Asistencia técnica y capacitación en sistemas agroforestales tipo multiestratos Departamento de Promoción Económica



Descargar 226.29 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión05.04.2018
Tamaño226.29 Kb.
  1   2   3   4



Asistencia técnica y capacitación en

sistemas agroforestales tipo multiestratos
Departamento de Promoción Económica

Publicación No. 11/01
La Secretaría General de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), presenta el informe final del proyecto: “Asistencia técnica y capacitación en sistemas agroforestales tipo multiestratos”, preparado por el Ing. Alejandro López Musalem.
El estudio fue desarrollado en cumplimiento del Programa de Trabajos de la Secretaría General de la ALADI para el año 2000, en el marco del Sistema de Apoyo a los Países de Menor Desarrollo Económico Relativo.
La concepción y supervisión del mismo estuvieron a cargo del Departamento de Promoción Económica de la Secretaría General de la ALADI.
Montevideo, abril de 2001.

ÍNDICE








Página

RESUMEN EJECUTIVO ....................................................................................


7

I.

ASOCIO Y COMPORTAMIENTO DE ESPECIES EN SISTEMAS AGROFORESTALES MULTIESTRATOS .................................................



13






Definición ....................................................................................................

13





Modalidades y distribución .........................................................................

13




Estructura y función ....................................................................................

14




Establecimiento y manejo de la densidad de sombra ................................

15




Poda de las copas ......................................................................................

16




Niveles óptimos de intervención .................................................................

16




Riesgos de la intervención .........................................................................

17




Rangos tolerables ........... ..........................................................................

18




Opciones para el manejo de cultivos bajo sistemas agroforestales multiestratos .....................................................................................................

19






- La utilización de especies arbóreas de uso múltiple ...............................

19





- Fertilización natural y uso de abonos orgánicos .....................................

19




Potencialidades ..........................................................................................

20

II.

ZONIFICACIÓN DE LA REGIÓN DEL ALTO BENI, LA PAZ, BOLIVIA .....

21






Antecedentes ..............................................................................................

21





Ubicación ....................................................................................................

21




Geología y geomorfología ..........................................................................

21




Clima ..........................................................................................................

22




Vegetación .................................................................................................

22




Suelos ........................................................................................................

23




La clasificación taxonómica de los suelos ..................................................

24




Zonificación en base a la capacidad de uso mayor de la tierra ..................

25

III.

ZONIFICACIÓN DE CULTIVOS SEGÚN LA CAPACIDAD DE USO DE LA TIERRA .................................................................................................


26






Terrazas aluviales (llanuras recientes y subrecientes) ...............................

26





Colinas bajas y terrazas antiguas ...............................................................

27




Índice (Cont.)







Página





Colinas medias y altas ...............................................................................

27





Serranías ....................................................................................................

28

IV.

ESPECIES CON POTENCIAL DE EXPORTACIÓN PARA LA REGIÓN DEL ALTO BENI .........................................................................................


28






Cultivos asociados de interés comercial ....................................................

28





Árboles frutales promisorios .......................................................................

29




Productos forestales no maderables ..........................................................

30

ANEXOS ..............................................................................................................


31

ANEXO 1 - VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LOS ÁRBOLES DE SOMBRA

33

ANEXO 2 - EL MERCADO DE LOS PRODUCTOS BIOLÓGICOS ..................

37

ANEXO 3 - EXPORTACIONES NO TRADICIONALES DE ORIGEN AGROPECUARIO Y FORESTAL EN BOLIVIA .........................................


41

CUADRO 1 - REQUERIMIENTOS ECOLÓGICOS DE LOS PRINCIPALES CULTIVOS EN EL ALTO BENI ..................................................

45

BIBLIOGRAFÍA ...................................................................................................

47




___________
RESUMEN EJECUTIVO

ANTECEDENTES
Durante esta consultoría se llevaron a cabo dos misiones a la zona del Alto Beni, la primera, en el mes de diciembre del 2000 y la segunda en el mes de febrero de 2001. Se capacitó a 20 técnicos de la Central de Cooperativas El Ceibo, Ltda. Durante la primera parte se impartió un curso teórico sobre los sistemas agroforestales y su importancia en la región. Durante la segunda parte, se realizaron recorridos de campo, donde se hicieron diagnósticos de los sistemas multiestratos en cada lote visitado.
En los años 60 el BID financió programas de colonización dirigida. La mayoría de los productores eran indígenas del Altiplano cuya lengua es el quechua y el aymara. El cacao es el cultivo más importante, con un promedio de 2.4 há por agricultor.
ASOCIO Y COMPORTAMIENTO DE ESPECIES EN SISTEMAS AGROFORESTALES
Los sistemas agroforestales multiestratos se caracterizan por ser una asociación de especie(s) arbórea (s), con fines de producción de leña, madera, frutos y/o sombra, que interactúan simultáneamente con cultivos perennes como café, cacao, plátano y otros. Esta asociación genera diversos sistemas que se estructuran con dos o más especies y persiguen optimizar el uso de recursos y aumentar la productividad por unidad de terreno. Estos sistemas son una buena alternativa cuando el uso de monocultivos no es viable debido a la alta cantidad de subsidios externos que demandan. Con la introducción de árboles, que además de regular las condiciones de luz que demandan ciertos cultivos umbrofílicos como el cacao, se pueden suplir parte de los nutrientes requeridos por el cultivo.
Los géneros más utilizados para sombra de café y cacao corresponden a Gliricidia, Erythrina, Inga y Leucaena, tratándose de leguminosas que además de la reducción de la actividad lumínica fijan nitrógeno en el suelo y aportan cantidades considerables de residuos vegetales de forma natural, o por podas como material de cobertura. Se considera a la capa de hojarasca como el eslabón fundamental que mantiene unidos los componentes arbóreos con el suelo, esta capa a su vez, por procesos de descomposición y mineralización, liberará nutrientes que podrán ser nuevamente absorbidos por las plantas.
Otra forma de interacción en el sistema, la constituye la competencia por nutrientes y agua, a nivel radicular, entre el componente arbóreo y el cultivo, aunque su efecto está más relacionado con la densidad de siembra y disponibilidad de nutrientes en el suelo. Otra forma de interacción, sobre la cual se basa el sistema, la constituye la sombra que ejercen los árboles sobre el cultivo, aspecto que debe ser manejado a través de podas periódicas que regulen su intensidad y ofrezcan los niveles de luz requeridos por el cultivo.

La regulación de la sombra por raleo consiste en eliminar un porcentaje de la población establecida originalmente. Es una práctica común cuando se establecen arboles leguminosos a una alta densidad, usarlos como sombra temporal y después como sombra permanente. Cuando se procede así, el raleo se puede hacer eliminando una hilera por medio, en una sola dirección o en ambas. También se puede practicar el raleo eliminando árboles seleccionados previamente en las áreas más oscuras, o por alguna característica particular como el tamaño, forma u edad del árbol en cuestión.


La sombra debe mantenerse baja y abierta, con el fin de que su manejo sea sencillo y no se den condiciones excesivas que propicien humedad favorable para el desarrollo de enfermedades. La sombra disminuye la actividad metabólica de la planta y con esto el consumo de nutrimentos y el empobrecimiento del suelo. Existe una relación inversamente proporcional entre la producción de cacaotales sin sombra y la longevidad de los árboles (Somarriba, 1988).
La alta densidad de siembra del cacao favorece la incidencia de la enfermedad “escoba de bruja”. El creciente interés por plantar clones a altas densidades deberá tomarse con precaución. Los sistemas agroforestales constituyen una alternativa satisfactoria, ya que en esta situación el cacao plantado a 3 X 3 m. (1.111 árboles/há) se combina con especies forestales y frutales de valor económico (Dias et al., 2000).
En los pequeños productores puede darse el caso de que el lote funcione casi como un huerto casero debido a que hay una necesidad real de fruta, leña, madera, medicinales y otros beneficios que aportan los elementos de sombra. Un estrato arbóreo diversificado, además de disminuir la dependencia económica sobre un solo cultivo, puede funcionar como hábitat para aves migratorias y otros organismos benéficos (Greenberg et al., 1997).
Hay muchos finqueros que utilizan el plátano como sombra temporal para el cacao, asociados en un sistema agroforestal. Lo importante de esta asociación es que ambos cultivos están sujetos a fuertes variaciones temporales en los precios, por lo tanto, el nivel de intervención sobre uno u otro dependerá de cual de ellos es más rentable en un momento dado. De esta manera el productor tiene mayor capacidad de resistir variaciones en los precios, ya que si los precios no están positivamente correlacionados, la producción simultánea de ambos cultivos resultará en una menor variabilidad del ingreso total de la finca.
Con el incremento de la población, la frontera agrícola se expande hacia áreas antes poco perturbadas, lo que resulta frecuentemente en degradación ambiental. Según Muschler (1997), los sistemas simples (sin sombra) se pueden mantener sólo si hay disponibilidad de agroquímicos y dinero. En cambio en condiciones subóptimas de clima y suelo, el uso de la sombra se ve favorecida, que es caso de la mayoría de las fincas en el trópico.
La tumba del bosque para sembrar arroz, que es una práctica común en la zona, cambia las condiciones del terreno, provocando la desaparición de muchas plantas, que son reemplazadas por otras mejor adaptadas (malezas). Esto obliga al productor a cambiar de cultivo, dejar el terreno en barbecho y volver a cultivarlo después de algunos años. Las prácticas agroforestales pueden ayudar a mejorar los sistemas de uso de la tierra, hacia una mayor sostenibilidad, incorporando árboles en fincas donde fueron eliminados y en terrenos degradados (Foresta y Michon, 1993).
Otro de los beneficios adicionales de estos sistemas con sombra es la fijación de CO2, como una forma de mitigar el efecto de invernadero. Kursten y Burschel (1993), calcularon que de 14-52 t. C/há se almacenan en la biomasa aérea de los árboles, en el suelo fijan 10-50 t C/há más. Sin embargo, la contribución más importante de estos sistemas radica en la protección de los bosques remanentes, ya que ofrece a los campesinos una alternativa a la agricultura migratoria, evitando así la liberación de hasta 1000 t C/há. En conclusión, la persistencia de los sistemas tradicionales de multiestratos que se encuentran en el Alto Beni, demuestran que son apropiados a las condiciones ecológicas y económicas del trópico americano.
EL AREA DE ESTUDIO
La zona de colonización Alto Beni (15°32’ S, 67°21’ O) se ubica a unos 140 km. al noreste de la ciudad de La Paz, Bolivia. Abarca una superficie de 270.000 hás en las provicias de Sud Yungas, Caranavi y Larecaja. La zona está caracterizada por dos grandes unidades: 1) Serranías con valles profundos, paralelos al rumbo mayor de la cordillera, con crestas pronunciadas y laderas abruptas; y 2) Un extenso conjunto de colinas con relieve ondulado a escarpado, mayormente de origen terciario. La zona abarca el valle del río Alto Beni, que se forma por la confluencia de los ríos Cotacajes y Boopi, cerca de San Mihuel Huachi, y el valle del río Cotacajes entre Covendo y la confluencia con el río Boopi, la cuenca del río Inicua y una pequeña parte de la margen derecha del río Kaka.
Las temperaturas medias anuales del valle del Río Alto Beni, están en un rango de 24 a 26°c, en las serranías colindantes, las temperaturas bajan por efecto de la altitud. Las precipitaciones anuales varían entre 1.300 mm. y 1.600 mm. Sin embargo, subiendo del fondo del valle a las serranías se nota un marcado aumento en las precipitaciones. La época de lluvias dura 5 meses, de noviembre a marzo.
La vegetación natural de las partes bajas del Alto Beni, tiene las siguientes características: el bosque es denso, alto y consta de varios estratos. La capa arbórea superior alcanza alturas de 30 a 40 m., los troncos son rectos, sin ramas en los dos tercios inferiores y alcanzan más de un metro de diámetro. El segundo estrato llega hasta 20 m. y tiene un porcentaje relativamente alto de palmeras. El sotobosque es ralo, llega a 4 m. de altura y está integrado por varias especies arbustivas, lianas, árboles y palmeras jóvenes. Una pequeña parte de los árboles es caducifolio. Las especies más extendidas pertenecen a los géneros Aspidosperma, Brosimum, Cordia, Erythrina, Calycophylum, Cariniana, Triplaris y las palmeras Scheelea, Euterpe, Bactris y Astrocaryum (CUMAT-COTESU, 1985).
En alturas mayores a 800 m.s.n.m. cambia el espectro de las especies y el aspecto del bosque, debido al aumento de la humedad. Aquí se encuentran muchas palmeras, trepadoras, lianas, epífitas herbáceas y, en menor cantidad, helechos arbóreos. Las especies más comunes son varios géneros de Lauráceas y Sloanea, Hura, Swietenia, Schizolobium, Aspidosperma, más las palmeras Iriartea, Socratea, Euterpe y Jessenia (CUMAT-COTESU, 1985).
LOS SUELOS DE LA ZONA DEL ALTO BENI
La mayoría de los suelos de la zona están libres de carbonatos, es decir no hay incidencia de concreciones calcáreas en la arenisca terciaria, que es el material parental predominante. Respecto a la fertilidad se agruparon en dos. Al primer grupo pertenecen los Acrisoles háplicos y los Cambisoles dístricos que son poco fértiles. Son suelos franco arenosos, muy ácidos, pobres en nutrientes, con baja CIC y baja saturación de bases. El segundo grupo está formado por Cambisoles crómicos y Lixisoles háplicos de buena fertilidad. Se trata de suelos con textura más fina (franca, franco-arcillosa), moderadamente ácidos, con mayor CIC y saturación de bases.
Probablemente el inicio de la formación de los suelos del Alto Beni empezó en el Pleistoceno inferior. Todavía no se ha llevado a cabo en gran escala la laterización de los suelos, es decir el empobrecimiento en sílice y la acumulación de productos estables como el hierro, óxidos de aluminio y caolinita. De acuerdo con Elbers (1995), los valores de profundidad, incluso en las laderas accidentadas llegaron a un metro ó más. Según los resultados del mapeo realizado por él, los Cambisoles crómicos serían la unidad de suelo dominante en la región del Alto Beni, los Lixisoles y Acrisoles los suelos asociados. Los Litosoles y Regosoles no son importantes en las agrupaciones de suelos de la región.
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal