Barra de títulos. Muestra el título de la ventana. Además, sirve para mover la ventana. Menú de control



Descargar 19.24 Kb.
Fecha de conversión01.05.2018
Tamaño19.24 Kb.
¿Qué es una ventana?

En Windows la comunicación con el ordenador se realiza a través de un elemento conocido como ventana. Cada vez que se ejecuta algo, siempre se ve a través de una ventana.

Una ventana es un rectángulo que aparece en la pantalla al ejecutar una aplicación o ver el contenido de un icono. De hecho todos los elementos de Windows permiten ser modificados

a través de su ventana.


Partes de una ventana

Barra de títulos. Muestra el título de la ventana. Además, sirve para mover la ventana.

Menú de control. Contiene todas las operaciones que se pueden hacer con la ventana.

Botón cerrar. Cierra la ventana.

Botón minimizar. Reduce el tamaño de la ventana.

Botón maximizar. Hace que la ventana ocupe todo el escritorio.

Bordes. Permiten reducir el tamaño de la ventana.

Área de trabajo. Es la zona de la ventana en la cual podemos trabajar.

Barra de menús. Accede a todos los comandos propios

de la ventana.

Mover una ventana Para mover una ventana basta arrastrarla.

Cambiar el tamaño Hay que arrastrar los bordes de la ventana. Cuando el cursor del ratón se sitúa sobre uno de los bordes, éste tendrá forma de doble flecha, esta doble flecha indica la dirección del cambio de tamaño. Para modificar a la vez la altura y la anchura, hay que colocarse en las esquinas de la ventana.



Maximizar una ventana es hacer que la ventana ocupe todo el escritorio. Cuando una ventana está maximizada, los bordes desaparecen, y el botón maximizar se cambia por el de restaurar.

Minimizar una ventana hace que la ventana se oculte del escritorio y figure sólo en la barra de tareas.



Restaurar una ventana hace que la ventana vuelva a presentar la apariencia que poseía antes de realizar una operación de maximizar o de minimizar.

Cerrar oculta la ventana y la cierra completamente.
Aplicaciones

Apesar de que en todo momento vamos a trabajar en el ordenador con el sistema operativo

(en este caso Windows XP), vamos a utilizar realmente el ordenador para realizar algún tipo de

trabajo (una carta, un informe, un dibujo,...). Este trabajo se realiza mediante una aplicación. Una

aplicación es un programa que nos permite la realización de un trabajo (un documento) mediante el ordenador.

Ejecución de aplicaciones

Todas las aplicaciones instaladas en nuestro ordenador están organizadas dentro del menú

de Inicio, en el apartado todos los programas. Puesto que en cada ordenador puede haber una

gran número de aplicaciones, éstas se organizan en grupos de programas; de modo que un grupo

de programas no es más que una carpeta que contiene más aplicaciones y otros grupos de programas.

De este modo para ejecutar una aplicación determinada, se debe conocer en qué grupo de programas se encuentra, y si este grupo de programas está dentro de otro; de tal manera que

tendremos que ir recorriendo los grupos de programas necesarios para llegar hasta la aplicación que nos interese.

Cerrar aplicaciones

En cuanto se ejecuta una aplicación, éste se muestra a través de una ventana. A esta ventana se la llama ventana de aplicación.Para cerrar una aplicación basta cerrar su ventana.

Al cerrar una aplicación puede ocurrir que se nos muestre un mensaje con la leyenda ¿Desea guardar los cambios en el documento?. Este mensaje se muestra sólo en el caso de que

hayamos modificado algo mediante la aplicación que hemos abierto. Windows muestra este mensaje porque las modificaciones que hemos hecho se perderán si salimos de la aplicación

sin guardar nuestro trabajo. Si queremos guardar nuestro trabajo hemos de responder Sí; si no queremos hacerlo responderemos No; y si dudamos habrá que responder Cancelar lo cual anulará el cierre de la aplicación.


Explorador de archivos

El Explorador de archivos de Windows permite ver y gestionar todos los archivos contenidos en el disco duro. Estos archivos pueden ser documentos de texto, imágenes, sonidos, hojas de cálculo, presentaciones, documentos HTML... (donde se guarda la información), e incluso los propios programas. Toda la información está contenida en archivos.

En un solo ordenador puede haber miles y miles de archivos. Si viéramos todos estos archivos en una sola lista, sería una tarea imposible localizarlos y manejarlos fácilmente. Por eso se agrupan en carpetas. Dentro de unas carpetas puede haber otras carpetas colgando de ellas. Todo el conjunto conforma el árbol de directorios o carpetas. Y recuerda que Windows asigna a cada archivo un icono para representarlo visualmente.

Al entrar en el Explorador de archivos vemos que está dividido en dos zonas principales. A la izquierda se encuentra el árbol de directorios con una carpeta seleccionada, y a la derecha, la lista de carpetas y archivos contenidos en esa carpeta. Pulsando en el símbolo + de una carpeta en la parte de la izquierda nos permite expandir la rama de carpetas contenidas en ella, y el símbolo - permite contraerla.



La lista de archivos puede verse de varias maneras, iconos grandes, iconos pequeños, lista o detalles. Esto se hace desde el menú VER, presionando el botón "VISTAS" o bien desde el menú contextual cuando se pulsa en el interior de una carpeta. En caso de escoger la vista "Detalles", verás cómo, por ejemplo, al pulsar en el botón "Nombre" los archivos se ordenan por su nombre en modo ascendente y al pulsar de nuevo se organizar en modo descendente. Esto mismo pasa con los otros botones (puedes también organizar los tipos de archivos mediante el menú VER -> ORGANIZAR ICONOS). 


Menú contextual

Podremos utilizar el botón derecho del ratón para hacer clic en cualquier elemento, con lo que aparecerá un menú contextual. Este menú contiene los comandos más comunes que pueden utilizarse con el elemento elegido. Por ejemplo, haciendo clic en un archivo con el botón secundario del ratón, podremos optar por abrirlo, copiarlo o eliminarlo.


Selección de archivos

Para hacer operaciones con varios archivos a la vez no tienes por qué seleccionarlos uno a uno. Si quieres seleccionar un bloque, selecciona el primero y después selecciona el último con la tecla SHIFT pulsada. También puedes hacerlo englobándolos en un rectángulo semitransparente que aparece cuando pulsas y arrastras en cualquier zona de la carpeta. Para seleccionar archivos aleatoriamente, pulsa la tecla CTRL y ve seleccionándolos uno a uno.

Si quieres seleccionar todos los archivos de una carpeta, pulsa en VER -> SELECCIONAR TODOS, y si quieres seleccionar los archivos que están deseleccionados y deseleccionar los que están seleccionados (parece un trabalenguas) pulsa en VER -> INVERTIR SELECCIÓN.
Cortar, Copiar y Pegar

Es importante el uso de Cortar, Copiar y Pegar. Mediante estas tres opciones, cuyos botones están en la barra de botones, permiten mover o copiar archivos de una carpeta a otra. Para ello, deberemos abrir la carpeta que contenga el archivo que deseamos mover o copiar y, a continuación, arrastrarlo hasta la carpeta donde deseemos colocarlo.


Cambiar nombre de archivo

Para cambiar de nombre un archivo, tenemos tres métodos: pulsar con el botón derecho sobre él y seleccionando "Cambiar nombre", seleccionándolo y luego en el menú archivo pulsando en cambiar nombre, o seleccionándolo y pulsando la tecla F2.


Eliminar

Y para eliminar algún archivo, sólo tendremos que seleccionarlo y pulsar la tecla Supr (Suprimir). También podemos conseguir el mismo efecto arrastrando el archivo hasta el icono de la papelera. Una vez hecho uno de estos dos procesos, el archivo se moverá a la Papelera de reciclaje, a la que podemos acceder desde el escritorio o desde el propio Explorador de archivos. Desde la Papelera de reciclaje, tenemos dos opciones: restaurar el archivo borrado para que vuelva a su estado original, o borrar definitivamente el archivo.


Crear accesos directos

Un acceso directo nos permite acceder rápidamente a un archivo o programa situado en una carpeta totalmente distinta en la que está el mencionado acceso directo. Para crear uno, selecciona el archivo del cual quieres el acceso, luego en el menú edición pulsa copiar. Entra en la carpeta (con doble click) donde quieres colocar el acceso y finalmente en el menú edición pulsa pegar acceso directo. Otro método más rápido es arrastrando con el botón derecho el archivo al que queremos hacerle un acceso directo desde su carpeta hasta donde queremos hacer dicho acceso. Una vez hecho eso, nos saldrá un menú con la opción "Crear iconos de acceso directo aquí", donde tendremos que pulsar aceptar.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal