Asamblea General Distr general


Grupos armados no estatales



Descargar 211.96 Kb.
Página3/6
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño211.96 Kb.
1   2   3   4   5   6

2. Grupos armados no estatales

a) Grupos armados antigubernamentales

90. Diversos grupos afiliados al Frente Islámico y otros grupos armados han reclutado, entrenado y utilizado a niños como combatientes activos. Los combatientes que operan en la provincia de Aleppo reconocieron que en sus filas había niños menores de 18 años de edad. A los miembros más jóvenes se les asignan funciones que no son de combate, como la guardia y vigilancia. Una vez que los niños asumen roles de combate, son "generalmente considerados como adultos". Un combatiente que se unió a la Brigada Amar ibn al-Aas en el norte de Aleppo a los 15 años de edad dijo que se le había encomendado primero la tarea de limpiar armas y posteriormente la de participar en el combate. Su primo, de 15 años de edad, recibió adiestramiento con armas de Jaish al Mujahideen en 2014. Otro combatiente en Aleppo explicó que los niños a quienes inicialmente no se les permitía usar revólveres, los utilizaban ahora porque "los niños ya no son niños". Los médicos que trabajan en hospitales de campaña en Aleppo tratan regularmente a menores heridos en combate.

91. Los padres explicaron que los niños del barrio de Al-Sukkari, en la ciudad de Aleppo, que pasaban a integrar los batallones de grupos armados a los 15 años de edad, aproximadamente, lo hacían motivados por la pobreza y la desesperación. Algunos grupos armados reclutan activamente a niños. Un combatiente del batallón de Al-Abbas que opera en Al-Haydaria (Aleppo) explicó que "los chicos jóvenes son a menudo más valientes y más listos que los combatientes adultos".

92. Los grupos armados antigubernamentales también utilizaban a niños en una variedad de funciones que no suponían el uso de armas, por ejemplo, como cocineros, informantes, prestadores de primeros auxilios y porteadores. Los combatientes afirmaron que los niños atrapados mientras actuaban como informantes eran a menudo asesinados o detenidos por las fuerzas gubernamentales. Los grupos armados han violado la prohibición de reclutar y utilizar a niños menores de 18 años de edad como combatientes y en funciones de apoyo. El Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados prohíbe a los grupos armados reclutar o utilizar a niños menores de 18 años de edad en hostilidades directas. El reclutamiento o alistamiento de niños menores de 15 años de edad por parte de estos grupos, incluso para desempeñar funciones de apoyo, constituye un crimen de guerra.

93. El uso de las escuelas con fines militares por parte de los grupos armados ha puesto en peligro a los niños y les ha provocado lesiones e incluso la muerte. Ahrar Al-Sham continuó ocupando la escuela primaria Al-Thawra en Al-Sukkari, en la ciudad de Aleppo, que ha estado cerrada desde que el grupo tomó el control del edificio. Esto priva a los niños de acceso a la educación y pone en peligro los locales de la escuela. Ansar Al-Aqida utiliza un edificio que forma parte del mismo complejo escolar que la escuela Ain Jalout como cuartel para 50 combatientes7.

94. Hay un patrón claro de elegir como blanco los patios escolares8. Se eligió como objetivo a la escuela Al-Thaqafi el 19 de marzo y a la escuela armenia Al-Manar el 15 de abril. Los niños de zonas de Damasco bombardeadas repetidamente por grupos armados antigubernamentales presentan signos de nerviosismo, ansiedad y señales evidentes de angustia y trauma.



b) Estado Islámico del Iraq y Al-Sham

95. El ISIS ha creado campamentos de entrenamiento para adiestrar a niños en el uso de armas con el pretexto de estar educándolos. Según un testimonio acerca de un campamento de entrenamiento del ISIS en Al-Bab (Aleppo), el ISIS reclutó activamente a niños de 14 o 15 años de edad para someterlos a la misma formación que los adultos, ofreciendo recompensas financieras. En los campamentos, los niños reclutados recibieron adiestramiento en el uso de armas y educación religiosa. La existencia de tales campamentos parece indicar que el ISIS ofrece sistemáticamente entrenamiento a niños en el uso de armas. Posteriormente, se despliegan en combate activo durante las operaciones militares, incluidas las misiones suicidas con bombas. En Ar Raqqa se recluta y entrena en campamentos del ISIS a niños a partir de los 10 años de edad. Al reclutar y utilizar a niños menores de 18 años de edad, el ISIS ha violado el derecho internacional humanitario y de los derechos humanos. Al utilizar a niños menores de 15 años de edad, el grupo ha cometido un crimen de guerra.

96. La propagación del ISIS en la parte norte de la República Árabe Siria ha afectado de manera significativa la presencia y las actividades de los organismos y los interlocutores humanitarios. Una madre que solía vivir en Jandaris (Aleppo) explicó que, debido a los ataques del ISIS, las campañas de vacunación habían cesado. Al no tener acceso a atención médica, había abandonado la República Árabe Siria, preocupada por la salud de sus hijos.

c) Grupos armados curdos

97. En el documento A/HRC/25/65 se informa de casos de reclutamiento de niños menores de 18 años de edad por las YPG. De conformidad con su compromiso del 5 de julio de abolir esas prácticas, las YPG han desmovilizado a los niños soldados de sus filas y se han comprometido a supervisar el cumplimiento de sus compromisos.



IV. Infracciones cometidas durante las hostilidades

A. Ataques ilegítimos

1. Fuerzas gubernamentales

98. Las fuerzas gubernamentales han dirigido sistemáticamente sus ataques a la población y la infraestructura civiles, lo que demuestra la intención de matar, herir y mutilar. Los blancos han incluido mercados, tiendas, hospitales, escuelas, lugares de culto y espacios públicos que congregan a gran número de civiles. El objetivo aparente de las operaciones militares del Gobierno es hacer la vida insoportable en las zonas que están fuera de su control.

99. Además de utilizar paulatinamente más fuerzas irregulares locales y extranjeras, el Gobierno ha recurrido a una potencia de fuego muy destructiva. El Ejército ha intensificado sus tácticas, técnicas y procedimientos de lucha contra los grupos armados, introduciendo progresivamente artillería pesada, equipo de combate de la fuerza aérea —como bombas de vacío y bombas de barril—, y misiles balísticos. Al carecer de personal y movilidad suficientes para llevar a cabo ofensivas terrestres en todos los frentes, las fuerzas gubernamentales han adoptado una estrategia consistente en utilizar un número mínimo de personal y lanzar intensos bombardeos durante las operaciones ofensivas y defensivas.

100. Durante las ofensivas sobre Qalamoun (Rif Damasco) entre los meses de febrero y abril, las fuerzas gubernamentales utilizaron armamentos superiores, sometiendo a zonas controladas por grupos armados a bombardeos aéreos y terrestres indiscriminados y sostenidos en preparación para lanzar los ataques terrestres. Varios testimonios de civiles coinciden en la descripción de bombardeos que los seguían al desplazarse hacia la frontera desde pueblos en Qalamoun, de los que estaban escapando. Miles de civiles huyeron en coche y a pie, de Rankus a Hawsh Arab, Ain Al-Jaouza y Assal al-Ward. El ataque contra Yabroud, que culminó con la entrada en la ciudad de las fuerzas gubernamentales el 16 de marzo, constó de bombardeos indiscriminados por la Brigada 18 destacada en Nabak, el Regimiento de misiles 155 y la Brigada 67. Varios aviones de combate y helicópteros lanzaron misiles aire-tierra, bombas de vacío y bombas de barril sobre la ciudad, a menudo en ataques consecutivos cuyo objetivo eran zonas en donde se congregaba una gran cantidad de civiles, como los cortejos fúnebres.

101. Desde su inicio en diciembre de 2013, la campaña militar de Aleppo ha tenido un costo humano devastador. En lugar de apuntar a la capacidad militar de grupos armados y edificios concretos, los ataques aéreos y los bombardeos terrestres del Gobierno se han dirigido mayormente a pueblos y barrios en los que estaban ganando control los grupos armados, como Al-Mouwassalat, Myasser, Al-Sha'ar, Qadi Askar, Al-Maadi, Al-Sakhour y Masakin Hanano en Aleppo oriental, y Al-Sukkari, Al-Zabedia, Sayf al-Dawala, Jisr al-Haj, Al-Ansari al-Sharqi y Al-Kallasa. El momento en que se produjeron los ataques y su duración, así como la elección de las armas y los lugares objetivo, como mercados, intersecciones, escuelas y hospitales, demuestran la intención de causar el máximo de víctimas civiles. Los permanentes ataques aéreos que sufre Aleppo han causado ingentes sufrimientos y un número incalculable de muertes. Según el personal médico, la mayoría de las víctimas de las bombas de barril presentaban múltiples heridas y quemaduras, pérdida de vista y lesiones vasculares periféricas a raíz de traumatismos no penetrantes en las extremidades, que a menudo obligaban a efectuar una amputación.

102. Las fuerzas gubernamentales aumentaron el uso de bombas de barril para reducir el costo de una campaña aérea prolongada y ampliar la flota de aeronaves utilizadas en operaciones de ataque de modo que incluyeran helicópteros de transporte. Las bombas de barril son muy imprecisas, y su área de impacto es extensa. El hecho de volar a gran altitud reduce aún más su precisión. Esa forma de usar las bombas de barril es indiscriminada. En las zonas en que había combatientes de grupos armados, las fuerzas gubernamentales consideraron como objetivo militar único varios objetivos militares particulares y precisos ubicados en zonas densamente pobladas con una gran concentración de población civil. En repetidas ocasiones, la consiguiente pérdida de vidas fue excesiva en relación con la ventaja militar directa que podría haberse previsto como resultado de los ataques a objetivos militares. Tales ataques desproporcionados tuvieron un efecto paralizante en la población y ocasionaron desplazamientos masivos. El uso de bombas de barril en ese contexto constituye un bombardeo de zona, prohibido por el derecho internacional humanitario como táctica que siembra el terror en la población civil.

103. Para defender zonas en donde no podían desplegarse tropas de tierra, las fuerzas gubernamentales utilizaron bombardeos aéreos destinados a reforzar el control alrededor de las principales posiciones y líneas de comunicación y así impedir el avance de los grupos armados. En la ciudad de Dayr az Zawr, en la ciudad de Ar Raqqa, en Idlib y en la parte rural de Dara'a, las fuerzas gubernamentales llevaron a cabo ataques aéreos contra localidades y barrios controlados por la oposición entre enero y julio de manera indiscriminada. Las fuerzas gubernamentales dirigieron sus ataques clara y deliberadamente contra civiles, barrios residenciales y zonas con alta concentración de desplazados internos, lo que tuvo por resultado un gran número de víctimas entre la población civil, decenas de personas mutiladas y cientos de miles de desplazados.

104. Cuando se produce un estancamiento de los frentes, el Gobierno emplea una estrategia de control de la población, combinando asedios de larga duración con continuos bombardeos por aire y tierra. En los barrios alrededor de Damasco, como Yarmouk, Darayya, Babbila y Barzah, se tomó como blanco a los civiles que se consideraran opositores al Gobierno. El mero hecho de vivir en esos barrios o de provenir de ellos bastaba para que su población resultara un objetivo. El Gobierno ha llevado a cabo un ataque generalizado y sistemático contra la población civil de Aleppo para castigar y aterrorizar a la población civil por apoyar o alojar a los grupos armados, en una estrategia destinada aparentemente a socavar el apoyo popular de esos grupos.



2. Grupos armados no estatales

Grupos armados antigubernamentales

105. Los grupos armados antigubernamentales utilizan morteros, piezas de artillería y tanques para atacar las posiciones del Gobierno en las zonas residenciales, utilizando su limitado poder de fuego de manera indiscriminada, lo que causa víctimas civiles. En abril y mayo, los grupos armados antigubernamentales atacaron con granadas de mortero y explosivos improvisados con bombonas de gas los barrios de Al-Midan, Saif al-Dawla y Al-Sulimaniya en Aleppo occidental, lo que causó muertes y heridos. Entre el 17 y el 20 de abril, el fuego de artillería indiscriminado asesinó a más de 50 civiles.

106. Los grupos han atacado intencionalmente lugares civiles, ya sea en represalia por las operaciones del Gobierno o bien debido a que se creía que en ellos se apoyaba al Gobierno. Continúan los bombardeos de Nubl y Zahra (Aleppo) con explosivos improvisados, lo que aumenta el número de víctimas y los daños causados a la infraestructura civil. Los residentes describieron haber sido obligados "a vivir en sótanos". Se registraron bombardeos indiscriminados contra Jermana y Sayda Zeinab (Damasco). Los barrios de Al Maliki, Sharq Tijara, Bab Tuma y Al-Shaghour de la ciudad de Damasco fueron bombardeados, y los ataques a menudo iban dirigidos a niños en patios escolares.

107. Jabhat al-Nusra y grupos afiliados a él recurrieron a ataques suicidas y a la utilización de un gran número de vehículos equipados con artefactos explosivos improvisados. Entre el 6 de marzo y el 24 de junio, la provincia de Homs, y en particular la ciudad de Homs, fue objeto de múltiples atentados con coches bomba en zonas controladas por el Gobierno. En el anexo IV se detallan los ataques dirigidos a civiles que provocaron, por lo menos, cuatro víctimas. El 24 de junio, un coche bomba explotó en la calle Beit al Taweel en el barrio de Wadi al-Dahab de la ciudad de Homs. A raíz de ese atentado murieron 2 civiles y más de 20 personas sufrieron heridas. Tales ataques, cuyo principal objetivo es la población civil, demuestran una clara intención de sembrar el terror entre la población civil.

108. Los grupos que siguen recurriendo a los ataques suicidas son el ISIS y Jabhat Al Nusra, grupos que figuran como entidades terroristas en la lista creada y mantenida por el Comité de Sanciones contra Al-Qaida con respecto a personas, grupos, empresas y otras entidades vinculadas a Al-Qaida.

B. Personas y bienes que gozan de protección específica9

1. Fuerzas gubernamentales

109. El sistema de atención sanitaria se ha visto sumamente afectado en el curso de las operaciones militares llevadas a cabo por las fuerzas gubernamentales, así como por una campaña deliberada y sistemática de persecución del personal médico que atienda a cualquier persona que se entienda que esté en contra del Gobierno. Sigue recurriéndose a impedir el acceso a atención médica como forma de castigo y sumisión de los civiles que residen en zonas en manos de grupos armados o zonas disputadas.

110. La infraestructura de la atención sanitaria y los locales médicos en zonas inestables se han visto dañados por las hostilidades y destruidos en ataques selectivos. La huida de los profesionales sanitarios por temor a ser detenidos, y la muerte y lesiones sufridas por el personal médico han dejado a las zonas controladas por los grupos armados sin la debida atención médica. El hecho de negar continuamente el suministro del material médico incluido en las entregas de ayuda humanitaria y de quitar tales suministros, así como el derrumbe de la industria farmacéutica del país han agravado aún más la provisión de atención médica.

111. Los ataques contra el personal y los locales médicos violan el artículo 3 común a los Convenios de Ginebra y el derecho humanitario internacional consuetudinario, y constituyen crímenes de guerra. La frecuencia de los ataques contra centros médicos en zonas controladas por la oposición de la ciudad y la provincia de Aleppo indica la práctica de una política deliberada. Las fuerzas gubernamentales eligen como objetivo la infraestructura de atención sanitaria aparentemente con la intención de privar a la población civil y a los combatientes de atención médica durante las ofensivas del Gobierno, lo que aumenta el número de víctimas y de personas mutiladas o heridas. Los trabajadores humanitarios siguen siendo un blanco, lo que constituye una infracción grave del derecho humanitario internacional y obstaculiza las actividades de las organizaciones de ayuda.



2. Grupos armados no estatales

Estado Islámico del Iraq y Al-Sham

112. El ISIS continúa deteniendo al personal médico, lo que constituye una violación del derecho humanitario consuetudinario que prohíbe el castigo de las personas que realizan actividades médicas. El grupo también ha ocupado hospitales, en particular en Aleppo. La utilización de hospitales para otros fines que no sean la función humanitaria impide la provisión imparcial de tratamiento médico, pone en peligro a los pacientes y los profesionales médicos y compromete la función humanitaria de los locales médicos. Ello tiene graves repercusiones en el cumplimiento de la obligación en virtud del artículo 3 común de atender a las personas enfermas y heridas. No respetar los emblemas distintivos de los Convenios de Ginebra socava su finalidad de protección.

113. Los combatientes de Jabhat Al-Nusra y del Frente Islámico destacados cerca de la Ciudad Vieja de Aleppo continúan disparando explosivos improvisados con bombonas de gas en la Ciudadela, apuntando a los francotiradores del Gobierno destacados dentro de ella. El 8 de mayo, combatientes de Ahrar Al-Sham detonaron a distancia explosivos insertados en un túnel cavado debajo de la Ciudadela, supuestamente utilizada como base de los soldados del Gobierno. El 31 de mayo, detonaron una bomba semejante en un túnel junto a la Ciudadela. Las repetidas ondas explosivas subterráneas de gran magnitud han causado daños estructurales en la Ciudadela, edificio del siglo XIII que se cuenta entre los Sitios del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

114. Sigue sin conocerse el paradero de los arzobispos ortodoxo sirio y ortodoxo griego de Aleppo, Yohanna Ibrahim y Paul Yazigi, secuestrados en Aleppo en abril de 2013, y del Padre Paolo Dall'Oglio, secuestrado en la ciudad de Ar Raqqah en enero. Los periodistas siguen siendo un blanco para el ISIS. Algunos han sido ejecutados. Docenas de periodistas, tanto extranjeros como sirios, siguen en cautiverio, detenidos y sufriendo malos tratos a causa de sus actividades profesionales. El personal religioso y los periodistas civiles gozan de medidas de protección concretas en virtud del derecho internacional humanitario y deben ser respetados y protegidos por todas las partes.



C. Uso de armas ilegales

Fuerzas gubernamentales

115. Las fuerzas gubernamentales atacaron zonas habitadas por civiles en las provincias de Idlib y Hama: Kafr Zeita el 11, 12, 16 y 18 de abril; Al-Tamana'a el 12, 18 y 29 de abril y Tal Minnis el 21 de abril de 2014.

116. Varios testigos vieron helicópteros que lanzaban bombas de barril y sintieron un aroma similar a cloro de uso doméstico inmediatamente después del impacto. Los relatos de las víctimas y del personal médico que brindaba atención proporcionan descripciones de síntomas compatibles con la exposición a agentes químicos, a saber: vómitos, irritación de ojos y piel, asfixia y otros problemas respiratorios.

117. El cloro gaseoso es un arma química tal como se define en la Convención sobre la prohibición del desarrollo, la producción, el almacenamiento y el empleo de armas químicas, y sobre su destrucción, de 1992. El uso de armas químicas está prohibido en cualquier circunstancia en virtud del derecho internacional humanitario consuetudinario y constituye un crimen de guerra en virtud del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

118. Existen motivos razonables para creer que en Kafr Zeita, Al-Tamana'a y Tal Minnis se utilizaron agentes químicos, probablemente cloro, en ocho sucesos en un período de diez días en el mes de abril. Existen asimismo motivos razonables para creer que esos agentes fueron arrojados en bombas de barril por helicópteros gubernamentales que sobrevolaban la zona.

D. Denegación de los derechos económicos, sociales y culturales
y las libertades fundamentales


1. Fuerzas gubernamentales

119. El conflicto, agravado por los crecientes niveles de pobreza y desesperación, ha provocado una división de zonas bajo control del Gobierno y de grupos armados no estatales. Esto ha tenido importantes consecuencias en la capacidad de los civiles de acceder a servicios básicos, como alimentos, agua, refugio, educación y atención sanitaria. Las fuerzas gubernamentales impidieron que aproximadamente 20 personas heridas en atentados con bombas de barril en Dael (Dara'a) a mediados de junio accedieran al hospital más cercano en la ciudad de Dara'a. Durante la operación del Gobierno contra Qatana (Rif Damasco) en febrero y marzo, Beit Saber quedó rodeada de barricadas, se cortó el suministro de electricidad y se intensificaron los ataques de artillería. Al volverse más intenso el asedio, las fuerzas gubernamentales interrumpieron el suministro de alimentos y de gas.

120. Debido a la violencia reinante y a la obstrucción deliberada de las comunicaciones y las rutas de transporte, la entrega de ayuda humanitaria necesitada con urgencia para las personas desplazadas y los civiles residentes en las zonas afectadas por el conflicto no ha sido suficiente, especialmente en Nawa, Inkhil y Jasem (Dara'a). En Nawa, el flujo de alimentos y medicinas se ve impedido por la Brigada 61.

121. Varias zonas en Qalamoun (Rif Damasco), como Yabroud y Rankus, fueron sitiadas antes del ataque del Gobierno en marzo. Seguidamente se produjeron fuegos de artillería y bombardeos indiscriminados. Las personas, que se enfrentaron también a la imposibilidad de satisfacer necesidades vitales, huyeron hacia la frontera. Las fuerzas gubernamentales utilizan la negación y la obstrucción del suministro de alimentos y otros artículos indispensables para la supervivencia de la población civil como una herramienta para despejar zonas inestables y otros objetivos militares.

122. En Yarmouk y Ghouta oriental (Damasco y Rif Damasco), las fuerzas gubernamentales siguen rodeando a 180.000 personas, sometiéndolas a intensos bombardeos y obstruyendo la entrega de ayuda humanitaria. El sitio de Yarmouk es impuesto por las fuerzas gubernamentales, incluidos elementos de la Dependencia Palestina 235 y el Frente Popular para la Liberación de Palestina. La dotación de los puestos de control alrededor de Ghouta oriental está compuesta por unidades de élite, como la 4ª División, la Guardia Republicana y la 3ª División.

123. Los sitios se imponen de manera coordinada. Los soldados en los puestos de control realizan regularmente detenciones arbitrarias, decomisan alimentos y otros suministros básicos e impiden que las personas enfermas y heridas busquen atención médica. Al-Waer, Houlah, Rastan y Talbisah en Homs permanecen sitiadas, con consecuencias nefastas para las personas que quedaron atrapadas en ellas. La prolongada negación de ayuda humanitaria, incluidos los alimentos, ha provocado malnutrición y hambre. El uso del hambre como método de guerra está prohibido. Esos actos violan las obligaciones básicas respecto del derecho a una alimentación adecuada, el derecho al nivel más alto posible de salud y el derecho a la vida.

124. En todo el territorio de la República Árabe Siria, las fuerzas gubernamentales se han negado a permitir entregas de ayuda como medicamentos esenciales y material quirúrgico. La consecuencia inmediata de ello es que los hospitales de campaña no pueden atender a necesidades básicas y solo pueden ofrecer tratamiento médico rudimentario. Los médicos y los pacientes describen las crudas condiciones reinantes y los inadecuados suministros y equipos en hospitales de campaña en la ciudad de Aleppo, Tafas (Dara'a), Kisweh y Zabadani (Rif Damasco). El único hospital en Beit Jin (Rif Damasco), bombardeado por fuerzas gubernamentales desde marzo, está manejado por un solo médico. Al proseguir una política de negación de brindar cuidados médicos por poder estos utilizarse para atender a combatientes heridos, la actitud de las autoridades del Gobierno infringe directamente las obligaciones jurídicamente vinculantes derivadas del derecho humanitario internacional según el cual debe recogerse y atenderse a los heridos y enfermos, y entregarse rápidamente y sin impedimentos el socorro humanitario.

125. La violencia ha socavado de forma grave la libertad de circulación de la población civil y ha llevado a que muchas personas limiten las actividades que realizan fuera de sus hogares. Muchas mujeres comunicaron la desesperación que les provoca estar atrapadas adentro de sus casas debido a la inseguridad y al temor de lesionarse como consecuencia de los bombardeos indiscriminados. Los hombres tienen miedo de atravesar los puestos de control para acceder a sus lugares de trabajo y recibir asistencia médica debido al riesgo de ser detenidos y de desaparecer. Las mujeres y los hombres de zonas agrícolas, como Sahl Al-Ghab (Hama e Idlib) y Houlah (Homs) sufren por falta de acceso a sus medios de vida o sustento.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal