Albaicín Por Álvaro Calleja Actualidad Una Fundación al servicio de sus vecinos



Descargar 13.79 Kb.
Fecha de conversión05.04.2018
Tamaño13.79 Kb.

Albaicín



Por Álvaro Calleja

Actualidad

Una Fundación al servicio de sus vecinos

 


Carlos Ballesta y Javier Palomo se dirigen a los vecinos que acudieron a la presentación de la Fundación.
La divulgación del patrimonio y la propia historia del Albaicín, como receta a los males que aquejan al barrio. El doctor Carlos Ballesta López pretende contribuir, con la creación de la Fundación que lleva su nombre, a hacer más saludable un barrio que “no puede vivir de espaldas a la ciudad” y que quiere “contar con sus vecinos”.
En el centro cívico del Albaicín, situado en la Plaza Aliatar, se dieron cita medio centenar de vecinos para estar al tanto de los objetivos de la Fundación Carlos Ballesta López. De carácter privado y con sede en el carmen de Aben Humeya, la Fundación pretende -según recogen sus estatutos- “promover, apoyar y financiar la difusión de la historia del reino de Granada de los siglos XVI y XVII, así como de los periodos históricos anteriores y posteriores estrechamente ligados a la expulsión de los moriscos“.
No solo se limitará a los episodios que sucedieron en la península sino que también quiere extender su radio de acción a los países próximos que tuvieron un papel protagonista en la diáspora morisca. Para ello dará a conocer su fondo bibliográfico y establecerá convenios con distintas administraciones para su divulgación. Con el Ayuntamiento de Granada ya se ha suscrito un acuerdo por el que cede, para su consulta en el Archivo Municipal, 32 documentos originales de tiempos de los Reyes Católicos y otros referidos a la expulsión de los moriscos.

“La Fundación va a ser lo que quieran los vecinos que sea”



Solo si conseguimos que los jóvenes y los vecinos entiendan de la importancia de los aljibes, por poner un ejemplo, estaremos contribuyendo a que se respete y no se pinte sobre ellos”, explicó Carlos Ballesta, cuya su carrera profesional la ejerce en Barcelona pero vinculado al barrio desde los seis años. De hecho fue el último pregonero de sus fiestas. “La Fundación va a ser lo que quieran los vecinos que sea, pero siempre anteponiendo los intereses generales a los individuales”.

El proyecto es mucho más ambicioso si se atiene uno a la presentación que hizo Javier Palomo, gerente de la Fundación, quien esbozó algunas de las actividades que figuran en la agenda de trabajo, entre ellas, la puesta en marcha de aulas didácticas en los centros educativos de Granada que tengan continuidad en el tiempo, o la creación de un taller de ideas donde se aborden los problemas de los ciudadanos.

“No vamos a solucionar nada ni imponer nada, no tenemos una varita mágica”

Muchos de los vecinos que se acercaron al acto trasladaron su preocupación por problemas que afectan al barrio, como la reciente decisión de peatonalizar el bajo Albaicín, la suciedad o la inseguridad ciudadana. “No vamos a solucionar nada ni imponer nada, no tenemos una varita mágica”, advirtió Javier Palomo, quien invitó a los vecinos mantener reuniones periódicas para “tratar de buscar soluciones”. La idea, según aclaró el gerente, es “servir de bisagra o de puente de unión” entre los vecinos y las instituciones. “Tenemos un patrimonio extraordinario, conozcamos nuestra historia y aprendamos a amarlo”, puntualizó Carlo Ballesta a modo de invitación.


(17-3-2012)


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal