Aunque la mona se vista de seda, mona se queda



Descargar 122.27 Kb.
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño122.27 Kb.
ESTROFAS

1

Aunque la mona se vista de seda,

mona se queda.

(Iriarte)    



2

¿Qué se hizieron las damas,

sus tocados, sus vestidos,

sus olores?

¿Qué se hizieron las llamas

de los fuegos encendidos

de amadores?

 (Jorge Manrique)




3

Muerto se quedó en la calle

con un puñal en el pecho.

No lo conocía nadie.

(Federico García Lorca)   


4

¿Dónde está ya el mediodía

luminoso en que Gabriel

desde el marco del dintel

te saludó: -Ave María?

Virgen ya de la agonía

tu hijo es el que cruza ahí.

Déjame hacer junto a ti

ese augusto itinerario.

Para ir al monte del Calvario

cítame en Getsemaní.

 (Gerardo Diego)




5

¡Silencio! ¡En el misterio de las tumbas

la eternidad esconde su destino!

Húndete, pensamiento, en el mezquino

lugar de corrupción.

Tus atrevidas alas impotentes

al alzarse aumentaron tu caída;

confúndete, ya está desvanecida

tu orgullosa ilusión.

 (Ángel María Dacarrete)







6

Si de mi baja lira

tanto pudiese el son, que en un momento

aplacase la ira

del animoso viento

y la furia del mar y el movimiento...

            (Garcilaso de la Vega)
8

Las mujeres y las flores

son parecidas,

mucha gala a los ojos

y al tacto espina.

(José de Espronceda) 



7

Creer que un cielo en un infierno cabe,

dar la vida y el alma a un desengaño:

esto es amor. Quien lo probó lo sabe.

(Lope de Vega)
9

Detrás va su cortejo

de dudas y sospechas…

Y una marcha triunfal

saluda al crimen, viejo

que ruge y canta endechas

con su voz de puñal.

(Manuel Machado)







10

Un galán enamorado 



de mal de amores ha muerto,

y el efecto ha descubierto

que era dolor de costado.    

  (Alonso de Ledesma)





11

Marchando con su madre, Inés resbala,

cae al suelo, se hiere, y disputando

se hablan así después las dos llorando:

- ¡Si no fueras tan mala! - No soy mala.

- ¿Qué hacías al caer? - Iba rezando.

      (Ramón de Campoamor)





12

¡Pobre Teresa! Cuando ya tus ojos

áridos ni una lágrima brotaban,

cuando ya su color tus labios rojos

en cárdenos matices cambiaban,

cuando de tu dolor tristes despojos

la vida y su ilusión te abandonaban

y consumía lenta calentura

tu corazón al par de tu amargura.

    (José de Espronceda)



13

Era un simple clérigo, pobre de clerecía,

dicié cutiano missa de la sancta María;

non sabié decir otra, diciéla cada día,

más la sabié por uso qe por sabiduría.

  (Gonzalo de Berceo)







14

Una, dos, tres estrellas, veinte, ciento,

mil, un millón, millares de millares,

¡válgame Dios, que tienen mis pesares

su retrato en el alto firmamento!.

  (Diego de Silva y Mendoza) 




15

Y todo un coro infantil

va cantando la lección:

mil veces ciento, cien mil;

mil veces mil, un millón.

   (Antonio Machado)







16

Al muy prepotente don Juan el segundo,

aquél con quien Júpiter tuvo tal zelo

que tanta de parte le fizo del mundo

quanta a sí mesmo se fizo del çielo;

al grand rey d'España, al Çesar novelo,

al que con Fortuna es bien fortunado,

aquél en quien caben virtud e reinado;

a él, la rodilla fincada por suelo,

            (Juan de Mena)




17

Suena tu blanda lira,

Aristo, de las Ninfas tan amada,

cuando Filis suspira,

 y en la grata armonía embelesada

la tropa de pastores

escucha los suavísimos amores.

 (José Marchena)







18

Pasó un día y otro día,

un mes y otro mes pasó,

y un año pasado había;

mas de Flandes no volvía

Diego, que a Flandes partió.

    (José Zorilla)


19

La cebolla es escarcha

cerrada y pobre:

escarcha de tus días

y de mis noches.

Hambre y cebolla:

hielo negro y escarcha

grande y redonda.

 (Miguel Hernández)





20

Deixo amigos por estaños,

deixo a veiga polo mar

deixo, en fin. canto ben quero...

¡Quén pudera no o deixar...!

   (Rosalía de Castro)




21

Con varios ademanes horrorosos

los montes de parir dieron señales:

consintieron los hombres temerosos

ver nacer los abortos más fatales.

(Félix María Samaniego)
















POEMAS ESTRÓFICOS Y NO ESTRÓFICOS

1

En Santa Gadea de Burgos

do juran los hijosdalgo,

allí toma juramento

el Cid al rey castellano,

sobre un cerrojo de hierro

y una ballesta de palo.

(…continúa) (Anónimo)


Yo quiero ser llorando el hortelano               

 de la tierra que ocupas y estercolas,             

 compañero del alma, tan temprano.           

 

Alimentando lluvias, caracolas                    



 y órganos mi dolor sin instrumento,           

 a las desalentadas amapolas                       

 

daré tu corazón por alimento.



Tanto dolor se agrupa en mi costado,

que por doler me duele hasta el aliento.

       (Miguel Hernández) 


2

Pura, encendida rosa,

émula de la llama

que sale con el día.

¿Cómo naces tan llena de alegría,

si sabes que la edad que te da el cielo

es apenas un breve y veloz vuelo?

Y no valdrán las puntas de tu rama

ni tu púrpura hermosa

a detener un punto

la ejecución del hado presurosa. (F. de Rioja)
4

Que no cogeré yo verbena

la mañana de San Juan,

pues mis amores se van.

 

Que no cogeré yo claveles,



madreselvas ni mirabeles,

sino penas tan crueles

cual jamás se cogerán,

pues mis amores se van.   (Anónimo)






5

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera;

 

mas no, de esotra parte, en la ribera,



dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama la agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

 

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,



venas que humor a tanto fuego han dado,

médulas que han gloriosamente ardido,

 

su cuerpo dejará, no su cuidado;



serán ceniza, mas tendrá sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

     (Francisco de Quevedo)


6

El perdido que es perdido,

por buscar a quien se pierde,

que se pierda, ¿qué se pierde?

 

Que se pierda, que os perdáis,



niño, cuando vos queréis,

pues por ganarme os perdéis

y tan cierto me ganáis.

Si el tiempo tan bien gastáis

en buscar a quien se pierde,

que se pierda, ¿qué se pierde?

 

¿Qué se pierde (bien mirado)



si ha recoger ha venido

al más ganado perdido,

al más perdido ganado?

Quien tan bien anda ocupado

en buscar a quien se pierde,

que se pierda, ¿qué se pierde?

 

(Alonso de Ledesma)







7

Poderoso caballero

es don Dinero.

 

Madre, yo al oro me humillo;



él es mi amante y mi amado,

pues, de puro enamorado,

de contino anda amarillo;

que pues, doblón o sencillo,

hace todo cuanto quiero,

poderoso caballero

es don Dinero.

                            ...

  (Francisco de Quevedo)
9

Ya está sobre la piedra Ignacio el bien nacido.

Ya se acabó; ¿qué pasa? Contemplad su figura:

la muerte le ha cubierto de pálidos azufres

y le ha puesto cabeza de oscuro minotauro.

Ya se acabó. La lluvia penetra por su boca.

El aire como loco deja su pecho hundido,

y el Amor, empapado con lágrimas de nieve,

se calienta en la cumbre de las ganaderías.

¿Qué dicen? Un silencio con hedores reposa.

Estamos con un cuerpo presente que se esfuma,

con una forma clara que tuvo ruiseñores

y la vemos llenarse de agujeros sin fondo.

(…)


(Federico García Lorca)


8

Entre los surcos tu cuerpo moreno

es un racimo que a la tierra llega.

Torna los ojos, mírate los senos,

son dos semillas ácidas y ciegas.

Tu carne es tierra que será madura

cuando el otoño te tienda las manos,

y el surco que será tu sepultura

temblará, temblará, como un humano

al recibir tus carnes y tus huesos

-rosas de pulpa con rosas de cal:

rosas que en el primero de los besos

vibraron como un vaso de cristal-.

La palabra de qué concepto pleno

será tu cuerpo? No lo he de saber!

Torna los ojos, mírate los senos,

tal vez no alcanzarás a florecer.

Pablo Neruda

10

La princesa está triste... ¿qué tendrá la princesa?



Los suspiros se escapan de su boca de fresa,

que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

La princesa está pálida en su silla de oro,

está mudo el teclado de su clave sonoro

y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.

Parlanchina, la dueña, dice cosas banales,

y vestido de rojo, piruetea el bufón.

La princesa no ríe, la princesa no siente;

la princesa persigue por el cielo de Oriente

la libélula vaga de una vaga ilusión.

(…) (Rubén Darío)






11

¿Adónde va esa mujer,

arrastrándose por la acera,

ahora que ya es casi de noche,

con la alcuza en la mano?

Acercaos: no nos ve.

Yo no sé qué es más gris,

si el acero frío de sus ojos,

si el gris desvaído de ese chal

con el que se envuelve el cuello y la cabeza,

o si el paisaje desolado de su alma.

Va despacio, arrastrando los pies,

desgastando suela, desgastando losa,

pero llevada

por un terror

oscuro,


por una voluntad

de esquivar algo horrible.

(…)

(Dámaso Alonso)





12

Yo lo noto: cómo me voy volviendo

menos cierto, confuso,

disolviéndome en aire

cotidiano, burdo

jirón de mí, deshilachado

y roto por los puños.

Yo comprendo: he vivido

un año más, y eso es muy duro.

¡Mover el corazón todos los días

casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario

morirse muchas veces mucho.

(Ángel González)



¿EN QUÉ CONSISTE UN ANÁLISIS MÉTRICO COMPLETO?


  • MIDE LOS VERSOS. DI DE QUÉ TIPO SON (YA SABES: DESDE BISÍLABOS EN ADELANTE. LOS MÁS USUALES: HEPTASÍLABOS, OCTOSÍLABOS, ENDECASÍLABOS Y ALEJANDRINOS). NO OLVIDES LAS SINALEFAS, SUMAR O RESTAR EN VERSOS AGUDOS O ESDRÚJULOS, LO QUE OCURRE CON LA CESURA EN VERSOS COMPUESTOS Y, LLEGADO EL CASO, LAS LICENCIAS: SINÉRESIS, DIÉRESIS O HIATO (SE ROMPE LA SINALEFA). NO SIEMPRE OCURRIRÁ TODO JUNTO.



  • COMPRUEBA SI HAY RIMA: TIPO (ASONANTE, CONSONANTE O MIXTA) Y ESQUEMA (RECUERDA QUE LOS VERSOS SUELTOS SE REPRESENTAN CON UN GUIÓN).


13

MARINERITO delgado,

Luis Gonzaga de la mar,

qué fresco era tu pescado,

acabado de pescar!

Te fuiste, marinerito,

en una noche lunada,

tan alegre, tan bonito,

cantando, a la mar salada!

Qué humilde estaba la mar!

¡Él cómo la gobernaba!

Tan dulce era su cantar,

que el aire se enajenaba. (…)

(Rafael Alberti)



  • VISTAS MEDIDA Y RIMA, ¿SE IDENTIFICA LA COMPOSICIÓN CON UNA ESTROFA O CON VARIAS? PUES YA SABES: DI CUÁLES. SI NO HAY ESTROFAS, QUIZÁ LO PAREZCAN. O TAL VEZ ESTEMOS ANTE VERSOS BLANCOS O INCLUSO VERSOS LIBRES. REPASA ESOS CONCEPTOS.




  • ESAS ESTROFAS, SI LAS HAY, ¿FORMAN UNA COMPOSICIÓN TRADICIONAL? ¿SE ASEMEJAN A UNA COMPOSICIÓN TRADICIONAL PERO CON ALGUNA VARIANTE? ¿SE TRATA DE UN POEMA NO ESTRÓFICO? ¿ES UN POEMA EN VERSOS LIBRES O VERSÍCULOS?




  • NO OLVIDES SEÑALAR LOS ENCABALGAMIENTOS. A MENUDO SERÁN DIGNOS DE COMENTARIO CUANDO HABLES DEL ESTILO.




  • EMPIEZA A PRACTICAR YA: POR EQUIPOS (ENTRE TRES Y CUATRO PERSONAS)


EN CUANTO TENGÁIS LAS SOLUCIONES LAS PASÁIS A LA HOJA QUE SE ADJUNTA,

PONÉIS LOS NOMBRES DE LOS INTEGRANTES DEL EQUIPO

Y ME ENTREGÁIS UNA COPIA CUANTO ANTES.

DEBÉIS QUEDAROS VOSOTROS TAMBIÉN CON COPIAS (OS SERVIRÁN COMO EJEMPLARIO)

HOJA DE SOLUCIONES

Texto nº

Tipo de estrofa

Rasgos

(los que caracterizan la estrofa)

Posibles variaciones o desviaciones de la norma

1








2








3








4








5








6








7








8








9








10








11








12








13








14








15








16








17








18










Texto nº

Tipo de estrofa

Rasgos

(los que caracterizan la estrofa)

Posibles variaciones o desviaciones de la norma

19








20








21








Texto nº


Tipo de composición (poema)

Rasgos

(los característicos de ese poema)

Posibles desviaciones de la norma

1









2









3









4









5









6










7









8









9









10









11









12









13








1º BACHILLERATO GRUPO:

NOMBRES DE LOS INTEGRANTES:





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal