Adultez media



Descargar 103.43 Kb.
Fecha de conversión03.07.2017
Tamaño103.43 Kb.

ADULTEZ MEDIA



Componentes del grupo
Natalia Molina Romera

Ana Isabel López González

Ana María Sillero Jaén

Alba Toledano Portal


Interrogantes del grupo clase:
¿Todas las personas necesitan el mismo grado de afectividad?

¿Qué objetivos se plantean en cada una de las etapas?

¿Cómo se afronta la relación de estudio-trabajo en la edad adulta?

¿Cuáles son las diferentes formas de consolidación familiar en la adultez?

¿Qué papel juega la afectividad en nuestra vida? ¿Existen diferencias según el sexo?

¿Cómo influye la educación familiar que se recibe en la niñez en las etapas posteriores?

Diferencias entre obligaciones y responsabilidades

¿Qué sentimientos y preocupaciones son predominantes en cada etapa?

Los diferentes grados de dependencia según las etapas

¿Qué influencia tiene el entorno en las diferentes etapas?

En qué edad se tiene más sentido del ridículo?

Las características más importantes de cada etapa

¿Qué importancia tiene la educación y la familia en las etapas evolutivas?

Nos encontramos en una sociedad cambiante ¿cómo prepararnos para afrontar estos cambios?

¿La consecución de las metas implica inmovilismo?

¿Crecen las relaciones sociales en esta etapa?

Relaciones intergeneracionales, cómo se dan ahora
Objetivos del grupo

* Indicar las características más importantes de la edad adulta

* Saber que sentimientos y preocupaciones son predominantes en la adultez.

* Investigar las metas de la edad adulta

* Conocer cuáles son las obligaciones y responsabilidades de los adultos.

* Conocer de qué o quienes dependen los adultos.

* Averiguar la importancia de las relaciones afectivas en la edad adulta

* Investigar cuales son las diferentes formas de consolidación familiar

* Averiguar que grado de importancia tiene la educación y la familia en esta etapa

* Indicar la influencia que tiene el entorno y los cambios sociales en esta etapa

* Reconocer como se dan ahora las relaciones intergeneracionales en la etapa adulta

GUION DE TRABAJO Y REPARTO DE TAREAS
Búsqueda de información en la biblioteca de clase, a través de Internet y encuestas. Puesta en común de la información, selección de la información y redactar informe.
NORMAS Y FUNCIONAMIENTO DEL GRUPO
- Respetar la opinión de las compañeras.

- Llamar en el caso de ausencia, y buscar un medio para hacer llegar el trabajo a clase el día que no pueda asistir.

- Cumplir la tarea programada por el grupo.

- Realizar el trabajo equitativamente.

-Estar en contacto con el grupo en todo momento(dialogo, comunicación..)

- Respetar los plazos de entrega.


INDICE
1. Características más importantes de la edad adulta

1.1 Características generales

1.2 Sentimientos y preocupaciones.

1.3 Obligaciones, responsabilidades y metas

1.4 Dependencia/ independencia



  1. Relaciones familiares en la adultez

    1. Importancia de las relaciones afectivas

    2. Diferentes formas de consolidación familiar

    3. Grado de importancia de la educación y la familia




  1. Relaciones sociales en la adultez

    1. Influencia del entorno y sus cambios sociales

    2. Relaciones intergeneracionales




  1. Conclusión del grupo

  2. Bibliografía



1. Características más importantes de la edad adulta
En la mayoría de las culturas se considera como adulto a aquella persona que tiene más de 18 años, aunque después de los 60 se les llama adultos mayores o tercera edad.
La adultez no se inicia ni se termina exactamente en estos límites cronológicos. Podemos estructurarla en diferentes etapas:
Edad adulta temprana ........ 20 a 40 años

Edad adulta intermedia....... 40 a 65 años

Edad adulta tardía............... 65 años en adelante.
Nuestro equipo va a tratar la edad adulta intermedia (30 a 65 años).


    1. Características generales

Esta etapa tiene una serie de características que la hace diferente de las etapas anteriores y posteriores. Estas características son:




  • Pretende y desarrolla una vida autónoma en lo económico y social

  • Puede y desea compartir una confianza mutua con los compañeros de trabajo, con la pareja, etc.

  • Es capaz de autodirigirse y tomar decisiones

  • Juega un papel social, que conlleva responsabilidades desde el punto de vista económico y cívico

  • Forma parte de la población económicamente activa y cumple una función productiva

  • Actúa independientemente en sus múltiples manifestaciones de la vida

  • Su inteligencia sustituye a su instinto, la cual se viene desarrollando desde sus etapas anteriores.

  • Además de su preocupación por el saber, requiere del saber hacer o del saber ser

  • Tiene capacidad para participar en afiliaciones y asociaciones concretas, para desarrollar y cumplir esos compromisos.

  • Sus experiencias sexuales y sociales, lo separan del mundo del niño

  • En los últimos años de esta etapa del adulto se le considera una persona sabia y puede enseñar a las personas porque tiene más experiencias.


1.2 Sentimientos y preocupaciones
Entre los 35 y los 45 años los individuos se empiezan a cuestionar sus vidas, en un período llamado “transición de la mitad de la vida”.
El adulto empieza a sentir el peso del pasado, a la vez que sienten el deterioro físico, se dan cuenta que algunas metas no las han podido alcanzar y que no las alcanzaran. El volver hacia atrás también les hace sentir motivados para reencauzar su camino mediante la capacitación de su mayor experiencia.
Como decía C.G. Jung en la frase “al sonar el medio día comienza el descenso”.

Hay cambios físicos como aparición de las arrugas, encanecimiento del cabello, caída del cabello y pérdida de vigor y de tono muscular. Estos cambios provocan sentimientos de inferioridad con respecto al trato que les dan las personas más jóvenes, o simplemente al no sentirse identificados con ellos.

Es frecuente, que se cuestionen las prioridades de su vida pasada, los objetivos laborales, sociales y económicos, el uso que hizo de su tiempo libre, las amistades que tiene.
Otra preocupaciones la edad avanzada de los propios padres y con frecuencia la muerte de uno de ellos, esto contribuye a la sensación de envejecimiento y toma de conciencia de que son la siguiente generación propia para envejecer y morir.
Por otra parte, la consolidación de la personalidad va acompañada de pérdida de plasticidad, a medida que pasan los años se van solidificando los rasgos de personalidad tanto positivos como negativos. Los cambios resultan ya más difíciles de sobrellevar y de producir en sí mismos.
El ímpetu juvenil es cambiado en parte por una mayor capacidad de concentración, perseverancia y resistencia.
En esta etapa al predominar la estabilidad, la profundidad, el sosiego, los estados personales de la adolescencia y la juventud se atenúan y dan paso a estados sentimentales más hondos y perdurables.
En la mujer la menopausia era causante de diversos síntomas psicológicos, entre ellos la depresión y la pérdida de memoria, como reacción al hecho de envejecer en una sociedad que valora demasiado la juventud más que la propia menopausia. Pero esto no es cierto, algunos investigadores han encontrado que estas reacciones varían de manera más significativa según las culturas. En un estudio de las mujeres en una aldea Maya decían que esperaban con ansias la menopausia ya que dejaban de tener hijos y no les afectaban los síntomas clásicos (bochorno, etc.) de la misma forma que en la sociedad occidental.

En los hombres aunque mantienen su fertilidad, la frecuencia de los orgasmos preocupa psicológicamente.


Algunas personas adultas se creen que físicamente pueden resultar más atractivas al sexo opuesto que cuando eran jóvenes.
En cuanto a cuestiones laborales, el empleo es considerado el lazo más fuerte que une al individuo con la sociedad, la pérdida de este vínculo deja al individuo en estado de desvanecimiento. El trabajo en esta etapa es fuente de ingresos, satisface la necesidad de autoridad física e intelectual, actúa como organizador de nuestra existencia, da tendencia al dominio, es fuente de autoestima, valoración y aprobación.
Conclusiones de la encuesta:


  • Entre 30 y 40 años: Para estos adultos sus preocupaciones suelen seguir este orden: la salud, familia y pareja, trabajo y tiempo libe, dinero y amigos y por último sociedad y medio ambiente.

  • Entre 40 y 50 años: En general para todos ellos lo principal es la salud y la pareja, después la familia; un papel secundario los amigos y el trabajo, y por último, y en un tercer plano el dinero, el medio ambiente y la sociedad.

  • Entre 50 y 65 años: Sus preocupaciones rondan también en cuanto a salud y familia, en esta edad empiezan a mostrar más inquietud por el medio ambiente, el trabajo y el dinero juegan un papel terciario en estas edades.


1.3 Obligaciones, responsabilidades y metas
Como rasgos característicos de las personas adultas están: la responsabilidad, coherencia, afrontamientos de problemas y dificultades, proyectos de vida, competencia interpersonal, autonomía, aceptación de uno mismo, equilibrio afectivo y experiencia.
Tras la investigación realizada en este punto, hemos visto que a través de las encuestas se ha dado respuesta a estos interrogantes, llegando a conclusión de que las responsabilidades, obligaciones y metas de esta etapa adulta media son en base al trabajo, la familia y la satisfacción personal.
El ámbito profesional es aún muy importante a nivel vital. Algunos adultos se quedan estancados y conforme con su trabajo actual, teniendo como único objetivo seguir manteniéndolo, mientras que otros pretenden alcanzar otras metas (mayor categoría profesional, una formación paralela, etc.).


  • Según L.Hoffman en el libro Psicología del desarrollo hoy en el caso de los que han conseguido sus metas han llegado tan alto como podían, para ellos hacer frente a las dificultades y trabajar les resulta gratificante, muchos de ellos se convierten en tutores de jóvenes trabajadores. Aunque hayan conseguido sus metas, los/as altos/as ejecutivos/as dedican tanto tiempo a sus carreras que la calidad de su vida familiar disminuye, la relación matrimonial y con los hijos se deteriora.




  • Mientras que, Según Keating y Jeffrey en el libro Psicología del desarrollo hoy, la mayoría de las mujeres solteras tienen un camino profesional parecido al de los hombres, pero en otras su carrera profesional depende de la economía familiar, el apoyo de la pareja y de las dificultades familiares.

Hay mujeres que, al incorporarse en la vida laboral en la época que los hijos abandonan el nido, llenan el vacío de la partida de los hijos y se siente entusiasmada gracias al sentido de competencia y la oportunidad de trabajar por si mismas y porque encaje en sus intereses y habilidades.

En el ámbito familiar, las relaciones positivas de la pareja contribuye a la satisfacción de cada miembro de la pareja con el otro y a la satisfacción con la vida.


El retrasar el matrimonio y ser padres tarde, puede cambiar las relaciones matrimoniales en esta etapa.

Las obligaciones familiares varían dependiendo de las edades de los hijos. Actualmente las parejas de mediana edad (40-50 años) pueden que tengan bebés o niños pequeños, por tanto sus responsabilidades son más parecidas a lo que antiguamente era una pareja joven (30-40 años).


Algunas parejas de 40 y 50 años que se casaron jóvenes y tienen ya los hijos mayores, tienen más libertad de responsabilidades, lo que les lleva a una mayor satisfacción conyugal (aumento de la posibilidad de compañía y disfrute de su pareja) y otras metas para su propio desarrollo personal (formación académica, trabajo, ampliación de actividades de ocio, más disponibilidad económica, etc.). Al ser un período en el que crece el caudal de experiencias personales, incrementan las actividades individuales y se tiende a incorporarse a asociaciones y aumenta el individualismo.
Otro de los grandes problemas que afectan en las parejas casadas en la etapa adulta, es el divorcio o la separación, en la que se pueden volver a formar nuevas parejas, por lo tanto nuevas familias, lo cual se convertiría en otra responsabilidad.
En cuanto a la satisfacción personal, el adulto pretende sentirse a gusto consigo mismo. La respuesta a sus retos y cambios de la vida afecta a como nos sentimos. El estrés puede ser que en sí mismo nos produzca baja autoestima.
Este sentido del YO es más firme cuando se puede aliviar y soportar el estrés y dar más sentido a la valía personal ante la derrota. Normalmente se mantienen mejores relaciones con los amigos, familia y hacer frente a cualquier reto.
Una vez alcanzada la mediana edad los adultos se sienten mejor consigo mismo que en la juventud, a partir de los 40 años se tiende a utilizar estrategias más maduras para solucionar problemas personales y asumir más responsabilidades, también dan muestra sobre sus puntos fuertes y débiles. En general, las personas adultas cambian, se vuelven más seguras de sí mismas y responsables, en resumen, la autoestima tiende a aumentar en esta etapa.
Erikson explica el desarrollo humano desde la infancia a la senectud como búsqueda de identidad personal, a través de las diferentes etapas, la resolución positiva de cada etapa es de gran importancia para poder acceder a la siguiente.

Según Erikson, el problema fundamental que se encara en la adultez es el de la generatividad frente al estancamiento.


La generatividad se trabaja en tres puntos:

    • El procreativo, que consiste en dar y responder a las siguientes generaciones.

    • El productivo, que consiste en integrar el trabajo a la vida familiar y cuidar la siguiente generación.

    • El creativo, que consiste en hacer aportaciones a la sociedad en gran escala.

Erikson explica los retos especiales de la vida adulta, y propone cuatro problemas y conflictos del desarrollo del adulto:

a) Aprecio de la sabiduría frente al aprecio de la fuerza física. Ante el deterioro de la salud, las personas canalizan gran parte de la energía física en energía mental.

b) Socialización frente a la sexualización. Los cambios físicos llegan a obligar a definir cómo son las relaciones sexuales y dan prioridad al compañerismo sobre la competitividad.

c) Flexibilidad emotiva frente al empobrecimiento emotivo. La flexibilidad emotiva es el origen de varios ajustes que se hace en la madurez, cuando las familias se separan, los amigos se marchan y los antiguos intereses dejan de ser centro de vida.

d) Flexibilidad frente a la rigidez mental. El individuo debe luchar contra la tendencia a obstinarse en sus hábitos o a desconfiar demasiado de las nuevas ideas. LA rigidez mental es la tendencia a dejarse dominar por las experiencias y juicios anteriores. Ejemplo: un cambio de ideales.



Conclusiones de la encuesta (por edades):


Metas en el ámbito:

Adultos 30-40 años

Adultos 40-50 años

Adultos 50-65 años

Social

Buena relación y respeto a los demás

igualdad, colaboración, bienestar social, civismo, ayudar a los demás, tolerancia, y vivir en una sociedad pacifica y tranquila


Participar por el cambio y la mejora, mejorar sus relaciones sociales

Cultural

Aprender y conocer más culturas para tener una formación adecuada sobre ésta

La mundialización de la cultura, asimilar y conocer nuevas culturas, no perder las culturas tradicionales.

Tener más tiempo, para hacer viajes y excursiones culturales generalmente, y adquirir nuevas culturas

Familiar

Mantener la familia unida par tener una buena convivencia y ser feliz

la felicidad, el respeto, el compromiso, el amor, el bienestar, hacer de sus hijos personas respetuosas y respetables, la buna salud,.

la buena convivencia, respeto , colaboración, estabilidad, bienestar

Laboral/formación

Hacer bien sus trabajos. Aprender cada vez mas


Algunos intentan superar el acceso a la universidad, otros una mayor formación a través de cursos específicos, obtener un mejor trabajo o conseguir un amento en el suyo, y otros quieren ser mas profesionales en su labor profesional.


Seguir aprendiendo, mejorar su profesionalidad, en general ninguno quiere jubilarse


Otras

Sanidad digna, superar los problemas del día a día y hacer deporte.







En general todos los adultos poseen las mismas metas, felicidad familiar, salud y educación de sus hijos.




  • Conseguir sus metas no implica inmovilismo porque siempre se marcan nuevas metas y surgen nuevas ilusiones.


1.4 Dependencia/ independencia
El adulto pretende y desarrolla una vida autónoma en lo económico y en lo social. Posee un concepto de sí mismo como capaz de tomar decisiones y autodirigirse. Juega un papel social, que conlleva responsabilidades desde el punto de vista económico y cívico.
Tras realizar la encuesta por edades hemos tomado las siguientes conclusiones, pese a que son todas muy comunes a toda la edad adulta:


  • Entre 30 y 40 años: La mayoría dicen que son más independientes, y que valoran más las cosas aunque tengan más responsabilidades y obligaciones.

  • Entre 40 y 50 años: Reconocen ser independientes totalmente a nivel económico, pero en esta edad y dependiendo de la edad de sus hijos, algunos ya no dependen de cuidarlos, otros sí, y otros cambian los roles familiares y tienen que comenzar a cuidar a sus padres, se los llevan a casa a vivir con ellos, etc.

  • Entre 50 y 65 años: Muestran independencia a nivel económico, y en cuanto a que tienen más claras sus ideas y poseen más autonomía, tienen algunas dependencias inevitables como son la familia.



  1. Relaciones familiares en la adultez



2.1 Importancia de las relaciones afectivas
La amistad es un vínculo afectivo que se construye en el contexto de una relación continuada entre dos personas, dicha amistad es didáctica (entre dos personas), recíproca (las dos se implican mutuamente en la relación), voluntaria, duradera, afectuosa; implica sensibilidad e interés; ofrece cuidado, protección y seguridad al otro; supone comunicación íntima, intensa y sin convencionalismos entre los amigos; se caracteriza por la aceptación del otro, la confianza, la sinceridad, al lealtad y la disposición a la ayuda; requiere la capacidad cognitiva de ponerse en el punto de vista del otro y la capacidad empática para sentir con el otro, compartir sentimientos; y por último, en esta etapa los amigos buscan proximidad física y en caso de separación tienen sentimientos de abandono y ansiedad.
Evolución:


  • Desde los 18 hasta la jubilación:

Los adultos que no siguen las pautas de finalización de los estudios, búsqueda del primer trabajo, establecimiento de una relación de pareja, compromiso social, compromiso matrimonial, paternidad, etc.porque se divorcian, no se casan o no tienen hijos, suelen tener modelos de amistad bastante diferentes a los anteriores.
Los adultos entienden la amistad como los adolescentes, describen a los mejores amigos como sinceros, leales, irreemplazables, personas con las que se comunican íntimamente, comparten los problemas, cooperan, se ayudan, disfrutan mutuamente de su compañía, se animan en los momentos difíciles y se ofrecen apoyo emocional.
La madurez, entendida por algunos autores como el periodo de entre los 18 hasta la jubilación, es un periodo muy amplio en la vida de las personas, por lo que se suele subdividir en dos etapas:


  1. Madurez inicial (desde los 18 a los 40)

A partir de los 18 generalmente se finalizan los estudios o aprendizajes profesionales y se inicia la vida laboral.

Es frecuente que se profundice en una relación íntima y más tarde se decida vivir en pareja y formar una familia. Estos acontecimientos importantes en la vida de cualquier persona pueden llevar consigo desplazamientos geográficos y cambios de residencia, con el consiguiente alejamiento de familiares y amigos de la pareja, y compañeros de trabajo. Esto es una concepción muy generalizada, estereotipada, en algunos casos el adulto decide vivir solo y dedicarse a sus propios intereses y obligaciones laborales, también se puede dar, en esta etapa de madurez inicial, el adulto que decide seguir dependiendo de sus padres.
En esta etapa la formación de amistades se ve en cierta forma mediatizada por variables como estar o no casado, tener o no hijos, las edades de los hijos, las aficiones deportivas, el tipo de trabajo y el estatus social.


  1. Madurez posterior ( desde los 40 hasta la jubilación)

En este momento de la vida es frecuente que las personas reflexionen, analicen y evalúen su vida en relación a las expectativas que tenían. Como fruto de este balance, unas personas se encuentran satisfechas de su vida familiar, profesional y de sus relaciones sociales, mientras que otras piensas que no han logrado sus objetivos y se proponen cambios sustanciales en sus vidas. Estos cambios afectan a las relaciones sociales.

Este momento de cuestionamiento de la propia existencia es lo que se conoce como “ la crisis de los 40”. Los estudios sociológicos muestran que en este periodo las personas suelen formar nuevas relaciones de amistad o recuperar las antiguas, lo cual explica, si se produce la separación de la pareja, por la creación de nuevas redes sociales; y si no se da la separación, porque los hijos se van haciendo mayores y requieren menos tiempo de dedicación con lo cual los padres pueden dedicarse a cultivar sus relaciones con los amigos fuera del contexto familiar.

Conclusiones de la encuesta (según edades):
Pese a tener características en común hemos querido clasificarlas según las edades:


  • Entre 30 y 40 años: Si son importante las relaciones afectivas, sobretodo las de la familia, pareja y amigos, porque sirven para apoyarse en ellas y les dan el cariño que necesitan.

  • Entre 40 y 50 años: En esta edad reconocen que son completamente importantes las relaciones afectivas, principalmente las d su pareja, familia y muy destacado y nombrados también las amistades. Para ellos en general sus hijos son su vida, lo más importante, puesto que es lo más cercano a su entorno. Comentan que les ayudan a tener un equilibrio emocional

  • Entre 50 y 65 años: Son muy importantes las relaciones afectivas en la familia las amistades y algunos comentan que incluso en el ámbito laboral. En esta edad dan mucha importancia a la pareja, ya que en la mayoría de las familias los hijos comienzan a independizarse.



    1. Diferentes formas de consolidación familiar

En la actualidad hay un gran número de familias separadas y matrimonios divorciados, por tanto, la familia se consolida o bien por parte materna o paterna.


Según estadísticas de 1990 en EEUU alrededor del 28% de los hogares tenía una sola figura paterna, normalmente un tercio de los niños vivían con la madre en lugar de con el padre, pero cada vez más a menudo también viven con el padre a causa de la reincorporación laboral de las madres.
A continuación pondremos datos del instituto nacional de estadística, sacados de una página de Internet, respecto a matrimonios, separaciones y divorcios:


Otra forma de consolidación familiar en la actualidad es el gran aumento de las parejas homosexuales. Existe mayor porcentaje de hombre-hombre que de mujer-mujer. Y algunos de ellos pueden llegar a aportar a la nueva estructura familiar hijos.


También ha aumentado mucho la estructura de la familia monoparental, pues las/os mujeres/hombres han querido tener hijos sin pareja, o en otras porque se han divorciado
Desde los años 80, las normas y expectativas tradicionales han ido variando y la edad adecuada para los acontecimientos como el matrimonio, la carrera y la maternidad/paternidad se están desvinculando cada vez más de la edad cronológica.

En una sociedad de este tipo, las tareas de desarrollo siguen siendo las mismas, pero las personas adultas no sienten que sus relojes sociales se estén adelantado o atrasando cuando posponen o adelantan los roles de la etapa adulta:




  • Un nº cada vez mayor de hombres y mujeres retrasa el matrimonio, por lo tanto las familias cambian

  • En cuanto a la planificación familiar, no solo esperan mas tiempo para tener hijos sino que las familias han ido reduciendo su tamaño

  • El matrimonio es menos popular que hace algunos años; quizá por el hecho de que cada ve hay mas parejas que viven juntas sin casarse.




    1. Grado de importancia de la educación y la familia


Educación en la etapa adulta
La participación en estudios formales para adultos supone un potente estímulo para el crecimiento personal individual. En estos cursos puede encontrarse a hombres y mujeres de cualquier edad, pero la mayoría son jóvenes y de mediana edad con unos ingresos y una educación por encima de media.
Según las cifras estatales, el 17% de los adultos de la mediana edad (35 a 54 años) y casi el 6% de los que son mayores de 54 han vuelto a los estudios.
Parece ser que completar la enseñanza secundaria es el interés que tienen para seguir estudiando.
Objetivos del estudiante adulto:
La meta principal de los adultos mayores que se apuntan a los cursos para conseguir méritos era la de contribuir a la sociedad.
Existen pocos estudios sobre las metas educacionales de los adultos de mediana edad, pero Sherry Willis (1985) ha sugerido cuatro objetivos que están relacionados con el desarrollo ocupacional y personal.


  • En primer lugar, muchos adultos se preparan para su segunda carrera. Algunos ya están en los 40 o 50 años, han tenido trabajos que les han permitido jubilarse pronto (oficial de policía, bombero, etc.)

  • El segundo objetivo es compartir la obsolencia tecnológica y sociocultural. Los médicos u otros profesionales vuelven a la escuela para estar al día de los cambios que se producen en su profesión. A otros sus empresas les financian la formación.

  • El tercer objetivo es el generar roles satisfactorios en la jubilación. Los adultos se apuntan a cursos que les ayuden a desarrollar metas para su tiempo de ocio tras la jubilación.

Algunos adquieren habilidades e información que les sirve para ser voluntarios semiprofesional en el área social, otros encuentran aficiones y diversas actividades de ocio.


Conclusiones de la encuesta:
Para todas las personas encuestadas la educación/formación tiene mucha importancia y muestran interés por seguir formándose, algunos reconocen que quieren acabar ya su trabajo para tener mas tiempo libre y hacer viajes culturales.


  1. Relaciones sociales en la adultez

Los logros que se consiguen a partir de la adolescencia tanto en el desarrollo cognitivo como en la identidad personal y social permiten al joven ir construyendo un concepto cada vez más maduro de uno mismo y de las relaciones con los otros. Dentro de las relaciones sociales, las de amistad ocupan un lugar privilegiado porque unen al individuo al grupo le hacen sentirse adaptado, valorado y elegido por el otro para ser amigo, lo cual afecta la propia valoración y autoestima.


A partir de la adolescencia no existen cambios importantes en cuanto a la forma de entender las amistades, pero a partir de esta etapa, sí ocurren otros sucesos relacionales muy importantes en la vida de las personas que influyen en las relaciones de amistad. EN consecuencia de todo ello, y según Brim, los cambios de la personalidad del adulto es fruto del proceso de socialización al que está sujeto.


    1. Influencia del entorno y sus cambios sociales

Los cambios sociales influyen en la actitud y conducta de los adultos en la sociedad. Los diferentes cambios que se producen en los adultos indican que el desarrollo puede manifestarse multidireccionalmente, es decir, en algunas competencias de manera estable y en otras aumentando o disminuyendo.


Las diferencias de cambio entre las personas y dentro de la misma persona conforman la base de la gran variabilidad dentro del grupo de las personas mayores.
Según Ángel Izquierdo Martínez, a lo largo del ciclo vital, cada conjunto de años obliga a distintas tareas y no es extraño que los autores hablen de diversos estadios, periodos o fases. Estas fases no pueden ser prefijadas para cada persona y cada entorno.
Por otro lado, tampoco pueden ser de iguales dimensiones, porque los cambios se suceden unas veces de manera regular y otras de manera imprevista.
La edad, por tanto, no solo es cuestión de cronología, sino que está llena de significados, estructuras, obligaciones, relaciones, etc., que marcan el ritmo de vida de cada uno. Respecto a ello, quisimos hacer una pequeña investigación acerca de como piensan las personas adultas que les afecta el entorno y los cambios sociales en la actualidad, la conclusión de estas encuestas ha sido la siguiente:


  • Entre 30 y 40 años: Los cambios sociales les afecta tanto positiva como negativamente. Positivamente porque se evoluciona y negativamente porque los cambios pueden perjudicar al futuro de sus hijos y al suyo propio.




  • Entre 40 y 50 años: Los cambios sociales les afectan:




  • Positivamente en: los avances tecnológicos y culturales que ayudan a una mejor vida; una mejora en el trabajo; calidad de vida; mas progreso y mas información; la experiencia que les ha dado la vida.

  • Negativamente, pues consideran que hay demasiada publicidad engañosa, televisión basura y malas compañías. Piensan que todo cambio conlleva riesgos (más y mejores productos pero más contaminantes), que existen menos valores éticos y de respeto, y que cada vez existe más competitividad.




  • Entre 50 y 65 años: Les afectan:

- Negativamente las nuevas tecnologías, el incremento de la desigualdad entre ricos y pobres y las repercusiones medioambientales, el cambio tan brusco en cuanto a conocimientos, y la sociedad actual, tantas salidas nocturnas, jóvenes alcohólicos y formas de diversión.

- Positivamente todo lo referente a la mejora d la ciudad en cuanto a infraestructuras,, mas libertad e información, mejoras en la educación y avances en la sanidad.

3.2 Relaciones intergeneracionales
Este punto lo hemos investigado a través de los resultados de las encuestas, no es un resultado que esté estudiado a ciencia cierta pero si es una aproximación a los valores actuales. Lo hemos sintetizado en la siguiente tabla:




Adultos 30-40 años

Adultos 40-50 años

Adultos 50-65

Infancia

Generalmente es frecuente, satisfactoria y fácil.

Frecuente, satisfactoria y fácil

Infrecuente

Adolescencia

Frecuente, satisfactoria y difícil

Frecuente, satisfactoria y difícil, solo un 35 % admite que es fácil.

Frecuente, fácil y satisfactoria.

Juventud

Frecuente, satisfactoria y fácil

Satisfactoria, frecuente y fácil.

Frecuente, fácil y satisfactoria

Adultez

Fácil, frecuente y satisfactoria

Fácil, frecuente y satisfactoria.

Fácil, frecuente y satisfactoria

Tercera Edad

Frecuente, satisfactoria y fácil.

Frecuente, fácil y satisfactoria. Para algunos resulta difícil ya que viven con sus padres, y dependiendo de los problemas de salud de éstos, tienen comportamientos distintos.

Frecuente, fácil y satisfactoria





  1. Conclusión del grupo

Como conclusión de este trabajo, consideramos que la edad adulta no tiene porque ser la etapa en la que se tenga más responsabilidades y el mayor logro de metas, ya que depende de la persona, la situación y el entorno social. Cada etapa del ser humano tiene unos logros, unas responsabilidades y unas preocupaciones. Y concretamente las personas adultas, en general, se preocupan más por su salud y su familia, el trabajo juega un papel secundario en sus vidas. En cuanto a la sociedad, hemos llegado a la conclusión de que los adultos están tan estabilizados en su vida familiar y laboral que a pesar de tener inquietudes por los problemas sociales y en sus metas comentar que pretenden conseguir igualdad, bienestar social, civismo, ayudar, vivir en una sociedad pacifica y tranquila, etc. pero en el seguimiento de la encuesta hemos podido comprobar que ninguno cumple sus metas, ya que se las proponen pero para ellos no es ninguna obligación ni responsabilidad, en el ámbito social de esta pregunta de responsabilidades y obligaciones nadie contesta nada, pese a su preocupación en las respuestas anteriores.


Otro punto destacado es la importancia de la independencia económica pero, como hemos comentado anteriormente en el informe, algunos, dadas las circunstancias, dependen del cuidado de sus hijos, padres u otros familiares.
Los cambios sociales son un factor importante en el desarrollo de la persona adulta.



  1. Bibliografía




  • Encuesta

  • http://www.delariva.com.mx/site/sindicados/adultos_maduros.asp

  • http://es.wikipedia.org/wiki/Demograf%C3%ADa_de_Espa%C3%B1a

  • www.uam.es/departamentos/medicina/psiquiatria/psicomed/psicologia/nuevoprog/edadadulta.htm

  • http://ar.geocities.com/enfermería123/.

  • www.ub.edu.ar/catmate/licnutri.html

  • Psicología del desarrollo hoy, volumen 2. Lois Hoffman, Scott Paris y Elizabeth Hall

  • Sociología. Anthony Giddens





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal