Anoplophora chinensis (Forster, 1771) aspectos generales



Descargar 235.59 Kb.
Fecha de conversión05.04.2018
Tamaño235.59 Kb.

sagarpa.jpg http://www.senasica.gob.mx/includes/asp/resize.asp?ruta=assets/senasicaasset/banner_cent.jpg&maxw=325&maxh=80 sinavef.jpg


POTENCIAL DE INTRODUCCIÓN Y ESTABLECIMIENTO
ESCARABAJO ASIÁTICO DE LOS CUERNOS

Anoplophora chinensis (Forster, 1771)

1. ASPECTOS GENERALES

1.1. Taxonomía009 full grown larva

Phyllum: Arthropoda

Clase: Insecta

Orden: Coleóptera

Familia: Cerambycidae


Figura 1. Larva madura de A. chinensis. Fuente: Marpero, 2007.
Género: Anoplophora

Especie: Anoplophora chinensis



1.2. Sinonimia

Melanauster chinensis Thomson

Melanauster chinensis Matsumura 1908

Melanauster chinensis Forster

Melanauster perroudi Pic, 1953

Melanauster chinensis macularius Kojima, 1950

Melanauster chinensis var. macularia Bates, 1873

Melanauster chinensis var. macularis Matsushita, 1933

Melanauster chinensis var. Sekimacularius Seki, 1946

Melanauster macularius Kolbe, 1886

Melanauster malasiacus Aurivillius, 1922

Melanauster perroudi Pic, 1953

Anoplophora sepulchralis Breuning, 1944

Anoplophora malasiaca malasiaca Samuelson, 1965

Anoplophora perrudi Pic, 1953

Calloplophora sepulcralis Thomson, 1865

Calloplophora malasiaca Thomson, 1865

Calloplophora afflicta Thomson, 1865

Calloplophora luctuosa Thomson, 1865

Calloplophora abbreviata Thomson, 1865

Cerambix sinensis Gmelin, 1790

Cerambix pulchricornis Voet, 1778

Lamia punctator Fabricius, 1777

Cerambix chinensis Fortes, 1771

Cerambix farinosus Houttuyn, 1766

(CABI, 2012)



1.3. Morfología

Los adultos presentan la típica forma de los cerambícidos. Es un insecto de gran tamaño, de entre 2 y 4 cm de longitud, de color negro brillante con 10 a 12 manchas blancas en los élitros, presenta antenas largas; las de los machos duplican la longitud de su cuerpo y su abdomen se encuentra cubierto completamente por los élitros, mientras que en las hembras sus antenas son igual de largas que su cuerpo y la parte final del abdomen queda descubierto. No obstante la principal diferencia entre ambos sexos son las antenas, de color negro y compuestas por 11 articulaciones con la base blanca o azul claro (Del Estal et al., 2010).

Los huevos son blanquecinos, alargados y subcilíndricos, de unos 5 mm de longitud, conforme maduran gradualmente se tornan amarillo-cafesoso (EPPO quarantine pest, 2009), eclosionan después de 1 a 3 semanas (Suavard, 2006) y nacen las larvas de color blanquecino-cremoso, con la cabeza marrón moderadamente deprimida con los costados paralelos y ensanchada la mitad del protórax, completamente desarrolladas llegan a medir 45 mm (Makamura, 1981). La pupa mide entre 27 y 38 mm, y presenta élitros (EPPO quarantine pest, 2009).

1.4. Biología

En regiones tropicales y subtropicales, hay una generación por año, pero el ciclo de vida ocasionalmente toma dos años dependiendo de las condiciones climáticas y de la alimentación. Los adultos viven alrededor de un mes entre mayo y agosto y pueden desplazase hasta 1.5 km del punto de emergencia, en China se pueden observar de abril a agosto. Estos se alimentan de hojas, peciolos y corteza de diversos árboles (Suavard, 2006).

Su reproducción es sexual, las hembras ponen los huevecillos a lo largo de su vida. La oviposición ocurre en primavera y hasta finales del verano (Suavard, 2006).

La copulación se presenta especialmente de 8:00-12:00 y de 15:00-17:00 (CABI, 2012). La oviposición comienza una semana después de la copulación. Aproximadamente 70% de los huevos dan origen a hembras, son colocados individualmente bajo la corteza del tronco a 60 cm de la superficie del suelo. Las larvas se alimentan haciendo túneles en ramas y tronco justo bajo la corteza y más tarde entra al tejido de la madera en las porciones más bajas del tronco y raíces. La pupación se lleva a cabo en la madera, más superficialmente del área de la alimentación (EPPO quarantine pest, 2009).

Adachi (1994) estudió el desarrollo de A. chinensis bajo fluctuaciones estacionales y tres temperaturas constantes de 20, 25 y 30°C. Con temperaturas fluctuantes, más de 70% de las larvas sobrevivió y requirió de 1 a 2 años para completar su ciclo de vida (de la eclosión del huevo a la emergencia del adulto). Los adultos emergen simultáneamente durante junio con tres diferentes fechas de oviposición. Todas las larvas murieron a 25 y 30°C. Adachi (1994) estimó el umbral mínimo de desarrollo de huevos y larvas jóvenes en 6.7 y 11.6°C respectivamente y se calculó una temperatura total acumulada de 1200°C para el desarrollo de larvas a adultos (Xu, 1997).

1.5. Daños al hospedante

A diferencia de otras especies de insectos xilófagos, que generalmente atacan a árboles moribundos o debilitados, Anoplophora chinensis es capaz de colonizar hospedantes aparentemente sanos, motivo por el cual está considerado como uno de los organismos más perjudiciales para las especies susceptibles, y en particular para Citrus spp. (Del Estal et al., 2010).

Lo mayores daños son causados por las larvas que con sus fuertes mandíbulas, hacen galerías sinuosas que penetran en el interior de la madera, interrumpiendo la correcta circulación del agua y nutrientes en los ejemplares afectados. Normalmente los árboles jóvenes suelen ser los más afectados, a diferencia de los ejemplares más viejos y con grandes diámetros, los cuales en ocasiones son capaces de resistir el ataque. Los adultos de A. chinensis al alimentarse de hojas, peciolos y corteza también provocan daños, pero estos están considerados como de escasa gravedad. No obstante, los árboles infestados presentan una mayor susceptibilidad frente al ataque de otras plagas y enfermedades. Asimismo, los daños estructurales provocados por las larvas, favorecen la caída de los árboles por efecto del viento (Del Estal et al., 2010).

Para su identificación, junto con la observación directa de individuos adultos de aspecto fácilmente reconocible, se puede vislumbrar: mordeduras en hoja y corteza, incisiones en forma de T en la parte baja de los troncos o en las raíces superficiales realizadas por la hembra al realizar la oviposición, acumulación de virutas de madera y excrementos en el interior de las galerías irregulares construidas por las larvas al alimentarse de la madera, así como orificios de salida del insecto adulto, de tamaño de 6 a 10 mm, en la base de los troncos (Del Estal et al., 2010) y gomosis o resinosis en los tallos debido a la alimentación interna y excrementos (CABI, 2012).



2. CATEGORIZACIÓN DE LA PLAGA

2.1. Distribución Geográfica

El CABI (2012) reporta la presencia de la plaga en Asia: China, Corea, Indonesia, Japón, Malasia, Filipinas, Taiwán, Vietnam; en Europa: Dinamarca, Croacia, Alemania, Guernesey, Italia, Lituania, Rumania y Suiza. En el continente americano se ha registrado en los estados de California, Georgia, Hawái, Washington y Wisconsin en E. U. A., pero actualmente se reporta la plaga como erradicada en esos estados excepto en California y Hawái en donde se reporta como ausente registro no válido y ausente no hay ocurrencia, respectivamente (Figura 2).



c:\users\sinavef\pictures\anoplophora chinensis distribucion mundial.jpg

Figura 2. Distribución mundial de A. chinensis (CABI, 2012).



2.2. Hospedantes

Se considera a A. chinensis como nativo de China, en este país prefiere al género Salix spp. y Populus spp. (Li y Wu, 1993); sin embargo en E. U. A. el Acer spp. es el que más comúnmente ha atacado (Haack et al., 1997).

En el Cuadro 1 se mencionan los hospedantes de A. chinensis y su categoría, en donde se mencionan especies arbóreas tanto cultivadas (frutales) como forestales.

Cuadro 1. Hospedantes de A. chinensis (CABI, 2012).



Nombre científico

Nombre común

Categoría

Acacia decurrens

Acacia verde

Silvestre

Acacia mearnsii

Acacia negra

Silvestre

Acer

Arce

Secundario

Acer negundo

Arce negundo

Secundario

Acer palmatum

Arce palmado

Secundario

Acer pictum

Arce pinto

Secundario

Albizia julibrissin

Acacia de Constantinopla

Silvestre

Alnus

Alnus

Silvestre

Alnus firma

Aliso

Silvestre

Alnus hirsuta

Aliso

Silvestre

Alnus pendula

Aliso

Silvestre

Alnus viridis

Aliso

Silvestre

Aralia cordata

Aralia

Silvestre

Atalantia

Atalantia

Silvestre

Betula platyphylla

Abedul japonés

Secundario

Broussonetia papyrifera

Morera del papel

Secundario

Cajanus cajan

Gandul

Secundario

Carpinus laxiflora

Carpe

Secundario

Carya illinoinensis

Nuez

Silvestre

Castanea crenata

Castaño japonés

Secundario

Castanopsis cuspidata

Meguro

Silvestre

Casuarina equisetifolia

Casuarina

Principal

Casuarina stricta

Casuarina

Silvestre

Citrus

Citrus

Principal

Citrus aurantiifolia

Lima

Principal

Citrus aurantium

Naranjo agrio

Principal

Citrus deliciosa

Mandarina

Principal

Citrus limonia

Mandarina

Principal

Citrus maxima

Pomelo

Principal

Citrus natsudaidai

Naranja amarilla

Principal

Citrus nobilis

Mandarina

Principal

Citrus reticulata

Mandarina

Principal

Citrus sinensis

Naranja

Principal

Citrus unshiu

Mikan

Principal

Cryptomeria japonica

Sugi

Secundario

Elaeagnus umbellata

Elaeagnus

Secundario

Eriobotrya japonica

Níspero japonés

Silvestre

Fagus crenata

Haya japonesa

Secundario

Ficus carica

Higo

Secundario

Fortunella margarita

Kumquat

Secundario

Hedera rhombea

Hiedra

Secundario

Hibiscus mutabilis

Rosa de mayo

Secundario

Juglans

Nuez

Secundario

Lagerstroemia

Lagerstroemia

Secundario

Lagerstroemia indica

Árbol de Jupiner

Secundario

Lindera praecox

Lindera neesiana

Silvestre

Litchi sinensis

Litchi

Secundario

Mallotus japonicus

Mallotus

Secundario

Malus domestica

Manzana

Principal

Melia azedarach

Árbol del paraíso

Secundario

Morus alba

Mora blanca

Secundario

Persea thunbergii

Japanese Machilus

Secundario

Pinus massoniana

Pino chino rojo

Secundario

Platanus acerifolia

Plátano de sombra

Secundario

Platanus orientalis

Plátano oriental

Secundario

Poncirus trifoliata

Citrumelo

Principal

Populus

Populus

Principal

Populus alba

Álamo blanco

Principal

Populus maximowiczii

Polar japonés

Principal

Populus nigra

Álamo negro

Principal

Populus sieboldii

Japanese Aspen

Principal

Populus tomentosa

Polar blanco

Principal

Prunus armeniaca

Chabacano

Secundario

Prunus mume

Ciruelo chino

Secundario

Prunus pseudocerasus

Cerezo

Secundario

Prunus yedoensis

Yoshino cherry

Secundario

Psidium guajava

Guayaba

Silvestre

Pyracantha angustifolia

Espino de fuegos

Secundario

Pyrus communis

Pera

Secundario

Pyrus pyrifolia

Peral

Secundario

Quercus acutissima

Roble carvallo

Silvestre

Quercus glauca

Roble azul japonés

Silvestre

Quercus petraea

Roble albar

Silvestre

Quercus serrata

Roble rojo

Silvestre

Rhus javanica

Nurede

Silvestre

Rhus verniciflua

Chinese lacquer tree

Silvestre

Robinia pseudoacacia

Robinia

Silvestre

Rosa multiflora

Rosa vagabunda

Secundario

Rubus microphyllus

Frambuesa negra

Secundario

Salix babylonica

Sauce llorón

Principal

Salix gracilistyla

Sauce de Japón

Principal

Salix integra

Inukoriyanagi

Principal

Salix jessoensis

Sauce de Japón

Principal

Salix laevigata

Sauce rojo

Principal

Salix sachalinensis

Sekka

Principal

Sapium sebiferum

Sebo chino

Silvestre

Sophora

Sophora

Silvestre

Styrax japonica

Abeto plateado

Silvestre

Ulmus davidiana

Olmo americano

Secundario

Ulmus pumila

Olmo de Siberia

Secundario

Vernicia fordii

Tung

Silvestre

Ziziphus mauritiana

Badari

Secundario


Además de las especies citadas en el Cuadro 2, el USDA (2005) menciona a Acer saccharinum, A. platanoides, A. pseudoplatanus, Carpinus betulus, Corylus sp., Fagus sylvatica, Betula alba, B. pendula, Aesculus hippocastaneum, Prunus lauroceraceus, Rosa, Cotoneastes sp., Quecus robur y Crataegus como hospedantes de A. chinensis en Europa.



2.3. Clima

De acuerdo con los países en donde se tienen registros de la presencia de A. chinensis, este se desarrolla en climas: tropical monzónico, tropical sabana, trópico ecuatorial y subtropical húmedo. Estos climas se encuentran presentes en México principalmente de la parte centro al sur del país (Figura 3) (NAPPFAST, 2010).



c:\users\sinavef\pictures\erm - mapa mundial koppen.jpgFigura 3. Climas a nivel mundial según la clasificación de Koppen. (NAPPFAST, 2010).

El CABI (2012) explica que en regiones tropicales y subtropicales hay una generación por año, y en climas más al norte puede haber una generación cada dos años. Xu (1997) reportó que incluso cuando el promedio era una generación por año, el 15% de la población tuvo 2 generaciones en tres años.

En la Figura 4, se observan los climas según el riesgo fitosanitario basados en las temperaturas mínimas anuales y diarias, las cuales son la base fundamental para que una especies pueda sobrevivir y desarrollarse en determinada área (Magarey et al., 2008). En México, se distinguen cinco zonas climáticas similares a los países en donde se encuentra A. chinensis, por lo que en caso de que se registre un positivo en México, el riesgo de adaptación es alto.

e:\zonaclimatika_2012.jpg

Figura 4. Comparativo de climas de los países en donde se encuentra presente A. chinensis y México (LaNGIF con datos de NAPPFAST, 2010).



2.4. Potencial para producir consecuencias económicas

En el Cuadro 2 se mencionan los cultivos que podrían ser afectados en México, dando una idea aproximada de los daños potenciales que podría causar este insecto considerando la superficie sembrada, producción y valor de la producción, además para el caso de los productos que se exportan se menciona el volumen de exportación y el valor comercial de exportación en dólares para el caso de productos que se exportan.



Cuadro 2. Cultivos hospedantes del cerambícido de la raíz de los cítricos (A. chinensis) (SIAP, 2011).

Cultivo

Sup. Sembrada (ha)

Producción (ton)

Valor de la producción (miles de pesos)

Volumen de la exportación (ton)

Valor comercial de la exportación (USD)

Nuez

88,054.94

76,627.01

4,116,578.40

-

-

Cítricos

660.53

3,390.5

6,882.35

26.93

16907.53

Lima

1,372.25

13,572.70

31,461.46

-

-

Mandarina

19,011.82

213,506.74

235,695.31

1791.04

1592541.88

Toronja

18,520.22

400,933.86

538,669.70

16586.77

11108620.45

Naranja

339,389.04

4,051,631.61

4,876,987.94

13805.49

6141144.46

Níspero

62.50

267.77

1,090.76

-

-

Higo

1,201.45

3,640.30

35,544.44

0.405

4590.00

Litchi

4,007.74

22,549.01

328,623.41

-

-

Manzana

61,219.53

584,655.18

3,253,065.86

107.28

9939.93

Frambuesa

1,216.52

14,343.81

662,237.42

10678.54

58166386.62

Chabacano

373.52

1,290.70

9,235.20

0.02

15.06

Ciruela

15,294.65

70,202.44

225,827.09

6.54

18176.44

Cereza

19.00

6.00

150.00

20

15.06

Guayaba

22,576.11

305,227.94

1,145,600.37

320.35

551520.8

Pera

4,217.65

24,979.90

77,799.12

1.458

980.44

2.5. Reglamentación fitosanitaria

En el Cuadro 3. se menciona la reglamentación existente en México que considera a este insecto:



Producto

Tipo de producto

Uso

Origen

Procedencia

Reglamentación

Citrus aurantifolia

Plántulas

Simiente

E. U. A.

E. U. A.

NOM-007-FITO-1995

Citrus sinensis

Plántulas

Simiente

E. U. A.

E. U. A.

NOM-007-FITO-1995

Citrus sinensis

Yemas

Simiente

E. U. A

E. U. A.

NOM-007-FITO-1995

Citrus sinensis

Varetas

Simiente

E. U. A.

E. U. A.

NOM-007-FITO-1995

Ficus altissima

Esquejes enraizados

Simiente

E. U. A.

E. U. A.

NOM-007-FITO-1995

Ficus spp.

Acodos enraizados

Simiente

E. U. A.

E. U. A.

NOM-007-FITO-1995

Citrus spp.

Patrones o plantas

Simiente

E. U. A.

E. U. A.

HRF

Ficus spp.

Plantas

Simiente

E. U. A.

E. U. A.

HRF

Prunus sp.

Plantas

Simiente

Japón

Japón

HRF

2.6. Estatus (NIMF N° 8)

Ausente, no hay registros de la plaga.



2.7. Conclusión de la categorización

En México se cuenta con la presencia de diversos hospedantes tanto forestales como frutales en donde la plaga puede causar consecuencias económicas y ambientales.

En el país existen climas similares a climas de países en donde se registra la presencia de la plaga.

México cuenta con la NOM-007-FITO-1995 y con HRF’s en donde se reglamenta a A. chinensis, esta reglamentación únicamente es significante para el caso de plantas de Prunus sp. con origen y procedencia de Japón, ya que actualmente en E. U. A. esta erradicada la plaga. Sin embargo otros países asiáticos en donde se encuentra la plaga ampliamente distribuida no se encuentran incluidos en la reglamentación.



3. PROBABILIDAD DE ENTRADA

3.1. Vías

3.1.1. Dispersión artificial

  • Comercio internacional de material de propagación vegetativo. McDougall (2001) menciona que una de las principales formas de dispersión del insecto en estado de huevo, pupa o larva es través del transporte de material infestado. El CABI (2012) menciona que la plaga puede viajar en puntos de crecimiento de plantas, troncos y ramas. Por lo que el material vegetativo como plántulas, yemas y patrones usados para simiente representan un alto riesgo para la dispersión de A. chinensis. El mayor peligro se tiene en las importaciones que se realizan de Japón, aunque es importante recalcar que esta plaga se encuentra regulada en la Hoja de Requisitos Fitosanitarios de plantas de Prunus sp. para simiente provenientes de este país. Debido a que no se registran importaciones de otros países que se haya reportado la plaga como presente se cataloga esta forma de introducción con un riesgo bajo. En el Cuadro 4 Se mencionan los estados biológicos de la plaga en que se puede dispersar, así como las partes de la planta en que este puede ser transportado.

Cuadro 4. Partes de plantas en que se puede dispersar A. chinensis (CABI, 2012).

Partes de planta

Estado biológico de la plaga

Presente internamente

Presente externamente

Síntomas visibles de la plaga

Tallo (cerca del suelo), puntos de crecimiento, tronco y ramas

Huevo, larva y pupa

Si

No

Plaga y/o síntomas son observados a simple vista

  • Movilización regional de material propagativo, silvicultura, agricultura y arquitectura del paisaje. Dado que la plaga está registrada en México como ausente, la probabilidad de introducción de un área a otra dentro del mismo país es nula. Esta probabilidad cambiaría en caso de reportarse algún positivo de la plaga dentro del territorio nacional.

  • Comercio internacional, madera de embalaje. La NIMF 15 (SCIPF, 2003) menciona que el embalaje fabricado con madera en bruto representa una vía para la introducción y dispersión de plagas. A partir de 2003 China (país en donde se encuentra presenta la plaga) se convirtió en el segundo socio comercial más importante de México (SE, 2005). Japón, Corea y China son países de donde se importan diversos productos que pueden usar embalaje de madera, McDougall (2001) hace referencia a la capacidad del insecto de infestar madera y por este medio transportarse a largas distancias, esto constituye un riesgo medio puesto que el único control es el sello de tratamiento de madera que abarque el control de cerambícidos.

  • Turismo, autostopistas. Puesto que en E. U. A., A. chinensis mantiene el estatus de erradicada y en el resto del continente americano la plaga está ausente, la probabilidad de ingreso por estas vías es de medio a bajo, ya que la vía más riesgosa es la aérea de lugares con presencia de la plaga a México, puesto que no se registran cruceros que lleguen o salgan de México y toquen puntos en donde se ha registrado la plaga.

3.1.2. Distribución natural

  • Por eventos meteorológicos. La literatura no marca que eventos como vientos fuertes, huracanes o tormentas puedan transportar a largas distancias a la plaga, sin embargo, no se descarta este hecho, por lo que se puede considerar este riesgo de entrada como mínimo.

  • Por vuelo propio. Esta vía de distribución del insecto, se considera únicamente a distancias cortas. Ya que el adulto es relativamente fuerte capaz de recorrer varios kilómetros. Sin embargo, las hembras cargadas de huevos, tienden a ovipositar en árboles de los cuales emergieron o en una estrecha proximidad (ISSG, 2009).

En el Cuadro 5. Se mencionan las posibles vías de entrada y el alcance de estas.

Cuadro 5. Causas y distancia por las que se puede dispersar A. chinensis.



Causa

Movimiento a larga distancia

Movimiento local

Agricultura

-

Si

Silvicultura

-

Si

Viveros (material de propagación vegetativo)

-

Si

Arquitectura del paisaje

-

Si

Comercio internacional

Si




Turismo, autostopistas (raiteros)

Si

Si

Eventos meteorológicos

-

-

Vuelo propio




Si

3.2. Distribución de especies hospedantes en México

En las Figuras 5 y 6 se muestra la distribución a nivel nacional de cítricos y manzana, principales hospedantes de A. chinensis.

e:\anoplophora chinensis\citricos_anoplophora chinensis.jpg

Figura 5. Distribución de cítricos en México (LaNGIF, 2012 con datos del SIAP, 2010).
e:\anoplophora chinensis\manzanai_anoplophora chinensisch.jpg

Figura 6. Distribución de manzana en México (LaNGIF, 2012 con datos del SIAP, 2010).

En la Figura 7. Se representa la distribución de hospedantes secundarios de A. chinensis a nivel nacional.

e:\anoplophora chinensis\secundarios_anoplophora chinensis.jpg

Figura 7. Distribución nacional de hospedantes secundarios de A. chinensis (LaNGIF, 2012 con datos del SIAP, 2010).

3.3. Adaptabilidad al medio ambiente en México

En el país las condiciones más favorables para el desarrollo de la plaga se encuentran del centro al sur de México. Existe un amplio rango de especies arbóreas, por lo que en caso llegar a México es probable que cuente con las condiciones tanto climáticas como de hospedantes para adaptarse ya sea desde el punto de vista forestal o agrícola. Sin embargo, la variabilidad en temperaturas del país puede influir directamente en la duración del ciclo biológico de la plaga.

3.7. Prácticas de cultivos y medidas de control.

Control biológico. El primer instar larval o aproximadamente los primeros dos meses de desarrollo son los estados más susceptible a enemigos naturales. En China se ha observado una hormiga roja predadora (Oecophylla smaragdina), que impidió el uso de control químico. Se conoce que el hongo Beauveria brongniartii causa una alta mortalidad de adultos. Además se mencionan Aprostocetus fukutai, Ontsira anoplophorae y Sterinernema carpocapsae como parasitoides; a Beauveria bassiana como patógeno y a Oecophylla smaragdina como predador de A. chinensis (CABI, 2012).

Control cultural. Se eliminan plantas completas o partes de ellas por medio de la poda de saneamiento, de esta forma se pueden eliminar estados biológicos inmaduros. Las partes infestadas se deben quemar los árboles susceptibles pueden protegerse frente a la oviposición de las hembras mediante la colocación de una malla de alambre en la base del tronco (Gyeltshen y Hodges, 2005).

Control químico. El uso de productos químicos está limitado a la utilización de insecticidas sistémicos, pero su efectividad es reducida ya que las larvas penetran en la madera a gran profundidad (Servicio de Planificación y Gestión Forestal. 2010).

Control legal. Prohibir o restringir la importación de plantas del género Citrus y demás especies hospedantes de A. chinensis de países en donde se encuentre presente la plaga (USDA, 2010).

3.8. Probabilidad de dispersión después del establecimiento

El grado de polifagia es un factor muy importante para el establecimiento de una plaga; especies polífagas tienen un mayor potencial de establecimiento que especies oligofagas y monofagas (Cocquempot y Lindelöw, 2010), por lo que este aspecto puede llegar a facilitar el establecimiento de la plaga. Pero en el caso de la dispersión se ha documentado que las hemhhbras viajan muy poco pudiéndose quedar en ocasiones en el mismo árbol hospedante. El comercio de plantas de viveros infestados puede representan una probabilidad mayor de dispersión en comparación con la anterior.

4. IMPACTOS

  • Daños directos

Disminución en el rendimiento por unidad de superficie, debido a la muerte de árboles jóvenes. De la parte centro a sur de México el impacto puede llegar a ser alto mientras que en la parte norte del país este riesgo puede disminuir debido a que las condiciones más idóneas para su desarrollo que encuentran en zonas tropicales, además que en estos sitios se tienen establecidos hospedantes altamente susceptibles como cítricos.

Aumento en el costo de los insumos para controlar la plaga e implementar medidas culturales como podas y quema de material infestado, y colocación de mallas de alambre. Este puede ser un impacto alto, ya que si las infestaciones son muy altas la rentabilidad disminuiría a tal punto que en algunos casos se abandonarían los cultivos por falta de presupuesto.

El aumento de las densidades poblacionales de A. anoplophora en ambientes forestales causaría un desequilibrio ambiental, ya que puede llegar a competir con otros artrópodos para ocupar el mismo nicho ecológico; pero ellos pueden también crear nichos para artrópodos que viven en túneles en madera de árboles decaídos o competir con otros escarabajos xilófagos (Cocquempot y Lindelöw, 2010).

  • Daños indirectos

Restricción de la movilización de plantas hospedantes hacia países libres de la plaga.

Cambio en el uso de suelo, si la plaga llegara a causar grandes pérdidas de individuos en las plantaciones es posible que el agricultor opte por la introducción de nuevas especies no susceptible a la plaga.

6. MANEJO DEL RIESGO DE A. chinensis

Ya que en México no se tiene registrada la presencia de la plaga, las principales medidas son de prevención a través de:

Restricción de material vegetal de propagación que provenga de países con presencia de la plaga o introducción únicamente de zonas declaradas libres de la plaga de acuerdo a las normas internacionales para Medidas Fitosanitarias.

Introducción de especies que han sido cultivadas durante un período mínimo de dos años previo a la exportación, en un lugar de producción declarado libre de A. chinensis.

El registro y supervisión en país de origen por el servicio fitosanitario nacional.

Y reducción en el uso de madera para estibar de estos mismos países, en caso de usarse esta debe ser tratada al ingreso del país.

En caso de que se tengan registros de la plaga, se debe establecer una zona tampón con un radio de al menos 2 km y adoptar medidas de erradicación para que esta zona vuelva a estar libre de la plaga (USDA, 2010).

  • El total de hospedantes se debe remover de la zona tampón o dar tratamiento químico.

  • De los hospedantes removidos se deben eliminar los estados inmaduros de la plaga para eliminar la posible dispersión de los adultos.

  • Se deben remover a los adultos durante su emergencia y época de vuelo ya que en este período pueden llegar a dispersarse.

  • El tratamiento químico es necesario que se realice por lo menos durante tres estaciones consecutivas asegurando una buena cobertura, con esto se espera eliminar un alto porcentaje de adultos emergentes, ya que ellos se alimentan de ramitas y hojas antes del apareamiento y dispersión.

  • Tan pronto como se observe actividad en un área, se deben realizar tratamientos químicos.

  • El control químico no es efectivo en larvas desarrolladas, por lo que árboles infestados que se detecten deben ser removidos.

El USDA (2010) recomienda piretroides como la cialotrina, ciflutrina, bifentrina y deltametrina para el control de A. grabripennis; sin embargo, para el caso de A. chinensis se deben aprobar estos productos para uso en México a través de un estudio de efectividad biológica.

7. LITERATURA CITADA

Adachi, I. 1988. Reproductive biology of the white-spotted longicorn beetle, Anoplophora malasiaca Thomson (Coleoptera: Cerambicidae, in citrus trees. Applied Entomology and Zoology 23 (3): 156-264.

CABI (Commonwealth Agricultural Bureaux International). 2011. Datasheet: Anoplophora chinensis. Crop Protection Compendium. Wallingford, UK: CAB International. En línea: http://www.cabi.org/cpc/?compid=1&dsid=5556&loadmodule=datasheet&page=868&site=161 (Marzo, 2012).

Cocquempot, C. and A. Lindelöw. 2010. Longhorn beetles (Coleoptera, Cerambycidae) chapter 8.1. In: Roques A. et al. (Eds) Alien terrestrial arthropods of Europe. Biorisk 4(1): 193-218.

Diario Oficial de la Unión europea. 2008. Tratado sobre medidas de emergencia para evitar la introducción y propagación en la comunidad de Anoplophora chinensis (Forster). En línea: http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2008:300:0036:0041:ES:PDF (Febrero. 2012).

EPPO quarantine pest. 2009. Data sheets on Quarantine Pest; Anoplophora malasiaca and Anoplophora chinensis. 1-4 p

Gyeltshen, J. and Hodges, A. 2005. Citrus Longhorned Beetle, Anoplophora chinensis (Forster) (Insecta: Coleopteran: Cerambycidae). No. EENY-357. Entomology and Nematology Department, Florida Cooperative Extension Service, Institute of Food and Agricultural Sciences, University of Florida.

Haack, R. A., K. R. Law, V. C. Mastro, S. H. Ossenbruggen and B. J. Raimo. 1997. New York’s Battle with the Asian Long-horned Beetle. Journal of Forestry 95: 11-15.

ISSG (Invasive species Specialist Group). 2009. Datasheet: Anoplophora chinensis. En línea: http://www.issg.org/database/species/ecology.asp?si=1404&fr=1&sts=sss (Marzo. 20129.

LaNGIF (Laboratorio Nacional de Geoprocesamiento de Información Fitosanitaria). 2012. Mapas de distribución de especies cultivadas.

Li, E. and C. Wu. 1993. Integrated Management of Longhorn Beetles Damaging Polar Trees. China Forest Press, Beijing (CN) [in Chinese].

Magarey, R. D., D. M. Borchert and J. W. Schelegel. 2008. Global Planth Hardiness zone for Phitosanitary Risk Analisys. Science Agriculture 65: 54-59

McDougall, D. N. 2001. Anoplophora chinensis. Forest Healt Protection, USDA Forest Service, State and Private Forestry, USA. En línea: http://spfnic.fs.fed.us/exfor/data/pestreports.cfm?pestidval=76&langdisplay=english (Marzo. 2012).

NAPPFAST (NCSU APHIS Plant Pest Forecasting system). 2010. Koppen-Geiger Climate Classes. En línea: http://www.nappfast.org/Plant_hardiness/ph_index.htm (Marzo. 2012)

SCIPF (Secretaria de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria-Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). 2003. Normas Internacionales para Medidas Fitosanitarias. NIMF no° 15, Directrices para Reglamentar el Embalaje de madera Utilizado en el Comercio Internacional. Roma, Italia.

SE (Secretaria de Economía). 2005. Relación comercial México-China: Condiciones y Retos. Secretaria de Economía; Subsecretaria de Negociaciones Comerciales Internacionales. En línea: http://www.economia.unam.mx/cechimex/AAC2006i/Angel%20Villalobos26102005.pdf (Marzo, 2012).

Del Estal, P. P., A. Ibañez J. y G. Sánchez P. 2010. Informaciones técnicas: Cerambícido de los cuernos largos Anoplophora chinensis (Forster, 1771) Coleóptero, Fam. Cerambycidae. Departamento de Medio Ambiente. Dirección General de Gestión Forestal. Servicio de planificación y Gestión Forestal.

SIAP (Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera). 2010. Agricultura. Producción anual. Cierre de la producción por estado. Cultivo: cítricos. En línea: http://www.siap.gob.mx/index.php?option=com_wrapper&view=wrapper&Itemid=351 (Marzo. 2012)

SIAP (Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera). 2011. Agricultura. Producción anual. Cierre de la producción por estado. Cultivo: cítricos. En línea: http://www.siap.gob.mx/index.php?option=com_wrapper&view=wrapper&Itemid=351 (Marzo. 2012)



Suavard, D. 2006. Anoplophora chinensis. Delivering Alien Invasive species Inventories for Europe. En línea: http://www.europe-aliens.org/pdf/Anoplophora_chinensis.pdf (Marzo. 2012)

USDA (United State Department of Agriculture). 2005. Procedings 16th U. S. Department of Agriculture Interagency Research Forum on Gypsy Moth and Other Invasive Species. USDA Forest Service 107 p.

USDA (United State Department of Agriculture). 2010. Plant Health; Plant Pest Program Information; insects and Mites: Datasheet of Asian Longhorned Beetle. En línea: http://www.aphis.usda.gov/plant_health/plant_pest_info/asian_lhb/control.shtml (Marzo. 2012).

Xu, Q. 1997.Habits of Anoplophora chinensis which causes harm to Casuarina equisetifolia and its control. Forest Research 10 (5): 551-555



LABORATORIO NACIONAL DE GEOPROCESAMIENTO DE INFORMACIÓN FITOSANITARIA-

COORDINACIÓN PARA LA INNOVACIÓN Y APLICACIÓN DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA








La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal