Borderline: no está entre la neurosis y la psicosis, sino en el borde de la neurosis



Descargar 16.73 Kb.
Fecha de conversión23.10.2018
Tamaño16.73 Kb.
Bordes en la Neurosis:
Borderline: no está entre la neurosis y la psicosis, sino en el borde de la neurosis.
Plantea que hay pacientes que no disponen de los recursos del Sgte. No llegan al analisis representados por su sintoma, ni articulando una pregunta en relacion a él. (acting out, impulsiones, adicciones, enfermedades psicosomaticas, etc).
En todos estos pacientes, hay ausencia de las formaciones del Icc (condensación – desplazamiento, etc)
Caract. Generales en estos pacientes:
1- Dificultades en la transferencia: la Transf. No termina de instalarse. El paciente parece como que no tiene nada para decir en la seguir, o falta seguido, o no entiende las interpretaciones del analista. Se requiere en el analisis, de una confianza en otro que escuche lo que uno tiene para decir, que se instaure el SSS.

Al no tener confianza en el Sgte, estos pacientes no hablan, no asocian libremente, etc.


2- Trauma infantil no reprimido: estos pacientes tienen una particular relacion con algun trauma de la infancia (hay relatos de violaciones, agresiones, abandonos, accidentes, etc).

Freud plantea el trauma, como la fantasia infantil reprimida, no un trauma realmente vivido. El analisis pretende que emerja este trauma o fantasia traumatica.

En estos pacientes, el trauma no esta reprimido y hay una actualidad que exige rapidamente solucion. Hay un relato dolido del trauma infantil, aparecen como heridas en carne viva.

Este trauma, no funciona bajo las leyes del Icc, y queda sin modificarse, tramitarse.


3- Acting out: hay una prevalencia de la impulsión, de la accion. Para Lacan, es una mostracion, un llamado de atención al analista, un “guiño”, como insinuandole que su interpretación no fue buena. Le dice al analista que fallo en su funcion.

Es una respuesta que se produce en analisis y puede tener dos salidas posibles:


A – un pasaje al acto, la escena se desgarra y el sujeto sale de la misma

B- una entrada en el analisis.


Tambien hay acting out fuera del analisis, pacientes que viven de acting en acting, independientemente del analisis. En estos casos la falla no es del analista, sino que hay una falla en OTRO instituyente.
Lacan toma un caso de ejemplo: un paciente le dice al analista que cada vez que escribe, tiene la obsesion de estar plagiando. El analista lee los trabajos, y trata de tranquilizar al paciente que no es asi como él dice. Le cuenta lugeo, que desde hace un tiempo, cada vez que sale de sesion, va a comer a un lugar cerca del consultorio, y se pide “sesos frescos”.

Lacan lee esta situación, como un acting, donde el paciente le dice al analista que erro, que el problema de los sesos sigue intacto.

El analista interviene en la realidad y no trabaja el fantasma del paciente, no analiza ni el deseo, ni la obsesion. Localiza al sujeto con respecto a la realidad, y no con respecto al Sgte.
El analista es el “partero” del acting out. Parece que no hay alli OTRO dispuesto a escuchar a nivel significante. El analista ya no esta soportando su lugar en la transferencia y cuando esto ocurre, se produce el acting out: una transferencia sin analisis.
Ante un acting out, el analista esta advertido que es una respuesta a una intervención fallida de su parte y debera reconducir el discurso al plano de las formaciones del Icc, al terreno de lo simbolico.
En el acting out, algo ha sido forcluido de lo simbolico, y retorna en lo real (lo real de la escena). En este caso, eso que retorna es lo actuado por el sujeto.
No se trata de la forclusion del Sgte. NDP, una forclusion fundante, sino otra clase de forclusion, que produce como efecto de retorno, ciertos fenómenos que exceden el campo del retorno de lo reprimido. Es decir, hay un retorno en lo real, fuera del campo de la represion-retorno de lo reprimido, pero es posible reingresar al terreno simbolico
La otra forma en que retorna esta forclusion (que no es la del Sgte NDP) es la ALUCINACION.
Ej: la alucinación del hombre de los lobos, que cuenta que se corto un dedo a los 5 años. Para Lacan es un Borderline, y para Freud es N.O.
Hay una tercera forma de retorno de lo forcluido, que es el delirio.
En la neurosis siempre hay un borde real: el sintoma. Por un lado tiene un significante, y por otro lado, se ubica el goce del sintoma.
Es posible pensar la constitución del aparato psiquico, en la neurosis, en 2 tiempos: el primer tiempo es la inscripción del Sgte. NDP. En estos pacientes, no estan representados por el sintoma, y el Sgte, y tienen una falta de confianza en el Sgte.
TRAUMA: Freud hace un pasaje de los traumas vividos a la fantasia traumatica. Antes creia que el trauma infantil habia sido reprimido (en la histeria), y en el analisis, habia que recordarlo. Luego descree de esto, y piensa que la escena del trauma (de seduccion), fue fantaseada.
El juego del Fortda, el nieto que juega a que los objetos desaparecen, es una renuncia pulsional lograda del niño, de que la madre se fuera. Pensar una renuncia pulsional primaria, fundante. Esta renuncia, da cuenta de la constitución de un sujeto deseante, es decir, entre la alternancia de presencia y ausencia de la madre, y la pregunta acerca del deseo de la madre, el sujeto pierde su lugar de ser el objeto del OTRO (ya que el padre es el portador del falo) y no se convierte en el goce de la madre.

Por esto hay renuncia pulsional, renuncia al goce, es decir, acepta que la madre se vaya. Es un corte primordial, traumatico y fundante.


Freud se pregunta por que tiende a repetir algo que no es placentero? Supone un mas alla del principio del placer: no todo esta dentro del ppio. Del placer.
El juego del Fortda, es un intento de ligar, de elaborar psíquicamente el alejamiento de la madre. Necesita hacerlo entrar en el proceso de lo simbolico, hacerlo pasar al registro significante.
Toma este caso, como un borde la neurosis. Funciona el primer tiempo, de la renuncia pulsional, pero falla el segundo tiempo, de simbolizacion, y queda como trauma.
JUICIO DEL OTRO: hay un momento en el Fortda, que es que OTRO interpreta lo que el niño dijo. Es necesario este juicio de la madre, para la constitución de un sujeto deseante. Asi, hay un registro compartido entre ambos. El OTRO (la madre), convalida lo que el niño dice, y acepta que hay alli un sujeto.


  • PSICOSIS: no se produjo el corte con el OTRO (no hay juicio del OTRO), no hay Fortda ni trauma.

  • NEUROSIS: el trauma actuo, hay juicio del OTRO y Fortda.

  • BORDERS: el trauma se produjo, no hay juicio del OTRO ni Fortda. Esto produce una falta de confianza en el Sgte, ya que no hay alli OTRO que intente leer lo que esta diciente (juicio), y en el analisis pasa lo mismo con el analista.

Que se hace con estos pacientes? Lograr un cambio de registro, que los acting pasen al terreno de ser hablados, dichos.


Freud plantea el trauma, y propone una membrana. Con las neurosis traumaticas, el organismo se inunda de una energia libre, sin ligar. Necesita ligarlo, elaborarlo psíquicamente.
Hay una energia libre, que si no se liga, queda en el terreno del trauma. Si se liga, es una formación del Icc, y sera una representación.
Lo traumatico tiene que ser inscripto. Se podria pensar estos pacientes, como intentos fallidos de inscripción?
Queda siempre un resto sin ligar, que impulsa a la compulsión de repetición.
SUEÑOS TRAUMATICOS: no responden a la realización de deseos. Son intentos de ligar. En ellos hay una satisfacción pulsional directa, un goce pulsional.
En todos estos pacientes, hay un goce pulsional.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal