Barómetro empresarial de la Comunidad Valenciana Actualidad y futuro para el tejido productivo de la Comunidad Valenciana



Descargar 76.21 Kb.
Fecha de conversión15.08.2018
Tamaño76.21 Kb.


11Barómetro Empresarial de la Comunidad Valenciana

Resumen ejecutivo

11

Diciembre 2009

011011


Índice


Índice 2

Barómetro empresarial de la Comunidad Valenciana 3




Barómetro empresarial de la Comunidad Valenciana

  1. Actualidad y futuro para el tejido productivo de la Comunidad Valenciana

Situación actual


La crisis financiera mundial ha marcado un antes y un después en los modelos de crecimiento y la estructura de los tejidos productivos de los sectores tradicionales a nivel mundial. Países como China, India o Brasil (son sólo un ejemplo) han entrado de lleno en la carrera por el desarrollo social, económico y productivo de sus economías y por la lucha por hacerse un hueco en las primeras posiciones de países productores a nivel mundial.

Así, el continente asiático, con China a la cabeza, se posiciona como el área geográfica que va a liderar la recuperación económica mundial durante los próximos años. Europa, sin embargo, ha sido la gran perjudicada en esta crisis, viéndose afectados muchos de sus sectores tradicionales con el cierre de empresas, el incremento de tasas de paro y el importante diferencial en costes si los comparamos con los nuevos países industrializados.

Adicionalmente, en España nos hemos visto afectados por la caída de un sector que hasta ahora era el gran artífice de los crecimientos en la demanda doméstica y del PIB nacional, el sector de la construcción, que a su vez ha arrastrado a un gran número de sectores auxiliares, profesionales y autónomos que dependían directa o indirectamente del mismo. Esto, unido a las restricciones en las condiciones de acceso a la financiación aplicadas por las entidades financieras a consecuencia de la crisis, y al endurecimiento de las condiciones para asegurar operaciones de compra-venta (especialmente de comercio exterior), ha provocado que 2009 sea el año de mayor caída en la producción nacional, de menor crecimiento de los precios (IPC) y de mayor destrucción de empleo en nuestro país de las últimas décadas.

Por lo tanto, para superar la difícil situación de la coyuntura macroeconómica, las diferencias negativas en la competitividad de nuestros sectores económicos respecto a nuestros socios europeos, el crecimiento en la competencia internacional provocado por los nuevos países industrializados, las dificultades de mantener la estrategia de competencia en precios por las que atraviesan la mayoría de los sectores de nuestra economía, se han buscado estrategias e iniciativas a futuro enfocadas a elevar los niveles de competitividad en las comarcas y a poner las bases con las que comenzar a salir de esta situación.

Para ello, el presente documento pretende ofrecer una visión en detalle de las principales sensaciones, opiniones e inquietudes del tejido empresarial en cada una de las tres provincias de la Comunidad Valenciana, y reflejar la situación que atraviesan sus principales sectores.

La situación coyuntural de desaceleración económica actual está mermando desde hace varios trimestres la actividad económica y productiva de nuestra Comunitat. Por esta razón, se lanza esta iniciativa que sirve de diagnóstico y prospección de opiniones, iniciativas y propuestas de acción a toda la Comunidad Valenciana con la involucración de todas las comarcas, en el que han participado en torno a 200 empresarios y profesionales a través de la celebración de 20 mesas de trabajo y 25 entrevistas personales.

En todo este proceso se ha definido un análisis DAFO por comarca y se han propuesto 284 planes de actuación con el objetivo de dinamizar el tejido empresarial y elevar sus ratios de competitividad. Dichos planes se han agrupado en 31 medidas a poner en marcha en los próximos años.

Iniciativas propuestas


Entre las medidas propuestas, y antes de entrar en los aspectos relativos a la mejora de la competitividad empresarial, hay que mencionar como factor común en la mayoría de las mesas de trabajo celebradas, las medidas relativas a cubrir los problemas de coyuntura económica nacional (escasez de liquidez, rigidez del mercado laboral, crecimiento de la economía sumergida, etc.) y las relativas a la mejora de infraestructuras de comunicación (ferrocarril, puertos y carreteras).

Tras este comentario, y ciñéndonos ahora sí al ámbito de competencia propio del tejido empresarial, las principales medidas a poner en marcha para contrarrestar las actuales dificultades económicas, y que permitan al tejido empresarial volver a la senda del crecimiento son:



  • Medidas enfocadas a conseguir una orientación estratégica clara y a largo plazo para los distintos sectores económicos del tejido empresarial. Estas medidas deberán sustituir la visión cortoplacista y de negocio rápido tan extendida en los últimos años entre una parte importante del tejido empresarial de nuestra Comunitat.

  • Medidas que fomenten la colaboración empresarial, con el objetivo de encontrar sinergias empresariales dentro y fuera del sector de actividad de cada empresa, estableciendo estrategias comunes para introducirse en nuevos mercados, y que contrarresten el elevado nivel de individualismo empresarial tan extendido en todos los sectores de nuestra Comunitat.

  • Medidas que fomenten la innovación empresarial y el crecimiento en los niveles de internacionalización, especialmente en aquellas comarcas donde existe un sector industrial predominante.

  • Medidas que por un lado, eleven la cualificación del tejido productivo empresarial y por otro, adapten la oferta formativa a las demandas reales de cada sector económico. Asimismo se demandan medidas que eleven los niveles de profesionalización dentro de las empresas, especialmente en términos de cultura financiera.

  • Medidas que apoyen al emprendedor y faciliten la creación de empresas. Estas medidas deberán estimular a las generaciones actuales a recuperar el espíritu empresarial y emprendedor característico del tejido industrial valenciano de las generaciones precedentes.

  • Medidas que apoyen la diversificación empresarial, la creación de clústeres y la creación de marcas, facilitando la atracción de empresas complementarias a los sectores ya existentes. Estas medidas deben ir enfocadas al crecimiento en dimensionamiento, fortaleza, competitividad y presencia internacional de los sectores económicos (la empresa valenciana se caracteriza por ser familiar, de reducida dimensión, con reducidos niveles de competitividad comparativa con los mercados extranjeros y con un reducido nivel de internacionalización).

  • Medidas que impulsen el comercio como sector servicios y que determinen las sinergias que tiene este sector con el sector turístico, tan importante en nuestra Comunitat.

Todas las medidas propuestas tienen el objetivo de impulsar el cambio hacia un modelo de crecimiento económico renovado y sostenible, que apoye a los sectores tradicionales a través del conocimiento, la innovación, la cooperación empresarial y la internacionalización ofreciéndoles una dirección estratégica clara y con visión a largo plazo, que fomente el crecimiento y competitividad de las empresas y la creación de nuevas iniciativas empresariales innovadoras dentro de la economía Valenciana.

  1. Monográfico de la provincia de Castellón


La provincia de Castellón, con 594.915 habitantes, representa el 11,8% de la población de la Comunitat Valenciana.

Entre los principales sectores económicos del tejido empresarial castellonense destacan la industria azulejera y de pavimentos cerámicos, el sector del mueble, el sector turístico, el sector de la construcción, el sector energético, el sector químico y el sector servicios (comercio detallista y los transportes), entre otros.


Aspectos positivos (fortalezas, oportunidades) y aspectos negativos (debilidades y amenazas) de la provincia de Castellón


La provincia de Castellón se caracteriza por poseer un tejido industrial potente, especialmente dentro del sector de la industria cerámica y afines, por haber tenido un sector agrícola con especies autóctonas importantes y por tener un sector turístico en crecimiento con posibilidades de desarrollo.

Así, entre las principales fortalezas de la zona destacan la existencia del potente clúster empresarial de la cerámica en Vila-real, Onda y L´Alcora y otro de la madera en Vinarós (aunque este último de menor importancia relativa, y ambos muy mermados especialmente durante el ejercicio 2009, por la situación macroeconómica nacional e internacional) por la existencia de empresas de carácter internacional (especialmente dentro de sectores como la cerámica), y por el histórico espíritu emprendedor de sus habitantes.

El sector industrial ha ido mermando su posicionamiento debido a factores como la pérdida de competitividad y a la dificultad de competir en los mercados internacionales desde una posición de fuerza. Esto ha sido debido entre otras cosas al individualismo empresarial y la falta de colaboración y cooperación inter-empresarial que dificulta procesos de concentración empresarial y de internacionalización de los sectores que no son capaces de generar grandes corporaciones que compitan en mercados extranjeros. Además existe una necesidad de incentivar la diversificación empresarial, la profesionalización de las empresas que mejoren su gestión y su visión estratégica a largo plazo, como contrapartida a la visión cortoplacista y de negocio rápido extendida durante los últimos ejercicios que lleva a la descapitalización del negocio principal.

Otro de los aspectos a desarrollar en el ámbito empresarial es el fomento del asociacionismo empresarial, como vía de crecimiento internacional y como vía de desarrollo de nuevos productos enfocados a la calidad o la I+D+i.

El sector agrícola ha acentuado su tendencia bajista, por lo que el número de explotaciones y de cultivos de productos autóctonos de la zona han mantenido una actividad decreciente debido entre otras razones, a la falta de relevo generacional en el sector y a la pérdida de competitividad del mismo, quedando únicamente la naranja como producto relevante. Asimismo existe la necesidad de elevar los niveles de profesionalización dentro del sector así como carencias en el número y promoción de marcas propias de productos de la tierra.

En el ámbito del capital humano y sus niveles de formación y cualificación, se detecta una necesidad clara de adaptar la oferta formativa a las necesidades reales de las empresas. Asimismo, se debe fomentar más la formación profesional y laboral de calidad y la promoción del espíritu emprendedor entre la población más joven de la provincia, que eleve por un lado la calidad de la mano de obra y por otro los niveles de emprendedurismo y de formación entre la población joven.

El sector del turismo es un sector que presenta posibilidades de crecimiento para los próximos años, enfocándose tanto al turismo rural y de interior, al turismo de personas mayores o al turismo deportivo de golf, aprovechando asimismo la pronta inauguración del próximo aeropuerto en Castellón e intentando desestacionalizar un sector actualmente muy focalizado en los meses estivales. Así, para poner en marcha la diversificación sectorial es necesaria la adopción de distintas medidas o iniciativas como mejorar el equipamiento turístico de la provincia (infraestructuras hoteleras, restauración, comercios y ocio), especialmente de las zonas del interior, la adaptación de los comercios a la atracción turística (con adaptación de horarios, mayor atractivo visual, etc.) o la mayor promoción de los recursos propios de la provincia.

En relación con las infraestructuras, por otro lado, la falta de planificación urbanística y el exceso de construcción de los últimos años ha provocado una paulatina degradación paisajística en la provincia y por otro, se ponen de manifiesto ciertas carencias en infraestructuras de conexión (viaria y ferroviaria) especialmente en la zona norte del interior de Castellón.



Identificación de iniciativas, propuestas estratégicas o planes de acción


Las principales iniciativas propuestas por los empresarios y representantes empresariales de las distintas comarcas de la provincia de Castellón están enfocadas a elevar la competitividad de sus sectores centrando sus iniciativas principalmente en:

Diseñar medidas que incrementen la colaboración empresarial, que eleven las alianzas empresariales, los niveles de especialización de las empresas y que consigan una concentración empresarial que permita competir en mercados internacionales con una posición de fuerza frente a la amenaza de los países emergentes.

Iniciativas para promocionar el sector agrícola a través de la reactivación de la agricultura ecológica, la creación de una industria agroalimentaria o el incremento de los recursos hídricos para este sector. Todas estas medidas encaminadas a recuperar la productividad de un sector con cada vez menor peso dentro del PIB regional.

Otra de las líneas estratégicas para elevar los ratios de productividad de los sectores empresariales es la apuesta por la calidad en la formación profesional de los trabajadores y profesionales de la provincia, y la adaptación de la oferta formativa a las necesidades reales de los distintos sectores y del mercado, especialmente elevando los niveles de formación financiera en las empresas.

La apuesta por la orientación estratégica de sus sectores con el objetivo de ser ganar competitividad internacional, diferenciándose en diseño y calidad, fomentar la diversificación sectorial, diferenciándose en producir productos de calidad y centrando las producciones en el core-business de las empresas, es decir, en lo que mejor saben hacer.

Asimismo se proponen medidas que apoyen al emprendedor y a la creación de empresas, con el objetivo de facilitar la creación de una clase social emprendedora que surja de cada uno de los sectores económicos, que genere una mentalidad que se preocupe de “hacia dónde” dirigir los sectores, dado que los grandes emprendedores que caracterizaban a la provincia hace una o dos generaciones están desapareciendo del estrato social.

La comarca de Onda se ha mostrado más activa en la propuesta de creación de clústeres industriales, por ello plantea la posibilidad de impulsarlos para el sector cerámico, para el sector del videojuego y/o para el de energías renovables.

  1. Monográfico económico de la provincia de Valencia


Provincia: La provincia de Valencia, con más de 2,5 millones de habitantes, representa el 51% de la población de la Comunitat Valenciana. Entre los principales sectores económicos del tejido empresarial valenciano destacan el sector textil, el de madera y mueble, el metal-mecánico, agrícola, vitivinícola, comercio, servicios y turismo.

Aspectos positivos (fortalezas, oportunidades) y aspectos negativos (debilidades y amenazas) de la provincia de Valencia


La provincia de Valencia se caracteriza por tener una alta diversidad sectorial, con ciertas áreas geográficas con una elevada implantación de sectores tradicionales, enfocadas al monocultivo como el textil (en Ontinyent) o el vino (en Utiel-Requena) con una alta especialización y amplia experiencia empresarial, y otras áreas geográficas más diversificadas donde se combinan distintos sectores como la madera y mueble, el sector metal-mecánico, el sector agrícola (especialmente los cítricos), el sector turístico (especialmente el de sol y playa), el sector comercial, la iluminación, la cera y el sector servicios.

En este sentido, cabe mencionar cómo la histórica cultura emprendedora de los empresarios de la zona, la existencia de asociacionismo inter-empresarial, la existencia de recursos físicos destinados a la I+D+i (parques, centros e institutos tecnológicos) y el reducido tamaño de las empresas ha facilitado en ocasiones la adaptación de las empresas a los cambios del entorno. En este sentido destaca la comarca de Ontinyent y sus sucesivas adaptaciones a distintas crisis y cambios del entorno.

Asimismo, existen sectores con cierto potencial de desarrollo en la provincia como el sector agroalimentario, el turismo de interior, sectores artesanales, el sector de energías renovables o el sector de logística y transporte. Para ello, existe una importante disponibilidad de suelo industrial en la provincia, dada la alta cantidad de polígonos industriales que hay, que con una mejora en su imagen, infraestructuras o servicios ofrecidos pueden promocionarse para la implantación de nueva industrial. Los parques empresariales orientados al sector terciario avanzado se presentan como una alternativa de crecimiento industrial con un elevado potencial de desarrollo. Así, para apoyar el desarrollo de estos nuevos sectores, existe una aceptable oferta de formación y un fácil acceso a la misma, aunque no siempre adaptada a las necesidades de las empresas.

Por otro lado, la pérdida de competitividad experimentada en los últimos años en los distintos sectores de la provincia, viene explicada en parte por:



  • La falta de visión de empresa a largo plazo de los empresarios.

  • El bajo nivel de profesionalización y formación de profesionales y trabajadores.

  • El elevado grado de individualismo que dificulta las estrategias conjuntas de cooperación, la creación y aprovechamiento de sinergias inter-empresariales y la transmisión de conocimientos entre los distintos agentes económicos.

  • La carencia de emprendedores y un excesivo carácter conformista y poco ambicioso entre la población.

  • La dificultad de hacer frente a la creciente competencia internacional que penetran en nuestro mercado aplicando estrategias de precios bajos y que acentúan la brecha entre el mayor crecimiento de las importaciones frente a las exportaciones.

  • El reducido tamaño del tejido productivo de las comarcas, compuesto en su mayor parte por pymes y micro-empresas que dificulta el acceso a mercados internacionales.

  • Los reducidos niveles de inversión en I+D y en innovación en productos y procesos, en mercadotecnia y en estructuras organizativas, con el objetivo de elevar la agilidad, flexibilidad y la capacidad de adaptación a los cambios del entorno.

  • El reducido nivel de desarrollo y utilización de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs).

  • O por el envejecimiento de la población y el peligro del relevo generacional.

El sector agrícola de la provincia es un sector con una amplia tradición y reconocimiento de calidad que, a pesar de la existencia de superficie disponible, desde hace años lleva sufriendo un progresivo abandono y una falta de crecimiento sostenible, muy influenciada por la pérdida progresiva de rentabilidad. Destaca la producción y comercialización vitivinícola de la comarca de Utiel-Requena, con tres denominaciones de origen y variedades de uva autóctonas de la zona. No obstante, su promoción en el exterior de la Comunidad Valenciana es baja, lo que provoca un posicionamiento débil y menos competitivo. Esto, unido a los problemas propios del sector (baja demanda de vino, falta de inversiones, baja rentabilidad, …) llevan a la búsqueda de sinergias intersectoriales con el sector turístico, aprovechando y poniendo en valor la ruta del vino certificada, ya existente. El otro gran sector dentro de la agricultura de la provincia es el de los cítricos, que ha sufrido una progresiva pérdida de peso en los últimos años y un envejecimiento de los agricultores.

El sector turístico de la provincia ha estado basado históricamente en el desarrollo del turismo de sol y playa (aunque, comparativamente, en menor medida que en la provincia de Alicante), sector que se está viendo afectado por la globalización y por la aparición de nuevos destinos turísticos de bajo coste en países competidores, tanto dentro como fuera de la UE. Por ello, existe una conciencia entre los habitantes de las distintas comarcas de comenzar a diversificar este sector hacia sectores como el turismo rural o de interior, el turismo histórico y cultural, el turismo de reuniones y congresos, el turismo gastronómico o el enoturismo, que pueda tener un impacto positivo en los indicadores turísticos de la provincia.

No obstante, y al tratarse de una tipología de turismo no consolidado, el fomento y dinamismo en medidas de promoción para esta diversificación turística es esencial, dado que una de las principales debilidades de la zona es la falta de puesta en valor de las excelencias turísticas de la comarca (que conlleva a una escasa promoción y explotación), junto al peligro de encasillamiento en un tipo concreto de turista que sólo busca el sol y playa, como ocurre en determinadas zonas de la costa.

Como temas más generales en la provincia destaca su buena ubicación geográfica, su climatología que la hacen atractiva para vivir, trabajar y visitar, la existencia de recursos naturales con potencial de desarrollo turístico o para la implantación de energías renovables y las existencia de buenas infraestructuras de comunicación (por carretera, por vía férrea y la próxima llegada del AVE, la existencia de un aeropuerto internacional y de puertos deportivos y de mercancías, con un alto posicionamiento en el ámbito internacional).

Si bien es cierto, que existe una necesidad de mejorar dichas infraestructuras de comunicación por carretera (especialmente por la costa) y las de ferrocarril, se necesita mejorar la oferta de servicios de transporte público inter e intra-comarcales, una mejor ordenación del territorio y una mejor planificación urbanística, tanto en ciudades como en los servicios en los polígonos industriales. O mejorar falta de apoyo institucional y la falta de respuesta a los requerimientos planteados o a las necesidades del entorno. No se aprecia un liderazgo institucional que incentive una mayor aportación de valor, al contrario, las empresas de la provincia se tienen que enfrentar a trabas burocráticas, discriminaciones fiscales y lentitud administrativa.

Asimismo, destacan las dificultades actuales de financiación, el crecimiento de la economía sumergida, la falta de transferencia de los conocimientos tecnológicos de los centros de investigación al mercado, la necesidad de facilitar las ayudas y orientación estratégica a los nuevos emprendedores y en algunos casos, la excesiva dependencia de las ayudas externas para generar negocio.


Identificación de iniciativas, propuestas estratégicas o planes de acción


Las principales iniciativas propuestas por los empresarios y representantes empresariales de las distintas comarcas de la provincia de Valencia plantean distintas medidas para elevar la competitividad de sus sectores. Las medidas que afecta al tejido industrial y empresarial se centran principalmente en:

Medidas que incrementen la colaboración empresarial, propuestas en seis de las ocho comarcas y en todas ellas con una importancia relativa muy elevada. Estas medidas se centran en ganar en competitividad, generar nuevas alianzas empresariales y nuevas empresas, identificar estrategias globales o crear marcas conjuntas que alcancen un posicionamiento de referencia de los productos de la comarca a nivel internacional.

El impulso de iniciativas que fomenten la innovación han sido propuestas en cinco de las ocho comarcas de la provincia. En este sentido se propone impulsar la vigilancia de mercados anticipándose a las tendencias y demandas de los clientes, innovar en procesos y productos, crear agrupaciones de empresas innovadoras o innovar en productos agroalimentarios.

Iniciativas que eleven los niveles formativos y de especialización de los trabajadores. Esta formación va especialmente dirigida a incrementar la competitividad en las áreas de comercio exterior, internacionalización e innovación. Asimismo se demandan medidas que modernicen de la gestión y la profesionalización, especialmente en los niveles de formación financiera y que potencien la visión estratégica a largo plazo dentro de las empresas.

Asimismo se ha propuesto incentiva la orientación estratégica del tejido productivo de las comarcas fomentando la búsqueda de nuevos mercados (nacionales e internacionales), estableciendo un modelo de crecimiento basado en la sostenibilidad o desarrollando planes industriales por comarcas. En Requena concretamente, han tomado fuerza concretamente las estrategias que combinan el sector vitivinícola con el sector turístico, encontrando sinergias entre ambos.

Medidas que impulsen el fomento del suelo industrial, a través de la implantación de industria en comarcas como Sagunto, Gandía, Requena y Xátiva facilitando el acceso al suelo industrial ya existente y fomentando su ocupación.

La comarca de Ontenient se ha mostrado especialmente proactiva en la intención de generar nuevos clústeres empresariales complementarios al sector textil y en Requena se propone potenciar un clúster de las energías renovables aprovechando los recursos naturales de la zona.

Por otro lado, el sector comercial como sector complementario al turismo, afecta a la percepción del visitante de un destino como destino atractivo o no atractivo. Por esta razón, se proponen medidas enfocadas a la creación de nichos comerciales de productos autóctonos dentro de los municipios que promocionen los productos de las comarcas y sirvan de atractivo para ciudadanos, visitantes y turistas. Así como la aplicación de técnicas de marketing que lo hagan atractivo y competitivo frente a las grandes superficies comerciales.

Asimismo se mencionan iniciativas enfocadas a hacer crecer o generar estaciones intermodales y centros logísticos, que dinamicen la salida de productos tanto en sectores como el textil, como en zonas portuarias como Gandía o Puerto de Sagunto. La actividad logística ocupa un puesto importante en las preocupaciones de los agentes económicos de la comarca, que propugnan por su mejora en el ámbito de carreteras y ferroviarios, y por el mejor aprovechamiento de los puertos que defina y especialice su enfoque, posicionándolos como centros logísticos de distribución y recepción de mercancías o como focos de atracción turística (centros de ocio, hostelería y zonas comerciales).

Como complemento a las infraestructuras logísticas se necesita mantener la mejora en las infraestructuras de comunicación (mejorando las conexiones ferroviarias entre comarcas como Gandía y Valencia), que potencien la conexión de la zona con otros mercados y eleven el grado de eficacia de los intercambios comerciales, mediante la aproximación de los centros de producción a los centros de distribución y consumo.


  1. Monográfico económico de la provincia de Alicante


La provincia de Alicante, con más de 1,8 millones de habitantes, representa el 38% de la población de la Comunitat Valenciana. Entre los principales sectores económicos del tejido empresarial alicantino destacan:

  • El sector turístico, especialmente el dedicado a la explotación de turismo de sol y playa.

  • El sector del calzado, el sector del metal, persianas y otros sectores relacionados, el sector del mármol y el sector juguetero, entre otros.

  • El sector agrícola con productos autóctonos de las distintas comarcas.

Aspectos positivos (fortalezas, oportunidades) y aspectos negativos (debilidades y amenazas) de la provincia de Alicante


El sector industrial cuenta con una histórica tradición emprendedora, con sectores con una amplia experiencia productora y con un elevado nivel de internacionalización (calzado, juguete, mármol, agricultura, etc.). Asimismo, el reducido tamaño de las empresas (microempresas y pequeñas empresas) cuenta con la ventaja de ofrecer mayor agilidad y adaptación a los cambios de las demandas y tendencias de los clientes y con cierta capacidad de adaptación al entorno. Como contrapartida a estos aspectos positivos, destaca la mentalidad individualista y el bajo espíritu de colaboración dentro del tejido empresarial de las comarcas de la provincia. Asimismo destaca el elevado coste laboral y el alto crecimiento de la economía sumergida experimentada en los últimos años, que merma la facturación de los autónomos y profesionales de los sectores económicos de las distintas comarcas.

Entre los empresarios y directivos destaca la necesidad de elevar la visión estratégica del negocio a largo plazo y de sus niveles de profesionalización, la falta de inversión en formación y en innovación, la lentitud en la asunción de cambios tecnológicos o la necesidad de incrementar la cultura financiera de las empresas. Todo con el objetivo de contrarrestar la extendida mentalidad cortoplacista y de negocio rápido tan extendida por parte del tejido empresarial en los últimos años.

Y entre los trabajadores destaca la necesidad de elevar los niveles de cualificación de la mano de obra, de incrementar la especialización profesional, el nivel en idiomas, especialmente inglés y la necesidad de fomentar y elevar los niveles de emprendedurismo y la cultura del esfuerzo entre los ciudadanos y trabajadores de la provincia.

Alicante se caracteriza, entre otras cosas, por su óptima climatología y ubicación geográfica dentro del Arco del Mediterráneo, característica fundamental que ha repercutido en la provincia por un lado, para que se identifique como un área geográfica atractiva para vivir y visitar, con un posicionamiento turístico reconocido a nivel internacional (Benidorm es la tercera localidad de toda España por número de pernoctaciones hoteleras anuales, con más de 10,5 millones de pernoctaciones en 2008), y por otro, como una zona atractiva para trabajar, especialmente por su amplio tejido industrial en las zonas de interior.

Así, en su conjunto destaca el agotamiento del modelo económico de crecimiento presente durante los últimos años y su necesidad de cambio, que haga frente al crecimiento de la competencia internacional y a la dificultad de competir en precios, así como las necesidades de incrementar la inversión en innovación. Asimismo, existen dificultades para la atracción de empresas de sectores industriales distintos a los tradicionales y de elevar el número de polígonos industriales y parques tecnológicos adaptándolos a las necesidades provinciales.

Entre el sector turístico existe la idea muy extendida de impulsar la diversificación del sector hacia variantes más orientadas al turismo de interior, deportivo (náutico, golf, etc.), gastronómico (aprovechando las bondades de la gastronomía autóctona) o de salud. Todo ello aprovechando la gran experiencia acumulada en el sector turístico de sol y playa a lo largo de las últimas décadas.

Destaca la necesidad de identificar acciones encaminadas a establecer una estrategia turística de marketing común que identifique los segmentos de mercado a los que se pretende dirigir y la tipología de turismo que se quiere promocionar (mercados hacia los que dirigir las campañas de marketing, tipología de segmentos de clientes, etc.), que sigan potenciando la imagen de marca de la provincia en el ámbito internacional y que puedan enfrentarse a los nuevos destinos turísticos europeos y de países emergentes con una oferta atractiva tanto desde el punto de vista de calidad como de precios.

Para ello, se hace necesario incrementar la inversión en infraestructuras estratégicas como la llegada del AVE, la mayor interconexión ferroviaria entre los municipios de las comarcas y su comunicación con el aeropuerto, mejorar la inversión en los principales puertos de la provincia así como definir una clara orientación estratégica para cada uno, la necesidad de incrementar las inversiones en infraestructuras para el transporte interurbano alternativo (carril bici, estación de autobuses, aparcamientos subterráneos, etc.) así como la necesidad mejorar la planificación urbanística y la ordenación del territorio.

En el sector agrícola, existen productos de calidad autóctonos que pueden permitir el mayor desarrollo del sector agroalimentario, con productos como el vino, el aceite, los pescados frescos, salazones, conservas, turrones y chocolates, entre otros.

Adicionalmente, se vuelve a poner de manifiesto (como ocurre en las otras dos provincias de la Comunitat), el todavía difícil acceso a la financiación, la necesidad de proponer acciones que permitan cumplir los plazos de cobros y pagos en las transacciones comerciales, la necesidad de elevar las inspecciones de trabajo que luchen contra la economía sumergida, acciones encaminadas a incrementar los recursos hídricos de la zona, medidas que palien el crecimiento de la inseguridad entre los ciudadanos, negocios y empresas, y medidas enfocadas a elevar el reducido peso político o representativo en instituciones y órganos de decisión de algunas de las comarcas de la provincia.


Identificación de iniciativas, propuestas estratégicas o planes de acción


Con el objetivo de aprovechar las fortalezas internas y oportunidades del entorno y de superar las debilidades provinciales y las amenazas macroeconómicas, las comarcas de Alicante han propuesto líneas de actuación para mejorar los ratios de competitividad en todos los sectores económicos de las comarcas. Entre las iniciativas más destacadas se encuentran las siguientes:

La apuesta por la orientación estratégica y por la puesta en marcha de estrategias multisectoriales a través de la cooperación y puesta en valor de las iniciativas tanto de las instituciones públicas como de las privadas existentes en la zona. Las instituciones públicos y privadas tendrán representación multisectorial, se relacionarán y trabajarán horizontalmente con los representantes de los sectores económicos con mayor potencial de crecimiento de las comarcas, con agentes sociales y con la administración pública local, con el objetivo de establecer estrategias comunes, aunando esfuerzos con las administraciones locales y regionales, apostando por cubrir aquellas necesidades más incipientes en cada sector y generando negocio en nuevos y actuales mercados.

Algunos ejemplos de líneas de actuación en este sentido son, estudios de reconversión de sectores tradicionales, estudios de mercado enfocados a penetrar en mercados internacionales y ganar competitividad, la identificación de las mejores prácticas en todos los sectores productivos, turísticos y agrícolas de las comarcas o promoción de los productos de la comarca a nivel nacional e internacional con el objetivo de diferenciarse y generar y consolidar una imagen de marca.

Medidas para incrementar la colaboración inter-empresarial como líneas de actuación para la puesta en marcha iniciativas comerciales comunes, la generación de nuevas marcas capaces de competir en mercados internacionales, o de nuevas empresas con el objetivo de ganar en competitividad internacional.

Apoyar iniciativas para implantar una cultura empresarial apoyada en la gestión eficiente, en la profesionalización, los conocimientos financieros y el desarrollo de planes de marketing nacionales e internacionales.

Asimismo se han mencionado medidas relativas a impulsar el uso y promoción del suelo industrial existente y la creación de nuevos polígonos industriales, o a potenciar el desarrollo tecnológico de la pequeña y mediana empresa.

Por otro lado, y aprovechando la ubicación geográfica, la climatología favorable y las infraestructuras de comunicación en distintas comarcas se propone, elevar el nivel de diversificación y desestacionalización del sector turístico con el objetivo de potenciar además del turismo de sol y playa, el turismo de interior, el turismo de salud o el turismo deportivo como el náutico o el golf y turismo gastronómico, entre otros.

Asimismo se han mencionado iniciativas enfocadas a mejorar las infraestructuras de comunicación entre los distintos municipios de las comarcas, especialmente la comunicación vía férrea y terrestre. Destaca la necesidad de prestar atención a las zonas portuarias (especialmente en Denia y Alicante) dotándolas de infraestructuras adecuadas para el transporte de mercancías y pasajeros y/o proponiendo iniciativas que las conviertan centros de actividades logísticas.


  1. Visión comarcal


El reflejo de las demandas a través de propuestas estratégicas de las mesas de trabajo y entrevistas personales realizadas en las distintas comarcas, se resume en la siguiente tabla:


La agrupación de ideas está ordenada de mayor a menor importancia relativa.

El peso relativo de los resultados individuales se plasma con una gama de colores según:


11


Menor importancia relativa

Mayor importancia relativa

A nivel individual, por comarcas, destacan las siguientes propuestas:



  • Alaquás, propone generar medidas que fomenten la colaboración empresarial, los niveles formativos y los niveles de profesionalización del sector industrial.

  • Alcoy, con una alta tradición productora empresarial diversificada (entre la que destaca el sector textil), apuesta por medidas que le ayuden a establecer una orientación estratégica clara y multisectorial, que le ayude a competir con garantías frente a la creciente y agresiva competencia de los países asiáticos, y por medidas que dinamicen por el suelo industrial en la comarca que facilite la atracción de empresas.

  • Alicante, entiende que sus medidas deben ir orientadas a fomentar la internacionalización del tejido empresarial, a apostar por la diferenciación en calidad y a la puesta en marcha de estrategias multisectoriales que beneficien a los sectores de la comarca.

  • Benidorm, propone medidas enfocadas al sector turístico y comercial, y apuesta fuertemente por la colaboración empresarial como vía para unificar y reforzar los objetivos del sector comercial y de la potente industria hotelera de la zona. Además de plantear como medida de relevancia el apoyo al emprendedor.

  • Denia, expone medidas enfocadas a mejorar las infraestructuras formativas, impulsar una estrategia multisectorial, orientar/especializar sus infraestructuras portuarias y la promoción del sector agrícola (vinculada a generar una marca propia de los productos de la zona y al fomento del agroturismo).

  • Elche, manifiesta la necesidad de elevar la profesionalización y la cultura financiera de las empresas y los niveles formativos de sus trabajadores, buscando mantener la fortaleza histórica de su sector del calzado.

  • Elda, da importancia a las medidas que eleven la profesionalización y cultura financiera de su tejido empresarial, a las medidas que apoyen al sector industrial mediante el cambio de modelo productivo o mediante la generación de una marca de calidad, y especialmente a través del fomento del uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación. Y a medidas que adapten la oferta formativa a las necesidades del mercado.

  • Gandía, plantea la necesidad de mejorar sus infraestructuras de comunicación, así como medidas que apoyen a su sector industrial altamente diversificado, a través de una orientación estratégica clara común y con medidas que faciliten el acceso al suelo industrial.

  • Museros, pretende enfocar estratégicamente sus sectores con medidas que incrementen innovación y la colaboración empresarial.

  • Onda, plantea la creación de clústeres empresariales (dentro del sector cerámico o de nuevos sectores como el de videojuegos), promocionar el sector agrícola (industria agroalimentaria, agricultura ecológica y aprovechamiento forestal para energías renovables) como complemento al sector industrial cerámico y mejorar las infraestructuras formativas.

  • Ontynient, propone la generación de clústeres complementarios al sector textil o de nueva industria, el fomento de la innovación y la mejora de las infraestructuras formativas. Todas estas medidas están enfocadas a no perder su alta tradición industrial y a impulsar económicamente su industria tanto tradicional como de nuevos sectores.

  • Orihuela, entiende que la puesta en marcha de medidas para el tejido empresarial deben ir enfocadas a consensuar una orientación estratégica multisectorial, creación de clústeres (plantean la unión del sector agroalimentario con el sector de transporte refrigerado para penetrar en los mercados, o la atracción de industria relacionada con las energías renovables) y de la creación de una marca de calidad de los productos autóctonos de la zona.

  • Paterna, plantea medidas que fomenten la innovación, la colaboración empresarial y eleven los niveles de formación del tejido productivo sectorial.

  • Requena, apuesta por generar una orientación estratégica común para toda la comarca basado en la combinación de la industria vitivinícola, el sector comercial y la promoción turística, a través de medidas de colaboración empresarial y de potenciación del suelo industrial.

  • Puerto de Sagunto destaca la necesidad de potenciar el aprovechamiento del suelo industrial que tiene para la atracción de empresas que apuesten por la diversificación industrial. Asimismo demanda una orientación clara de sus infraestructuras portuarias, ya sea de orientación industrial o turística-comercial.

  • Torrevieja tiene clara su orientación al turismo, aun así demanda medidas para fomentar una orientación estratégica multisectorial y el apoyo a todo su sector industrial, impulsando sus sectores económicos hacia un mismo rumbo, y adaptando su oferta comercial a la atracción turística.

  • Vall de Uixó, mediante el incremento de la colaboración empresarial a través de alianzas y asociacionismo, apuesta por las medidas que fomenten una orientación estrategia común a todos sus sectores, por el fomento y promoción del sector agrícola y por la creación de una marca para productos autóctonos.

  • Vila-real, destaca iniciativas orientadas a la diversificación empresarial, por el apoyo al emprendedor y a la creación de empresas y por fomentar la colaboración universidad-empresa.

  • Vinarós, propone medidas que impulsen la colaboración empresarial, que eleven los niveles formativos y adapten la oferta formativa a las necesidades del mercado.

  • Xátiva, pretende elevar los niveles formativos de sus trabajadores, los niveles de innovación empresarial, los niveles de profesionalización y la cultura financiera del tejido productivo de la comarca.


Iniciativas individuales por comarca


En las siguientes páginas se muestran todas las iniciativas que se han propuesto en cada una de las comarcas participantes. Las iniciativas han sido ordenadas por orden alfabético de comarcas y por orden de importancia relativa en cada comarca.

















La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal