Antes de la implantación de un dai (desfibrilador automático implantable): Preguntas frecuentes



Descargar 30.78 Kb.
Fecha de conversión02.07.2017
Tamaño30.78 Kb.


Antes de la implantación de un DAI (desfibrilador
automático implantable): Preguntas frecuentes

¿Qué es el paro cardíaco súbito?

El paro cardíaco súbito significa que su corazón ha dejado de bombear sangre.


¿Cuál es la diferencia entre un paro cardíaco súbito y un ataque cardíaco?

Un ataque cardíaco se produce por un problema de flujo sanguíneo o de tubería en el corazón cuando una o más de las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco se obstruye(n) o se bloquea(n). No puede llegar oxígeno al corazón y se daña el músculo cardíaco. El paro cardíaco súbito se produce por un problema eléctrico en el corazón que genera un latido peligrosamente rápido que hace que el músculo cardíaco se estremezca y no bombee sangre al resto del cuerpo y el cerebro.


¿Quién está en riesgo de sufrir un paro cardíaco súbito?

En general, la mayoría de las personas en riesgo de sufrir un paro cardíaco súbito tienen uno o más de los siguientes factores:



  • Insuficiencia cardíaca (una condición que reduce la capacidad del corazón de bombear sangre) con una fracción de eyección (FE) baja.

  • Un ataque cardíaco anterior.

  • Algún familiar que haya sufrido un paro cardíaco súbito.


¿Qué es la insuficiencia cardíaca?

Insuficiencia cardíaca quiere decir que la capacidad de bombear sangre de su corazón ha disminuido. Puede ser consecuencia de un ataque cardíaco, hipertensión no tratada u otros problemas. Debido a la insuficiencia cardíaca, el corazón es incapaz de bombear suficiente sangre para proporcionar al organismo el oxígeno necesario. Una posible consecuencia es la acumulación de líquido en los pulmones, en las piernas y en otros tejidos del organismo. Por ese motivo, quienes sufren de insuficiencia cardíaca podrían verse afectados por hinchazón y aumento de peso, falta de aire o dificultad para respirar durante la noche.


¿Qué es la fracción de eyección?

La fracción de eyección es el porcentaje de sangre que el corazón expulsa con cada latido. Un corazón sano en reposo bombea un 50%-75% de la sangre con cada latido. El corazón de una persona con insuficiencia cardíaca bombea menos del 35%. Una fracción de eyección por debajo


de lo normal significa que su corazón ya no bombea como debería y es posible que no pueda suministrar a su cuerpo y su cerebro la sangre que necesita.
Error: Reference source not found

¿Por qué es importante conocer mi fracción de eyección?

La fracción de eyección es uno de los indicadores que el médico puede utilizar para diagnosticar la insuficiencia cardíaca e identificar a las personas que corren el riesgo de sufrir un paro cardíaco súbito. La investigación médica reciente muestra que los sobrevivientes de ataques cardíacos y las personas que padecen de insuficiencia cardíaca y tienen una fracción de eyección de 35% o menos, tienen un mayor riesgo de presentar ritmos cardíacos peligrosamente rápidos y sufrir un paro cardíaco súbito.1


¿Cómo se mide la fracción de eyección?

Generalmente, se utiliza una prueba simple e indolora llamada ecocardiograma o “eco”. Esta prueba, que utiliza ultrasonido para medir qué tan bien bombea el corazón, puede con frecuencia llevarse a cabo en el consultorio de su médico. También se pueden utilizar otras pruebas con imágenes para medir la fracción de eyección.


¿Cómo se trata el paro cardíaco súbito?

La única forma efectiva de tratarlo es por medio de la desfibrilación. Desfibrilación significa administrar al corazón una descarga eléctrica de manera controlada para restituir el ritmo normal del corazón. Este tratamiento se administra de dos formas: con un desfibrilador automático externo (DAE) o con un desfibrilador automático implantable (DAI).


¿Qué es un desfibrilador automático externo (DAE)?

Los DAE son dispositivos portátiles que miden la actividad eléctrica del corazón y administran terapia de desfibrilación si se detecta un ritmo cardíaco mortal. La mayoría de los equipos de atención de urgencias llevan y utilizan dispositivos DAE. Gracias a estudios recientes2,3 que demuestran su función para salvar vidas, se han instalado DAE en lugares de mucha concurrencia de gente como centros gubernamentales, aeropuertos, casinos, centros comerciales, estadios, escuelas y edificios de oficinas. Los DAE no funcionan por sí mismos y tiene que haber alguien que los manipule. Usted no puede usar un DAE por sí mismo.


Ésta es una fotografía de un DAE:



¿Qué se puede hacer para reducir el riesgo de sufrir un paro cardíaco súbito?

Recibir desfibrilación en un lapso de 6 minutos es esencial para sobrevivir a un paro cardíaco súbito. Un DAI es la forma más eficaz de tratar un paro cardíaco súbito (véase la página siguiente). Está siempre ahí, controlando su frecuencia cardíaca y administrando tratamiento si es necesario.



¿Qué es un DAI?

Un DAI es un dispositivo parecido a un marcapaso que ha estado disponible desde mediados de la década de los ochenta. Es pequeño –casi del tamaño de un buscapersonas– y se implanta bajo la piel en la parte superior del pecho. La pila y los circuitos necesarios para corregir el ritmo cardíaco están dentro del dispositivo. Finos conductores aislados, llamados cables, conectan el desfibrilador implantable a su corazón. Si el dispositivo detecta un problema con su ritmo cardíaco, utilizará señales eléctricas para corregir su frecuencia cardíaca. La mayoría de los desfibriladores implantables dura entre 5 y 7 años, tiempo en el que deben ser sustituidos. Un desfibrilador implantable es la forma más eficaz de tratar el paro cardíaco súbito. Es programable y administrará sólo la cantidad correcta de terapia para su problema cardíaco en particular. Una vez que se implanta, el DAI funcionará por sí mismo, pero sí requiere controles de seguimiento.


Éste es un diagrama de un DAI:


¿Cómo funciona un desfibrilador implantable?

Dependiendo de la forma en que se programe, un desfibrilador implantable primero puede tratar de corregir la frecuencia cardíaca mediante pequeñas señales eléctricas indoloras. Si éstas no funcionan, utilizará una descarga más fuerte. La gente describe la descarga como sorpresiva e incómoda, a veces hasta dolorosa, pero la sensación pasa rápidamente. A menudo termina antes que usted se dé cuenta de lo sucedido. Lo bueno es que su desfibrilador implantable está ahí continuamente, supervisando su corazón y protegiéndolo las 24 horas del día.


¿Cuáles son los riesgos y las precauciones?

En general, el uso de los DAI se considera seguro y altamente eficaz. Sin embargo, todo sistema implantable conlleva riesgos. Los riesgos incluyen, entre otros, infección en el lugar de la cirugía y/o sensibilidad al material del dispositivo, falta de terapia cuando es necesaria o administración de una terapia adicional cuando no lo es. Después de recibir un DAI tendrá ciertas limitaciones en cuanto a

la radiación magnética y electromagnética, a los aparatos eléctricos y a gas, y a las herramientas con las cuales se le permite entrar en contacto. Si bien muchos pacientes se benefician con el uso de estos productos, los resultados podrían ser variables. Tenga presente que existen otros riesgos y precauciones importantes que necesitará revisar con su su médico. Su médico deberá revisar los posibles riesgos y beneficios con usted.
¿Podré volver a conducir?

Una persona que usa un DAI puede volver a conducir si las leyes y reglamentos de seguros del estado en que vive lo permiten, y de acuerdo con el consejo de su médico.


¿Podré volver a viajar?

La mayoría de la gente con un DAI puede viajar sin tomar precauciones especiales, pero debe consultar con su médico al respecto. La mayoría de los pacientes puede viajar sin problemas inmediatamente después de la implantación del DAI.


¿Tendré algún problema con la seguridad del aeropuerto?

Es posible que los sistemas de seguridad de los aeropuertos detecten el metal de su DAI y que se le solicite que se someta a una revisión adicional. Los pacientes con un DAI reciben una tarjeta de identificación del dispositivo, que puede presentarse ante la seguridad del aeropuerto si es necesario. Usted también puede solicitar un registro manual. Usted puede solicitar que no le pasen el dispositivo de revisión manual por la zona del DAI, puesto que estos aparatos tienen el potencial de activar una terapia de desfibrilación.


¿Qué ocurre durante el procedimiento de implantación?

Lo siguiente es sólo una visión general. El procedimiento de implantación es generalmente rápido, de bajo riesgo y se realiza bajo anestesia local. No requiere cirugía a corazón abierto y la mayoría de la gente permanece en el hospital una noche. En general, los pacientes permanecen sedados durante todo el procedimiento y no deberían sentir ningún dolor. El médico realiza una pequeña incisión en la parte superior del pecho y guía los cables hacia el interior del corazón a través de una vena. Después el médico conecta los cables al DAI y programa el dispositivo. Luego se inserta el DAI bajo la piel y se cierra la incisión del pecho. Su médico probará el DAI para garantizar su correcto funcionamiento. Su caso puede diferir, de tal manera que consulte con su médico los detalles específicos relacionados con su implante.


¿Qué sucede después del procedimiento?

Después de la cirugía, usted permanecerá en el hospital por una noche y se irá a su casa al día siguiente. Notará una protuberancia bajo la piel en el punto donde se encuentre el desfibrilador y es posible que tenga algunas molestias en la zona. En general, debe limitar el movimiento del brazo del lado donde está situado el DAI durante 2 a 6 semanas. Su médico le proporcionará instrucciones más específicas acerca de los cuidados necesarios, pero podrá volver a realizar gradualmente sus actividades cotidianas poco después del procedimiento. Ante cualquier pregunta, consulte a su médico o enfermera.


¿Qué pasa con el seguimiento después del procedimiento?

Después de la cirugía, el médico que ha implantado el desfibrilador trabajará en conjunto con el médico que atiende su trastorno cardíaco. Será necesario que siga tomando los medicamentos prescritos y que le revisen periódicamente su DAI. Pregunte a su médico o enfermera sobre el

programa de visitas de seguimiento con cada uno de sus médicos. Es importante que acuda a las citas con cada uno de sus médicos y que siga las instrucciones recomendadas para su cuidado diario para obtener los mejores resultados posibles. Dependiendo del tipo de dispositivo que tenga, es posible que pueda utilizar un servicio de monitorización que permite transferir la información de su dispositivo a su clínica a través de una línea telefónica. Este servicio podría reducir la cantidad de visitas a la clínica que debe realizar. El dispositivo es útil sólo cuando funciona correctamente. Es importante continuar recibiendo la atención médica regular proporcionada por su electrofisiólogo y por el médico y la enfermera que tratan su insuficiencia cardíaca.
Información de seguridad

Información adicional sobre dispositivos

Un desfibrilador automático implantable (DAI) administra terapias para tratar a pacientes con trastornos del ritmo cardíaco o con riesgo considerable de desarrollar dichos trastornos. Un DAI se implanta dentro del organismo y funciona automáticamente.


Los riesgos asociados con la implantación de un DAI incluyen, entre otros, infecciones en el lugar de la cirugía y/o sensibilidad al material del dispositivo, falta de terapia cuando es necesaria y la administración de una terapia adicional cuando no lo es. Después de recibir un DAI tendrá ciertas limitaciones en cuanto a la radiación magnética y electromagnética, a los aparatos eléctricos y a gas, y a las herramientas con las cuales se le permite entrar en contacto.
El tratamiento con un DAI debe ser prescrito por un médico y no es apropiado para todos los pacientes. Hable con su médico para determinar si es adecuado para su caso. El médico deberá abordar con usted todos los posibles beneficios y riesgos. Aunque muchos pacientes se benefician con la administración de este tratamiento, los resultados pueden ser variables.


Referencias

1 European Heart Rhythm Association; Heart Rhythm Society; Zipes DP, et al. ACC/AHA/ESC 2006 guidelines for management of patients with ventricular arrhythmias and the prevention of sudden cardiac death: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force and the European Society of Cardiology Committee for Practice Guidelines (Writing Committee to Develop Guidelines for Management of Patients With Ventricular Arrhythmias and the Prevention of Sudden Cardiac Death). J Am Coll Cardiol. Septiembre 5, 2006; 48(5):e247-346.

2 Bardy GH, Lee KL, Mark DB, et al; Sudden Cardiac Death in Heart Failure Trial Investigators. Amiodarone or an implantable cardioverter-defibrillator for congestive heart failure. N Engl J Med. January 20, 2005;352(3):225-237.

3 Moss AJ, Zareba W, Hall WJ, et al; Multicenter Automatic Defibrillator Implantation Trial II Investigators. Prophylactic implantation of a defibrillator in patients with myocardial infarction and reduced ejection fraction.
N Engl J Med. March 21, 2002;346(12):877-883.

Desarrollado por el Equipo asesor de prevenciones médicas de SCA.

Este material se preparó sólo con fines educativos. No pretende sustituir la información provista por sus
proveedores médicos y es posible que no sea directamente aplicable a su caso clínico en particular.

Consulte la información y/o a las instrucciones de uso de los fabricantes para las indicaciones, contraindicaciones,


advertencias y precauciones asociadas con los medicamentos y dispositivos mencionados en estos materiales.
Patrocinado por Medtronic, Inc.

Mayo 2007



UC200705525 SL





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal