Asamblea General



Descargar 143.76 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión04.07.2017
Tamaño143.76 Kb.
  1   2   3   4

Naciones Unidas

A/HRC/30/48



Asamblea General
Distr. general

13 de agosto de 2015

Español

Original: inglés








Consejo de Derechos Humanos

30º período de sesiones

Tema 4 de la agenda



Situaciones de derechos humanos que
requieren la atención del Consejo



Informe de la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre la República Árabe Siria*



Resumen

Lejos de vislumbrarse su fin, el conflicto sirio ha seguido intensificándose. Los civiles, sirios de todos los orígenes, han sido víctimas de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, así como de otras violaciones graves del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos. La magnitud y el alcance de esas transgresiones son enormes.

Entre la población civil en general, diversos grupos y comunidades han sido blanco específico de una o varias de las partes beligerantes. Además, hay grupos y comunidades en los que la guerra ha dejado una profunda huella. A menudo las personas sufren por múltiples aspectos de su identidad, como el género, la edad, el origen étnico, la religión y la profesión.

Los civiles sufren lo indecible, ante la mirada del mundo. A tenor de las tendencias actuales, si no se despliegan más esfuerzos para lograr que las partes participen en las negociaciones de paz, dispuestas a transigir, el conflicto sirio —al igual que las muertes y la destrucción que causa— no cesará en un futuro previsible.

De los testimonios reunidos por la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre la República Árabe Siria se desprende un intenso clamor en favor de la paz y la rendición de cuentas. Las partes beligerantes y los Estados con influencia deben hacer lo posible por alcanzar la paz, y, en el contexto de la guerra en la República Árabe Siria, el Consejo de Seguridad tiene el deber concreto de allanar el camino hacia el logro de la justicia.




Índice










Página

  1. Introducción

3

A. Dificultades

3

B. Metodología

3

  1. Dinámica del conflicto

3

  1. Efectos del conflicto sirio en diversos grupos y comunidades civiles

6

A. Civiles

6

B. Hombres en edad de combatir

8

C. Mujeres

9

D. Niños

11

E. Desplazados

12

F. Personas privadas de libertad

14

G. Asediados

15

H. Comunidades religiosas y étnicas

16

I. Personal médico

20

J. Abogados y defensores de los derechos humanos

21

K. Periodistas

22

L. Académicos

22

M. Investigaciones en curso

23

  1. Conclusiones y recomendaciones

23

A. Conclusiones

23

B. Recomendaciones

24

Anexo




Mapa de la República Árabe Siria

27


I. Introducción



  1. En este informe, presentado de conformidad con la resolución 22/24 del Consejo de Derechos Humanos, la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre la República Árabe Siria expone sus conclusiones sobre las investigaciones realizadas del 10 de enero al 10 de julio de 20151. El informe debe leerse juntamente con los informes anteriores de la Comisión2.



A. Dificultades



  1. Las investigaciones de la Comisión siguen viéndose limitadas por la denegación de acceso a la República Árabe Siria.



B. Metodología



  1. La metodología empleada por la Comisión se basó en las prácticas habituales de este tipo de comisiones y de las investigaciones relacionadas con los derechos humanos. La Comisión se sirvió fundamentalmente de testimonios directos.

  2. La información que figura en el presente informe se basa en 335 entrevistas realizadas en la región y desde Ginebra. Desde septiembre de 2011, la Comisión ha llevado a cabo 3.840 entrevistas.

  3. Se recogieron y analizaron fotografías, grabaciones de vídeo, imágenes de satélite e historiales médicos. También formaron parte de la investigación informes de gobiernos y de fuentes no gubernamentales, análisis de especialistas e informes de las Naciones Unidas.

  4. El criterio aplicable en materia de valoración de la prueba se satisface cuando la Comisión tiene motivos fundados para creer que los sucesos se produjeron de la manera en que se describen.



II. Dinámica del conflicto



  1. Lejos de vislumbrarse su fin, el conflicto sirio ha seguido intensificándose en torno a un creciente número de frentes, complejos y con frecuencia imprevisibles. Con el apoyo de diversos simpatizantes externos, que incluyen tanto Estados como personas, las partes beligerantes han luchado con vehemencia para extenderse geográficamente, lo que ha llevado reiteradamente el caos y la destrucción a nuevas localidades en las que conviven las comunidades locales y los desplazados internos. Al mismo tiempo, también se han registrado combates y bombardeos esporádicos pero persistentes en múltiples campos de batalla de más baja intensidad y en situación de estancamiento, donde los agentes involucrados carecen del personal y los suministros necesarios para desbloquear la situación.

  2. Ninguna de las partes beligerantes parece estar cerca de la derrota ni en condiciones de lograr una victoria militar rotunda. Tras más de cuatro años de enfrentamiento, todas han conseguido medios de apoyo, conquistas territoriales y capacidad operacional suficientes para mantenerse durante varios años más. A tenor de las tendencias actuales, si no se despliegan más esfuerzos para lograr que las partes participen en las negociaciones de paz, dispuestas a transigir, el conflicto sirio —al igual que las muertes y la destrucción que causa— no cesará en un futuro previsible.

  3. Aunque casi todos los combatientes son sirios y los enfrentamientos se producen en gran medida en territorio sirio, la guerra está cada vez más impulsada por potencias internacionales y regionales, atendiendo fundamentalmente a sus respectivos intereses geoestratégicos. Los interesados sirios de todos los bandos involucrados en el conflicto han perdido gradualmente el control de los acontecimientos debido a una serie de factores externos que han desdibujado la dimensión interna de la guerra. La persistencia de la guerra muestra indicios preocupantes de internacionalización. La competencia entre las potencias regionales para ganar influencia ha dado lugar, entre otras cosas, a una alarmante exacerbación de la dimensión sectaria, instigada por la intervención de combatientes extranjeros y clérigos extremistas.

  4. Las fuerzas gubernamentales3 se han visto frenadas por el aumento de la presión militar de los grupos armados contrarios al Gobierno, así como del Frente Al-Nusra y el Estado Islámico en el Iraq y el Levante (ISIS), y han perdido poco a poco localidades estratégicas y posiciones militares en varias provincias. Incapaces de avanzar durante la mayoría de sus recientes ataques en Alepo y Deraa meridional, las fuerzas gubernamentales tampoco han podido evitar el colapso de sus líneas de defensa externas durante las ofensivas del ISIS y otros grupos armados en zonas estratégicas como Homs oriental e Idlib.

  5. Como reconoció el Presidente Bashar al-Assad en su alocución televisada del mes de julio, la falta de combatientes leales, sumada a la proliferación de frentes muy activos, ha mermado la capacidad de las fuerzas gubernamentales para reaccionar de manera simultánea en todo el país. Por este motivo, el Gobierno ha dado prioridad a las zonas más estratégicas, como Damasco, las provincias costeras y las líneas de comunicación a lo largo de la frontera con el Líbano, la única frontera internacional que sigue controlando. Además de proseguir los bombardeos aéreos, las fuerzas gubernamentales han dependido en gran medida y con frecuencia de las milicias de Hizbollah y otras milicias chiíes extranjeras. En particular, unidades de élite como la Guardia Republicana y la Cuarta División se han visto gravemente afectadas por las bajas y el desgaste de la guerra.

  6. Los grupos armados contrarios al Gobierno, desde los asociados al Ejército Sirio Libre (ESL) hasta grupos como Ahrar al-Sham, han realizado importantes avances tácticos ante las fuerzas gubernamentales en los frentes de las provincias de Idlib, Deraa y Alepo. Aunque se han enfrentado de manera intermitente con el ISIS y sus aliados en las zonas rurales del norte de Alepo y en el sur de Damasco, han colaborado cada vez más con el Frente Al-Nusra y grupos como Ansar al-Deen y Yund al-Aqsa, dando prioridad, al parecer, a las necesidades operacionales actuales frente a las diferencias ideológicas y políticas4.

  7. Los notables progresos realizados en la coordinación y el acceso al apoyo logístico han contribuido a una mejora general de los resultados de las operaciones, lo que ha propiciado nuevos avances. Las divisiones con respecto a la ideología y la política, así como las luchas internas por los recursos y el territorio, persisten y pueden seguir socavando la unidad y la coherencia entre sus filas en el futuro.

  8. El Frente Al-Nusra, filial de Al-Qaida en Siria, ha desempeñado un papel clave en los recientes avances logrados por los grupos armados en Idlib, donde opera normalmente en estrecha colaboración con grupos de distinta ideología. Integrado principalmente por militantes sirios —a diferencia del ISIS—, el grupo ha reforzado su control sobre extensas partes de la provincia de Idlib, y dedica recursos y esfuerzos a la gobernanza local. Prestando especial atención el establecimiento de mecanismos de seguridad y justicia, el grupo ha consolidado su influencia sobre las comunidades y ha impuesto su ideología extremista.

  9. Las relaciones entre el Frente Al-Nusra y el ISIS se han caracterizado sobre todo por la desconfianza y los conflictos. Se han enfrentado fundamentalmente por el control de los recursos, aunque ha habido algún caso excepcional de colaboración en frentes aislados, como el campamento de Al-Yarmuk, en la ciudad de Damasco, y la zona de Qalamun occidental, en Damasco Rural.

  10. El ISIS ha consolidado su control sobre grandes partes de las provincias septentrionales y orientales, al tiempo que ha aumentado de manera drástica los ataques contra las localidades y posiciones ocupadas por las fuerzas gubernamentales en las provincias de Homs y Al-Hasaka. El grupo terrorista también se ha extendido por nuevas zonas del centro y el sur hasta las provincias de Deraa y Al-Suwaida, logrando nuevos apoyos leales entre los grupos militantes locales que actúan más allá de sus baluartes.

  11. Tras sufrir importantes pérdidas en Ar-Raqqa a manos del grupo kurdo armado conocido como las Unidades de Protección Popular, el ISIS adoptó un nuevo modus operandi e incorporó el recurso frecuente a ataques suicidas con vehículos cargados de artefactos explosivos improvisados, así como a tácticas de hostigamiento. La coalición internacional de lucha contra el ISIS se ha ampliado recientemente, lo que ha fortalecido su capacidad para hacerle frente. No obstante, los ataques aéreos solo han mermado la capacidad operacional del grupo cuando se han realizado junto con operaciones terrestres de las Unidades de Protección Popular.

  12. Las Unidades de Protección Popular, apoyadas por grupos armados locales y por los ataques aéreos de la coalición internacional, han avanzado en las provincias septentrionales y orientales de Siria. Tras ganar el cantón de Ayn al-Arab/Kobane5 (Alepo), tomaron el cruce fronterizo de Tal Abyad (Ar-Raqqa) en una importante victoria contra el ISIS, conectando así Kobane y Al-Yazire en una zona contigua.

  13. Fuente principal de fuerzas combatientes, las Unidades de Protección Popular han luchado en distintos frentes junto con diversos grupos armados, incluidas tribus árabes, milicias asirias y facciones afiliadas al ELS. Desde el punto de vista geográfico, recientemente las Unidades de Protección Popular han avanzado posiciones en zonas de dominio árabe más allá de los territorios kurdos, lo que ha generado resentimiento entre algunas comunidades locales.

  14. Con el fin de llevar a las partes beligerantes a la mesa de negociaciones, el Enviado Especial de las Naciones Unidas, Staffan de Mistura, presentó una nueva propuesta al Consejo de Seguridad el 29 de julio cuyo objetivo era la elaboración de un documento marco sobre la aplicación del Comunicado de Ginebra de 2012 que Siria considerase como propio. Después de celebrar amplias consultas con las partes beligerantes y los Estados con influencia, el Enviado Especial propuso que se establecieran cuatro grupos de trabajo dedicados a abordar los temas siguientes: “seguridad y protección para todos”; “cuestiones políticas y constitucionales”; “cuestiones militares y de seguridad”; e “instituciones públicas, reconstrucción y desarrollo”.

  15. El flujo constante de refugiados hacia los países vecinos sigue desestabilizando la región y mermando gravemente los medios de subsistencia, los servicios públicos y la disponibilidad de productos básicos en las comunidades de acogida. Esos desafíos de orden económico y social, agravados por los problemas de seguridad, han llevado a los países vecinos a adoptar medidas de gestión de las fronteras que, en palabras del Alto Comisionado para los Refugiados, Antonio Guterres, “limitan las posibilidades de los refugiados de llegar a un lugar seguro”.

  16. El espacio de protección de los sirios que tratan de huir del conflicto es cada vez menor. La grave escasez de financiación pone en peligro la vida de los sectores más vulnerables de la población siria desplazada.



III. Efectos del conflicto sirio en diversos grupos y comunidades civiles



  1. Los civiles siguen siendo las principales víctimas del conflicto sirio. A medida que la violencia ha invadido sus vidas, escuelas y vecindarios, los civiles han huido a refugios seguros, cada vez más escasos, dentro de la República Árabe Siria o más allá de sus fronteras.

  2. Entre la población civil en general, diversos grupos y comunidades han sido blanco específico de una o varias de las partes beligerantes. Además, hay grupos y comunidades en los que la guerra ha dejado una profunda huella. A menudo las personas sufren por múltiples aspectos de su identidad, como el género, la edad, el origen étnico, la religión y la profesión. Los ataques contra la población civil pueden afectar o estar dirigidos específicamente a las mujeres civiles, o a las de un determinado origen étnico, por ejemplo. Esa es la realidad de la guerra en la República Árabe Siria.

  3. En el presente informe se examinan los efectos del conflicto sirio en algunos de los grupos y comunidades más afectados. Sin embargo, no se ofrece una lista exhaustiva, algo imposible dada la riqueza del crisol sirio.



A. Civiles



  1. Las partes beligerantes combaten teniendo escasa o nulamente en cuenta el derecho de la guerra y, en particular, el principio fundamental de la distinción. Independientemente de sus autores, la mayoría de los ataques no están dirigidos contra un objetivo militar concreto ni emplean métodos o medios de combate que pueden dirigirse contra ese tipo de objetivo. Los ataques indiscriminados contra zonas residenciales han causado un enorme número de víctimas entre la población civil siria.

  2. Las fuerzas gubernamentales (incluidas las fuerzas paramilitares y las milicias extranjeras y locales que les dan apoyo), los grupos armados contrarios al Gobierno, el Frente Al-Nusra y el ISIS localizan objetivos militares dentro o cerca de zonas habitadas por civiles y densamente pobladas, lo que pone en peligro a la población civil.


1. Ataques terrestres


  1. A medida que avanzaban, las partes beligerantes fueron lanzando ataques terrestres contra poblaciones habitadas por civiles en los frentes. En los ataques por tierra que se describen a continuación, las fuerzas gubernamentales, los grupos armados contrarios al Gobierno, el Frente Al-Nusra y el ISIS han matado a civiles residentes en esos lugares.

  2. A mediados de febrero, las fuerzas gubernamentales entraron en la localidad de Hardetein (Alepo). Varios civiles recibieron disparos y murieron cuando trataban de huir.

  3. En abril, las fuerzas gubernamentales entraron en las poblaciones de Busr alHareer, Miskiya al-Sharqiya, Miskiya al-Gharbiya y Musetba, en la zona rural de Deraa. Aunque la zona estaba bajo control del ESL, los combatientes no estaban presentes en el momento en que se produjo el avance. Las fuerzas gubernamentales mataron a cerca de 40 hombres e hirieron a otros 60.

  4. En marzo, grupos armados contrarios al Gobierno que luchaban junto con el Frente Al-Nusra atacaron e invadieron Busra al-Sham (Deraa) y mataron a hombres y mujeres residentes en esa población. En abril, actuando en contubernio con el Frente AlNusra, grupos armados atacaron Ishtabraq (Idlib) y mataron a los civiles que huían. A mediados de junio, los combatientes del Frente Al-Nusra ejecutaron a 24 hombres en Qalb Lawza (Idlib).

  5. En febrero, el ISIS ejecutó a civiles durante su ofensiva contra las localidades asirias situadas a lo largo del río Jabur (Al-Hasaka), entre ellas Tel Hermes, Tel Shamran y Qabr Shamie. A finales de marzo, atacó Mabuya (Hama). Del 25 al 27 de junio, el grupo terrorista también lanzó un ataque contra Kobane y mató aproximadamente a 250 civiles. Esos ataques se detallan en la sección H del presente informe.


2. Bombardeos aéreos y de artillería


  1. El Gobierno ha proseguido los bombardeos aéreos contra núcleos de población civil. Las zonas de Alepo, Deir Ezzor, Idlib, Damasco y Deraa han sufrido intensos ataques, que han causado numerosas víctimas civiles.

  2. Algunos ataques fueron dirigidos contra lugares públicos civiles, en particular mercados y centros de transporte. A principios de febrero, las paradas de autobús de los barrios de Baidin y Al-Hayderia de la ciudad de Alepo fueron alcanzadas por bombas de barril, que mataron a civiles. En mayo, el Gobierno lanzó un ataque aéreo contra Yisr al-Haj, un punto de recogida de pasajeros para los autobuses y los taxis de la ciudad de Alepo. Murieron aproximadamente 40 personas. La mayoría eran civiles, y entre ellas había varios niños.

  3. En mayo, helicópteros de las fuerzas gubernamentales lanzaron múltiples bombas de barril contra tres mercados de Al-Bab, una zona controlada por el ISIS en el norte de Alepo. No había miembros del ISIS presentes en los mercados, en los que se vendían verduras, prendas de vestir para mujer y equipo agrícola, respectivamente. A principios de junio, un helicóptero de las fuerzas gubernamentales lanzó una bomba de barril contra el mercado de alimentos de Yib al-Quba, en la ciudad de Alepo. El ataque causó bajas civiles. No había ningún objetivo militar en el mercado.

  4. Los grupos armados contrarios al Gobierno han bombardeado ciudades y barrios habitados por civiles en Alepo, Damasco, Idlib y Latakia. Los barrios controlados por el Gobierno de la ciudad de Alepo siguen sufriendo bombardeos frecuentes por parte de grupos armados. A principios de mayo, un grupo armado no identificado lanzó un misil en el barrio de Al-Mugambo, que causó la muerte de nueve civiles. Los grupos armados cortan con frecuencia el suministro de agua de la ciudad de Alepo, controlada por el Gobierno.

  5. Los grupos armados contrarios al Gobierno siguen disparando misiles y morteros en los barrios de Yaramana y Sayda Zeinab de la ciudad de Damasco, lo que provoca muchas víctimas civiles. Antes de los ataques terrestres en Deraa e Idlib, los grupos armados contrarios al Gobierno y el Frente Al-Nusra bombardearon poblaciones de forma indiscriminada a medida que avanzaban.

  6. En abril, la coalición internacional lanzó un ataque aéreo contra Beir Mihli (Alepo), localidad situada en un frente entre las Unidades de Protección Popular y el ISIS. Sigue sin estar claro qué objetivos militares había en el lugar, pero el número de víctimas civiles de que se tiene noticia, más de 60 personas, es motivo de gran preocupación. De manera análoga, en un ataque aéreo de la coalición contra Dali Hasan (Alepo) que tuvo lugar en junio, resultó muerta una familia, incluidos cinco niños. El objetivo militar perseguido sigue sin haberse aclarado.

  7. Continúan las investigaciones sobre la presunta utilización de armas químicas, en forma de cloro y/o fosgeno, en Sermin, Saraqib, Qmenas y Binish, así como en otras ciudades y pueblos de Idlib en los meses de marzo y abril.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal