Borrador de la comisión de educación y deportes el lunes 30 de junio de 2014



Descargar 257.83 Kb.
Página2/9
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño257.83 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

No me gustaría acabar sin hacer una especial mención a uno de nuestros objetivos prioritarios: el fomento y la consolidación del deporte femenino, que tantas alegrías y satisfacciones nos ha proporcionado en tiempos recientes. Durante estos años, a los que aludía antes, de dificultades presupuestarias tan relevantes, el Consejo Superior de Deportes ha procurado mantener las ayudas y subvenciones a federaciones deportivas españolas para proyectos de mujer y deporte. También hemos modificado la estructura del Consejo Superior de Deportes para que haya una unidad administrativa de relevancia, una subdirección -el máximo nivel que tenemos dentro del consejo-, ocupada específicamente del apoyo a nuestras deportistas. Y este mismo año, 2014, con esa partida que hemos detraído del fútbol profesional de las quinielas pretendemos dedicar una cantidad muy importante -la convocatoria se publicitará próximamente- para consolidar el crecimiento que vienen experimentando el deporte femenino, e incluso impulsarlo. Estas ayudas se han visto incrementadas ya en un 33% respecto de la partida de 2013 y, como digo, las continuaremos impulsando.

Estas son las cuestiones que me gustaría lanzar aquí, por si son del interés de sus señorías. Constituyen aspectos relevantes de los retos que afronta ahora el Consejo Superior de Deportes, y les garantizo que con el mismo espíritu con que nuestros deportistas encaran, uno tras otro, los retos deportivos en los que participan, con fuerza, con ilusión y con valentía, en el Consejo Superior de Deportes queremos también trabajar para respaldarles en el magnífico trabajo que llevan a cabo.

Si le parece bien a la Presidencia, pasaría ahora a contestar las preguntas orales.
La señora PRESIDENTA: Después de las intervenciones.
El señor PRESIDENTE DEL CONSEJO SUPERIOR DE DEPORTES (Cardenal Carro): Entonces, les agradezco su atención y doy por finalizada mi intervención.

Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Cardenal.

A continuación, corresponde intervenir en primer lugar a don Josep Maldonado i Gili, del Grupo Parlamentario Convergència i Unió, como autor de las dos primeras propuestas de comparecencia.

Para ello, tiene la palabra, por tiempo de quince minutos, el senador don Josep Maldonado.
El señor MALDONADO I GILI: Gracias, señora presidenta.

Buenos días, señor presidente. Es norma de cortesía de esta Casa dar la bienvenida al compareciente y agradecerle su comparecencia. Lo primero, darle la bienvenida, lo hago encantado, pero lo segundo no puedo hacerlo; no puedo agradecerle su comparecencia porque llevamos un año esperándole, señor Cardenal. Y creo que es un sentimiento generalizado. No se puede tener a ningún grupo parlamentario -y el mío no es el único- un año sin dar respuesta a peticiones de comparecencia. La verdad es que en quince minutos me veo del todo imposibilitado para poder explicarle tantas y tantas cosas que nos preocupan, tantas y tantas aportaciones que me gustaría hacer. Pero, en fin, el trámite parlamentario es el que es y, por tanto, me tendré que ceñir lo máximo que pueda al tiempo, teniendo en cuenta la benevolencia, que me consta que tiene siempre, de la presidenta.

Pero de partida le diré que a mi grupo le preocupa, y mucho, la falta de comparecencias -en toda la legislatura ha comparecido una vez-, y no solo la suya, ya que mi grupo pidió la comparecencia del director de la Agencia Española para la Protección de la Salud en el Deporte, que ha pasado a mejor gloria sin comparecer. Y ahora hay una nueva directora, que tampoco ha comparecido. Hoy teníamos el pleno convencimiento de que intervendría y de alguna forma aportaría, por lo que nos gustaría que en algún momento usted nos dijera que comparecerá y que nos haga un monográfico. Usted ha hecho una aportación y una valoración, pero sería bueno, por la importancia del tema, tener una comparecencia monográfica de la responsable de la Agencia para la Protección de la Salud en el Deporte, tal y como nuestro grupo ha pedido.

Por consiguiente, de nuevo le doy la bienvenida. Es verdad que usted comparece, pero, desgraciadamente, comparece en el Congreso, y este es un sentimiento no solo suyo, sino generalizado, y no solo de este Gobierno. Y es que nos encontramos con que el Senado muchas veces se convierte en un plato de segunda, a pesar de ser un foro parlamentario, una entidad que merece todo el respeto parlamentario, que sé que usted tiene. No quiero con ello, porque le conozco, dejar constancia de falta de respeto, sino de falta de comparecencia, que no es lo mismo.

Dicho esto, no sé por dónde comenzar, con tan poco tiempo y tantas peticiones. Empezaré con las inspecciones de Trabajo y Seguridad Social en las entidades deportivas catalanas; y digo catalanas, porque como senador represento al Parlamento de Cataluña y, por tanto, vengo en representación de esa comunidad. Usted ha dicho que no se hacían solo en Cataluña, y es verdad, pero es allí donde ha habido más -tenemos el listado que usted nos mandó-, aunque, tanto da, porque esto afecta tanto a Cataluña como a Ceuta, Melilla o Alcorcón. Usted ha dicho que también vienen derivadas de denuncias de trabajadores y que hay que dar respuesta a esas denuncias. Faltaría más. Un parlamentario nunca pedirá, ni a usted ni a nadie, que no se atienda a la ley. Por tanto, cuando una persona se dirige a la Administración para denunciar, hay que atender la denuncia, investigarla y, si hace falta, sancionar. Pero, claro, aquellos casos que se denuncian, no de forma generalizada. Esto no había pasado nunca. Usted me dirá: claro, es que cuando alguien cobra un dinero tiene que estar dado de alta y cotizar. Faltaría más. En eso, casi estoy a su lado. Pero usted sabe, porque conoce muy bien el deporte estatal -déjeme que lo concrete en Cataluña-, que en general, y usted lo ha definido, el voluntariado deportivo no es un tema laboral sino un concepto que ha ayudado a hacer grande el deporte en Cataluña y en todo el Estado.

Mi pregunta, señor secretario de Estado, es: ¿usted cree que un señor que riega un campo de fútbol en un pueblo pequeño, en una comarca del interior de Cataluña, que cobra 90 euros, tiene que estar dado de alta y cotizar? Estamos de acuerdo en que cuando una persona cobra una cantidad equivalente al salario mínimo profesional hay que darle de alta. Y tanto. Pero nos estamos refiriendo a esas personas que cogen un coche cada día, que son utileros, que preparan a los niños, los llevan de un sitio para otro, y a los que se les paga la gasolina. Y cuando se les ha hecho una inspección y han dicho: sí, a mí me dan 90 euros, se ha levantado acta. Usted dice que hay que hacer inspecciones ante las denuncias, pero es que hay gente que no ha estado denunciada; ni clubes ni trabajadores han denunciado, y se han encontrado con esta sorpresa, que ha creado alarma. Tal alarma ha creado –esto no se había hecho nunca−, que eso ha derivado en un grupo de trabajo, en una moratoria, en transacciones en leyes, aportadas en disposiciones de nuestro grupo, etcétera, para taponar un poco esta situación. Nos parece que esta es una medida inusual, algo que no había pasado nunca, con la que se ataca gravemente un modelo deportivo que ha hecho mucho, que ha hecho que Cataluña sea un referente mundial en el deporte y que ayudara mucho al deporte estatal en los éxitos obtenidos por España. Y de estas inspecciones, que se han hecho de manera desmesurada, y que con su bondad paró o por lo menos intercedió para que se quedaran anestesiadas hasta final de enero, nunca más se supo. Dice que ahora este grupo de trabajo nos dará una sorpresa agradable. Lo esperamos, de verdad, y lo agradeceremos y aplaudiremos. Y confiamos en que el concepto de agradable sea el mismo para usted que para nosotros.

Pero repito que hay gran preocupación. Hubo reuniones masivas de la Sociedad General de l’Esport con clubes y entidades para escuchar las preocupaciones. Había clubes que decían que iban al ayuntamiento a entregar las llaves, después de ochenta o cien años de ser gestionados por entidades sin ánimo de lucro. Repito que había una gran preocupación. Ahora se está atento, y veremos en qué acaba esto.

Voy a ir más rápido, porque me quedará poco tiempo. Ha hablado usted del dopaje y ha hecho una valoración positiva. Mejor. Si es así, lo valoramos y le felicitamos. Es verdad que al menos este tema se ha afrontado, se ha aplicado el bisturí y se ha intentado entrar en él con valentía porque se le ha exigido a España ya que había una petición para celebrar los Juegos Olímpicos en Madrid, y era una condición sine qua non. Después de los ridículos llevados a cabo, iniciados por otro Gobierno, por ejemplo, con la operación Puerto, etcétera, España era un poco una república bananera desde el punto de vista del dopaje. Me consta que la Agencia Mundial Antidopaje, AMA, aún tiene preocupación por cómo se está acabando este proceso del que usted ha hablado. Pero aquí no seremos en absoluto críticos; sepa que en este tema nuestro grupo ha estado y estará a su lado.

Cuando ha hablado de retos de futuro y de políticas deportivas del Gobierno ha utilizado la palabra mecenazgo. En nuestro grupo le animamos, en la medida en que se pueda −sabemos que son momentos difíciles desde el punto de vista económico, social, empresarial, etcétera−, para que España tenga una ley de mecenazgo deportivo. Eso es básico. En un momento de crisis, el mecenazgo deportivo es realmente muy interesante. Usted sabe que nuestro grupo presentó una transacción a los presupuestos del Estado pactada con el Grupo Popular, que da apoyo al Gobierno, según la cual la Fundación de la CEOE abría la posibilidad de un cierto mecenazgo a pequeñas y medianas empresas y empresas en general, que podían hacer una aportación, una desgravación, y eso era un cierto mecenazgo. Lo aplaudimos, y creemos que esta es la línea, pero nos gustaría una ley de mecenazgo amplia, una ley de mecenazgo deportivo. Y nos gustaría una rebaja del IVA deportivo, aunque sé que no es fácil. Sé que usted tiene que ir con dos ministros económico y que este tema, repito, no es fácil. Sé que incluso Europa no va en esta línea, pero cada uno tiene que defender su parcela y, por tanto, necesitamos una rebaja del IVA en el deporte para los gestores de instalaciones deportivas, para las empresas de material deportivo, para las entidades y clubes, para el mundo del deporte en general. Sería muy importante.

También ha dicho que para ustedes un tema prioritario es la lucha con el fin de erradicar los incidentes racistas que hemos visto últimamente. Este portavoz, como otros portavoces de otros grupos, ha sido ponente de la Ley contra la violencia, el racismo y la xenofobia en el deporte. En nuestro grupo valoramos muy positivamente su intervención, y desde ese punto de vista nos tendrá a su lado. En todo lo que sea luchar contra los energúmenos que hay en el deporte –y fuera del deporte, porque, por desgracia, no es exclusiva del segmento deportivo− y echar de las instalaciones deportivas a los racistas, a los violentos y a los xenófobos, nuestro grupo le dará apoyo.

Otro tema que nos preocupa, y mucho, señor secretario de Estado, es la licencia única federativa, la licencia única en el deporte. Es otro caballo de batalla, otra patata caliente que se ha encontrado. No sé quién ha sido el ideólogo de este tema. Es verdad que forma parte de un proyecto político del Gobierno actual de recentralizar todo: la lengua, la educación, de ataque a los medios de comunicación –TV3 se está encontrando con graves problemas que le pueden llevar a la situación de Canal Nou−, etcétera. Y, curiosamente, en una ley que se llama de racionalización de las administraciones públicas se ha metido con calzador la licencia única federativa, la licencia única en el deporte. Nos parece una barbaridad, un nuevo ataque al deporte. Señoría, en algún momento alguien dijo –fíjese bien−: es que esto se ha hecho para que las federaciones españolas puedan tirar hacia adelante con la complicada situación que tienen. Usted ha explicado que las federaciones españolas han abierto líneas de ayuda, que ha encontrado federaciones con muchos problemas, lógicamente, por la situación actual, pero es que hay muchas federaciones españolas que están en contra de la licencia única federativa. Por tanto, las federaciones autonómicas están contra y algunas federaciones españolas también lo están.

Como el Gobierno siempre cierra el debate, usted me puede decir: No, yo estoy negociando –lo hemos hablado usted y yo alguna vez− con las federaciones autonómicas catalanas, que me han hecho aportaciones para transaccionar. Claro, cuando un barco se hunde hay que poner la mano en un agujero, en el otro…, hay que intentar ayudar a que el barco no se hunda, pero como un mal menor. Pero esto no lo quería nadie, ni las 68 federaciones catalanas -no me deje sin responder esto-, la UFEC. Por cierto, usted tiene una carta del señor don David Munné, hasta hace poco presidente de la UFEC, donde con otras palabras venía a decir que esto es un bodrio.

Se ha tenido que hacer lo de la cabra. No sé si conoce esa metáfora. Se trata de un señor que va a ver al rabino y le dice: tengo la casa llena de ovejas, gallinas, patos… Mi familia tiene la casa llena, y no puedo vivir con tantos animales. Es insostenible. Y el rabino le pregunta: ¿usted tiene confianza en mí? Y le contesta: Sí. Y replica: Pues ponga una cabra. Y el señor dice: ¿Una cabra? Pero si tengo muchísimos animales… Pero pone una cabra. Al cabo de un mes vuelve el rabino y le pregunta: ¿cómo va? Y el señor le contesta: es insostenible, hay muchos animales, no puedo vivir, y encima tengo una cabra. Y él le contesta: saque la cabra. Lo hace, y al cabo de otro mes el rabino se lo encuentra y le pregunta: ¿qué tal? Y el señor le contesta: sin la cabra, mejor.

Esto es un poco lo que ha hecho la UFEC. Ha dicho en una carta: esto es un bodrio, pero sacaremos la cabra para estar un poco mejor. Por tanto, la licencia única federativa es un paso más. Y creo que usted no ha sido el ideólogo. Usted se ha encontrado el tema sobre la mesa, que ha ido a parar a una ley de racionalización de administraciones, y no entiendo qué tiene que ver eso con los clubes y el deporte. Se ha encontrado esta patata caliente, que usted está negociando buenamente, como puede, para hacer lo de la cabra o para apedazar el barco. Pero es un barco que se va a pique. El deporte español tiene demasiados ataques frontales, y desde Cataluña nos sentimos permanentemente agredidos.

Señor Cardenal, sé que usted no lo podrá reconocer, lo sé; ni puede ni debe dar la razón a la oposición en temas de perfil político en los cuales no estamos ni estaremos nunca de acuerdo, pero en la situación actual, la sensación que hay en Cataluña, y creo que en el mundo deportivo en general, en todo el Estado, es que el deporte está siendo permanentemente presionado, asfixiado y recentralizado.

En su intervención no he escuchado ni una vez oír hablar de las federaciones autonómicas, y me hubiera gustado saber cuál es la hora de gobierno deportivo con las federaciones autonómicas. Ha hablado usted de las españolas, pero no, repito, de las autonómicas. Y en las federaciones autonómicas catalanas hay muchísima muchísima preocupación.

Supongo que debo estar ya acabando el tiempo, señora presidenta. ¿Cómo voy?
La señora PRESIDENTA: Como dice usted, la generosidad de la presidenta le permite cinco minutos más.
El señor MALDONADO I GILI: Se lo agradezco en el alma, porque al menos me permitirá hacer llegar alguna angustia más al señor Cardenal para que se vaya un poco más angustiado de lo feliz que ha entrado.

Señor Cardenal, hay un tema que nos preocupa, y mucho. Usted sabe que en Sant Cugat tenemos un centro de alto rendimiento que es una de las joyas del deporte catalán y estatal, un centro que ha dado grandes pasos en la tecnificación de los deportistas. Usted sabe que es un centro en el cual hay unos convenios de colaboración Estado-Generalitat, con aportación al 50% de las dos administraciones. En el año 2011 el Centre D´Alt Rendiment de Sant Cugat no recibió la aportación del Estado. Se llegó a hacer una programación a diez años para poder recuperar este año, que digamos que es inhábil desde el punto de vista de aportación, y una vez que los técnicos del CAR y los técnicos del consejo llegaron a un acuerdo se dijo que este no era válido. Y mi pregunta es qué posibilidades hay de que el débito que se tiene con el centre d´alt rendiment se puede solucionar. Y en 2014 estamos si fa o no fa, como decimos en catalán, es decir, en la misma situación. El convenio del 2014 está encima de la mesa, las enmiendas enviadas por el Consejo Superior de Deportes están incorporadas, y no solo no se ha cobrado nada a 1 de julio, como aquel que dice, sino que ni siquiera se ha firmado el convenio. Usted sabe que esto hace peligrar el normal funcionamiento de esta entidad, y nos gustaría saber, señor Cardenal, qué previsiones hay, teniendo claro que existen dificultades económicas, etcétera. Pero hay que priorizar.

Nada más. Supongo que habrá un segundo turno de portavoces y, por tanto, aquí acaba mi intervención.

Muchas gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchísimas gracias, señor Maldonado.

A continuación, entramos en la intervención de los demás portavoces de los grupos parlamentarios, de menor a mayor, por un tiempo de diez minutos.

La señora Mendizabal del Grupo Parlamentario Mixto, no está.

Por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas Vascos, tiene la palabra la señora Martínez Muñoz.


La señora MARTÍNEZ MUÑOZ: Muchas gracias, señora presidenta.

En primer lugar, quiero dar la bienvenida al presidente del Consejo Superior de Deportes, señor Cardenal. Nunca es tarde si la dicha es buena, por lo que, aunque haya pasado un año desde que se pidiera su comparecencia, nos alegramos de que esté aquí para tratar todos los temas que ocupan al deporte.

Me voy a referir brevemente a alguna de las cuestiones que ha mencionado en su intervención, y voy a hacer hincapié en algunas que no ha tratado, quizá por ser demasiado concretas.

En relación con la cuestión de las inspecciones de trabajo, quiero reiterar una vez más cuál ha sido la postura de este grupo parlamentario a este respecto en las sucesivas ocasiones en las que este tema ha sido traído a esta comisión. Y es que desde mi grupo defendemos que es posible compatibilizar la lucha contra el fraude en la Seguridad Social, en la que todos debemos estar comprometidos, con el trabajo voluntario en el deporte amateur. Sin voluntarios no hay deporte base. Soy consciente de que usted comparte esta afirmación, y estoy segura de que el grupo de trabajo que han puesto en marcha será capaz de dar con la solución adecuada para permitir esa compatibilidad entre estar al día con las responsabilidades respecto de la Seguridad Social y el trabajo que se realice por los clubes y el trabajo de los voluntarios; y muchas veces ni siquiera con las pequeñas dietas que se les pueden dar para hacer frente al pago de la gasolina se les puede compensar mínimamente el trabajo y la dedicación que ponen en el deporte.

Respecto de la licencia única, como bien ha señalado el senador Maldonado, difícilmente se entiende que en una ley de racionalidad de la Administración pública se vayan a regular cuestiones relativas a las federaciones, que, como bien sabe, son sujetos de derecho privado. No son entidades públicas, sino entidades privadas que, sí, realizan funciones delegadas, en este caso por las comunidades autónomas, que somos las que tenemos competencia exclusiva en materia de deporte.

Por lo tanto, vaya por delante que mi grupo parlamentario siempre va a hacer una defensa férrea de aquellas competencias que le son propias, y mucho más de aquellas que le son propias en calidad exclusiva, como es el caso del deporte. Creemos, además, que con la introducción de estas modificaciones se ha venido a crear un problema donde no lo había. Por lo tanto, al margen de que este tipo de cuestiones puedan ser negociadas o pactadas -y tengo que agradecer también la buena disposición que ha tenido siempre el Consejo Superior de Deportes para hablar con los diferentes grupos parlamentarios y con nosotros, con el Grupo Parlamentario Vasco, en lo relativo a esta cuestión-, eso no quita para que en mi grupo parlamentario sigamos manteniendo siempre las reivindicaciones de que este ámbito competencial es exclusivo nuestro y que lo defenderemos. Desde aquí hasta que se agote el plazo de tramitación en el Senado de este proyecto de ley seguiremos intentando alcanzar acuerdos que vayan en la defensa de este ámbito competencial.

Y otra de las cuestiones que teníamos pendientes, ya como grupo parlamentario, con el Consejo Superior de Deportes es la situación del Eibar. Se van agotando los plazos, somos conscientes de que el capital no se ha conseguido, es poco el dinero que queda. Pero lo cierto es que la gente se está volcando con el Eibar. Lo que ha hecho es algo histórico desde un punto de vista estrictamente deportivo. La verdad es que el mérito no se les puede quitar; estaban en Segunda B hace dos años y han subido a Primera. Nos gustaría que el Consejo Superior de Deportes y el ministerio tuviesen la misma consideración respecto de los clubes pequeños que suben que la que tienen con los clubes grandes, todavía con grandes deudas con Hacienda. En este sentido, me gustaría que, en la medida de lo posible, desde el Consejo Superior de Deportes se apoyase al Eibar y se pusiesen los medios necesarios para garantizar que el ascenso que han conseguido de forma muy virtuosa en el ámbito deportivo no se vea menoscabado, no se vea impedido por cuestiones económicas que con otros clubes no suponen tanto problema.

Por mi parte, esto es todo. Le agradezco una vez más su presencia. Gracias.


La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, senadora Martínez.

A continuación, por el Grupo Parlamentario Entesa pel Progrès de Catalunya, tiene la palabra la senadora Sequera García.


La señora SEQUERA GARCÍA: Gracias, señora presidenta.

Bienvenido, señor Cardenal. Como ha dicho antes mi compañero Maldonado, no se trata tanto de echarle en cara que haya tardado mucho tiempo en venir a la Comisión de Deportes, sino justificar nuestro trabajo como senadores a la opinión pública. Cuando se cuestiona a veces incluso el sentido del Senado y del papel que nosotros hacemos como senadores, es difícil justificar nuestra tarea aquí si no se lleva a cabo de una forma continua una actividad parlamentaria.

Dicho esto, con relación a lo que ha expuesto sobre las inspecciones de trabajo, partiendo de la base de que la inspección puede y debe garantizar el cumplimiento de la normativa laboral, me gustaría saber si, en el ámbito del deporte, se perseguía algún objetivo aparte de las denuncias presentadas, y si ha sido en todo el ámbito estatal no solo en Cataluña, para conocer más a fondo el estado de la situación laboral. Supongo que una vez realizadas estas inspecciones, se habrá elaborado algún informe para facilitarle la tarea de regulación en este ámbito al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Por tanto, mi pregunta es qué objetivos se perseguían, qué conclusiones y qué evaluaciones se han hecho a raíz de las inspecciones realizadas y en qué términos considera que se deben hacer modificaciones o cambios para mejorar y dar facilidad al deporte base, sobre todo, porque, en palabras del ministro, de lo que se trata es de conseguir que España tenga un gran número de representantes en el deporte de alto nivel, y esto es imposible si no se apuesta por el deporte base.

Entiendo que toda acción se realiza para mejorar y facilitar el acceso al deporte, porque a nivel social, por un lado, es necesario garantizar el acceso al deporte, con lo cual, es necesario que haya instalaciones repartidas por el territorio, que estas instalaciones se puedan mantener, que haya unos clubes que puedan fomentar ligas en cualquier disciplina y que se trabaje en esta base de deportistas que en un futuro pueden alcanzar un alto nivel. Pero, por otro lado, teniendo en cuenta la situación por la que atraviesa nuestra economía, tenemos que tener un cuidado especial y se debería tener en cuenta el tejido empresarial que subsiste en torno al deporte: mantenimiento de instalaciones, fabricantes de equipamientos deportivos, etcétera. Por tanto, hay dos objetivos, el social y el económico, el empresarial. Me sumo a la petición de tener en cuenta, según de qué nivel de deporte estemos hablando, un descenso del IVA a nivel deportivo; y, sobre todo, si como resultado de la evaluación de las inspecciones se ha detectado una situación determinada, más que sanciones lo que se debería hacer es pedagogía o buscar un entendimiento para arreglar poco a poco esos desajustes que se van detectando a través de las inspecciones; no tanto apostar por el castigo, por la penalización, y más por la pedagogía para intentar solucionar estos desajustes.

1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal