Análisis de los tres cuentos Savannah Courter



Descargar 8.8 Kb.
Fecha de conversión19.01.2017
Tamaño8.8 Kb.
Análisis de los tres cuentos

Savannah Courter

Dos Caras

En el cuento “Dos Caras” es muy increíble como el cuento refleja vida realmente. El cuento muestra cómo dos personas muy diferentes en estados sociales y personalidades pueden ser amigos, casi hermanos. Cuando creciendo todo era muy bien. Beltrán era pobre pero era generoso, atlético, bueno académico, y protegía y defendía a Ambrosio. Ambrosio era rico pero siempre estaba pendiente de Beltrán. Pero, cuando los dos estaban trabajando para el banco del padre de Ambrosio, el banco creció debajo de la mano de Beltrán. Ambrosio empieza ser celoso de Beltrán y decidió matarlo. Por eso, Ambrosio empujón a Beltrán empinado una montaña con muchas piedras. Pero Beltrán no murió, vivió y después de una operación para la cara de Beltrán, todo era como antes. Pero su aspecto era totalmente diferente. En el cuento Ambrosio no mató a Beltrán físicamente pero mató su carácter. Beltrán quiere venganza por el crimen de Ambrosio pero antes Beltrán no quería venganza para nada. Ahora es diferente, su aspecto es diferente, es más cruel, y tiene hambre por venganza. Pero Beltrán no quiere matar a Ambrosio, solo quiere quitar todo los materiales y la esposa que Ambrosio tiene.

-Ya te quité lo que más quieres: tu egoísmo, tu amor propio, tu dignidad, el banco y Maribel. Lo único que queda es quitarte la vida. También te la voy a quitar a su tiempo y a mi manera. Por ahora me satisfago viéndote revolcar en la bazofia que es tu vida (Sabine Ulibarrí).

En vez de Ambrosio se destapó los sesos con la 45 que heredado. Por eso, es interesante como personas pueden ser celosos sobre cosas no muy importantes. También, Ambrosio no necesita tener celos porque Beltrán hacía todo para Ambrosio, aún quedarse detrás de Ambrosio en el banco y decía nada. Ambrosio no tenía el derecho de matar a Beltrán. En ese caso Beltrán debía matar a Ambrosio porque él siempre estaba sugerido hacer la sombra de Ambrosio.

Leyenda

En este cuento, Caín mató a Abel con una piedra porque él era muy celoso de su hermano. Abel tenía mucho éxito y Caín tenía envidia de Abel. Pero cuando Caín murió los dos se reconocieron. Mientras los dos comieron Caín ve la marca de la piedra. Inmediatamente Caín pidió que le fuera perdonado su crimen pero cuando Abel contestó era muy interesante: - ¿Tú me has matado o te he matado? Ya no recuerdo; aquí estamos juntos como antes (Jorge Luis Borges).



Y porque, Abel dijó esto es obviamente que el perdonó a Caín porque olvidar es perdonar. Pero cuando el cuento termina Abel dijó:

-Así es. Mientras dura el remordimiento dura la culpa (Jorge Luis Borges).

Es muy interesante como Abel puede perdonar a Caín cuando Caín mató Abel de propósito porque sentía celos y envidia a la vida de su hermano, Abel. Este cuento es un poco similar de Dos Caras porque los dos eran hermanos o casi hermanos y uno mató al otro. Uno físicamente, el otro mató su carácter. Pero un hermano perdonó en la Leyenda mientras en Dos Caras el otro quería venganza. También, los chicos en los cuentos mueren. En la Leyenda los dos mueren físicamente, mientras en Dos Caras Beltrán mató su carácter y Ambrosio se destapó. La Leyenda muestra que familia es muy importante y necesitamos perdonar personas por sus crímenes pero sólo si hay remorso por el crimen.

Una Carta a Dios



En “Una Carta a Dios” el hombre es bien educado. Tiene una fe increíble. Una fe que muchas personas quieren tener. Muchas personas piensan que tú necesitas un gran conocimiento sobre el mundo o los sujetos de la escuela pero pienso que si no tienes mucha educación, pero tienes algo que haces muy bien, y que no puedes aprender en la escuela .Por Lencho esto es el caso. Él no tiene mucha educación pero es muy educado. Y por eso él podía escribir una carta a Dios preguntándole que le diera cien pesos para poder volver a sembrar. Cuando Lencho deja la carta en el correo, el jefe del correo vio la carta y decidió a escribir a Lencho. Los empleados dieron a Lencho sesenta pesos y una carta firmada DIOS. Cuando Lencho recibió la carta se enfadó porque pensaba que los empleados del correo tomaron los pesos de Dios. Mientras en el cuento, el jefe del correo dijo,

  • Quiero la fe que el hombre tiene. (Georgio López y Fuente)

Pienso que muchas personas quieren una gran fe como Lencho sin embargo la fe se perdió en las vidas de ellos y a veces cuando una persona tiene mucha educación no tiene mucha fe en Dios. No sé por qué, pero pienso que las personas que son inteligentes saben que no pueden escribir a Dios y esperan una carta de Dios.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal