Comité de Agricultura en Sesión Extraordinaria



Descargar 287.39 Kb.
Página1/9
Fecha de conversión15.08.2018
Tamaño287.39 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

4493



Comité de Agricultura en Sesión Extraordinaria 9 de junio de 2006

Acceso a los mercados


Negociaciones sobre la agricultura

Documento de Referencia refundido y revisado sobre posibles modalidades
relativas al acceso a los mercados


Introducción

1.Ustedes, como saben, han dispuesto que yo prepare un proyecto de texto sobre modalidades para el 19 de junio o en torno a esa fecha. He dejado claro que es poco probable que un proyecto de ese tipo, al atenerse al proceso transparente de acumulación progresiva que hemos adoptado, contenga algo que ustedes no hayan visto u oído antes, o que los Miembros no estén en condiciones de resolver por sí mismos. Después de todo, han hecho patente que mi cometido no es encontrar soluciones por arte de magia y, aun en el caso de que yo fuese lo suficientemente iluso o estuviese lo suficientemente descaminado para intentarlo, difícilmente las aceptarían ustedes, puesto que surgirían en el vacío y estarían al margen de todo consenso o convergencia real incipiente por parte de los Miembros. Es más, el CNC lo dijo lisa y llanamente: "Los Presidentes deberán reflejar un consenso o, cuando esto no sea posible, las distintas posiciones sobre las cuestiones." En consecuencia, se han de respetar las posiciones sustantivas de los Miembros mientras no surja ese consenso incipiente. Cuando esto suceda, distribuiré un documento que lo refleje.

2.Pero este es también un proceso "sin sorpresas". Por ello creo que lo más útil que puedo hacer ahora es participarles lo que, en el momento actual, tengo previsto presentar para el 19 de junio o en torno a esa fecha con respecto al pilar del acceso a los mercados. Debo empezar diciendo que espero sinceramente no tener que presentar un documento de este tipo. La razón es que este documento, con todos sus corchetes, refleja el grado de divergencia que existe realmente en la actualidad, y que, en mi opinión, es difícil (aunque no imposible) encontrar el modo de salvar esas divergencias en el tiempo de que disponemos entre la semana del 19 y la cita de finales de junio.

3.La única manera de dar a este documento un aspecto diferente sería, por supuesto, que, desde ahora hasta la semana del 19, los Miembros modificaran sus posiciones. Y puede que la vista de un documento de este tipo, precisamente ahora, contribuya a hacer comprender lo importante que es que se lleven a cabo estas modificaciones en los próximos días. De no ser así, lo que verán ustedes a continuación (a reserva de las observaciones que formulen) es, básicamente, lo que conseguirán con respecto a este pilar. Según lo previsto, el pilar de la competencia de las exportaciones se tratará la próxima semana, y tengo el propósito de adoptar el mismo tipo de enfoque. Y, después de eso, llevaremos a cabo una refundición con la ayuda interna para elaborar un primer proyecto de texto integrado en la semana del 19.

4.Lo que aquí se expone, en la forma indicada, tiene una utilidad operativa bastante limitada para todo aquel que desee realmente llegar a un resultado negociado. Sé que esto es cierto, y creo que todos ustedes lo saben también. Pero es una consecuencia directa del punto en que se encuentran los Miembros, como cuestión de fondo, en las negociaciones. Y la situación se mantendrá mientras todos ustedes consideren que han de aferrarse a sus posiciones. Como Presidente, lo respeto, porque no me corresponde a mí pretender que existe una solución cuando ustedes no han llegado a ese punto. Pero, aunque soy Presidente, no soy totalmente sordo, mudo y ciego. Por ello no me resulta agradable adoptar una posición de impasibilidad burocrática con respecto a mi tarea y limitarme a dejar las cosas como están: para eso sería preferible que encomendaran este trabajo a una grabadora. El hecho es que no puedo evitar formar mis propias opiniones sobre cómo están las cosas, sin pretender que esas opiniones sean otra cosa que mis mejores conjeturas. Por eso, en mi calidad de atento observador de este proceso, expondré al menos algunas de mis opiniones, por lo que puedan valer (y sinceramente confieso que no mucho), sobre determinados aspectos de lo que viene a continuación. Después de todo, este es un Documento de Referencia, y no un texto. De hecho, mis Documentos de Referencia anteriores contenían observaciones análogas, porque ello parecía formar parte de lo que era ese proceso. Este sigue siendo un Documento de Referencia, aunque sea el último para este pilar. De acuerdo con ello, mis observaciones son las propias de un documento de esa índole, y las he limitado (en su mayor parte) a los elementos relativos al acceso a los mercados que no se trataron con anterioridad en otros Documentos de Referencia. Estas observaciones se eliminarán, por supuesto, cuando el documento se convierta en un proyecto de texto propiamente dicho.

5.Hay que tener también presente que la conclusión de las modalidades, en la forma que sea, no representa el fin de las negociaciones. A decir verdad, será necesario trabajar mucho más en las próximas fases, porque los Miembros tendrán que preparar sus proyectos de Listas sobre la base de las modalidades, y estos proyectos de Listas serán objeto de verificación y (¿tal vez?) de negociaciones bilaterales. Por consiguiente, el presente documento, que ni siguiera representa el final de esta fase de la negociación, no representará el final de las negociaciones (y lo mismo podría decirse del proyecto de texto).

6.Verán también ustedes que me he esforzado por abarcar todos los elementos del Marco de Julio de 2004: si no lo he hecho ha sido por accidente, y no a propósito. Han dejado ustedes claro que esto es lo que tengo que hacer. Pero, de todos modos, era consciente de ello: del Marco y de Hong Kong se desprende claramente que eso es lo prescrito en cualquier caso. Ahora bien, no se trata sólo de una cuestión de forma. Responde a una realidad subyacente: estos temas están intrínsecamente relacionados entre sí. No se pueden establecer recortes arancelarios y umbrales sin saber qué recortes inferiores se aplicarán si se es un Miembro en desarrollo. Este mismo cálculo es válido, por ejemplo, para una economía pequeña y vulnerable. Y un Miembro en desarrollo necesitará saber (al igual que sus interlocutores) qué derechos conexos tiene con respecto a los productos especiales y el MSE antes de estar en condiciones de llegar a un acuerdo en firme sobre umbrales y recortes. Lo mismo cabe decir con respecto a la erosión de las preferencias y a los productos tropicales.

7.Esta relación no debería considerarse totalmente negativa. Una satisfacción relativa en una esfera podría de hecho propiciar una mayor flexibilidad en otra. Del mismo modo, no se puede determinar el número de productos sensibles sin conocer el trato y el recorte "inferior" que se aplicarán. En realidad, ese número dependerá de los recortes y umbrales globales que se apliquen. Es evidente que también puede suceder lo contrario: se puede, si no privar de sentido a los recortes y umbrales, al menos reducir su valor, si el número de productos sensibles y el trato son muy amplios. Y lo mismo puede decirse de otras categorías de cuestiones. Quizá todo esto sea obvio, pero no es malo subrayarlo una vez más. De más está decir que, a nivel operativo, esto no paraliza a nadie de modo que nada se mueva porque sea imposible moverse simultáneamente en todos los frentes. Lo que se hace es actuar partiendo de una determinada hipótesis de trabajo sobre un determinado punto fijo inicial (por ejemplo, en lo que respecta a los umbrales y recortes) y ver a continuación qué consecuencias tienen esas hipótesis para los demás elementos. Pero esto es algo que ha de ser claramente comprendido y aceptado: de lo contrario, los Miembros temerán (con razón) verse cercenados. Tendrán que comer primero el plato que menos apetecen para acabar constatando que su tan esperada comida favorita, que había de venir después, no llega nunca a la mesa. Es necesario que se comprenda claramente que esto no puede suceder: de ahí el carácter inclusivo de este documento refundido. Podría seguir hablando de esto, pero creo que todos ustedes lo comprenden. A no ser que ustedes modifiquen colectivamente las reglas básicas, es así como continuaré actuando.

8.Un legista haría las siguientes observaciones: en términos oficiales, los documentos fundamentales en las negociaciones son la Declaración Ministerial de Doha (WT/MIN(01)/DEC/1), que establece el mandato básico para las negociaciones, la Decisión del Consejo General de fecha 1º de agosto de 2004 (WT/L/579), que expone de manera más detallada muchas de las cuestiones objeto de negociación en la esfera de la agricultura, y la Declaración Ministerial de Hong Kong (WT/MIN(05)/DEC), que imparte cierta orientación adicional.

9.Además, existen numerosas propuestas, documentos justificantes y comunicaciones de los participantes que abarcan todas las cuestiones relativas al acceso a los mercados comprendidas en el Marco. Al haberse presentado estas propuestas como documentos formales, documentos sin signatura, documentos no oficiales e incluso cartas a los Ministros, es imposible conocer su número, pero se puede afirmar que prácticamente todos los Miembros han participado de algún modo en alguna propuesta. Empero, dado que cada propuesta es diferente, también es válido decir que en el acuerdo final no podrá recogerse con exactitud la posición de ninguna delegación. Es necesaria una transacción con respecto a cada cuestión. El presente documento no sugiere transacciones; se limita a reflejar las posiciones actuales, indicando de ese modo dónde es necesaria una transacción.

10.Por último, hay que señalar que, como se establece en la Decisión del Consejo General de fecha 1º de agosto de 2004 (párrafo 2) y en las modalidades de la Ronda Uruguay (cuarto párrafo del documento MTN.GNG/MA/W/24 de fecha 20 de diciembre de 1993), las modalidades no pueden ser utilizadas para la solución de diferencias. Por consiguiente, no cabe duda de que los proyectos de modalidades tampoco pueden ser utilizados para la solución de diferencias.

11.Al ser este el primer pilar que se aborda de esta manera, he tratado de examinar cuáles podrían ser las definiciones para las modalidades o para un texto enmendado del Acuerdo sobre la Agricultura. Por esta razón, he incluido dichas definiciones, especialmente en la medida en que se refieren al acceso a los mercados. Sin duda serán modificadas y ampliadas a medida que avancemos. En una etapa posterior habrán de ser sometidas a una revisión jurídica.



12.Al abordar ciertas cuestiones que afectan a diferentes pilares, como el algodón o los productos básicos, me he centrado únicamente en el acceso a los mercados. La ayuda interna y la competencia de las exportaciones serán abordadas posteriormente. Pero, como verán ustedes, algunas de mis observaciones reflejan una opinión sobre cómo están las cosas que a su vez refleja juicios sobre lo que se está haciendo (o no) en otros pilares.
Proyecto de posibles modalidades relativas a la agricultura
  1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal