Antecedentes Yankee Doodle



Descargar 14.85 Kb.
Fecha de conversión17.12.2017
Tamaño14.85 Kb.

5o grado

Estudios Sociales

Unidad: 05 Lección: 03


Antecedentes
Yankee Doodle

La poesía y la composición eran muy populares en las colonias. Las personas que escribían sobre sus puntos de vista políticos con frecuencia usaban el sentido del humor, esto se llama sátira, para decir lo que realmente querían decir porque era más seguro hacerlo de esta manera. La música también era muy popular. Con mucha frecuencia, la gente cantaba y tocaba instrumentos como el fiddle. Muchas de las canciones también eran sátiras o hasta burlas. La gente se burlaba de los oficiales públicos que no querían. Yankee Doodle era una canción que cantaba el ejército británico para burlarse de los Patriotas en las colonias. Los llamaban Yankee “Doodles”. La canción no tuvo el efecto que deseaban porque a los Patriotas les encantó. La adoptaron y la cantaban con orgullo como un himno nacional no oficial. Todavía hoy en día nos referimos jugando a los neoyorquinos como Yankees y tienen un equipo famoso de béisbol con ese nombre. Estas son las palabras de la Biblioteca del Congreso:



Introducción de la cabalgata de Paul Revere

Esta es una historia que se llevó a cabo en las colonias del Norte durante la Guerra de Independencia. Paul Revere era un orfebre en Boston. Muchas casas de Boston estaban adornadas con juegos de té y cucharas hechas por Revere.

Mientras aumentaban las tensiones entre los colonos y los británicos, Revere fue seleccionado para espiar a los soldados británicos y dar informe de su movimiento. Él formó parte del Motín del Té de Boston y fue el principal cabalgante del comité de seguridad de Boston. En ese papel, diseñó un sistema de linternas para avisar a los “minutemen” de la invasión británica, siendo la preparación de su famosa cabalgata el 18 de abril de 1775.

Fue su cabalgata del 18 de abril de 1775, que marcó su nombre en la historia, especialmente después de que fue conmemorada por el poeta Henry Wadsworth Longfellow. A las 10 de la noche ese día, Revere hizo el recorrido hasta Lexington para avisarles a John Hancock y a Samuel Adams que se acercaban los británicos.

Cabalgó hasta Lexington para avisarle al pueblo y a los “minutemen” que los británicos habían desembarcado en la costa y marchaban hacia Lexington y Concord. El Sr. Revere estableció un sistema de aviso usando el campanario de la vieja iglesia del norte. Su amigo desde abajo por el río le debía avisar con las luces o linternas que estaban en el campanario. Si se encendía una linterna, los británicos venían por tierra, y había dos linternas encendidas, los británicos venían por mar. Cuando Revere vio as dos linternas encendidas, él y otros dos patriotas se adelantaron cabalgando para avisarle a la milicia que se preparara. Gritaban: “¡Se acercan los británicos! “¡Se acercan los británicos!”

Los amigos que lo acompañaban eran William Dawes y Dr. Samuel Prescott. Dawes y Revere fueron capturados en Lexington y los británicos les quitaron sus caballos, pero Prescott siguió cabalgando hasta Concord, llegando allí a tiempo para avisarles a Sam Adams y a John Hancock que se escondieran y escondieran la munición.

Este es un poema que escribió Henry Wadsworth Longfellow acerca de lo que pasó esa noche:

Hector St. John Crevecoeur

A la edad de 19, el francés Michel Guillaume Jean de Crevecoeur (se pronuncia krev-Kur; Michel Guillaume Jean es el nombre Michael William John en francés) viajó a Canada y luchó en la Guerra Franco-Indígena en el lado de los franceses. Pero cuando observó a las colonias norteamericanas y la libertad que ofrecían, cambió sus ideas. Decidió establecerse en una granja en Nueva York. Le encantaba norteamérica y trabajar la tierra. Adoptó un nombre inglés…Hector St. John pero conservó su nombre francés para cuando viajaba a Francia. Nosotros le llamamos Hector St. John Crevecoeur.

Crevecoeur escribió un libro en el que hizo una pregunta muy famosa, “¿Qué es un norteamericano?” ¿Cómo contestarías tú esa pregunta? La respuesta parece cambiar dependiendo del periodo de tiempo en el que alguien vive cuando contesta la pregunta. Esto se llama contexto histórico. Le solo cuatro de sus muchas afirmaciones y después de cada uno, piensa cómo dirías lo mismo con tus propias palabras. (Tú vives en una época diferente por lo que tu contexto histórico es muy diferente al de Crevecoeur). ¿Cómo lo dirías hoy en día? ¿Cambiarían o serían los mismos?

Un norteamericano es un nuevo hombre, que actúa con principios; él debe entonces tener ideas nuevas y formarse nuevas opiniones.

No tenemos príncipes por quienes laboramos, pasamos hambre y derramamos sangre. Somos la sociedad más perfecta que existe en el mundo de hoy. Aquí el hombre es libre, como debe de ser.

Las leyes norteamericanas permiten que las personas piensen por sí mismas. La ley inspecciona nuestras acciones; nuestros pensamientos son cuestión de Dios.

Aquí las personas de todas las naciones se funden en una nueva raza de la humanidad, cuyos trabajos y posteridad harán un día un gran cambio en el mundo.

Molly “Pitcher” (Mary Ludwig Hays)

Molly fue un residente de las colonias centrales que sirvió como ayudante de los soldados durante la Guerra de Independencia.

Durante la batalla de Monmouth el 18 de junio de 1778, Molly incansablemente llevó jarra de agua tras jarra de agua a los soldados cansados y sedientos que luchaban en la batalla. Este acto de bondad le ganó el nombre de Molly Pitcher (pitcher significa jarra en inglés).

Durante el tiempo de la lucha, Mary estaba casada con William Hays. La leyenda cuenta que cuando su esposo fue sacado de la batalla por cansancio, o tal vez una herida, Molly tomó su lugar para disparar valientemente el cañón. Después de que su esposo murió, se le otorgó una pensión adicional (tipo de dinero que se recibe después de jubilarse) por su gran servicio durante la guerra.



Documento de una fuente primaria

Una carta escrita por la esposa de un soldado después de que él murió en la batalla de Lexington y Concord:



Isaac Davis…fue mi esposo. En ese entonces tenía 30 años de edad. Tuvimos cuatro hijos; el menor tenía entonces quince meses de edad…La alarma sonaba temprano por la mañana y mi esposo no perdía tiempo en alistarse para ir a Concord son su compañía… [él] dijo poco es mañana. Se veía serio y amable, pero nunca dudoso…Solo dijo: “Cuida bien a los niños”. Esa tarde, trajeron su cuerpo a casa.

Cartas de John y Abigail Adams

Durante el Segundo Congreso Continental, justo después de que John Adams convenciera a los delegados de firmar la Declaración de Independencia, escribió una carta a su esposa Abigail:



Ayer, se decidió sobre la pregunta más importante que jamás se haya debatido en Norteamérica, y que jamás no existirá otra como tal entre los hombres. Se aprobó una resolución estando todas las colonias en acuerdo, “que estas colonias unidad son y deben de tener el derecho a ser estados libres e independientes….” Verás en pocos días, una Declaración que establecen las causas que nos han llevado a esta gran guerra, y las razones que la justificarán ante los ojos de Dios y de los hombres.

El 21 de julio de 1776, Abigail Adams le escribe a John Adams para contarle de la reacción de los colonos al escuchar la lectura de la Declaración de Independencia:



Las campanas sonaron, se oyeron los disparos desde los fuertes, se oyeron los cañones, después las secciones del ejército y todos se miraban contentos…Después de la cena, las fuerzas del rey fueron removidas del gobierno junto con todo vestigio de él, lo cual fue quemado….Con esto termina la autoridad real. Y todo el pueblo dice: Amén.

©2012, TESCCC 08/29/12 page of



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal