Alegato el Fiscal General Gideon Hausner



Descargar 451.74 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión07.07.2017
Tamaño451.74 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7
ALEGATO
El Fiscal General Gideon Hausner comenzó su alegato en el caso Eichmann, con una frase que hoy quiero recordar: "No estamos solos en este alegato ante el Tribunal. Nos acompañan todos nuestros muertos, todas las víctimas están con nosotros".

A diferencia de aquel juicio en el que el responsable directo de los crímenes cometidos se encontraba en el banquillo de los acusados, lamentablemente nosotros no tenemos esa posibilidad; tras 9 años y medio de investigación solo hemos identificado un pequeño eslabón de la cadena criminal que concretó la masacre de la AMIA.

Como ya es conocido en la sociedad argentina, el lema "justicia, justicia perseguirás" fue utilizado por la organización Memoria Activa, para cerrar cada uno de los discursos pronunciados los lunes en la Plaza Lavalle.

Este lema es un versículo bíblico que aparece en la Torá, en el Deuteronomio y sostiene la idea de que es obligación del Estado impulsar un juicio justo como piedra fundamental de la convivencia en sociedad.

La palabra "perseguirás" en términos bíblicos significa "seguir" continuar, ir a lo profundo, averiguar, llegar a la raíz ¿Y quien más que el Estado, quien posee todas las herramientas necesarias, es el que debe continuar con esta acción de garantizar la búsqueda de la verdad a través de la investigación judicial?
Y volviendo al concepto de "Perseguirás", en nuestra Argentina, lamentablemente hubo una decisión política para utilizar la acepción de "perseguirás", pero en un sentido diferente del usual, no como "buscarás" sino como "apartarás" o "espantarás" el concepto de justicia de las instituciones que deben impartirla, produciéndose entonces una segunda muerte en nuestros muertos, sembrando la injusticia y el olvido.

Ya han pasado casi 10 años y solo sabemos que sabemos casi nada. Se ha espantado a la justicia, han perseguido "a" la justicia para evitar sus efectos, y han dilatado en el tiempo la irrecuperabilidad de su existencia. Cuenta un dictado talmúdico que "una justicia retardada en el tiempo es peor que la injusticia".

Quiero comenzar mi alegato citando a Carlos S. Nino quien en su obra "Juicio al mal absoluto", cuando dijo que: "Las violaciones masivas de derechos humanos suponen el mal absoluto o lo que Kant denominó "mal radical". Son ofensas contra la dignidad humana tan extendidas, persistentes y organizadas que el sentimiento moral normal resulta inapropiado".

En nuestro caso la masacre de la AMIA ha sido una violación masiva a los derechos humanos, que se ha duplicado como violación masiva con el encubrimiento posterior perpetrado por las diversas agencias del Estado Argentino y por la investigación judicial desarrollada en la etapa instructoria.

Las víctimas no lo son solamente por el atentado sino que también han sido víctimas por la falta y el retardo de justicia. Consecuentemente son doblemente víctimas.

Por el mandato que ejerzo, como apoderado de algunos integrantes de MEMORIA ACTIVA, ADRIANA REISFELD, DIANA MALAMUD y JORGE LEW, quienes forman parte de dicha Asociación Civil, y al mismo tiempo en virtud de la decisión de este Tribunal de unificar personería, en representación también del Señor Daniel Eduardo Joffe y de las Señoras Patricia Wenetz y Cecilia y Julieta Butini, adelanto desde ya que habré de acusar formalmente a CARLOS ALBERTO TELLELDIN (a) "el enano", titular del DNI. 14.536.215, quien es de nacionalidad argentina, nacido el 2 de junio de 1961 en la localidad de Caseros, Provincia de Buenos Aires, hijo de Raúl Pedro Telleldín (f) y de Lidia Seeb, de estado civil casado, comerciante de ocupación, actualmente detenido, realmente domiciliado en calle República Nº 107 de Villa Ballester, Provincia de Buenos Aires y con domicilio constituido en Lavalle 1675 6º piso, Of. "6" de esta ciudad, en su calidad de partícipe necesario de los delitos de homicidio calificado reiterado (en cuatro oportunidades por los fallecimientos de la Srita. Noemí Graciela Reisfeld, el joven Agustín Diego Lew, el Arquitecto Andrés Gustavo Malamud y el Sr. Gabriel Butini), lesiones agravadas y daño en la persona y el automóvil Renault 20, respectivamente de Daniel Eduardo Joffe, todos en concurso real, de conformidad con los arts. 45, 55, 80 inciso 5º, 92 y 183 del Código Penal.

Ello así por cuanto tengo por acreditado que en fecha próxima al 10 de julio de 1994, el nombrado y en conocimiento de que sería utilizada en un hecho ilícito grave, acondicionó y entregó una camioneta marca Renault, modelo Trafic, sobre la cual previamente instaló el motor Nº 2.831.467, originalmente instalado en una camioneta perteneciente a la firma Messin SRL.

Este acondicionamiento incluyó además, el refuerzo del sistema de amortiguación trasera a fin de permitirle al rodado soportar un peso mayor al habitual como serían los aproximadamente 300 kilos de amonal utilizados como explosivo, más el peso de la tierra y la estructura útil al anclaje del mismo, como así también a mejorar el sistema de estabilización, ya que no debe olvidarse que la Trafic debía circular con el explosivo y el dispositivo detonador instalado. De esa manera se la preparó para aventar la posibilidad que cualquier accidente del terreno, un bache, un pozo, una frenada brusca, la subida al cordón de la vereda pudiera provocar un estallido anticipado al deseado por los terroristas. En este sentido, corresponde subrayar que Telleldín utilizó una carrocería que impedía que el explosivo fuera observado desde el exterior. Ese fue el vehículo que a las 9,53 hs. del día 18 de julio de 1994 estalló contra la fachada del edificio ubicado en Pasteur Nº 633 de Capital Federal, donde funcionaban, entre otras organizaciones, la Asociación Mutual Israelita Argentina y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, conocidas como AMIA y DAIA, causando la muerte de un número indeterminado de víctimas, ya que a casi 10 años del hecho, no sabemos si murieron 84 u 85, atento que no se identificó al posible conductor suicida o bobo, y seguro no son 86 como durante muchos años se sostuvo, porque Patricio Irala, quien se presumía muerto y por cuyo deceso se pagó una indemnización por parte del Estado argentino, apareció cocinando en el Paraguay. Así que, por ahora, podrían ser 84, las víctimas de la masacre de la AMIA. Ellos son:

1.-FÉLIX ROBERTO ROISMAN, 2.-PAOLA SARA CZYZEWSKI, 3.-GREGORIO MELMAN (HESHELE), 4.-MAURICIO SCHIBER, 5.-CARLOS ISAAC HILU, 6.- MÓNICA GRACIELA NUDEL, 7.- DAVID BARRIGA LOAYZA, 8.- FABIO ENRIQUE BERMUDEZ, 9.- GERMÁN PARSONS, 10.- GUILLERMO GALARRAGA, 11.- RAMÓN NOBERTO DÍAZ, 12.- ROMINA AMBAR LUJÁN BOLAND, 13.- ALBERTO FERNANDEZ, 14.- JUAN CARLOS TERRANOVA, 15.- ABRAHAM JAIME PLAKSIN, 16.- DIEGO DE PIRRO, 17.- EMILIA JAKUBIEC DE LEWCZUK, 18.- GUSTAVO DANIEL VELAZQUEZ, 19.- ISABEL VICTORIA NUÑEZ DE VELAZQUEZ, 20.-ELENA SOFIA KASTIKA, 21.- SEBASTIÁN JULIO BARREIRO, 22.-LILIANA EDITH SZWIMER, 23.- ERWIN GARCIA TENORIO, 24.- RICARDO HUGO SAID, 25.- CRISTIAN ADRIÁN DEGTIAR, 26.- RITA NOEMÍ WORONA, 27.- ADELA VIVIANA CASABE, 28.- OLEGARIO RAMIREZ, 29.- NAÓN BERNARDO MIROCHNIK (BUBY), 30.- AGUSTÍN DIEGO LEW, 31.- JOSÉ ENRIQUE GINSBERG (KUKY), 32.- NAUM BAND, 33.- NAUM JAVIER TENEMBAUM, 34.- DORA SHULMAN DE BELGOROSKY, 35.- BERTA KOZUK DE LOSZ, 36.- JACOBO CHEMANUEL, 37.- ANDRÉS GUSTAVO MALAMUD, 38.- RIMAR SALAZAR MENDOZA, 39.- NOEMÍ GRACIELA REISFELD, 40.- ADHEMAR ZARATE LOAYZA, 41.- MARTA ANDREA TREIVMAN DE DUEK, 42.- YANINA MURIEL AVERBUCH, 43.- CYNTHIA VERÓNICA GOLDENBERG, 44.- SILVANA SANDRA ALGUEA DE RODRIGUEZ, 45.- ROBERTO FERNANDO PEREZ, 46.- VÍCTOR GABRIEL BUTINI, 47.- JUAN VELA RAMOS, 48.- JORGE LUCIO ANTUNEZ, 49.- REBECA VIOLETA BEHAR DE JURIN, 50.- MARÍA LOURDES JESÚS, 51.- NORBERTO ARIEL DUBIN, 52.- DANILO NORBERTO VILLAVERDE, 53.- ESTHER RAQUEL KLIN DE FAIL, 54.- JULIA JUDITH WOLYNSKI DE KREIMAN, 55.- AÍDA MÓNICA FELDMAN DE GOLDFEDER, 56.- LUIS FERNANDO KUPCHIK, 57.- FABIÁN MARCELO FURMAN, 58.- PABLO NESTOR SCHALIT, 59.- FABIÁN SCHALIT, 60.- EMILIA GRACIELA BERELEJIS DE TOER, 61.- MARIELA TOER, 62.- ELÍAS ALBERTO PALTI, 63.- FAIWEL DYJAMENT, 64.- ÁNGEL CLAUDIO UBFAL, 65.- CARLA ANDREA JOSCH, 66.- ANALÍA VERÓNICA JOSCH, 67.- MOISÉS GABRIEL ARAZI, 68.- ILEANA SARA MERCOVICH, 69.-MIRTA ALICIA STRIER, 70.- SILVIA LEONOR HERSALIS, 71.- SILVIA INÉS PORTNOY, 72.- NÉSTOR AMÉRICO SERENA, 73.- LEONOR AMALIA GUTMAN DE FINKELCHTEIN, 74.- INGRID ELISABETH FINKELCHTEIN, 75.- MARÍA LUISA JAWORSKI, 76.- ANDREA JUDITH GUTERMAN, 77.- CARLOS AVENDAÑO BOBADILLA, 78.- EMILIANO GASTÓN BRIKMAN, 79.- MARTIN VICTOR FIGUEROA, 80.- HUGO NORBERTO BASIGLIO, 81.- EUGENIO VELA RAMOS, 82.- ROSA PERELMUTER, 83.- MARISA RAQUEL SAID y 84.- LEON GREGORIO KNORPEL; hoy todos aquí presentes.

Asimismo la explosión causó las graves lesiones de: 1.- DANIEL JOFFE, 2.- JUAN CARLOS ALVAREZ, 3.- HUMBERTO CHIESA, 4.- GUSTAVO MARTÍN CANO, ROSA MONTANO DE BARREIRO, 6.- DANIEL OSVALDO SARAVIA, 7.-RAÚL ALBERTO SANCHEZ, 8.- ALEJANDRO MIROCHNIK, 9.- PABLO AYALA RODRIGUEZ, 10.- LEONOR MARINA FUSTER, 11.- ANGÉLICA ESTER LEIVA, 12.- FERNANDO JOSÉ ANDRADA, 13.- MOISÉS CHAUFAN, 14.- JAVIER HORACIO MIROPOLSKY, 15.- NORMA HELER DE LEW, 16.- ELENA SCHREIBER DE FALK, 17.- RAQUEL ALVAREZ, 18.- MARTÍN JOSÉ VIUDEZ, 19.- GREGORIO MARCHAK, 20.- LUCIANO JAVIER LUPPI, 21.- RUBÉN SAMUEL CHEJFEC, 22.- HERMELINDA BERMIN BELLO, 23.- SERGIO LUIS BONDAR, 24.- CAROLINA BECERRA, 25.- GUSTAVO SPINELLI, 26.- GLADYS PERONA DE LIZAZO, 27.- MARTA BEATRIZ MASSOLI DE LUPPI, 28.- JORGE OSVALDO FERRETTI, 29.- CLAUDIO ALEJANDRO WEICMAN, 30.- JORGE EDUARDO BORDON, y a 31.- MARCELA PATRICIA LABORIE SAN MIGUEL.

Y mortificaciones leves a 1.- BERTA PALAIS, 2.- SIPHOR LAPIDUS, 3.- ELENA ATALLAH DE PELECHIZ, 4.- MARIO ERNESTO DAMP, 5.- SILVIO DUNIEC, 6.- SIMÓN SNEH, 7.- PAULA CERNADAS, 8.- ROMINA YABINSKY, 9.- EDUARDO WAIZER, 10.- INES VICENTA LOPEZ DE DUNIEC, 11.- ARTURO GRITTI, 12.- JAIME ZADMAN, 13.- ALEJANDRO DANIEL VERRI, 14.- LAURA ANDREA MORAGUES, 15.- LIDIA BERNARDITA CASAL MARTI, 16.- SALUSTIANO GALEANO, 17.- JUAN CARLOS MAZZON, 18.- ISRAEL MOISÉS LAPIDUS, 19.- JUAN ALDO LUJÁN, 20.- ELÍAS NÉSTOR TOBAL, 21.- CARLOS ROMAGNANI, 22.- OSCAR GOMEZ, 23.- HORACIO DRAGUBITZKY, 24.- JOSÉ GALLARDO, 25.- GLADYS MANSILLA, 26.- MARIO OBREGON, 27.- CLAUDIA PATRICIA VALDEZ, 28.- RAMÓN GUTMAN, 29.- VERÓNICA PATE, 30.- ADRIANA VERÓNICA ROSA SIBILLA, 31.- ALBERTO ROFFE, 32.- GABRIEL LEÓN ROFFE, 33.- CLAUDIA CRISTINA VICENTE DE LLANO, 34.- ADOLFO YABO, 35.- MARÍA ELSA CENA, 36.- HÉCTOR ARCE, 37.- NICOLÁS WODJA, 38.- LEONARDO LEÓN ZECHIN, 39.- RITA RAQUEL RAMIREZ y 40.- CLAUDIO ANTONIO SILVA

y los daños sobre los que ilustra el informe de fecha 9 de mayo de 1995, efectuado por la División Inmuebles de la Superintendencia de Administración de la Policía Federal Argentina, en el que consta que se realizaron 412 peritajes sobre los inmuebles afectados por la explosión, de los cuales 270 se refieren a viviendas, 142 a distintos locales, incluido el de la Mutual, habiéndose estimado el monto total de los daños producidos en las propiedades como aproximado a los $ 15.000.000.-, al que deben adicionarse los costos de reparación denunciados por las prestatarias de servicios públicos.

Así identificados tanto el acusado como las víctimas y establecidas las figuras penales por las que me querello adelanto desde ya que habré de requerir se le imponga a Carlos Alberto Telleldín la pena de reclusión perpetua en orden a los delitos precedentemente calificados y a la participación antes indicada.

Además en la audiencia de debate se ha traído a juicio a JUAN JOSÉ RIBELLI, sin sobrenombres ni apodos, quien es de nacionalidad argentina, identificado con DNI. Nº 11.945.834, nacido el 7 de junio de 1956, hijo de Miguel Gregorio y de Ana Margarita Poggi, de estado civil soltero, Oficial de Policía de la Provincia de Buenos aires, domiciliado en calle Sitio de Montevideo Nº 66, 3º "D" de Lanús, Provincia de Buenos Aires, actualmente detenido en la D.I.P.A.; a RAÚL EDILIO IBARRA, sin sobrenombres ni apodos, de nacionalidad argentina, identificado con DNI. Nº 11.660.661, nacido el 14 de febrero de 1955, hijo de Elfio y de Inés Quintana, de estado civil casado, Oficial de la Policía bonaerense, domiciliado en Cabildo Nº 658 de Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires, actualmente detenido en la D.I.P.A.; a ANASTACIO IRINEO LEAL, sin sobrenombres ni apodos, de nacionalidad argentina, identificado con DNI. Nº 12.069.214, nacido el 6 de junio de 1958, en 25 de Mayo, Provincia de Buenos Aires, hijo de Anastacio y de María Rosa Dimuro, de estado civil casado, Oficial de la policía bonaerense, realmente domiciliado en calle Edison Nº 2708 de Isidro Casanova, Provincia de Buenos Aires, actualmente detenido en la D.I.P.A. y a MARIO NORBERTO BAREIRO, sin sobrenombres ni apodos, argentino, identificado con DNI. Nº 16.204.143, nacido el 2 de diciembre de 1963 en San Martín, provincia de Buenos Aires, hijo de Mario y de Isabel Cortazar, de estado civil casado, cuentapropista de ocupación, con domicilio real en Avda. La Plata Nº 3527, piso 6º "C" de Santos Lugares, Provincia de Buenos Aires, actualmente detenido, contra quienes no habré de formular acusación en orden a la masacre de la Amia, con fundamento en las razones y circunstancias que habré de exponer a lo largo de mi alegato.

Así doy por cumplido los requisitos del Código Procesal Penal de la Nación respecto a las formalidades de la acusación.

Seguidamente me referiré a la materialidad del hecho bajo juzgamiento por el que me encuentro alegando y acusando.

La mañana del 18 de julio de 1994 comenzaba la segunda semana de las vacaciones de invierno.

La noche anterior y a raíz del triunfo de Brasil en el mundial de fútbol disputado en EE.UU., una considerable cantidad de personas se había reunido a festejar en inmediaciones de la Embajada de Brasil, ubicada en Cerrito y Alvear, de esta ciudad siendo vigilado su desplazamiento desde el aire por un helicóptero de la Policía Federal Argentina.

Frente al edificio de Pasteur 633 y formando parte del paisaje cotidiano, se encontraba estacionado un patrullero policial que no funcionaba, cuya dotación mataba el tiempo, ya que mientras JORGE EDUARDO BORDÓN, permanecía recostado en el interior del Renault 18 detenido frente al 607/09 de Pasteur, por un desperfecto mecánico en su sistema eléctrico y con el capot levantado, ADOLFO GUIDO GUZMÁN, se encontraba en el interior del bar Caoba, ubicada sobre la vereda de enfrente. Estas dos circunstancias les salvaron la vida.

Completaban el paisaje reseñado un Dodge 1500 detenido frente a la numeración 605 de Pasteur, propiedad el Suboficial Rodriguez de Policía Federal; un Renault 20 estacionado delante de un volquete, automotor éste de propiedad de Daniel Eduardo Joffe, uno de mis representados, detenido frente al 655 por un desperfecto técnico; la camioneta con el logo de la firma SACAAN, frente al 665; un Peugeot 405 detenido frente al 679 de Pasteur y un Volkswagen Senda parado frente al Nro. 685.

En el edificio de Pasteur 633 funcionaban las sedes de AMIA y DAIA, el Consejo Directivo del Ente Coordinador de Instituciones Asistenciales de la Comunidad Judía Argentina, la Fundación TZEDAKA y otras instituciones.

El edificio contaba en su frente con un portón levadizo metálico de 10 mts. de ancho que permanecía parcialmente abierto y en su interior personal de seguridad se encargaba de identificar a quienes ingresaban al lugar.

Al prestar declaración el día 8 de noviembre de 2001, el suboficial de Policía Federal Argentina Jorge Eduardo Bordón recordó que el día del atentado era el primero que concurría a cumplir con el servicio en el lugar. Dijo que pudo observar a un camión dejando un volquete en el lugar, al barrendero municipal Alvarez realizando sus tareas, a los obreros que trabajaban en la refacción del edificio de Amia, al camión de la firma Sacaan estacionado en las inmediaciones. También mencionó un automóvil Dodge 1500 detenido detrás del patrullero, cuyo propietario era otro policía, amigo de su compañero Guzmán, quien solicitó permiso para dejarlo allí, ya que tenía que llevar a su hija al Hospital de Clínicas. Continuó Bordón explicando que pese a la prohibición de estacionamiento en esa cuadra, se permitía la detención a repartidores y fleteros, tratando de no interferir con los comerciantes vecinos.

Su compañero Adolfo Guido Guzmán, declaró de manera similar, manifestando que el patrullero tenía una batería defectuosa y que habían solicitado auxilio mecánico, que se había presentado y retirado, en busca de otra batería que nunca llegó y recordó sobre la presencia del portero del 632 de Pasteur, quien murió por el impacto de parte de la Trafic.

Respecto al contacto visual con la Trafic solo puedo mencionar el extraño testimonio de CARLOS RIGOBERTO HEIDENREICH, encargado del edificio de Pasteur 724 y el de MARIA NICOLASA ROMERO, quienes afirmaron haber visto avanzar a una camioneta color claro en dirección a la AMIA en momentos previos a la explosión. Heidenreich la vio venir por Pasteur desde Av. Corrientes en tanto que Romero, la vio venir por Tucumán doblando en Pasteur.

También contamos en este sentido con el relato de lo que escuchó SALOMÓN MARIO SELTZER, quien vivía enfrente de la Amia y encontrándose en el baño oyó decir a una mujer "hijo de puta, agárrenlo, los va a matar a todos". También escuchó un chirrido de auto que frena durante escasos segundos. La secuencia fue insultos-chirrido-explosión.

En forma coincidente Mónica Arnaudo de Yabiansky, quien a la fecha del hecho vivía en Pasteur 644, 3er. piso, a la calle, refirió que estaba en la cama viendo una telenovela y de repente escuchó una frenada, una aceleración, como un chirrido de gomas, ruido de un auto, lo que provocó que se incorporara en la cama y luego vino la explosión.

De la escena previa a la explosión, de la disposición de los coches estacionados, dan cuenta Rosa Montano de Barreiros, Daniel Eduardo Joffe, propietario del automóvil Renault 20, detenido en el lugar por un desperfecto mecánico con el capot levantado; Gabriel Alberto Villalba; Gustavo Alberto Acuña; Jorge Enrique Kaiser; Gabriel Omar Gutesman; José Manuel Olascoaga; Miguel Angel Rodriguez (es el policía que dejara estacionado su Dodge 1500 en el lugar); Juan Alberto Lopez, chofer del camión que trasladara el volquete hasta allí; Enrique Antonio Cardenas; Horacio Salomone quien acompañó al técnico en el patrullero para retirar la batería del Renault 18 que se encontraba de consigna; Tamara Bursuck de Scher y Daniel Osvaldo Saravia.



Este era el estado de situación en el lugar del hecho cuando a las 9,53 hs. de ese lunes 18 de julio de 1994, la camioneta Trafic explotó en el frente de la entrada del edificio de Pasteur Nº 633 de esta ciudad, con los trágicos resultados antes descriptos.
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal