CÁmara de representantes p de la



Descargar 127.61 Kb.
Fecha de conversión14.04.2018
Tamaño127.61 Kb.

A-66

GOBIERNO DE PUERTO RICO
18va. Asamblea 3ra. Sesión

Legislativa Ordinaria


CÁMARA DE REPRESENTANTES
P. de la C. 1483
6 DE MARZO DE 2018
Presentado por los representantes y las representantes Méndez Núñez, Torres Zamora, Ramos Rivera, Rodríguez Aguiló, Hernández Alvarado, Alonso Vega, Aponte Hernández, Banchs Alemán, Bulerín Ramos, Charbonier Chinea, Charbonier Laureano, Del Valle Colón, Franqui Atiles, González Mercado, Lassalle Toro, Lebrón Rodríguez, Mas Rodríguez, Meléndez Ortiz, Miranda Rivera, Morales Rodríguez, Navarro Suárez, Pagán Cuadrado, Parés Otero, Peña Ramírez, Pérez Cordero, Pérez Ortiz, Quiñones Irizarry, Rivera Guerra, Rivera Ortega, Rodríguez Hernández, Santiago Guzmán, Soto Torres y Torres González
Referido a las Comisiones de Gobierno; y de Educación, Arte y Cultura
LEY

Para implementar el Plan de Reorganización del Instituto de Cultura Puertorriqueña de 2018; dar cumplimiento a las disposiciones del Artículo 2.05 de la Ley 122-2017; enmendar las Secciones 1, 2 y 3 de la Ley Núm. 89 de 21 de junio de 1955, según enmendada; enmendar los Artículos 1, 2, 5 y 7, derogar los Artículos 3, 4, 5 y 6 y reenumerar los subsiguientes Artículos de la Ley Núm. 43 de 12 de mayo de 1980, según enmendada; enmendar los Artículos 3, 7, 8, 9 y 13, derogar los Artículos 1, 2, 4, 5, 6, 10, 14, 15 y 16 y reenumerar los subsiguientes Artículos de la Ley Núm. 4 de 31 de julio de 1985, según enmendada, conocida como “Ley de la Corporación de las Artes Musicales”; enmendar los Artículos 1, 2, 3, 6, 8 y 9, derogar los Artículos 4, 5, 6 y 7 y reenumerar los subsiguientes Artículos de la Ley Núm. 42 de 12 de mayo de 1980, según enmendada; enmendar los Artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 8 de la Ley Núm. 44 de 12 de mayo de 1980, según enmendada; atemperar estas leyes a la nueva estructura gubernamental; y para otros fines relacionados.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
Encaminar a Puerto Rico hacia la ruta correcta requiere un cambio de paradigma, como el que propone esta Administración a través del Modelo para la Transformación Socioeconómica de Puerto Rico, expuesto en el Plan para Puerto Rico. El Plan para Puerto Rico propone implementar una nueva estructura de gobierno que baje significativamente el gasto público y mejore sustancialmente sus funciones. Para lograr esto, se requiere la evaluación concienzuda de los servicios que provee el gobierno, a fin de determinar cuáles pueden ser consolidados, delegados al sector privado o eliminados porque ya no son necesarios. Todo ello, sin que conlleve despidos de empleados públicos, sino la movilización de éstos acorde con la necesidad de servicios de nuestros ciudadanos. Del mismo modo, el Plan Fiscal certificado recoge el compromiso de reformar el aparato gubernamental a los fines de eliminar estructuras obsoletas, ineficientes o redundantes para lograr transparencia y eficiencia.
Desde el 2 de enero de 2017 hemos estado implementando un plan concertado para controlar el gasto gubernamental, reactivar nuestra economía y facilitar las condiciones para la creación de más y mejores empleos en el sector privado. Estamos demostrándole al mundo que Puerto Rico está abierto para hacer negocios en un ambiente de seguridad y estabilidad gubernamental. Las medidas presentadas por el Gobernador y aprobadas por esta Asamblea Legislativa durante el primer año de mandato han cambiado el rumbo del Gobierno de Puerto Rico a uno de responsabilidad fiscal pero aún falta mucho por hacer. Juntos seguimos a paso acelerado cumpliendo nuestros compromisos y moviendo a Puerto Rico adelante en la ruta hacia la estabilidad.
El 13 de marzo de 2017, la Junta de Supervisión Fiscal aceptó y certificó el Plan Fiscal acompañado de una serie de contingencias que garantizan que no habrá despidos de empleados públicos. Las medidas del Plan Fiscal aprobadas están enmarcadas en cumplir con los objetivos fiscales, incluyendo una reducción en el tamaño gubernamental, y también en promover el desarrollo económico, en nuestra capacidad de restablecer la credibilidad. De igual forma, recientemente el Gobierno presentó una versión actualizada del Plan Fiscal, que refleja el cambio en la situación económica y fiscal de Puerto Rico tras el paso de los huracanes Irma y María. Dicho Plan Fiscal revisado, también dispone para reducciones significativas en el tamaño del aparato gubernamental con las que tenemos que cumplir responsablemente.
Esta Ley se promulga para poder cumplir con las exigencias que nos hiciera la Junta de Supervisión en el Plan Fiscal aprobado en virtud de la Ley Federal PROMESA. En atención a lo anterior, en virtud del poder de razón de Estado y de conformidad con el Artículo II, Secciones 18-19, y el Artículo VI, Secciones 7-8, de la Constitución de Puerto Rico, ante la existencia de una situación de urgencia económica y fiscal grave en Puerto Rico se hace necesaria la aprobación de la presente Ley. Ejercemos este poder de razón de Estado para tomar las medidas necesarias para dar cumplimiento al Plan Fiscal y colocar a Puerto Rico en el camino de la recuperación económica. Cumplir con este Plan constituye un interés apremiante del Estado para mantener sus operaciones y proteger a los más vulnerables. 
Cónsono con lo anterior, el pasado 18 de diciembre de 2017 el Gobernador de Puerto Rico, Hon. Ricardo Rosselló Nevares, firmó la “Ley del Nuevo Gobierno de Puerto Rico” convirtiéndola en la Ley 122-2017. Al amparo de la citada Ley 122-2017, el Gobernador sometió a esta Asamblea Legislativa un Plan de Reorganización mediante el cual se dispuso para la reorganización del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) que busca consolidar la Corporación del Centro de Bellas Artes, la Corporación de Artes Musicales y la Corporación de las Artes Escénicos Musicales en el Instituto de Cultura Puertorriqueña; crear en el ICP una División de Artes Musicales y establecer a la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico como una corporación subsidiaria del Instituto de Cultura Puertorriqueña. A su vez integrar bajo una misma estructura administrativa y funcional los principales componentes que administran la política pública cultural de Puerto Rico; permitirle compartir recursos, personal y gastos administrativos. De esta manera, se pretende eliminar la duplicidad de funciones y la fragmentación de esfuerzos que hoy minan la efectividad de las distintas instrumentalidades impactadas en el Plan de Reorganización del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Las instrumentalidades que ahora serán consolidadas por esta reorganización, serán en adelante los órganos funcionales de un cuerpo administrativo que además de ser más ágil, poseerá mayor potencia para el logro de sus objetivos comunes. Estos cambios contribuirán decisivamente a promover la proyección internacional de nuestra cultura, unificando lo que hasta ahora eran trabajos dispersos que no se beneficiaban de las experiencias y activos mutuos.
De conformidad a lo dispuesto en el Artículo 2.05 de la Ley 122-2017, se promulga esta Ley para derogar y/o atemperar aquellas leyes o partes de leyes afectadas por el Plan de Reorganización presentado por el Gobernador.
Finalmente, tal y como se expuso en el Plan de Reorganización, esta Ley no pretende cambiar la política pública del Gobierno de Puerto Rico sobre este tema. Su intención principal es atemperar a la nueva estructura organizacional y administrativa el ordenamiento jurídico vigente.
DECRÉTASE POR LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE PUERTO RICO:

Sección 1.-Propósito y Alcance.

Esta Ley tiene el propósito de ejecutar y dar cumplimiento al Plan de Reorganización del Instituto de Cultura Puertorriqueña (en adelante Plan) al amparo de la Ley 122-2017, conocida como “Ley del Nuevo Gobierno de Puerto Rico”. La implementación del Plan deberá cumplir con los principios generales y propósitos de la Ley 122-2017 y así la Asamblea Legislativa lo expresa en este proyecto de ley.

Sección 2.-Política Pública.

Esta Ley no cambia, modifica ni altera la política pública establecida por la Asamblea Legislativa en las leyes que se enmiendan. Cualquier cambio a la política pública establecida mediante ley requerirá un proyecto de ley.

Sección 3.-Se enmienda la Sección 1 de la Ley Núm. 89 de 21 de junio de 1955, según enmendada, para que lea como sigue:

“Sección 1.-Reorganización del Instituto de Cultura Puertorriqueña.  

   Se reorganiza el Instituto de Cultura Puertorriqueña como una entidad oficial, corporativa y autónoma, cuyo propósito será conservar, promover, enriquecer y divulgar los valores culturales puertorriqueños y lograr el más amplio y profundo conocimiento y aprecio de los mismos.



Al amparo de la Ley 122-2017, conocida como “Ley del Nuevo Gobierno de Puerto Rico” y del Plan de Reorganización del Instituto de Cultura Puertorriqueña de 2018 se consolida en el Instituto de Cultura Puertorriqueña a la Corporación del Centro de Bellas Artes, la Corporación de Artes Musicales y la Corporación de las Artes Escénicos Musicales. A su vez, se crea una División de Artes Musicales que tendrá entre sus deberes trabajar y organizar el Festival Casals. De igual forma, se establece como corporación subsidiaria del Instituto de Cultura Puertorriqueña a la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico. ”

  Sección 4.-Se enmienda la Sección 2 de la Ley Núm. 89 de 21 de junio de 1955, según enmendada, para que lea como sigue:

“Sección 2.-Junta de Directores - Reorganización. 

    A partir de la fecha de vigencia de esta Ley, el Instituto de Cultura Puertorriqueña tendrá una Junta de Directores compuesta por nueve (9) miembros, ocho (8) los cuales serán nombrados por el Gobernador con el consejo y consentimiento del Senado. El noveno miembro de la Junta de Directores, lo será el Presidente de la [Corporación de las Artes Musicales] Universidad de Puerto Rico, con pleno derecho de voz y voto. Los miembros nombrados deberán ser personas de reconocida capacidad y conocimientos de los valores culturales puertorriqueños y significados en el aprecio de los mismos. Tres (3) de los ocho (8) miembros serán nombrados por el Gobernador directamente de entre personas de reconocido interés y conocimiento de los valores culturales puertorriqueños, del desarrollo de las instituciones artísticas y del ámbito musical clásico universal; tres (3) podrán seleccionarse, previa recomendación de doce (12) candidatos propuestos por las Juntas de Directores de las siguientes instituciones: (a) Ateneo Puertorriqueño, tres (3) candidatos; (b) Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, tres (3) candidatos; (c) Academia Puertorriqueña de la Historia, tres (3) candidatos, y (d) Academia de Artes y Ciencias, tres (3) candidatos. El Gobernador nombrará dos (2) miembros adicionales representativos de los Centros Culturales del País adscritos al Instituto. Uno (1) de éstos deberá ser un joven entre las edades de dieciocho (18) y treinta (30) años y su nombramiento será por un término de cuatro (4) años. Uno (1) de los ocho (8) miembros nombrados como Directores será designado Presidente de la Junta por el Gobernador. Cinco (5) de los Directores serán nombrados por un término de cuatro (4) años y cuatro (4) serán nombrados por un término de tres (3) años. Al vencerse el término de los primeros ocho (8) nombramientos, los sucesivos se harán por un término de cuatro (4) años cada uno y hasta que se nombren sus sucesores y tomen posesión del cargo. En caso de surgir una vacante, el Gobernador expedirá un nuevo nombramiento por el término no cumplido de aquel que la ocasionó, con sujeción a las disposiciones de esta Sección, aplicables para tal nombramiento. Los directores no percibirán sueldo, pero devengarán una dieta diaria de cincuenta (50) dólares por su asistencia a cada reunión. Tendrán derecho, también, a reembolso por los gastos de viaje que sean autorizados por la Junta. Cinco (5) de los Directores constituirán quórum para la celebración de reuniones. El Gobernador convocará la reunión para organizar la Junta. Las reuniones subsiguientes se celebrarán de acuerdo al reglamento, que a esos efectos apruebe la Junta de Directores.”

  Sección 5.-Se enmienda la Sección 3 de la Ley Núm. 89 de 21 de junio de 1955, según enmendada, para que lea como sigue:

“Sección 3.-Personal del Instituto.

(a) …

(b) El Director Ejecutivo designará el personal que fuere necesario para llevar a cabo las funciones, poderes y deberes conferidos al Instituto. El Instituto [será un administrador individual, conforme tal término se define en la Ley Núm. 5 de 14 de Octubre de 1975, según enmendada conocida como “Ley de Personal del Servicio Público de Puerto Rico”.] se regirá por la Ley 8-2017, según enmendada, conocida como la “Ley para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos en el Gobierno de Puerto Rico” y por los reglamentos de personal adoptados en virtud de la misma. Previa autorización escrita del Administrador de la [Oficina Central de Administración de Personal] Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos del Gobierno de Puerto Rico (OATRH) y del Director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto, el Director Ejecutivo podrá contratar los servicios de los empleados y funcionarios de cualquier otra agencia, instrumentalidad, dependencia, institución pública o subdivisión política del [Estado Libre Asociado] Gobierno de Puerto Rico, y podrá pagarles la debida compensación por lo servicios adicionales que presten al Instituto, fuera de sus horas regulares de servicio como servidores públicos, sin sujeción a lo dispuesto por el Artículo 177 del Código Político y a las disposiciones de cualquier otra ley. Al solicitar dicha autorización, el Director Ejecutivo deberá justificar la necesidad de contratar tal persona.”



Sección 6.-Se enmienda el Artículo 1 de la Ley Núm. 43 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo 1.-[Creación] Administración

     [Con el propósito de administrar] El Instituto de Cultura Puertorriqueña (en adelante la Corporación) administrará el complejo de salas de representación conocido como el Centro de las Bellas Artes [, se crea una corporación pública que se conocerá como la "Corporación del Centro de las Bellas Artes de Puerto Rico", en adelante denominada la "Corporación", la cual se transfiere y estará adscrita al Instituto de Cultura Puertorriqueña].”

  Sección 7.-Se enmienda el Artículo 2 de la Ley Núm. 43 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo 2.-Funciones y poderes. 

     …


(b) Coordinar las actividades y facilitar el uso de sus estructuras a todas las agencias gubernamentales cuyos propósitos y funciones se relaciones de una u otra forma con las funciones de la Corporación tales como el Conservatorio de Música de Puerto Rico, [la Corporación de las Artes Escénico-Musicales], la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, la Universidad de Puerto Rico y el Departamento de [Instrucción Pública] Educación y a otras organizaciones privadas dedicadas a las artes de la representación, incluyendo a los solistas profesionales reconocidos.

(h) Tener absoluto control de sus propiedades y actividades, incluyendo el de sus fondos. [Adoptar su propio sistema de contabilidad con la aprobación de la Junta de Directores del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Las cuentas de la Corporación se llevarán de forma que puedan segregarse o separarse por actividades.] En lo concerniente a los sistemas de contabilidad, la Corporación habrá de seguir las disposiciones de la Ley Núm. 230 de 23 de julio de 1974, según enmendada, conocida como la “Ley de Contabilidad del Gobierno de Puerto Rico”.



   …

[(i) Administrar su propio sistema de personal y nombrar todos sus funcionarios, agentes y empleados, quienes serán empleados públicos con derecho a pertenecer a la Asociación de Empleados del Gobierno de Puerto Rico; beneficiarse del Sistema de Retiro del Gobierno de Puerto Rico y asignarles las funciones que estime convenientes; así como fijarles su remuneración sujeto a la reglamentación establecida por la Junta de Directores del Instituto de Cultura Puertorriqueña. La Corporación será un administrador individual conforme tal término se define en la Ley Núm. 5 de 14 de Octubre de 1975, según enmendada, conocida como "Ley de Personal del Servicio Público de Puerto Rico”, y en los reglamentos de personal adoptados en virtud de las mismas. La Junta de Directores del Instituto de Cultura Puertorriqueña adoptará para la Corporación un sistema de personal, planes de retribución y de clasificación y las reglas y reglamentos que sean necesarios para cumplir con dichos planes y sistemas.]

[(j)](i) …

[(k)](j) …

[(l)](k) …

[(m)](l) …

[(n)](m) …

Sección 8.-Se derogan los Artículos 3, 4, 5 y 6 y se reenumeran los subsiguientes Artículos de la Ley Núm. 43 de 12 de mayo de 1980.

  Sección 9.-Se enmienda el reenumerado Artículo 3 de la Ley Núm. 43 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo [7] 3.-Transferencia.  

     Se transfieren a la Corporación [del Centro de las Bellas Artes de Puerto Rico] todos los poderes, deberes, funciones, facultades, contratos, obligaciones, exenciones, propiedades y privilegios del Centro de las Bellas Artes, creado por la Ley Núm. 11 de 19 de Junio de 1970, con sus funciones, programas y actividades. Toda transferencia de propiedad, presupuesto, programas, personal y obligaciones se hará de acuerdo a los reglamentos aplicables y no se menoscabarán los derechos adquiridos bajo las leyes de reglamento de personal de ningún empleado público, si los hubiera, así como también los derechos, privilegios, obligaciones y status respecto a cualquier sistema o sistemas existentes de pensión, retiro o fondo de ahorro y préstamo al cual estuvieren afiliados al aprobarse esta ley.

  …”


  Sección 10.-Se enmienda el Artículo 8 de la Ley Núm. 43 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo [8] 4.-Disposiciones especiales. 

 …

(b) Con excepción de las modificaciones que sean necesarias hacer para ajustar las agencias y programas transferidos por esta ley a la estructura de la Corporación [del Centro de las Bellas Artes de Puerto Rico], las leyes que gobiernan dichas agencias y programas continuarán vigentes, excepto aquellas disposiciones que pudieran estar en conflicto con esta ley, las cuales quedan por la presente derogadas.



(e) Los programas auspiciados directa o indirectamente por el Instituto de Cultura Puertorriqueña [y por la Corporación de las Artes Musicales] tendrán preferencia en el uso de las facilidades del Centro de las Bellas Artes de Puerto Rico.”

Sección 11.-Se derogan los Artículos 1, 2, 4, 5, 6, 10, 14, 15 y 16 y se reenumeran los subsiguientes Artículos de la Ley Núm. 4 de 31 de julio de 1985, según enmendada, conocida como “Ley de la Corporación de las Artes Musicales”.

Sección 12.-Se enmienda el reenumerado Artículo 1 de la Ley Núm. 4 de 31 de julio de 1985, según enmendada, conocida como “Ley de la Corporación de las Artes Musicales”, para que lea como sigue:

“Artículo [3] 1.-Propósitos, Poderes y Funciones. 

     [La] Se crea la División de Artes Musicales en el Instituto de Cultura Puertorriqueña (en adelante la Corporación). Dicha división estará dirigida por un director que será a su vez el Director General de la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico. La División de Artes Musicales será responsable de promover el desarrollo y el enriquecimiento de la música y del arte escénico-musical en Puerto Rico. Administrará los programas del [Estado Libre Asociado] Gobierno de Puerto Rico en este campo [sin interferir o afectar en forma alguna la obra programática del Instituto de Cultura Puertorriqueña]. A estos fines, tendrá los siguientes poderes y funciones:

…”

  Sección 13.- Se enmienda el reenumerado Artículo 2 de la Ley Núm. 4 de 31 de julio de 1985, según enmendada, conocida como “Ley de la Corporación de las Artes Musicales”, para que lea como sigue:



“Artículo [7] 2.-Funciones de la Junta. 

     La Junta de Directores [que por esta ley se crea] del Instituto de Cultura Puertorriqueña será un organismo de dirección y supervisión de la política pública relacionada con nuestra música y nuestro arte escénico-musical; entre algunas de sus funciones, determinará los enfoques y programas que deberán adoptarse para fomentar y proteger tanto la educación y la cultura musical como las artes teatrales relacionadas con la música, y deberá promover su difusión en el ámbito local, nacional e internacional.”

  Sección 14.-Se enmienda el reenumerado Artículo 3 de la Ley Núm. 4 de 31 de julio de 1985, según enmendada, conocida como “Ley de la Corporación de las Artes Musicales”, para que lea como sigue:

“Artículo [8] 3.-Exenciones. 

     La Corporación y [sus subsidiarias] su subsidiaria estarán exentas de toda clase de contribuciones, derechos, arbitrios o cargos, incluyendo los de licencias, que normalmente impone el Gobierno [del Estado Libre Asociado] de Puerto Rico o cualquier subdivisión política de éste.

    Se exime también a la Corporación y [sus subsidiarias] su subsidiaria del pago de toda clase de derechos o impuestos requeridos por ley para la ejecución de procedimientos judiciales, la emisión de certificaciones en las oficinas y dependencias del Gobierno [del Estado Libre Asociado] de Puerto Rico y sus subdivisiones políticas, y el otorgamiento de documentos públicos y su registro en cualquier registro público de Puerto Rico.”

  Sección 15.-Se enmienda el reenumerado Artículo 4 de la Ley Núm. 4 de 31 de julio de 1985, según enmendada, conocida como “Ley de la Corporación de las Artes Musicales”, para que lea como sigue:

“Artículo [9] 4.-Organización. 

     …

    En adición a lo antes dispuesto, la Junta de Directores del Instituto de Cultura Puertorriqueña establecerá por reglamento las normas que propicien que el Director Ejecutivo provea a [las corporaciones subsidiarias] la corporación subsidiaria de la Corporación servicios administrativos adecuados en la medida en que los recursos de la Corporación lo permitan.”



  Sección 16.-Se enmienda el reenumerado Artículo 7 de la Ley Núm. 4 de 31 de julio de 1985, según enmendada, conocida como “Ley de la Corporación de las Artes Musicales”, para que lea como sigue:

“Artículo [13] 7.-Compras. 

     La Corporación comprará su equipo, materiales y todo lo que sea necesario para realizar las funciones que le han sido asignadas con sujeción a las normas y reglamentos que adopte [la] su Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales].”

  Sección 17.-Se enmienda el Artículo 1 de la Ley Núm. 42 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo 1.-Creación. 

[Con el propósito de] Se crea en el Instituto de Cultura Puertorriqueña (en adelante la Corporación) la División de Artes Musicales, a través de la cual se deberá desarrollar, promover y coordinar adecuadamente las artes escénico-musicales en Puerto Rico. La División de Artes Musicales será dirigida por un Director que a su vez será el Director General de la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico. [, de reubicar programas gubernamentales existentes relacionados a las artes, proveer para que se disponga de recursos para estos programas, y transferir programas, fondos, facilidades y personal de otros programas de gobierno existentes, se crea una entidad jurídica gubernamental que se conocerá como la “Corporación de las Artes Escénico-Musicales de Puerto Rico”, la cual será subsidiaria de la Corporación de las Artes Musicales.]

  Sección 18.-Se enmienda el Artículo 2 de la Ley Núm. 42 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo 2.-Funciones. 

     La Corporación [de las Artes Escénico-Musicales se crea con el propósito de realizar,] a través de la División de Artes Musicales tendrá, sin que se entienda como una limitación, las siguientes funciones:

(a) Desarrollar una planificación integral [, siguiendo las directrices generales de la Corporación de las Artes Musicales,] para el desarrollo de las artes escénico-musicales en Puerto Rico, entendiéndose por artes escénico-musicales las producciones y espectáculos, tales como ópera, zarzuela, ballet, bailes, música y festivales populares y otras variedades artísticas y darle la más amplia participación y trato preferente a los artistas puertorriqueños.

(b) Coordinar e integrar los esfuerzos gubernamentales, los de los artistas, la industria y los ciudadanos interesados en actividades del arte escénico-musical y en la creación de compañías puertorriqueñas de ópera, zarzuela, ballet , bailes, música y festivales populares y otras variedades artísticas [sin interferir o afectar las funciones que le corresponden al Instituto de Cultura Puertorriqueña].

(h) Establecer un programa permanente de becas especiales de estudio, dentro o fuera de Puerto Rico, para estudiantes que demuestren habilidad en el campo de las artes escénico-musicales, dando prioridad en las oportunidades a aquellos estudiantes de menor ingreso y de mayor necesidad económica y requerirle a los becados beneficiados la prestación de los servicios públicos que se estimen, según las normas y criterios que establezca el Director [General de la Corporación de las Artes Escénico-Musicales] Ejecutivo de la Corporación por reglamento formal de selección de becados.



…” 

 Sección 19.-Se enmienda el Artículo 3 de la Ley Núm. 42 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo 3.-Poderes. 

     La Corporación [de las Artes Escénico-Musicales] tendrá facultad y podrá ejercer los siguientes poderes generales, además de los conferidos en otras disposiciones de esta ley:

(c) Adquirir derechos y bienes tanto muebles como inmuebles, por donación, legado, compra o de otro modo legal; y poseerlos y disponer de los mismos conforme la ley en la forma que indique su propio reglamento, siempre que sea necesario y conveniente para realizar sus fines corporativos y en los mejores intereses de la Corporación [de las Artes Escénico-Musicales de Puerto Rico].



(e) Establecer las normas y reglamentos necesarios para la operación y funcionamiento interno y para regir los programas y actividades de la Corporación [de las Artes Escénico-Musicales de Puerto Rico].

(f) Tener completo dominio de sus propiedades y actividades, incluyendo el de sus fondos. [Adoptar su propio sistema de contabilidad para el adecuado control y registro de todas sus operaciones. Las cuentas de la Corporación se llevarán de forma que puedan segregarse por actividades.] El Contralor de Puerto Rico, o su representante, examinará de tiempo en tiempo las cuentas y los libros de la Corporación [de las Artes Escénico-Musicales de Puerto Rico].

(h) Recibir fondos de fuentes públicas y privadas y gastar dichos fondos para propósitos que estén de acuerdo con los objetivos de la Corporación [de las Artes Escénico-Musicales de Puerto Rico].



[(j) Administrar su propio sistema de personal, nombrar todos sus funcionarios, agentes y empleados que serán empleados públicos con derechos a pertenecer a la Asociación de Empleados del Gobierno de Puerto Rico y beneficiarse del Sistema de Retiro del Gobierno de Puerto Rico, así como conferirles los poderes y asignarles las funciones que estime convenientes y fijarles su remuneración. La Corporación de las Artes Escénico-Musicales de Puerto Rico será una agencia excluida de las disposiciones de la Ley Núm. 5, de 14 de Octubre de 1975, según enmendada, conocida como "Ley de Personal del Servicio Público de Puerto Rico, y de los reglamentos de personal adoptados en virtud de las mismas. La Corporación dará fiel cumplimiento a las disposiciones de la Sección 10.6 de dicha ley. Previa autorización escrita de la Oficina Central de Administración de Personal y del Director de la Oficina de Presupuesto y Gerencia, la Corporación de las Artes Escénico-Musicales de Puerto Rico, con el consentimiento de la autoridad nominadora donde se preste el servicio regular, podrá contratar los servicios de cualesquiera de los funcionarios y empleados de los departamentos, agencias, corporaciones públicas, subsidiarias de éstas y subdivisiones para que presten servicios fuera de sus horas regulares de trabajo y pagarles la debida remuneración por los servicios adicionales que presten, sin sujeción a las disposiciones del Artículo 177 del Código Político y las disposiciones de cualquier otra ley. La Junta de Directores adoptará un sistema de personal, planes de retribución y de clasificación y las reglas y reglamentos que sean necesarios para cumplir con dichos propósitos. Al solicitar dicha autorización el Director deberá justificar la necesidad de contratar tal personal.]

[(k)](j) …

Sección 20.-Se derogan los Artículos 4, 5, 6 y 7 y se reenumeran los subsiguientes Artículos de la Ley Núm. 42 de 12 de mayo de 1980, según enmendada.

  Sección 21.-Se enmienda el reenumerado Artículo 4 de la Ley Núm. 42 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo [8] 4.-Transferencia de Programas. 

      Se ordena y se transfieren el personal, los programas, equipo y las obligaciones que actualmente se encuentran en las agencias gubernamentales que se establecen a continuación, sujeto a las leyes o estatutos corporativos que las crean:

(a) El Festival Casals, Inc. creado mediante la Resolución Núm. 740 de la Compañía de Fomento Industrial.

(b) La Corporación que creará el Festival Interamericano, al cual se integrarán los actuales programas del Festival Interamericano de Artes Musicales y del Festival de Orquestas Sinfónicas Juveniles de América.

     [En coordinación con la] La División de Artes Musicales de la Corporación [de las Artes Escénico-Musicales, la Corporación de las Artes Musicales] tomará las medidas conducentes a lograr la más efectiva operación de los programas y festivales antes mencionados, así como la amplia participación de solistas, instrumentistas, cantantes, directores de orquestas y de coros puertorriqueños en dichas actividades incluyendo la creación y proliferación de programas y actividades análogas que propicien la consecución de los propósitos de esta ley

   …”

Sección 22.-Se enmienda el reenumerado Artículo 5 de la Ley Núm. 42 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:



“Artículo [9] 5.-Disposiciones Especiales.  

(b) Con excepción de las modificaciones que sean necesarias hacer para ajustar las agencias y programas transferidos por esta ley a la estructura de la Corporación [de las Artes de la Representación de Puerto Rico], las leyes que gobiernan dichas agencias y programas continuarán vigentes, excepto aquellas disposiciones que pudieran estar en conflicto con esta ley, las cuales quedan, por la presente, derogadas.



(c) Todos los reglamentos que gobiernan la operación de los organismos, programas y funciones de los organismos, programas y funciones transferidos por esta ley y que estén vigentes al entrar en vigor esta ley, continuarán vigentes hasta tanto los mismos sean alterados, modificados, enmendados, derogados o sustituidos por la Junta de Directores [de la Administración para el Fomento de las Artes y la Cultura conforme a la ley] del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

…”

  Sección 23.-Se enmienda el Artículo 1 de la Ley Núm. 44 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:



“Artículo 1.-Creación y Propósito. 

     Con el propósito de promover, planificar y coordinar adecuadamente los programas y operaciones de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico se crea una corporación pública que se conocerá como la "Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico" de aquí en adelante denominada la "Corporación", la cual será subsidiaria [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña.”

Sección 24.-Se enmienda el Artículo 2 de la Ley Núm. 44 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

 “Artículo 2.-Funciones y Poderes. 

(i) Tener [absoluto] control de sus propiedades y actividades, incluyendo el de sus fondos. Adoptar su propio sistema de contabilidad con la aprobación de la Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Las cuentas de la Corporación se llevarán de forma tal que puedan segregarse por actividades. El Contralor de Puerto Rico, o su representante, examinará de tiempo en tiempo las cuentas y los libros de la Corporación.



(l) Administrar su propio sistema de personal, nombrar todos sus funcionarios, agentes y empleados, quienes serán empleados públicos con derecho a pertenecer a la Asociación de Empleados del Gobierno de Puerto Rico. [y a beneficiarse del Sistema de Retiro del Gobierno de Puerto Rico] Los empleados de la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico participarán de un sistema de retiro de conformidad con la Ley 106-2017, conocida como “Ley para Garantizar el Pago a Nuestros Pensionados y Establecer un Nuevo Plan de Aportaciones Definidas para los Servidores Públicos”. Conferirles a sus empleados los poderes y asignarles las funciones que estime conveniente, y fijarles su remuneración, sujeto a la reglamentación establecida por la Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña. La Corporación será una agencia excluida de las disposiciones de la Ley [Núm. 5 de 14 de Octubre de 1975, según enmendada conocida como "Ley de Personal del Servicio Público de Puerto Rico"] 8-2017, según enmendada, conocida como “Ley para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos en el Gobierno de Puerto Rico”, y de los reglamentos de personal adoptados en virtud de las mismas. La Corporación dará fiel cumplimiento a las disposiciones de la Sección [10.6] 5.2 de dicha ley. El concepto de la movilidad y el mecanismo establecido por la OATRH para implementar el movimiento de los empleados públicos, según establecido en la Ley 8-2017, aplicará en la Corporación de conformidad con la Ley 8-2017. El Director General de la Corporación, previa aprobación de la Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña, adoptará un sistema de personal, planes de retribución y clasificación y las reglas y reglamentos que sean necesarios para cumplir con dichos fines.

    Previa autorización de la Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña y del Director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto Gubernamental, el Director General podrá contratar los servicios de los empleados y funcionarios de cualquier otra agencia, instrumentalidad, dependencia, institución pública o subdivisión política del Gobierno de Puerto Rico, y podrá pagarles la debida compensación por los servicios adicionales que presten a la Corporación fuera de sus horas regulares, sin sujeción a lo dispuesto [en lo dispuesto] en el Artículo 177 de Código Político de 1902, y a las disposiciones de cualquier otra ley aplicable.

    Al solicitar dicha autorización, el Director General deberá justificar la necesidad de contratar tal personal.

…” 

Sección 25.-Se enmienda el Artículo 3 de la Ley Núm. 44 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:



“Artículo 3.-Poderes de la Corporación; Director General. 

     La Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña ejercerá todos los poderes de la Corporación.

    La Corporación tendrá un Director General nombrado con la aprobación del Gobernador por la Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] quien será [un músico] una persona con conocimiento del ámbito musical clásico universal y con conocimiento de administración, y desempeñará su cargo a voluntad del Director Ejecutivo del Instituto de Cultura Puertorriqueña y de la Junta, [y] hasta que se designe su sucesor. El Director General será el primer ejecutivo de la Corporación subsidiaria, la representará en todos los actos, y en los contratos que fuere necesario otorgar y desempeñará los deberes y tendrá las responsabilidades, facultades y autoridad que le sean delegadas por la Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Toda decisión que requiera la aprobación de la Junta de Directores del Instituto de Cultura Puertorriqueña deberá ser consultada por el Director General con el Director Ejecutivo del Instituto de Cultura Puertorriqueña, quien luego de dar su aprobación remitirá el asunto a la Junta de Directores del Instituto de Cultura Puertorriqueña para que estos ejerzan su poder de determinar si aprueban o deniegan la misma.



    La Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña  fijará el sueldo del Director General de la Corporación.”

Sección 26.-Se enmienda el Artículo 4 de la Ley Núm. 44 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

“Artículo 4.-Junta Consultiva de la Corporación de la Orquesta Sinfónica. 

     Se crea la Junta Consultiva de la Corporación de la Orquesta Sinfónica compuesta por cinco (5) miembros nombrados por la Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Inicialmente se nombrarán dos (2) miembros por un término de dos (2) años cada uno. Los restantes tres (3) miembros serán nombrados por un término de tres (3) años. Los nombramientos subsiguientes se harán por un término de tres (3) años cada uno. Los miembros de dicha Junta ocuparán sus cargos hasta que sus sucesores sean nombrados y tomen posesión de sus cargos. En caso de surgir vacantes se nombrarán sustitutos quienes ejercerán sus funciones por el término no cumplido del nombramiento original. Los miembros de la Junta Consultiva no percibirán remuneración alguna por el desempeño de sus funciones como tales, pero aquellos que no sean funcionarios o empleados públicos tendrán derecho a una dieta de cincuenta (50) dólares por su asistencia a cada reunión. Tres (3) miembros de la Junta Consultiva constituirán quórum y las decisiones se tomarán por mayoría absoluta.

    La Junta se reunirá por lo menos una vez cada tres (3) meses en reunión ordinaria y podrá reunirse en sesión extraordinaria cuantas veces lo estime conveniente, previa convocatoria del Presidente. El Presidente de la Junta será nombrado por la Junta de Directores [de la Corporación de las Artes Musicales] del Instituto de Cultura Puertorriqueña. La Junta Consultiva constituirá un organismo que servirá para asesorar al Director General de la Corporación.”

Sección 27.-Se enmienda el Artículo 5 de la Ley Núm. 44 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

  “Artículo 5.-Informe Anual. 

     El Director General rendirá un informe anual de las actividades de la Corporación [a la Corporación de las Artes Musicales,] al Director Ejecutivo del Instituto de Cultura Puertorriqueña, quien a su vez remitirá el mismo al Gobernador de Puerto Rico y a la Asamblea Legislativa de Puerto Rico en o antes del 30 de noviembre de cada año.

   …”

Sección 28.-Se enmienda el Artículo 6 de la Ley Núm. 44 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:



“Artículo 6.-Presupuesto. 

     El Director General de la Corporación someterá anualmente [para su aprobación a la Junta de Directores de la Corporación de las Artes Musicales] al Director Ejecutivo del Instituto de Cultura Puertorriqueña un presupuesto consolidado que será evaluado por la Junta de Directores del Instituto. De igual forma, luego de evaluar la petición de presupuesto solicitada, el Director Ejecutivo del Instituto de Cultura Puertorriqueña someterá a la Asamblea Legislativa, a través de la Oficina del Gobernador, un presupuesto consolidado que incluya el presupuesto de su subsidiaria, la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, con sus asignaciones los cuales se consignarán anualmente en el presupuesto general de gastos que anualmente se prepara para el Gobierno de Puerto Rico.”

Sección 29.-Se enmienda el Artículo 8 de la Ley Núm. 44 de 12 de mayo de 1980, según enmendada, para que lea como sigue:

  “Artículo 8.-Disposiciones Especiales. 

(c) Todos los reglamentos que gobiernan la operación de los organismos, programas y funciones transferidos por esta ley y que estén vigentes al entrar en vigor esta ley, continuarán vigentes hasta tanto los mismos sean alterados, modificados, enmendados, derogados o sustituidos por la Junta de Directores [de la Administración para el Fomento de las Artes y la Cultura] del Instituto de Cultura Puertorriqueña conforme a la ley.



...”

  Sección 30.-Presupuesto.

A partir de la aprobación de esta Ley, el presupuesto previamente asignado a la Corporación del Centro de Bellas Artes (en adelante CBA), la Corporación de Artes Musicales (en adelante CAM) y la Corporación de las Artes Escénicos Musicales (en adelante CAEM) se consignarán de forma consolidada en el Presupuesto de Gastos del Instituto de Cultura Puertorriqueña (en adelante ICP). El presupuesto asignado a la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (en adelante COSPR) se mantendrá asignado a la misma. Para cada año fiscal a partir del año 2018-2019, el ICP presentará su petición presupuestaria, que incluya su subsidiaria COSPR, ante la Oficina de Gerencia y Presupuesto y les serán asignados fondos para sus gastos y operación, de acuerdo con sus necesidades y los recursos totales disponibles.

Cualquier remanente de asignaciones especiales de años fiscales anteriores para la CBA, CAM y CAEM, y que al momento de la aprobación de esta Ley estuvieran vigentes, serán contabilizados a favor del ICP manteniendo su uso y balance al momento de la transición.

Sección 31.-Disposiciones Transitorias.

A partir de la aprobación de esta Ley, comenzará un proceso de transición que deberá culminarse en un término no mayor de ciento ochenta (180) días.

El Gobernador podrá adoptar las medidas de transición que fueran necesarias para la implementación de esta Ley. A esos efectos, el Gobernador designará la agencia o persona que supervisará el proceso de transición. La agencia o persona designada tendrá acceso a toda la información necesaria para dar cumplimiento al Plan de Reorganización del Instituto de Cultura Puertorriqueña, incluyendo archivos, expediente o documento que se genere o haya sido generado por el ICP, CAM, CBA, COSPR y CAEM.  Además, tendrá a su disposición todo el personal del ICP, CAM, CBA, COSPR y CAEM.

Las acciones necesarias, apropiadas y convenientes para cumplir con los propósitos de esta Ley, tales como, pero sin limitarse a la adopción de cartas normativas, circulares, reglamentos o confección de organigramas deberán iniciarse dentro de un periodo de tiempo que no excederá de treinta (30) días naturales después de aprobado esta Ley.

Sección 32.-Reglamentos.

Todos los reglamentos, órdenes, resoluciones, cartas circulares y demás documentos administrativos que gobiernan la operación de las entidades reorganizadas en este proyecto y que estén vigentes a la fecha de vigencia de esta Ley, siempre que sean cónsonos con lo aquí dispuesto, continuarán vigentes hasta tanto los mismos sean expresamente alterados, modificados, enmendados, derogados o sustituidos.

Sección 33.-Cláusula de Sustitución.

Cualquier referencia a la Corporación del Centro de Bellas Artes, la Corporación de Artes Musicales y la Corporación de las Artes Escénicos Musicales contenida en cualquier otra ley, reglamento o documento oficial del Gobierno de Puerto Rico, se entenderá enmendada a los efectos de referirse al Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Sección 34.-Contabilidad.

La implementación del Plan de Reorganización y de esta Ley deberán salvaguardar los fondos federales. A tales efectos, se dispone que cualquier cambio a un programa o agencia conforme a esta Ley, se dejará sin efecto si el cambio tiene como resultado la pérdida de fondos federales en un programa que se utilice en Puerto Rico. Conforme a lo anterior, los procesos administrativos se estarán consolidando bajo la correspondiente aplicación financiera y de manejo de capital humano en cumplimiento con los requisitos de administración de los fondos federales.

Sección 35.- Disposición sobre Leyes en conflicto.

En los casos en que las disposiciones de esta Ley estén en conflicto, o sean inconsistentes con las disposiciones de cualquier otra ley, prevalecerán las disposiciones de esta Ley. Disponiéndose expresamente, sin embargo, que esta ley no deja sin efecto ni debe interpretarse como contraria a la Ley 8-2017, según enmendada, conocida como “Ley para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos en el Gobierno de Puerto Rico” y la Ley 26-2017, según enmendada, conocida como “Ley de Cumplimiento con el Plan Fiscal”.

Sección 36.- Separabilidad.

Si cualquier cláusula, párrafo, subpárrafo, oración, palabra, letra, artículo, disposición, sección, subsección, título, capítulo, subcapítulo, acápite o parte de esta Ley fuera anulada o declarada inconstitucional, la resolución, dictamen o sentencia a tal efecto dictada no afectará, perjudicará, ni invalidará el remanente de esta Ley. El efecto de dicha sentencia quedará limitado a la cláusula, párrafo, subpárrafo, oración, palabra, letra, artículo, disposición, sección, subsección, título, capítulo, subcapítulo, acápite o parte de la misma que así hubiere sido anulada o declarada inconstitucional. Si la aplicación a una persona o a una circunstancia de cualquier cláusula, párrafo, subpárrafo, oración palabra, letra, artículo, disposición, sección, subsección, título, capítulo, subcapítulo, acápite o parte de esta Ley fuera invalidada o declarada inconstitucional, la resolución, dictamen o sentencia a tal efecto dictada no afectará ni invalidará la aplicación del remanente de esta Ley a aquellas personas o circunstancias en que se pueda aplicar válidamente. Es la voluntad expresa e inequívoca de esta Asamblea Legislativa que los tribunales hagan cumplir las disposiciones y la aplicación de esta Ley en la mayor medida posible, aunque se deje sin efecto, anule, invalide, perjudique o declare inconstitucional alguna de sus partes o que, aunque se deje sin efecto, invalide o declare inconstitucional su aplicación a alguna persona o circunstancias. La Asamblea Legislativa hubiera aprobado esta Ley sin importar la determinación de separabilidad que el Tribunal pueda hacer.

Sección 37.-Vigencia.

Esta Ley comenzará a regir inmediatamente desde su aprobación.





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal