Bibliotecas de Psicoanálisis



Descargar 18.7 Kb.
Fecha de conversión31.01.2018
Tamaño18.7 Kb.

Bibliotecas de Psicoanálisis

www.psicoanalisis.org

ferenczi@psicoanalisis.org

Obras Completas de Sandor Ferenczi

LA RISA (1913)


Mecanismo de placer y de desagrado de la risa: una repetición del placer y del desagrado con ocasión del nacimiento.

(Bergson). Bergson no conocía más que la burla. no la risa.

(Bergson) quien ríe, ríe de quien ha muerto (lo cual es mecánico).

Bergson: porque tiene disgusto.

Ferenczi: porque aspira a él (cliché).

(Bergson). ¿Por qué lo que es mecánico es cómico? La representación de realizar un trabajo, automáticamente, sin esfuerzo intelectual, con placer (favoreciendo la pereza). Por ejemplo: dirigir una muchedumbre con ayuda de un botón. Magia omnipotente. Omnipotencia del gesto de las palabras: ejército.

Determinación. El automatismo vale lo mismo para trágico que para lo cómico.

(A propósito de Bergson). Argumentos principales contra Bergson. Bergson: «Rigidez que está en desarmonía con la flexibilidad inmanente de la vida», “la vida traicionada por la mecánica” provoca risa. (Para espantarse por lo que está rígido, muerto, etc.) Nunca se habla de la razón de la risa, sino solamente de su objetivo.

Si el objetivo del afecto fuera el mantenimiento del orden, ¿cuál sería entonces el sentido del sentimiento de placer que acompaña al afecto? Debiéramos llorar. hacer duelo, irritarnos a la vista del desorden.

La teoría sociológica de Bergson sólo vale para la burla, no para la risa.

La risa exige tener en cuenta: 1) la risa en sí: 2) la broma.



Esencia de la risa: me gustaría también ser perfecto.

Esencia de la burla: tan excepcional y no imperfecto.

Hacer de la necesidad una virtud:



  1. Qué difícil es ser perfecto, dice el niño educado en el orden.

  2. Qué agradable es ser perfecto, dice el niño que ya ha sido educado en el ordien.

Así pues: en primer lugar el niño no puede más que reírse del orden (alegrarse).

La actitud consciente del adulto a la vista del desorden es la siguiente: me alegro de no ser así. Inconscientemente se alegra de la siguiente fantasía: qué bueno ser tan desordenado. Tras cada burla se oculta una risa inconsciente.



Risa y consciencia del pecado.

  1. Sentimiento de lo cómico, permaneciendo una irrupción del placer en el momento de una emoción asocial (culpable de pecado), con ocasión de una interrupción temporal de la conciencia de pecado, que siempre pesa sobre el hombre. (Relación con el pecado totémico.)

  2. No se puede disfrutar del pecado más que en grupo. Perdón recíproco.

  3. Donde falta la seguridad (los extraños). Daño: imposibilidad de reír con los demás. Falta la comunidad del pecado.

Angustia.

  1. Quien perdona un pecado también lo comete en el fondo.

  2. Quien ama a alguien comete todos los pecados con él y le perdona (comunidad de recelo).

Dicha: sonrisa (el niño tras la mamada, ausente de necesidad).

Risa: defensa contra un placer demasiado grande.

Proceso de la risa:


  1. Irrupción de un sentimiento de placer.

  2. Dispositivo de defensa (tentativa de rechazo) contra ese sentimiento de placer.

  3. Lo que desarrolla la función de defensa es la misma conciencia del pecado (original). conciencia moral.

Quien no ríe con otro (un extraño) no permite la llegada del placer, y no tiene por lo tanto necesidad de defensa.

La risa es una intoxicación automática de C02 (asfixia de los tejidos).

Llorar es una inhalación automática de 02.

La risa y lo cómico son todavía obra de la censura.

La risa es una defensa general y fisiológica contra un placer desagradable. Un hombre totalmente moral impide la llegada del placer, permanece serio. Cuando un hombre conscientemente moral da curso al placer, el Yo se defiende con ayuda de la risa contra el placer que intenta abrirse camino (contraveneno).



La risa es un fracaso del rechazo, un síntoma de defensa contra el placer inconsciente.

Permanecer serio es un rechazo conseguido.

Un hombre absolutamente malo desarrolla su placer sin defensa con lo que es cómico (lo que es indecente o incongruente) en los demás (o sea que él no se ríe, no produce un contraveneno que lo defienda del placer).

Un hombre cuya maldad está imperfectamente rechazada estalla en risas siempre que una incongruencia extraña despierta en él placer.

Un hombre totalmente moral ríe tan poco como el hombre absolutamente malo. Falta la liberación del placer.

Así pues: el malo no se ríe porque, simplemente, disfruta de su maldad (placer) sin defensa (sin placer).

El bueno no ríe porque el placer se halla rechazado en él; el placer no consigue desarrollarse, por lo tanto es superfluo reírse.

Un hombre ambivalente cuya maldad se halla imperfectamente rechazada puede reír.

Juego entre conciencia (moral) y placer de ser malo; la maldad proporciona placer, la conciencia moral ocasiona risa.

Freud: al reír ponemos en marcha el estado corporal de lo “cómico”, y nos desembarazamos mediante la risa de los excesos de afecto superfluo.

Yo propongo:

La risa se compone: 1) de descargas de energía psíquica en el sentido de Freud,; 2) de una compensación de estos procesos de descarga de modo que los músculos respiratorios se convierten en el lugar de la descarga.

(¿Y los músculos del rostro?)

ciertamente la risa es una derivación del clono (y del tono) musculares, que se han hecho tributarios de intenciones particulares. Del mismo modo que las reacciones generales (los temblores) se transforman en movimientos de expresión.

La musculatura respiratoria conviene a la expresión de los sentimientos del alma porque es posible:



  1. No sólo la abreacción, sino también simultáneamente

  2. Matizar e inhibir, muy finamente.

La musculatura del rostro conviene también a la descarga de cantidades de afectos más finos y al mismo tiempo a la regulación de la respiración mediante el alargamiento y el retraimiento de la abertura de las narices y de la boca (alargamiento igual a espiración de mas placer. Al llorar realizamos movimientos de resoplido).

Ciertamente todos los movimientos de expresión consisten en una actividad activa y una actividad reactiva (compensación).



  1. Más inhibición que explosión.

  2. Más explosión que inhibición.

  3. Equilibrio, con una ligera preponderancia de uno u otro.

Analogía entre reír y vomitar. La risa equivale a vomitar aire (oxígeno) fuera de los pulmones. Llorar equivale a llenarse de aire. La respiración se aumenta en el maníaco, y se inhibe en el melancólico.

El mecanismo de la manía según Gross. Analogía entre absorción de alcohol y de oxígeno.

¿Por qué tiene necesidad el hombre alegre de beber vino (u oxígeno)? ¿Sólo el hombre triste tendría verdadera necesidad?

Sólo puede uno reírse de sí mismo. (¡Uno no puede amarse más que a sí mismo!) (Placer = amor): consciente (ironía), o inconsciente (cómico, chiste).

Madre, ¿puedes mandarme algo? ¡Naturalmente! No, no puedes mandarme más que lo que yo me mando a mí mismo (Freud).



Lo cómico y la risa.

En lo cómico, se da siempre lo ingenuo (infantil) que nos alegra y que despierta en nosotros al niño (la parte de placer en la risa). Simultáneamente, despierta nuestro ideal consciente, y hace lo necesario para que el placer no se desborde (defensa, espiración).

(Modificación de la definición de Freud)

El efecto de lo cómico se compone:



  1. de la risa.

  2. de la broma (que es secundaria, un producto cultural, Bergson).

¿Por qué debo subrayar que yo no soy así? ¡Porque yo soy así!

Formas de risa deducibles a priori:



  1. cuando más bromea uno, más espira.

  2. cuanto más se ríe, menos se espira (y más abreacción muscular existe).

Tras mucha risa, la morriña (post coitum triste).

La risa y el coito hacen un boquete en la conciencia de culpabilidad.



Diferencia entre el hombre triste y la mujer no triste. (¡Religión! Sería fácil iluminar a una mujer, resultaría fácilmente iluminable, porque su religiosidad no es profunda).


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal