Borrador de la comisión de educación y deportes el lunes 30 de junio de 2014



Descargar 257.83 Kb.
Página7/9
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño257.83 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Sin ánimo de polemizar y, de verdad, con la mejor de las intenciones, les diré que me han pasado una nota sobre las intervenciones de mis predecesores en las dos legislaturas anteriores. Resulta que en la Legislatura de 2004 a 2008, además de las comparecencias de presupuestos, el presidente del Consejo Superior de Deportes compareció el día 23 de junio de 2004 para hablar de las líneas generales del consejo y la aplicación de sus políticas -comparecencia que yo también he realizado-; el día 22 de septiembre compareció para exponer la valoración de la participación del equipo español en los Juegos Olímpicos de Atenas –en nuestro caso, esa se hizo junto con la de presupuestos−, después vinieron las de presupuestos; y en esta Comisión de Educación y Deportes hasta 2008 no hubo más comparecencias del presidente del Consejo Superior de Deportes. Por tanto, en estos momentos ya le he empatado y me queda como extra time un año y medio para poder comparecer una vez más.

Respecto a la IX Legislatura, hubo en esta comisión una comparecencia inicial sobre las líneas de actuación del consejo en esa legislatura, después una comparecencia en presupuestos, otra más de presupuestos, y otra con fecha 24 de marzo de 2010, sobre varios temas; y finalmente, otra sobre presupuestos, y es verdad que en esta legislatura ha habido una tercera comparecencia, a cargo del señor don Albert Soler, que sustituyó al anterior presidente. Es decir, en las dos comparecencias sobre líneas generales y a petición de los grupos, vino el presidente, que son las que yo también he venido, por lo que espero que en este año y medio me den la oportunidad también en esta Cámara, no solo en el Congreso, de haber comparecido más que al menos mis predecesores inmediatos. Lo resalto solo por quitarnos todos un peso de encima. Yo mismo no he acabado con el control parlamentario en el Senado como presidente del Consejo Superior de Deportes y ustedes en esta legislatura no habrán tenido menor número de iniciativas. Lo digo sin ningún ánimo de frivolizar.

Creo que esta comisión merece que venga con mayor frecuencia. Lo señalaba también, y su argumento me ha parecido muy convincente, la portavoz de Entesa, por la propia funcionalidad de la Cámara. Además, les insisto en la valoración de mi comparecencia –si me la permiten− y es que ha sido muy útil: he podido comprobar la sensibilidad existente sobre distintos temas y viene bien, aunque haya discrepancias, recordar aspectos que hoy día están en la vida política en el ámbito deportivo.

Tendremos en cuenta esa sugerencia que nos transmite sobre la situación en la que puedan quedar los ayuntamientos de menos de 20 000 habitantes. Desde luego es muy importante que las personas que viven en esas poblaciones no vean afectado su derecho a la práctica deportiva por estos cambios legales que obedecen a otras razones que podemos compartir, pero sin que se produzca esta derivada. Tomo nota y espero que en la siguiente comparecencia podamos dialogar ya sobre las iniciativas que se hayan podido desarrollar en esta materia.

Significo al señor Torres lo que me ha señalado sobre la situación anterior, y es un dato contrastable. No me refiero a si está contento de que a su club le hayan hecho una inspección y haya tenido que pagar; evidentemente, por eso no está contento, como nadie lo estaría. Lo que ha señalado es que le ha dado la oportunidad y que cree que es mejor haberlo regularizado, como otros muchos clubes han hecho. Y, entre esos veinte clubes, estaban la mayoría de los que fueron inspeccionados. Donde no se han hecho inspecciones ha sido en clubes de muy pequeñas dimensiones. En todo caso y se lo agradezco de nuevo−, la sensibilidad hacia ellas debe ser la que predomine y todos debemos esforzarnos en ese sentido, de modo que, en este esfuerzo que se va a realizar para compatibilizar los derechos de los trabajadores, la legislación laboral, con el interés del fenómeno deportivo, ninguna de estas entidades pueda verse perjudicada. Le invito a que, más allá de ese informe -que supongo que se publicará en breve-, sigamos conversando y que desde su grupo nos sigan aportando ideas sobre esta materia, en la que usted ha demostrado esta sensibilidad.

Yo no plantearía un juicio global sobre Convergència i Unió en lo que tiene que ver con la licencia única, no lo he hecho. Vamos a ir de lo general a lo particular. La licencia única es un tema sobre el que ustedes han pedido la comparecencia. Yo he hablado de lo que tienen que ver en la licencia única su grupo parlamentario y el mío, y eso es a lo que quedamos, a lo que vaya a pasar con esto, no a lo que haya podido pasar cuando gobernaba Felipe González o pasará en el futuro. Lo cierto es que si hoy y ahora hemos sacado a colación la UFEC es porque también usted en su intervención ha señalado lo que el señor Moner ha dicho. Por tanto, señoría, sabemos lo que opina la UFEC, lo que quiere -que se apruebe esa enmienda-, nos lo ha dicho y la tiene consensuada con el Consejo Superior de Deportes, y su grupo parlamentario tiene que decidir si la apoya o no. Y no hablemos en este punto concreto de lo que haya podido pasar en legislaturas anteriores o de lo que pueda pasar en legislaturas sucesivas, o de otros problemas que pueda haber en la política nacional. Hoy, ahora, ustedes han traído a colación a la UFEC, ustedes saben lo que opina, ustedes van a decidir si la apoyan o no. (El señor Maldonado i Gili: A la UFEC la apoyamos seguro.) Me refiero a apoyarla en este punto concreto, no en general. Hoy la UFEC quiere introducir estas modificaciones. Y no se trata de que lo presenten unos u otros. Yo he leído declaraciones recientes del señor Esteva y dice que, con las modificaciones que propone, entenderían que han desaparecido todos los temores que sobre ellos se cernían acerca de esta reforma.

Por tanto, en mi opinión –si me lo permiten−, tenemos un esquema muy claro: había una proposición de ley, esa proposición de ley causó una importante inquietud en la UFEC -lo veían como un peligro- y ahora mismo creen, están convencidos de que con esas modificaciones que hemos pactado con ellos, que llevaríamos a cabo, esos temores desaparecerían para ellos. Es el momento en el Convergència i Unió, que ha sacado a colación aquí a la UFEC, tiene que decidir si antepone el interés del deporte catalán, si considera que lo que señalan las federaciones catalanas es lo que piensa el deporte catalán, o si cree que su opinión es más representativa de lo que piensa el deporte catalán que la de la propia UFEC. Ya no se trata de si presentamos nosotros la enmienda o no, o de si la pactamos o de quién la vota. ¿Quieren ustedes servir de cauce de lo que les están diciendo las federaciones catalanas o no? De momento, señoría, por lo que entiendo, por lo que me han señalado, la respuesta es no. No obstante, nosotros seguiremos trabajando y, por supuesto, que estamos interesados, y cualquier solicitud que recibamos de mejorar la norma la tendremos en cuenta, como –insisto− es nuestra obligación y compromiso.

Lamento respecto de las preguntas parlamentarias que no le satisfaga la respuesta. Las revisaré. Creo que tenemos un buen grupo de trabajo en el gabinete y cuando lo consideran oportuno, cuando creen que son preguntas importantes –normalmente las preguntas se refieren a datos que no necesitan valoración−, me las dan para que las vea y a apruebe antes de remitirlas. Les voy a pedir que las que provengan de su grupo y sean formuladas por su portavoz las vea antes e intentaré que sean todo lo expresivas posible, como creo que son la mayoría.

En cuanto a la última de sus apreciaciones sobre lo que tiene que ver con los posibles incidentes con tres jóvenes que acudieron a un partido entre el Nàstic de Tarragona y el Valencia B, en Mestalla, y en otro, entre el Valencia y el Barcelona, señoría, le reconozco que su intervención me ha parecido algo inquietante, porque, aunque salve que no es esta la actitud general de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, he querido entenderle –no sé de qué otra forma lo podría interpretar− que está afirmando que personas concretas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado llevaron a cabo actuaciones ilegales, represivas, ha llegado a hablar de una detención sobre ciudadanos concretos. Si es así, yo le animo, señoría, a que usted mismo presente en la comisaría la denuncia correspondiente, y si no lo quiere hacer usted, deme a mí los datos que lo acrediten y la presentaré. Si no es así, creo que sobra cualquier debate sobre este asunto. O se ha producido una actuación ilegal, o no se ha producido una actuación ilegal. Si se ha producido una actuación ilegal, le reconozco que tiene todo el derecho a plantearla en esta sede parlamentaria, pero primero –en mi opinión modesta− en sede judicial para que se depuren responsabilidades, no vaya a ser que resulte que esa actuación no ha existido. Yo aquí no le puedo dar otros datos de los que tengo, y con los datos que tengo estoy en condiciones de afirmar que no se ha producido ninguna actuación ilegal por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Y me he interesado sobre algún asunto de los que ha referido usted en su intervención, me he interesado y he accedido a la documentación que está disponible, y le aseguro que no tengo ningún motivo para dar más crédito a una persona que a los miembros y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que niegan de forma radical y tajante haber incurrido en esas situaciones.

Y le digo que es inquietante porque en un momento como el presente hemos visto ocasiones polémicas −no solo aquí, también en Cataluña las ha habido, muy intensas, con actuaciones de los mossos d’esquadra, que las he conocido por los medios de comunicación− y también hemos visto su respuesta ante fenómenos en la calle –por ejemplo, recuerdo una manifestación donde fueron brutalmente agredidos los policías que defendían el orden público−.Desde luego, mi postura es la de estar del lado, en primer lugar, de la legalidad –nunca consentiría, de ninguna manera, una actuación ilegal de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado−, pero lo que nunca haría tampoco es dar pábulo a pretendidas actuaciones ilegales sobre las que no tengo ningún elemento de juicio para afirmarlas.

Si me lo permite, vuelvo a agradecerle el tono constructivo y las ideas que nos ha sugerido dentro de sus críticas y también de los aspectos que no lo han sido así, he encontrado elementos importantes para reflexionar y que estoy seguro de que nos van a ayudar en el futuro a orientar de una manera mejor las políticas del Consejo Superior de Deportes. También me gustaría invitarle aquí públicamente –como lo ha hecho usted alguna vez de manera privada− a que tengamos un trato más fluido, más frecuente, para abordar todos estos problemas. Estoy convencido de que para mí y, por tanto, para el Consejo Superior de Deportes, sería una ayuda.

Le diré en cuanto a los Juegos del Mediterráneo que estamos en contacto con la administración responsable, que es el Ayuntamiento de Tarragona -hemos estado en contacto a lo largo de toda la legislatura y vamos a seguir estándolo-. En algunos momentos ha habido mayores puntos de desavenencia -creo que es natural que se pueda producir así-, pero en los dos casos, tanto respecto a su alcalde como a la corporación, el ayuntamiento ha tenido siempre una actitud constructiva −creo que nosotros también−, y vamos a seguir trabajando para que, ojalá, tengamos los mejores Juegos del Mediterráneo posibles.

Respecto del amaño de partidos le diría que habría que saber cuál es el caso concreto. Creo que son informaciones generales. Estamos atentos. Sabe que hay una legislación contra el blanqueo de capitales muy exigente en nuestro país, fruto mucha de ella de iniciativas del ámbito comunitario unidades policiales específicas, asignaciones también en el ámbito de la fiscalía, asignaciones de competencia judicial para delincuencia económica o delincuencia organizada en el ámbito de la Audiencia Nacional-. Creo que en este punto somos un país solvente y lo que pudiera producirse en este ámbito lo tendríamos también en cuenta.

Estamos atentos a este fenómeno del amaño de partidos. Personalmente he participado en reuniones, he sido convocado por federaciones internacionales como la UEFA, por algunas entidades que usted ha citado, como Federbet, cuyo informe aludía a algún partido de la liga española y otros, que fue duramente contestado por muchas instituciones, pero, en general, el resto de informaciones que me ha trasladado son comúnmente compartidas así como probablemente veraces y ponen de relieve la enorme trascendencia de este problema. Le agradezco que lo haya traído a colación aquí, en esta comparecencia, porque es una situación muy importante. Nosotros estamos dedicándole también atención, como le señalaba, trabajando con las federaciones internacionales, plateándolo en el contexto internacional porque es un fenómeno de delincuencia trasnacional −usted señalaba en sus informaciones que ni siquiera en nuestro continente, en otros países como Singapur−. En las reuniones de ministros y de responsables de deporte de los gobiernos de la Unión Europea es un punto de atención permanente, en el que España está siendo muy activa y está trabajando en un convenio en el ámbito del Consejo de Europa. También hemos tratado este tema con instancias españolas -como se puede imaginar- del ámbito del Ministerio del Interior, del ámbito del Ministerio de Justicia, y queremos seguir trabajando con el máximo interés en este punto.

Muchas gracias.
La señora PRESIDENTA: Muchísimas gracias a usted, señor Cardenal.

Suspendemos la sesión por cinco minutos. (Pausa).


La señora PRESIDENTA: Continuamos con la sesión.
CONTESTACIÓN DEL GOBIERNO A
PREGUNTA SOBRE LOS MOTIVOS POR LOS QUE EL GOBIERNO QUIERE SUPRIMIR LAS LICENCIAS FEDERATIVAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE GALICIA.

(Núm. exp. 681/001756)

Autor: MARRA DOMÍNGUEZ, MARÍA DE LOS ÁNGELES (GPS)
PREGUNTA SOBRE LAS REPERCUSIONES, A JUICIO DEL GOBIERNO, DE LA SUPRESIÓN DE LAS LICENCIAS FEDERATIVAS EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE GALICIA EN LA PRÁCTICA DEL DEPORTE Y, EN PARTICULAR, DEL DEPORTE DE BASE EN LA PROVINCIA DE PONTEVEDRA.

(Núm. exp. 681/001757)

Autor: MARRA DOMÍNGUEZ, MARÍA DE LOS ÁNGELES (GPS)
La señora PRESIDENTA: Entramos en el tercer punto del orden del día: Contestación del Gobierno a preguntas.

Para contestar a las preguntas comparece, como saben, el presidente del Consejo Superior de Deportes, don Miguel Cardenal Carro. Les recuerdo el procedimiento: de acuerdo con lo prescrito por el artículo 168, en relación con el artículo 167, tras la formulación de la pregunta por el senador que la ha presentado, contestará el presidente del Consejo Superior de Deportes. Disponen de un máximo de 5 minutos cada uno, tras lo cual podrá haber un turno de réplica y otro de dúplica, cada uno de los cuales no podrá exceder de dos minutos y medio.

Las dos primeras preguntas del orden del día se tramitarán de forma acumulada, previo acuerdo con la senadora Marra Domínguez, autora de las mismas.

Entramos, por lo tanto, en la respuesta a la pregunta sobre los motivos por los que el Gobierno quiere suprimir las licencias federativas de la Comunidad Autónoma de Galicia y de Pontevedra.

Tiene la palabra la senadora doña María de los Ángeles Marra Domínguez.
La señora MARRA DOMÍNGUEZ: Gracias, señora presidenta.

Buenos días, casi tardes, presidente del Consejo Superior de Deportes.

Lo que quiero trasladar en esta comisión es la preocupación que existe en este caso, en la Comunidad Autónoma de Galicia y en concreto, en la provincia de Pontevedra- en relación con la implantación de la licencia deportiva única, estatal, que tiene previsto llevar adelante el Gobierno y que, por lo que he oído en esta comisión, parece que continúa con esa idea. Y es que, de acuerdo con la Ley de racionalización del sector público y otras reformas administrativas -que ya llegó a esta Cámara, al Senado-, recoge en el capítulo III, artículo 26, una modificación de la Ley estatal 10/1990, de 15 de octubre, del deporte, por la que se impone la licencia deportiva única. Esto supone que las federaciones de deportes autonómicas no pueden expedir licencias federativas en sus propias comunidades autónomas y, por lo tanto, que pasen a ser meras oficinas recaudatorias. Esto ha producido un gran rechazo no solo en toda España, de lo que tiene conocimiento el presidente del Consejo Superior de Deportes, sino principalmente en la Comunidad Autónoma de Galicia porque estas federaciones deportivas consideran que va a ser un retroceso de en torno a 40 años, que, lejos de adelgazar la maquinaria administrativa, complicaría el manejo de la actividad deportiva y elevaría el coste del usuario; que el efecto final sería reducir el número de licencias deportivas autonómicas. Hablan de que estas licencias deportivas se reducirían un 40%, hablan incluso de la desaparición de entidades deportivas, de la eliminación de puestos de trabajo, directos e indirectos, relacionados con estas federaciones.

Prueba de este rechazo, la propia Comisión de Federaciones Deportivas Autonómicas –Cofedea- presentó en marzo de 2014 en el Congreso de los Diputados una carta dirigida al señor Rajoy, en la que solicitaba la retirada de esta propuesta de modificación de la Ley del deporte en su apartado relativo a la licencia única. De hecho, Cofedea representa al 75% del deporte español, con 2 300 000 deportistas y más de 40 000 clubes. Por lo tanto, representa a un número importante de deportistas y de clubes españoles que se oponen y no están de acuerdo con que se establezca esta licencia única.

En el caso de Galicia, el 98% de las federaciones deportivas autonómicas están en contra; lo reitero, el 98%. Estamos hablando de 58 en contra del total que tenemos, que son 60. Representan 207 703 deportistas federados que estarían en contra de esta licencia única, de los 219 689 deportistas totales que hay federados en Galicia.

Como usted sabe, las federaciones deportivas gallegas están integradas por clubes, deportistas, técnicos, jueces, árbitros y otros colectivos y, por lo tanto, desempeñan un papel sumamente importante, sobre todo en lo que es el deporte base. La pregunta que yo planteo es cómo afectaría esto al deporte base porque las federaciones están hablando de que incluso -lo comenté anteriormente- posibilitaría que en muchos casos se pudiese realizar deporte base.

Pero, a mayores, no solamente quiero señalar que hay malestar y el rechazo en las federaciones deportivas en toda España y en Galicia, sino que las propias comunidades autónomas -quiero hacer referencia a Andalucía, Cataluña, Valencia, País Vasco y también Galicia- han presentado distintas proposiciones de ley para debatirlas en pleno en los parlamentos, que hacen referencia a que si se lleva adelante la imposición de la licencia única, se estarían vulnerando las competencias exclusivas en deporte. De hecho, muchas de ellas han ido más allá e incluso plantean presentar recursos de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional por invasión de competencias.

Quiero trasladar aquí, primero como perteneciente al Partido Socialista, pero también por ser senadora en este caso por la circunscripción de Pontevedra, el malestar y el rechazo que hay a esta licencia única. Por ello, hago estas 2 preguntas de forma agrupada, preguntas de aproximadamente hace un año y que vienen a esta comisión, pero que siguen siendo igual de candentes, por lo que he oído en las anteriores comparecencias, porque todavía no se está dando una solución y, por lo visto, el Gobierno quiere seguir adelante, a pesar de todo el rechazo que hay por parte de las federaciones ante la imposición de esta licencia única.

Gracias.
La señora presidenta: Muchas gracias, senadora Marra Domínguez.

Tiene la palabra el presidente del Consejo Superior de Deportes para dar respuesta.


El señor PRESIDENTE DEL CONSEJO SUPERIOR DE DEPORTES (Cardenal Carro): Muchas gracias, señoría, por su pregunta.

No tengo la fecha de la pregunta. La registraría su señoría no creo que haga un año porque no estaba entonces este tema de actualidad, ni siquiera sé si estaba presentado el proyecto de ley. Sea como fuere, le voy a contestar con todos los datos que tengo a mi disposición y agradeciéndole su inquietud por una cuestión tan importante como esta en la que traslada el sentimiento que le han hecho llegar unas federaciones. Ha dicho 6 o 7 veces lo del malestar y ha quedado claro en la pregunta. Le contesto con el máximo interés, máxime después de que ha tenido usted que asistir a una comparecencia tan larga para poder formular la pregunta.

En primer término, me gustaría recordarle que no es verdad que se supriman las federaciones autonómicas. En sus preguntas habla de suprimir las licencias federativas en la Comunidad Autónoma de Galicia. No es verdad. Si mira el proyecto de ley y ahora el texto que tienen ustedes en el Senado, verá que habla de licencias expedidas por las federaciones autonómicas. Lo que ocurre es que su pregunta parte de una premisa errónea y, si la pregunta parte de una premisa errónea, es difícil que tenga una contestación satisfactoria. ¿Por qué se suprimen las licencias? Las licencias autonómicas no solo no se suprimen, sino que se subraya que las únicas licencias que existen son las autonómicas. Por consiguiente, también la apreciación de que es una oficina recaudatoria decae. Ya no se trata de que le dé una contestación u otra, señoría, lo que tengo que recordarle aquí es que la premisa de la que parte su pregunta no responde a la realidad.

Ha traído a colación unos datos para justificar ese malestar tan reiteradamente formulado: un retroceso de cuarenta años, el elevado coste que va a producir, reducirá el número de licencias un 40%, eliminará puestos de trabajo... Podríamos haber añadido más males, si quiere. Lo que ocurre es que cuando esas federaciones que le han venido a dar estos informes a su señoría y le han afirmado todos estos males que predicen que van a ocurrir, vinieron al Consejo Superior de Deportes, por escrito -consta así y si quiere lo pondré a disposición de su señoría- les indicamos que, por favor, cuando esta ley estaba todavía en fase de elaboración de anteproyecto de ley, nos hicieran llegar los informes que tuvieran en los que se pudieran basar las consecuencias económicas que alegaban. En concreto, era el presidente de una federación autonómica gallega el que encabezaba este movimiento. Señoría, parece ser que a usted le han dado unos datos. Si nos los hubieran hecho llegar al Consejo Superior de Deportes, sabríamos si se basan en algo más que en las ganas de afirmarlo, porque le aseguro, señoría, que no sé en qué es en lo que se retrocederán cuarenta años; si se retrocediera en la edad que tenemos cada uno, igual lo veíamos como algo positivo, pero no sé a qué se refiere con un retroceso de cuarenta años. En el resto de cosas, como que se elevará el coste, es una afirmación completamente gratuita; que se reducirán los puestos de trabajo, igual de gratuita. Yo le puedo decir lo mismo: que va a bajar el coste, que habrá más puestos de trabajo y que habrá más número de licencias, y lo puedo hacer sin dar ningún argumento o con la misma base con la que ellos lo señalan.

En cuanto a esa oposición que usted manifiesta, le diré que lo que ahí tenemos es otro problema. ¿Por qué esas licencias o esas personas que hacen deporte van a estar representadas por la federación autonómica y no por la federación española? Si la federación española tiene una posición a este respecto, ¿consideramos que esa es la posición de todas las personas que practican ese deporte? Porque nos íbamos a encontrar con la paradoja de que a muchas de estas 207 703 licencias, a las que alude usted como argumento, les podríamos atribuir la opinión contraria también de manera clara. A mí lo que sí me importa es señalarle que esta reforma debe ser respetuosa con el reparto de competencias y así lo hemos querido plantear. Hay un informe previo del Consejo de Estado, informe que es favorable, y, en todo caso, en ese trabajo de elaboración desde que se hicieron todas estas afirmaciones hasta el día de hoy, que está en esta Cámara ya la ley, se han cambiado muchas cosas del texto. Precisamente por esas colaboraciones a las que antes aludía, en el texto del articulado se afirma expresamente el pleno respeto a las competencias de las comunidades autónomas; se afirma también que la licencia es de exclusiva expedición por parte de la comunidad autónoma, etcétera.

1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal