Apuntes Los Elixires de Estrellas y la Curación Cósmica



Descargar 81.55 Kb.
Fecha de conversión14.02.2017
Tamaño81.55 Kb.
Apuntes

Los Elixires de Estrellas

y la Curación Cósmica
Cuando mires el cielo, por la noche, como yo

habitaré en una de ellas, como yo reiré

en una de ellas, será para tí como

si rieran todas las estrellas.

¡Tú tendrás estrellas que saben reír!

El Principito

Antoine de Saint Exúperi

Cuando miramos en profundidad el cielo, vemos unos puntitos luminosos que llaman nuestra atención. Son la luz emitida por las estrellas, que viene viajando hace años, cientos, miles, millones y hasta millones de millones de años por el espacio hasta llegar a nosotros. Entonces, cuando miramos el cielo por la noche, vemos toda la historia del cosmos dibujada en esos minúsculos puntos de luz.


¿Qué relación y qué influencia tienen sobre nosotros?
Los seres humanos somos el resultado de 15.000 millones de años de evolución, que, según las últimas teorías sobre el origen del Universo, se iniciaron con el Big Bang o “Gran Explosión”. Durante la primera fracción de segundo de la existencia del Universo, todo lo que podemos ver ahora estaba comprimido en una región más pequeña que el núcleo de un átomo. Todo lo que fue, es y será, estaba contenido en ese embrión.

Esta es la primera enseñanza que nos regala mirar reflexivamente el cielo.

Nosotros, nuestros hermanos, nuestros enemigos, el papel en el que escribo, el planeta donde viajamos, el sol que originó la vida y hasta lo que jamás llegaremos a ver o comprender, parte de un origen común, de una fuente esencial compartida.

Cada átomo de nuestro cuerpo, excepto los de hidrógeno, fue creado por reacciones nucleares dentro de una estrella y lanzado a través del espacio en una explosión de supernova.

Estamos compuestos, literalmente, de polvo estelar.

Y a medida que la humanidad continúa su evolución, las personas comenzamos a tomar conciencia de la naturaleza intrínseca de un Planeta, una galaxia, y, lo que es más importante, de un Universo que es en su totalidad un ser vivo. Estas ideas están avaladas por los estudios de algunos científicos realizados en años recientes. En los años ´70, James Lovelock desarrolló la hipótesis de que la Tierra entera podría ser considerada como un sólo organismo viviente (Gaia). La idea se ha mostrado controvertida, pero ha impulsado nuevas formas de pensamiento que han dado intuiciones sobre el funcionamiento de las diversas realimentaciones que mantienen las condiciones apropiadas para que formas de vida como la nuestra existan en la Tierra. Llevando más lejos la analogía, Lee Smolin, de la Universidad de Siracusa en Nueva York, ha sugerido que galaxias enteras podrían ser consideradas como sistemas vivos. Los invitamos a compartir esta cita textual:

“...parece haber una especia de ecología en la física de las galaxias espirales por medio de la cual las estructuras responsables de la formación de estrellas –los brazos espirales y las nubes asociadas de polvo y gas- se mantienen durante escalas de tiempo mucho mayores que las escalas de tiempo dinámicas relevantes...estas deben implicar ciclos autoorganizados de materiales y energía del tipo que vemos en diversos estados de no equilibrio, tanto como en sistemas biológicos...”.

Ampliando aún más la analogía, Smolin ha sugerido que el Universo entero podría ser considerado como algo vivo y que ha evolucionado, en el sentido darwiniano, a partir de generaciones anteriores de universos.


Si el Universo es un ser vivo, ¿sería posible establecer comunicación a partir de nuestra intención, mediante impulsos de nuestra mente? ¿Podríamos, asimismo, comunicarnos con galaxias, estrellas, con la esencia de nuestro planeta?

El conocimiento adquirido a través de la meditación sobre una estrella, o la utilización de un elixir de luz de estrella, puede llevar a una persona, en forma vivencial, a niveles más elevados de conciencia.

Conducir la atención hacia las estrellas puede aumentar la comprensión y la perspectiva, brindando un sentido de conexión y pertenencia a ese ser inmenso que llamamos Cosmos.

Cuando reconocemos que podemos vivir en armonía, compartiendo el mundo con todos, coordinados con las leyes naturales del Universo, y respetando sus distancias, ciclos, y diferentes evoluciones, comenzamos a emanar desde nosotros mismos la luz de aquello que podemos llegar a ser.



Preparación de Elixires de Estrellas

Al aplicar la técnica de impregnación de energías en el agua para la elaboración de los Remedios Florales que surgió hace 70 años, algunos investigadores en Alemania y Estados Unidos comenzaron a elaborar Elixires de Planetas, y luego de Estrellas, para lo cual se utilizaron telescopios con seguimiento electrónico, que permitieran que la luz de una estrella determinada pasara a través de la lente por un lapso determinado, para así impregnar con su energía el agua al que apuntaban. Siendo el agua el vehículo de transmisión de información vibracional por excelencia, se pudieron obtener así las energías de muchas estrellas y planetas. Al tomar esa agua potenciada por la energía lumínica de una estrella (lo que se denomina Elixir), se producían modificaciones beneficiosas en la conciencia de diferentes individuos, lo que dio lugar al uso popular de los elixires en estos países. En nuestro país se investiga actualmente con Elixires de Estrellas, los cuales son preparados siguiendo el método tradicional, pero durante el proceso de "transferencia" se incorporan además técnicas de meditación con símbolos reiki, y sonido mediante mantras especialmente seleccionados, para potenciar el elixir concentrado y limpiar el campo energético.



Combinación con otros sistemas

Los Elixires de Estrellas se combinan en forma óptima con otros sistemas de esencias vibracionales, tales como los Remedios Florales, Gemoterapia, Elixires de Colores y Sonidos, como así también con astrología y teoría de las constelaciones. Debido al sutil campo vibratorio que abordan, es interesante en particular la combinación con elixires de gemas, para equilibrar a nivel físico las modificaciones dadas en el nivel espiritual. En cuanto a los frascos de preparados, conviene que las estrellas estén por sí solas en un frasco propio, lo más oscuro posible (se puede recubrir el preparado con papel de aluminio a tal efecto.



Campo de Acción de los Elixires de Estrellas

En lugar de buscar la desaparición de síntomas físicos y mentales, los elixires de estrellas promueven la salud a partir de un incremento de la conciencia espiritual. Al profundizar nuestra relación con el cosmos, nuestra presencia en este plano y nuestras diferentes misiones en la vida se hacen más claras. Por otra parte, nuestra relación con los demás y la interrelación con los diferentes ambientes (la ciudad, la naturaleza, y hasta el planeta) se vuelve más completa y trascendente. De esta forma podemos lograr una armonía real que en planos más concretos se traduce como salud psicofísica. En este sentido, las estrellas son maestras para nuestra evolución interior.



Sobre los efectos de los

Elixires de Estrellas

Al meditar sobre una estrella en particular, es útil conocer su posición en el cielo, la mitología asociada a su constelación de pertenencia, las consideraciones que nos llegan desde la antigüedad, las aplicaciones astrológicas, y la descripción que surge de las experiencias de otros individuos que han utilizado el elixir o realizado meditaciones sobre la estrella en particular. Sin embargo, lo más importante es lo que la estrella nos cuenta a nosotros en ese momento particular, qué mensaje despierta en el espejo de nuestro ser su emisión energética. A tal efecto, recomendamos un “cuaderno cósmico”, donde podemos anotar frases, palabras, mensajes, ideas o sueños que puedan surgir durante el uso de determinado elixir.



Cómo preparar y utilizar los

Elixires de Estrellas


  • Se recomienda preparar los elixires en una combinación de 40 gotas de brandy por cada 30 ml. de agua mineral, incorporando dos gotas de cada una de las variedades seleccionadas. Se puede recubrir el preparado con papel de aluminio para evitar contaminación lumínica.




  • Existen varios métodos simples para incorporar los elixires a nuestra anatomía energética (siempre hablamos del preparado):

  • Toma standard de cuatro gotas cuatro veces por día

  • Tomar cuatro gotas al caer el sol, y dos gotas por hora hasta ir a dormir

  • Una toma única de 22 gotas cada 30 días

  • Tomar cuatro gotas cada vez que nuestro cuerpo nos lo pida (este procedimiento requiere una especial y sensible atención)

  • Rociar el aura con un spray de preparado y hacer una meditación sobre la estrella (es conveniente alinearnos con la estrella con la que estamos trabajando, de ser posible).

  • Darnos un “baño de estrellas”: se colocan 7 gotas de cada elixir seleccionado en una bañera con agua a la temperatura deseada, y se reposa en ella durante 20 minutos.

  • Colocar dos gotas del preparado sobre el “chakra de la corona”.



Algunas Consideraciones

sobre el Universo
Como Arriba es Abajo, como abajo es arriba

Más de 5000 años pasaron de este fundamental postulado hermético, y su verdad es descubierta por la ciencia moderna. Dice el libro “El Kybalión”: Hay muchos planos que no conocemos, pero cuando aplicamos esa ley de correspondencia a ellos, mucho de lo que de otra manera nos sería incomprensible se hace claro a nuestra conciencia.

Según el científico norteamericano Carl Sagan, existen indicios de que nuestro universo sería un átomo de un Universo mayor y esto se repetiría en una progresión infinita. También, a su vez, cada uno de nuestros átomos es un Universo de partículas mínimas de las cuales la mayoría aún no ha si descubierta. En este punto, la ciencia se une con una importante corriente filosófica.

Continuando con el Kybalión: “Más allá del Cosmos, del Tiempo, del Espacio, de todo cuanto se mueve y cambia, se encuentra la realidad substancial, la verdad fundamental”.


¿Cuántas Estrellas hay en el Universo?

Hay varios cientos de miles de millones de estrellas sólo en nuestra Galaxia, de las cuales sólo algunas miles son visibles a simple vista desde la superficie de la Tierra (no más de 3000 en condiciones ideales en un instante dado en un lugar). Más de 1 millón de estrellas han sido registradas en catálogos, y de la mayoría de ellas sólo se conoce su “magnitud aparente” y su posición en el cielo. Debido a que las estrellas están tan alejadas de nosotros, todas ellas (excepto el Sol), se manifiestan como puntos de luz en el cielo (incluso a través de un telescopio).


¿Puede influir sobre nosotros

la luz de una estrella?

Aunque hay opiniones encontradas en este punto, consideremos la influencia del Sol sobre la vida terrestre. Sus radiaciones y el calor que emite han hecho posible en gran parte la evolución y permanencia de la vida en nuestro planeta tal como la conocemos. Por otra parte, las estrellas de una misma galaxia se mantienen conectadas por fuerzas gravitatorias (una segunda influencia estelar aunque indirecta). La propia percepción de la luz de una estrella en el cielo nocturno (poder verla a simple vista), significa que estamos recibiendo sus radiaciones, aunque extremadamente atenuadas, por lo que son virtualmente imperceptible. También sus pulsos rítmicos y sus diferentes posiciones relativas son información que nuestro sistema energético podría estar intercambiando con las estrellas.

Estamos empezando a aprender cuál es el grado de influencia que las estrellas tienen sobre nosotros de por sí.

Pero reflexionemos un poco sobre nuestra “intención perceptiva”. No recibe la misma radiación solar alguien que permanece todo el día en su departamento que alguien que toma sol durante una tarde entera, por lo que el tiempo que estamos bajo las estrellas también puede ser significativo para evaluar nuestra exposición a la luz estelar.

Si dejáramos un vaso con agua fresca al sol durante varias horas, y tomáramos luego un trago de la misma, no hay dudas de que la temperatura habría ascendido muchos grados, producto de la radiación solar.

¿Que sucede entonces si exponemos agua fresca a la luz amplificada de una estrella? Tal vez no existan instrumentos que midan aún la radiación recibida, pero esto no quiere decir que no se haya producido alguna modificación, aunque imperceptible, en esa agua. ¿Qué sucede en nosotros al tomar cantidades mínimas a ritmos regulares?

Entender este efecto es la clave de los Elixires de Estrellas.
Qué es el Cosmos

En su sentido más general, un cosmos es un sistema ordenado o armonioso. Se origina del termino griego "κόσμος", que significa orden u ornamentos.

Cuando la palabra es usada como término absoluto, significa “todo lo que existe”, incluyendo lo que se ha descubierto y lo que no. En el sentido físico es también usado en forma técnica, refiriéndose al espacio-tiempo continuo.

Basándose en observaciones del universo observable, los físicos intentan describir el contínuo espacio-tiempo en que nos encontramos, junto con toda la materia y energía existentes en él.

La teoría actualmente aceptada de la formación del Universo es el modelo del Big Bang , que describe la expansión del espacio-tiempo a partir de una singularidad espaciotemporal. El Universo experimentó un rápido periodo de inflación cósmica que arrasó com todas las irregularidades iniciales. A partir de entonces el Universo se expandió y se convirtió en estable, más frio y menos denso. Las variaciones menores en la distribución de la masa dieron como resultado de la segregación fractal (en una jerarquía de racimo) en porciones que se encuentran en el universo actual, como cúmulos de galaxias.
Las Galaxias

Las galaxias son el constituyente fundamental del Universo y, a pesar de que distan mucho de la Tierra no se observan a través del telescopio como simples puntos de luz, sino que se manifiestan como manchas luminosas de diferentes formas. Esto equivale a decir que el Universo está formado por galaxias y agrupaciones de galaxias. Para adentrarse en este complejo mundo estelar, los científicos distinguen entre galaxias locales, integradas por un grupo de treinta a las que está unida gravitacionalmente la Vía Láctea, de la que forma parte el sistema solar, y todas las demás galaxias, a las que llaman galaxias exteriores.

Estas unidades de estrellas está distribuidas por todo el Universo y presentan características muy diversas, tanto en lo que respecta a su configuración como a su antigüedad: las hay viejas y jóvenes, grandes y pequeñas, brillantes y opacas, y de muy variadas formas. Las más pequeñas abarcan alrededor de 3.000 millones de estrellas, y las galaxias de mayor tamaño pueden llegar a abarcar más de un billón de astros. Estas últimas suelen tener un diámetro de 170.000 años luz, mientras que las primeras no pasan de los 6.000 años luz.

Las constelaciones

Ninguna de las galaxias exteriores, es decir, distintas de la Vía Láctea, es observable desde la Tierra a simple vista. Sí lo son, en cambio, las estrellas que forman parte de la Vía Láctea. Estas estrellas dibujan a menudo en el cielo figuras reconocibles, que han recibido diversos nombres en relación con su aspecto. Estos grupos de estrellas de perfil identificable se conocen con el nombre de constelaciones. Hasta el presente, se han observado 88 constelaciones, algunas de ellas muy extensas, como Hidra o la Osa Mayor, y otras muy pequeñas como Flecha y Triángulo.



Las Estrellas

Son los elementos constitutivos más destacados de las galaxias. Estos soles, gaseosos y esféricos, brillan por sus gigantescas reacciones nucleares. Si la reaccion no es muy grande comienza por emitir una luz roja oscura y después se mueve hacia el estadio superior, que es en el que está nuestro Sol, para después al modificarse las reacciones nucleares interiores, dilatarse y enfriarse. La dilatación por enfriamiento de los gases exteriores la convierte en una gigante roja, se vuelve inestable a la vez que lanza hacia el espacio exterior la mayor parte del material estelar. Este proceso puede durar 100 millones de años, hasta que se agota toda la energía nuclear y se contrae por la gravitación, hasta hacerse pequeña y densa, como una estrella pequeña y blanca o azul, una enana blanca. Si la estrella inicial era más grande que el Sol, su ciclo puede ser diferente: en lugar de una gigante, se vuelve una súpergigante y puede acabar su vida con una explosión.

También hay algunas estrellas que consumen todo su combustible muy rápidamente y continúan contrayéndose hasta convertirse en un agujero negro
Principios Astrológicos

“Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera”

El Kybalión
Este antiguo precepto habla de la unidad de todo el universo. Y antiguamente ésta unidad era algo vivencial y cotidiano. Los antiguos reconocían que la vida y el mundo tenían un orden y vivían de acuerdo a él. Las estaciones marcaban el ritmo de actividades de todos los seres humanos: había un tiempo de expansión, de sembrar, cazar, cosechar, divertirse y explorar; y uno de introversión, economizando lo almacenando, compartiendo historias alrededor del fuego y esperando a que el invierno pasara y retornara el buen tiempo.

La Naturaleza imponía su superioridad ante le hombre y a él sólo le quedaba la aceptación. Él era una parte más de ese mundo y se expresaba en concordancia a él.

En la vida moderna, con los adelantos técnicos, en muchos casos hemos podido separarnos de lo que está ocurriendo y marcar nuestro propio ritmo: la luz eléctrica suplanta al sol, el aire acondicionado y la calefacción nos permiten crear nuestro propio ambiente, podemos tener siempre comida en el freezer, etc.

Estos adelantos que apuntan al bienestar físico y al desarrollo del hombre, han traído dolorosas consecuencias en la manera de “entenderse” como parte del mundo, sobre todo en la cultura occidental.

Hemos desarrollado un gran poder, en muchos casos aislándonos y superando lo que está aconteciendo. Por eso mismo empezamos a creer que estamos separados del Universo, que somos distintos y que marcamos exclusivamente nuestro propio ritmo.

En ésta época, la soledad es uno de los mayores males; y éste dolor parte de olvidar que todo es una UNIDAD, que todos somos una parte única e irremplazable de este entramado maravilloso, de esta gran obra que es la Vida expresándose a través de millones de formas.

Pero que no tengamos conciencia de las cosas no significa que no estén sucediendo. En este momento estamos atravesados por ondas de radio y sólo necesitamos el dispositivo adecuado para que esa realidad invisible cobre materia y sustancia. En nuestro ejemplo sería un aparato de radio con el cuál podríamos sintonizar varias emisoras y frecuencias existentes. En el tema del universo ese dispositivo sería la conciencia y el conocimiento. Sintonizando nuestra conciencia y ampliando nuestro conocimiento podemos conectar con más niveles de realidad que antes resultaban invisibles o desconocidos para nosotros o que simplemente olvidamos o salieron de nuestra área de conciencia.

El sol se sintoniza mes a mes con un signo del zodíaco, irradiando de esta manera su particular melodía y características. Si prestamos atención, podremos ir notando a lo largo del año cómo la energía va cambiando, de temáticas y de vibración. Y cómo dentro del mes, la luna también va marcando un ritmo en cuanto a los distintos momentos de énfasis de esa melodía en particular.

Desde la antigüedad el estudio del cosmos ha sido una manera de buscar respuestas e insertarnos en una realidad mayor, que nos contiene e influye. Nuestra vida personal y particular forma parte de otros planos de vida que nos contienen y modifican: una familia en especial con su historia y realidad, una ciudad, un país, una época, un planeta, un sistema solar.

En la astrología humanística los conceptos de destino y libre albedrío coexisten y se nutren mutuamente. Se entiende que hay un destino, dado por todas esas energías que nos conforman, y que son éstas y no otras. Cada persona tiene una carta natal particular y esa es el mapa o el espejo de su materia prima y del momento del universo en que nació, del que forma parte y que comparte. La carta natal es un dibujo de cómo estaba el cielo en el momento en que nacemos en el lugar en que nacemos. Y su profundidad está en el precepto antiguo del comienzo: es como mirarnos en el espejo del cielo, como era arriba es abajo y como era afuera es adentro. Y así como al mirarnos en un espejo podemos descubrir características que sino nos resulta imposible ver, como la cara o la espalda, así la carta natal nos permite conocer aspectos nuestros con otra perspectiva y profundidad, porque nos muestra cualidades, potenciales, conflictos a resolver y herramientas y ciclos disponibles en nuestro desarrollo.


Una linda idea es que somos materializaciones de momentos del cosmos, con sus potenciales y características, que luego se van desarrollando y manifestando a lo largo de la vida. Y aquí entran en juego los conceptos de destino y libre albedrío.

El destino está dado en nuestra conformación energética en particular (estructura de la carta natal) y en el tiempo - espacio particular en el que nacemos: familia, país, época. Tenemos este patrón energético que es ese en particular y no otro.

Pero también tenemos el libre albedrío presente, representado por lo que hacemos con lo dado, cómo lo manejamos, cómo nos comportamos. Una analogía podría ser que nacemos en una casa dada, con ciertas características, sin embargo nosotros decidimos si la usamos por entero o si sólo vamos a vivir en un ambiente en particular. Nosotros decidimos si le hacemos mejoras o si dejamos que se venga abajo.

Astrológicamente no nos va a alcanzar la vida para desarrollar todos los potenciales existentes en nuestro ser y carta natal.

Podemos imaginar a los signos y planetas como edificios, cada uno tiene muchos pisos y niveles, y nos podemos quedar siempre en el mismo o ir subiendo y bajando.

La Astrología nos trae un lenguaje con el que conocer y decodificar energías y realidades y se transforma así en un lenguaje sagrado, porque nos permite “leer” y descubrir nuestra esencia y al mismo tiempo darnos cuenta de que formamos parte de algo superior que se está expresando a través nuestro.

Es decir que nos brinda un código que nos da la posibilidad de tener información de los niveles, características y potenciales que nos conforman y de sus posibilidades de desarrollo. Al comprendernos, podemos aceptarnos y aceptar a los demás, tratándonos como expresiones valiosas y particulares de la abundancia del Universo, y no pretender ser lo que no somos o que otros sean diferentes, sino honrarnos y descubrir con respeto qué instante del Universo estamos manifestando en nuestro SER.

Todo esto está dado en la carta o mapa natal, que es un excelente espejo en el que descubrirnos y conocernos. Y como todo “mapa” nos muestra caminos y horizontes: reconocemos de que estamos en cierto nivel de la energía dada, pero que están disponibles para nosotros otros, a los que con conciencia y enfoque podemos llegar y manifestar.

Otro tema muy importante que vemos en la carta natal son los “tránsitos”. La carta es cómo estaba el cielo en aquel momento del nacimiento, pero el cielo y la vida siguieron su curso y sus ritmos y movimientos. Y esos movimientos van manifestando ciclos, que son buenos conocer para aprovechar y fluir con ellos, en vez de resistirlos o juzgarlos.

Como dijimos, nuestra cultura tiende a creer que está separada del afuera y que crea sus propios ritmos. Con los avances tecnológicos la interdependencia con los ritmos externos se fue diluyendo y para la conciencia fue más difícil resonar con ellos. Ni siquiera reconoce concientemente la cantidad de ritmos internos que nos conforman, como la respiración, los latidos del corazón, la renovación celular, entre otros. Mucho más le cuesta reconocer y resonar con ritmos mayores, pero todo en el universo y en la vida tiene su ritmo propio y particular. No es lo mismo el ritmo de crecimiento de una planta de sandía que de un roble. No es lo mismo el momento óptimo para plantar un árbol que una hortaliza.

Al conocer esos ciclos y momentos, podemos sintonizarnos con ellos y también valernos de herramientas que nos ayuden a fluir mejor con el momento presente. Aquí es donde los elixires de planetas y de estrellas nos resultan instrumentos valiosísimos para expandir y sintonizar nuestra conciencia con las energías tanto de nuestro ciclo actual como de características personales que se estén activando y poniendo en movimiento, como una oportunidad de desarrollo y actualización.
Cosmos, Mitología y Medicina

“Cosmos es la palabra que los antiguos griegos utilizaban para designar al Universo. Para los griegos, el Cosmos es una ordenación perfectamente regular. En este sentido, su opuesto era el Caos, considerado como la materia informe. En la mitología griega, el Cosmos surge a partir del Caos, tras una serie de luchas que los dioses entablan para darle un orden definitivo”.


Cosmogonía griega

En primer lugar existió, realmente, el Caos. Luego Gea, de ancho pecho, sede siempre firme de todos los inmortales que ocupan la cima del nevado Olimpo; [en lo más profundo de la tierra de amplios caminos, el sombrío Tártaro], y Eros, el más bello entre los dioses inmortales, desatador de miembros, que en los pechos de todos los dioses y de todos los hombres su mente y prudente decisión somete.

Del Caos nacieron Érebo y la negra Noche. De la Noche, a su vez, surgieron Éter y Hémera, a los que engendró como fruto de sus amores con Ére

Cosmogonía romana

Antes del mar, de la tierra y del cielo que lo cubre todo, la naturaleza ofrecía un solo aspecto en el orbe entero, al que llamaron Caos: una masa tosca y desordenada, que no era más que un peso inerte y gérmenes discordantes, amontonados juntos, de cosas no bien unidas. Ningún Titán ofrecía todavía luz al mundo, ni Febe renovaba creciendo sus nuevos cuernos, ni la tierra se encontraba suspendida en el aire que la rodeaba, equilibrada por su propio peso, ni Anfitrite había extendido sus brazos por los largos límites de las tierras. Y aunque había allí tierra, mar y aire, inestable era la tierra, innavegable era el mar y sin luz estaba el aire: nada conservaba su forma, cada uno se oponía a los otros, porque en un solo cuerpo lo frío luchaba con lo caliente, lo húmedo con lo seco, lo blandocon lo duro y lo pesado con lo ligero. Esta disputa un dios, o más bien la naturaleza, la dirimió, pues escindió las tierras del cielo, las aguas de las tierras y separó el límpido cielo del aire espeso. Y después que los desplegó y los sacó de la masa oscura, los unió en sitios separados con paz armoniosa. La fuerza ígnea y sin peso del cielo convexo brilló y se buscó un lugar en lo más alto de la bóveda; cercano a él por su ligereza y situación está el aire; más densa que ellos, la tierra arrastró consigo los elementos pesado y quedó apretada por su propia gravedad; y el agua que la rodea ocupó la parte final y abarcó el disco sólido.

Cuando el dios, quienquiera que fuera, hubo de ordenado así la masa, la dividió y, una vez dividida, la distribuyó en partes; primero a la tierra, para que no quedara desigual por todas partes, la enrolló bajo la figura de un enorme globo; después, ordenó que se dispersaran los mares, que se inflaran de rápidos vientos y rodearan las costas de la tierra circular. Añadió fuetes, inmensos estanques y lagos, y encauzó el raudal de los ríos entre riberas tortuosas: éstos son absorbidos en parte por la misma tierra en diferentes lugares, en parte llegan al mar y, recibidos en llanura de aguas más extensas, golpean los litorales en lugar de las riberas. Ordenó también que se dilataran los campos, se hundieran los valles, los bosques se cubrieran de hojas y se elevaran los montes pedregosos. Y como hay dos zonas que cortan el cielo por la derecha, otras dos por la izquierda y una quinta es más tórrida que éstas, así el celo de Dios dividió la masa inclusa en igual número y otras tantas zonas quedan marcadas sobre la tierra.

Cosmogonia escandinava

En los tiempos en que nada existía, se abría en el espacio un vasto y vacío golfo llamado Ginnunga. Tenía una longitud y anchura inconmensurable y su profundidad estaba más allá de toda comprensión. No había costa, ni tampoco olas; porque aún no había mar y la tierra no estaba formada ni tampoco los cielos. Allí en el golfo estuvo el principio de las cosas. Allí por primera vez amaneció. Y en el perpetuo crepúsculo estaba el Padre, que gobierna todos los reinos y se mueve entre todas las cosas grandes y pequeñas.



Cosmogonia china

En el principio era la Vacuidad, un inmenso vacío sin causa y sin fin. De este gran vacío se levantaron suaves remolinos de aire, que después de incontables eones se volvieron más densos y pesados, formando el poderoso cetro doble rayo, el Dorje Gyatram.

El Dorje Gyatram creó las nubes, las cuales, a su vez, crearon la lluvia. Esta cayó durante muchos años, hasta formar el océano primigenio, el Gyatso. Luego, todo quedó en calma, tranquilo y silencioso, y el océano quedó límpido como un espejo.

Poco a poco, les vientos volvieron a soplar, agitando suavemente las aguas del océano, batiéndolas hasta que una ligera espuma apareció en su superficie. Así como se bate la nata para hacer mantequilla, del mismo modo las aguas del Gyatso fueron batidas por el movimiento rítmico de los vientos para transformarlas en tierra.

La tierra emergió como una montaña, y alrededor de sus picos susurraba el viento, incansable, formando una nube tras otra. De éstas cayó más lluvia, sólo que esta vez más fuerte y cargada de sal, dando origen a los grandes océanos del universo.

Mito del Zodíaco

Fueron los griegos quienes dividieron el cielo en doce secciones y dieron el nombre a doce constelaciones que el sol parece recorrer durante los doce meses del año.


La palabra Zodiaco viene de la palabra Zodión=figura de animal, o también: zoo=vida, diakos=rueda., es decir la rueda de la vida,y las constelaciones eran las siguientes:

EL CARNERO ARIES : Vellocino de oro inmolado a Zeus y transportado por este al cielo, ver la leyenda de Atamás, Nefele y los Argonautas.

EL TORO:TAURO Es en el que Zeus se transformó para raptar a Europa, o según otros Io a quién Zeus su amante llevó al cielo luego de transformarla en ternera.

LOS GEMELOS: GEMINIS Son Castor y Polux, llamados los Dioscuros, que fueron llevados al cielo tras su muerte.

EL CANGREJO CÁNCER: Era el cangrejo que Hera Lanzó contra Heracles cuando este combatía a la Hidra de Lerne. A tal cangrejo lo mató Iolaos, sobrino de Heracles, que había sido llamado por el héroe para que le ayudara a combatir a la Hidra.

EL LEÓN: LEO Era el de Nemea muerto por Heracles en uno de sus trabajos.

LA VIRGEN: VIRGO Era Herigoné, modelo de amor filial que fue llevada al cielo en recompensa. Otros autores afirmaban que era Astraia (la justicia) hija de Zeus y Temis que reinó en la tierra en la Edad de Oro, pero luego espantada de los crímenes de los hombres, huyó al cielo.

LA BALANZA: LIBRA Era el símbolo de la equidad y era el emblema de Astraia, por lo que está a su lado en el cielo.

EL ESCORPIÓN: ESCORPIO Animal que mató a Orión por orden de Artemís y a quien la diosa subió al cielo para recompensarle.

SAGITARIO: Era el centauro Quirón que por su ciencia y virtudes fue subido al cielo.

CAPRICORNIO: Era la cabra Amaltea, nodriza de Zeus.

ACUARIO: Era Ganimedes el copero celestial, o según otros Aristaios el padre de Acteón.

LOS PECES: PISCIS Cuando la diosa Afrodita y su hijo Eros eran perseguidos por Tifón, fueron llevados lejos del Eufrates por dos peces, que a causa de ello merecieron honores divinos.

El ser humano y el cosmos

El hombre siempre ha tratado de encontrar la explicación mas “razonable” a las preguntas de el ¿quién somos?, ¿estamos solos en el universo?, ¿para que y porque fuimos creados?

Y satisfaciendo estas necesidades es entonces que se da la cosmovisión de la tierra como el centro del universo y la idea que el Hombre había sido la última y más perfecta creación de Dios, nos habla de un aspecto religioso que el mismo hombre proclamando una relación directa con una deidad resuelve estas interrogantes y se empieza a dar el antropocentrismo fundando que el centro del universo lo es la humanidad o el planeta en el que se habita.

En Grecia, la escuela de Platón sostenía la existencia de un sistema heliocéntrico, con nuestro Sol en el centro y una Tierra esférica girando a su alrededor. La escuela de Aristóteles desarrolló un modelo opuesto, geocéntrico, con la Tierra en el medio y las estrellas girando en torno a ella sobre distintas órbitas. Durante muchos siglos fue este modelo el que se impuso en el pensamiento de Occidente. Cuando a Copérnico se le ocurrió la posibilidad de poner en duda el modelo aristotélico y, sobre todo, cuando Galileo y Newton terminaron demostrando que ese modelo era inexacto, lo que se derrumbó no fue solamente una moda intelectual o una teoría científica: lo que cayó fue toda una Cosmovisión.

La relación entre el ser humano y el cosmos fue claramente establecida por la Ley de Correspondencias, que establece que el cosmos, es un todo y que cada una de sus partes es a su vez un todo en miniatura que lo contiene .

De acuerdo a ello, el ser humano es un microcosmos que está constituido , por analogía, de un modo semejante al macrocosmos.

La vida está regida por leyes cósmicas inmutables y trascendentes. De acuerdo a esto, la armonía de estas leyes producen la vida en su máxima expresión. En el caso del ser humano, la salud en todas sus manifestaciones, como un estado de expresión de los más altos fines, es el resultado de vivir acorde a dichas leyes. Por el contrario, la desobediencia o el conflicto con dichas leyes, produce la enfermedad.

Gracias a que la Astrología posee un lenguaje simbólico, la Carta Natal puede inetrpretarse en términos de energías.Dicho de otra manera, el entramado energético mencionado queda representado en la Carta Natal con las peculiaridades y rasgos individuales que posee cada persona, incluyendo los desequilibrios o “ fallas de fábrica” que comunmente se llaman predisposiciones, y que pueden en algún momento de la vida dejar su estado latente y hacerse manifiestas bajo la forma de alguna enfermedad.

Precisamente esta es una de las funciones de la Astrología Médica: poder evaluar diagnósticamente el entramado energético individual con sus respectivos desequilibrios o predisposiciones.

El saber astrológico comparte con la medicina raíces comunes ya que en épocas remotas la forma de entender la salud y la enfermedad se emparentaba directamente con la forma de entender el Cosmos.

En sus orígenes, la medicina poseía un carácter holístico en el que se incluían aspectos mágico-religiosos, filosóficos, y por supuesto astrológicos.

La cosmología de la antigüedad consideraba al ser humano constituido por los mismos elementos que el universo ,y regido por las mismas leyes cósmicas que mantienen el equilibrio de la totalidad. En este contexto, la salud era considerada como el resultado de llevar una vida de acuerdo a esas leyes mientras que la enfermedad era entendida como la consecuencia de la ignorancia o inobservancia de las mismas.

Principio de Sincronicidad

Fue enuniciado por Jung y establece la existencia de una simultaneidad en el tiempo de por lo menos dos series de hechos y sucesos , que aparentemente independientes entre si,poseen sin embargo, estrechos lazos de significación

Si , de acuerdo a la ley de correspondencias , existe un Macrocosmos y un Microcosmos, por lo tanto, cada uno de ellos evoluciona simultánea y sincrónicamente con respecto del otro, de modo que los sucesos temporales de un nivel, se corresponden significativamente, con los sucesos del otro nivel

Los elementos Macrocósmicos que tiene en cuenta la Astrología son :los Doce Signos del Zodíaco y los Planetas del Sistema Solar, (y sus aspectos) mientras que los Microcósmicos están representados por el Sistema de Casas.

De este modo, la Carta Natal es una representación gráfica de la sincronicidad existente entre el Macro y el Micorcosmos.

El concepto de sincronicidad implica necesariamente la idea de Tiempo, de modo que la Astrología en este sentido, es un saber acerca de las coincidencias significativas temporales que se producen entre loe elementos del Macrocosmos Universo y los del Microcosmos Ser Humano, de modo que el conocimiento y la comprensión de los símbolos, correspondencias y signaturas de uno, nos permite, por analogía, la comprensión del otro.



Propiedades de los

Elixires de Estrellas seleccionados
02. SHERATIM

Nombre Técnico: Beta Arietis

Constelación: Aries

Clave: Apertura de la Visión - Progreso - Felicidad

Indicaciones: Para desarrollar una conciencia más profunda de la energía del cambio en la propia vida. Con el trabajo meditativo sobre esta estrella, se logra una armonía con la idea de los ciclos de nacimiento y renacimiento, de forma de digerir en forma simple las energías del pasado.
05. SIRIO

Nombre Técnico: Alpha Canis Majoris

Constelación: Canis Major

Clave: Curación - Espacio interior

Indicaciones: Amplifica las cualidades espirituales y de curación. Ayuda a crear un espacio limpio y claro que rodee el aura. Quienes sienten encierro físico o emocional, pueden disolver los límites del mismo, creando un espacio interior amplio.
08. PROCYON

Nombre Técnico: Alpha Cannis Minoris

Constelación: Canis Minor

Clave: Pensamiento - Interacción

Indicaciones: Esta estrella puede proveer una mayor precisión de funcionamiento mental, y traer elevados estados de concentración, y la capacidad de fortalecer el cuerpo físico. Como resultado, se mejora la comprensión del proceso de pensamiento, en especial los aspectos lógico y matemático, pero integrando a estos los aspectos intuitivos. Enseña a absorber energía en forma directa de las plantas, la Tierra y el Sol.
15. CURSA

Nombre Técnico: Beta Eridani

Constelación: Eridani (El Río)

Claves: Resistencia - Coordinación

Indicaciones: Para incrementar la resistencia a nivel físico y mental, y en especial la coordinación. Nos permite entrar en sintonía con canales específicos, realzando la capacidad de adaptación. Ayuda a crear un lugar interior donde llegar, dejar lo que ya no nos sirve y reorganizarse para seguir. Eleva la calidad del proceso de pensamiento. Positiva influencia para enfrentarse a peligros.
17. POLLUX

Nombre Técnico: Beta Geminorum

Constelación: Gemini

Clave: Dar Vida - Generar

Indicaciones: Incrementa la capacidad de recibir pensamientos de naturaleza más variada, relacionados con actividades pasadas, y energías para completar los pensamientos que quedaron incompletos. Como resultado, se potencia la creatividad y la capacidad para trabajar con varias ideas nuevas. Ayuda a sentirse más afinado con uno mismo, su pasado, su futuro, y sus relaciones. Alivia el frío interior. Adecua las condiciones internas para la fecundación, la capacidad de crear vida.
20. REGULUS

Nombre Técnico: Alpha Leonis

Constelación: Leo

Clave: Fortaleza, Conciencia Cotidiana, Equilibrio de Personalidades, Silencio

Indicaciones: La vibración de esta estrella nos enseña a desbloquear patrones subconscientes enterrados profundamente. Puede haber más estabilidad emocional, perseverancia, y la disposición para entender estos patrones. Ayuda a equilibrar y expresar los diferentes aspectos de la personalidad, y brinda el silencio interior para examinar y aprender.
25. ZUBENESCHAMALI

Nombre Técnico: Beta Librae

Constelación: Libra

Claves: Patrones inconscientes - Alineación - Curación emocional

Indicaciones: Entendimiento y aplicación en el mundo de la energía inconsciente. Para la sanación de heridas emocionales, permite la alineación de los diferentes cuerpos. Da un sentido de convivencia (alineación). Unión y conjunción.
26. BETELGEUSE

Nombre Técnico: Alpha Orionis

Constelación: Orión

Clave: Transformación de la energía del miedo. Liberación. Limpieza del Corazón.

Indicaciones: Esta estrella nos ayuda a incrementar la comunicación con las energías terrenales, estimulando el chakra de la raíz, y la digestión de alimentos, ideas y emociones. Otra significativa enseñanza es la capacidad de diferenciar entre energías de supervivencia y aquellas de auténtica naturaleza espiritual. Como resultado, se suavizan los miedos, brindando la revelación sobre la fuente del miedo, lo que conduce a la transformación de los mismos y una liberación interior. Se acompaña bien con la energía del Planeta Marte.
28. MINTAKA

Nombre técnico: Delta Orionis

Constelación: Orión

Clave: Abundancia - Cuerpo físico

Indicaciones: Incorpora abundancia económica a la vida espiritual.

Para el equilibrio de energías agresivas o de naturaleza animal. Permite una mayor conciencia de lo físico, adquiriendo lazos con lo espiritual. Abre las puertas interiores para el sentido de pertenencia, manteniendo la propia identidad.


30. ENIF

Nombre Técnico: Epsilon Pegasi

Constelación: Pegasus

Clave: Energía Naciente - Propósito Unificado

Indicaciones: Es de utilidad para pequeños grupos o situaciones familiares en las que los individuos buscan unificar su propósito para crear el sentido de comunidad, familia, o la sensación de buscar juntos un objetivo en común.
34. AL NASL

Nombre Técnico: Gamma Sagittarii

Constelación: Sagittarius

Clave: Alegría - Expresión

Indicaciones: Ayuda a focalizar las energías de las fuerzas creativas. Para dificultades para expresarse y manifestar la verdad interna, opera sobre el chakra de la garganta. La capacidad de percibir un plan superior es incrementada por esta estrella. Brinda una suave expresión de la alegría y permite así distender los bloqueos en la comunicación.
38. SHAULA

Nombre Técnico: Lambda Scorpii

Constelación: Scorpius

Clave: Emociones Reprimidas

Indicaciones: Las emociones reprimidas pueden ser traídas a la conciencia y comprendidas con el uso de esta estrella. Esto puede incrementar la recuperación de bloqueos emocionales sentidos en el pasado. Ayuda a comprender las razones detrás de las emociones y a perdonar.

También alienta la madurez, una profunda conciencia, y la elección en el manejo de las emociones.


41. ANTARES

Nombre Técnico: Alpha Scorpii

Constelación: Scorpius

Claves: Asertividad - Sombra - Origen

Indicaciones: Comprensión de la propia sombra y liberación de los componentes que ya no precisamos. Brinda amor y perdón a través de este aspecto, y así se logra una aceleración de la conciencia. También revela cómo los demás luchan con su propia sombra, lo cual incrementa la sabiduría en las relaciones, otorgando una mayor asertividad. También ayuda a la meditación grupal.
43. EL NATH

Nombre Técnico: Beta Tauri

Constelación: Taurus

Clave: Percepción Macro-microcosmos - Digestión - Timidez

Indicaciones: Puede ayudar en la capacidad de percibir dimensiones múltiples. Esto permite la posibilidad de canalizar nueva información, como así también la de dar forma a las ideas. Para la comprensión de la interrelación macro/microcosmos y la percepción de principios cósmicos. En este sentido, es una fuente para la inspiración. Beneficia la digestión en todos los niveles.
44. SPICA

Nombre Técnico: Alpha Virginis

Constelación: Virgo

Claves: Inocencia sana - Lucidez

Indicaciones: Esta estrella tiende a promover la transferencia de conciencia desde la super-conciencia hacia el estado Beta. Las energías disponibles son aceleradas en este proceso. En lugar de adquirir nueva información, se vuelve más clara la que está disponible, y es llevada más rápidamente a la conciencia. También permite ver con ojos inocentes, como en estado de pureza, y esto renueva el flujo de la energía vital.

Se incrementan algunas capacidades psíquicas como la psicometría y visión remota con la meditación sobre esta estrella.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal