AÑO 2003 Ing. Agr Giunta Roberto Santa Fe, octubre de 2004



Descargar 474.77 Kb.
Página2/3
Fecha de conversión13.03.2017
Tamaño474.77 Kb.
1   2   3

12. INUNDACIONES Y PEQUEÑOS PRODUCTORES MINIFUNDISTAS


Las inundaciones de 1998, pese a toda su carga de desgracias para la producción agropecuaria y en especial de los pequeños productores agropecuarios, brindó la oportunidad de generar un mecanismo de relevamiento y asistencia inédito en la Provincia, el conocido como” Programa PROEMER” impulsado por la nación en conjunto con las provincias afectadas .

Ello posibilitó estudios secundarios, como es el caso del efectuado por el MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN, en el que se caracterizó a los pequeños productores minifundistas afectados por las inundaciones (que tuvieron su mayor peso en el norte de la Provincia), diferenciando a los del “estrato I” los que tenían ingresos menores a $6000/año, de los del “estrato II” de entre $6.001 y 12.000/año, siendo ambos que vivían fundamentalmente del propio establecimiento:




En dicho trabajo, se señalaban las siguientes conclusiones:



  1. En el norte de la Provincia de Santa Fe, sobre un total de 2.129 productores con ingresos brutos anuales menores a $12.000, el 56,3% son propietarios al menos de una parte del establecimiento que manejan. Dicho valor oscila entre el 83,3% para el Departamento San Justo y el 38,7% para el Departamento Vera.

  2. General Obligado aporta no sólo la mayor cantidad de productores sino también la mayor cantidad de propietarios (el 34% y 38% respectivamente) si se toma como referencia el total de productores beneficiados por el PROEMER.

  3. Esa cantidad de propietarios (parciales o totales del predio) sólo disponen como propias del 28,5% de la superficie total que manejan. Dicho valor oscila entre el 79,1% para Gral. López y el 19,1% para San Javier, aunque en Vera también es muy bajo.

  4. Los productores del estrato I (menos de $6.000 de ingresos brutos anuales) poseen como propias el 22,4% de la superficie que manejan y los del estrato II ($6.000 a $12.000 por año) el 33,5% en promedio.

  5. En lo que hace al uso del suelo, los 2.129 productores registrados suman casi 340.000 Has en total, lo que significa un promedio de 159 Has cada uno, si bien el rango de variación es muy amplio según la zona y orientación productiva. Los del estrato I aportan el 41,7% de dicha superficie (141.610 Has) y los del estrato II el 58,3% restante (197.777 Has).

  6. Del total de superficie manejada por los pequeños productores del norte, casi el 63% se ubican en el Departamento Vera.

  7. La mayor proporción de tierras se destinan a usos ganaderos (el 86,4% del total que manejan estos pequeños productores).

Es probable que, desde 1988 a la fecha, buena parte de estos pequeños productores hayan desaparecido como tales y a su vez fueran reemplazados por PyMEs venidas a menos. Ello se insinúa en algunos muestreos específicos como es el caso del relevamiento tambero de la Provincia y un ensayo censal efectuado en la localidad de Pergamino (Bs. As.), el cual tiene características similares al corazón agrícola de la Provincia de Santa Fe

13. EL DESARROLLO DEL COOPERATIVISMO AGRARIO

Santa Fe es la provincia que, proporcionalmente, tiene el mayor desarrollo del sector cooperativo agropecuario (en 1988, el 53% de los productores y el 30 % de la superficie participaban de este sistema). Contaba por entonces con 160 instituciones activas vinculadas al sector rural productivo, con un perfil comercial (145) más que agroindustrial (15). Los productores asociados a las mismas eran de tamaño mediano a chico fundamentalmente, como puede apreciarse en el primer cuadro del presente item.


En la actualidad el sistema cooperativo se haya presente en varias áreas económicas y sociales: producción, provisión, consumo, trabajo, vivienda, seguros, créditos, etc. El detalle de cooperativas activas para el sector agropecuario y lechero se aprecia en el cuadro que se presenta a continuación. Así, las cooperativas directamente vinculadas a la producción rural primaria representan el 25,5% del total de dichas instituciones de la Provincia.
PROVINCIA DE SANTA FE

TAMAÑOS DE LAS EAPs COOPERATIVAS

Fuente: CONINAGRO en base al CNA’88




Estrato de Superficie (Has)

Cantidad de EAPs

Superficie (Has)

Hasta 5

247

827

5 - 10

330

2.693

10 - 25

1.315

24.385

25 - 50

2.704

106.439

50 - 100

4.868

370.837

100 - 200

5.064

727.289

200 - 500

3.727

1.138.656

500 - 1.000

915

619.816

1.000 - 2.500

425

620.112

2.500 - 5.000

85

290.553

5.000 - 10.000

15

101.585

10.000 - 20.000

4

57.252

Más de 20.000

1

20.600

TOTAL

19.700

4.081.049


PROVINCIA DE SANTA FE

COOPERATIVAS AGROPECUARIAS Y TAMBERAS ACTIVAS

AÑO 2002





Agropec.

Tamberas

Subtotal

TOTAL

Rosario

8




8

185

Gral. López

13

1

14

59

Castellanos

6

18

24

49

La Capital

6

3

9

46

San Jerónimo

13

1

14

37

San Cristóbal

5

16

21

33

San Martín

5

3

8

28

Las Colonias

4

6

10

27

San Lorenzo

6




6

27

Caseros

8




8

23

Constitución

8




8

22

Gral. Obligado

6




6

16

San Justo

4

3

7

15

Iriondo

3




3

15

Belgrano

5




5

12

Vera

2




2

8

San Javier

2




2

5

9 de Julio

1

1

2

4

Garay










4

TOTAL

105

52

157

615

Fuente: Direcc. Gral. De Cooperativas y Mutualidades, MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN

14. EMERGENCIAS Y DESASTRES AGROPECUARIOS

E
l mapa respectivo, presentado a continuación, muestra la frecuencia con que los distintos distritos de la provincia han sido declarados en emergencia y/o desastre agropecuario para el período 1982 al 2000 (19 años).

Fuente: MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN

Puede observarse que la zona más castigada de la Provincia es la región ganadera del norte y parte del corazón agrícola ( en su sector norte).

Los siniestros que ocurren en la provincia y que afectan a la producción o a la capacidad de producción, son atendidos mediante el dictado de decretos de declaración del estado de emergencia y/o desastre agropecuario para las explotaciones afectadas por los mismos. Esto, se realiza en el marco de lo establecido en la Ley Nº 11.297 de creación de la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria y su modificatoria Ley Nº 11.482.

Los beneficios emergentes de la puesta en práctica de la legislación mencionada, sólo resultan paliativos que, en general, no llegan en tiempo y forma a sus destinatarios. Por esta razón, el MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN, dentro de sus prioridades, está trabajando en alternativas para la provincia que de respuestas eficaces a los problemas que genera este tipo de adversidades.

Del mismo modo, el sistema de catastro digital y la futura implementación de imágenes satelitales contribuirá al diagnóstico y definición de problemas de orden climático y telúrico que ocurran en el futuro; ello permitirá contrarrestar con exactitud la problemática que genera la expansión de la frontera agrícola sobre zonas de escasa aptitud y de alto riesgo. Se entiende que esta sistematización redundará con la incorporación de otros aspectos técnicos como el seguro multiriesgo. Sobre este tema se está trabajando en una experiencia piloto sobre algunos distritos representativos de nuestra Provincia.

15. VALOR DE LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA PROVINCIAL

El Valor Bruto de la producción agropecuaria provincial, en la campaña 2002/03 superó los 3.200 millones de dólares, con un fuerte predominio de las actividades extensivas (94,5% del total) mientras que las actividades regionales e intensivas sumaron 5,5%. Lo cual se podría expresar gráficamente del siguiente modo:



En el cuadro anterior, puede apreciarse el rol destacado que cumple el cultivo de la Soja en la composición del Ingreso Bruto Agropecuario Provincial (más de 1.730 millones de dólares al año), que aporta el 53% de los ingresos del sector. La agricultura en su conjunto representa cerca del 71% del total, y la ganadería bovina y el tambo un 24% más. Es decir que el aporte económico fundamental lo hacen las actividades extensivas (94,5% del total), mientras que las actividades intensivas y regionales tienen una importancia local y cabe destacar que son más sensibles a las variaciones de precios . Particularmente en ésta campaña, tienen reducción de superficie y precios deprimidos.

16. ENDEUDAMIENTO:

Dadas las nuevas reglas de juego macroeconómicas en el país, la situación actual es la siguiente:




PROVINCIA DE SANTA FE: SITUACIÓN DEL FINANCIAMIENTO AL SECTOR AGROPECUARIO

En miles de $, a 30 de junio de 2003

ACTIVIDAD

NORMAL

%

MOROSA

%

TOTAL

Financ.de la actividad s/el total del sector

Cereales, Oleag., etc.

36.269

25.18

20.600

16.24

56.869

16,11

Fruticultura

1.494

1.04

873

0,69

2.367

0,39

Hortalizas

413

0,29

794

0,63

1.207

0,37

Algodón
















0,44

Caña de azúcar
















0,05

Vid

245

0,17

15

0.01

260

0,26

Yerba Mate
















0,02

Tabaco

895

0.62

303

0,24

1.198

0,29

Cult. Industriales

56.765

39.4

74.892

59.01

131.657

0,70

Vacunos

10.249

7.11

10.454

8.24

20.703

5,18

Ovinos

77

0.05

113

0,09

190

0,18

Porcinos

88

0,06

588

0,46

676

0,44

Tambo

17.706

12.29

6.799

5.36

24.505

3,87

Avicultura
















0,55

Explotación mixta
















58,65

Servicios

19.526

13.55

11.431

9.01

30.957

12,38

Silvicultura

195

0,14

32

0,03

227

0,12

Pesca

339

0,24

2

0,02

341

0,03

TOTAL AGROPECUARIO

144.066




126.906




271.157

100,00

El nivel de endeudamiento del sector cambió sensiblemente en los últimos años. En diciembre de 1999, significaban a nivel Provincial 650.000.000U$S. Dicho monto equivalía al 35% del ingreso bruto generado por el sector en un año. A su vez, el sector agropecuario representaba el 18,3% del total de financiamiento otorgado en la Provincia de Santa Fe a todos los sectores económicos.

Del total adeudado por el sector por entonces , la situación del financiamiento era Normal en un 79,3% y Morosa en un 20,7%; siendo los principales rubros productivos endeudados: las “Explotaciones mixtas” (58,65% del total agropecuario provincial), seguido por los “ Cereales y oleaginosas, etc.” (16,11%) y los “Servicios” (12,38%).

Cabe aclarar que el sector agropecuario de la Provincia de Santa Fe participa con, aproximadamente, el 11% del financiamiento total a nivel del país para el ese sector y sus niveles de asignación de créditos se mantienen estables en los últimos años.
17. FINANCIAMIENTO:

El sistema financiero, en lo que se refiere al sector agropecuario santafesino, no tiene una conducta diferente de lo que sucede en el ámbito nacional, donde la oferta crediticia es escasa y de tasas elevadas.


Desde el punto de vista de los tipos de bancos comerciales que atienden al sector, se aprecia el predominio del Banco de la Nación Argentina y una disminución de los bancos provinciales (la mayoría privatizados como es el caso del Nuevo Banco de Santa Fe S.A. y su reemplazo por la banca privada.
El BNA no sólo cubrió la ausencia de los bancos provinciales, sino que desarrolló instrumentos que se adecuan a las necesidades de las distintas producciones, destacando su rol fundamental en liderar la baja de la tasa de interés, el alargamiento de los plazos y la aceptación de la prenda como garantía de crédito, tanto en maquinaria como en hacienda.
Esta mala relación histórica entre el sistema financiero y las PyMEs en general, que son las que prevalecen en el sector rural de la Provincia, ha llevado a las empresas de menor tamaño a enfrentarse a una restricción al mercado de crédito, lo cual no le permite realizar todas las operaciones que desearían a través del sistema financiero formal y por lo tanto, deben recurrir al mercado informal sufriendo a veces la usura por parte de algunas instituciones financieras.
Existe por lo tanto un ciclo vicioso: las PyMEs muchas veces por la falta de solvencia patrimonial, son penalizadas con un aumento de la sobretasa que deben pagar por los préstamos, lo que encarece los proyectos de inversión o desarrollo comercial, y entonces todo se hace menos viable para las empresas más chicas.
A los fines de sortear un problema como son los avales para acceder al préstamo, surgieron desde hace un tiempo los Fondos de Garantías y Las Sociedades de Garantías Recíprocas, aunque no están suficientemente desarrollados, todavía.
En el primer caso, el Fondo provee las garantías en caso que el proyecto presentado, luego de su correspondiente análisis de riesgo, asegure un retorno que permita pagar la deuda. Posibilita manejar fondos líquidos para avalar a las PyMEs desde entidades financieras, por ejemplo.
En lo que respecta a Las Sociedades de Garantías Recíprocas, la SGR del BNA ya otorgó avales varias veces millonarias en el ámbito nacional. Los certificados de garantías, en este caso, avalan el 100% de los préstamos pero generan un costo extra por encima de la financiación bancaria de entre 2 y 3 puntos.
También existen las opciones de préstamos con garantías de warrants, sistemas de leasing para operaciones de equipamiento a mediano plazo, las líneas PROMECOM 1 y 2, etc.
Otra de las piezas fundamentales de la estructura bancaria la provee el BICE, un banco estatal de segundo grado que se encarga de generar líneas de créditos a bajo costo, que luego licita entre las entidades bancarias. Dichas líneas están destinadas a promover el comercio exterior, la inversión y temas más específicos como financiación del IVA, Capital de Trabajo, calidad, impacto ambiental y contratos de leasing.
Los préstamos menores a $ 200.000.- otorgados por el total del sistema financiero nacional constituían apenas el 6,5% de la cartera de deudores en febrero de 1999. El 62,1% quedaba para la cartera comercial de préstamos mayores de $ 200.000.- y el porcentaje restante se destinaba a la cartera de consumo y vivienda. En la Argentina se presta 4 veces más para esta última finalidad que a las empresas más pequeñas, las cuales son importantes generadoras de empleo, y es en éste grupo donde entran la mayoría de los EAPs santafesinos.

Tanto para el financiamiento de corto plazo, sea bancario o extrabancario, y para el largo plazo existen una gran variedad de alternativas, lo que exige un conocimiento detallado de las mismas para así poder elegir aquella más conveniente de acuerdo a cada necesidad. No es una característica del sector PyME agropecuario santafesino estar adecuadamente informado sobre éstos temas.

18. EL APOYO FINANCIERO DESDE LA PROVINCIA:

Pese a las restricciones presupuestarias de los últimos años, la Provincia de Santa Fe ha hecho enormes esfuerzos financieros por apoyar al sector agropecuario provincial a través de recursos propios o administrando recursos aportados por la Nación, tanto en años normales como en circunstancias de emergencia agropecuaria excepcional, tal es el caso de las inundaciones de los años 1997/1998 y 2003.

Así, a modo de síntesis, en el cuadro que se presenta al final de este items se destacan las principales líneas de asistencia hacia el sector agropecuario santafesino, con especial énfasis en los productores, en las que estuvo involucrado el Gobierno Provincial.

De tal modo, en los últimos años y en forma directa, más de 9.000 productores han recibido financiamiento a través de aportes o mediación del gobierno Provincial, por más de 90 millones de pesos, que estimularon la actividad económica y promovieron la recuperación de situaciones de emergencia o desastre agropecuario.

Dentro de éstas políticas de asistencia, un párrafo especial merecen el PROEMER (Proyecto de Recuperación de la Capacidad productiva de los Pequeños Productores Agropecuarios afectados por las Inundaciones del Nordeste Argentino, en que el gobierno Nacional se endeudara por 4,3 millones para dar una asistencia financiera, no reintegrable, a los productores más pequeños con menos de $12.000 de ingreso bruto anual) y el RECUPRO (Proyecto de Recuperación de la Capacidad Productiva de los Pequeños Productores Agropecuarios afectados por el fenómeno "El Niño", Ley Nº 11.596) en el que el gobierno Provincial se endeudara por 20 millones de pesos . En éste caso la asistencia financiera es reintegrable, y va dirigida,en su operatoria "A", a los pequeños productores que no era beneficiarios del PROEMER ,por superar los $12.000 de IB anual, pero que no alcanzaban a responder a los requisitos de los bancos para recibir un crédito ante la emergencia y en su Operatoria "B", a proyectos asociativos de reconversión productiva.

No le compete a la Provincia de Santa Fe recuperar el dinero de ésta operatoria sino a las Asociaciones para el Desarrollo Regional (ADR) constituidas a los efectos. Ello se dio en el marco de una política novedosa: la de descentralizar la calificación de los beneficiarios en las llamadas “Juntas Locales” (conformadas ad-honorem por las fuerzas vivas de cada Distrito, sumando a la fecha 127 en total), agrupadas a su vez, por intereses comunes, en las ADR (Asociaciones para el Desarrollo Regional), las cuales suman a la fecha 17 en total. Éstas últimas son las instituciones locales habilitadas para administrar los recursos recuperados del RECUPRO, para su reinversión en la propia zona.



1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal