Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Dirección de Enseñanza Media Superior Historia Contemporánea de México guía para el alumno academia General de Historia de México



Descargar 227.04 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño227.04 Kb.
  1   2   3   4   5   6
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Dirección de Enseñanza Media Superior

Historia Contemporánea de México

GUÍA PARA EL ALUMNO

Academia General de Historia de México

2005

Historia Contemporánea de México.

Guía para el alumno del Bachillerato Universitario, fue elaborado por la Vicerrectoría de Docencia de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.



D.R. © Universidad Autónoma de Puebla, 2005

Calle 4 sur No. 104, Centro Histórico

C.P. 72000 Puebla, Pue.

Este libro electrónico ha sido elaborado por la Universidad Autónoma de Puebla, como parte de las acciones del fortalecimiento del Bachillerato Universitario. La edición de este libro no tiene carácter lucrativo, es para uso exclusivo de los alumnos de la BUAP.

Los juicios y opiniones de la comunidad universitaria son indispensables para mejorar el contenido de este libro, éstos pueden ser enviados a:

Vicerrectoría de Docencia

Av. Juan de Palafox y Mendoza No. 219

Centro Histórico, C.P. 72000, Puebla, Pue.

Teléfono 2295500, extensión 5602

Correo electrónico: vdocencia@siu.buap.mx
2

DIRECTORIO

Mtro. Enrique Agüera Ibáñez

Rector

M.A. Armando Valerdi Rojas

Secretario General

M.A. José Alfonso Esparza Ortiz

Tesorero General

M.A. Oscar Gilbón Rosete

Contralor General

Mtro. José Jaime Vázquez López

Vicerrector de Docencia

Lic. Georgina Maldonado Lima

Directora de Educación Media Superior

3

Presentación

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla ha producido las Guías para el maestro y para el alumno como parte de las acciones para elevar la calidad académica del Bachillerato Universitario. Su finalidad es respaldar el aprendizaje de los estudiantes v apoyar el trabajo de los profesores en cada una de las asignaturas que integran el nuevo plan de estudios de la preparatoria (Plan 5). La producción de estas Guías tiene como base el trabajo colegiado de las Academias de Maestros del Nivel Medio Superior de la BUAP. En ellas se han podido conjugar las experiencias de los docentes, cada vez más exitosas en materia de superación académica. Se han incorporado también a estos textos el trabajo de profesores y especialistas de otras instituciones educativas, con quienes nuestros maestros mantuvieron un intenso v fructífero trabajo.

La Vicerrectoría de Docencia reconoce el empeño que ha tenido, para la producción de esta Guía, la Academia General de Historia de México, particularmente los maestros:



María Anna Morales Gutiérrez, Nicolás Cerón Herrera, Cecilia Vélez Guevara, María Dolores Guerrero Salina, Gilda Luz Salazar Juárez, Martha Elizabeth Deveze Esquivel

En el diseño de las Guías para el maestro y para el alumno se han contemplado los avances de las Academias en la actualización y precisión de los contenidos de las asignaturas, y se incorporaron estrategias para un mejor aprendizaje a partir de nuevos enfoques pedagógicos que orienten las actividades de la educación media superior en la BUAP. Todo ello contribuirá a cumplir de una mejor manera los objetivos de calidad y pertinencia educativa que se ha propuesto nuestro bachillerato.

La publicación de estas Guías corresponde al compromiso sostenido del rectorado de contribuir a la mejor formación de los jóvenes preparatorianos y de apoyar el buen desempeño de sus profesores, orientaciones prioritarias que han sido recogidas en el Plan General de Desarrollo 2002-2005 de nuestra Benemérita Institución.

Vicerrectoría de Docencia

4

Introducción

Los materiales que hoy se presentan son el fruto de un largo proceso de reflexión y trabajo iniciado por la Academia General de Historia de México, desde su fundación y estimulado por los programas de mejoramiento de los materiales didácticos, emprendidos por la Vicerrectoria de Docencia en 1988. Con la colaboración de profesores y autoridades se concretó el diplomado sobre "Enseñanza de la Historia de México" que sirvió de base para que los maestros tuvieran una actualización en historia, una formación en didáctica y reflexionaran sobre sus prácticas docentes. Todo con el fin de contribuir al diseño y mejoramiento de los instrumentos didácticos que aquí se presentan.

La materia de Historia Contemporánea de México forma parte del área de ciencias sociales y se imparte en el cuarto semestre del bachillerato. Su objetivo es ayudar al estudiante a conocer la historia reciente del país, comprender los procesos más sobresalientes y ayudarles a ubicarse en el presente, con el fin de contribuir a su formación de ciudadanos. Al igual que la Historia de México I, su propósito es ayudarlos a pensar históricamente, a fomentar la habilidad de ejercer un pensamiento critico que les permita enfrentar los desafíos del tiempo que viven y contribuir a orientar la '"historia futura'" de su País.

El enfoque historiográfico que sé priorizó no fue el de una historia factual; rica en fechas, datos, acontecimientos y héroes; una historia memorística que ciertamente enriquece su horizonte cultural, pero que no activa el pensamiento critico. En éstos materiales se dio preferencia a una historia problema y total; una historia en construcción permanente; una historia que se reinventa desde el presente. Por eso, se busca que los profesores en sus prácticas, docentes vallan más allá de "enseñar historia" la versión que se considera adecuada, correcta "verdadera" y ayuden a sus alumnos, a través de ciertas estrategias didácticas y materiales de apoyo, a que aprendan cómo se construyen los saberes históricos, a que logren construir sus propias representaciones del pasado.

Siguiendo los conceptos de J. J. Rousseau, "sólo aprendo cuando respondo alas preguntas que me hago," se parte de que sólo aprendemos cuando resolvemos algún problema, cuando indagamos por nosotros mismos, cuando enfrentamos y superamos lo que los psicólogos llaman un "conflicto cognitivo". Cada periodo de la historia encierra sus problemas, sus originalidades, sus rompimientos o rupturas frente al antes y el después. Con este enfoque, los diferentes eventos, aspectos o episodios históricos de cada unidad del programa se transforma en una posibilidad para estudiar la problemática y comprender la ruptura del periodo; se les considera como signo, causa y consecuencia de la ruptura misma. Así, la ordenación temática de dichos aspectos permite comprender el sentido de la ruptura en la totalidad histórica.


5

Esta concepción, instrumentalizada en estrategias didácticas para cada una y apoyada en materiales de lectura, implica un cambio de roles en el proceso de enseñanza aprendizaje; el profesor se convierte en un activador del proceso, un guía, un compañero, mientras que el alumno se transforma en actor activo, inventivo y cooperativo. Cierto, el modelo de aprendizaje que se propone exige un cambio en la. las prácticas docentes; el profesor ya no es poseedor de la verdad, en este caso el poseedor de la verdadera historia que debe enseñar, sino el animador de un complejo proceso formativo. El alumno, adolecente que entra en la juventud para convertirse en ciudadano, será el artifice de su formación al enfrentar conflictos cognitivos y construir sus propias representaciones del pasado; al aventurarse a resolver los problemas planteados en las estrategias didácticas.

Con estos materiales para elaborar las guías se trata de poner al alcance de alumnos y maestros instrumentos que faciliten el proceso de enseñanza aprendizaje. Su objetivo es propiciar y potenciar el aprendizaje de los alumnos ayudándolos a penetrar y comprender los contenidos sobre la historia contemporánea de México, a construir los conocimientos y adquirir actitudes y habilidades específicas que le ayuden a pensar históricamente. A los profesores les ayudará para orientar sus practicas docentes, aclarar los contenidos disciplinares, los objetivos formativos, las actividades didácticas, las propuestas de evaluación. En pocas palabras, se trata de ofrecer a los maestros elementos didácticos para conducir el proceso enseñanza-aprendizaje en el aula, dar opciones para la planeación y organización de contenidos, ideas para conducir las sesiones de trabajo y evaluar el aprendizaje de los estudiantes. Pero no pretenden, sin embargo, sustituir la creatividad y espontaneidad de profesores y alumnos.

Estos materiales didácticos se inspiran en el programa vigente elaborado por la Academia General de Historia de México. Su estructura comprende cuatro unidades cada una dividida en temas. Las unidades contienen una presentación que ubica las rupturas de cada periodo en el antes y el después de la historia. Además, se identifican los contenidos temáticos que permiten estudiar y comprender las rupturas. De ello se derivan los objetivos de aprendizaje, las habilidades que se trata de fomentar en el alumno, así como los conceptos históricos o teóricos que se quiere reforzar. Se pretendio que las temáticas tuvieran una ordenación y progresividad: que fueran de conocimientos simples a más complejos.

En todas las unidades se trata de iniciar con una actividad para que los alumnos puedan tomar conciencia de lo que saben sobre el periodo y para que el maestro identifique los conocimientos previos del alumno. Los temas que le siguen ofrecen posibilidades para estudiar aspectos o facetas de la ruptura o problemática de la unidad. Al final se contempla una actividad para los alumnos hagan una síntesis y apliquen los conocimientos, habilidades y actitudes aduiridos a lo largo de la unidad. Se proponen tambien algunas referencias bibliograficas para que el profesor o el alumno puédan consultar y ampliar sus conocimientos sobre el periodo.

Los materiales para elaborar las guías del alumno cuentan con documentos que pretenden servir para animar las actividades didácticas. Muchos de ellos son


6

testimonios de la época, extractos de planes, manifiestos, discursos, leyes, notas periodisticas, crónicas, novelas o resúmenes de artículos escritos por especialistas. Textos cortos que presentan testimonios o visiones parciales del proceso histórico a estudiar; visiones parciales que, al confrontarlas en las dinámicas grupales, permitirán al estudiante ir tejiendo la información, resolviendo los problemas que ellas planean y le ayudarán a construir una representación sobre el tema y a comprender la ruptura de la unidad.

Los materiales para el maestro contienen otro tipo de lecturas que ayudan a ubicarlo en el periodo, le dan una visión histórica amplia la problemática y de las rupturas. Los cuadros contienen los temas o subtemas a tratar, los objetivos que se persigen, las actividades a desarrollar para alcanzar dichos objetivos, los recursos didáctlcos que se utilizaran para ello (materiales, lecturas para los alumnos, videos, etc.) y propone algunos instrumentos y procedimientos para la evaluación y calificación. En las actividades se buscó diseñar estrategias, muchas de ellas fruto de la práctica docente de los profesores, que faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Sin embargo, estos materiales para elaborar las guias se proponen para ser aplicados de manera "piloto ", darles un seguimiento por parte de la Academia, enriquecerlos con las propuestas y sugerencias de profesores y alumnos, con el fin de coronar este proceso, iniciando hace varios años, con la elaboración de materiales didácticos que eleven el nivel académico de los jóvenes y los preparen para enfrentar los desafíos que presenta el México del siglo veintiuno.

7

Historia Contemporánea de México

INDICE

Pág.

Unidad I. 9

La Revolución Mexicana ¿involución hacia la modernidad?

Tema 1. Problemas que plantea la Revolución Mexicana: 1910-1920 10

Tema 2. El Maderismo: La guerra que buscó reformas sin cambios 14

Tema 3. Intervención de las potencias en la Revolución Mexicana 23

Tema 4. ¿Revolución campesina?, ¿minera?, ¿popular?, ¿burguesa?: los movimientos

de la revolución 30

Tema 5. La mujer en la Revolución Mexicana: ¿participación o cambio de status? 47

Tema 6. Balance de la Revolución Mexicana: ¿mito o realidad? 51



Unidad II 53

De la revolución a la nueva estructura de la Sociedad: 1920-1940

Tema 1. ¿Y después de la Revolución continuidad o cambio? 55

Tema 2. Reorganización económica y actores sociales 57 Tema 3. El asesinato de Obregón y la reestructuración del régimen 71 Tema 4. La cristiada: lucha por Cristo o por el Estado 83 Tema 5. Nacionalismo y soberanía: el gobierno de Cárdenas y la expropiación 88 Tema 6. El nuevo Estado y la reaticulación de la sociedad 97 Tema 7. Los rumbos de la Revolución 100

Unidad III 102

Estabilidad política y crecimiento económico en un régimen autoritario: 1940-1970

Tema 1. Continuidad o cambio 103

Tema 2. De una revolución armada a su institucionalización 105 Tema 3. Crecimiento económico, actores sociales y reivindicaciones 113 Tema 4. El Sistema social del período 1940-1970 124 Tema 5. 68 ¿un parte aguas para el país? 135 Tema 6: Límites del sistema 145

Unidad IV 146

Del fin del proyecto nacionalista ¿al neoliberalismo?

Tema 1. Las últimas décadas del milenio 147 Tema 2. ¿Democracia o crisis de un sistema autoritario? 151 Tema 3. Del proyecto nacional al modelo neoliberal 157 Tema 4. Movimientos sociales: de los 70 al EZLN 168 Tema 5. La quiebra del régimen político 177 Tema 6. De la cultura de masas a la cultura del individuo 187 Tema 7. México ante el nuevo milenio ¿cambio o continuidad? 195 Tema 8. Mi Historia de familia: eventos y períodos del siglo XX 199



Bibliografía 200

8


UNIDAD I

LA REVOLUCIÓN MEXICANA: ¿INVOLUCIÓN HACIA LA MODERNIDAD?

Iniciamos la primera unidad del curso de Historia Contemporánea de México, con el tema de Revolución Mexicana, conflicto armado que se ubica entre los años de 1910-1920. Uno de los temas más estudiados en la Historia de México, se le ha analizado desde diferentes momentos, lugares personajes e ideas, y se han propuesto, también, diferentes métodos para su análisis. Para el estudio de este hecho histórico en la preparatoria sólo proponemos hacer notar al estudiante los momentos de ruptura y de cambio que este conflicto provocó en el desarrollo de la sociedad mexicana. En el aspecto político la revolución acaba con la dictadura que había gobernado al país durante 35 años y en su lugar estableció un Estado nuevo, aunque destruyó las bases de un proyecto económico que había traído la modernidad en algunos sectores. En lo social la guerra provocó el ascenso de diferentes sectores de la población a la vida política, los que plantearon diferentes demandas e impulsaron soluciones. La guerra, sin embargo fue un conflicto que no llegó a todos los lugares del territorio, hubo zonas que participaron más y otras que ni se enteraron. A pesar de esto la guerra alteró la vida cotidiana de muchas poblaciones, incorporó formas de vida diferentes. La destrucción del antiguo estado generó una total desintegración del poder y el surgimiento de innumerables caudillos que tardaron años en someterse a una autoridad central y en aceptar una sociedad con instituciones. La idea de la Revolución ha sido utilizada por los gobiernos posteriores tanto para acelerar sus idearios, como lo hicieron los seguidores de Lázaro Cárdenas, como para fortalecer las instituciones, como fue el caso de los simpatizantes de Miguel Alemán. A partir de lo anterior preguntamos ¿la historia y la ideología de la Revolución continúan determinando la vida política del país? ¿para cambiar la sociedad la vía revolucionaria es aún viable?



CONTENIDO TEMATICO:

1. Problemas que plantea la Revolución Mexicana: 1910-1920

2. El Maderismo: La guerra que buscó reformas sin cambios.

3. La intervención de las potencias en la Revolución Mexicana



  1. 4. ¿Revolución campesina? ¿minera? ¿popular? ¿burguesa? : los movimientos en la revolución

  2. 5. La mujer en la revolución Mexicana: ¿Participación o cambio de status?

  3. 6. Balance de la Revolución Mexicana: ¿mito o realidad?


OBJETIVO GENERAL

Que el alumno identifique las principales rupturas y cambios que en el desarrollo de la sociedad mexicana significó la Revolución Mexicana.



CONCEPTOS HISTÓRICOS Y TEÓRICOS

Revolución, alianzas, Estado, caudillos, facciones políticas, programas, proyectos, ideología, antiguo régimen, sociedad tradicional y sociedad moderna, formas de poder e involución.


9

HABILIDADES

A través de las diferentes actividades de aprendizaje que proponemos buscamos que el alumno, lea, redacte, sintetice, compare, relacione hechos, deduzca información y ubique acontecimientos en el tiempo y en el espacio.



Tema 1: Problemas que plantea la revolución mexicana: 1910-1920

Las actividades planteadas para esta primera sesión, tienen como propósito, que el profesor conozca las ideas, nociones, conocimientos y experiencias que los alumnos han adquirido acerca del tema. Al mismo tiempo se busca motivarlos para que se hagan preguntas sobre este hecho histórico, reflexionen junto con sus compañeros sobre la importancia que tiene este acontecimiento en la historia de nuestro país, sus implicaciones en la vida política, social y cultural. En el transcurso de su vida escolar y cívica los estudiantes se han enfrentado en varias ocasiones al tema, estas experiencias han contribuido para que se forjen una representación, muchas veces monolítica del tema. A partir de lo anterior nos preguntamos ¿qué conciencia tienen sobre la representación de la Revolución que conocen? ¿de su relaciones con la cultura política del presente?



Objetivo

Hacer concientes los conocimientos que el grupo tiene sobre la Revolución Mexicana.



Valores y actitudes

Aprender a escuchar a los compañeros, a valorar sus ideas y apreciar sus representaciones, para ser consiente de sus límites y conocimientos.



Ayuda didáctica para el alumno

La actividad aquí propuesta (elaborar una lista de los eventos y nombres de los lideres que recuerdes de la revolución mexicana), servirá para que te des cuenta de lo que sabes acerca de la revolución y confrontarlo con lo que saben tus compañeros y reconocer tus límites; sensibilizarte y abrirte al tema, tratando de responder posteriormente a cuestiones como: ¿Qué sabes en realidad de la revolución mexicana?, ¿Cuáles son sus principales causas?, ¿Fue realmente una revolución?



Métodos de la historia

Hecho histórico

Los hechos históricos se dan en el tiempo y en el espacio. Es decir, en determinada época y en determinado lugar. Para que un hecho sea histórico debe tener tres características: pasado, trascendental y humano. Lo pasado significa no sólo lo que ya pasó, sino la relación existente entre lo pasado y lo presente y a la vez, a la repercusión que pudiera tener determinado acontecimiento histórico en el futuro. Por trascendental entendemos que un hecho para ser histórico debe tener importancia para la comunidad en que sucedió. Por otra parte, los hechos históricos siempre se dan en la sociedad. Es decir, para que un hecho tenga el carácter de histórico debe ser humano o relacionado con lo humano.

10


Líder

Es el que dirige, generalmente por ser el iniciador de una conducta social, por dirigir, organizar, o regular los esfuerzos de otros, o por el poder, prestigio o posición. El líder es el verdadero impulsor de la conducta social. En sentido estricto es la persona que dirige por medios persuasivos y en mérito a la aceptación voluntaria de sus seguidores. Son líderes los que dentro de un grupo detentan tal posición de poder que influye en forma determinante en la decisiones de carácter estratégico, es el poder que se ejerce activamente y que encuentra una legitimación en su correspondencia con las expectativas del grupo.



Nociones para reflexionar

Revolución

Es la tentativa acompañada del uso de la violencia de derribar a las autoridades políticas existentes y de sustituirlas con el fin de efectuar profundos cambios en las relaciones políticas, en el ordenamiento jurídico constitucional y en la esfera socioeconómica. La revolución se distingue de la rebelión o revuelta, pues está última está generalmente limitada a un área geográfica circunscrita, carece en general de motivaciones ideológicas, no propugna una subversión total del orden constituido sino un retorno a los principios originarios que regulaban las relaciones autoridades políticas-ciudadanos y apunta a una satisfacción inmediata de reivindicaciones políticas y económicas. La rebelión puede ser por tanto aplacada tanto con la sustitución de algunas personalidades políticas como por medio de concesiones económicas. La revolución se distingue del golpe de estado porque éste se configura solamente como la tentativa de sustituir las autoridades políticas existentes en el interior del marco institucional, sin cambiar en nada o casi nada mecanismos políticos o socioeconómicos. Mientras que la rebelión o revuelta es esencialmente un movimiento popular , el golpe de estado se caracteriza por ser efectuado por pocos hombres que ya forman parte de una élite y es por lo tanto producido esencialmente en la cúspide. La toma del poder por parte de los revolucionarios puede, además, producirse por medio de un golpe de estado, pero la revolución no se efectiviza sino luego de profundos cambios introducidos en los sistemas político, social y económico.

11

BIBLIOGRAFIA DE CONSULTA:

Alan, Knight, La Revolución Mexicana, Grijalbo, México, 1996.

Anita, Brenner, La Revolución en blanco y negro. La historia de la Revolución Mexicana entre 1910 y 1942, Fondo de Cultura Económica, México, 1985.

Lectura 1

Crónica política del decenio 1910-1920* La Revolución mexicana inicia con la proclamación del Plan de San Luis Potosí, de Octubre de 1910, de Francisco I. Madero donde se opone a la reelección del general Porfirio Díaz y será seguida por una guerra civil que durará diez años. Después de la caída de Díaz, en mayo de 1911, el presidente Madero se enfrenta a varios movimientos armados dirigidos por Emiliano Zapata, en el sur y Pascual Orozco, en el norte, que exigen la distribución de los latifundios a los campesinos sin tierra y a los indígenas despojados, en conformidad con el programa del Plan de San Luis que Madero, más reformista que revolucionario y presionado por los sectores conservadores de la sociedad y del propio Congreso de la Unión, no da cumplimiento. Los zapatistas emiten el Plan de Ayala 1912, y comienzan a apropiarse de las tierras y distribuirlas. Apoyado en una fracción del movimiento del norte (dirigido por Francisco Villa), el presidente Madero busca la pacificación y envía tropas contra los zapatistas dirigidas por Álvaro Obregón y Victoriano Huerta.

* Tomado de Javier Pérez Siller, “Le Mexique 1910-1920”, en Memoires du XXe siecle 1910-19120, Paris, Encyclopedies Bordas, 1993, pp. 347.

12


Por otro lado Madero enfrenta a la élite y la prensa del antiguo régimen que, después de dos intentos frustrados de Bernardo Reyes, 1911, y de Félix Díaz, 1912, logra dar un golpe de Estado, dirigido por Victoriano Huerta y toma el poder en febrero de 1913. Madero y su vice presidente Pino Suárez fueron asesinados. Las fuerzas revolucionarias se reagrupan alrededor de Venustiano Carranza, animador del movimiento constitucionalista al que se une Álvaro Obregón y Pancho Villa, mientras que Zapata continúa su combate agrario en el sur. El gobierno de Huerta (desconocido por los Estados Unidos y aceptado, no obstante, por Francia, Alemania y Gran Bretaña que le otorgan un préstamo para “pacificar el país”) cae en 1914 frente al avance de las tropas carrancistas en el norte, el control zapatista en el sur y el bloqueo y ocupación de los puertos de Veracruz y Tampico por los marines norteamericanos.

Después de la eliminación de los porfiristas, la revolución se escinde y no logra unirse en la Convención de Aguascalientes. Por un lado, Zapata y Villa, a la cabeza del movimiento agrario, exigen cumplimiento a sus demandas y proponen a Eulalio Gutiérrez como presidente. Por otro, el presidente Carranza y Obregón, apoyados en el movimiento urbano que seducen y luego dominarán, buscan establecer una Constitución liberal. Poco a poco las tropas villistas y zapatistas son vencidas, mientras que Carranza –reconocido por los Estados Unidos que ocuparon el norte del país entre marzo de 1916 y febrero de 1917– decreta la primera ley agraria, en 1916. La Constitución socializante de 1917, impulsada por Obregón (el caudillo más popular del régimen), estableció importantes reformas democráticas y sociales. Decretó la distribución de los grandes latifundios (dando un golpe a la hegemonía de los hacendados y al encasillamiento de los peones indígenas) y estableció la prioridad de los intereses nacionales frente a las concesiones y propiedades extranjeras, en particular consideró bienes de la nación las riquezas del subsuelo –minas y petróleo. Los últimos movimientos armados fueron debilitados con el asesinato de Zapata y la ejecución del jefe villista, Felipe Ángeles, en 1919. Mientras que, al tratar de imponer a su candidato a las elecciones presidenciales, Carranza será también asesinado, en 1920, después del levantamiento del general Álvaro Obregón, quien ocupará la presidencia de 1920 a 1924.

13

  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal