Colocad el recipiente en un lugar protegido del sol y de las heladas, y a ser posible en el que la temperatura permanezca estable, por ejemplo en una casa



Descargar 34.69 Kb.
Fecha de conversión05.10.2018
Tamaño34.69 Kb.
ntroducir 2/3 partes de la estaquilla en un recipiente con el 50% de arena y el 50% en compost ó turba. Aseguraos de que la tierra queda apretada.  

Colocad el recipiente en un lugar protegido del sol y de las heladas, y a ser posible en el que la temperatura permanezca estable, por ejemplo en una casa. Por ultimo regad a menudo y, después de varios meses, cuando las estaquillas hayan enraizado, trasplantadlas a macetas. 



Esquejes de raíz 

Seleccione las raíces laterales pequeñas. Recorte cada sección con un corte recto en la parte superior y uno oblicuo en la base; esto le permitirá distinguir la parte superior de la inferior (1). Introduzca los esquejes de modo que la parte superior quede nivelada con la superficie del compost. Cúbralos con una capa de 1 cm de grava (2

 

 



Esquejes de madera blanca.

 

Recoja los esquejes de madera blanda por la mañana, a primera hora, y tenga todo listo para poder plantarlos sin retraso. Corte inmediatamente por debajo de un nudo en la ilustración; un geranio) y elimine las hojas inferiores (I). Introduzca los esquejes en compost arenoso, riegue y cúbralos para evitar que se marchiten (2) 



Esquejes semimaduros. 

Corte inmediatamente por debajo de un nudo (en este ejemplo se muestra ) y elimine las hojas inferiores (I). Introduzca el esqueje en un compost arenoso y riegue bien a través de una capa de arena gruesa de modo que la base quede ligeramente por debajo de la superficie del suelo o el compost (2). 



Esquejes laterales (con talón).

 

Algunas coníferas y perennifolias enraízan mejor si los esquejes se toman con un talón.



 

Arranque un brote lateral joven (en la ilustración, de un romero) que incluya ya una tira de madera del año anterior ( I ). Recorte el extremo desigual del talón) e introdúzcalo en compost arenoso (2).



Esquejes internodales. 

Esta técnica se utiliza para plantas trepadoras (en la ilustración, una clemátide) con un tallo largo entre los nudos. Corte por encima de un nudo e introduzca de 2 a 3cm de tallo en compost arenoso. Reduzca la zona de hojas con objeto de aminorar la pérdida de agua

 

Acodo sencillo 

En este sistema se intenta que enraícen partes del árbol, para luego separarlas de éste y plantarlas en otro lugar. Para esto se ponen normalmente las ramas bajas en tierra, curvándolas. Se suele obstaculizar el libre fluir de la savia, para conseguir que eche raíces más fácilmente, atando la rama, torciéndola y cortándola. La parte enterrada debe tener humedad constante y no estar excesivamente compactada.

 

Se acoda en primavera y la separación se hace al cabo de un año, en invierno. Es mejor no cortar de una vez, sino progresivamente, haciendo primero una incisión, que de cada cinco días se profundiza más hasta romper completamente la unión. Este es el tipo de acodo más simple. 



Acodo por corte y realce. Se corta la planta madre (normalmente, un árbol viejo que se desea reproducir) en invierno, casi a ras del suelo para que rebrote, y se aporcan los brotes con tierra para que enraícen; al siguiente invierno se separan, cortando los brotes cerca del tronco, y se plantan. La planta progenitora puede enterrarse de nuevo y producir nuevas plantas si se la cuida durante muchos años. Así pueden obtenerse plantas para patrones de membrillero, manzano y otras de fácil enraizamiento. 

Sistema de tallo echado. En este método, la planta madre se tuerce para tumbarla en el suelo, sujetándola sobre éste en postura horizontal. Conforme va brotando, se arrima tierra a los brotes y cuando tienen alrededor de 50 cm de largo, se separan y se plantan en vivero durante un año. 

Este sistema se aplica en manzanos, cerezos, ciruelos y plantas que enraízan con dificultad. 



Acodo alto. Para la multiplicación de especies delicadas (naranjos, magnolios, ...) o aquellas cuyas ramas no llegan al suelo se utiliza este sistema. Se mete la rama en un cesto agujereado y atado a la rama y se llena éste de tierra. Se riega un poco de vez en cuando para mantener la humedad y, al cabo de uno o dos años, cuando ha echado tallos, se corta la rama bajo el canastillo y se planta con éste. También puede hacerse con una bolsa u otro recipiente. 

CARACTERÍSTICAS  DE  ALGUNOS ÁRBOLES.

QUERCUS 


La encina (Quercus ilex) crece hasta 1.100 m de altitud y en todo tipo de tierras. El roble melojo (Quercus pyrenaica) vive entre los 1.200 y 1.700 m de altitud y en tierras ácidas, nunca en calizas. El quejigo (Quercus faginea) casi siempre forma bosquetes en laderas umbrías, mas frescas y húmedas, en tierras ácidas y básicas. Y la coscoja (Quercus coccifera) es mas frecuente en las zonas bajas.

Estas cuatro especies son parientes cercanos, pues todas pertenecen al grupo que los científicos han denominado Quercus. A continuación os explicamos algunos de los truquillos mas interesantes para lograr su buena reproducción.

Recogida de semillas:

La encina, el roble, el quejigo y la coscoja tienen como fruto las famosas bellotas. Recoged las recién caídas al suelo, desechando las que estén muy verdes o que lleven allí mucho tiempo. Aseguraos de que la piel de la bellota este lisa y no tenga agujeros. La época de recolección de los Quercus es de octubre a diciembre.

Almacenamiento:      

Las bellotas son difíciles de conservar,. pues germinan con mucha facilidad. Por eso debéis sembrarlas recién recolectadas o, como muy tarde, en la primavera siguiente. Si os decidís por el segundo caso, mezcladlas con arena y colocadlas en la parte inferior de la nevera o en un sitio, fresco y oscuro.

Siembra:

Las bellotas nos permiten dos posibilidades, a cual más interesante:


Vivero


- Utilizad recipientes largos (20 cm).

- Sembrad una bellota en cada recipiente, enterrándolas unos 2 cm.

- Una vez hayan germinado, regadlas poco.

- Plantadlas en el campo al invierno siguiente.


Bellotada.


- En el terreno elegido, abrid hoyos de 20 cm de ancho y 15 cm de profundidad.

- Poned tierra suelta en el fondo.

- Introducid 3 ó 4 bellotas a una profundidad de 5 a 10 cm.

- Al tapar el agujero, dejad una señal para poder regarlas.



VEGETACIÓN DE RIBERA. 

El chopo (Populus nígra) y el álamo blanco (Populus alba) viven en los tramos medios y bajos de los grandes cursos fluviales. Se sitúan más lejos del cauce que las saucedas, pero siempre en la terraza fluvial baja, en tierras húmedas. Los sauces (Salix spp) viven en el borde de los cauces de los ríos y arroyos. Algunas especies soportan las avenidas. Y los tamarices (Tamarix spp) bordean arroyos, lagunas y zonas encharcables, por lo general en zonas cálidas. Algunos viven en suelos muy salinos. Cientos de animales y plantas aprovechan sus recursos. 

Reproducción.

Estas especies han desarrollado una notable capacidad para la reproducción vegetativa, que consiste en formar nuevos individuos a partir de fragmentos de una planta. Esta habilidad les viene muy bien para colonizar de nuevo las riberas tras las avenidas o riadas que de vez en cuando afectan a su medio. Por tanto, aquí tenemos la mejor ocasión para poner en práctica nuestros conocimientos sobre el estaquillado.

Recogida de estaquillas:



En enero y febrero, cuando la actividad de estas plantas se halla totalmente paralizada, recogemos estaquillas de 20 cm en los brotes producidos durante el último año. Antes de salir corriendo a por estaquillas, recordad que no debemos esquilmar los árboles.

Almacenamiento:

Aunque es aconsejable plantar las estaquillas cuanto antes, si os vierais en la necesidad de almacenarlas durante algún tiempo. Coged una caja de madera con agujeros y poned en ella arena de río, estaquillas horizontales, arena de río de nuevo... Mantened la arena húmeda y en lugar frío y oscuro. 

Plantación

Pondremos las estaquillas directamente en el terreno, por lo que hay que empezar cavando en la parcela elegida. Luego introducid las estaquillas en la tierra, dejando una separación entre ellas de 20 cm, y regad abundantemente.

FRESNO, 0LM0 Y ALIS0S. 

El fresno (Fraxinus angustifolia) vive en cursos de agua y vaguadas con tierra profunda, y prefiere la sierra. El olmo (Ulmus minor), en peligro de extinción, vive en la montaña y suele formar bosques mixtos con otras especies. El aliso (Alnus glutinosa) es muy importante para la conservación de las riberas de ríos y lagos. Estas tres especies se instalan en el fondo de valles, barrancos y depresiones, sobre tierras profundas y que se mantienen húmedas todo el año. 

Recogida de semillas:

- Recoged las semillas cuando estén todavía en el árbol, pero bien maduras (de color castaño).

- No hace falta quitarles las alas para que germinen. 

Las épocas de recogida son: olmo a finales de primavera; fresno y aliso de octubre a enero.

Almacenamiento.

Aunque merece la pena poner las semillas nada más recogerlas, si os véis obligados a almacenarlas, recordad bien todos los consejos generales. 

Siembra:

- Haced un semillero directamente sobre la tierra, de octubre a noviembre o en marzo.

- Dejad 5 cm entre cada semilla y la siguiente y 20 cm entre hileras.

- Mantened húmeda la tierra, sobre todo en verano. 

Trasplante:

- Trasplantar al campo la raíz desnuda en pleno invierno. Febrero quizás sea el mes mejor.

- Cavad un buen hoyo que tenga, al menos, 50 cm de profundidad y otros 50 cm de ancho.

- Al trasplantar, regad abundantemente. Conviene regar 4 o 5 veces en el primer verano. 


CONÍFERAS 


El pino albar (Pinus sylvestris) vive en la sierra, a partir de 1.600 y 1.700 m de altitud y hasta los 2.100 m crece de forma natural. Por debajo, se encuentra plantado en muchos lugares. El abeto (Abies alba) prefiere las grandes alturas. El pino carrasco (Pinus halepensis) se ha utilizado en repoblaciones sobre tierras con yesos y calizas. 

En la actualidad los pinos ocupan una importante extensión debido en buena medida a las repoblaciones que el gobierno ha realizado en nuestro siglo. Así, los pinares han pasado de ser bosques bastante escasos a encontrarse notablemente extendidos. Son de gran utilidad en zonas muy degradadas y pobres, en especial áreas ricas en yesos y con graves problemas de erosión. 

Recogida de semillas:

- Recoged las piñas aún cerradas.

- Ponedlas al sol para que se sequen y abran y podáis recoger las semillas. Las épocas de recogida son: pino silvestre y carrasco en septiembre y octubre, y el abeto a partir de septiembre. 

·         Plantación:

- Es conveniente sembrar en recipientes.

- Introducid cuatro semillas en cada recipiente, a 2 o 3 cm de profundidad, en otoño o primavera.

- Si germina más de una semilla, conviene dejar sólo una plantita en cada maceta. - No Los reguéis demasiado.

- Conviene trasplantar los pinos al monte durante el segundo invierno

- Si un bonito pino quieres ver crecer... ¡un buen hoyo has de hacer!

- A1 trasplantarlo, debes regarlo bien. 


L0S ARBUSTOS 


Es buena idea plantar arbustos en lugares que se han quedado sin vegetación. Y más si decidimos montar un jardín en el patio de la escuela. ¿Qué mejor que los arbustos para crear un bonito seto? Si elegimos especies que florecen y dan frutos en distintas épocas conseguiremos hacer un jardín animado, pues además tendrá muchos pequeños visitantes dispuestos a alimentarse y refugiarse en él durante todo el año. Algunas especies que podéis utilizar para acompañar a los árbo1es con los que repobléis son: 

- el boj (Buxus sempervirens) se cría en las zonas altas. Se recoge en agosto. Una vez recogida la semilla, se guarda en recipientes de cristal y en lugar fresco. Se siembra de noviembre a febrero. 

- El enebro de la Miera (Juniperus oxicedrus) se cría en zonas más bajas. Los frutos, de color rojo, se recogen en otoño y se limpian de la pulpa que cubre la semilla, que se mete en un recipiente de cristal y se conserva hasta la siembra en lugar fresco. La siembra puede realizarse inmediatamente después de la recogida y en capas con mantillo y arena. 

- El espino (Crataegus monogyna) se recoge en otoño cuando los frutos son de color rojo. Se limpian de la pulpa que cubre la semilla y ésta se pone en un recipiente de cristal y se guarda en lugar fresco. Se siembra en vivero en filas separadas de 20 a 25 cm, cubriendo las semillas con tierra de vivero. Algunas especies que podéis utilizar para montar un jardín. 

- El aligustre (Ligustrum vulgare) se cría en tierras frescas y húmedas de las zonas altas. Se recoge a finales de otoño. Se almacena en un lugar fresco y seco. Hay que separar la semilla de la pulpa o ponerla en el semillero. Se siembra en otoño o primavera. Para esquejes o estacas, en septiembre ponedlas de 15 cm y en primavera igual, pero dejad el par de hojas superior. 

 - El rosal silvestre (Rosa spp.) vive en las zonas altas y los sotos de las bajas. Se cría en linderos de bosques, ribazos y setos sobre todo tipo de tierras. El fruto se recoge en otoño, antes de madurar del todo. Como almacenamiento y tratamiento, se separan las semillas de la pulpa y se mezclan con arena para dejarlas tres meses en el frigorífico. Luego van al semillero. Se siembran en otoño y primavera, a 1 o 1,5 cm de profundidad. Para esquejes o estacas cogedlas a finales de otoño y seguid los consejos del apartado sobre estaquillado.

 

- El romero (Rosmarinus officinalis) vive en las zonas bajas, soleadas y estepas. Se cría en zonas de solana, en todo tipo de tierras. Se recoge de julio a septiembre. Se almacena en un lugar fresco y seco. Para la siembra esparcid una fina capa de tierra por encima de las semillas. Se puede sembrar en todas las épocas. Para esquejes o estacas hacedlas con los brotes tiernos del año, de 5 a 8 cm de longitud y plantadlas en septiembre. 



¡A  REPOBLAR TOCAN!.

Antes de ponernos manos a la obra debemos buscar detenidamente el lugar que vamos a repoblar. Una vez elegido, lo estudiaremos con el objeto de concretar las especies de árboles y arbustos que vamos a emplear en ese terreno. Conviene utilizar especies vegetales que de forma espontánea crecen en el lugar donde repoblamos o instalamos el jardín.



 

 

BIBLIOGRAFÍA. 



  • Colección Técnica de ICONA, Semillas de árboles y arbustos forestales. Gabriel Catalán Bachiller.

  • Junta de Andalucía. El vivero forestal en el aula. Programa Aldea.

  • Terence Conran y Dan Pearson. El jardín: paisaje y diseño. Ed. Blume. 

  • Ralph Hawley y David Smith. Silvicultura práctica. Ed.Omega.

  • J.P. Nicolas y Roche – Hamon .El vivero. Ed. Mundi- Prensa.

  • Junta de Andalucía. Revista Aula Verde.

  • Junta de Andalucía, WWF/ Adena. Un mar de bosques. Programa Aldea.

  • Ecologistas en acción. Un andaluz, un árbol.

  • Instituto de investigaciones ecológicas. Manual del Guardabosques.

  • Universidad de Navarra. Plantas medicinales .Margarita Fernández y Ana Nieto. Ed.Eunsa.

  • Medicina Natural: Salud y Belleza Natural. Raimundo Largo. Ed. Libsa.

  • Real Jardín Botánico “Juan Carlos I “. Las plantas medicinales.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal