Articulos mayo 2001 Dra. Hilda Fernández Ovalle Becaria del Instituto de Endocrinología y Nutrición (I. E. N.) Nº 21



Descargar 60.32 Kb.
Fecha de conversión07.07.2017
Tamaño60.32 Kb.



ARTICULOS MAYO 2001



Dra. Hilda Fernández Ovalle

Becaria del Instituto de Endocrinología y Nutrición (I.E.N.)

Nº 21



TITULO:
CAPTACION DE METAIODOBENCILGUANIDINA Y OCTEOTRIDE EN FEOCROMOCITOMAS MALIGNOS Y BENIGNOS.
REVISTA:
The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism 86: 685- 693, 2001
AUTORES:
Erwin Van der Harst, et al.
RESUMEN:

El concepto del diagnóstico para el tratamiento quirúrgico tradicional del feocromocitoma ha cambiado de la laparotomía exploradora extensa a otras técnicas con un abordaje quirúrgico más apropiado. Esto se debe a la introducción de nuevas técnicas de localización del tumor como laparoscopia, retroperitoneoscopia y escintigrafía con metaiodobencilguanidina (MIBG), ésta última con una alta sensibilidad para la localización funcional de tejidos secretores de catecolaminas. La imagen del tejido receptor de somatostatina (ITRS) tiene una alta sensibilidad para localizar paragangliomas de la cabeza y el cuello, pero es raro su uso para el diagnóstico de feocromocitomas intraabdominales.

Los autores en este estudio hicieron una revisión de su experiencia preoperatoria con el uso de MIBG y ITRS para el diagnóstico de pacientes con feocromocitoma. Los resultados de la escintigrafía se correlacionaron con la secreción de catecolaminas, tamaño y situación, síndromes asociados y características morfológicas del tumor. Entre 1983 y 1999 se revisaron las imágenes gammagráficas de 75 pacientes, en 70 de los casos antes de la resección del tumor primario y en 5 casos de recurrencia de la enfermedad y se encontró que la proporción de detección del tumor fue del 83,3% y 89,8% para feocromocitomas >1 cm. Se detectó enfermedad multifocal en 4 pacientes con el uso de MIBG.

La captación con MIBG estuvo relacionada con el mayor tamaño del feocromocitoma

( r= 0,33 ; P= 0,008) y la mayor concentración de adrenalina en plasma ( r= 0,32 ; P= 0,006 )

El estudio negativo con MIBG ( n = 14) fueron casos significativamente ( P= 0,01) de diámetro más pequeño que los tumores MIBG-positivos. Mas aún, la captación de MIBG fue significativamente mayor en unilateral ( P = 0,002 ) benignos ( P = 0,02 ), esporádicos ( P = 0,02 ), intraadrenal ( P = 0,02 ) y capsular invasivo ( P = 0,03 ), que en feocromocitomas bilaterales, malignos, relacionados con MEN 2A/ 2B, extraadrenales y feocromocitomas no invasivos, respectivamente.

La proporción de detección con ITRS fue sólo del 25 % (8 de 32) para el feocromocitoma benigno primario. En 14 pacientes que tuvieron metástasis en los cuales fue efectiva la captación con MIBG en 8 de los casos, la ITRS fue capaz de detectar metástasis en 7 de 8 casos, incluyendo 3 con MIBG- negativos. Además, MIBG y IRS detectaron dos recurrencias.

Podemos concluir que la captación de MIBG por el feocromocitoma está correlacionado con el tamaño, situación del tumor, producción de adrenalina. Sin embargo, su uso en la detección del feocromocitoma bilateral y asociado a MEN 2A/ 2B parece limitado. Por tanto, en aquellos casos que exista una elevación recurrente de catecolaminas o para la localización de metástasis o recurrencia, debe usarse el MIBG. En casos de sospecha de feocromocitoma metastásico puede considerarse el SRI como complemento del MIBG.



Nº 22
TITULO:
MUJERES MAYORES CON DIABETES TIENEN UN RIESGO ELEVADO DE FRACTURAS: UN ESTUDIO PROSPECTIVO
AUTORES:
Ann V. Schwartz, et al.
REVISTA:
The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism 86: 32-38, 2001
RESUMEN:
La diabetes mellitus hasta el momento, no se ha considerado como un factor de riesgo de fracturas en mujeres de edad avanzada. Los estudios existentes que evalúan la relación entre diabetes y fracturas, no han sido concluyentes.

En este trabajo, los autores se propusieron determinar si la diabetes tipo 2 está asociada con las fracturas en mujeres mayores. Analizaron una cohorte de 9654 mujeres de 65 años de edad o mayores, en el Estudio de Fracturas Osteoporóticas. Fueron reportadas 657 mujeres diabetes desde los 40 años o más tarde, de las cuales 106 usaban insulina. Un total de 2624 mujeres experimentó al menos una fractura no vertebral durante un promedio de seguimiento de 9,4 años y 388 presentaron a lo largo del tiempo una fractura vertebral durante un intervalo medio de 3,7 años.

Aun cuando la diabetes ha sido asociada con una densidad mineral ósea mayor, se ha asociado también con un mayor riesgo de fracturas específicas. Se compararon mujeres no diabéticas con diabéticas que no estaban usando insulina y se observó que éstas últimas tienen un riesgo más elevado de padecer fractura de cadera [ RR, 1.82 ; 95 % IC, 1.24-2.69]; fractura de la extremidad proximal del húmero ( RR, 1.94; 95 % IC, 1.24-3.02) en modelos múltiples controlados por la edad, IMC, densidad ósea y otros factores asociados con fracturas y diabetes. Las mujeres diabéticas tratadas con insulina tienen más del doble de riesgo de presentar fracturas del pie ( RR, 2.66; 95 % IC, 1.18- 6.02 ) comparadas con las no diabéticas.

Por tanto, este estudio revela que la diabetes mellitus puede ser considerada como un factor de riesgo para las fracturas en mujeres mayores, con una elevada masa corporal y una densidad ósea elevada, asociada a factores como una visión pobre, falta de ejercicio, limitación funcional, etc. que influyen en la comorbilidad de esta enfermedad. Los autores subrayan la necesidad de la identificación de estos factores de riesgo y el uso de mediadas apropiadas para prevenir las fracturas de esfuerzo de las mujeres mayores que padecen diabetes mellitus.


Nº 23
TITULO:
LOS COMPONENTES DEL SISTEMA FIBRINOLITICO SE ALTERAN DE FORMA DIFERENTE EN EL HIPOTIROIDISMO MODERADO Y SEVERO.

REVISTA:
The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism 86: 732- 737, 2001
AUTORES:
Rita Chaderevian, et. al.
RESUMEN:

La disfunción tiroidea, especialmente el hipotiroidismo, es una patología muy frecuente en la población femenina. Los pacientes con hipotiroidismo clínico y subclínico tienen un elevado riesgo de padecer arterioesclerosis y enfermedad cardiovascular ya que las hormonas tiroideas tienen efectos directos sobre las arterias miocárdicas, modifican de forma cualitativa y cuantitativa las lipoproteínas, tienen efectos sobre la concentración de homocisteína en plasma y modifican la circulación de las proteínas de la coagulación y de la actividad fibrinolítica. Sin embargo, la relación entre hipotiroidismo y la alteración de la capacidad fibrinolítica no está bien establecida y los datos publicados permanecen en contradicción.

Como el impacto del hipotiroidismo en la degradación y síntesis de proteínas puede variar de acuerdo a la severidad de la enfermedad, los autores midieron la actividad fibrinolítica en varios estados del hipotoroidismo. Midieron fibrinógeno, dímeros-D ( DDI ), actividad de la 2 antiplasmina, antígeno activador tisular del plasminógeno ( Ag t- PA ), plasminógeno, antígeno inhibidor del activador del plasminógeno ( Ag PAI-1 ) y Factor XII de la coagulación. Incluyeron en el estudio prospectivo a 76 mujeres de mediana edad, 25 controles, 24 pacientes con hipotiroidismo moderado ( TSH 10-50 mU/L ) y 27 pacientes con hipotiroidismo severo ( TSH >50 mU/L). Encontraron diferentes patrones de anormalidad del sistema fibrinolítico de acuerdo a la severidad del hipotiroidismo. Se compararon los controles con los pacientes con hipotiroidismo moderado que mostraron una disminución de la actividad fibrinolítica, tal como reflejó la disminución de los niveles de DDI, elevada actividad de la 2- antiplasmina y niveles elevados de t-PA y Ag PAI-1. Sin embargo, los pacientes con hipotiroidismo severo exhibieron niveles muy elevados de DDI y disminución de la actividad de la 2-antiplasmina y disminución de los niveles de Ag t-PA y Ag PAI-1.

Se concluye por tanto, que existen diferentes patrones de alteración del sistema fibrinolítico dependiendo de la severidad del hipotiroidismo. Los pacientes con hipotiroidismo moderado quienes mostraron consistentemente un alto riesgo para enfermedad cardiovascular, presentaron un estado hipofibrinolítico y los pacientes con hipotiroidismo severo, tienen tendencia hacia un aumento de la actividad del sistema fibrinolítico y esas modificaciones pueden participar en la tendencia al sangrado observada en estos pacientes. Estos resultados sugieren que el riesgo de desarrollar trombosis e infarto del miocardio se incrementa en pacientes con hipotiroidismo moderado.



Nº 24
TITULO:
EL AUMENTO DE LA EXPRESION DEL FACTOR DE CRECIMIENTO VASCULAR ENDOTELIAL ES UN MARCADOR DE PRONOSTICO PEYORATIVO EN EL CARCINOMA PAPILAR DE TIROIDES.

REVISTA:
The Journal of Endocrinology & Metabolism 86: 656-658, 2001
AUTORES:
M. Klein, et. al.
RESUMEN:
La angiogénesis o formación de nuevos vasos sanguíneos que ocurre de manera fisiológica o en condiciones de reparación endotelial, está implicada en diversas condiciones patológicas como en la inflamación y en el crecimiento de tumores. Como este proceso juega un papel importante en el crecimiento y progresión de los tumores, constituye o se convierte en diana para el tratamiento del cáncer.

El factor de crecimiento vascular endotelial (FCVE) es un potente estimulador de la proliferación celular endotelial tanto in vitro como in vivo. Se ha observado que este factor está presente en el carcinoma tiroideo humano, producido por los tirocitos malignos. Por medio de este estudio se podrá analizar la relación que existe entre el aumento del FCVE y la existencia de enfermedad metastásica en el carcinoma papilar de tiroides.

Los autores para este estudio retrospectivo, utilizaron muestras de tejido tiroideo de 19 pacientes que habían sido tratados por un carcinoma papilar tiroideo, usando el FCVE marcado histoquímicamente.

El índice de tinción inmunológica del FCVE que varía de 0-9, se determinó como la multiplicación de un porcentaje de índice de tirocitos marcados (0, no marcados; 1, < 30%; 2, 31-60 %; 3, >61 % de niveles de tirocitos) y una intensidad de marcaje ( 0, no marcados; 1, débilmente marcado; 2, medio; y 3 fuertemente marcados)

El FCVE inmunohistoquímico marcado fue significativamente elevado en el carcinoma papilar asociado con metástasis ( media, 8.25 1.5; rango, 6-9) y sin metástasis ( media, 3.91  1.5; rango 1-6; P < 0.001). Por un análisis discriminativo, encontraron un valor umbral de 6.0 con una sensibilidad del 100 % y una especificidad del 87.5 %.

No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre carcinomas metastásicos y no metastásicos cuando se consideraron la edad, tamaño del tumor y niveles de tiroglobulinas.

El FCVE inmunohistoquímico parece que es un marcador eficaz para las metástasis extendidas de carcinoma diferenciado de tiroides. Por lo que un incremento en la producción de FCVE permite valorar una enfermedad agresiva, sin embargo el incremento de este factor per se no es diagnóstico para el carcinoma tiroideo, el aumento del marcaje puede observarse en otros procesos como tiroiditis, carcinomas vesicular e indiferenciado de tiroides.

Un puntuación en el marcaje inmunohistoquímico mayor o igual a 6 se relacionó con un incremento del riesgo de metástasis en nódulos linfáticos o metástasis sistémicas. En estos casos una buena estrategia sería medir la tiroglubulina dos veces al año, ecografías de la glándula tiroides y nódulos linfáticos del área una vez al año y tomodensitometría del cuello y del tórax una vez al año. Una supervisión médica basada en un examen físico y una determinación de tiroglobulina puede ser beneficioso en aquellos casos de carcinoma papilar de tiroides con niveles bajos del marcaje inmunohistoquímico del FCVE.



Nº 25



TITULO:
LA RELACION ENTRE LA ETIOLOGIA Y EL TRATAMIENTO EN EL HIPOTIROIDISMO CONGENITO.

REVISTA:
The Journal of Endocrinology & Metabolism 86: 186-191, 2001
AUTORES:
Aaron Hanukoglu, et al.
RESUMEN:
El diagnóstico y tratamiento temprano en el hipotiroidismo congénito son determinantes para prevenir el retraso mental. Aunque existen programas de screening neonatal exitosos en el hipotiroidismo congénito (HC) para prevenir el retraso mental, se pueden detectar discapacidades ligeras en niños tratados en edades muy tempranas de la vida. Por esta razón, es importante conocer los factores etiológicos que pueden jugar un papel importante no solo en la severidad de la enfermedad, sino en sus consecuencias. Factores tales como niveles bajos de T4, TSH elevada y un mayor retraso de la maduración del esqueleto pueden estar relacionados con la etiología.

Los autores examinaron los patrones de TSH, T4 y pautas terapéuticas de dosis ajustada de L-T4, para el diagnóstico en una cohorte de 125 niños con HC seguidos desde el diagnóstico hasta los 4 años de edad.

Inmediatamente después de la confirmación del diagnóstico se instauró tratamiento con L-T4 comenzando con dosis de 25, 37.5 o 50 g/día hasta proporcionar 10 g/ kg / día. Se realizaron estudios de imagen mediante tomografía con tecnecio 99 del tiroides, de cuyos resultados se dividieron a los sujetos en 3 grupos: 1) Atireosis (n = 31), 2) Disgénesis (n= 54; 49 lingual y 5 hipoplásico), y 3) Dishormonogénesis (n = 40). Se continuó evaluando a los niños durante un período de 4 años. La primera evaluación de seguimiento se efectuó en las 2-4 primeras semanas después de instaurado el tratamiento y subsecuentemente a los 3, 6, 9, 12, 24, 36 y 48 meses de edad. Se fueron ajustando las dosis de acuerdo a los datos clínicos y bioquímicos.

La edad gestacional media, la edad al iniciar el tratamiento y la dosis inicial de L-T4 fueron similares en los 3 grupos. La media del screening de los niveles de TSH en los niños con atireosis fue superior ( P<0.02) y los niveles de T4 fueron más bajos que en los otros dos grupos (P<0.001 vs. disgénesis; P<0.05 vs. dishormonogénesis).

Durante los 6 primeros meses de tratamiento, los niveles medios de TSH fueron más altos en el grupo de atireosis, intermedio en el grupo con disgenesia, y los más bajos en el de dishormonogénesis. En los niños con atireosis, los niveles de TSH se normalizaron alrededor de los 12 meses de edad. Los pacientes con disgenesia a los 12 meses tenían los niveles más altos de TSH seguidos durante todo el período de estudio, los niveles de TSH fueron más bajos en los pacientes con dishormonogénesis (excepto a los 48 meses) y se normalizaron rápidamente. Los niveles medios de T4 se normalizaron entre las 2-4 semanas en todos los grupos. A los 3 y 6 meses, el porcentaje de pacientes que requirieron un cambio de dosis fue más alto en el grupo con atireosis, y a los 12 meses fue superior en el grupo con disgenesia. El grupo con atireosis recibió la dosis más alta de L- T4, y el grupo con dishormonogénesis la dosis más baja.

De este trabajo se deduce que tanto el screening como un manejo temprano de los pacientes con HC permite actuar sobre las causas que producen retraso mental severo. Otro factor que constituye el predictor más consistente para el desarrollo de anormalidades es la severidad del hipotiroidismo en el momento de instaurar el tratamiento. Los niños con atireosis necesitan una estrecha monitorización en edades muy tempranas de la vida, mientras que los niños de los otros dos grupos requieren una atención no tan temprana.



Nº 26



TITULO:
EFECTOS DE LA TSH HUMANA RECOMBINANTE SOBRE LA CAPTACION TIROIDEA DE I-123 EN SUJETOS NORMALES TRATADOS CON YODO.
REVISTA:
The Journal of Endocrinology & Metabolism 86: 437- 440, 2001
AUTORES:
J. E. Lawrence, et al.
RESUMEN:
La TSH humana recombinante (rh TSH) está siendo utilizada en el manejo postoperatorio de pacientes con cáncer de tiroides sin necesidad de retirar el tratamiento con hormonas tiroideas con el subsecuente desarrollo de hipotiroidismo sintomático El tratamiento con yodo radioactivo es con frecuencia, exitoso para el tratamiento del bocio multinodular tóxico y no tóxico. Sin embargo, cuando los pacientes han sido expuestos al yodo en forma de medicamentos como la amiodarona o agentes de radiocontraste antes de la terapia, el yodo radioactivo tiroideo es a menudo demasiado bajo para completar la ablación con éxito, ya que como es sabido, el exceso de ingestión de yodo trae como consecuencia una disminución en la captación tiroidea.

El presente trabajo tiene como objetivo determinar si la administración de rhTSH aumenta la baja captación de I-123 inducida por la administración de Ioduro sódico en voluntarios normales eutiroideos.

La administración de 0.9 mg de rhTSH ha resultado exitosa para el incremento de la Captación de Yodo Radioactivo (CYR) tanto en hombres eutiroideos normales estudiadas en USA como en pacientes con bocio multinodular tóxico que residen en un área con consumo moderado a bajo de yodo.

El estudio demostró que la administración de una sola dosis de 0.9 mg puede, al menos parcialmente, realzar la deprimida CYR tiroidea después de la administración de yodo. Los estudios in vivo donde se añade la administración de yodo radioactivo a la rsTSH demuestran que la supresión del RNAm del transportador Sodio/Yodo (TSI) de la célula tiroidea ocurre después de 48 horas de la administración de yodo, en perros y a las 24 horas en ratas.

Todavía queda mucho camino por recorrer en este campo, pero la importancia de este trabajo radica en que por primera vez se hace una demostración de la eficacia potencial de la administración de rhTSH en pacientes con baja captación tiroidea por haber estado expuesto al yodo.

Nº 27
TITULO:
COMPARACIÓN ENTRE ANALOGOS DE SOMATOSTATINA Y DE METAYODOBENCILGUANIDINA EN EL DIAGNOSTICO Y LOCALIZACION DE TUMORES NEUROENDOCRINOS AVANZADOS.
REVISTA:
The Journal of Endocrinology & Metabolism 86: 895-902, 2001
AUTORES:
G. Kaltsas, et al.
RESUMEN:
Los tumores de origen neuroendocrinos tienen una variada presentación clínica, localización e histología específica pero todos expresan por diversos mecanismos y/o receptores específicos de membrana celular una captación activa de una amina precursora. Esto permite desarrollar y aplicar radiofármacos para la detección y el tratamiento de estos tumores.

En este trabajo, los autores realizan una comparación del uso de Meta-iodobencilguanidina 123-I MIBG y la imágen con pentatreótido 111-In para el diagnóstico y detección de pacientes con tumores neuroendocrinos variados ( tumores carcinoides, feocromocitomas, carcinoma medular de tiroides y carcinoma hipofisario).

Se estudiaron 54 pacientes a los que se le realizaron pruebas de imagen con MIBG 123-I y escintigrafía con pentatreótrido 111-In. En 46 pacientes con tumores neuroendocrinos metastásicos se utilizaron radiofármacos para el diagnóstico y detección de la extensión de la enfermedad y para ayudar a identificar a pacientes beneficiarios del tratamiento con MIBG 131-I o análogos de acción prolongada de la somatostatina. También se incluyeron 8 pacientes con clínica o evidencia bioquímica de un tumor neuroendocrino recurrente, sin poder localizar la lesión primaria y con radiología convencional normal.

Se observó en el estudio de imagen, que el pentatreótido 111-In fue más sensible para la detección de lesiones metastásicas que con el uso de MIBG 123-I, el cual tiene una sensibilidad del 90% y una alta especificidad solo para tumores de la médula adrenal y no para otros tumores neuroendocrinos; como demostró la tomografía computarizada (TC) y/o resonancia magnética (RM): 67% vs. 50 % para tumores carcinoides (n = 24), 91 % vs. 9 % para tumores de los islotes pancreáticos (n = 12), 100 % vs. 60 % para carcinomas medulares de tiroides (n = 5), y 75 % vs. 100 % para feocromocitomas/paragangliomas (n = 4).

Se puede concluir de este trabajo que la escintigrafía con pentatreótido 111-In detecta más lesiones matastásicas que con MIBG 123-I en pacientes con tumores carcinoides, tumores de células de los islotes pancreáticos y carcinomas medulares de tiroides. Sin embargo en pacientes ocasionales la escintigrafía con MIBG [123-I] demostró lesiones no evidentes con pentatreótido [111-In] lo que puede indicar que este radionucleótido puede ser más sensible para tumores simpatoadrenomedulares. Con excepción de los tumores de células de los islotes pancreáticos, ambos radionucleótidos, presentaron una radiosensibilidad similar para detectar metástasis hepáticas, mientras que en tres pacientes los dos radionucleótidos ejercieron un papel complementario. Ahí es donde radica la importancia de este artículo, el papel complementario de los radionúcleos en la detección y estadiaje de estos tumores y la identificación de pacientes que pueden beneficiarse con un tratamiento usando bien MIBG o análogos radioactivos de la somatostatina.


Nº 28



TITULO:
DIFERENCIAS ENTRE EL TRATAMIENTO ANTILIPIDICO AGRESIVO Y EL CONVENCIONAL SOBRE LA PROGRESION DE LA ARTERIOESCLEROSIS EN EL HIPERCOLESTEROLEMIA FAMILIAR: ENSAYO PROSPECTIVO RANDOMIZADO A DOBLE CIEGO.
REVISTA:
The Lancet, 357: 577-581, 2001
AUTORES:
T. J. Smilda, et al.
RESUMEN:
Sabemos que altas concentraciones de LDL-colesterol constituyen un factor de riesgo para desarrollar enfermedad vascular arterioesclerótica.

El propósito de los autores en este trabajo fue determinar si el tratamiento agresivo con estatinas es más efectivo que el convencional en el tratamiento de esta enfermedad a través de la medición del Espesor Medio de la Intima (EMI) de la carótida.

Se realizó un ensayo clínico a doble ciego, randomizado en 325 pacientes heterocigotos con hipercolesterolemia familiar. Los pacientes recibieron dosis diarias de atorvastatina 80 mg (n=160) o sinvastatina 40 mg (n=165) y se realizaron mediciones del EMI de carótida por ultrasonido bi-modal, al comienzo, durante y al final de los dos años del estudio.

El interés clínico de los resultados de este trabajo radica en que confirman la hipótesis de que niveles bajos de LDL-colesterol al final del tratamiento, garantizan una modificación de la progresión del EMI de la carótida. En el grupo de la atorvastatina, se observó regresión significativa del EMI de la carótida de (-0.031 mm [95 % IC –0.007 a – 0.055]; p=0.0017), mientras que en el grupo de la simvastatina se observó un incremento de ( 0.036 [ 0.014-0.058]; p= 0.0005). El cambio del grosor difirió de forma significativa en los dos grupos ( p=0.0001). Se demostró un incremento similar en HDL-colesterol tanto en el grupo de la simvastatina como en el de la atorvastatina.

Se puede concluir, según los resultados de este estudio, que un tratamiento agresivo con atorvastatina, para la reducción del LDL-colesterol, se acompaña de una regresión del grosor de la íntima de la carótida en pacientes con hipercolesterolemia familiar y por tanto se puede reducir de manera importante, el riesgo de enfermedad cardiovascular en estos pacientes. Esto constituye un importante avance ya que con el tratamiento convencional no se consiguen estos resultados.

Nº 29
TITULO:
LA TRANSICION DE LA OSCURIDAD A LA LUZ BRILLANTE EN LA MAÑANA INDUCE UNA ELEVACION INMEDIATA DE LOS NIVELES DE CORTISOL
REVISTA:
The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism 86: 151-157, 2001
AUTORES:
Rachel Leproult, et al.
RESUMEN:
El ciclo luz-oscuridad ejerce un importante papel como regulador del ritmo circadiano de muchas hormonas. Se ha observado que después de la exposición a la luz o a la oscuridad, se producen cambios importantes en el perfil hormonal de diversas hormonas como cortisol, melatonina y TSH. Sin embargo, el único efecto bien documentado de la exposición a la luz sobre la función endocrina es la supresión de la melatonina nocturna.

El presente estudio fue diseñado para determinar si la exposición a la luz intensa, comparada con la luz tenue, tiene efectos alertadores en sujetos mantenidos despiertos durante 36 horas y si estos efectos activadores están relacionados con cambios en la secreción de melatonina, cortisol y TSH. Participaron 8 hombres sanos en cada uno de los tres estudios, con dos semanas de intervalo, de 36 horas de vigilia continuada. En el primer estudio, los sujetos fueron expuestos a la luz tenue de forma constante (estudio basal). En los otros dos estudios, la exposición a la oscuridad fue interrumpida por períodos de 3 horas de exposición a luz brillante bien desde 05.00-08.00 h ( estudio de la madrugada) o de 13.00-16.00 h (estudio de la tarde). Se obtuvieron muestras de sangre cada 5 minutos durante 24 horas para determinar concentraciones de melatonina, cortisol y TSH. El paso de la luz tenue a la luz brillante en la madrugada suprimió la secreción de melatonina, indujo una inmediata elevación mayor del 50 % de los niveles de cortisol y limitó el deterioro de la situación de alerta normalmente asociada con una deprivación de sueño durante la noche. No se detectó efecto sobre el perfil de TSH. También se observó que la exposición a la luz brillante durante la tarde, no tuvo ningún efecto en el comportamiento de los parámetros hormonales.

Todos estos datos demuestran el efecto de la luz, sobre el eje corticotropico y que este efecto es dependiente de la intensidad de la luz a determinadas horas del día. Por tanto, en hombres jóvenes y sanos la secreción de cortisol puede ser estimulada por la luz en la mañana, aunque no de la tarde y pone de manifiesto el papel importante del ritmo circadiano como mediador de la actividad del eje hipotálamo-hipofisario.

Nº 30
TITULO:
UNDECANOATO DE TESTOSTERONA INTRAMUSCULAR Y ENANTATO DE NORETISTERONA EN UN ENSAYO CLINICO PARA LA CONTRACEPCION MASCULINA.
REVISTA:
The Journal of Endocinalogy & Metabolism 86: 303-309, 2001
AUTORES:
Axel Kamischke, et al.
RESUMEN:
Para realizar la contracepción masculina es necesario suprimir la espermatogénesis para conseguir la azoospermia. Se han realizado pruebas para conseguir la contracepción masculina basadas en la administración combinada de gestágenos o antagonistas de la GnRH combinados con testosterona sustitutiva. Sin embargo, la eficacia de la mayoría de los ensayos no ha sido demostrada.

El objetivo de este estudio ha sido probar la eficacia del undecanoato de testosterona (UT) de acción prolongada, solo o combinado con enantato de noretisterona (ENTE)(usado como contraceptivo femenino) para la supresión prolongada de gonadotropinas. El estudio se dividió en dos grupos de 14 hombres sanos cada uno. Al primer grupo solamente se le administraron inyecciones de 1000 mg de UT cada 6 semanas, durante un período de 28 semanas, seguido por un período de control de 28 semanas más. Al segundo grupo, además del UT, se le administró 200 mg de ENTE a iguales intervalos que la UT. Durante el estudio se monitorizaron las variables del semen, las hormonas reproductoras en sangre, parámetros lipídicos, química hemática, globulinas transportadoras de hormonas sexuales, antígeno específico prostático (PSA) y bienestar y función sexual. Se estudió también el contenido escrotal y prostático sonográficamente en las semanas 12, 24, 36 y 52. Durante todo el período de tratamiento las concentraciones de testosterona sérica permanecieron dentro de los límites normales. La marcada supresión de gonadotropinas conseguida en ambos grupos originó azoospermia en 7 de 14 del primer grupo y 13 de 14 del segundo grupo y oligozoospermia en el resto



Podemos concluir que la combinación de ENTE y UT, ha resultado según este estudio, en una profunda supresión de las gonadotropinas y la espermatogénesis al final del período de tratamiento que supera a otros estudios previos para la contracepción hormonal masculina (como los usados con la combinación de ésteres de testosterona con antagonistas de GnRH). Por tanto se puede considerar la terapia combinada de UT y ENTE como primera elección en futuros estudios sobre la contracepción hormonal masculina.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal