Caperucita camina sola



Descargar 29.9 Kb.
Fecha de conversión04.03.2017
Tamaño29.9 Kb.
CAPERUCITA CAMINA SOLA

Personajes:



  • Narrador.

  • Caperucita.

  • Abuelita.

  • Mamá.

  • Coche feroz.

  • Panadero.

  • Otros: teléfono; reloj…


Narrador:

¡Hola a todos! Me llamo XXX y tengo 5 años. Hoy os voy a contar la historia de mi hermana mayor. ¿Sabéis cómo se llama? ¡Se llama Caperucita Roja!

¿Sabéis por qué se llama Caperucita Roja? Porque le encanta llevar una sudadera roja que le ha regalado nuestra abuelita.

¿Sabéis cuántos años tiene? ¡10! Ya es muy mayor. Mi hermana mayor ya sabes hacer muuuchas cosas: Sabe leer, sabe escribir, saltar a la comba montar en bici… A mi hermana le encantaría salir a jugar a la calle con sus amigas, pero mamá dice que aún es muy pequeña y que la calle puede llegar a ser peligrosa.



Os voy a contar lo que pasó ayer: Estábamos en casa las dos viendo la tele, cuando de repente… ¡Sonó el teléfono!

Telefono: RIIING RIIIIINGGG

Narrador: ¿Quién será? Caperucita se levantó corriendo a coger el teléfono.

Caperucita: ¿Diga?

Abuelita: ¡Hola nieta! Cof cof Estoy resfriada…

Caperucita: Abuela, ¿Estás resfriada? ¡Yo te llevo un caldito calentito!

Abuelita: ¡Ahí! ¡Qué quiero a mi nieta! Gracias, hija… Pero antes le tienes que preguntar a mamá, que sabes que ella no te deja salir sola.

Caperucita: ¡Vale! Yo la convenzo, que ya soy mayor.

(Caperucita cuelga y llama a su mamá. Entra la madre)

Caperucita: Mamá, ha llamado la abuela. Está resfriada. Me encantaría poder llevarle un caldito calentito a su casa ¿Puedo? ¡Por fi, por fi, por fi!

Mamá: Pero Caperucita, ya sabes que me da mucho miedo que salgas sola a la calle.

Caperucita: Pero mamá…

Mamá: No, ya sabes que los coches son muy peligrosos.

Caperucita: Pero mamá, yo ya soy mayor. Me sé el camino y prometo tener muuuuuucho cuidado. (Pregunta a niños) ¿A que sí?

Mamá: Mmmm no sé, no sé (Pregunta a niños) ¿Qué hago? ¿La dejo ir sola? Anda, vaaaaaaaale… Te dejo ir… Pero cuando llegues a casa de la abuela, tienes que llamarme.

Caperucita: BIIIIIIIIIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN!!!!! Sí, yo te llamo cuando llegue, tranquila.

Mamá: Venga, vamos a preparar la cesta para la abuelita.

(Caperucita coge la cesta)

Mamá: Venga, ahora vamos a poner las cosas dentro. ¿Qué le echamos?

Caperucita: Mmmm ¡Manzanas!

Mamá: Que son muy sanas.

Caperucita: Frutos secos.

Mamá: Que están muy ricos.

Caperucita: ¡Mamá! ¿Y el caldito?

Mamá: ¡Es verdad! El caldito calentito para la abuelita.

(Caperucita se despide de su madre y sale a la calle)

Narrador: Mi hermana Caperucita salió a la calle muy contenta. Iba cantando feliz (inserte canción aquí) El sol estaba brillando y los pajaritos cantando. Iba muy tranquila andando por la calle, pero entonces… En el primer cruce… ¡Apareció el coche feroz!

Coche Feroz: Hola Caperucita, ¿Te doy una vueltecita?

Caperucita: No, no. Yo voy andando a casa de mi abuelita

Coche Feroz: Pero, ¿Has visto lo bonito que soy? Mira, mira, acércate.

(Caperucita se acerca dudosa y examina el interior del coche desde la ventanilla, quedando impresionada.)

Caperucita: ¡Gua!, ¡que sillones tan cómodos tienes!

Coche Feroz: ¡¡¡Para abrazarte mejor!!!

Caperucita:¡¡¡Y qué frenos tan potentes!!!

Coche Feroz: ¡¡¡Para correr y frenar mejor!!!

Caperucita: Incluso… incluso ¡Tiene tele!

Coche Feroz: ¡¡¡Para entretenerte mejor!!!

Caperucita: ¡¡¡Y que carrocería tan fuerte y bonita!!! Con ese interior tan cómodo…

Coche Feroz: ¡¡¡Para aislarte mejor!!! Venga, Caperucita ¡Demos una vueltecita! Y luego te llevo a casa de tu abuelita.

Caperucita: Eres muy cómodo y bonito… (Duda durante un momento) Mmmm… ¡No! ¡Prefiero ir andandito! ¡Adios, Coche Feroz!

Narrador: El Coche Feroz se fue y Caperucita siguió andando hasta llegar a casa de nuestra abuelita. Por el camino pasó junto a uno de nuestros sitios favoritos: ¡La panadería de Manolito!

Caperucita: ¡¡¡Huuummm!!! ¡Qué bien huele! ¡Es pan recién hecho!

(Sale el panadero y saluda alegremente a Caperucita)

Panadero: ¡Hola Caperucita! ¿A dónde vas tan solita?

Caperucita: ¡Hola Manolito! Voy a casa de mi abuelita andandito, que está malita.

Panadero: ¿Andandito? ¡Qué bien! Así haces ejercicio.

Caperucita: ¡Y no contamino!

Panadero: Y conoces mejor el barrio.

Caperucita: ¡Sí! Ya soy mayor. Bueno, Manolito, sigo andandito, que mi abuelita espera el caldito calentito.

Panadero: Muy bien, Caperucita. Pero espera, toma este bollito de pan para acompañar el caldito de tu abuelita.

Caperucita: ¡Oh! ¡Qué buena pinta! Seguro que le gusta mucho, ¡Gracias!

Panadero: Y este otro bollito… ¡Para ti! Por ser una niña mayor y responsable. ¡Dale recuerdos a tu abuelita!

Caperucita: ¡Gracias! (Le da un mordisquito) ¡Ñam! ¡Qué rico! Me voy, que se enfría el caldito.

Narrador: Caperucita se fue contenta feliz, caminando alegremente mientras mordisqueaba el bollito que le había regalado nuestro amigo el panadero. ¡Es muy simpático! Siempre nos regala pan recién hecho y cuida de nosotros. ¡Le podemos preguntar lo que queramos!

Y por fin llegó a casa de nuestra abuelita, que la estaba esperando con la batita.



Caperucita: Toc, toc. ¡Ya estoy aquí, abuelita!

Abuelita: ¡Pasa nietecita! (Caperucita le da la cesta y la abuelita fisgonea dentro) ¡Oh! ¡Cuántas cosas! ¡Muchas gracias!

Caperucita: Voy a llamar a mamá para que sepa que he llegado. (Coge el teléfono y llama) ¡Hola, mamá! Sí, he llegado bien. No, no volveré tarde.

Narrador: La abuelita y Caperucita se comieron los panecillos y pasaron una feliz tarde, contando historias y riéndose.

Reloj: CUUUUU CUUUUUUUUUU CUUUU CUUUUUUUU

Caperucita: ¡Oh! ¡Qué tarde es! Adiós, abuelita, me voy a casa antes de que oscurezca.

Abuelita: Adiós, nietecita. Gracias por venir a verme y traerme cositas.

Narrador: Caperucita se despidió de la abuelita y salió a la fresca tarde. Iba cantando feliz (Insertar canción ñoña infantil y animar a los niños a canturrear) , disfrutando mucho del paseo de vuelta. Pasó al lado de un parque, de su kiosco favorito e incluso del cole. Caperucita llegó muy contenta a casa y saludó a mamá.

Caperucita: ¡Hola, mamá! ¡Ya estoy en casa!

Mamá: ¡Hola Caperucita! ¡Qué bien! Estoy muy orgullosa de ti, has demostrado que ya eres una niña mayor y responsable. A partir de ahora podrás ir al cole sola con tus amigas.

Caperucita: ¡¡¡Bieeeeen!!! ¡Podré jugar con mis amigas de camino al cole!

Narrador: Y desde ese día, Caperucita aprendió a ir sola por el barrio de forma responsable, ¡y descubrió lo divertido que es ir andando a los sitios! Y colorín colorado, este cuento… ¡Continúa! En las calles, las plazas y todos los sitios de la ciudad donde hay niños y niñas con ojos atentos, piernas fuertes y ganas de jugar.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal