CÁmara de representantes p de la



Descargar 68.32 Kb.
Fecha de conversión10.04.2018
Tamaño68.32 Kb.

ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO
18va. Asamblea 1ra. Sesión

Legislativa Ordinaria



CÁMARA DE REPRESENTANTES




P. de la C. 412

5 DE ENERO DE 2017


Presentado por la representante Méndez Silva
Referido a la Comisión de Salud
LEY
Para establecer una nueva “Ley de Vacunación de Estudiantes”, con el fin de fortalecer la prevención de enfermedades a través de la vacunación en la población estudiantil, establecer un proceso ágil y efectivo para el registro en el Departamento de Salud de las vacunas administradas a los menores de edad y estudiantes del sistema público y privado entre las edades de cero (0) a veintiún (21) años; facultar al Departamento de Salud a adoptar e integrar procedimientos de registro electrónico para monitorear el cumplimiento de esta Ley; definir las organizaciones proveedoras de cubierta, acceso y servicio de vacunación, sus funciones, obligaciones y rendición de cuentas; establecer un desarrollo integral del estudiante protegiendo su integridad física para mantenerse saludable; fortalecer la educación salubrista y preventiva en nuestras escuelas; fijar multas, sanciones y penalidades por el incumplimiento de las disposiciones de esta Ley; derogar la Ley Núm. 25 de 25 de septiembre de 1983, enmendar el inciso (e) del Artículo 5.04 de la Ley 247-2004, según enmendada, conocida como “Ley de Farmacia de Puerto Rico”, con el propósito de ampliar la facultad de vacunación de los farmacéuticos certificados; y para otros fines.
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
La vacunación es la herramienta más efectiva para evitar el riesgo de infecciones contra enfermedades prevenibles. Este planteamiento ha sido reconocido a nivel internacional por la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y las organizaciones y asociaciones médicas como la Academia Americana de Pediatría, entre otros. En Puerto Rico, desde el año 1974 se adoptó a nivel de administración y política pública, legislación para que todo menor de edad que comenzara su vida escolar estuviera debidamente inmunizado contra aquellas enfermedades prevenibles que interferían con el desarrollo máximo de sus capacidades físicas e intelectuales. En el año 1983, se promulgó la Ley de Vacunación de Estudiantes para aplicar con igual rigor a todos los niveles escolares, en las escuelas públicas y privadas, en los centros de cuidado diurno, centros de tratamiento social y universidades. La Ley Núm. 25, de 23 de septiembre de 1983, que se presenta para enmiendas, estableció como requisito previo, a la admisión escolar, la administración de vacunas según las recomendaciones del Comité Asesor de Prácticas de Inmunización del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades del Departamento de Salud Federal, acogidas por el Secretario de Salud del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, quien determina las enfermedades contra las cuales los estudiantes y menores de edad requieren ser vacunados.
Durante las décadas de los 80 y 90, se comprobó la disminución en la incidencia de enfermedades como sarampión, sarampión alemán, meningitis, tos ferina y otras; que pueden afectar adversamente la salud y el desempeño escolar o universitario de los estudiantes y en algunos casos hasta provocar incapacidad permanente o muerte. La disminución y erradicación de enfermedades prevenibles es el resultado de la implementación compulsoria de la vacunación en nuestros centros educativos. No obstante, la ausencia de estas enfermedades en nuestra población no significa que debamos abandonar la vacunación para prevenirlas. El permitir que nuestros preescolares, niños, jóvenes y universitarios opten por no vacunarse es atentar contra la salud pública de todos y la integridad futura del sistema educativo público y privado.
La salud y la educación son valores fundamentales de nuestra sociedad y la política pública es clara y contundente al promover ambos, especialmente entre un sector vulnerable de nuestra población, los menores de edad. Sin embargo, no es función exclusiva del Estado ejecutar el mandato de las leyes. A estos efectos, se establece que toda organización de servicios de salud, aseguradoras, auto asegurados, administrador de servicios de salud, grupal o individual, patronal, comercial o privado, entidad que ofrezca administrar, organizar o suplir servicios de salud, tienen que incluir en las cubiertas para los beneficiarios la totalidad de la administración y costo de las vacunas requeridas para admisión escolar, así como el costo de la expedición del certificado de vacunación. Esta regla general también se extiende a los planes protegidos o “grandfathered”, según definidos por la “Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible” (PPACA, por sus siglas en inglés) para que cubran las vacunas requeridas para admisión escolar. Estas cubiertas obligatorias, algunas ya contempladas en varias de nuestras leyes vigentes deben ser conocidas por los productores o representantes autorizados licenciados que preparan o asisten en la preparación de las cubiertas en los planes de salud o beneficios de servicios de salud para que sus clientes cumplan con los requisitos de ley.
El impacto fiscal de la presente legislación al ordenar la cubierta del costo y administración de las vacunas no afecta las arcas del Estado. En el sector privado o comercial, leyes federales y estatales han ordenado la inclusión de las vacunas en los servicios preventivos obligatorios. Veamos de dónde surgen los fondos para la vacunación de cada uno de nuestros estudiantes y menores de edad. La cubierta de estas vacunas para los menores de 18 años elegibles a Medicaid bajo el Plan de Salud del Gobierno proviene de fondos federales de programas como Vaccines for Children (VFC) para menores de 18 años elegibles a Medicaid o que no tienen plan de salud. Aquellos menores de 18 años que no son elegibles a Medicaid y que no tienen planes de salud privados, pueden recurrir a los centros de salud primaria o los conocidos como “Centros 330” para recibir sus vacunas costeadas por fondos federales. Un menor de 18 años que posee un plan de salud, pero su cubierta no incluye vacunas o cubre sólo algunas vacunas pre-seleccionadas, puede ser elegible a recibir beneficios de vacunas por VFC solamente en un Federally Qualified Health Center (FQHC) o un Rural Health Clinic (RHC).  Los menores de edad que no logran acceso a las vacunas son aquellos que participan de las cubiertas de los planes de salud privados o comerciales que poseen sus padres, tutores o encargados, a quienes por diversos factores les son denegadas o limitadas la administración de las vacunas. La cubierta y el acceso a la administración de vacunas a todos los estudiantes tanto del sector público como privado es imprescindible para proteger a nuestros menores de edad de enfermedades que pueden convertirse en brotes, epidemias o pandemias.
Las estadísticas de vacunación en Puerto Rico pueden ser precisas si existe un registro de vacunaciones compulsorio que le permita al Departamento de Salud contabilizar y analizar los niveles y tasas de vacunación en la Isla. Los datos de un registro que cubra los estudiantes de las escuelas públicas y privadas posicionarán efectivamente a esta agencia para presentar propuestas sobre fondos federales y estatales relacionados a la salud de nuestros estudiantes y menores de edad. El registro permitirá establecer proyecciones a corto, mediano y largo plazo sobre necesidades salubristas en toda la población. Ayudará al cumplimiento de requisitos establecidos en programas como Vaccines for Children (VFC), Children’s Health Insurance Program (CHIP), Medicaid, Plan de Salud del Gobierno, entre otros.
DECRÉTASE POR LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE PUERTO RICO:


Artículo 1.-Título de la Ley

Esta Ley será conocida como la “Ley de Vacunación de Estudiantes”, cuyo propósito es lograr la erradicación y disminución de enfermedades prevenibles a través de la prevención y la vacunación entre la población estudiantil y los menores de edad.



Artículo 2.-Definiciones

Para fines de esta Ley, los siguientes términos, frases y palabras tendrán el significado y alcance que se expresan a continuación:

  1. Admitido o matriculado – Significa la aceptación oficial de un estudiante de cualquier nivel de los incluidos en la definición de escuela, bien sea a tiempo completo o a tiempo parcial. Se incluye además aquellos menores de edad internos que ingresen obligatoriamente a un centro de tratamiento social o a una institución juvenil.

  2. Centro de cuidado diurno – Un establecimiento, no importa cómo se denomine, que se dedique al cuidado de más de seis (6) menores de edad durante parte de las veinticuatro (24) horas del día, con o sin fines pecuniarios. Esta definición incluye los Early Head Starts y los Head Starts.

  3. Centro de tratamiento social – Institución bajo la jurisdicción del Departamento de la Familia que también ofrece educación a los menores de edad internos. Incluye al Instituto Loaiza Cordero.

  4. Certificado de vacunación o P-VAC-3 – Formulario provisto por el Departamento de Salud, firmado por el médico o por el profesional de la salud que administre la vacuna y que certifique que una persona en particular ha sido vacunada contra determinada enfermedad. El formulario puede ser en formato de papel o electrónico a través del portal del Departamento de Salud y el Registro de Vacunación de Puerto Rico (PRVR).

  5. Director de centro de cuidado diurno – Oficial autorizado en los centros de cuidado diurno, por el Departamento de la Familia para administrar y dirigir el centro, incluye los programas de Head Start y Early Head Start.

  6. Director de centro de tratamiento social – Oficial autorizado en los centros de tratamiento social, por el Departamento de la Familia para administrar y dirigir el centro.

  7. Director o Registrador de Escuelas y Universidades – Oficial autorizado por la escuela o universidad, con autoridad para admitir o rechazar estudiantes. Esta definición podrá extenderse a Junta de Directores, director o registrador de la escuela o universidad.

  8. Escuela – Cualquier institución pública o privada que ofrezca cursos de párvulos, nivel preescolar, primario, secundario, postsecundario, grado asociado, de carácter académico, vocacional, técnico y de altas destrezas; y colegios y universidades dentro de los límites territoriales del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, debidamente autorizados por el Departamento de Educación y el Consejo de Educación.

  9. Estudiante - Toda persona que se matricule y sea admitida en cualquier escuela y que sea menor de veintiún (21) años. Incluye también a los menores de edad admitidos a los Centros de Tratamiento Social, Instituciones Juveniles centros de tratamiento social, instituciones juveniles y aquellos bajo programas de estudios en el hogar (conocido como Homeschooling).

  10. Estudios en el Hogar – Programas alternos de educación que permite a los estudiantes obtener su formación educativa fuera de escuelas o centros docentes tradicionales públicos o privados, como en sus casas con la guía y supervisión de los padres o adultos.

  11. Vacunación – Significará la administración al cuerpo humano de la vacuna o toxoide por cualquier método aprobado en la práctica de la medicina como intramuscular, intradermal o intranasal, para alcanzar o lograr la inmunización contra aquellas enfermedades según sea requerido por el Secretario de Salud en la publicación anual que establece el Artículo 12 de esta Ley.

  12. Instituciones Juveniles – Instituciones que albergan a menores de edad ingresados por orden del tribunal.

  13. Menor o menores de edad –Constituyen la población de cero (0) a veintiún (21) años de edad.

  14. Organización de servicios de salud o asegurador –Una entidad sujeta a las leyes y reglamentos de seguros de Puerto Rico o sujeta a la jurisdicción de la Oficina del Comisionado de Seguros, que contrata o se ofrece a contratar para proveer, suministrar, tramitar o pagar los costos de servicios de cuidado de salud o reembolsar los mismos, incluyendo cualquier corporación con o sin fines de lucro no cobijada bajo el Código de Seguros de Puerto Rico, pero que brinde servicios hospitalarios y de salud, las organizaciones de servicios de salud u otra entidad que provea planes de beneficios, servicios o cuidado de la salud y auto asegurados.

  15. PRVR – El Registro de Vacunación de Puerto Rico, conocido como el PRIR PRVR por sus siglas en inglés, de “Puerto Rico Vaccination Registry”, es un registro electrónico creado por el Departamento de Salud para recopilar la información demográfica y el historial de todas las vacunas administradas a niños, adolescentes y adultos.

  16. Proveedor – Significa un profesional de la salud o instalación de cuidado de la salud debidamente autorizado y licenciado a prestar o proveer servicios de cuidado de la salud en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

  17. Secretario de Salud – El Secretario o Secretaria del Departamento de Salud del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

  18. Secretario de Educación – El Secretario o Secretaria del Departamento de Educación del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

  19. Secretario de la Familia – El Secretario o Secretaria del Departamento de la Familia del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

  20. Tercero administrador – Conocido por sus siglas en inglés como “TPA”, de “Third Party Administrator”,significa una persona natural o jurídica que, en representación de una organización de servicios de salud, asegurador o auto asegurado, ofrezca organizar, administrar o suplir servicios o seguros de salud, sea directa o indirectamente, acepta solicitudes de seguros, cobra primas o realiza ajustes o transige reclamaciones, o realiza cualesquiera otras funciones administrativas u operacionales según contratadas con el asegurador relacionadas a las cubiertas de seguros de salud, médicos, hospitalarios y/o farmacia, que provea un asegurador a personas que residan en Puerto Rico. No obstante esta definición, un asegurador de salud autorizado a tenor con el Código de Seguros de Puerto Rico; no será considerado un tercero administrador por que mantendrá su clasificación de asegurador.

Artículo 3.-Requisito de Certificado de Vacunación para admisión o matrícula.

A partir de la vigencia de esta Ley, ningún estudiante o menor de edad podrá ser admitido o matriculado en una escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o centros de administración de exámenes relacionados a estudios en el hogar, si no está debidamente vacunado. Será responsabilidad del registrador o de los directores de las escuelas, centros de cuidado diurno, centros de tratamiento social, instituciones juveniles o centros de administración de exámenes relacionados a estudios en el hogar requerir del estudiante o menor de edad el certificado de vacunación. Será responsabilidad del estudiante, menor de edad o de sus padres o tutores, someter el certificado de vacunación para poder ser aceptado a la escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o exámenes relacionados a estudios en el hogar. Esta disposición no aplicará a aquellos menores de edad cuyo ingreso sea ordenado por el Tribunal de Primera Instancia, Asuntos de Menores.

Artículo 4.-Admisión o matrícula sin certificado; información a partes interesadas.

En aquellos casos en que el estudiante o menor de edad no presente el certificado de vacunación al inicio de las clases, el registrador o el director de la escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o el administrador de los exámenes relacionados a estudios en el hogar deberá notificar por escrito al estudiante menor de edad, o a sus padres o tutor, de que no se ha sometido el certificado de vacunación; de que no se aceptará el estudiante o menor de edad a clases sin dicho certificado; de que el estudiante o menor de edad puede ser vacunado y recibir el certificado de vacunación de cualquier médico o profesional autorizado a administrar vacunas o toxoides; la forma en que puede hacer arreglos con las autoridades del Departamento de Salud si los menores son elegibles a programas de asistencia social como Medicaid y Vaccines for Children; o cómo orientarse con su plan de salud privado para que recurra a uno de los proveedores de la red contratada por el plan y lograr el acceso a servicios de vacunación. La falta de esta notificación no eximirá al estudiante o menor de edad o sus padres o tutores de presentar el certificado de vacunación.”

Artículo 5.-Admisión o Matrícula provisional o de emergencia.

Cualquier estudiante o menor de edad podrá ser provisionalmente matriculado en una escuela, centro de cuidado diurno, o centro de tratamiento social si el estudiante o menor de edad ha recibido por lo menos una dosis de cada una de las vacunas requeridas por el Secretario de Salud, según se establece en esta Ley. El estudiante o menor de edad o sus padres o tutores deberán presentar una certificación escrita del profesional que le administró la dosis conjuntamente con un plan para completar la dosis requerida para la vacunación.

El récord de vacunación de cada estudiante o menor de edad admitido provisionalmente a la escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o institución juvenil deberá ser revisado por el registrador y/o director de la escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o institución juvenil, cada sesenta (60) días hasta que el estudiante o menor de edad haya recibido las dosis necesarias para su vacunación.

Todas las dosis administradas subsiguientes a la admisión provisional serán anotadas por los profesionales que administren las mismas, en el récord de vacunación que deberá llevar la escuela, centro de cuidado diurno y centro de tratamiento social o institución juvenil. Dicho récord deberá ser actualizado periódicamente por los profesionales que administren las vacunas, periódicamente para adicionar al mismo las vacunas recibidas por el estudiante o el menor de edad.

Aquellos estudiantes o menores de edad que hayan sido admitidos provisionalmente y que no cumplan con el requisito de vacunación en los intervalos de tiempo especificados, serán excluidos por el registrador y/o director de la escuela, centro de cuidado diurno, o centro de tratamiento social hasta que reciban las dosis necesarias para la vacunación.

En aquellos casos de ingresos de emergencia a una escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social, institución juvenil o casos de protección de menores de edad, que no han recibido ninguna dosis de las requeridas por esta Ley, podrán ser admitidos provisionalmente. Será responsabilidad del director de la escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o institución juvenil de velar por que inmediatamente o dentro de un término no mayor de dos (2) semanas, empiecen a recibir las dosis correspondientes y que cumpla con las demás disposiciones de este Artículo. Esto incluye a menores de edad cuyo ingreso sea ordenado por el Tribunal de Primera Instancia, Asuntos de Menores. Pasado dicho término de dos (2) semanas, el director de la escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o institución juvenil deberá referir al Departamento de Salud los casos de los expedientes incompletos, para su seguimiento.

Artículo 6.-Exenciones del Certificado de Vacunación para admisión o matrícula y exclusión de exenciones en el caso de epidemias.

Text


No se requerirá el certificado de vacunación para admisión o matrícula de aquel estudiante o menor de edad que presente el formulario provisto por el Programa de Vacunación para solamente las siguientes exenciones, sin permitirse otras que no estén aquí enumeradas:

a. Una declaración jurada de que el estudiante, menor de edad o sus padres pertenecen a una organización religiosa cuyos dogmas conflijan con la vacunación. La declaración jurada deberá indicar el nombre de la religión o secta y deberá ser firmada por sus padres o tutor, y por el ministro de la religión o secta. Las exenciones por razones religiosas serán nulas en cualquier caso de epidemia declarada por el Secretario de Salud.

b. Una certificación firmada por un médico autorizado a ejercer la profesión en Puerto Rico a los efectos de que una (1) o más de las vacunas requeridas por el Secretario de Salud no deberían ser administradas debido a una condición médica específica del estudiante o menor de edad. El certificado deberá indicar la razón específica y la posible duración de las condiciones o circunstancias contraindicadas de la vacunación.

Los estudiantes o menores de edad exentos de las disposiciones de esta Ley podrán ser vacunados durante una epidemia, según lo determine un representante autorizado del Departamento de Salud, con previa notificación a los padres o tutores, pero sin necesidad del consentimiento de los padres o tutores.

Artículo 7.-Incumplimiento y efectos sobre menores de edad y estudiantes.

El registrador o el director de la escuela, centro de cuidado diurno o el administrador de los exámenes relacionados a estudios en el hogar excluirá o no admitirá a aquel estudiante que no presente certificado de vacunación; no sea sujeto de matrícula provisional, según las disposiciones del Artículo 5 de esta Ley, o no esté exento de acuerdo con las disposiciones del Artículo 6 de esta Ley. Cualquier estudiante o menor de edad que pretenda asistir o asista a una escuela o centro de cuidado diurno sin haber cumplido con las disposiciones de esta Ley no será incluido en la asistencia diaria, ni recibirá ayuda estatal para cursar estudios en las escuelas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

En el caso de ingresos mandatorios a los centros de tratamiento social o institución juvenil si el estudiante o menor de edad no tiene certificado de vacunación a la fecha de su ingreso mandatorio, se procederá de acuerdo con la disposición contenida en el último párrafo del Artículo 5 de esta Ley.

Artículo 8.-Incumplimiento y efectos de registradores y directores, y penalidades por informaciones falsas.

Text

Todo registrador o director de escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o administradores de exámenes relacionados a estudios en el hogar que permita que un estudiante o menor de edad se matricule en una escuela, centro de cuidado diurno o centro de tratamiento social en violación de las disposiciones de esta Ley, podrá ser sancionado con multa que no excederá de quinientos dólares ($500) por estudiante. En caso de que fuera un director y/o registrador que responda al Departamento de Educación o un director de centro de cuidado diurno o centro de tratamiento social que responda al Secretario de la Familia, igualmente podrá ser sancionado administrativamente por el Secretario de Educación o por el Secretario de la Familia, según corresponda.



Artículo 9.-Incumplimiento y efectos por parte de padres, madres, tutores, estudiantes mayores de dieciocho (18) años de edad, profesionales de la salud y notarios públicos y penalidades por informaciones falsas.

Todo padre, madre o tutor de un estudiante o menor de dieciocho (18) años y los estudiantes mayores de dieciocho (18) años que no cumplan con las disposiciones de esta Ley, o que suministren información falsa al registrador o director de escuela, centro de cuidado diurno, o centro de tratamiento social, o administradores de exámenes relacionados a estudios en el hogar serán sancionados con multa que no excederá de quinientos dólares ($500) por el Departamento de Salud. En aquellos casos que la escuela o el Secretario de Salud observen menosprecio por la salud del estudiante o menor de edad, se debe deberá referir el caso al Departamento de la Familia por ausencia de cuido y atención médica adecuada al menor de edad.

Todo proveedor o profesional de la salud que emita un certificado médico o certificados de vacunación con información falsa sobre las vacunas administradas por éste, o certifique exenciones de inmunización sin fundamento médico o sin base de evidencia científica, se expone a ser sancionado con quinientos dólares ($500) de multa y referido a acción disciplinaria ante la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica del Departamento de Salud. La información que no sea de conocimiento personal o que no ha estado bajo la custodia de los profesionales de la salud que administren las vacunas en cuanto a vacunas administradas anteriormente por otros profesionales de la salud, oficinas o centros de vacunación no será motivo de multas o penalidades.

Artículo 10.-Récord de vacunación.

Toda escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o institución juvenil deberá mantener un récord de vacunación de cada estudiante o menor de edad. El récord de vacunación será un formulario igual para todas las escuelas, centros de cuidado diurno o centro de tratamiento social, provisto por el Departamento de Salud. Este récord de vacunación estará disponible para inspección por los agentes autorizados del Departamento de Salud y deberá ser actualizado por los profesionales de la salud que administren las vacunas a los estudiantes. El récord de vacunación de cada estudiante o menor de edad consistirá de su certificado de vacunación o P-VAC-3, el cual contendrá nombre del estudiante o menor de edad, fecha de nacimiento, tipo de vacunas o toxoides administradas y fecha en que cada vacuna fue administrada, fecha y tipo de exención, si alguna y fecha de expiración del certificado. Cuando un estudiante o menor de edad se transfiera de una escuela a otra, o de un centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social o institución juvenil, se incluirá con su récord de estudiante el récord de vacunación, a la institución a la cual sea referido.

Todo director de escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social, institución juvenil o administrador de exámenes relacionados a estudios en el hogar asignará la enfermera para que verifique si el récord de vacunación de cada estudiante o niño preescolar se encuentra registrado en el Registro de Vacunaciones de Puerto Rico (PRVR), en aquellas escuelas que cuenten con enfermera. Toda la información sobre cada dosis de vacunas debe aparecer en el registro como se presenta en el récord de vacunación. Si el registro está incompleto, en caso de contar con una enfermera esta tendrá el deber de ingresar la información del récord en el registro del PRVR para actualizarlo si no se contara con personal de enfermería, el personal escolar designado notificará inmediatamente al Programa de Vacunación del Departamento de Salud al efecto, para que se ingrese la referida información. Si la enfermera o personal escolar encontrase alguna incongruencia, error o discrepancia entre el récord de vacunación y la información del registro; la escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social, institución juvenil o administrador de exámenes relacionados a estudios en el hogar, lo reportará inmediatamente al Programa de Vacunación del Departamento de Salud.

Artículo 12.-Publicación Anual de la relación de enfermedades que requieren vacunación.

El Secretario de Salud vendrá obligado a publicar anualmente, antes del comienzo de cada curso escolar, en o antes del 1 de mayo de cada año, las enfermedades contra las cuales los estudiantes y menores de edad deben ser vacunados. Las vacunas requeridas y la forma y frecuencia de administrar las mismas serán determinadas por el Secretario de Salud tomando como referencia las recomendaciones del Comité Asesor de Prácticas de Inmunización (ACIP, por sus siglas en inglés) del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud Federal y deberán estar de acuerdo con las prácticas médicas reconocidas en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Artículo 13.-Cubierta obligatoria de vacunas.

Toda organización de servicios de salud o aseguradora, auto asegurado, tercero administrador de servicios o plan de salud, grupal o individual, patronal, comercial o privado, plan protegido o bajo cláusula de “grandfathered”, tiene que incluir en las cubiertas para los beneficiarios la totalidad del costo y la administración de las vacunas requeridas para admisión escolar, así como la expedición del certificado de vacuna, o P-VAC-3. Conforme a las disposiciones de la “Ley Federal de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible” (en inglés, Patient Protection and Affordable Care Act) y el Código de Seguros de Salud de Puerto Rico, es obligatorio cubrir la totalidad del costo de las vacunas recomendadas por ACIP, libre de copagos, deducibles o coseguros. Al amparo de esta Ley, la cubierta obligatoria del costo y administración de las vacunas requisito para admisión escolar, aplica a todas aquellas organizaciones o entidades antes mencionadas, independientemente si están o no reguladas bajo el Código de Seguros de Salud de Puerto Rico. La cubierta obligatoria de vacunas requeridas para admisión escolar será libre de copagos, deducibles o coseguros; por lo que es deber de toda organización de salud y entidades mencionadas cubrir la totalidad del costo de la vacuna y su administración, así como la expedición del certificado de vacuna, o P-VAC-3.

Los productores, agentes o representantes autorizados licenciados que preparan o asisten en la preparación de las cubiertas en los planes de salud o beneficios de servicios de salud serán responsables de orientar y ofrecer a sus clientes productos que cumplan con los requisitos de esta Ley y no podrán recomendar u otorgar un producto o plan de salud que no incluya las vacunas, según se expresa en la “Ley de Vacunación de Estudiantes”.

Artículo 14.-Penalidades por no cubrir costo y administración de vacunas.

Toda organización de servicios de salud o aseguradora, auto asegurado, tercero administrador de servicios o plan de salud que deniegue, limite o no incluya la cubierta para la administración de una vacuna requisito para admisión escolar, y de la expedición del certificado de vacuna o P-VAC-3, atenta contra la salud y seguridad pública de los estudiantes y toda la población. Por cada vacuna denegada, limitada y/o no incluida en la cubierta para su compra y administración, o la denegación de expedición del certificado de vacuna o P-VAC-3, la organización de servicios de salud o aseguradora, auto asegurado, tercero administrador de servicios o plan de salud estará sujeto a multas y penalidades que serán exigidas por el Departamento de Salud y la Oficina del Comisionado de Seguros y el Procurador del Paciente. Las multas comenzarán en quinientos dólares ($500) y no excederán de cinco mil dólares ($5,000) por cada infracción. Los ingresos de multas y penalidades recolectados por el Departamento de Salud por estas infracciones serán utilizados en la compra de vacunas que sean necesarias para la prevención de enfermedades y protección de la población en general, según determine el Secretario de Salud.

Las penalidades se impondrán a las organizaciones de servicios de salud o aseguradoras, auto asegurados, terceros administradores de servicios o planes de salud y toda aquella entidad que ofrezca o administre servicios de salud que no cumplan con los requisitos de cubierta y acceso a la vacunación. El tercero administrador o intermediario deberá verificar que el plan de salud que administrará cumple con los requisitos de las leyes federales y locales con relación a la vacunación, so pena de multas y penalidades.

Artículo 15.-Registro de Vacunaciones de Puerto Rico (PRVR).

El Registro de Vacunaciones de Puerto Rico, conocido como el PRVR, es un registro electrónico creado por el Departamento de Salud para recopilar la información demográfica y el historial de todas las vacunas administradas a niños, adolescentes y adultos. Toda Según el Artículo 10 de esta Ley, toda escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social, institución juvenil o administrador de exámenes relacionados a estudios en el hogar asignará al personal de enfermería, en caso de que cuenten con enfermera, o personal escolar para verificar si el récord de vacunación de cada estudiante o niño preescolar se encuentra registrado en el PRVR.

La responsabilidad primaria de registrar la información en el PRVR será del proveedor que administre la vacuna en una oficina médica, centro de inmunización, escuela, hospital, farmacia u otra localidad. La responsabilidad es compartida con la organización, aseguradora o plan de salud que ofrece la cubierta de vacunación. La organización de servicios de salud o aseguradora, auto asegurado, tercero administrador de servicios o plan de salud debe registrar o verificar el registro en el PRVR de cada vacuna que se le administra bajo la cubierta a uno de sus asegurados, sin que pueda delegar esta función al proveedor o administrador de la vacuna. Recaerá en los profesionales que provean las vacunas, o en su defecto, en la organización, aseguradora o plan de salud, el actualizar los datos de vacunas que reciban los estudiantes, en el PRVR.

Toda persona o entidad responsable por registrar la información de las vacunas podrá hacerlo directamente al PRVR o en un sistema que exporte los datos en archivos que cumplan con las especificaciones y aprobación del Departamento de Salud. Los proveedores tendrán seis (6) meses a partir de la vigencia de esta Ley para tomar el adiestramiento que necesite para cumplir con el registro.

Artículo 16.-Penalidades por no registrar las vacunas en el PRVR.

Toda organización de servicios de salud o aseguradora, auto asegurado, tercero administrador de servicios o plan de salud que no registre en el PRVR, las vacunas cubiertas y administradas por su red de proveedores, estarán sujetos a multas y penalidades que serán exigidas por el Departamento de Salud. Las multas comenzarán en quinientos dólares ($500) y no excederán de cinco mil dólares ($5,000) por cada infracción. Los ingresos de multas y penalidades recolectados por estas infracciones serán utilizados en la compra de vacunas que sean necesarias para la prevención de enfermedades y protección de la población en general, según determine el Secretario de Salud.

Toda escuela, centro de cuidado diurno, centro de tratamiento social, institución juvenil o administrador de exámenes relacionados a estudios en el hogar que no verifique si el récord de vacunación de cada estudiante o menor de edad se encuentra registrado en el Registro de Vacunaciones de Puerto Rico (PRVR), no notifique inmediatamente al Programa de Vacunación del Departamento de Salud que el registro de vacunación está incompleto o que ha hallado alguna incongruencia, error o discrepancia entre el récord de vacunación y la información del registro, o no ingrese la información del récord en el registro en caso de contar con una enfermera, estará sujeto a multas, penalidades, revocación o denegación de la renovación de los permisos otorgados por el Departamento de Salud para operar. Las multas comenzarán en quinientos dólares ($500) y no excederán de cinco mil dólares ($5,000) por cada estudiante o menor de edad.

Artículo 17.-Educación salubrista sobre la vacunación como instrumento de prevención.

El Departamento de Salud y el Departamento de Educación desarrollarán en las escuelas programas de orientación y educación sobre la importancia de la vacunación en la prevención de enfermedades. El Departamento de Salud podrá establecer acuerdos colaborativos con el sector comunitario que fomenten la misión que bajo esta Ley se les asigna. Las organizaciones de servicios de salud y aseguradoras también tendrán la obligación de mantener informados y educados a sus asegurados sobre el deber de vacunar los estudiantes y menores de edad antes del comienzo escolar de cada año, incluyendo la cubierta de cada vacuna requisito y la red de proveedores disponibles.

Artículo 18.-Derogación.

Se deroga la Ley Núm. 25 de 25 de septiembre de 1983.

Artículo 19. - Se enmienda el inciso (e) del Artículo 5.04 de la Ley 247-2004, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo 5.04 - Medicamentos con requisitos especiales para su dispensación

a)…


b)…

c)…


d)…

e) Vacunas – El farmacéutico certificado para suministrar vacunas, sólo podrá administrar vacunas a personas mayores de nueve (9) años.”

Artículo 20.-Reglamentación.

Será deber del Departamento de Salud, en coordinación y consulta con el Departamento de Educación y el Departamento de la Familia, el adoptar la reglamentación y protocolos requeridos e implementar aquellas gestiones que sean necesarias para asegurar el adecuado cumplimiento de esta Ley.

Artículo 21.-Cláusula de Separabilidad.

Si cualquier cláusula, párrafo, artículo, sección o parte de esta Ley fuere declarada inconstitucional por un tribunal competente, la sentencia a tal efecto dictada no afectará, perjudicará ni invalidará el resto de la misma. El efecto de dicha sentencia quedará limitado a la cláusula, párrafo, artículo, sección o parte de la misma que así hubiere sido declarada inconstitucional.

Artículo 22.-Vigencia.

Esta Ley comenzará a regir inmediatamente después de su aprobación a los únicos efectos de que se adopte la reglamentación los protocolos y se realicen las gestiones referidas en el Artículo 20 de esta Ley; sus restantes disposiciones entrarán en vigor a partir de los (90) días después de su aprobación, término previo al cual debe haberse cumplido con lo dispuesto en el mencionado Artículo 20.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal