AT&t building de Nueva York Philip. Johnson. 1979-1982 Manhattan, New York. Análisis



Descargar 13.17 Kb.
Fecha de conversión11.12.2017
Tamaño13.17 Kb.

Enrique Valdearcos Guerrero Historia del Arte


AT&T Building de Nueva York

Philip. Johnson. 1979-1982

Manhattan, New York.
ANÁLISIS

Estilo

Este edificio de oficinas con 37 plantas y 197,32 m de altura está considerado como el primer rascacielos postmoderno, pese a la posición defendida por Philip Johnson durante años del estilo internacional, como lo demuestra su colaboración con Mies en la construcción del Edificio Seagram de New York. Nace, por lo tanto, como reacción al Movimiento Moderno y al Miesianimo. Era la primera vez que se rompía radicalmente con la imagen convencional del rascacielos del Movimiento Moderno y, además, en el mismo corazón de Nueva York. Johnson fue incluso portada del "Time" en enero de 1979.

Desde su creación el edificio ha generado mucha controversia. El edificio muestra su clasicismo en dos puntos concretos de su fachada, en su base y en el remate del techo, donde observamos múltiples referencias a la arquitectura Art Deco. La coronación frontal estilo Chippendale fue vista demasiado “kitsch”, la entrada fue criticada por proporcionar poca protección contra el clima y hacer que el visitante se sienta pequeño, y Johnson fue acusado de apropiarse de un estilo arquitectónico iniciado por otros.

Se trata de un edificio de granito rosa que retoma no sólo la tradición de los rascacielos de los años veinte, sino que la enriquece con motivos clasicistas e historicistas de diferente procedencia: la fachada de la Capilla Pazzi de Brunelleschi en el basamento, Sullivan en el cuerpo o fuste del rascacielos, y todo coronado por un frontón partido estilo Chipperndale.

El edificio está ubicado en el 550 de Madison Avenue, entre la 56th y 57th Street, Manhattan, New York, Estados Unidos.

Para hacer que los 197,5 m de altura revistieran al edificio con una presencia más monumental a primera vista, Johnson lo coronó con una única forma post-modernista curva semejante a la terminación de una cajonera estilo “Chippendale”. Al igual que su trabajo en el edificio Seagram, junto a Mies, de estilo internacional, este edificio era un modelo para un nuevo estilo a seguir por otros arquitectos.

El crítico Carter Wiseman describe el edificio como “una fusión de rebelión estética y comercio corporativo…más logotipo que arquitectura, más ornamento que terminación artística”.

Resulta llamativo que fueran Philip Johnson quien creara este proyecto, el mismo Johnson que en 1932 introdujo en Estados Unidos el estilo internacional o fuera responsable de formas modernistas puras como la Casa de Cristal en Connecticut. Philip Johnson completó este edificio en el mismo año que el PPG Place en Pittsburgh, Pennsylvania, un enfoque postmodernista notablemente diferente pero lógicamente similar.



Estructura

Con una planta rectangular ocupa un estrecho espacio de 30.48×60.96 m en la base, y cuenta con elementos de diseño utilizados en los primeros rascacielos, un esquema tripartito, con una base y un tope. La estructura revestida con granito rosado cuenta tan solo con un 30% de superficie acristalada, representada con 9 tiras verticales de ventanas.

La gran arcada frontal con 9.14 m de altura y una coronación que alude a las cajoneras estilo Chippendale, diseñadas por el maestro ebanista del siglo XVIII Thomas Chippendale, presenta un quiebro en el centro de la fachada, tras la cual se ocultan los equipos mecánicos, a la vez que dota al edificio con una identidad única y distintiva.

La división tripartita de la fachada se destaca por una gran entrada y una galería peatonal en la base, un eje en altura con ventanas regulares, y una banda ancha de ventanas justo debajo de la corona del edificio. La entrada es un gran arco acristalado rematado por aberturas en forma de ojo de buey.

La plaza no tuvo éxito como espacio público y se convirtió en un espacio comercial cerrado cuando Sony compró el edificio. Entre ellas una tienda Sony con la última tecnología, con entradas tanto por la calle principal como por la galería.

Las plantas superiores fueron dedicadas a oficinas, pese a que con el transcurrir de los años, algunos pisos se habilitaron para uso residencial, alcanzando un altísimo valor inmobiliario.

Estructuralmente, el edificio cuenta con marco estructural tubular, cuyas columnas están unidas con cerchas en la parte superior e inferior.

El edificio está revestido en granito gris-rosado de la misma cantera que suministró las piedras para la fachada de la Grand Central Station. En el acceso a los ascensores el suelo combina mármol blanco y negro, con placas metálicas perforadas en los techos de los vestíbulos.

Los ascensores tienen puertas de bronce con placas cuadradas superpuestas, su obra se inspiró en los ascensores del Edificio Chrysler.

COMENTARIO

La construcción del AT & T comenzó en enero de 1979 con la excavación de la tierra en el 550 de Madison Avenue. Los edificios que ocupaban el sitio fueron demolidos un año antes. Los trabajos de excavación continuaron durante todo 1979 y parte de 1980. Las primeras columnas de acero se colocaron en el otoño de 1980 y en enero de 1981 el esqueleto de acero comenzó a verse por encima del nivel de la calle.

Su construcción se terminó en 1984 para su propietario original, la empresa de telecomunicaciones AT&T, llamándose Edificio AT&T. Desde sus comienzos creó acalorados debates a favor y en contra. La ciudad acordó permitir su masificación vertical a cambio de un espacio público dentro del edificio, ya sea al aire libre o en forma de galería, como también la promesa por parte de AT&T de mantener sus actividades en el futuro. A pesar de las promesas el edificio fue adquirido por SONY en 1992, pasando a llamarse Torre Sony y convirtiéndose en la sede de la empresa en Estados Unidos.

Las oficinas corporativas de AT & T en la ciudad de Nueva York, posteriormente Edificio Sony fue, en el momento de su diseño y construcción, una salida sorprendente al diseño “caja de cristal” de muchos edificios de oficinas de gran altura en ese momento. La unión de un innovador sistema estructural de acero, de una serie de requisitos arquitectónicos y de una ingeniería desafiante para la realización del proyecto en el centro de Manhattan, dio como resultado lo que el arquitecto Philip Johnson ha llamado su “… capolavoro, la culminación de la obra de mi vida….”

Cuando SONY adquirió el famoso edificio de AT & T encargó al estudio de arquitectos Gwathmey Siegel una transformación de la estructura original que permitiera convertir al edificio en la sede mundial de su departamento de música e imagen. Para que fuera posible, resultaron inevitables ciertas modificaciones en el diseño original, programado inicialmente para albergar 600 personas en lugar de las 1.600 que planteó Sony.

En el nivel de la calle, había galerías abiertas creadas debajo del edificio por las altas columnas de la base y, detrás del edificio, una galería de 20 m de altura a través de los bloques, con un tragaluz curvo. Todos estos espacios tenían un piso de mosaico de granito con un patrón de zig-zag en la galería y cuadrados en otros espacios. En el transcurso de la reconstrucción los aproximadamente 1.310 m² de espacio comercial abierto fueron reducidos a 980 m², 560 m² para espacio comercial y 380 m² para una gran arcada cubierta y pública, con cafés y espacios de descanso.



Fuente
Volver al temario Volver a la presentación


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal