Alfredo, espino



Descargar 150.03 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión10.04.2018
Tamaño150.03 Kb.
  1   2   3
ALFREDO, ESPINO 

 
 


Alfredo Espino nació  en la ciudad de Ahuachapán, a las 5:00 horas del 8 de enero de 1,900, en el seno matrimonial del poeta y docente Alfonso Espino y de la profesora Enriqueta Najarro de Espino, ambos descendientes de familias guatemaltecas y salvadoreñas con fuertes raíces poéticas, docentes y médicas.

Alfredo fue el segundo de un total de nueve hermanos y hermanas: Rubén (1,899) y él nacieron en la cabecera departamental de Ahuachapán, mientras que Miguel Ángel, Hortensia, Aracely, Alfonso, Zelmira y Adalberto vinieron al mundo en la ciudad de Santa Ana.

Desde 1,909 hasta 1,914 realizó sus primeros estudios en la casa familiar y en el Liceo Santaneco, dirigido por Salvador Vides. En 1,915, la familia se traslada a San Salvador. Testimonios de amigos y familiares recuerdan al adolescente modesto y sencillo, de temperamento apacible y hasta retraído, fino humorista en la intimidad y poseedor de una pasmosa memoria, que le permitía repetir verbalmente libros completos.

Además, en secuencia de la tradición familiar, escribía versos, los que mostraba a sus parientes cercanos, cuyas reacciones favorables le producían estados de timidez tales, que se pasaba días enteros escondido en los rincones de la casa.

Se inclinó desde muy joven también por el cultivo de la música, la pintura, la caricatura, el cuento de hadas y la redacción de sainetes uno de los cuales fue escenificado en San Salvador, en agosto de 1,928, por la Escuela de Declamación y Prácticas Escénicas, dirigida por Gerardo de Nieva.  

Miembro del grupo de intelectuales conocido como La peña literaria, fue amigo de jóvenes escritores como Salarrué, Quino Caso, Julio Enrique Ávila, Francisco Miranda Ruano, Lilian Serpas, Juan Ulloa y otros más, todos miembros de la pujante y renovadora intelectualidad salvadoreña de ese momento.

Fue colaborador de las publicaciones periódicas Lumen, Opinión estudiantil -órgano universitario del que fue también secretario- y Jueves de Excélsior (México), al igual que de los periódicos nacionales La Prensa, Diario Latino, Queremos, Patria y Diario del Salvador.

En 1,920 se inscribió  en la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la Universidad de El Salvador -localizada por entonces en el costado poniente de la Catedral Metropolitana- y tomó parte en una revuelta estudiantil para evitar el alza en los precios de los pasajes de tranvía, incidente en el que muchos de estos aparatos resultaron incendiados por cócteles Molotov.

Se doctoró en la mañana del sábado 12 de marzo de 1,927, cuando defendió en el ahora desaparecido Paraninfo una tesis titulada Sociología estética, publicada un mes más tarde, por entregas, en la revista capitalina Pareceres. Con Casimiro Orellana, uno de sus compañeros de carrera, abrieron un bufete en la ciudad capital, el cual resultó ser un negocio de pocas rentas, debido a la negativa de sus fundadores para cobrar tarifas altas y menos a personas de escasos recursos.

En su casa, estudios, trabajo y en sus reuniones, siempre fue visto ataviado con sus trajes completos y con sus lentes redondos, al estilo de los del actor estadounidense Harold Lloyd, una de las grandes estrellas del cine mudo de las primeras décadas del siglo XX. En los últimos años de su vida, la negativa de su padre y madre para consentir su casamiento con ciertas jóvenes lo condujo a constantes desequilibrios emocionales y amorosos. Para mitigarlos, se entregó a largos ratos de bohemia, que lo llevaban a realizar extensas visitas a bares y prostíbulos de la capital salvadoreña. Fue durante una de estas crisis alcohólicas que él mismo puso fin a su vida, en la madrugada del jueves 24 de mayo de 1,928, en su cuarto de la casa familiar, ubicada en el costado norte del Cuartel de Infantería (ahora Mercado ExCuartel), en el centro de la capital salvadoreña. Los rumores de la población y de sus amistades divulgaron varias versiones acerca de su acto suicida, pues mientras unas aseguraban que se ahorcó con su propio cinturón en la cabecera de su cama, otras afirmaban que ella se produjo por envenenamiento o por ingestión de una sobredosis de somníferos. Lo único cierto fue que no hubo ningún tipo de servicio religioso para los restos del malogrado poeta, lo que revelaba la típica actitud eclesiástica para los que atentan contra su vida. Sepultados primero en el Cementerio General capitalino -donde los discursos de estilo corrieron a cargo del doctor y escritor Julio Enrique Ávila y los entonces bachilleres Manuel F. Chavarría y Rafael Vásquez-, desde hace unos años los restos de Espino fueron trasladados a la Cripta de los Poetas, en el camposanto privado Jardines del Recuerdo, al sur de la ciudad de san salvador 

SALVADOR   SALAZAR ARRUE 

 
 


Salvador Efraín Salazar Arrué, conocido como Salarrué, nació en Sonsonate en 1899. Desde muy temprano comenzó a dar muestras de una gran sensibilidad humana y estética, que se volcó en diferentes disciplinas como la literatura, las artes plásticas y la reflexión espiritual. Como muchos jóvenes, Salarrué se trasladó a San Salvador con miras a encontrar las posibilidades de subsistencia económica que no tenía en su ciudad natal, dada su complicada situación familiar. En la capital del país, comenzó a publicar en periódicos, a estudiar por su cuenta literatura y artes plásticas, influido en buena parte por su primo, el caricaturista Toño Salazar. En 1916, obtiene una beca gubernamental para estudiar pintura en Corcoran School, una academia de artes situada en la capital de los Estados Unidos.  
 

Su primer libro fue la novela corta El Cristo negro , publicada en 1926. Al año siguiente, publicó la novela El señor de La Burbuja y en 1929, O' Yarkandal. Pero sus obras más conocidas son Cuentos de cipotes, de 1945, y Cuentos de barro . También publicó volúmenes de cuentos como Eso y más y La espada y otras narraciones; un poemario titulado Mundo nomasito, publicado por única vez hasta la fecha en 1975 y las novelas La sed de Sling Bader y Catleya Luna. Su literatura revela una riqueza de perspectivas humanas, que recupera la visión infantil en Cuentos de cipotes, el campo salvadoreño y su dramática existencia en Cuentos de barro y un acercamiento hacia una visión espiritual influida por las visiones de mundo orientales y la teosofía. Su obra pictórica fue expuesta en los Estados Unidos y en el país. Además, se desempeñó en algunos cargos gubernamentales, como la Dirección General de Bellas Artes y la dirección de la Galería Nacional de Arte, convertida hoy en la Sala Nacional de Exposiciones, ubicada en el Parque Cuscatlan de San Salvador. Salarrué, el tan querido Salarrué, falleció en 1975. No podemos menos que repetir, con cariño, las palabras que el poeta salvadoreño Roque Dalton escribiera con motivo de su septuagésimo cumpleaños: Dios lo bendiga y lo haga un santo don Salarrué

chas gracias por sus dulces guáshpiras

por los tentuntazos de ternura

con que me ha somatado las arganillas del corazón.

BIOGRAFÍA DE CLAUDIA LARS

Su verdadero nombre fue Carmen Brannon Vega. Nació en Armenia (El Salvador) en 1899 y murió en San Salvador en 1974.Vida Literaria: Claudia Lars pertenece a la estirpe de las grandes poetas de América. A esa lírica femenina (no por feminista, sino hecha por mujeres plenas) que sacó a la poesía latinoamericana de su postración mojigata, fruto de la sensiblería ochocentista; cantaron al amor con giros eróticos estupendos, con limpia inocencia invocaron la fertilidad de su cuerpo, su fecundación, el goce de vivir, madres que esperaban un mañana alegre para sus hijos: materna pasión que las convertía en tierra que esperaba la semilla de una nueva vida. Estas mujeres poetas son: Juana de Ibarbourou (uruguaya), Alfonsina Storni (argentina), Delmira Agustini (uruguaya) y la chilena Gabriela Mistral (premio Nobel de Literatura, 1945). Gabriela en Chile, como Claudia en El Salvador, no han tenido -entre las mujeres- quienes las acompañen plenamente en la búsqueda del espíritu poético de nuestras gentes, lo esencial de estos países. No tienen continuidad en otras voces femeninas. Claudia Lars escribe una poesía transparente, sin que deje de ser profunda; a veces su maestría formal la gana y olvidamos su mensaje, pero en cada poema suyo se encuentra a un poeta manifestando vivencias, abriendo caminos antes inéditos para nuestra sensibilidad, comunicando un estado de gracia nunca antes de ella ni después encontrado en la poesía escrita por mujeres en El Salvador.

Algunas Obras Estrellas en el Pozo, (1934); Romances de Norte y Sur, (1946);

Donde Llegan los pasos, (1953); Fábula de una Verdad, (1959); Tierra de Infancia (1959). Presencia en el Tiempo, (1960); Girasol, (1961); Sobre el Angel y el Hombre, (1962). Del fino Amanecer, (1964); Nuestro Pulsante Mundo (apuntes sobre una nueva edad)(1969).

Poesía Última, (1972).

Claudia Lars, nació  en Armenia, Sonsonate, El Salvador, el 20 de diciembre de 1989. Es la escritora salvadoreña que ha alcanzado un mayor reconocimiento nacional por su alta calidad y depurado lirismo. Publicó en Repertorio Americano, dirigido por aquellos años por el escritor costarricense Joaquín García Monge y en Zig-zag, de Chile. Siempre se le ha situado a la par de Gabriela Mistral, con quien mantuvo estrecha amistad, y Juana de Ibarborou. Fue por largos años directora de la Revista Cultura del Ministerio de Educación. Obtuvo diversos premios, entre ellos cabe destacar: el del Cuarto Centenario de la Ciudad de San Salvador, Certamen nacional de Cultura y los Juegos Florales de Quezaltenango. Obra publicada: Estrellas en el pozo, 1934; Canción redonda, 1937; La casa de vidrio, 1942; Romances de norte y sur, 1946; Sonetos, 1947; Ciudad bajo mi voz, 1947; Donde llegan los pasos, 1953; Escuela de pájaros, 1955; Fábula de una verdad, 1959; Tierra de infancia, 1958; Canciones, 1960; Girasol; Presencia en el tiempo, 1962; Sobre el ángel y el hombre, 1963; Del fino amanecer, 1966; Nuestro pulsante mundo, 1969; Obras escogidas, (selección de Matilde Elena López), 1973-1974; Poesía última, 1975; Sus mejores poemas ( selección de David Escobar Galindo), 1976; Poesía Completa I, II, (Selección de Carmen González Hugo 

 Corina  bruni 

 

   


 
 
 

Bruni  
 


 

COMO UN BESO 

Muy dentro de mi alma

hizo su nido

tu mirada de amor,

y es por eso

que,

a despecho del tiempo transcurrido,



la recuerdo

con místico embeleso. 

Hay miradas ardientes,

como un reto,

que revelan pasión, deseo,

exceso...

Las hay tímidas, frías,

de respeto...

Mas la tuya

era dulce como un beso! 


 

biografia:  

Corina Bruni, nació  en la campiña santaneca, El Salvador, el 28 de febrero de l930.

Estudios realizados en San Salvador, México y los EE.UU.

Profesión: Secretaria Bilingüe.

Amante de la poesía desde niña, escribe su diario íntimo en la adolescencia, pero no es sino hasta en

la edad madura que comienza a escribir poemas. Primero para adultos y luego dedica todos sus esfuerzos a

escribir para los niños.

Hasta hoy tiene publicados 17 libros:

5 para dultos y 12 para niños, el último de éstos es bilingüe [inglés-español].

Piensa que pertenecer a Poetas del Mundo es un honor y agradece la fina invitación que se le girado.

MAURA ECHEVERRIA

 
 


Maura Echeverría. Educadora especializada en Estudios Sociales, con  conocimientos y experiencia en Televisión Educativa y con  ejercicio periodístico, nació en Sensuntepeque, El Salvador, el 3 de mayo de l935. Sus padres fueron Miguel Angel Echeverría y Vitelia Gutiérrez de Echeverría. Trabajos desarrollados: Catedrática en el Instituto Nacional de Sensuntepeque. En Televisión Educativa como: Especialista de Estudios Sociales, diseñadora de programas, guionista de programas infantiles, juveniles y culturales. Guionista de películas y Directora de la institución. Miembro de la Comisión Redactora  de la Cartilla de Alfabetización PAS, 1984-85. Colaboradora literaria de TV ONDAS Canales 8 y 10 de TV E, Radio UPA y Radio El Mundo Obra literaria: Tiene 10 libros de poesía editados, así: Voces bajo mi piel, Sándalo, Ritual del silencio, Cundeamor, Con la vida a cuestas, Desde el amor, Distancias,  Laura , Confidencias con mi nieta y Otoño en el corazón. En este momento tiene en proceso de edición,  Poemas para  Eunice  y  Sol de cariño. Su poesía ha sido difundida en textos escolares, en obras de  consulta, en la presa escrita y radiada.

 

En los años 80 le propuso a Claudia Hérodier que formaran un  grupo poético de mujeres. En aquel momento no se pudo lograr porque Claudia salió del país. Y fue hasta 1996  que se formó el grupo “Poesía y mas” integrado  por Maura, Claudia y Aída Párraga ; luego se sumó Cristina Orantes.Maura ha participado en recitales poéticos en el Teatro Nacional de San Salvador, Teatro de Santa Ana, Universidad  de El Salvador, Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, Universidad Evangélica de El Salvador, Universidad Doctor Andrés Bello Universidad Tecnológica, y Universidad José Matías Delgado. También lo ha hecho en el Auditorio de CAESS, Círculos estudiantiles, Colegios, Escuelas, Galerías de arte, Casas de la cultura, Centro Cultural Salvadoreño, Fundación María Escalón de Núñez, Hoteles, Museo de Historia Natural de El Salvador, Patronato Pro Patrimonio Cultural, Museo Nacional  Dr. David J Guzmán, Colegio de Químicos y Farmacéuticos, Alianza Francesa etc. Esto dentro del país. Fuera del país, en la Universidad de Costa Rica, San José;  en la Feria Internacional del Libro, Jerusalén, Israel y en el Centro Cultural Guatemalteco, Ciudad de Guatemala.



Maura ha tenido premios literarios nacionales e internacionales y  reconocimientos, entre ellos:En 1975 Primer Lugar, rama poesía. Vigésimo Segundo Torneo de Centroamérica y Panamá, Asociación de Estudiantes de Derecho, Universidad de El Salvador.  1975 Primer lugar rama poesía, Primeros Juegos Florales de Sensuntepeque. 1976 Primer Lugar rama cuento, Ministerio de Educación. 1981 Tercer lugar en Música Popular Primer Festival Canto a mi Tierra, Instituto Salvadoreño de Turismo.

Diploma de la Organización Mundial de Educación Preescolar OMEP 1980. Mujer de las Américas, Capitulo El Salvador; 1985. Nominación MAURA ECHEVERRIA a un centro escolar 1986. Diplomas  de  La Prensa Gráfica por  formar parte de sus colaboradores intelectuales 1985 y 1990. Diploma Jornada de Escritores de Turismo, PRENSATUR, San José Costa Rica 1988. Diploma Taller sobre la Mujer y medios de comunicación social, UNICEF  1989. Diploma ALGLAPE, Universidad de Nuevo México, Albuquerque, EEUU 1990. Diploma CSUCA-SINART, San José , Costa Rica 1990. Diploma Encuentro de Escritores y Poetas Iberoamericanos, Jerusalén, Israel 1991. Diploma Festival Iberoamericano de Literatura para niños Panamá, Panamá 1993. Diploma Jornada Internacional de Literatura Infantil para la Paz, Secretaría Nacional de la Familia y Ministerio de Educación 1994. Diploma de Reconocimiento por cualidades literarias, Asamblea Nacional Legislativa 1999. Medalla de oro, Universidad Dr. Andrés Bello 2000. Diploma Universidad  Pedagógica de El Salvador 2004. Diploma Centro Escolar Dr. Orlando de Sola 2005. Colegio Maya 2006 etc.

SARA PALMA DE JULE




 

 
Sara Palma de Jule es una finísima escritora, de cuya obra han sido privilegiados los niños de El Salvador.  
 
A su especial sensibilidad hacia la infancia une sus dotes de maestra, titulo que obtuvo en la escuela normal España, institución en la cual muchos de nuestros mejores maestros se formaron, y donde doña Sara obtuvo el primer lugar dentro de su promoción.  
 
En diciembre de 1982 publicó su primer libro de poesía infantil, titulado Surtidor de trinos, el cual fue muy bien acogido y celebrado en un medio donde generalmente no abundan las obras de literatura para niños. De la calidad de esa obra habla el hecho de que actualmente esta siendo utilizada como material bibliográfico en instituciones dedicadas a la educación parvularia.  
 
En 1984 vio la luz Tranvía de Ilusiones, en 1994 la Dirección de Publicaciones e Impresos de concultura publicó Fantasía, y en 1996 Ven a mi huerto. Tierra de encanto publicado por primera vez en 1998, vuelve a las manos de nuestro público infantil.  
 
Autora: Sara Palma de Jule. 

LA NUBECITA 

A la nubecita

yo la quiero mucho

porque ella me trae

agua de la montaña. 

Agua fresca, agua rica,

agua para los cultivos,

agua para vivir.

Cuidemos el agua,

no la malgastemos,

yo te lo digo a ti, a ti, a ti. 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
Laura Hernández de Salazar

Nació en Tejutepeque el 24 de octubre de 1930. Recibió su título de maestra en 1951. 
Obras inéditas “Cantos primaverales”, “Narraciones en verso”, “Los niños desheredados” y “Á

 

rbol genealógico”.



 
 
 

 

 

 


Maura Echeverría

Poeta nacida en Sensuntepeque. Ganó el primer lugar en la rama poesía en los Primeros Juegos Florales de su ciudad natal, en 1975. 


Ganó el primer lugar en el certamen magisterial de cuento del Ministerio de Educación en 1976. Obras publicadas “Voces bajo mi piel” (1980), “Sándalo” (1982), “Ritual del silen-cio” (1984) “Cundeamor” (1985), “Con la vida a cuestas” (1989).

 

 

 
 
 
 
 
 
 
Rubén Darío.  
(1867 -1916 )

Rubén Darío



Eran días de Diciembre de 1866. Una carreta había salido de León,  
con dos mujeres, Josefa Sarmiento y su joven sobrina Rosa Sarmiento  
de García Darío. La tía era en viaje para motivos de comercio,  
mientras la sobrina esperaba el nacimiento de su primer hijo.  
Aires de Navidad harían frio a los caminos, y Rosa, muy pensativa,  
soñaba con Belén, el pueblecito donde nacío el Mesías. Rosa había  
dejado la gran ciudad, León, iba a esperar a su propio niño en otro  
pueblo pintoresco: Metapa. Que paz, como la paz de que habla el  
Evangelio como señal del nacimiento divino. ¿Qué clase de niño era  
que iba a nacer en días pascuales?  
 
Felíx Rubén Garcia-Sarmiento conocido como Rubén Darío,  
nacío el 18 de enero en Metapa, Nicaragua pero su familia se mudó a  
León un mes después de su nacimiento. A la edad de doce años Rubén  
Darío publico sus primos poemas "La Fé", "Una Lagrima" y "El Desengaño" 
. En 1882 cuando Rubén tenía solamente quince años se presento antes  
del Presidente Joaquin Zavala. Preguntó al Presidente si el pudiera ir  
a estudiar en Europa. Pero Darío le preguntó este después de haberle  
presentado un poema muy en contra de su patria y la religión de su  
patria. Después de haber oido este poema el Presidente le dío; una  
respuesta muy única a Rubén Darío. Le dijo, " Hijo mío, si asi  
escribes ahora contra la religión de tus padres y de tu patria,  
que será si te vas a Europa a aprender cosas peores?". Y por esto  
Darío no fue a Europa. Después se casó con Rosario Murillo, y se  
mudaron a El Salvador donde encontré a Francisco Gavidia. Gavidia  
le presentó la poesia Castileña.En 1883, volvio a Nicaragua. Rubén Darío tení muchos trabajos en  
su vida, pero una cosa que puede ser probablemente la más importante  
es que Darío es considerado el padre del modernismo. 
 
El modernismo es un movimiento muy importante en la historia  
de la literatura española. El Modernismo fue hecho por el symbolismo  
de los franceses y la escuela parnasiana. Pero mucho más viene de los  
franceses porque el modernismo es muy espotáneo, pero mucho del  
modernismo viene de los classicos españoles también. 
 
Rubén Darío participó con, o fue el líder de, muchos movimientos  
literarios en Chile, España, Argentina, y Nicaragua. El movimiento  
modernista era una recopilación de tres movimientos de Europa:  
romanticismo, símbolismo, y el parnasianismo. Estas ideas expresan  
pasión, arte visual, y armonías y ritmos como música.  
 
Darío fue un genio de este movimiento. Su estilo es exótico  
y muy colorado. Sus poemas especialmente contienen todos estos  
sentimientos. En su poema "Canción de Otoño en Primavera." hay  
mucha evidencia de pasión y emociones fuertes. Pronto muchos  
literarios comenzaron a usar su estilo en una forma muy elgante,  
y cuidadosa, usando su estilo y sus palabras para hacer musíca con  
la poesía.  
 
Su talento fue reconocido y por eso empezó a escribir más y mejor.  
Luego, viajó a España donde sucumbió a mucha influencia de Europa, 
una influencia muy liberal. Sus ideas nuevas fueron reflejadas en  
su poesía de romanticismo y amor. En 1888 publicó la primera  
recopilación de sus poemas que se llama Epístolas y poemas (1885)  
y despues vino Azul que es recordado por su "símbolismo y sus  
imágenes exóticas"(Microsoft Encarta). Otras obras famosas de Rubén  
Darío son Prosas Profanas y Otros Poemas (1892), Los raros (1896),  
y Cantos de Vida y Esperanza(1905). Probablemente, el poema más  
famoso de Rubén Darío es "Canción de Otoño en Primavera." Sus  
sentimientos son expresados en toda su literatura.  
 
Rubén Darío es considerado ser el poeta más importante que escribío  
en español afuera de la España y es fácilmente unos de los personajes 
más reverenciados en Nicaragua.

 
(Poema)

Los tres reyes magos 
 
––yo soy gaspar. Aquí traigo el incienso. 
Vengo a decir: la vida es pura y bella. 
Existe dios. El amor es inmenso. 
¡todo lo sé por la divina estrella! 
 
––yo soy melchor. Mi mirra aroma todo.  
Existe dios. El es la luz del día. 
¡la blanca flor tiene sus pies en lodo 
y en el placer hay la melancolía! 
 
––soy baltasar. Traigo el oro. Aseguro  
que existe dios. El es el grande y fuerte.  
Todo lo sé por el lucero puro 
que brilla en la diadema de la muerte. 
 
––gaspar, melchor y baltasar, callaos.  
Triunfa el amor, ya su fiesta os convida.  
¡cristo resurge, hace la luz del caos 
y tiene la corona de la vida!

 

  



GABRIELA MISTRAL  
(Vicuña 1889 - Nueva York 1957)

Lucila Godoy, llamada Gabriela Mistral (conocida mejor como Gabriela Mistral), escritora chilena. Hija de un maestro rural, que abandonó el hogar a los tres años del nacimiento de Gabriela, la muchacha tuvo una niñez difícil en uno de los parajes más desolados de Chile. A los 15 años publicó sus primeros versos en la prensa local, y empezó a estudiar para maestra. En 1906 se enamoró de un modesto empleado de ferrocarriles, Romelio Ureta, que, por causas desconocidas, se suicidó al poco tiempo; de la enorme impresión que le causó aquella pérdida surgieron sus primeros versos importantes. En 1910 obtuvo el título de maestra en Santiago, y cuatro años después se produjo su consagración poética en los juegos florales de la capital de Chile; los versos ganadores- Los sonetos de la muerte- pertenecen a su libro Desolación (1922), que publicaría el instituto de las Españas de Nueva York. En 1925 dejó la enseñanza, y, tras actuar como representante de Chile en el Instituto de cooperación intelectual de la S.D.N., fue cónsul en Nápoles y en Lisboa. Vuelta a su patria colaboró decisivamente en la campaña electoral del Frente popular (1938), que llevó a la presidencia de la república a su amigo de juventud P. Aguirre Cerda. En 1945 recibió el premio Nobel de literatura; viajó por todo el mundo, y en 1951 recogió en su país el premio nacional.

En 1953 se le nombra Cónsul de Chile en Nueva York. Participa en la Asamblea de Las Naciones Unidas representando a Chile. En 1954 viene a Chile y se le tributa un homenaje oficial. Regresa a los Estados Unidos.

El Gobierno de Chile le acuerda en 1956 una pensión especial por la Ley que se promulga en el mes de noviembre.

En1957, después de una larga enfermedad, muere el 10 de enero, en el Hospital General de Hempstead, en Nueva York. Sus restos reciben el homenaje del pueblo chileno, declarándose tres días de duelo oficial. Los funerales constituyen una apoteosis. Se le rinden homenajes en todo el Continente y en la mayoría de los países del mundo.

La obra poética de Gabriela Mistral surge del modernismo, más concretamente de Amado Nervo, aunque también se aprecia la influencia de Frédéric Mistral (de quién tomó el seudónimo) y el recuerdo del estilo de la Biblia. De algunos momentos de Rubén Darío tomó, sin duda, la principal de sus características: la ausencia de retórica y el gusto por el lenguaje coloquial. A pesar de sus imágenes violentas y su gusto por los símbolos, fue, sin embargo, absolutamente refractaria a la "poesía pura", y, ya en 1945, rechazó un prólogo de P. Valéry a la versión francesa de sus versos. Sus temas predilectos fueron: la maternidad, el amor, la comunión con la naturaleza americana, la muerte como destino, y, por encima de todos, un extraño panteísmo religioso, que, no obstante, persiste en la utilización de las referencias concretas al cristianismo. Al citado Desolación siguieron los libros Lecturas para mujeres destinadas a la enseñanza del lenguaje (1924); Ternura (1924), canciones para niños; Tala (1938); Poemas de las madres (1950), y Lagar (1954). Póstumamente se recogieron su Epistolario (1957) y sus Recados contando a Chile (1957), originales prosas periodísticas, dispersas en publicaciones desde 1925.

 

(POEMA)


VOLVERLO A VER 
 
¿Y nunca, nunca más, ni en noches llenas 
de temblor de astros, ni en las alboradas 
vírgenes, ni en las tardes inmoladas? 
 
¿Al margen de ningún sendero pálido, 
que ciñe el campo, al margen de ninguna 
fontana trémula, blanca de luna? 
 
¿Bajo las trenzaduras de la selva, 
donde llamándolo me ha anochecido, 
ni en la gruta que vuelve mi alarido? 
 
¡Oh, no! ¡Volverlo a ver, no importa dónde, 
en remansos de cielo o en vórtice hervidor, 
bajo unas lunas plácidas o en un cárdeno horror! 
 
¡Y ser con él todas las primaveras 
y los inviernos, en un angustiado 
nudo, en torno a su cuello ensangrentado!

 
 


 
 
 
 
 

Reseña Biográfica de María Isabel Carvajal (Carmen Lyra) 


(1888-1949)

 

María Isabel Carvajal, nace en el año de 1887, llamada por el escritor costarricense Roberto Brenes Mesén , “hija del amor”, por ser hija natural. Su nacimiento no estuvo dentro de un marco de vida hogareña, por lo que sus primeras narraciones incluyen temas de carácter social.



Tiene una vida paralela a la de don Omar Dengo, educador y fiel prototipo de la enseñanza como modelo de la formación humanística. Huérfana, es abandonada por su padre. En su juventud se beneficia con la Ley General de Educación, al crearse el Colegio Superior de Señoritas, en donde logra graduarse como Maestra Normal en 1904. En el año 1906 ingresa a trabajar en el Hospital San Juan de Dios y conoce al Dr. Ricardo Moreno Cañas. La familia quiere que se ordene como monja para cubrir los pecados de su madre, pero se da cuenta que le falta vocación, ya que su espíritu dinámico distaba mucho de la forma dogmática del servicio de las religiosas, considerando que los problemas sociales que afectan al país, desde inicios del siglo, no se solucionan con procedimientos débiles y cosméticos.

Intensamente buscaba resolver los problemas sociales en la lectura de textos literarios y a pesar de su timidez lograba incrementar significativamente todo ese nivel de conocimientos necesarios para la toma de decisiones.

Sus primeros relatos demuestran que sus personajes, víctimas del destino en una sociedad que los oprime, al final de los acontecimientos y las acciones salen victoriosos con el uso de su astucia.

Su seudónimo artístico, Carmen, lo adquiere por el lugar de nacimiento y su apellido Lyra, se lo incorpora al ser precisamente el instrumento que ella tocaba en momentos de gloria.

En 1910 tiene una importante participación en la fundación del Centro Germinal y junto con don Omar Dengo y Rómulo Tovar se dedican al estudio y divulgación de los problemas políticos, sociales y económicos que afectaron la vida del país. Además, este centro se dedicó a alfabetizar a la clase obrera. En 1914, cuando se inicia la Primera Guerra Mundial, asume la dirección de la Revista Artística y Pedagógica Renovación y se dedica a publicar una serie de artículos periodísticos y de cuento; pero no es hasta 1918, cuando se publican los libros “Juan Silvestre” y “En una silla de ruedas”. Al respecto ambas obras sustentan y enriquecen significativamente las letras costarricenses.

En cuanto a la novela “En una silla de ruedas” don Abelardo Bonilla expresa que, “ es una versión poética y sentimental del costumbrismo, que en este caso es accidental y puramente escenográfico” (González, 1977: 18). Además la novela da pie a la identificación de personajes, que mediante la descripción de retratos notables y simbólicos se advierte cierta simpatía, tanto por sus virtudes como por sus debilidades.

En relación con su obra “Cuentos de mi tía Panchita”, publicada en 1920, Carmen Lyra nos ofrece, de una manera singular y apropiada veintitrés relatos de tradición popular, los cuales resultan novedosos y profundamente literarios. En sus narraciones, la raíz es el pueblo, se nota una suave ironía, una burla amable, un sentimiento propio de tristeza de alma, se evoca el paisaje y a la vez se proyecta una crítica punzante y con un profundo sentido de denuncia.

En 1919 Carmen Lyra dirige una manifestación de maestros contra el gobierno de los Tinoco, lo que culmina con la quema del periódico “La Información”.

En el gobierno de don Julio Acosta, es enviada a Europa en un viaje de estudios, en donde se especializa en lo que se conocía como Jardín de Niños. Además se relaciona con las ideas comunistas y traduce al español el Manifiesto Comunista.

En 1921 desempeña una Cátedra de Literatura Infantil en la Escuela Normal de Costa Rica. En 1926 funda en San José la Escuela Maternal de Montes Sabrina (Jardín de niños). En 1931 entra a formar parte de la dirección intelectual del partido Comunista y colabora con el periódico El Trabajo; siendo aquí en donde su carácter de protesta llega a su clímax. En 1933 abandona su profesión de maestra por los ideales que defendía, al ser destituida por el Ministro de Educación, don Teodoro Picado, durante la administración de Ricardo Jiménez.

En 1948 con motivo de la revolución armada, José Figueres Ferrer expulsa a los comunistas del territorio nacional, Carmen Lyra es exiliada a México en donde muere el 13 de mayo de 1949.

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal