Anatomía del oído dr. Julián Chaverri Polini



Descargar 21.31 Kb.
Fecha de conversión13.02.2019
Tamaño21.31 Kb.
ANATOMÍA DEL OÍDO
Dr. Julián Chaverri Polini

Otorrinolaringólogo

Julio 2004

INTRODUCCIÓN

El oído está compuesto por tres segmentos que son de afuera hacia adentro, el oído externo, el oído medio y el oído interno. Estos tres segmentos se encuentran ubicados en el hueso temporal. El hueso temporal está compuesto por la unión de tres estructuras denominadas el timpanal, la escama, y el peñasco. La apófisis estiloides forma parte del hueso temporal.




OÍDO EXTERNO

El oído externo es la porción del aparato auditivo que recoge los sonidos del medio ambiente y los envía al sistema tímpano-osicular. Se encuentra formado por dos partes: el pabellón auricular y el conducto auditivo externo. El pabellón auricular se encuentra unido a la pared lateral del cráneo, por delante de la región mastoidea, por debajo de la región temporal, hacia atrás de la articulación temporomandibular y de la región parotídea.


El pabellón auricular está formado de fibro-cartílago, ligamentos, músculos y un revestimiento cutáneo. Presenta, además, una serie de salientes y depresiones como son, la concha, la cuál ocupa la parte media, presenta la forma de una depresión en forma de embudo la cuál se continuará con el conducto auditivo externo. El hélix es la saliente más excéntrica del pabellón auricular; el antehélix es una saliente concéntrica al hélix; el canal del hélix se encuentra entre el hélix y el antehélix; el tragus, otra saliente, ubicada por delante de la concha; el antitragus es una saliente ovoide localizada en la parte inferior y posterior de la concha. Por último tenemos al lóbulo que es un repliegue cutáneo que no tiene cartílago y que se encuentra en el polo inferior del pabellón.
El conducto auditivo externo, está compuesto en su parte externa de cartílago y en su parte interna de hueso. El conducto auditivo externo, comunica a la concha del pabellón con el tímpano. Presenta la forma de una “S” itálica y tiene un largo de 25 mm. Su calibre disminuye de afuera hacia adentro hasta la unión de sus tres cuartos externos con su cuarto interno; a partir de este punto empieza a ensancharse hasta alcanzar el tímpano. La estructura del conducto es fibro-cartilaginosa en su tercio externo y ósea en sus dos tercios internos. La parte ósea se encuentra formada por el timpanal y por la escama. La escama forma la pared superior del conducto mientras que el timpanal forma las paredes anterior, inferior y posterior.


OIDO MEDIO
El oído medio está formado por el sistema tímpano osicular, la caja del tímpano, por las cavidades mastoideas y por la trompa de Eustaquio.
El sistema tímpano osicular está compuesto por la membrana timpánica y la cadena de huesecillos. La membrana timpánica presenta tres capas que son de afuera hacia adentro, la capa externa o cutánea; la capa media o muscular: y la capa interna o mucosa. La membrana timpánica se encuentra por consiguiente constituida, por dos segmentos, la parte tensa y la parte flácida. La diferencia estriba en que la pars fláccida no tiene capa muscular, siendo su contextura más débil. La pars tensa es una membrana fibrosa, elástica, espesa y resistente, interpuesta entre el conducto auditivo externo y la caja del tímpano. Presenta una forma discoidal, en forma de embudo. Su diámetro promedio es de 10 mm., el espesor es de 0.1 mm y la superficie es de 65 mm2. La orientación del tímpano es hacia fuera, abajo y adelante. La pars fláccida o membrana de Shrapnell representa la porción de la membrana timpánica situada por encima de los ligamentos tímpano-maleolares. Su forma es triangular.
A la otoscopía corriente, la membrana timpánica normal es semi-transparente, de coloración gris perla y brillante. Se le distinguen varias estructuras.


  1. la apófisis corta del martillo, en el polo superior, bajo el aspecto de una saliente blanca y redondeada.

  2. los ligamentos tímpano-maleolares, que son dos relieves a cada lado de la apófisis corta del martillo.

  3. El mango del martillo el cual dibuja una banda hacia abajo y atrás que va de la apófisis corta del martillo al ombligo, presentando a este nivel a la espátula que corresponde a la parte final del mango del martillo.

  4. el ombligo no se encuentra en el centro del tímpano, sino que un poco hacia abajo y hacia atrás.

  5. el triángulo luminoso, originándose en el ombligo y dirigiéndose hacia abajo y hacia adelante.

La cadena osicular está compuesta por el martillo, yunque y estribo. El martillo se encuentra adherido al tímpano mediante el mango del martillo. El yunque se encuentra unido al martillo y el estribo al yunque. Por consiguiente existen dos articulaciones, a nivel de la cadena osicular; una es fija, entre martillo y yunque denominada articulación incudo-maleolar; la otra es móvil, entre yunque y estribo y se conoce bajo el nombre de articulación incudo-estapedial.


Encontramos en la caja del tímpano, dos músculos llamados músculo del martillo inervado por una rama motora del v par craneal o nervio trigémino y el músculo del estribo inervado por una rama intrapetrosa del nervio facial o VII par craneal.
La caja del tímpano presenta la forma de un paralelepípedo irregular con seis caras. La cara externa está representada por el tímpano; la cara anterior tiene 7 mm. de alto y presenta al orificio tubario en su parte superior; la cara posterior mide 14 mm. de alto, la parte superior de esta pared es hueca y se encuentra con el aditus ad antrum, el cual comunica al ático con el antro. La pared superior es muy delgada y a veces dehiscente; la pared inferior constituye el piso del a caja; la pared interna tiene una serie de estructuras como el promontorio la ventana redonda, la ventana oval, la segunda porción del nervio facial, el canal semicircular externo y el canal del músculo del martillo.
Topográficamente podemos dividir a la caja del tímpano en dos pisos: el superior llamado ático o epitímpano, el cual aloja a la cabeza del martillo y al cuerpo del yunque. Este piso se continúa hacia atrás con el aditus ad antrum. Al piso inferior se le denomina atrio o caja timpánica propiamente dicha.
Se conocen como cavidades anexas del oído medio al aditus ad antrum, al antro, y a las celdillas que se encuentran alojadas en la región mastoidea. Todas estas cavidades se comunican entre si.
La trompa de Eustaquio es un conducto osteo cartilaginoso que comunica a la caja del tímpano con la pared lateral de la rinofaringe. Mide en el adulto 36 milímetros de largo. Tiene un diámetro mayor de 8 milímetros y uno menor de 2 milímetros. Su dirección en el adulto es hacia adelante, adentro y abajo. En el infante la trompa es más corta, más ancha y más recta. La función principal de la trompa de Eustaquio es equiparar presiones de tal forma que la presión que se encuentra en el oído medio sea igual a la del medio ambiente. La trompa se abre cada vez que se deglute o al bostezar. Otras funciones de la trompa son airear las cavidades del oído medio y servirle de drenaje.


OIDO INTERNO

El oído interno se encuentra sumergido en el hueso petroso conservando su individualidad ya que está formado de un hueso compacto llamado cápsula ótica o laberinto óseo. En el interior del laberinto óseo, se encuentra el laberinto membranoso u órgano sensorial del oído interno.


El laberinto óseo se encuentra dividido en dos partes; el laberinto posterior y el laberinto anterior. El laberinto posterior está constituido por el vestíbulo, canales semicirculares y por el acueducto del vestíbulo. El vestíbulo es la parte central del laberinto, situado entre el conducto auditivo interno y la caja del tímpano. Los canales semicirculares son en número de tres: dos son verticales y uno es horizontal. El horizontal recibe también el nombre de canal semicircular externo, es el más importante desde el punto de vista fisiológico. Tiene una orientación en el espacio de tal forma que presenta un ángulo de 300 hacia delante y hacia arriba con respecto al plano de Francfort. Los canales verticales, uno es superior y el otro es posterior. Las extremidades de los tres canales desembocan en el vestíbulo. Una extremidad de cada canal es más ancha que la otra y recibe el nombre de extremidad ampular, el otro extremo se denomina el no ampular. Los extremos no ampulares del canal superior y posterior se unen en uno solo antes de ingresar al vestíbulo. El acueducto del vestíbulo es un canal muy estrecho que une al vestíbulo con el endocráneo a nivel de la foseta ungueal en la cara postero- superior del peñasco.

El laberinto anterior está representado por el caracol y el acueducto del caracol. El caracol está constituido por un núcleo central o columela; un tubo óseo o lámina de los contornos de 30 mm. de largo. Este tubo óseo le da la vuelta a la columela y va decreciendo en diámetro de su base a la cúspide. De sus dos y media vueltas que tiene, dos vueltas van alrededor de la columela y la última media vuelta reposa sobre la cúspide truncada de la columela. El tercer elemento óseo del caracol es una lámina ósea también conocida bajo el nombre de lámina espiral. Tiene esta, un borde columelar y un borde libre; divide junto con la membrana basilar, la cual se une al borde libre de la lámina espiral, en dos a la lámina de los contornos formando dos compartimentos, uno superior o rampa vestibular y otro inferior o rampa timpánica. Estas dos rampas están comunicadas entre si por un pequeño agujero llamado helicotrema, ubicado en la cúspide del caracol. El acueducto del caracol se origina en la rampa timpánica y se termina en el borde inferior del peñasco, en la fosa cerebelosa.


El laberinto membranoso se divide como el óseo en dos: uno anterior y otro posterior. Este laberinto representa a los órganos sensoriales del oído interno. El laberinto membranoso posterior representa al órgano del equilibrio, compuesto por los canales semicirculares y por el vestíbulo el cual a su vez se divide en sáculo y utrículo.
El laberinto membranoso anterior está compuesto por el órgano de la audición o sea el canal coclear. Este canal coclear presenta una pared anterior o vestibular denominada membrana de Reissner; una pared externa formada por una porción del ligamento espiral; y una pared posterior o timpánica formada por la parte periférica de la lámina espiral y la membrana basilar. Es en esta pared en donde reposa el órgano de Corti, considerado la parte noble y sensorial de la audición, constituido por células y membranas. Entre las células hay las sensoriales, denominadas células ciliadas externas e internas. Las de sostén, llamadas pilares, células de Deiters y células de sostén de las células ciliadas sensoriales internas. Hay otro tipo de células cuya función no es clara, como son las células de Hensen y Claudius. A nivel del canal coclear existen dos membranas llamadas membrana reticular y membrana tectoria.
Dentro del laberinto óseo existen dos tipos de líquidos; el perilinfático y el endolinfático. La perilinfa se encuentra entre el laberinto óseo y membranoso o sea a nivel de las rampas vestibular y timpánica. La endolinfa se encuentra en el interior del laberinto membranoso o sea a nivel del canal coclear. La perilinfa es rica en ión sodio mientras que la endolinfa es rica en ión potasio.
El conducto auditivo interno se encuentra en la pared postero-superior del peñasco y comunica al laberinto con la fosa cerebral posterior o ángulo ponto cerebeloso. Contiene al paquete nervioso acústico facial y al pedículo vascular del oído interno.


VIA COCLEOVESTIBULAR

El octavo par craneal o nervio estato-acústico presenta su origen aparente a nivel de la extremidad externa del surco bulbo protuberancial. Este paquete nervioso se continúa, atravesando al ángulo pontocerebeloso en compañía del nervio facial. Tanto del VII par como el VIII par penetrarán en el conducto auditivo interno hasta llegar al fondo del mismo. El VIII par presenta vías aferentes sensoriales y vías eferentes no sensoriales.


La vía aferente coclear, presenta la célula de su primera neurona a nivel del ganglio espiral de Corti. Transporta el influjo nervioso del órgano de Corti a los núcleos bulbares anterior y posterior. La segundo neurona va de los núcleos bulbares al núcleo del cuerpo trapezoide homo lateral o heterolateral. La tercera neurona puede adoptar varios caminos para pasar del núcleo del cuerpo trapezoide al tubérculo cuadrigémino posterior homo o hetero lateral. La cuarta neurona va del tubérculo cuadrigémino posterior al cuerpo geniculado interno. La quinta neurona va del cuerpo geniculado interno a la corteza temporal. Cada oído se encuentra en relación con las dos cortezas cerebrales. La vía eferente coclear, va del bulbo al órgano de Corti.
El nervio vestibular tiene vías aferentes y eferentes. Sus núcleos se encuentran por debajo del piso del IV ventrículo en la parte lateral y superior del tronco cerebral. Los principales núcleos son el superior, el lateral, el medial, y el descendente. Los núcleos vestibulares son verdaderos centros integrados del equilibrio. Estos núcleos se encuentran en relación con el retículo, el cerebelo, el tálamo, la médula y con núcleos motores.







La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal