AÑO 2003 Ing. Agr Giunta Roberto Santa Fe, octubre de 2004



Descargar 474.77 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión13.03.2017
Tamaño474.77 Kb.
  1   2   3



Gobierno de la Provincia de Santa Fe

Ministerio de la Producción

Secretaría de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales

Dirección General de Extensión e Investigaciones Agropecuarias

DIAGNÓSTICO DE SITUACIÓN DE LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS

AÑO 2003

Ing.Agr Giunta Roberto
Santa Fe, octubre de 2004



Provincia: Santa Fe

Ministerio: Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio

Nombre del Responsable: Ing.Qco. Roberto Ceretto

Secretaría: Agricultura, Ganadería Y Recursos Naturales

Nombre del Responsable: Med.Vet. Daniel Costamagna

Unidad a cargo Desarrollo Rural: Direcc. Gral. de Extensión e Investigaciones Agropecuarias

Nombre del Responsable: Ing. Agr. Oscar Moreal

Referente del PSA-PROINDER: Ing. Agr. Juan Lidi






Nombre del Proyecto: Proyecto de Fortalecimiento Institucional en el Área . de Desarrollo Rural

Responsables: Ing. Oscar Moreal, Juan Lidi y Roberto Giunta

Lugar y Fecha: Santa Fe, Diciembre de 2004 .



INDICE


Tema

Página







I. CARACTERIZACIÓN GLOBAL DE LA PROVINCIA DE SANTA FE

1




A. Aspectos generales

1




B. El PBG y su evolución

1




C. Población

3




D. Situación social y necesidades básicas

4




E. Gasto público

5







II. EL SECTOR AGROPECUARIO PROVINCIAL

7
















1. Población rural residente y fuentes de ingreso

7







2. La pobreza rural en la Provincia

11







3. Regiones agroeconómicas

13







4. Aptitud de los suelos

16







5. Usos del suelo

19







6. Degradación y erosión del suelo

22







7. Cantidad y tamaño de los establecimientos

24







8. Escala de los establecimientos

25







9. Distribución espacial del minifundio

26







10. Sistemas productivos más representativos

28







11. Concentración de los Pequeños Productores

29







12. Inundaciones y Pequeños Productores Minifundistas

30







13. El desarrollo del cooperativismo agrario

31







14. Emergencias y desastres agropecuarios

33







15. Valor de la Producción Agropecuaria provincial

34







16. Endeudamiento

36







17. Financiamiento

38







18. El apoyo financiero desde la provincia

39







19. Evolución de la economía agraria provincial

41







III. FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

46

IV. ABREVIATURAS EMPLEADAS

48














PROVINCIA DE SANTA FE

DIAGNÓSTICO DEL SECTOR AGROPECUARIO PROVINCIAL

I: CARACTERIZACIÓN GLOBAL

000000001. ASPECTOS GENERALES000000001

0 La provincia de Santa Fe con una superficie de 13.300.700 ha que representa el 4.7% del territorio nacional, es integrante de la región pampeana y participa con el 16.1% de la superficie de la misma.

Los factores climáticos, conjuntamente con los suelos y la vegetación determinan dos regiones naturales limitadas al este por el río Paraná: el Chaco al norte y la Pampa al sur, con una franja central de transición en la que se mezclan características de ambas. En la primera, el clima posibilitó la formación de espesos montes, cuya principal especie es el quebracho, pero la tala de los bosques para la explotación maderera, los desmontes destinados a cultivos, especialmente algodón, la construc­ción de ciudades, vías férreas y carreteras, han modificado el paisaje natural.

En cuanto a la segunda su carácter distintivo de llanura cubierta en forma continua y permanente de pastos posibilitó su uso intensivo para la actividad agropecuaria, fundamentalmente, cereales y oleaginosas; y ganadería de cría e invernada.

B. EL PRODUCTO BRUTO GEOGRÁFICO Y SU EVOLUCION 1

0 El PBG de la Provincia de Santa Fe, que muestra altibajos en los últimos años, superó para 2002 los 24.400 millones de pesos según el IPEC (equivalente a 8.500 millones dólares) como puede apreciarse en el gráfico adjunto. Dicho patrón de distribución es similar al de las economías más desarrolladas del mundo, dado que hay una fuerte participación del sector servicios. El sector productor rural aporta el 18% del mismo.

Sin embargo, podría decirse que Santa Fe es una Provincia industrial más que agropecuaria; destacándose el importante desarrollo agroindustrial santafesino. En el Censo Nacional Económico de 1994, de los locales censados que se dedicaban a industrias, el 25,5% correspondían a agroindustrias, los que aportaban 32,4% del Valor Agregado del Sector Industrial.

Fuente: MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN en base a datos del IPEC

El PBG Provincial, tanto total como el del sector agropecuario, tuvo en los últimos años la siguiente evolución:

Santa Fe - Variación porcentual del Producto Bruto Geográfico





1986-90

1990-94

1994-98

1998-02

Total

3,3

2,9

4,2

-12,3

Agropecuario

-8,4

35,3

21,3

-5,5

Fuente: Instituto Provincial de Estadística y Censos

El PBG total, durante la década pasada (2002-92), se mantuvo prácticamente estancado ya que su crecimiento fue sólo de 0,35% anual. Si analizamos lo sucedido en los últimos 4 años vemos que los sectores que mostraron una variación positiva fueron Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones con el 14,9%, Electricidad, Gas y Agua con el 5,1% y Servicios Sociales, Comunales y Personales con el 3,7%.

El resto de las divisiones del PBG mostraron una retracción de sus valores destacándose en ese sentido: Comercio, Rest. Y Hoteles (-32,4%), Construcción (-38%), Industria Manufacturera (-23,9%), Establecimientos Financieros (-12,4%), Agricultura y Ganadería (-5,5%)

El sector agropecuario creció en el período 1992-2002 mas de 25%. Ha participado en los últimos años en promedio, como ya se señaló, con un 11% en el PBG provincial. Dentro del mismo, el sub-sector agri­cul­tura aportó el 67,6% y el sub-sector pecuario el 32,0%.

Con relación al aporte que las regiones hacen al valor de la producción agropecuaria provincial, la zona sur, importante área agrícola, aporta el 45.2%; la zona central, con su cuenca lechera, participa con el 30.6% y la zona norte, donde se ubica la ganadería y los cultivos industriales, con el 24.2%.
El PBG agro­pecuario de Santa Fe representa el 15,7% del PBI agropecuario total del país, tomando la información del año 2002.


C. POBLACION

1

La Provincia registró en 2001 una población de 2.997.376 habitan­tes, de los cuales el 7,4% era rural. Las tasas de crecimiento intercensal de la po­blación fueron las siguien­tes:



Santa Fe - Tasa anual de crecimiento de población- 1991-2001

Población total

0,7%

Población urbana

0,9%

Población rural

-1,2%

Fuente: INDEC

La tasa de crecimiento rural negativa (-1,2%) indica que una gran parte de la explicación de este fenómeno se debe a que una porción importante de los productores agropecuarios, por la necesidad de contar con servicios (bancos, escuelas, acceso a médicos y a centros de abastecimiento), se han trasladado a vivir a los centros urbanos y visitan su explotación regularmente, aunque también jugarían situaciones económicas particulares insalvables, determinante de expulsión de población rural hacia los centros urbanos.

D. SITUACION SOCIAL Y NECESIDADES BASICAS1

La mortalidad infantil de la provincia en 1999 (15,2 por mil) era inferior al promedio nacional (17,6 por mil). El porcentaje de población con necesidades básicas insatisfechas (NBI) es inferior a la media nacional y, tanto para Santa Fe como para el País, muestran un incremento en las últimas mediciones censales.



Santa Fe - Población con necesidades básicas insatisfechas




1991

2001

País

16,5%

17,7%

Santa Fe

14,0%

14,8%

Fuente: INDEC

Entre 1990 y 2002 la tasa de desempleo, como puede apreciarse en el cuadro siguiente, si bien con osci­la­ciones, viene presentado una tendencia creciente y se ubica en este último año por encima del valor promedio anual his­tórico para la provincia.


Santa fe - Tasas de actividad y desempleo urbano

Gran Rosario y Santa Fe - Santo Tomé

Año (1)

Gran Rosario

Santa Fe y S.Tomé




Actividad(2)

Desempleo(3)

Actividad(2)

Desempleo(3)

1990

38.1

8.5

38.8

10.8

1991

39.9

10.1

41.3

12.8

1992

39.9

9.3

39.7

10.9

1993

39.3

11.3

39.7

14.2

1994

39.3

12.7

41.5

16.2

1995

40.2

19.5

39.5

20.7

1996

38.8

19.0

36.7

19.1

1997

39.4

14.6

37.8

17.3

1998

38.8

13.0

37.5

14.8

1999

39.6

16.4

36.9

15.3

2000

40,4

18,1

38,6

15,9

2001

43,3

21,5

38,3

18,4

2002

42,2

21,6

38,2

21,7

(1) Las tasas de cada año son el promedio simple de los registros obtenidos en las encuestas de mayo y octubre.

(2) Población que trabaja o busca trabajo, o sea población económicamente activa (PEA), como porcentaje de la población total.

(3) Población que busca trabajo, como porcentaje de la PEA.

Fuente: INDEC, Encuesta Permanente de Hogares.




Santa Fe - Evolución del empleo

Índices base 1995=100


Año

Pob. Total

PEA (*)

Ocupa­dos

1995

100,0

100,0

100,0

1996

101.5

97,4

98,3

1997

103.0

100,5

106,3

1998

104,5

100,8

108,8

1999

105,9

103,2

108,0

2000

107,4

107,4

110,5

2001

108,8

114,4

113,1

2002

111,0

114,9

112,4

Estimado sobre la base de las tasas de actividad y empleo de las ciudades de Gran Rosario, Santa Fe y Santo Tomé registradas en las Encuestas Permanentes de Hogares del INDEC, y suponiendo una tasa de crecimiento anual del 1.5% para la población urbana .

(*) Población que trabaja o busca trabajo

Fuente: INDEC, Encuesta Permanente de Hogares.


E. GASTO PUBLICO 1

El presupuesto del Sector Público Provincial muestra para el año 2003, una cifra de $ 3.669.307.833 que incluye los gastos corrientes y de capital correspondiente a Administración Central, Organismos Descentralizados e Instituciones de Seguridad Social.

Dentro de ese total, el presupuesto asignado al Ministerio de la Producción, es de $ 32.848.896 que representa un 0.90% del total del Presupuesto Provincial. Si lo comparamos solamente con el Presupuesto de la Administración Central, sin tener en cuenta los organismos descentralizados y descontando los intereses de la deuda, la asignación correspondiente al Ministerio de la Producción es de 1.21%.

Dentro del presupuesto asignado al Ministerio de la Producción, corresponden a gastos en el rubro Personal 40%, Transferencias 12%, Activos Financieros 2%, Servicio de la Deuda 28%. La composición del rubro Transferencias incluye los siguientes convenios y programas: Reconversión Economías Regionales, Emergencia Agropecuaria, Estrategias Sector Apícola, Plan Forestal, Centro Tecnológico Provincial, Asociación Lechería, Producciones No Tradicionales, Carnes Silvestres, Desarrollo Tecnológico, Centro de Capacitación, Reconversión en La Picasa, Agencia y asociación Desarrollo Regional, INTA Apícola, INTA Programa de capacitación y INTA Desarrollo Forestal. El Programa PROSAP no se encuentra presupuestado dentro del MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN sino en el Ministerio de Hacienda y Finanzas.


Dentro de lo presupuestado para este Ministerio el área de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales representa 24%.
El MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN tiene, en la actualidad, 686 agentes, teniendo en cuenta los cargos ocupados de planta permanente y las autoridades superiores. La Secretaría de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales dependiente de él, cuenta con un plantel de 244 agentes (36%). Sobre ese total son profesionales y técnicos 78 o sea que representan un 32% de los agentes de la Secretaría .

II: EL SECTOR AGROPECUARIO PROVINCIAL

1. POBLACIÓN RURAL RESIDENTE Y FUENTES DE INGRESO

La población rural total supera los 320.000 habitantes, de las cuales la población dispersa suman casi 172.000 personas; del total, hay casi 69.000 con necesidades insatisfechas y casi 24.000 desocupados.

Combinando los censos agropecuarios y de población de 1988 y 1991 respectivamente, podemos visualizar la composición de la población rural por entonces:



PROVINCIA DE SANTA FE

POBLACIÓN RURAL RESIDENTE EN LOS ESTABLECIMIENTOS AGROPECUARIOS

EN 2002





Que residen en los EAPs

Que no residen en los EAPs

Que trabajan permanente en los EAPs

Productor

10.467

21.951

32.418

Familiar del productor

24.811

S/d

6.358

No familiar

46.828

S/d

21.899

Total en los EAPs

82.106

S/d

60.682

Fuente: MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN, en base a CNA’2002


De tal modo, sobre un total de 28.043 establecimientos agropecuarios en 2002, había residiendo en los EAPs 82.106 personas, a la par de 60.682 que trabajaban permanentemente en los mismos (un 20,3% y un 34,5% menos que en 1988). Cabe aclarar que no todos los residentes rurales trabajan en las propias explotaciones, sino que algunos son pasivos (niños y ancianos) y otros interactúan desde y hacia los centros urbanos.

Si se suman los que residen en los EAPs, más la población de centros urbanos menores a 2.000 habitantes (que se los considera directamente vinculados a las actividades agropecuarias), la población rural total en 2001, era de 325.309 habitantes; de modo que la rural neta, radicada en los EAPs significaban el 25% de la población que se identifica como de “Zonas Rurales”, lo cual señala el predominio urbano aún en ésta áreas. Ello induce frecuentemente a los Presidentes de Comunas a priorizar sus políticas en las localidades urbanas más que en la propia zona rural colindante.

De la población rural productora neta, respecto del CNA’88, la reducción sería del orden del 22%; de tal modo, si en 1988 había 41.675 productores que trabajaban en los EAPs, en el 2002 eran algo más de 32. 000 personas las responsables de la producción primaria.

Con relación a las fuentes de ingreso, es muy interesante un relevamiento aportado por el PROINDER en Abril de 2000 (sobre la base de un muestreo de 365 hogares rurales en 100 segmentos censales, de los cuales 129 hogares eran con explotaciones agropecuarias; si bien podría objetarse el tamaño de la muestra, es de provecho el tipo de información que aporta). Si bien en la actualidad las condiciones de vida han mejorado un poco, en dicho estudio se señala por ejemplo que, para la Provincia de Santa Fe y para el mes de abril de 2000, de la población con residencia rural, el 22,14% de los ocupados en la agricultura sufría por lo menos una NBI y de los ocupados en otras ramas pero residiendo en zona rural, el 15,75%.

La Encuesta de Hogares Rurales reveló entonces que, en la última semana previa al relevamiento, el 53% de la población tenía una ocupación no agropecuaria, obligando a revisar el mito del aislamiento del productor agropecuario respecto de los centros urbanos y que sus ingresos sólo dependen de la producción agropecuaria. Esto contribuiría a explicar cómo es posible que, a través de los censos nacionales que se efectúan cada 10 años, se mantenga una proporción de establecimientos minifundistas si se lo considera sólo desde el punto de vista de su tamaño físico.

No todos los ingresos de los hogares rurales tienen un origen monetario, ello puede apreciarse en el siguiente cuadro:



PROVINCIA DE SANTA FE

HOGARES Y POBLACIÓN RURAL SEGÚN TIPO DE INGRESOS

Abril de 2000





Tipo de Ingreso

Total

Zona Rural






Monetario

No Monetario

Hogares

90.411

69.814

97.600

Población

337.348

265.710

369.000

Personas por hogar

3,73

3,81

3,71

Fuente: Encuesta de Hogares Rurales, PROINDER, 2000.

Tampoco todos los ingresos de la población rural tienen su origen en el sector agropecuario:





PROVINCIA DE SANTA FE

ORIGEN DE LOS INGRESOS DE LA POBLACIÓN RURAL,

ABRIL DE 2000


Origen

% de hogares

Agropecuario + No Agropecuario

60

Sólo No Agropecuario

29

Sólo Agropecuario

11

Fuente: Encuesta de Hogares Rurales, PROINDER, 2000.

No sólo la mimetización entre el campo y los centros urbanos, sino la presión expulsora de población de éstos últimos sobre los primeros puede verse más claramente en los siguientes cuadros:





PROVINCIA DE SANTA FE

ORIGEN DE LOS INGRESOS SEGÚN

LOCALIZACIÓN DEL HOGAR RURAL

ABRIL DE 2000



Origen de los Ingresos / Hogar

Centros urbanos de 2.000 a 301 habitantes

Caseríos de menos de 300 habitantes

Población dispersa

TOTAL

Agropecuario

41

62

85

50

No Agropecuario

59

38

15

50

Fuente: Encuesta de Hogares Rurales, PROINDER, 2000.

PROVINCIA DE SANTA FE

COMPOSICIÓN DE LOS INGRESOS RURALES TOTALES

ABRIL DE 2000


Origen de los Ingresos totales

Centros urbanos de 2.000 a 301 habitantes

Caseríos de menos de 300 habitantes

Población dispersa

Agropecuario

60

4

35

No Agropecuario

91

3

7

TOTAL

75

4

21

Fuente: Encuesta de Hogares Rurales, PROINDER, 2000.

Es significativa también la composición cualitativa de los ingresos, que nos aleja del mito “productor aislado y autosuficiente” y lo podemos relacionar con la edad promedio avanzada de nuestros productores, como puede apreciarse en el siguiente cuadro:





PROVINCIA DE SANTA FE

PORCENTAJE DE HOGARES RURALES

POR FUENTES DE INGRESOS

ABRIL DE 2000



Fuente

%

Otros ingresos (jubilaciones, asistencias, etc.)

71

Autoproducción de alimentos

59

Salarios no agropecuarios

42

Salarios agropecuarios

36

Trabajo independiente no agropecuario

23

Actividad independiente agropecuaria

(excluyendo autoconsumo)



16

Fuente: Encuesta de Hogares Rurales, PROINDER, 2000.

2. LA POBREZA RURAL EN LA PROVINCIA

El censo Nacional de Población y Vivienda 2001 detectó que había en la Provincia casi 69.000 personas con NBI del ámbito rural.

Los niveles de pobreza y NBI según el relevamiento de hogares rurales de abril de 2000 eran, en porcentaje, los siguientes:



PROVINCIA DE SANTA FE

HOGARES RURALES POBRES Y NBI

ABRIL DE 2000





No Pobre

Pobre

TOTAL

Sin NBI

67

21

89

Con NBI

5

6

11

TOTAL

72

28

100

Fuente: Encuesta de Hogares Rurales, PROINDER, 2000.

De tal manera, un 28% de hogares pobres implica que hay un 35% de población por debajo de la línea de pobreza e incluso un 22% por debajo de la línea de indigencia; de este total de hogares, un 11% presentan NBI. Cabe Destacar que en el medio rural pueden encontrarse algunos hogares pobres pero sin necesidades básicas insatisfechas.



Se aprecia del cuadro precedente que , salvo los Departamentos Rosario y San Gerónimo en el Sur, la mayor concentración de población con NBI se da en el norte de la Provincia.

Por su parte, en 1991, la población rural sumaba 254.289 personas, de las cuales 102.960 (el 40 %) residía en los establecimientos agropecuarios y el resto en centros urbanos de reducido tamaño.

De tal modo, sobre un total de 30.643 hogares propiamente rurales, había 9.316 con necesidades básicas insatisfechas (un 30,4%), en su mayoría personal asalariado, seguido por los cuentapropistas y trabajadores familiares del productor sin remuneración fija. Se estima que esta proporción no ha variado fundamentalmente desde entonces, por lo que un proyecto de mejora de los sectores rurales de la Provincia deberá priorizar a los asalariados rurales así como a los cuentapropistas (productores y aquellos que ofrecen servicios).





3.- REGIONES AGROECONÓMICAS:

La Provincia de Santa Fe , por más de 4 décadas, estuvo conformada por 5 Grandes Regiones Agroeconómicas (Una gran Región Ganadera Norte, una pequeña Región Ganadera Sur, una importante Región Agrícola ubicada en los alrededores de Rosario y dos Regiones de transición entre la agricultura y la ganadería que se ubicaban al norte y al sur de la Región agrícola) las cuales a su vez, se componían de diversas zonas por Región. Pero esta situación ha variado significativamente en los últimos años, dado la sostenida expansión de la agricultura (especialmente de la Soja) a costa de la ganadería, al punto de que el cambio de perfil llegó, ya no a nivel de Zonas, sino de Regiones. De tal modo, en el año 2001, la composición de las Grandes Regiones era la siguiente:


REGIONES AGROECONÓMICAS AÑO 2001


C
HACO

Si se tiene como referencia el mismo mapa en años anteriores, se observa el crecimiento de la Región Agrícola, al punto incluso de que desapareció la Región Ganadera Sur, transformándose en una Región Mixta, como así dentro de la gran Región Ganadera Norte, que aparecieron distritos con mayor tendencia a la agricultura; lo que registra la gran presión que está haciendo la agricultura aún en zonas de mediana aptitud productiva.



Amén de las grandes Regiones señaladas, un estudio realizado por el Consejo de Tecnología de la Provincia ya en 1977, establecía once Zonas de producción agropecuaria, teniendo en cuenta el rubro de producción de mayor importancia en cada área. Las características más importantes, que básicamente se mantienen hasta la fecha, se detallan a continuación:

Zona 1) Area lechera central: ocupa el 20% de la superficie explotada de la Provincia, centrada fundamentalmente en los Departamentos Castellanos y Las Colonias y en menor medida en San Cristóbal, San Martín y otros. La lechería es la principal actividad aunque también es importante la invernada. Con más de 5.000 tambos se obtiene casi el 30% de la producción nacional de leche. Las actividades complementarias son agricultura (soja, trigo) y ganadería (recría y engorde). La superficie media de los predios es de 100 ha. tamberas, basando la producción ganadera en praderas perennes, verdeos anuales y granos. El rodeo lechero promedio de la zona es de 95 vacas, predominantemente de raza Holando Argentino.

Zona 2) Area ganadera noroeste: Abarca una superficie que corresponde al 10.6% del total explotada, correspondiendo mayormente al departamento 9 de Julio. La actividad predominante es la cría, recría y engorde de ganado para carne. La agricultura de escaso desarrollo, muestra un predominio del cultivo de soja , algodón y sorgo granífero. El algodón, especialmente en el norte de la región, alcanza superficies ya más importante que los de la propia zona algodonera histórica. Los sistemas de producción que prevalecen son ganaderos y mixtos. La potencialidad de la zona supera con creces la productividad actual.

Zona 3) Area ganadera bajos submeridionales: 16,5% del territorio provincial. Presenta severos problemas de anegabilidad. La principal actividad es la ganadería vacuna de cría y recría, las cuales se realizan sólo sobre pastos naturales de calidad regular a mala, alcanzando una productividad baja. La agricultura tiene un escaso desarrollo pues sus rendimientos son muy riesgosos.

Zona 4) Area ganadera centro-norte: Representa el 6.7% de la superficie provincial, comprende parte de los Departamentos Vera y General Obligado, principalmente en la Zona conocida como “Cuña Boscosa”. La actividad predominante es la cría vacuna, siguiéndole en importancia la invernada y el cultivo de soja, girasol y sorgo granífero, así como el aprovechamiento del monte natural. La cría se basa en el aprovechamiento de pastos naturales y en el sur se practica la invernada sobre la base de verdeos invernales, tréboles de olor y sorgos para el verano.

Zona 5) Area agrícola centro-norte: 4% de la superficie total, Abarca parte de los Departamentos San Justo, sudeste de Vera y sur de General Obligado. El sistema de producción es mixto, siendo la agricultura la actividad predominante. Se cultiva soja, maíz, girasol y sorgo. En cuanto a la ganadería, la misma se realiza sobre pastos naturales en el caso de la cría y en verdeos invernales para la invernada.

Zona 6) Area cañera-algodonera: 2.7% de la superficie total, ubicada excluisivamente en el Departamento General Obligado, al norte. Predomina la agricultura, sobretodo la caña de azúcar, algodón y soja y, en menor escala, girasol, sorgo y maíz. Si bien los sistemas de producción son mixtos, las explotaciones están dedicadas casi con exclusividad a la agricultura, practicándose la cría y la invernada sobre pastos naturales de buena calidad o verdeos de invierno.

Zona 7) Area algodonera histórica: 4% de la superficie total, abarcado al departamento General Obligado en su parte centro y sur fundamentalmente y parte de San Javier. El cultivo que sobresale es el algodón, tanto en superficie y en valor de producción, como por la mano de obra que ocupa, aunque el eje del cultivo se está desplazando hacia la zona noroeste de la Provincia y la propia zona sufre la presión de la soja, en expansión sostenida. Otros cultivos importantes son el girasol y sorgo. También se realiza la ganadería de cría e invernada. El sistema de producción es mixto.

Zona 8) Area ganadera de la costa: 7.8% de la superficie total. La variabilidad de las condiciones ecológicas de las diferentes sub-áreas y las situaciones cambiantes en lo que se refiere a la estructura agraria determina que la producción agropecuaria esté bastante diversificada. La ganadería es la que ocupa mayor superficie, realizándose a lo largo de los Saladillos la cría sobre pastos naturales de baja calidad y la recría se efectúa en las islas con forrajes naturales de calidad superior pero de oferta estacional.

En la parte norte se cultiva el algodón, en explotaciones pequeñas soja, maíz, trigo, sorgo y girasol en predios medianos y grandes; hacia el sur se encuentra la zona arrocera; la horticultura (zanahoria, maíz para choclo, tomate, pimiento y berenjena) se practica en los albardones costeros y las tierras altas.



Zona 9) Area horti-frutícola: 2.6% de la superficie provincial, próxima a los dos más grandes conglomerados urbanos (Santa Fe y Rosario) y tierras altas de la zona de la costa. Se caracteriza por una elevada inversión por unidad de superficie y un alto valor de producción. Se cultiva una gran variedad de hortalizas, como ser tomate, chaucha, lechuga, zapallito, lechuga, apio, etc. En las afueras de Coronda tiene gran importancia la frutilla y en zonas más alejadas se realiza engorde de hacienda vacuna y se cultiva soja, trigo y girasol.

Zona 10) Area agrícola sur: 22,8% de la superficie provincial, comprende varios Departamentos: Caseros, Rosario, San Lorenzo, General López, Villa Constitución, Belgrano, Iriondo y San Gerónimo. Predomina la agricultura, siendo la región donde se obtienen los mayores rendimientos por hectárea. Se cultiva principalmente soja, maíz, trigo y girasol. Es importante el doble cultivo. También tiene importancia la ganadería en sectores de menor aptitud, desarrollándose la cría en campos naturales y rastrojos de cosechas estivales; y la invernada sobre praderas artificiales permanentes (alfalfa, festuca, etc.). En el sudeste de la región se cultiva lenteja, arveja y papa.

Zona 11) Area ganadera sur: 1,2% de la superficie provincial, ubicada al sur del departamento General López y con tendencia a volverse mixta cada vez más en los últimos años. Se realiza la ganadería de cría e invernada en praderas naturales de regular calidad y sobre pasturas anuales cultivadas; Aunque cada vez más se cultiva soja, girasol y maíz.

4. APTITUD DE LOS SUELOS:

Estas grandes regiones productivas presentan una amplia gama de tipos de suelos, mostrando en algunos casos, unidades edáficas puras y en otras, asociaciones o complejos bien definidos. Utilizando la clasificación de capacidad de uso del USDA, que agrupa a todos los suelos en 8 Clases de aptitud, podemos observar que los suelos con características más productivas (Clase I de excelente aptitud agrícola), se localizan en la zona sur de nuestro territorio provincial. A medida que avanzamos hacia el centro-norte, la potencialidad productiva disminuye gradualmente, hasta encontrarnos con suelos de clase VI – VII ,de aptitud sólo pastoril, en el sector denominado Bajos Submeridionales, mostrando limitantes por exceso de sales solubles y sodio intercambiable, así como un manifiesto grado de hidromorfismo en la mayoría de los años.

El inventario de suelos de la Provincia de Santa Fe, muestra la siguiente proporción por tipos de aptitud :



PROVINCIA DE SANTA FE

INVENTARIO DE SUELOS

EN FUNCIÓN DE SU APTITUD DE USO

AÑO 2000


Aptitud

Hectáreas

%

AGRÍCOLA







Alta

2.884.963

21,8

Media-alta

1.140.342

8,6

Media-baja

1.246.334

9,4

GANADERÍA







Baja

2.206.582

16,7

Muy baja

1.755.962

13,3

Muy baja anegable

1.725.790

13,0

Muy baja-muy anegable

871.353

6,6

Complejo isleño

1.061.372

8,0

RESTO







Lagunas

282.650

2,1

Centros urbanos, etc.

58.042

0,4

TOTAL

12.233.390

100,0

Fuente: MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN, en base a INTA-CERSAN, EEA Rafaela, 2001.

Ser aprecia del cuadro anterior que la superficie con aptitud agrícola razonable suma solamente 5.271.639 Has; es decir, aproximadamente el 40% de la superficie provincial.



Provincia de Santa Fe – Mapa de Aptitud de los suelos

Fuente: INTA

La cartografía de Aptitud de los Suelos muestra la singular distribución de las Clases productivas de los suelos santafesinos: siendo los de tonalidad verde y amarilla los de mayor aptitud, los cuales se concentran en la región sur de la Provicia y en menor proporción, en los domos oriental y occidental del centro norte de la Provincia.

5. USOS DEL SUELO:

En cuanto a la utilización de los suelos en la Provincia, si se tomara una instantánea de la campaña 2001/02, en la época de verano, la proporción es la siguiente:



PROVINCIA DE SANTA FE

USO DEL SUELO

CAMPAÑA 2001/02


Rubro

Has

%

Campos y montes naturales

6.165.586

55,4

Agricultura extensiva

3.195.761

28,7

Praderas y verdeos ver. cultivados

1.008.363

9,1

Desperdicio o no aprovechada

599.515

5,4

Casco y caminos internos

91.436

0,8

Industriales, hortícolas y otros

75.450

0,7

SUPERFICIE TOTAL DE LAS EAPS

11.136.111

100,0

Fuente. MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN en base a SAGPyA, INDEC y estimac. Propias.

De tal manera, puede apreciarse que la superficie neta total cultivada suman 4.279.574 Has, lo cual puede interpretarse como que prácticamente todos los suelos aptos para cultivos (aptitud alta o medianamente alta) están siendo ocupados en la actualidad.

Cabe acotar que, si incluimos a la cosecha fina y los verdeos de invierno, la tasa global de doble cultivo del suelo respondería a una relación de 1,27.

La actividad agrícola es predominante en el sector centro-sur, destacándose el doble cultivo trigo-soja en siembra directa. La aplicación de un paquete tecnológico conservacionista y sustentable de última generación, hace que los rendimientos de los cultivos sean superados año tras año, evitando perjuicios degradativos en el recurso suelo.

En la zona central de la provincia se intercala una actividad pecuaria semi-intensiva (Lechería e Invernada), utilizando como forrajeras base pasturas seleccionadas de elevada productividad; mientras que en la zona norte se destaca la ganadería extensiva, preferentemente de cría, empleando como forrajeras especies nativas (campo natural), e incorporación de sangre índica a los rodeos para brindarles mayor rusticidad y productividad. Algunos establecimientos están reemplazando progresivamente las pasturas naturales por especies implantadas para lograr una mayor producción de carne. De tal modo, estos patrones de distribución quedan reflejados en los siguientes mapas, donde cada punto representa 500 Has:


PROVINCIA DE SANTA FE: MAPA DE USO DE LOS SUELOS


AGRICULTURA PASTURAS Y VERDEOS


Fuente: MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN en base a datos del IPEC

Ahora bien, los sistemas de cultivos agrícolas, también varían según la zona: en el sur se especializan en el cultivo de Soja, Trigo, Maíz y Girasol, realizándose entre 30 y 40% en doble cultivo y casi sin rotar con ganadería; mientras que en el centro de la Provincia hay menos doble cultivo, tiene más presencia el cultivo de Sorgo y se alterna con praderas y verdeos; en el norte toman significación, después de la Soja, los cultivos regionales tales como el algodón y la caña de azúcar, en menor cuantía; y la ganadería, que prevalece en superficie, ocupa los suelos menos aptos.

Son importantes también los patrones de distribución de la ganadería con relación a la aptitud y uso de los suelos, habida cuenta que en la Provincia hay aproximadamente 5.000.000 de Has de pastizales naturales y montes (88% y 12%, respectivamente) que caracterizan la ganadería del norte de la Provincia , fundamentalmente.

PROVINCIA DE SANTA FE

DISTRIBUCIÓN DE BOVINOS

AÑO 2003






Por Orientación Productiva


Verde= Cría
Rojo= Invernada
Azúl= Tambo
Fuente: MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN - DGSA, con la colaboración de la SI y la DGPyCEF



Se puede observar que la cría bovina se distribuye casi uniformemente en toda la Provincia, con una mayor concentración en el centro y el norte, estando asociada mayormente a los suelos de menor aptitud, que no pueden destinarse a actividades más exigentes. La lechería y la terminación de novillos se concentran mayormente en el centro de la Provincia. Todo ello permite inferir que, ya sea por una excesiva agriculturización en el sur o un excesivo sobrepastoreo de los campos naturales del norte, los suelos de la zona centro son los mejor protegidos por las praderas implantadas y los sistemas mixtos de rotación. Por ello, puede considerarse a la erosión en la zona sur y norte como un problema estructural a resolver, siendo el del sur el de mayor gravedad.

6. DEGRADACIÓN Y EROSIÓN DEL SUELO:

Si bien este fenómeno parece estar revirtiéndose en los últimos años, la problemática de la degradación de los suelos y particularmente de la erosión, llegó a cifras realmente alarmantes en las últimas décadas: De las aproximadamente 4.300.000 has cultivadas, 2.000.000 has llegaron a estar afectadas por erosión hídrica en distinto grado
. Paralelamente, en las áreas planas agrícolas se evidenciaron síntomas preocupantes de agotamiento y deterioro físico en más de 1.500.000 has, agregándose los frecuentes anegamientos, como consecuencia de un desmejoramiento de las condiciones de drenaje superficial e interno.
Estudios en el área agrícola provincial, permitieron establecer una pérdida variable de materia orgánica respecto a testigos vírgenes de 28% a 56%; en la estabilidad estructural ser inferior a los testigos de 43% a 64% y en la disminución de la percolación del agua de 54% a 73%.
Respecto a los perjuicios originados por la erosión hídrica, existen diversas fuentes entre las cuales se citan que la disminución de rendimientos en la Pampa Ondulada y en el caso del maíz, oscila entre 10% y 60%, según el grado de erosión (Musto, 1979).
En un área del Departamento Caseros (Sur de la Provincia de Santa Fe), se ha estimado una disminución de rendimientos de maíz y trigo, en suelos con erosión moderada, del orden del 12,5% y 5%, respectivamente y el 26% y 17% en suelos con erosión severa (Vergelin, 1972).
La disminución de los rendimientos medidos en lotes durante 20 años se encuentra en el orden del 27% en trigo, 31% en soja y 48% en maíz (Nardone, 1993).
Mediciones de perfiles respecto a testigos de 22 años atrás, demostraron una pérdida de la capa arable cercana al 50%.
Las pérdidas de suelos estimadas mediante la “ecuación universal” de predicción, arrojan valores entre 33 y 66 tn/ha/año de tierra erosionada.
Se estima que 46% del área erosionada en la Provincia lo está levemente, 36% con erosión moderada y 18% severamente erosionada y se calcula una disminución de rendimiento de 5%, 15% y 30%, según el grado de erosión, para los cultivos de trigo, soja y maíz, cuya distribución de superficie es de 40%, 42% y 18%, respectivamente.
Estos datos de erosión corresponden a una o dos décadas atrás cuando el productor utilizaba labranza convencional. Actualmente, después de una década en siembra directa los niveles de erosión de suelos disminuyeron mucho, con reconstrucción en gran medida del Epipedón mólico de los suelos, horizonte de excelente capacidad productiva.
La problemática de la degradación de los suelos y pérdida de su fertilidad, adquiere un ritmo acelerado paralelamente al proceso de transformación agraria que comienza a operarse a partir de la década del 70, dado fundamentalmente por:

- Desplazamiento de la rotación agrícola-ganadera

- Introducción de la soja y el doble cultivo

-Tecnología genética de alto potencial de rendimiento y alta capacidad de extracción de nutrientes y agua

-Tecnología mecánica de mayor eficiencia

- Migración interna del campo a los centros urbanos

- Aparición del "contratista" por cosecha
Estos cambios y adelantos permitieron al principio, importantes aumentos de productividad. Por varios años el proceso de degradación fue enmascarado, pero hacia fines de la década de 80, la pérdida de fertilidad se pone en evidencia, no solo neutralizando dichos avances, sino también por una desaceleración, estancamiento y hasta disminución de la producción.
De esta forma, la intensificación y expansión agrícola particularizada hasta esa época, por una sucesión ininterrumpida de cultivos, desaparición de las praderas en la rotación, labranzas convencionales con excesivo laboreo y refinamiento, sin residuos en superficie y sin prácticas conservacionistas, condujo a una progresiva disminución de los niveles de materia orgánica y destrucción de la estructura del suelo.
Sobrevino así, una reducción de la macroporosidad del suelo, compactación, alta susceptibilidad al "encostramiento" superficial y en definitiva, una baja capacidad de almacenamiento de agua. Como consecuencia, el excesivo escurrimiento superficial generado, determinó procesos de erosión hídrica de intensidad variada en las áreas onduladas y problemas de drenaje con anegamientos o encharcamientos frecuentes, en las áreas planas.
Estudios en el área agrícola provincial, señalaban una pérdida de materia orgánica de los suelos entre el 28 % y 56 % respecto a testigos vírgenes, una disminución de la estabilidad estructural entre el 43 % y 64 % y una menor percolación del agua entre el 54 % y 73 %.
En cuanto a la erosión, mediciones de perfiles daban como resultado una pérdida de la capa arable cercana al 50 % y estimaciones de pérdida de suelo arrojaron valores entre 33 y 66 Tn/ha/año y un área de más de 2800000 has con distintos grados de erosión hídrica.
Frente a este escenario, el proceso de expansión e intensificación agrícola continúa y a principios de la década del 90, da comienzo lo que podría considerarse como una segunda fase de este proceso, en donde el área destinada a cultivos de cosecha sigue incrementándose y cobrando especial preponderancia el cultivo de soja.

Evolución de la superficie sembrada en la Pcia. de Santa Fe (en has)




Cultivos


Superficie sembrada

Campaña 1995/96



Superficie sembrada

Campaña 2002/03



Trigo

761.100

836.000

Maíz

442.800

369.500

Soja

2.441.300

3.319.000

Otros

395.400

363.900

Total

4.040.600

4.888.400

Durante este período, el crecimiento de la agricultura va ligado a la adopción de nuevas tecnologías, destacándose la Siembra Directa, mayor aplicación de fertilizantes y los cultivos transgénicos que contribuyen a un más fácil y efectivo control de malezas.

70. CANTIDAD Y TAMAÑO DE LOS ESTABLECIMIENTOS:

E
l CNA 2002, ha aportado datos interesantes sobre los cambios estructurales que se han dado en los últimos años.

Puede apreciarse del cuadro precedente la fuerte disminución de establecimientos ( 1 de cada 4 en tan sólo 14 años), habiendo en el 2002 tan sólo 28.034 establecimientos. De tal modo, salieron 9.514 EAPs de las categorías más chicas (menos de 500 Has) para aumentar 686 EAPs de los estratos más grandes, lo que hace una desaparición neta de 8.828 establecimientos , con el consecuente impacto social que ello implica.

8. DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DE LOS ESTABLECIMIENTOS

¿Cuáles fueron las zonas más afectadas por éstos cambios? Ello puede apreciarse en el siguiente cuadro:

Es decir que , fue un fenómeno que se dio en toda la geografía provincial, pero más intenso en la zona tambero-invernadora del centro.

9. SISTEMAS PRODUCTIVOS MÁS REPRESENTATIVOS

Si consideramos no sólo la presencia de ciertas actividades económicas agropecuarias sino también la intensidad con que se efectúan las mismas, surgen más de 1.900 sistemas de producción diferentes en la Provincia, de los cuales 89 modelos, representan al 75% de los EAPs totales. A éstos se los denomina “Sistemas de producción más frecuentes o dominantes”.

E
n El siguiente cuadro se muestran los 22 más significativos, que representan el 51% de los EAPs de la Provincia.

Se desprende del mismo el alto predominio de los sistemas agrícolas puros, ya sea de escala económica o antieconómica ( grado 3 y 2 de intensidad), seguido por los EAPs ganaderos extensivos y otras formas combinadas.

10. LA MAGNITUD DE LOS ESTABLECIMIENTOS ANTIECONÓMICOS O MINIFUNDIUSTAS:

¿Cuál es la significación de los EAPs por debajo de la Unidad Económica de producción? Aún tomando umbrales mínimo muy conservadores (lo que implica que podrían ser más), surgen las siguientes cifras en la Provincia de Santa Fe, en el año 2002:




Se observa, del cuadro precedente, que los establecimientos minifundistas suman 8.205 EAPs en toda la Provincia, representando casi el 30% de los establecimientos pero tan sólo el 5 % de la superficie neta ocupada por los EAPs. Su población residente casi alcansan las 24.000 personas y si bien prevalecen en los departamentos de perfíl más agrícola en la Provincia, son socialmente más significativos en los departamentos ganaderos del norte, por ser una zona con menor aptitud económica y menor desarrollo en infraestructura y oportunidades de crecimiento individual de las personas.

11. CONCENTRACIÓN DE LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS

Si bien los pequeños productores agropecuarios se ubican en toda la Provincia y en todas las actividades agropecuarias de la misma, hay una fuerte concentración se da en la zona norte, coincidente con lo que fue el área de la gran inundación del año 1998.

Los cuadros y mapas que se muestran a continuación, dimensionan el problema:






El Programa que atendió a los productores más pequeños( PROEMER) asistió a 2.133 beneficiarios y el Programa que atendió al estrato inmediato superior (RECUPRO) en la misma zona, a 2.046 beneficiarios más; lo que implica que en la zona norte de la Provincia habría algo más de 4.000 pequeños productores por atender.

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal