Análisis de narraciones



Descargar 45.28 Kb.
Fecha de conversión25.12.2018
Tamaño45.28 Kb.
Análisis de narraciones

En las últimas décadas se han hecho muchas investigaciones sobre el arte narrativo en la Biblia. La "crítica literaria" en los tres últimos siglos tenía la tendencia de imponer sobre el texto bíblico patrones de la literatura moderna. Esta tendencia, combinada con las presuposiciones anti-sobrenaturales de las filosofías naturalistas, terminó con evaluaciones muy negativas sobre la autenticidad y el valor de los relatos bíblicos. Sin embargo los estudios más estructuralistas de las últimas décadas han mostrado las conclusiones equivocadas de no analizar los escritos con parámetros basados en los mismos escritos antiguos.


En su comentario de Génesis, Bruce Waltke1, de manera muy clara, aplica este análisis literario a los relatos de Génesis. De esta manera puede explicar las enseñanzas teológicas que el autor quiere comunicar. En una sección, "Poetics and Narrative Theology" (La poética y la teología narrativa) Waltke explica los principios y las técnicas narrativas que el autor de Génesis usó para comunicar su mensaje. Aquí proponemos dar un resumen de este material.
Waltke ya había brochado la pregunta si lo que dice Génesis es ficción o si es históricamente confiable. ¿Está la fe de Israel basada en hechos históricos o en ficción?. ¿Es Abraham "la creación de fe" o "el creador de fe"? Waltke muestra que el autor de Génesis se presenta a sí mismo como historiador, no como profeta que esté presentando una visión. Da una serie de razones para que podemos creer que Génesis está narrando eventos de índole histórica.
También Waltke muestra que Génesis, a la vez de ser obra histórica, es también una obra ideológica, teológica y estética. Génesis comunica doctrina de manera estética; es una obra de arte.
Vale explicar lo que queremos decir por "poética". El diccionario de la Real Academia de España da cuatro significados de la palabra "poética": "1) Poesía; 2) Ciencia que se ocupa de la naturaleza y principios de la poesía, y en general de la literatura, . . . y el 4) Conjunto de principios o de reglas, explícitos o no, que observan un género literario o artístico, una escuela o un autor." Lo que queremos hacer aquí tiene que ver con números 2 y 4, especialmente 4. Adele Berlin dice, "La poética . . . es una ciencia inductiva que busca abstraer los principios generales de la literatura, de muchas diferentes manifestaciones de estos principios como ellas ocurren en textos literarios específicos."2 Luego Berlin explica que la poética específica para una literatura, como la bíblica, debe ser derivada de esa misma literatura; no debe ser importada de otra literatura. Así viene de una lectura cuidadosa de la literatura que se está analizando.
Los que han hecho avances en este campo, por cierto, han analizado también otra literatura extra-bíblica del mundo antiguo. Pues, es muy preferible buscar ayuda de otros escritos antiguos que importar paradigmas de la literatura moderna. Pero su primer campo de investigación es la Biblia.
Waltke explica que el narrador bíblico tenía un contexto social e histórico diferente del contexto del lector moderno. También las costumbres literarias han cambiado. Esta diferencia de contextos crea lagunas en nuestro entendimiento de las intenciones del autor bíblico. Entonces, "La tarea del estudiante bíblico es discernir las 'reglas' empleadas en un texto bíblico como se muestran en ese mismo texto." En pocas palabras, "la poética es la gramática de la literatura, el estudio de las técnicas y maneras el autor usa para comunicar el significado en el texto; la crítica narrativa es la aplicación de la poética a la narración. Con las herramientas de estos estudios el exegeta puede discernir el punto de vista evaluativo del narrador que gobierna la totalidad de la obra. El lector, entonces, puede entrar en el mundo y el punto de vista del narrador y el de Dios mismo."3
Uno de los primeros rasgos distintivos de los autores bíblicos es que usan palabras muy económicamente; cada palabra es importante. De modo que todo rasgo distintivo está allí por alguna razón. El reconocimiento de los rasgos poéticos en el texto bíblico ayuda al lector a identificar el lente interpretativo del autor. Si podemos determinar dónde están sus énfasis, sus críticas, sus aprobaciones y dónde no están, podemos discernir su punto de vista evaluativo. La determinación de la visión de la vida y del mundo del autor es la meta del lector que quiere escuchar y aplicar el texto.4 De allí Waltke explica varias de las técnicas poéticas que usa el autor de Génesis.
Palabra clave (Leitwort)
Si en un texto, o secuencia de textos, se repite una palabra varias veces, a menudo el autor está llamando atención a un énfasis, enfoque o significado especial. Waltke usa el ejemplo de "caza" (sayid) en Gn 25.28, Esaú amó a Esaú por su caza que le gustaba comer. Después en Gn 27 el punto climático de la trama, se usa la misma palabra "Caza" ocho veces y la que se traduce "guisado" (mat'ammim, plato sabroso) seis veces. El autor quiere poner énfasis en que el amor de Isaac por sus gustos sensuales distorcionó su sentido espiritual.5
Refrán
Un refrán es la repetición de una frase u oración. Puede mostrar énfasis y a veces sirve como una división de material. Se usa más en la poesía, pero se encuentra también en la narración. Un ejemplo es la frase, "Estas son las generaciones de" (toledot) que divide Génesis en diez libros que indican la obra de Dios en la historia de la salvación.
Contraste
Los autores usan contraste cuando comparan o yuxtaponen cosas que son disimilares u opuestas. Una señal de creatividad es poder ver las diferencias en cosas similares y las semejanzas en escenas o eventos disímiles. Alter hace esto cuando habla de "escenas típicas". Las semejanzas entre dos escenas dan oportunidad al narrador llamar atención tanto a los detalles similares como a los que son diferentes. Por ejemplo, las escenas de "Encontrar a una esposa por un pozo" del siervo de Abraham y de Jacob permiten al narrado destacar la falta de oración y sensibilidad espiritual en el caso de Jacob. La actitud de oración del siervo de Abraham contrasta marcadamente con la de Jacob que no oró. Además evaluó a Raquel solamente por su belleza.
Comparación
Comparación es la asociación o la yuxtaposición de cosas que son semejantes. El narrador puede usar comparaciones para destacar alguna enseñanza. Un ejemplo es el caso de las historias muy similares de cuando tanto Abraham como su hijo, Isaac, pusieron en peligro sus esposas, las que iban a ser las madres de la simiente de la promesa. En Gn 20, Sara fue tomada para el harén del rey Abimelec pero Dios la protegió. Lo mismo sucedió con Isaac en Gn 26 cuando Rebeca fue tomada para el harén de otro Abimelec, rey de los filisteos. De nuevo Dios cuidó a la matriarca. En ambos caso, después, se hizo un pacto entre el patriarca y el rey. El narrador, por medio de la comparación, destaca que Isaac tenía la misma bendición y protección de Dios que tenía su padre.
La lógica y la ley de reciprocidad
A menudo el narrador conecta eventos y escenas por medio de causa y efecto. Jacob engaña a Isaac cuando éste estaba casi ciego (Gn 27.18-24). Labán engaña a Jacob por "la ceguera" de oscuridad (Gn 29.25). En la narración de la venta de José por su hermanos, Judá engaña a su padre por decirle que "reconozca" la túnica sangrienta (37.32-33). Después, Tamar engaña a Judá y luego demanda que él "reconozca" el báculo, sello y cordón suyos (38.25). A menudo se nota un sentido de "justicia poética". En 2 Samuel, después del pecado de David (2 S 12), parece que el narrador quiere mostrar los resultados funestes del episodio (2 S 13-20).
Clímax/Intensificación
Muchos textos demuestran un aumento de acción; hay un movimiento de lo menor al mayor. Esto se nota en Génesis 1; los seis días están organizados en dos grupos de tres días que llegan a la creación de la vegetación y después a la creación de la humanidad.
Patrones/modelos
Las narraciones bíblicas abundan en patrones balanceados en diferentes niveles: palabras, frases, oraciones, párrafos, temas. Los patrones más comunes en Génesis son los simétricos (como en los toledot), los concéntricos (como en el ciclo de Abraham) y los quiásticos.
En los patrones simétricos uno puede comparar los elementos paralelos; a veces hay progresión. En los patrones concéntricos generalmente hay una serie de elementos y después otra serie de elementos semejantes. Normalmente la primera serie pertenece a la tensión ascendente de la trama y la segunda serie a la resolución o tensión decreciente de la trama. El patrón quiástico es semejante al concéntrico, pero difiere en que en el centro hay un elemento de énfasis principal o pivote sobre el cual gira el significado de la estructura. Waltke usa un ejemplo de otro autor, Pratt, sobre Gn 15.7-21.

A. Problema: Petición de Abraham sobre la tierra prometida, 15.7-8

B. Acción ascendente: Empieza ceremonia del pacto, 15.9-11

C. Pivote: Abraham recibe promesa en sueño, 15.12-16

B' Acción descendente: Ceremonia del pacto completada, 15.17

A' Resolución: Dios declara el pacto de dar a la tierra, 15.18-21


En los tres tipos de patrones hay un lindo sentido de equilibrio y de la soberanía de Dios en ordenar la historia.


Enlace/nexo

Quiere decir una unidad literaria (oración, párrafo) que muestra vínculo con unidades antes y también con unidades después. Ejemplos pueden ser los pasajes de transición al final de cada toledot: 4.25-26; 6.1-8; 9.18-29, etc.6


Generalización y particularización
Generalmente una narrativa mueve hacia una explicación que se hace cada vez más específica o hacia una explicación más global. El movimiento en Génesis 1-4 es ejemplo de la particularización, pues el prólogo, capítulo 1.1-2.3, enfoca la creación a un nivel cósmico, general, mientras los capítulos siguientes, 2.4-4.26, ponen énfasis en los primeros seres humanos, se ocupa de la particularización.
Presagio
Se refiere a la inclusión de material en una parte de la narrativa que prefigura o prepara al lector para algo que vendrá más adelante. Un ejemplo es el uso de "caza" en Gn 25.28 (que vimos bajo "palabra clave" arriba); es un presagio de lo que se destaca en el capítulo 27; es decir por su obsesión de la gratificación de lo sensual, Isaac no mostró sabiduría divina en su bendición a sus hijos.
Sumario (Resumen/Recapitulación)
Un Sumario es una sinopsis o resumen de material más amplio en otro lugar (generalmente anterior). Un ejemplo es Gn 2.1, "Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo lo que hay en ellos."
Inclusio
Se refiere a una repetición de elementos al principio y al final de una unidad. Normalmente su función es formar un marco y señalar los límites de una unidad literaria. También puede estabilizar el material enmarcado, poner énfasis vía la repetición, o establecer un nexo con el material marcado para efectos retóricos. En Génesis 16 el autor usa las palabras "Abram", "Agar" y "dar hijo" (hebreo ladah=dar hijo o dar a luz) para formar un inclusio alrededor de la unidad que habla del rechazo de Agar e Ismael.
Intercalación
Es la inserción de una unidad literaria dentro de otra unidad literaria.
Ironía
Ironía básicamente se refiere a incongruidad (=Dicho o hecho faltos de sentido o de lógica.). Puede tomar varias formas. Se llama ironía dramática cuando el lector o ciertos caracteres conocen varios detalles desconocidos por otros caracteres, quienes puede quedar en el ridículo. Un ejemplo es cuando Isaac, ciego, bendice a Jacob que está disfrazado como Esaú, y así cumplió el propósito de Dios a costo de sus propios intereses. Waltke menciona a Lot, pues deseando riqueza y comodidad, escogió la ciudad que parecía fascinante y terminó con pobreza e incesto en una cueva.
Resumen de Narrative Theology (teología narrativa)7
"Definición y hermenéutica

La teología narrativa es una aplicación específica de la poética a la narrativa. La narrativa es una forma de arte. La crítica narrativa es un intento de observar, analizar y clasificar sistemáticamente cómo las narrativas representan su objetos, cómo cuentan sus historias para comunicar significado. Una narración representa sus caracteres y eventos, a menudo en distintos escenarios, cuya interacción constituye la trama. Fewell y Gunn dicen, "La narrativa comunica significado por medio de la imitación de la vida humana, el ordenamiento temporal del habla y la acción humanas. Construye un mundo verbal que enfoca en caracteres humanos, su relaciones, deseos, y sus acciones en tiempo8 Detrás de la narrativa quedan los caracteres y los eventos, reales o imaginados que la narrativa busca retratar.


El "discurso" se refiere a la retórica de la narrativa, cómo se cuenta la historia. Historias a cerca de los mismos eventos, caracteres y escenas pueden contarse de maneras que producen narrativas muy diferentes. Tanto el historiador como el escritor de ficción generan una postura de genio o temperamento, una perspectiva, como reflexión, exploración, edificación, celebración, limpieza, o de placer. Los libros históricos en la Biblia son Historia y literatura.
Por medio de su discurso el narrador guía a su audiencia, el pueblo de Dios, para absorber su cosmovisión, su visión del mundo y de la vida. Motiva a su audiencia a rendir su propio sistema de pensamiento y formas de vida para entrar en el mundo de Dios y llevarse por el fluir de su narración interpretativa. Puesto que el narrador invita a sus lectores a entrar en su confianza, enseña implícitamente más que explícitamente. Sutilmente les expone a pensamientos y cosmovisiones que de otra manera puedan rechazar. Puesto que la persona de uno emerge en el proceso del desarrollo de la vida, la posibilidad de tomar una identidad personal surge más fácilmente por ver la vida de otra persona, entera y clara.
Las biografías de Génesis son "metáforas" históricas, que a menudo inspiran "figuras" literarias, ayudando al lector comparar y construir su propia vida. Además se puede comprender a Dios más fácilmente por su involucramiento en la vida de una persona que en las categorías abstractas de la teología sistemática.
El punto de vista narrativa
La narrativa opera en dos niveles: 1) los hechos históricos de la historia y 2) la representación de los hechos que da el narrador, es decir, el discurso. Entonces habrá cuatro puntos de vista evaluativos: en el nivel de hechos 1a) el punto de vista de Dios y 1b) el punto de vista de los caracteres humanos. En el nivel del discurso, 2a) el punto de vista del narrador, y 2b) el de su audiencia a quien quiere traer a su propio punto de vista. Sólo conocemos el punto de vista de Dios y los caracteres a la medida que el narrador lo dice. De todos modos está expresando el punto de vista de Dios puesto que él es un profeta-historiador inspirado por Dios.

En seguida damos algunas técnicas narrativas usadas en Génesis para ayudarnos saber el punto de vista evaluativo del narrador.


Por agentes y declaraciones directas
Por el punto de vista de Dios Cuando Dios habla en la narrativa bíblica siempre es confiable. Al principio de Génesis Dios comunica por una teofanía; más tarde a los patriarcas a menudo en visiones y sueños; al final por la providencia. La teofanía no es ambigua, pero visiones, sueños y especialmente la providencia son menos claras. El narrador comunica el punto de vista de Dios por:

  • por cita directa (Gn 2.28; 7.1; 22.15-18

  • por una declaración del narrador acerca de Dios (Cf 6.6, 8; 13.13)

  • por la providencia y las acciones. Aunque la providencia es ambigua, la acción providencial de Dios en dirigir los asuntos de su pueblo proveen entendimiento de su punto de vista evaluativo.


Declaración directa del punto de vista del narrador El punto de vista del narrador también es confiable porque él habla como un representante inspirado de Dios. La audiencia conoce los eventos y caracteres de la Biblia solamente como el narrador los representa. Ve y escucha sólo por medio de los ojos y oídos del narrador. El pueblo de Dios escucha y acepta su inspiración. Desafortunadamente los fuera de la comunidad a veces deconstruyen su interpretación para dar fuerza a su propia visión del mundo y de la vida en vez de la del narrador. El narrador generalmente queda escondido en la narración pero a veces sale y habla directamente a la audiencia. Por ejemplo, en Gn 16.6 el narrador juzga las acciones de Sara contra Agar: "Y como Sarai la afligía…" Asimismo en 23.54b; 19.29; 2.4.
Declaración indirecta el punto de vista del narrador A veces los caracteres en la narración expresan al punto de vista evaluativo del narrador:

  • Palabras del héroe: El carácter principal puede declarar la verdad a cerca de Dios. Jacob había hablado poco de Dios pero en 31.5 dice, "Pero el Dios de mi padre ha estado conmigo."

  • Palabras de otra persona. En 21.22 Abimelec dijo a Abraham, "Dios está contigo en todo cuanto haces."

Sin confirmación de otra manera, a veces no es posible determinar si la persona realmente está reflejando el punto de vista del narrador, pues, aun los grandes héroes de la fe a veces fallaron.
Por la poética y otras técnicas
El narrador también usa otros medios para comunicar una evaluación de los eventos, caracteres y escenas de su discurso.
Sugerencias del estilo El vocabulario que escoge el narrador a menudo es una sugerencia sutil de su punto de vista. La diferencia entre lenguaje por la ofrenda de Caín, "trajo del fruto de la tierra una ofrenda", y el lenguaje por la ofrenda de Abel, "trajo de los primogénitos de sus ovejas y de la grasa (o gordas) de ellas," parece evaluar los superficial de la ofrenda de Caín.
Lagunas Un "vacío" (gap) es una omisión intencional, mientras un "desliz" es una omisión sin consecuencias. Waltke usa el ejemplo del "vacío" del "toledot de Abraham" (narración de Isaac) que uno esperaría. (Compare el toledot de Terá [narración de Abraham] que es muy breve, con el toledot de Isaac [narración de Jacob].) Dice Waltke, "Este vacío obviamente intencional señala un juicio implícito contra el hijo "milagroso" quien en sus años de vejez se dio a los placeres sensuales a expensas de su discernimiento espiritual."
Anacronismo Con esta técnica el narrador cuenta la historia fuera de orden cronológico o reserva información para darla más tarde para dejar un efecto dramático. Waltke da el ejemplo del relato en Gn 28.10-22. Al principio el narrador no nombre el lugar, sólo dice que llegó "a un cierto lugar". Pero ese "no-lugar" llega a ser un lugar de encuentro con Dios. Al fin del relato dice que era Luz, que era una ciudad cananea. Waltke dice que por este acronomismo el narrador sugiere que Luz tiene que ser vaciada de su grandeza cananea y ser reducida a un "no-lugar" antes de que pueda servir como "casa de Dios" (Betel).
Por la caracterización
El narrador puede usar varias técnicas para ayudar al lector a evaluar el carácter, sea el carácter de Dios, un ser sobrenatural, o un ser humano.
Descripción externa La narrativa bíblica raramente describe la apariencia de alguien. De modo que cuando lo hace, tiene un propósito especial en la trama. Dice que Esaú era "todo velludo como una pelliza" (25.25), pero Jacob era lampiño (27.11). Estos detalles son importantes en la trama del relato.
Caracterización directa Aunque es raro a veces el narrador interrumpe la narración para hacer una declaración directa sobre el carácter, como "La serpiente era más astuta…" o "Noé, hombre justo, era perfecto entre los hombres de su tiempo."
La revelación de los pensamientos de un carácter En 27.41 el mostrar los pensamientos de Esaú indica la profundidad de su ira (Cf también 8.21; 18.17; 37.34). Dios dio a Lea hijos porque vio que ella no fue amada (29.31), y más tarde "Dios se acordó de Raquel . . . y le concedió hijos" (30.22).
Cita directa del carácter Generalmente el narrador usa lo que el carácter habla para mostrar su carácter. Antes de la caída las únicas palabras de Adam eran para decir que Eva era igual a él, cosa que indica el aprecio y solidaridad sentía hacia ella, antes de que el pecado dañara su relación (cf también 17.17; 30.2; 31.31). Se ve nueva actitud humilde de Jacob cuando confiesa a Dios, "No merezco tus misericordias . . . (32.10), y en 32.11, "le temo".
Acción El corazón tierno de Noé se ve en su cuido de la paloma.
Habla y acciones Cuando Esaú llegó del campo clamó por el guiso rojo de Jacob (25.30), entonces el narrador resume sus acciones, "El comió y bebió, se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura" (25.34). El narrador le mostró como un hombre de prisa y reacción y no de reflexión y sabiduría.
Contraste A veces carácter se revela por contrastar una persona con otra. En el ejemplo anterior Jacob valora la primogenitura, pero Esaú la desprecia.
Nombrar A menudo el nombre o la frase descriptiva usada para un carácter o identifica la perspectiva del narrador sobre la persona o revela algo acerca del que habla. Así al Jacob "débil" se da el nombre "Israel" para revelar su nueva fuerza. Waltke usa el estudio de Bonchek sobre los cambios en hablar de Dina en 34.1-4. Cuando sale para visitar a la jóvenes de la tierra se llama "hija de Lea". Cuándo es objeto de abuso, sencillamente es "ella". Cuando Siquem quiere casarse con ella, se llama "hija de Jacob". Cuando quiere convencerle se llama "joven".
Por la trama
Normalmente la estructura de la trama consiste de una exposición o introducción, una parte de tensión creciente, un clímax de la tensión, y una resolución. La exposición o introducción provee la información de trasfondo, introduce los caracteres y puede dar información sobre ellos, nombres, apariencia física, relaciones entre ellos, etc. También puede explicar el problema o tensión. En Génesis 22, el relato del sacrificio de Isaac por Abraham empieza con una introducción de dos oraciones. En ellas se da la escenario y explican que la escena está dirigida por Dios.
La tensión de la trama a menudo está estructurada por algunas de las técnicas poéticas mencionadas arriba, o por sumario o particularización. El protagonista, el carácter principal (sea bueno o malo), se presenta y se desarrolla en la parte de tensión creciente, generalmente en conflicto con el antagonista. A menudo el carácter de Dios se presenta en la resolución: cumple sus promesas, recompensa al que es fiel, castiga al malo, es misericordioso frente a las fallas de su pueblo, etc. El punto de vista evaluativo generalmente se ve en cómo la historia termina.
Por la descripción de la escena
A veces la descripción de la escena correlacionada con la situación del carácter provee una pista para la perspectiva del narrador. Por ejemplo la puesta del sol marca el principio de la huida de Jacob a Labán y allí entra un período de pruebas (Gn 28.10-11). Al final de esos veinte largos años, Jacob viaja, arencando, hacia su tierra mientras el sol está saliendo (32.31).
Por símbolos
El narrador a veces usa símbolos e imágenes para describir el estado de un carácter. En la vida de Jacob, piedras, como la de Betel (Gn 28), marcan momentos significativos. La historia de Jacob destaca piedras mientras la de José pone énfasis en túnicas o mantos. Tales objetos palpables simbolizan algo de la situación social y espiritual de un carácter.
Mientras analizamos las narraciones podemos estar alertos a las técnicas literarias que el autor usó para comunicar su mensaje; y esto nos ayudará a captar cuál es el mensaje que quiere comunicar.

1 Bruce K. Waltke, Genesis, Grand Rapids: Zondervan, 2001. Se recomienda este comentario por un erudito evangélico con gran capacidad.

2 Adele Berlin, Poetics and Interpretation of Biblical Narrative (Sheffield, The Almond Press, 1983), 15.

3 Waltke, 33.

4 Waltke, 34.

5 Ibid.

6 Waltke, 37.

7 Waltke, 38-43.

8 D. N. Fewell and D. Gunn, "Narrative Hebrew," ABD, 4:1023


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal