudio científico del problema administrativo nos encontramos, fundamentalmente, con la convivencia de formas acientíficas y precientíficas de conocimiento.

Alrededor de toda parcela de la realidad coexisten distintos tipos de saberes, careciendo algunos de ellos de la característica de ser científicos. La simple observación del caudal de publicaciones de alguna manera relacionadas con el estudio de la empresa y su administración contrasta de manera fehaciente esta variedad de conocimientos. Consecuentemente, para delimitar la naturaleza científica de una disciplina - la administración en nuestro caso – es necesario deslindar el conocimiento científico de su objeto de los saberes no propiamente científicos a él vinculados, recogidos por el conocimiento vulgar u ordinario.

El propio Platón distinguía entre "saber" (científico, se entiende) y "opinión", advirtiendo que esta última no es simplemente "no saber", sino un ente situado entre la perfecta ciencia y la absoluta ignorancia.

El conocimiento ordinario es el resultado de la experiencia adquirida por las personas como consecuencia de su vida cotidiana. Se caracteriza por ser un saber no estructurado, que no busca hallar elementos universales ni una explicación del por qué de los conocimientos. La empresa y su gestión han sido fuente abundante de este género de conocimientos acientíficos, extraídos de la experiencia personal como empresarios o directivos de éxito. Desde obras clásicas como la autobiografía de Henry Ford, My life and work (Ford, 1924), o de Alfred Sloan, My years in General Motors (Sloan, 1954), hasta "best sellers" recientes como la autobiografía de Iacocca (1984), la historia de la empresa y su dirección está jalonada de trabajos en este sentido.
Sin entrar en el campo de la epistemología, vamos a hacer una pequeña caracterización de cada uno de esos continentes científicos (ciencia, técnica y arte) a fin de ver en cuál de ellos puede incluirse a la Administración.
Generalmente no se precisa con claridad las diferencias existentes entre el conocimiento sobre un objeto (CIENCIA), las técnicas o procedimientos empleadas sobre dicho objeto (TÉCNICA), y el desarrollo individual, a nivel subjetivo y vivencial que ocasional o circunstancialmente ese objeto puede motivar a un ser humano (ARTE).

El conocimiento científico





Para que haya ciencia, debe haber

*** un OBJETO de estudio 7

*** un MÉTODO CIENTÍFICO


El conocimiento científico busca comprender la realidad. Para comprenderla, necesita explicarla, y tal explicación, al menos en sus niveles generales, requiere la enunciación y comprobación de leyes.

Las organizaciones necesitan teorías explicativas de su comportamiento a fin de poder predecir. Por eso la administración busca aplicar el método científico que permite elaborar teorías, modelos e hipótesis sobre la naturaleza dinámica y evolución de las organizaciones.

En una teoría encontramos conceptos8, definiciones, variables, sentencias declarativas, leyes científicas e hipótesis
No obstante, no podemos negar el indudable valor de muchas aportaciones derivadas del conocimiento ordinario. El conocimiento científico en administración esta integrado por conocimientos ordinarios y por saberes adquiridos mediante la aplicación del método científico. Es decir, al conocimiento adquirido a través de la experiencia agrega saberes conocidos como resultado de investigaciones científicas. El conocimiento científico, en sus procesos heurísticos 9, se ve acompañado la mayoría de las veces de conocimientos acientíficos que pueden ser un punto inicial de estímulo, reflexión o contrastación de los esfuerzos y resultados de la investigación científica.
Con respecto a la ciencia, veremos que:



Incluye básicamente una actitud de conocer,

de investigar, de buscar el por qué de algo.
* No crea las cosas de la realidad,

sólo intenta explicarlas.
* Investiga y explica la realidad,

a través de hipótesis, leyes teorías y

modelos.

LA CIENCIA

* Debe ser capaz de predecir,

de lograr un análisis prospectivo sobre la

evolución y la dinámica del objeto de

estudio.
* Es un saber desinteresado.

Es útil, porque sin proponérselo

necesariamente alcanza resultados

aplicables, pero no es su objetivo el

alcanzar esa utilidad.
La productiva discusión científica se ve obstaculizada en administración por diversos factores, de entre los cuales deseamos destacar su complejidad nacida de fuentes diversas: dificultad de determinar con certeza las variables oportunas y sus interrelaciones, variedad de métodos, diversidad de contenidos, proliferación de perspectivas y pluralidad sociológica de profesionales y académicos en ella interesados. El último de estos focos de desconcierto nos parece requiere una atención singular. Creemos que la valoración de la sucesión de escuelas de pensamiento puede ilustrar perfectamente este comentario. (ver Evolución del Pensamiento en la Administración evolución)

Conocimiento técnico




La técnica

OPERA Y TRANSFORMA LA REALIDAD

SE MUEVE EN UN CAMPO INSTRUMENTAL

SE ESTRUCTURA A PARTIR DE LA CIENCIA

El conocimiento técnico (o tecnológico) pertenece a otra dimensión distinta del quehacer humano: su objetivo es la transformación de la realidad, mediante una relación de carácter normativo con los fenómenos que la componen.


El conocimiento técnico:
* Aspira a poner el saber en acción. El centro de la actividad cognoscitiva técnica es el diseño de dispositivos, procedimientos o planes de acción que permitan crear o controlar cosas concretas.
* Busca la utilidad (para alguien). Opera y transforma la realidad (no busca explicar).
* Tiene por objeto mejorar o perfeccionar la realización o la producción de un fenómeno, de un proceso o de una estructura dados.
* Se propone averiguar cómo son las cosas.
* Se mueve en un campo instrumental, para poder operar y transformar a la realidad, estableciendo reglas, procedimientos, normas.
Hoy en día la técnica ha alcanzado un nivel tan elevado que a veces es difícil diferenciarla de la ciencia.
El técnico utiliza el conocimiento científico en su labor diaria, pero mientras que el científico se propone solamente entender la realidad, el técnico se propone actuar sobre ella y transformarla.
Con respecto a la técnica, veremos que:



No explica, su objetivo es la transformación de la realidad humana o natural, para controlar o crear cosas o procesos, naturales o sociales.

LA

TECNICA Se estructura a partir del conocimiento Científico



Opera y transforma la realidad estableciendo

Reglas, procedimientos, normas

Dado que el conocimiento técnico se mueve en un campo instrumental, a su turno va a retroalimentar al campo de la ciencia informándole las áreas de aplicación donde la ciencia se encuentra impotente con su actual grado de conocimiento.


Si la Administración se considera como una ciencia (social), entonces su objetivo central debe ser el de enunciar leyes y modelos que satisfagan o que debieran satisfacer la actividad administrativa. En cambio si la administración es una técnica, dejará la investigación básica a las ciencias sociales puras, para ocuparse entonces de diseñar modelos de organización óptima (en algún aspecto) sobre la base de conocimientos adquiridos en las ciencias básicas, así como de nuevos conocimientos adquiridos en el curso de la investigación y la experiencia administrativa.

El conocimiento artístico

El arte trata de captar la realidad a un nivel esencialmente espiritual, individual.


El arte es un conjunto de actitudes que se realiza en forma individual, subjetiva y vivencialmente, que puede ser comunicado o no a otros individuos, pero sin rigor ni imposiciones.
El arte es original. El artista interpreta la realidad a través de su subjetividad concreta y con ello le añade el rasgo de la originalidad. (El producto de esto es la denominada "obra de arte").
Es la captación del hombre y de las cosas, por el hombre a nivel espiritual, subjetiva y vivencialmente.
Desarrolla un contacto intuitivo-vivencial con la realidad.

EL ARTE

Desarrolla un producto que se materializa en la "obra de arte".
Es original, por esa percepción individual del hombre, sus valores, sus estados de ánimos y su personalidad.

Resumiendo, podemos concluir que:






  • La ciencia tiene un objeto propio y aplica el método científico, elabora hipótesis, leyes, teorías



  • La técnica transforma y opera la realidad a través de un herramental específico (normas, procedimientos)



  • El arte es captación vivencial y subjetiva de la realidad, depende de la personalidad del artista

ACTIVIDAD DE DESARROLLO N° 3: Comparando los estadios científicos
A continuación le proponemos efectuar un cuadro comparativo con los continentes epistemológicos; teniendo en cuenta:

  • el tratamiento de la realidad (actitud frente a la realidad),

  • sus dimensiones

  • campos y

  • atributos (contenidos) de los continentes mencionados (ciencia, técnica, arte).

El propósito de esta actividad es que Ud. visualice los tres continentes del conocimiento aplicados a la administración. Usted observará que algunos de los cuadros tienen parcial o completa la clasificación que corresponde a ese nivel de relación; ello es para orientarlo a la tarea y que pueda prefigurar la visión global del mismo. (al final de módulo tiene una propuesta de soluciónoC:\Mis documentos\ADMINISTRACION UNIDADES DE INFORMACION\CURSADA 002\CD\ADMINISTRACION\FUNDAMENTOS\ADMINISTRACION modulo base.doc - modelosoluc





1-02 Evolución del Pensamiento Administrativo (volvercomentario)


1-02-01 La prehistoria de la Administración

La administración tiene una rica herencia dado que es fácil encontrar ejemplos de buena administración aún en tiempos pasado, incluida la más remota antigüedad. Ejemplo de ello es el análisis de la construcción de las pirámides en Egipto o de la muralla China (planificación cantidad de piedras, tamaño, lugar de extracción, traslado, tiempos, etc.)

Pero no sólo ciertas grandes obras (la muralla china, las pirámides de Egipto, los Jardines colgantes de Babilonia, etc.) pueden indicar pautas de administración sino que en los libros más fundamentales como la Biblia, El Corán, los escritos de Buda, contienen elementos de lo que es la administración aunque asociada al gobierno de los pueblos y lo que hoy llamaríamos la administración pública. En las escrituras de Pha-Notep (2700 a.C)10 en los consejos de un padre a su hijo se encuentran muchas instrucciones administrativas sobre la necesidad de la previsión (planificación)

Los filósofos griegos Sócrates y Platón en sus escritos sobre la Polis tratan de la organización escalar la centralización de la autoridad y la descentralización de las operaciones, de la delegación y la abdicación del poder.

Platón en su República alude a la especialización o división del trabajo al afirmar que “se hace mejor y más fácilmente cuando un hombre hace una cosa en armonía con su habilidad y en el momento oportuno... un hombre puede vivir de una ocupación singular, algunas veces sólo practica una rama especial de una ocupación. Uno hace zapatos de hombre, otro de mujer, uno vive de solo coser zapatos, otro de cortar las pieles... Un hombre cuyo trabajo es confinado a tarea tan limitada debe necesariamente sobresalir en ella” .

Una de las primeras anotaciones del principio de universalidad de la administración se encuentra en un discurso de Sócrates, tal como lo registró Jenofonte, uno de sus discípulos al analizar los deberes de un buen negociante y un buen general para demostrar que son, de hecho los mismos: “Es deber de ambos lograr de sus subordinados disposición a servir y obediencia, y colocar al hombre adecuado en cada puesto. Además, tanto uno como el otro deberán castigar al malo y premiar al bueno. Ambos harán bien ganándose la buena voluntad de sus inferiores. Es interés de los dos atraerse aliados y auxiliares. Ambos serán capaces de mantener lo que tienen . En su propia tarea, los dos deberán ser diestros y diligentes.11

También encontramos raíces de la administración en el manejo del comercio en Egipto, Fenicia, China y otros países tradicionalmente dedicados al comercio en la Antigüedad.

En la Edad Media, la Iglesia es el modelo paradigmático de antecedentes para la Administración. La organización feudal, toda ella, es un ejemplo de organización. Los mercaderes de Venecia manejaron no sólo los principios de la Contabilidad sino, también de la administración. En los textos de Moro y Maquiavello hay muchos elementos de la dirección y el liderazgo, la organización y la administración, en general.

La declinación del régimen feudal, la aparición de las ciudades en Europa post-medieval, el rol activo de los mercaderes europeos, las Cruzadas y la aparición de nuevas rutas marítimas, fueron los antecedentes de las tres éticas: la ética del mercado con marcada orientación económica; la ética protestante basada en la autodisciplina, el control y el ascetismo; y la ética de la libertad, en la que la gente nace sin servidumbre. Estas dos últimas, en especial, condicionarán las dos visiones -la cuantitativa-formal, y la cualitativa-informal- de la administración.

Todos estos elementos, en conjunción con el proceso de industrialización, originaron el "redescubrimiento" de la tecnología del siglo XIV y la aparición del concepto de administración, bajo el cual se organiza el trabajo humano

La misma historia del trabajo humano es la historia de la administración. El trabajo en una sociedad moderna es una

Actividad institucionalizada y asigna rol y posición al hombre en nuestra sociedad. Además, el trabajo está vinculado con las ideas económicas de cada época.

La Revolución Industrial es el detonante que origina una nueva concepción del trabajo humano organizado en fábricas.

Ella es el fruto de las ideas del economista Adam Smith y el técnico James Wat. Aparecen los grandes capitanes de la industria que revolucionan la actividad productiva.

En el siglo XX surge la necesidad de racionalizar y replantear las estructuras productivas que habían crecido en forma desmesurada. Los aportes de las diferentes escuelas de administración aparecen como contribuciones a los problemas que han padecido las grandes empresas en los países con gran desarrollo industrial.
1-02-02 El enfoque clásico (1900-1925)
La revolución industrial produjo el crecimiento acelerado y desorganizado de las empresas, las cuales eran administradas en base al empirismo y voluntarismo de sus dueños. Asimismo, se requería para el progreso y supervivencia de las mismas un aumento en la eficiencia y la competencia.
Estos dos elementos, fundamentalmente, inciden en el análisis de dos autores Frederick Taylor en EE.UU y Henri Fayol en Francia. Ambos desarrollan lo que se ha llamado el enfoque clásico de la Administración.

En general, se puede destacar que la tendencia de los clásicos se explica porque enfrentaron los problemas técnicos y la necesidad de productividad de las grandes empresas, Pensaron que las tareas se podían organizar científicamente y en forma aislada y que la productividad del ejecutante se podría lograr sólo con la definición de la tarea, una adecuada selección y una buena remuneración.

Esto explica su concepción de la organización, como un ente simple, mecánico y determinista.

1-02-02-01: La administración científica
La administración científica de Frederick Winslow Taylor (1856-1915), es el punto de partida de las escuelas del pensamiento administrativo, como disciplina formal. De ahí la causa de su gravitación. Es una verdadera escuela de la ingeniería de la organización: racionalista, práctica y pragmática.

Taylor utiliza la expresión "el management científico" o "de asignación de tareas". Su preocupación se centra en el puesto de trabajo, la división del trabajo, la especialización, la uniformidad de métodos para realizar las diferentes tareas, la preparación y función de los capataces y la iniciativa considerada como una de las cualidades positivas que pueden esperarse de un hombre y el premio de la misma.

La pretensión de Taylor era elaborar una ciencia para la ejecución de cada una de las Operaciones de trabajo y sustituir al empirismo. Para ello requería de la selección científica de los trabajadores, y su capacitación metódica. Mientras que en el pasado cada trabajador elegía el propio trabajo y aprendía por sí mismo, como mejor podía Taylor proponía el estudio de tiempos y movimientos para cada actividad o tarea y la selección científica del trabajador en función del mismo.

Por primera vez se confeccionan instrucciones escritas que describen el trabajo a realizar, así como los medios a utilizar proponiendo lo que hoy se conoce como descripción de puestos.


Por el principio de división del trabajo y la especialización se separan las funciones de planificación y ejecución. El trabajo y la responsabilidad se reparten casi por igual entre el management y los obreros. Con la diferencia que el management está para pensar/planificar y el operario para trabajar sin cuestionar.

Una derivación en el plano organizativo fue la de los capataces funcionales, es decir, especialistas en ocho actividades para la dirección de cada uno de los trabajadores (supervisión sobre planeamiento, métodos, materiales, personas, inventarios, herramientas, tiempos, orden)



Taylor fue el primero que buscó racionalizar y simplificar el trabajo industrial, para ello inició el estudio cronometrado de los tiempos y movimientos, descomponiendo analíticamente el trabajo de los operarios con el fin de lograr mayor rendimiento con el menor esfuerzo, y para ofrecer la máxima remuneración (salario diferencial).
La propuesta de Taylor puede simplificarse en cuatro principios:
Primero: Desarrollar una ciencia para cada elemento del trabajo de un hombre, lo cual reemplaza el empirismo o la antigua regla de a “ojo de buen cubero”.
Segundo: Seleccionar científicamente y después entrenar, enseñar y desarrollar al trabajador en vez de que el operario escoja su propio trabajo y la forma cómo desarrollarlo.
Tercero: cooperar entusiásticamente con los hombres para asegurarse de que el trabajo está siendo desempeñado de acuerdo con los principios de la administración científica.
Cuarto: Hay una división casi exactamente igual de la responsabilidad y el trabajo entre la administración y el trabajador. La administración debe tomar todo el trabajo para el cual está mejor capacitada, mientras que en el pasado, casi todo el trabajo y la mayor parte de la responsabilidad era asumido por los trabajadores.
Los seguidores de Taylor.
Taylor tuvo continuadores que hicieron su propio aporte a la administración científica.

  • Henry L. Gantt (1861-1919), nos dejó el gráfico de Gantt, muy aplicado aún hoy como instrumento de planificación y control. Además desarrolló un sistema de salarios como medio para racionalizar e incentivar al personal.




  • Frank Gilbreth (1868-1924) y Lilian Gilbreth (1878-1972), introdujeron el estudio de tiempos y movimientos de operarios como técnica administrativa básica y estudiaron los movimientos más simples y sencillos en que puede dividirse un trabajo, a los que llamaron “therbligs". También realizaron estudios sobre los efectos de la fatiga sobre la producción.




  • Harrington Emerson (1853-1931) propone, en su obra "The twelve principles of efficiency" sus ideas:




  1. Objetivos claramente definidos. Trazar un plan objetivo y bien definido de acuerdo con los ideales.

  2. Sentido común. Establecer el predominio del sentido común que lleva al conocimiento y permite distinguir entre los árboles y el bosque.

  3. Consejo competente. Buscar activamente el consejo de personas competentes.

  4. Disciplina. Adherencia a las reglas, obediencia estricta. La función de este principio es asegurar la lealtad y la observancia de los once principios restantes.

  5. Trato justo. Rectitud y justicia.

  6. Registros fiales, inmediatos, adecuados y permanentes. Mantener registros precisos, inmediatos y adecuados. Una llamada a los hechos en los cuales basar las decisiones.

  7. Despacho. Planificación científica a través de la cual cada pequeña función es efectuada de manera tal que sirve para unir el todo y capacita a la organización para llegar a su objetivo último.

  8. Estándares y guías. Definir un método y un tiempo para llevar a cabo las tareas.

  9. Condiciones estandarizadas. Uniformidad del medio ambiente.

  10. Operaciones estandarizadas. Uniformidad de método.

  11. Instrucciones escritas de la práctica –estándar: sistemática y exactamente reducir la práctica a la escritura. Definición escrita de procedimientos.

  12. Recompensar la eficiencia. Recompensar toda ejecución exitosa de un trabajo dado.

1-02-02-02: La administración industrial y general
Henri Fayol (1841-1925), ingeniero de minas y gerente de una empresa carbonífera, desarrolló sus ideas en su libro "Administration industrielle et generalle” (London: Sir Isaac Pitman & Sons Ltd., 1949) con un enfoque desde la visión de un gerente general que se preocupa por logra la eficiencia de la empresa a través de una estructura adecuada y su funcionamiento. A diferencia de Taylor, que desarrolla su teoría desde el taller, Fayol hace un enfoque “de arriba hacia abajo, y del todo hacia las partes”.

Fayol propone un ordenamiento sistemático de acuerdo con responsabilidades y funciones específicamente definidas.


Toda empresa desarrolla un conjunto de actividades que pueden agruparse en seis (6) funciones básicas:


  1. FUNCIONES COMERCIALES (compra/venta de productos y servicios)

  2. FUNCIONES TÉCNICAS (se refiere a las características propias de cada empresa. Está vinculada a la producción de bienes y servicios.)

3. FUNCION CONTABLE (los inventarios, registros, balances, costos, información y control.)

4. FUNCION FINANCIERA (búsqueda y administración del dinero.)

5. FUNCION SEGURIDAD (seguridad: protección y custodia de bienes y de personas).

6. FUNCIONES ADMINISTRATIVAS (planeamiento, organización, dirección, coordinación y control)


Las funciones administrativas son :


  • Planificar (prever): estudiar el futuro y hacer los programas correspondientes.

Organizar: establecer los medios humanos y materiales para formar la estructura (organismo) de la empresa.


  • Dirigir: guiar y orientar a los miembros de la empresa.

  • Coordinar: unir, armonizar todas las actividades y esfuerzos colectivos.

  • Controlar: verificar que todo lo establecido y las órdenes impartidas, sean cumplidas.

La función administrativa coordina y sincroniza las demás funciones de la empresa. A través de las funciones administrativas, Fayol define el concepto de administración. El acto de administrar (prever, organizar, dirigir, controlar) es tarea de la conducción de la empresa, quien lo dirige hacia los fines previstos. La administración esta distribuida proporcionalmente en la empresa

Así comprendida, la función administrativa no es un cargo personal ni privilegio exclusivo del jefe o de los dirigentes de la empresa. Es una función que se reparte y se distribuye proporcionalmente con las otras funciones esenciales, entre la empresa y los miembros del cuerpo social de la empresa.



Mayor capacidad administrativa

Menor capacidad técnica

Mayor capacidad técnica

Menor capacidad administrativa
También Fayol establece la necesidad de una capacidad específica para cada una de las funciones, estableciendo que se requieren cualidades físicas, capacidades intelectuales, cualidades morales, cultura general, conocimientos específicos y experiencias.
Los principios de la administración
Finalmente, Fayol completa su teoría administrativa estableciendo que para ser efectiva, debe estar basada en determinados principios, los cuales debe seguir:



  1. División del trabajo. Es el principio básico para lograr la eficiencia por la cual se llega a la especialización de las funciones (la especialización pertenece al orden natural)




  1. Autoridad y responsabilidad. La autoridad da derecho al mando y la posibilidad de ser obedecido. Hay una autoridad legal y otra personal 12. La responsabilidad surge de la autoridad, es un corolario de la misma.




  1. Disciplina. Es el resultado de la obediencia a la autoridad y a las concesiones estatuidas..




  1. Unidad de mando. Un subordinado sólo debe recibir órdenes de un superior.




  1. Unidad de dirección. Para cada función o conjunto de actividades debe existir un solo jefe y sólo un programa para el desarrollo de cada conjunto de actividades.




  1. Subordinación del interés particular por el interés general. Los intereses personales no deben prevalecer sobre los de la empresa.




  1. Remuneración al personal. La forma en que se remunera al personal debe ser satisfactoria para el mismo.




  1. Centralización. Se refiere al grado en que la autoridad está concentrada en una empresa.




  1. Jerarquía. La pirámide formada por los jefes, desde la alta dirección a los agentes de nivel inferior. Se forman las vías de comunicación formal. Es descendente para el mando y ascendente para el control.




  1. Orden. Hay un orden material y un orden social por los cuales las cosas y las personas tienen una disposición.




  1. Equidad. Debe existir un trato justo y bondadoso para con los subordinados.

12) Estabilidad del personal. Es la base para la formación y el desarrollo del personal.




  1. Iniciativa. Es una forma de motivar al personal dentro de los límites de la jerarquía, de la disciplina y el orden.




  1. Espíritu de cuerpo. La unión y la armonía son las bases para una buena administración.


La administración general e industrial de Fayol fue una singular y significativa contribución al pensamiento administrativo porque presentó para el desarrollo de la administración:
1.- El concepto de que la administración, como una entidad diferente del conocimiento, es aplicable a todas las formas de actividad de grupos (la universalidad de la administración).

2.- La primera teoría de la administración, completa y comprensiva que podría aplicarse a todos los esfuerzos.

3.- El concepto de enseñar y desarrollar un currículum administrativo en colegios y universidades (necesidad de la enseñanza de la administración desde la primaria)


1-02-03 Relaciones Humanas (1925- 1933)
Las propuestas de Taylor y de Fayol entran en crisis porque no pueden responder a las exigencias de la nueva realidad. Aparece la necesidad de replantear los principios, la naturaleza de los procesos organizacionales y la nueva variable: la conducta humana en las organizaciones que escapaba a los principios de Taylor y de Fayol.

Los resultados alcanzados en eficiencia, racionalización y productividad no fueron suficientes para avalar las ideas de la administración científica, ya que los trabajadores se mostraron hostiles a las técnicas de eficiencia, además de un alto índice de rotación, ausentismos e impuntualidad. Al respecto, siguiendo a Hermida13: La búsqueda de la productividad técnica con incrementos económicos, había derivado en: conflictos, falta de productividad, agotamiento de las técnicas clásicas y fracaso de la teoría de la motivación.

La administración necesita tomar nuevos rumbos. Hay aspectos que no habían sido tomados en cuenta, hasta el momento. Parece que el año 1920 constituye una fecha de importancia, aunque quizá esté señalada algo arbitrariamente, pues marca el comienzo de la revolución ideológica de la teoría de la organización.

Hawthorne, una planta de la Western Electric Co., en Chicago, fabrica equipos para el sistema telefónico Bell. Entre 1924 y 1927, los supuestos de la psicología industrial quedaron desautorizados. En esta empresa, con 30.000 personas empleadas, "cundían la murmuración y el descontento". (Brown Psicología social de la industria, fondo de Cultura, 1970). Se variaron las condiciones de trabajo y los aspectos físicos del mismo, sin tener resultados decisivos, algo más importante que los horarios, los salarios o las condiciones de trabajo, algo que incrementaba la producción sin importar los cambios en las condiciones físicas. La idea básica para realizar la investigación de Hawthorne era estudiar los efectos de la iluminación sobre el trabajo: mejorándola, mejoraría el trabajo.


Lo sorprendente de este estudio fue que, en los dos grupos escogidos para el experimento, aumentó la producción. El método con el cual trabajaban era mantener un grupo como testigo y modificar en el otro las condiciones. En el grupo donde se hacía el experimento, se aumentó gradualmente la iluminación; y en el otro, el que actuaba como grupo testigo, en el que se mantuvieron inalteradas las condiciones de la iluminación. Sólo se esperaba el resultado del primero, pero apareció un factor desconocido hasta entonces. Ambos grupos aumentaron la productividad, aunque el testigo no tanto como en el primero.

En una segunda etapa, se les permitió a dos operarias seleccionadas, elegir a otras cuatro, para formar un grupo armado de relés de teléfono14. Se fueron introduciendo algunos cambios, entre ellos mejoras, que luego fueron suprimidas (uno de los cuales fue los períodos de descanso) no obstante ello, la producción alcanzó el máximo de nivel

La conclusión a la que se llegó es que la producción se elevó, ante todo, por el cambio de actitud de las operarias hacia su trabajo y su grupo (clima organizacional).

Una tercera etapa del experimento consistió en un programa de entrevistas no orientadas, para conocer la naturaleza de las actitudes registradas en el personal.


En una cuarta etapa, conocida como "el cuarto de los alambres", se sometió, al personal involucrado, a entrevistas fuera del cuarto y a que un observador amistoso permaneciera con ellos. Los resultados mostraron que el pequeño grupo había generado líderes naturales, al margen de los oficiales. El aspecto pecuniario o el interés por el trabajo en sí mismo fue considerado en segundo plano. Se detectó la presencia de pandillas que tenían sus propios códigos o normas para la aceptación y permanencia en el grupo.(*)15
En función de esta experiencia truncada por la crisis del ´30 el grupo de Elton Mayo enumera una serie de conclusiones:

1 ) El trabajo es una actividad en grupo.

2) El mundo social del adulto está organizado, principalmente, por el trabajo.

3) La necesidad de reconocimiento, seguridad y conciencia de pertenecer a un grupo es más importante para determinar el estado y la productividad de los obreros, que las condiciones físicas de trabajo.

4) Las quejas no son necesariamente descripciones objetivas de hechos, a menudo son síntomas de trastornos relacionados con la condición de los individuos.

5) El trabajador es una persona cuya efectividad y actitudes están condicionadas por las demandas sociales del entorno interno y del exterior de la fábrica

6) Los grupos informales dentro de la fábrica tienen gran influencia social sobre los hábitos de trabajo y las actitudes del operario individual.

7) El paso de una sociedad establecida a una adaptativa del

viejo tipo de vida comunal a la sociedad atomizada, de individuos aislados; de la sociedad paleotécnica a la neotécnica16, tiende, continuamente, a alterar la organización social de la factoría y de la industria en general.

8) La colaboración en grupo no se produce por accidente, debe planearse y desarrollarse. Si se consigue que los trabajadores colaboren, las relaciones de trabajo, dentro de una planta fabril, pueden alcanzar una cohesión importante a los efectos disgregantes de la sociedad adaptativa.


Las conclusiones de los experimentos de Mayo han sido criticadas por los empresarios, los psicólogos y los sociólogos

Estos últimos plantean los siguientes desacuerdos:

1 ) Sus investigaciones en las fábricas han excluido, casi por completo, el panorama social.

2) Es unilateral, a favor de la administración.

3) En el campo del método científico, ignora la importancia de la teoría y adopta una actitud que exalta el empirismo, la observación y el mero descubrimiento de los hechos.
Hay suficiente literatura que explica estos "errores" de Mayo. Pero hoy sus aportes nos son de utilidad porque se acepta que:
1 ) las normas sociales determinan el nivel de producción;

2) en el trabajo, todo individuo se apoya en el grupo humano; 3) las recompensas están vinculadas con las normas del grupo y demuestran la inconsistencia del "homo economicus" (el dinero no es el único factor de motivación para el trabajador como sostenía la teoría de Taylor);

4) los grupos informales constituyen la organización humana de la empresa ;

5) los individuos están en permanente interacción social, participando en grupo; todos los individuos quieren pertenecer a un grupo de trabajo.

6) la extremada especialización no es la mejor forma de la división del trabajo ; y

7) las conductas no planeadas son importantes en el funcionamiento de la organización.


Se suele decir que Taylor trabajó con una organización sin hombres y que Mayo concibió a los hombres sin la organización. Los estudios de Mayo y su grupo resultaron incompletos porque no pudieron llegar a terminar el estudio por la crisis económica de los años ´30 que hicieron que la empresa retirara los fondos de la experiencia

1-02-04 Escuela Neoclásica (1925-1945)
Este movimiento sigue las dos vertientes del enfoque clásico: Taylor y Fayol. No constituye una escuela, sino una actualización de estas teorías frente a problemas nuevos de las empresas y las condiciones del medio.

La continuidad también se da con la misma característica: los que se preocuparían por la administración industrial abrevarán en las doctrinas de los que se ocuparon de los problemas de dirección y administración general.

Esta corriente tiene vigencia en un período que abarca desde la crisis de 1930 y hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Este movimiento , a pesar de haber actuado en forma contemporánea con la escuela de las Relaciones Humanas se concentró en aspectos diferentes: como aquélla, no consideró para nada a la dimensión informal sino que pusó énfasis en la dimensión formal al mantenerse en el excesivo formalismo de sus predecesores y no darle importancia a las variables de la conducta.

Sus modelos de organización fueron estáticos y mecanicistas. Además, la mayoría de las hipótesis planteadas, no fueron totalmente comprobadas y su enumeración es confusa. Pero lo importante es que renovó y adaptó las ideas de los clásicos aportando una nueva concepción de la administración ante las nuevas exigencias que le impusieron las organizaciones.

Los participantes del movimiento neoclásico son numerosos. Entre ellos, podemos mencionar a: Luther Gulik ( 1937), W. Newman, James Mooney (1939), A. C. Reiley (1939), H. Koontz (1961), C. O' Donnell (1961), George Terry, en Norteamérica y a Gelinier en Francia. Todos se concentraron en el problema de la dirección de empresas: estructura, principios de administración y las funciones de la administración.

Sus principales aportes, lógicamente, están en el campo de la organización formal:

1 ) Las herramientas básicas para estructurar la organización:

a) el organigrama o estructura de funciones y

b) el manual de funciones, autoridad y responsabilidad.

Se buscó elaborar un modelo universal de estructura aplicable a todo tipo de organización.

2) Los objetivos. La organización existe para alcanzar objetivos y producir resultados. La estructura debe responder a los objetivos. Debe haber unidad de objetivos y de eficiencia.

3) La departamentalización de acuerdo con los criterios de autosuficiencia y la especialización por habilidades.

4) Principios de coordinación, donde la autoridad y la jefatura deben estar bien delimitadas.

5) Principio de escalonamiento, en una clara estructuración de acuerdo con las jerarquías cargos-labores.

6) Principios funcionales, con tareas separadas, de acuerdo con su naturaleza, para favorecer la especialización.

7) Principios de relación plana mayor-línea, donde la línea significa autoridad y la plana mayor, asesoramiento. Descentralización y centralización.

8) Principio de autoridad : principio escalar de responsabilidad, de unidad de mando, de autoridad, de paridad entre autoridad y responsabilidad.

9) Formación del personal.

10) La economía de niveles: la eficiencia administrativa aumentará reduciendo el número de niveles que compone la jerarquía administrativa.

11 ) Control. El alcance del control, como principio, consiste en limitar la cantidad de personal dependiente de un jefe con el fin de poder controlar adecuadamente (ámbito o alcance de control)
El modelo sociológico de Max Weber: la burocracia
Max Weber (1864- 1920)17, fue el primero que comenzó a estudiar a las organizaciones de acuerdo con modelos ideales de comportamiento. Su teoría burocrática está basada en la racionalidad del comportamiento humano.

En su obra "Economía y sociedad" (Fondo de Cultura Económica, 1944) plantea que ni la economía ni la sociología, por sí sola podían comprender las motivaciones de la conducta. Entre ambas ciencias hay una zona de interés: la variable de poder y legitimación de la autoridad.

Weber estudió, principalmente, a los organismos oficiales a fin de obtener los elementos necesarios para su modelo, el cual generalizó para cualquier tipo de organización, con la condición de que incluyese los siguientes rasgos:
1 ) Magnitud considerable, de acuerdo con el número de personas empleadas.

2) El aporte del personal empleado era semiespecializado.


3) Tecnología de producción masiva relativamente sencilla.

4) Producción relativamente simple.


El poder consiste en la capacidad de una persona para dar órdenes. La aceptación del poder implica la existencia de un conjunto de normas que fundamentan la autoridad de quien lo ejerce. Es legítimo en cuanto se concibe como un componente del mecanismo de aceptación social.

Existen tres tipos de legitimación del poder o tipos de influencia:

1 ) El poder de carácter racional, legal o burocrático.

2) El poder de carácter tradicional.

3) El poder de carácter carismático.

El primero descansa en la creencia de la legitimidad de las ordenaciones estudiadas y de los derechos de los llamados a ejercer la autoridad por ordenanzas. Supone que parte de los subordinados acepta como justificadas las órdenes recibidas. La obediencia es un conjunto de reglas y reglamentos legales preestablecidos. El poder racional legal define la existencia de una organización o burocracia, específica de las sociedades democráticas.

El segundo, se apoya en la creencia de que las tradiciones se consideran válidas desde los tiempos lejanos y le dan legitimidad al poder. Hay habitualidad en los usos y las costumbres, leyes y tabúes, que van conformando la tradición. El poder es aceptado por la tradición. Los miembros de una organización aceptan las órdenes de los superiores, porque ésa siempre fue la manera como hicieron las cosas. La autoridad del padre de familia, del jefe del clan, del déspota, no es racional. Este caso puede encontrarse en la típica empresa familiar, donde el poder se transmite a través de los miembros de familia y es tradicional y conservador.

En el tercero, el carisma se basa en las condiciones personales de quien ejerce la autoridad. Esta se fundamenta en motivar relaciones individuales y emocionales. Es el caso en que los miembros de una organización aceptan las órdenes de un superior por la personalidad y del liderazgo. Este poder no tiene base racional y es inestable.


En síntesis el modelo burocrático es un modelo de organización formal, donde cada puesto es ocupado por funcionarios llamados agentes. Sus normas están escritas y son todas racionales, porque son coherentes con los fines perseguidos, la estructura es objetiva y racional.

Max Weber elaboró un modelo de control social, y para llevarlo a la práctica se apoyó en una estructura jerárquica e inflexible en la que la racionalidad y la búsqueda de la eficiencia son sus bases, considerando que este modelo era una garantía para que una organización alcance la eficiencia administrativa en cualquier sistema económico.

Las organizaciones burocráticas tienen reglas, normas, reglamentos formulados para ser acatados por todos sus miembros. Los recursos hay que usarlos para recompensar a los que siguen sus reglas y castigar a aquellos que no lo hacen. Según Weber, esta capacidad para inducir a otros a aceptar las órdenes es el poder, mientras que la autoridad es el poder legitimado, es decir, el reconocimiento del subordinado del sistema de valores del superior que imparte las órdenes imbuido de poder por la organización.



  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal