Capítulo IV desarrollo de los derechos humanos en la región introduccióN



Descargar 0.67 Mb.
Página1/8
Fecha de conversión15.02.2017
Tamaño0.67 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8




CAPÍTULO IV
DESARROLLO DE LOS DERECHOS HUMANOS EN LA REGIÓN


INTRODUCCIÓN


  1. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH o Comisión) continúa su práctica de incluir en su Informe Anual a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) un capítulo sobre la situación de los derechos humanos en los Estados Miembros de la OEA, con base en la competencia que le atribuye la Carta de la OEA, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el Estatuto y Reglamento de la Comisión.




  1. La elaboración de informes sobre la situación de derechos humanos en los países de la región, ha sido una de las herramientas de la Comisión, desde su primer Informe Anual a la Asamblea General de la OEA en 1969. A partir de 1977, la Comisión comenzó a publicar esta información, de manera sistemática, usando diferentes títulos, capítulos o secciones, para lo que en esencia ha constituido el Capítulo IV.




  1. En 1996, la Comisión estableció cuatro criterios específicos para identificar a los Estados miembros de la OEA cuyas prácticas en materia de derechos humanos merecían atención especial por parte de la Comisión y, en consecuencia, un análisis especial para ser incluido en el Informe Anual. En su Informe Anual de 1997, la Comisión agregó un quinto criterio a ser considerado al momento de decidir qué países incluir en este Capítulo. La CIDH ha aplicado estos criterios con base en el mandato y las facultades asignadas por los instrumentos regionales, y así, analiza las situaciones bajo consideración a la luz de las acciones de los Estados, de conformidad con los estándares interamericanos de derechos humanos.




  1. Como resultado de un proceso de reflexión sobre el fortalecimiento del Sistema Interamericano de derechos humano, la CIDH emitió la Resolución 1/2013, “Reformas del Reglamento, Políticas y Prácticas”, que incluyó modificaciones respecto del contenido del Capítulo IV de su Informe Anual. En ese sentido, el Capítulo IV se ha dividido en dos secciones:

i. la sección “A”, un panorama anual sobre la situación de los derechos humanos en el hemisferio, derivado de la labor de monitoreo de la Comisión, destacando las principales tendencias, problemas, desafíos, avances y buenas prácticas respecto tanto de los derechos civiles y políticos como de los derechos económicos, sociales y culturales; y

ii. la sección “B”, los informes especiales que la Comisión considere necesarios sobre la situación de los derechos humanos en los Estados Miembros conforme a los criterios, metodología y procedimiento a los que hacen referencia los incisos siguientes.


  1. Como parte del proceso de reflexión, la Comisión revisó y modificó los criterios a ser aplicados para la inclusión de un Estado en el Capítulo IV. B. Los criterios vigentes son:


CRITERIOS

a. una violación grave de los elementos fundamentales y las instituciones de la democracia representativa previstos en la Carta Democrática Interamericana, que son medios esenciales para la realización de los derechos humanos, entre ellos:

i. si hubiera acceso discriminatorio o un ejercicio abusivo del poder que socave o contraríe el Estado de Derecho, tales como la infracción sistemática de la independencia del Poder Judicial o la falta de subordinación de las instituciones del Estado a la autoridad civil legalmente constituida;

ii. si se hubiera producido una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático; o

iii. cuando un gobierno democráticamente constituido fuera derrocado por la fuerza o el gobierno actual haya llegado al poder por otros medios distintos a las elecciones libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto, de conformidad con las normas internacionalmente aceptadas y los principios recogidos en la Carta Democrática Interamericana.
b. la suspensión ilegítima, total o parcial, del libre ejercicio de los derechos garantizados en la Declaración Americana o la Convención Americana, en razón de la imposición de medidas excepcionales tales como la declaratoria de un estado de emergencia, de un estado de sitio, la suspensión de garantías constitucionales, o medidas excepcionales de seguridad.
c. la comisión, por parte de un Estado, de violaciones masivas, graves y sistemáticas de los derechos humanos garantizados en la Declaración Americana, la Convención Americana, o los demás instrumentos de derechos humanos aplicables.
d. la presencia de otras situaciones estructurales que afecten seria y gravemente el goce y disfrute de los derechos fundamentales consagrados en la Declaración Americana, la Convención Americana o los demás instrumentos de derechos humanos aplicables. Entre otros factores a ponderar, estarán los siguientes:
i. graves crisis institucionales que infrinjan el disfrute de derechos humanos;

ii. incumplimiento sistemático del Estado con su obligación de combatir la impunidad, atribuible a una falta de voluntad manifiesta;

iii. omisiones graves en la adopción de disposiciones necesarias para hacer efectivos los derechos fundamentales o para cumplir las decisiones de la Comisión y la Corte Interamericana; y

iv. violaciones sistemáticas de derechos humanos atribuibles al Estado en el marco de un conflicto armado interno.




  1. La Comisión estudia la situación de derechos humanos en los Estados miembros de la OEA durante el año, en ejercicio de su mandato de promoción y protección de los derechos humanos en la región. Reúne información de múltiples fuentes y, en particular, utiliza información confiable obtenida de las siguientes fuentes, al realizar su evaluación:

a. actos oficiales del Estado, en todos los niveles y en cualquiera de sus ramas, incluyendo enmiendas constitucionales, legislación, decretos, decisiones judiciales, pronunciamientos de política, comunicaciones oficiales a la Comisión y a otros órganos de derechos humanos, así como cualquier otro pronunciamiento o acción atribuible al Estado;


b. información disponible en los casos, peticiones y medidas cautelares y provisionales en el Sistema Interamericano, así como información sobre el cumplimiento por parte del Estado de las recomendaciones de la Comisión y sentencias de la Corte Interamericana;
c. información obtenida en visitas in loco de la Comisión Interamericana, sus Relatores, y sus funcionarios;
d. información obtenida mediante audiencias públicas celebradas por la Comisión Interamericana durante sus sesiones;
e. conclusiones de otros órganos internacionales de derechos humanos, incluyendo los órganos de tratados, Relatores, grupos de trabajo, el Consejo de Derechos Humanos y otros órganos y agencias especializadas de la Organización de las Naciones Unidas;
f. informes de derechos humanos de gobiernos y de órganos regionales;
g. informes de organizaciones de la sociedad civil e información presentada por éstas y por particulares; e
h. información pública ampliamente diseminada en los medios de comunicación.


  1. La Comisión delibera en pleno durante su tercer periodo ordinario de sesiones de cada año, aplicando la metodología y criterios señalados para tomar decisiones razonadas respecto del Capítulo IV y otros asuntos a ser incluidos en el Informe Anual. Durante su 153 periodo de sesiones, la CIDH analizó memoranda informativa sobre la situación de derechos humanos en algunos países, que fueron previamente solicitadas por los Comisionados, y votó sobre la inclusión o no de los países presentados. Como resultado, en algunos casos se decidió incluir un Estado en el Capítulo IV. B y en otros, no.




  1. La Comisión, por mayoría absoluta, y con base en los criterios indicados, decidió incluir a dos Estados miembros en este Capítulo: Cuba y Venezuela. Asimismo, de acuerdo a lo establecido en su Reglamento, la Comisión transmitió el borrador de las secciones respectivas del Capítulo IV. B a los Estados concernidos con la solicitud de que presentaran las observaciones correspondientes en un plazo específico. Ni Cuba ni Venezuela presentaron sus comentarios en el plazo fijado.




  1. Cabe mencionar que, en su proceso de reforma, la Comisión estableció un procedimiento mediante el cual un Estado que ha recibido una visita in loco de la Comisión, no sería incluido en el Capítulo IV.B del Informe Anual de ese año. El monitoreo de la situación de derechos humanos se llevaría a cabo a través de un informe de país derivado de la visita in loco. Una vez que el informe de país sea publicado, la Comisión dará seguimiento al cumplimiento de las respectivas recomendaciones a través del Capítulo V de su Informe Anual. A partir de entonces, la Comisión decidirá cuál será el procedimiento adecuado para monitorear la situación. Tal es el caso de Honduras, que recibió la visita de la Comisión en diciembre de 2014.



  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal