Capítulo XVI (La tercera fuerza)



Descargar 15.71 Kb.
Fecha de conversión23.01.2018
Tamaño15.71 Kb.


Capítulo XVI (La tercera fuerza)

El movimiento de la tercera fuerza en la psicología provino de la tradición de actividad mental del modelo de las ciencias humanas. La expresión tercera fuerza es una categorización general de varias orientaciones e intereses. Esta tercera fuerza vendría siendo cualquier corriente que no fuera ni psicoanalítica ni conductista. En ella tenemos distinta vertientes tales como la psicología existencial (aplicaciones del existencialismo a las cuestiones psicológicas), la psicología fenomenológica formas peculiares de estudiar los sucesos psicológicos sin acudir a reduccionismos, psicología humanista (grupo de psicólogos que ven al individuo en busca del desarrollo total de sus capacidades o posibilidades y que rechazan cualquier explicación mecanicista o materialista de los procesos psicológicos).

El movimiento de la tercera fuerza consiste en un conjunto diverso de psicólogos y filósofos que comparten ciertos puntos de vista. Este movimiento reconoce la importancia de la libertad personal y la responsabilidad en las decisiones de toda la vida que atañen a la realización de las posibilidades humanas. Considera a la mente como una entidad activa y dinámica, por la que el individuo expresa capacidades exclusivas del hombre para la cognición, la volición y el juicio. Ade3más los psicólogos de este movimiento no aceptan la reducción de los procesos psicológicos a leyes mecánicas de hechos fisiológicos, sino que piensan que los seres humanos son diferentes a otras formas de vida. El movimiento de la tercera fuerza acentúa el yo y quiere favorecer la realización de la personalidad definida como individual y únicamente humana.

Las tendencias existencialistas y fenomenológicas formaron la base del movimiento de la tercera fuera. El existencialismo moderno comenzó a surgir en las obras de escritores como Dostoyevski y Nietzsche. Esta literatura de siglo XIX retrató con viveza los principales temas del existencialismo, el enunciado formal de los principios existencialistas modernos surgió con la polémica teológica en torno de la forma de conocer y experimentar a Dios.



Sören Kierkegaard. Era un clérigo danés que expresó una fuerte reacción al racionalismo de Hegel. Él percibía la elevación de la razón, representada por el racionalismo hegeliano, como una distorsión de la experiencia humana. Para Kierkegaard la existencia se hace auténtica con la aceptación total de la fe. La existencia no se estudia, se vive. Además señaló tres niveles progresivos, en dónde el primero es estético (caracterizado por la etapa infantil de vivir el momento según los dictados del placer o el dolor), el nivel ético (en el cual debe escoger entre los valores de la vida y aceptar la responsabilidad de las consecuencias, por último el nivel superior de existencia (el cual es el religioso, en donde el individuo supera la moral social del nivel ético para escoger a Dios).

Wilhem Dilthey. Dilthey defendía una ciencia del espíritu para entender la historicidad de los seres humanos, descubriendo lo que hay de individual y particular de cada persona. La característica definitoria de cada quien es la conciencia histórica.

Además de los antecedentes del existencialismocabe mencionar que existen las expresiones modernas del existencialismo expuestas por personas como Jean-Paul Sartre, Albert Camus, Karl Jaspers y Martin Buber.

Dentro del movimiento de la tercera fuerza tenemos lo que es llamado la fenomenología. La fenomenología se desarrolló de una forma concreta y elaborada. La fenomenología se concentra en el estudio de los fenómenos tal como los experimenta el individuo, con el acento en la manera exacta en que un fenómeno se revela en sí a la persona que los está experimentando en toda su concreción. Se requiere que el sujeto que experimente un fenómeno le preste atención tal como se le aparece en la conciencia, sin prejuicios, tendencias ni orie4ntacios. Los objetivos del método son aprehender la estructura del fenómeno tal como se muestra, investigar los orígenes del fenómeno que se experimenta y destacar las formas posibles de percibir los fenómenos. Dentro de la fenomenología tenemos una serie de personajes importantes que mencionaremos a continuación.

Edmund Husserl. Su objetivo era hallar una filosofía de la ciencia y su metodología, que sería tan rigurosa como los métodos empíricos, pero no reduciría al objeto a sus constituyentes. Para él la conciencia no existe como agente mental abstracto ni como depósito de experiencias, sino que se define como conciencia de algo, es decir existe como la experiencia individual de un objeto. Husserl además señalaba tres clases de reducción fenomenológica: los agrupamientos del ser, la relación del mundo cultural con la experiencia inmediata y la reducción trascendental.

Martin Heidegger. Heidegger amplió las interpretaciones de Husserl de la fenomenología. Para él las personas están enajenadas de su propio ser. Argumentaba que a lo largo del tiempo las personas han estado ligadas al ser en términos de cosas u objetos, y que se ha alineado del ser5 como vivir. Categorizaba la existencia según sus tres rasgos ánimo o sentimiento, entendimiento y habla. Heidegger afirmaba que nuestra existencia es auténtica solo después de asimilar el concepto de la muerte e internalizar su significado subjetivo.

Además de la psicología fenomenológica existe la psicología existencial fenomenológica. Ésta es una aplicación de principios filosóficos. Tales principios son: 1. La personas e considera un individuo que existe como ser-en-el-mundo. 2. El individuo debe ser tratado como producto del crecimiento personal, no como una instancia del ser humano en general. 3. La persona avanza por la vida luchando por contrarrestar la despersonalización de la existencia en la sociedad. 4. El método de la fenomenología permite el examen de la experiencia individual. Entre sus principales autores tenemos a Maurice Merleau-Ponty y a Ludwing Binswanger.



El movimiento de la tercera fuerza tuvo un gran desarrollo en los Estados Unidos. De ah´pi surge la psicología humanista estadounidense, la cual consiste en un agrupamiento ecléctico de psicólogos que defendían diferentes interpretaciones de la personalidad. Entre ellos tenemos a Gordon Allport, Charlotte Bühler, Abraham Marlow, Rollo May y Carl Rogers.

Gordon Allport. Estableció una teoría de la personalidad. Allbort insistía en la peculiaridad y la complejidad del individuo y proponía una unidad básica de la personalidad que determina la conciencia. Además subrayaba el yo, o la función del ego en la conciencia. Allport describía la personalidad en términos de rasgos o predisposiciones a responder.

Charlotte Bühler. Su postura sobre el desarrollo destacaba que el crecimiento saludable es psicológicamente deliberado. El meollo de sus ideas sobre la personalidad era su creencia en la importancia del equilibrio armonioso de las tendencias básicas a la satisfacción de las necesidades, la adaptación autolimitadora, la expansión creativa y la defensa de un orden interno.

Abraham Maslow. Elaboró una noción de la personalidad muy influida por el existencialismo europeo. Su posición se basaba en un marco teórico motivacional que consistía en la jerarquía de necesidades, de los niveles biológicos primitivos a la experiencia verdaderamente humana. Maslow llamó autorrealización al proceso de crecimiento personal de toda la vida mediante la satisfacción progresiva de las necesidades. El resultado propio de la autorrealización es la personalidad armonizada.

Rollo May. Escribe un argumento detallado en apoyo de la noción de que las interpretaciones existencialistas de la actividad humana ofrecen la dirección necesaria de la investigación psicológica. Es decir que la psicología requiere entender del todo la experiencia humana tal como ocurre y en términos de las cuestiones exclusivamente humanas de la voluntad, elección y crecimiento.

Carl Rogers. Estableció una terapia centrada en el cliente, la cual sostiene que el terapeuta debe entrar en relación intensamente personal y subjetiva con el cliente y actuar como una persona que trata a otra persona, no como médico ni científico. El terapeuta debe tratar de entender lo que el cliente siente mientras avanza hacia la aceptación personal. El resultado de etsa relación empática es que el cliente se vuelve más consciente de sus sentimientos y experiencias auténticas y su concepto personal se hace congruente con la totalidad de su existencia.

El grupo de Duquesne. Este grupo abogaba por una revisión de la psicología basada en los principios del existencialismo y lejos del reduccionismo confinador de los modelos y los métodos de las ciencias naturales. El Instituto de Duquesne estaba destinado a explorar el desarrollo de la espiritualidad. Un antiguo miembro del grupo de Duquesne, Amedeo Giorgi defendió un planteamiento mucho más abierto para la psicología y concluyó que la psicología ha de tener por objeto a la persona, a la que hay que acercarse en un marco de referencia que es también humano. Esta corriente ( del grupo de Duquense) aporta el beneficio de varios puntos de vista sobre la naturaleza de la investigación psicológica.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal